Carta a Macri denunciando la endogamia universitaria

Eduardo R Saguier, PhDEstimado Sr. Presidente Ing. Mauricio Macri:

Sin afán pesimista alguno le escribo con el propósito de avanzar ideas para evitar eventuales fracasos al frente de la primera magistratura del país. Esa preocupación se alimenta de la carencia que su gobierno exhibe en materia de diseño político reformista, que incluya elementos innovadores para la educación superior argentina.

Esa carencia no consistiría en no levantar el cepo, ni en eliminar la inflación ni en no acabar con el déficit fiscal. La carencia residiría en no saber construir una estructura educativa que contemple la formación de la clase dirigente del país, y por el contrario se perpetúa un anacrónico y obsoleto andamiaje educativo que cercena las vocaciones intelectuales y sabotea en Argentina la producción del conocimiento.

En principio, por diferentes razones, su desempeño al frente de la ciudad de Buenos Aires no reveló interés por precaver la creciente crisis de la universidad argentina. En sus manos estuvo la posibilidad de auspiciar en la ciudad un barrio universitario al estilo de las grandes ciudades del mundo desarrollado, pero esa frustrada sugerencia ni siquiera asomó en su agenda gubernativa, reduciéndose la misma a proponer una ciudadela científica (Tiro Federal) y a solucionar los crónicos déficits de la docencia primaria y secundaria (ver ut infra, Una Reorganización…).

Los sucesivos gobiernos argentinos a lo largo del siglo XX han sostenido una tesis foquista acerca de un supuesto potencial insurreccional del estudiantado universitario, razón por la cual había que mantenerlos divididos por cuanto juntos significaban un peligro para el orden público. Esa concepción paranoica del orden público, que concibe la educación superior y su desarrollo supeditada a criterios de seguridad y orden interno se entronca con los orígenes del autoritarismo una vez que se produjo el golpe del 30.

Esa tremenda ceguera canibalizó la estructura universitaria, aislando los conocimientos unos de otros, impulsando una formación profesionalizante que decapitó las aspiraciones científicas del grueso de nuestros graduados y los precipitó en una creciente endogamia defensiva. El fracaso de la principal universidad argentina, al correr del siglo pasado, fue dando lugar a una progresiva multiplicación de universidades públicas, primero a escala provincial, y luego a escala municipal, reproduciendo todas ellas el mismo esquema profesionalizante vigente en la UBA.

Y lo que es más desalentador es que esta multiplicación de universidades públicas, sumado al régimen venal de la investigación científica -encarnado por la Agencia (ANPCyT) y por el CONICET- en lugar de coadyuvar con la democratización de los planteles docentes, los tabicó alrededor de sí mismos, y engendró así una docencia crecientemente incestuosa (ver la lucha contra la endogamia en la universidad norteamericana gestada por Charles Eliot).

Eduardo R. Saguier

Museo Roca-CONICET

http://www.er.saguier.org

Una Reorganización Inteligente de la Universidad de Buenos Aires

La Refundación física, geográfica y pedagógica de la más importante institución de educación superior argentina.

Eduardo R. Saguier

http://www.er-saguier.org

A partir de las modernas concepciones del Pensamiento Complejo (Morin), y de la Sociedad de la Información y del Conocimiento (McLuhan, Castells, Thurow), tuvieron también su desarrollo la Nueva Ciencia Política (Rokkan, Bierstecker, Rosenau), la Nueva Geografía (Kotkin, Sassen), la Nueva Antropología Urbana (Hannerz, Augé, Low, Martín-Barbero), la Nueva Economía (Castells, Kelly, Davis), la Nueva Sociología Urbana (Lojkine, Topalov, Preteceille), la Pedagogía Crítica (Apple, Giroux, McClaren, Bonal, Becher), las disciplinas transculturales o etno-ciencias (etnohistoria, etno-psicología, etno-musicología, etno-sociología, etnolingüística, etno-geografía, etno-farmacología, etc.), y el Nuevo Urbanismo (von Hoffman, Downs, Fulton, Duany, Krier, Flecken, Talen, Genestier, Bardet), y sus cruciales categorías de diferenciación funcional, centralidad expandida, comunicabilidad, peatonalidad, digitalidad, y sociabilidad o gregaridad, en crítico menoscabo de las categorías de sub-urbanidad, vehicularidad, individualidad, descentralización y linotipia.

Estas nuevas concepciones filosóficas y políticas, y sus derivaciones geográficas, antropológicas, sociológicas, económicas, urbanísticas, comunicacionales, psicológicas y pedagógicas, exigen planificar la diferenciación funcional en vecindarios o barrios universitarios, judiciales (Retiro), tecnológicos (e. g.: farmacéuticas, Villa Lugano), deportivos (Palermo), recreacionales (Recoleta) y turísticos (San Telmo). En el caso concreto del vecindario universitario, se deberá planificar la erradicación de sus penurias (atomización física, docencia magistral, y deformación profesionalizante), y combatir la tesis foquista del potencial insurreccional del estudiantado universitario. Esta última tesis fue fomentada por la Doctrina de la Seguridad Nacional, que el Pensamiento Único del Neoliberalismo y los intereses privatistas y facciosos en la educación superior argentina acentuaron durante el proceso post-genocida y des-industrializante, de cuyas resultas se generaron múltiples micro-universidades en el denominado conurbano y se segregaron aún más aquellas unidades académicas de la UBA de mayor capacidad dinamizadora (Filosofía y Letras, Ciencias Sociales, Psicología, Arte, etc.).

Por ello, estas nuevas concepciones requieren resucitar las teorías desarrollistas de los polos o motores de crecimiento y las políticas intervencionistas en los servicios públicos (educación, salud, justicia, deporte, comunicación, ocio, turismo) y una consiguiente política de estado, de relocalización y reposicionamiento territorial y de reforma pedagógica, que densifique los procesos urbano-espaciales de flujos y circuitos, jerarquice las relaciones de influencia, sociabilidad, proximidad, y contigüidad o adyacencia, combine ejes peatonales, viales e inalámbricos, explote las ventajas comparativas, y a su vez ponga en tela de juicio los estereotipos y solidaridades simbólicas de las carreras profesionales. Para Castells (2000), debe parecer obvio que “…las universidades son un motor de crecimiento económico, tecnológico y empresarial, pero también son un factor de creación de ciudad”. Hoy día, la universidad es -para Castells- “…un elemento esencial de la dinamización del tejido urbano, a la vez que un elemento esencial de la producción de mano de obra calificada, de innovadores y de personas con ideas nuevas. Esta nueva economía no es simplemente de gente que hace electrónica, es de gente que aprende a pensar o enfocar las cosas de forma nueva. Y esto depende de la calidad del sistema de educación universitaria”. En este sentido, para Castells, se está imponiendo cada vez mas “…la idea de la importancia de los campus urbanos como elemento, a la vez de dinamización y de absorción de ideas de un tejido social más amplio que el de la propia universidad”. Finalmente, para Castells, la idea de “…universidades con facultades distribuidas en el conjunto de la ciudad, no parece eficaz”.

La dispersión o atomización hace que “…el trabajo interdisciplinario, la fusión de enseñanzas de distinto tipo, tenga mucha mayor dificultad. Es mucho más difícil para los estudiantes tomar materias de distintas facultades, que es un elemento fundamental de la nueva universidad. Es mucho más difícil para los colegas articularse entre ellos. Por tanto, la noción de campus sigue siendo una noción productiva en términos culturales y de innovación pero, al mismo tiempo, la integración de ese campus en tejidos urbanos densos parece que también es el elemento que se está señalando como de mayor productividad cultural y, a la vez, urbana”.

La Refundación de la UBA

Pero para los críticos más acérrimos a toda reforma o modificación de las estructuras universitarias, éstas deben partir de las propias autoridades de la universidad, pues según ellas las autoridades políticas que presumen de alguna responsabilidad no tienen nada que hacer ahí. Hete aquí que nos encontramos ante un verdadero nudo Gordiano, que para peor, no encuentra quien se atreva a cortarlo.

Es decir, para estos eternos estetas del “no se puede”, enfermos de un etnocentrismo corporativo y mafioso, el poder político nacional y local es un extraño que debe carecer de toda opinión y cuya única responsabilidad es la de proveer los recursos financieros que hagan posible la impertérrita continuación del escenario y ritual académicos, aunque estos hayan perdido toda relevancia científica en el concierto académico internacional y aún continental.

Numerosos intelectuales del centro y de la periferia vienen diagnosticando desde hace décadas (Campbell, 1969; Barry, 1981; Becher, 1989; y Pérez Lindo, 2000) un creciente malestar intelectual con graves derivaciones para la creatividad y la originalidad del conocimiento, para el cual la terapia y los remedios deben ser mas de naturaleza política y organizativa que puramente académica o epistemológica. En efecto, para Campbell (1969) y Barry (1981) este malestar debe ser atribuido tanto a los organigramas basados en carreras y facultades, como a los planes de estudio basados en especialidades y departamentos. Para ellos la pertenencia a estas tribus o camarillas internas actúa “…como una poderosa fuerza centrifuga al promover la alineación y la distancia artificial aun entre especialidades estrechamente relacionadas” (Becher, 2001, 64).

En el caso preciso de la UBA esta distancia artificial, o experiencia de centrifugación caníbal, existe acrecentada a grados insospechados, por cuanto dicha fractura disciplinar se halla potenciada física, geográfica y orgánicamente desde hace décadas, sin que nadie y menos aun las autoridades universitarias de turno se hayan dignado prevenir al estudiantado y a la comunidad universitaria de este masoquismo suicida. Cuando a fines de la década del 20 y del 40, del siglo pasado, la Facultad de Derecho se mudó del barrio Catedral al Sur (Moreno y Defensa) al barrio de Recoleta, se aisló a los estudiantes de Derecho del contacto con los estudiantes de Ciencias Exactas, residentes en la Manzana de las Luces (Diagonal Sur y Defensa, ex Instituto Topográfico).

Más luego, cuando en la década del 50, la Facultad de Ingeniería se escindió de la Facultad de Ciencias Exactas, y en 1956 se trasladó parcialmente del barrio de Recoleta al edificio de la ex Fundación Eva Perón (Paseo Colón), se privó a los ingenieros primero del vínculo con los estudiantes de matemáticas y de física, y luego de la ligazón con los de derecho y ciencias sociales. Asimismo, cuando en la década del 60, en plena Revolución de los Bastones Largos (1966), las Facultades de Arquitectura y de Ciencias Exactas se trasladaron desde la Manzana de las Luces a la Ciudad Universitaria de Núñez, se frustró a los urbanistas y arquitectos del contacto con sociólogos y arqueólogos y se divorció a los biólogos de los bioquímicos, y una menesunda conspirativa vino a atribuir la mudanza al potencial insurreccional del estudiantado universitario, que según la Doctrina de la Seguridad Nacional era preciso prevenir dispersando física y geográficamente las unidades académicas de la UBA. Mas aun, cuando en la década del 70, durante la primavera Camporista y de las autodenominadas “Cátedras Nacionales”, la Facultad de Psicología se desmembró de la Facultad de Filosofía y Letras, y se corrió del Barrio Clínicas, sede de la Facultad de Medicina, al barrio de Balvanera (calle Independencia y Urquiza) -dificultando a los psicólogos el vínculo con antropólogos, sociólogos y psiquíatras- ninguna argumentación científica y técnica se brindó para justificar tamaña fractura disciplinar y geográfica. Por otro lado, cuando a comienzos de la década del 80, luego de haberse recuperado la Universidad de la noche negra de la Dictadura Genocida, a la Facultad de Ciencias Sociales se la desprendió de la Facultad de Filosofía y Letras, privando a los politólogos y comunicólogos de la relación con historiadores, geógrafos, filósofos y científicos de la educación, las autoridades universitarias tampoco libraron aclaración alguna al estudiantado acerca de dicho acto fratricida. Y cuando a fines de dicha década, en plena conspiración Neoliberal, la Facultad de Filosofía y Letras, sita en el Barrio Clínicas, fue trasladada al alejado barrio de Caballito, se obstaculizó a los geógrafos, historiadores y antropólogos el contacto con economistas, médicos y farmacólogos, y a los críticos literarios y lingüistas del vínculo con sus propios Institutos residentes en plena City, jamás las autoridades universitarias dieron fundamento alguna y se atribuyó la veloz movida a motivos puramente espaciales, cuando había sido público y notorio que existían otras alternativas edilicias que subsanaban con creces dicho déficit. Finalmente, en lo que sería el colmo del canibalismo, la Facultad de Ciencias Sociales se fracturó en tres localizaciones ferozmente distanciadas entre sí: la sede central en Marcelo T. de Alvear y Uriburu, donde se dictan las carreras de Relaciones del Trabajo y Trabajo Social; y las sedes del Parque Centenario, y de la Escuela sita en Tucumán, entre Agüero y Anchorena, donde se dictan las carreras de Ciencia Política, Sociología y Ciencias de la Comunicación.

En otras palabras, los sucesivos y seculares clivajes o fracturas disciplinarias y pedagógicas, y las reiteradas redistribuciones y mudanzas edilicias y geográficas fueron gangrenando la unidad de la UBA, y con ella la esperanza de una creativa e interdisciplinaria formación universitaria. Así estamos hoy, con la Universidad de Buenos Aires fragmentada en infinitos espacios inconmensurablemente distanciados unos de los otros, resignados a adoctrinar audiencias cautivas, y reducidos a la práctica del coto de caza, y a la expedición de patentes de corso cada vez menos redituables. O más prosaicamente, nos encontramos con la Universidad ferozmente canibalizada, con el agravante que las autoridades universitarias y la burocracia estudiantil y docente pareciera cohonestar cínicamente este lacerante drama antropofágico sin atreverse a ensayar la más mínima crítica al respecto, y reduciéndose a mendigar una triplicación presupuestaria, que al no explicitar el destino de los fondos reclamados, despierta la natural sospecha sobre la existencia de un agujero negro, ciego, impenetrable e insondable.

¿Con qué derecho, entonces, las autoridades universitarias, incluida la CONADU y la FUBA, se van a oponer a que el poder político nacional y local asuma su indelegables responsabilidades, tomen cartas en este grave asunto, donde le va al país la vida como nación y como parte integrante de la comunidad global, e intente cerrar la brecha existente, restituyendo la unidad largamente perdida mediante una verdadera refundación física, geográfica y pedagógica del principal establecimiento de educación superior del país?

Polo y Circuito universitario

Para las nuevas concepciones pedagógicas, económicas y urbanísticas (Castells), la educación superior debe renunciar a los modelos de radicación espacial pre-digitales, segregados y dispersos, principal causal del colapso cultural y político argentino, y debe asumir como algo esencial e imperativo su integración a un núcleo o polo central interconectado y localizado a una distancia peatonal, que contribuya a combatir la desorientación y frustración vocacional, el etnocentrismo o autismo curricular, la incomunicación inter-disciplinaria, la deserción universitaria, y la crónica fuga o drenaje de cerebros, alentando a que cada estudiante elija y forme su propio plan de estudios y que tienda a superar en la docencia superior y en la investigación científica los nichos feudales, los intereses corporativos y las fronteras y distanciamientos disciplinares y comunicacionales, cada vez más inconmensurables.

Para ello se precisa como prerrequisito una verdadera política nacional, pedagógica, informática y urbanística, que signifique una verdadera refundación universitaria, mancomune y reorganice los recursos académicos, didácticos y electrónicos, de una forma inteligente, que venza las múltiples resistencias simbólicas, y combata el drama de la fragmentación física y geográfica de su más relevante institución de docencia superior (UBA). En esa tarea muy tardíamente reparadora, el Gobierno debería declarar a una determinada área o eje urbano (con notoria acumulación académica originaria y por ende con potencialidad expansiva) de interés estratégico nacional (sujeta a expropiación) y alentar en la misma el acondicionamiento de toda una infraestructura electrónica, vehicular, peatonal y cultural (librerías, galerías, ciber-cafés, teatros, cines, exposiciones), tal como existe en todas las más importantes capitales del mundo (París, Londres, Nueva York), e incluso en las de Santiago y Concepción, en Chile, la de San Pablo en Brasil, y en algunas de nuestro propio interior (Córdoba, Cuyo y Tucumán), sin que ello signifique otra obra faraónica marginada del casco urbano, y que sea susceptible de volver a instalar a dicha universidad a la cabeza de la cultura Latinoamericana.

En ese sentido, Buenos Aires debería priorizar como polos de educación superior sólo un par de áreas o ejes estratégicos, que cumplan tanto los requisitos de vialidad y vehicularidad como los de gregaridad y peatonalidad. Para satisfacer los primeros requisitos, la localización ideal es la Ciudad Universitaria de Núñez, que aunque golpeada por la contaminación acústica -provocada por el Aeropuerto Jorge Newbery- concentra las Facultades de Arquitectura y de Ciencias Exactas y Naturales, ubicada en el extremo norte de la ciudad (lindando entre el Río de la Plata y las Autopistas Lugones y General Paz). Esta Ciudad Universitaria debería alcanzar su propia autonomía, en una suerte de UBA-II, con atribuciones para crear nuevas carreras y facultades, y con la posibilidad de recuperar los espacios actualmente usurpados por el Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) y el Club Naval, y de añadir el predio de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y del Tiro Federal con sus construcciones incluidas, todo lo cual atendería -por su estratégica localización en un extenso eje vial- a la zona norte de la ciudad y del conurbano.

Y para satisfacer los requisitos de gregaridad y peatonalidad, Buenos Aires brinda tres (3) ubicaciones donde hoy existe cierta acumulación académica originaria. Ellos son los barrios de Recoleta, donde se encuentra la Facultad de Derecho; el barrio de Puerto Madero, donde se halla la Facultad de Ingeniería; y el Barrio Clínicas, donde actualmente existen las Facultades de Medicina, Odontología, Farmacia y Bioquímica y Ciencias Económicas. De dichos tres (3) barrios, el único que ofrece una potencialidad y factibilidad territorialmente expansiva es el Barrio Clínicas.

En este último caso, la potencialidad expansiva se orienta exclusivamente en dirección del eje occidental, por cuanto su frontera este se encuentra ocupada por la Universidad del Salvador, y los límites sur y norte se hallan densamente pobladas y onerosamente edificadas. Esta vertiente occidental, consistente en un circuito urbano que combina ejes peatonales y viales, ofrece a su vez dos potencialidades: la orientada sobre la banda septentrional de la Av. Córdoba, perteneciente a los barrios de Recoleta y Palermo, mucho más costosa y poblada; y aquella otra orientada hacia la banda meridional de dicha Avenida, que pertenece a los barrios de Abasto y Almagro, y que se extiende hasta la Av. Corrientes. Es esta última franja meridional, de menor densidad demográfica y edilicia y de menor costo relativo, la que ofrece la mayor potencialidad expansiva.

PLAZA MONSEÑOR DE ANDREA

Este último espacio, corredor o eje universitario debería concentrar entonces la totalidad de las unidades académicas perdidas, segregadas o exiladas en el resto de la ciudad (salvo Agronomía); y abrir sus propias carreras de arquitectura y ciencias exactas, en lo que sería un barrio destinado a atender fundamentalmente a las zonas oeste y sur de la ciudad y del conurbano. Este corredor debería extenderse desde el espacio o nudo geográfico donde se encuentra la Universidad del Salvador (Av. Córdoba y Callao), el Colegio Lassalle (Río Bamba y Viamonte), FLACSO (Ayacucho y Tucumán), el Profesorado Alicia Moreau de Justo (Av. Córdoba y Ayacucho), la Escuela Normal No.1 (Av. Córdoba entre Río Bamba y Ayacucho), y el Colegio Carlos Pellegrini (Marcelo T. De Alvear y Callao); pasando luego por el específico Barrio Clínicas, cuyo epicentro se halla en la Plaza Bernardo Houssay (Av. Córdoba entre Junín y Uriburu) y el propio Hospital de Clínicas; atravesando luego la Av. Pueyrredón hasta alcanzar al cabo de cinco (5) cuadras la Plaza Monseñor de Andrea (Av. Córdoba entre Anchorena y Jean Jaurés); siguiendo luego otras dos (2) cuadras hasta arribar al predio del Instituto de Salud Mental Arturo Ameghino (Av. Córdoba y Agüero); continuando otras seis (6) cuadras mas hasta llegar al entramado donde se encuentran la Escuela Técnica No.30 (Salguero y Lavalle), la Universidad Tecnológica Nacional (Medrano, entre Lavalle y Guardia Vieja, a media cuadra de Av. Córdoba), las diferentes sedes de la Universidad de Palermo y la Universidad Kennedy, y los inmensos predios actualmente ocupados por las firmas Chevrolet y Renault (Av. Córdoba 3600, entre Bulnes y Salguero) y el supermercado DISCO (Bulnes y Tucumán); y que culmina circulando por la Av. Córdoba (que vehicularmente corre de este a oeste) otras cuatro (4) cuadras mas hasta arrimarse a la Escuela No.20 Rosario Vera Peñalosa (Pringles y Rocamora), el IUNA de calle Yatay, el Colegio Benito Nazar de los Hermanos del Sagrado Corazón (Pringles y Estado de Israel) y el actual supermercado Jumbo (entre Yatay, Guardia Vieja y Humahuaca, ex Molino Harinero).

PLAZA BERNARDO HOUSSAY

Este estratégico circuito articularía sin solución de continuidad, en un eje vial de casi veinte (20) cuadras, compuesto por las calles Cabrera y Paraguay, y la Av. Córdoba, desde Callao hasta Estado de Israel; y vincularía medio centenar de manzanas contiguas, que deberían estar complementadas por un eje peatonal y bicicletero; el cual podría estar instalado en la calle San Luis, que es la primer arteria que corre paralela a la Av. Córdoba hacia el sur, desde Medrano hasta Azcuénaga, en lo que vendría a ser el norte de los barrios de Almagro y Abasto (actualmente revitalizado por las inversiones del grupo IRSA). En su defecto, el eje vial podría estar potenciado por una construcción subterránea, extendida a lo largo de las Avenidas Córdoba y Estado de Israel, ambas de libre trazo, desde el Parque Centenario hasta la misma Plaza Houssay, donde se entroncaría con la estación Facultad de Medicina, del Subterráneo que va de Plaza Mayo hasta el barrio de Belgrano, y que atraviesa Plaza Italia.

III. Repatriación de Unidades Académicas

La des-localización y re-localización (repatriación o rescate) de las unidades académicas dispersas y exiladas, se reduciría a:

1) la actual Facultad de Filosofía y Letras, ubicada en la ex-Fábrica Piccardo (Puán y Goyena en el barrio de Caballito, a medio centenar de cuadras de Plaza Houssay);

2) la Facultad de Ciencias Sociales (ex-Fábrica Terrabusi, en San José y Carlos Calvo, a 25 cuadras de Plaza Houssay);

3) la actual sede de la Facultad de Ciencias Sociales (sita en el edificio de Parque Centenario,

Ramos Mexía y Franklin, a treinta cuadras de Plaza Houssay, y en la ex fábrica de Terrabusien el barrio de Constitución);

4) la Facultad de Psicología (edificios sitos en las calles Independencia e Hipólito Irigoyen, a treinta cuadras de Plaza Houssay);

5) las subsedes del Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA).

De esa forma, se podría planificar el Barrio Universitario de Buenos Aires -que incluiría a las Universidades de Buenos Aires, del Salvador, FLACSO, UTN, Palermo y Kennedy- formalizando una serie de tareas que consistirían en: a) un censo inmobiliario público y privado, b) un estudio de factibilidad urbanística e inmobiliaria, c) un plan operativo de obras, y d) un arsenal de operaciones inmobiliarias y edilicias (compensaciones, triangulaciones, enroques, canjes, expropiaciones, ventas, reciclajes y edificaciones), que subsidiariamente derivarían en substanciales ventajas colaterales para otras áreas e instituciones culturales. Las edificaciones podrían lograrse sin costo ni endeudamiento alguno para el erario público si se licitaran con contraprestaciones jurídicas en forma de comodatos o concesiones, para servicios tales como: patio de comidas, locutorios, cibercafés, garages, etc. La edificación y el reciclaje deberían utilizar la tecnología del Edificio Inteligente, por medio de la cual se haría uso interactivo del sistema de voz, vídeo e información digital.

FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS

Ventas y Transferencias

Tentativamente, así como se ofrecerían en venta las sedes del Rectorado (en Viamonte y Reconquista) y de los Institutos de la Facultad de Filosofía y Letras (25 de Mayo y Perón), ambas ubicadas en pleno micro-centro o City financiera, y otras sedes dispersas como la del Instituto de Bibliotecología (Azcuénaga 280); la actual Facultad de Derecho (ubicada a 20 cuadras de Plaza Houssay) se destinaría a ampliar la sede del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), y la actual Facultad de Ingeniería (ubicada a casi cuarenta cuadras de Plaza Houssay) se transferiría a la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), cuya sede central se encuentra en la vecina Puerto Madero. Esta última cesión sería a cambio o canje del Seminario Arquidiocesano de Villa Devoto (Facultad de Teología de la UCA), el cual se ofrecería a su vez en compensación a la empresa Aguas Argentinas por su histórico edificio de Av. Córdoba y Ayacucho, o en su defecto al Instituto de Salud Mental Arturo Ameghino (Av. Córdoba y Agüero).

Asimismo, se deberían operar una numerosa y muy prolífica serie de canjes o transferencias, tales como la de: a) el edificio de la actual Facultad de Filosofía y Letras, sita en la ex-Fábrica Piccardo, se destinaría al Colegio Nacional Carlos Pellegrini (Marcelo T. de Alvear y Callao); b) el de la Facultad de Ciencias Sociales (ex-Fábrica Terrabusi), a la Escuela Normal No.1 (Córdoba entre Ayacucho y Río Bamba); c) el de la actual sede de la Facultad de Ciencias Sociales (sita en el edificio de Parque Centenario) a los despachos de Tribunales, actualmente ubicados en Marcelo T. de Alvear, entre Callao y Río Bamba; d) los de la Facultad de Psicología (sitos ambos en las calles Independencia e Hipólito Irigoyen), al Profesorado Alicia Moreau de Justo (Av. Córdoba y Ayacucho); y al Servicio de Informaciones del Ejército (Av. Callao y Viamonte); e) el de la Facultad de Ingeniería (de Av. Las Heras y Azcuénaga) a la Dirección de Festejos y Ornamentaciones de la Municipalidad (Córdoba 2222, que ocupa todo el corazón de la manzana, casi 5000 m2); y así sucesivamente los edificios de la Morgue Judicial (Viamonte y Junín), el Servicio Penitenciario Federal (Av. Pueyrredón entre Tucumán y Lavalle) y las diferentes Casas de Provincia.

FACULTAD DE DERECHO

Expropiaciones y Edificaciones

Más aún, dicha programación debería contemplar la expropiación del inmueble correspondiente al predio central de Aguas Argentinas (ex Obras Sanitarias), ubicado en Av. Córdoba entre Río Bamba y Ayacucho, que se lo destinaría para la increíblemente inexistente Biblioteca Central de la UBA; así como la expropiación de los solares pertenecientes a las concesionarias de Chevrolet (10.000 m2) y Renault (5.000 m2), sitas en Av. Córdoba al 3600; de Chemea sita en Av. Córdoba al 3800 (5.000 m2); y de los supermercados DISCO (Tucumán y Bulnes) y Jumbo (entre Yatay, Guardia Vieja y Humahuaca, exMolino Harinero). También se debería tener en cuenta la edificación de las playas de estacionamiento de dominio público, existentes en Uriburu y Viamonte, y en Azcuénaga y Marcelo T. de Alvear; la playa de estacionamiento de dominio privado, de San Luis y Jean Jaurés (8.000 m2); y los solares valdíos de Hara Krishna (ex Sanatorio del Valle y de SMATA), en Billinghurst entre Córdoba y Cabrera; del ex Colegio Mary Graham, en Sánchez de Bustamante y Cabrera; y de un predio vecino al Sanatorio Güemes, sito en Cabrera al 3900 (8.000 m2).

OBRAS SANITARIAS

Plan Operativo Tentativo

Una forma sencilla y económica de armar un plan de obras, refacciones y traslados -luego de los consabidos estudios de espacio- partiría del único eslabón actualmente desocupado y desierto, el de la ex fábrica Terrabusi, ubicada en San José 1062, y a partir del mismo -una vez convenientemente refaccionado- se precipitaría en un raid inmobiliario de consecutivas y colindantes operatorias que como en un juego de damas se programarían en nueve (9) sucesivas y provisorias etapas:

1) trasladar el Colegio Nacional Carlos Pellegrini a la fábrica Terrabusi, de San José 1062;

2) trasladar la sede de la Facultad de Ciencias Sociales sita en Parque Centenario a la sede del Colegio Carlos Pellegrini;

3) trasladar el Instituto de Salud Mental Arturo Ameghino a la sede de Parque Centenario;

4) trasladar la Facultad de Psicología al Instituto Mental Arturo Ameghino;

5) trasladar la Escuela Normal No.1 Al edificio donde actualmente se encuentra la Facultad de Psicología (Av. Independencia y Urquiza);

6) trasladar la Facultad de Filosofia sita en la ex FabricaPiccardo de Caballito, a la Escuela Normal No.1 y al edificio de Tribunales, sito en Marcelo T. de Alvear entre Callao y Río Bamba;

7) trasladar la Escuela Técnica No.30 al edificio de la ex FabricaPiccardo en Caballito;

8) trasladar la Facultad de Derecho a las Escuelas Técnica No. 30 y Municipal No.20 Rosario Vera Peñalosa;

9) entregar el edificio de la Facultad de Derecho al Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA);

FACULTAD DE MEDICINA

Este complejo plan operativo debería ejecutarse mediante decretos de necesidad y urgencia y planificarse a imagen y semejanza del emprendimiento iniciado en Chile por la Corporación Universitaria de Santiago, y por la que el propio Gobierno Nacional -bajo la denominada Corporación Puerto Madero- motorizó en el pasado para beneficio entre otras instituciones de la Pontificia Universidad Católica Argentina.

Bibliografía:

Apple, Michael W. (2003). The State and the Politics of Education. New York: Routledge;

Apple, Michael W. (2000). Official Knowledge. New York: Routledge.

Apple, Michael W. (1982, 1997). Education and Power. New York: Routledg; y traducción española en Paidós;

Augé, Marc (1996): Los “no lugares”. Espacios del anonimato: una antropolpogía 1996

Bardet, Gaston (1948) : Le nouvelurbanisme, París, Vincent, Fréal et Cie, 1948

Barry, B. (1981): Do neighbours make good fences? Political Theory, 9, 3, 293-301;

Becher, Tony (1991, 2001): Academic Tribes and Territories. Intelectual enquiry and the cultures of disciplines (England:

The Society for Research into Higher Education [SRHE] and Open University Press; y sutraducción al español: Tribus y territorios académicos. La indagación intelectual y las culturas de las disciplinas (Barcelona: Gedisa).

Bierstecker, Thomas (1995): “The triumph of liberal economic ideas in the developing world,” in Global Change, Regional Response, ed. Stallings (1995), 174-198

Bonal, Xavier (2002): Plus ça change … The World Bank Global Education Policy and the Post-Washington Consensus, International Studies in Sociology of Education, v.12, n.1.

Calthorpe, Peter and Fulton, William. The Regional City: Planning for the End of Sprawl.Island Press, 2001.

Campbell, D. T. (1969): Ethnocentrism of disciplines and the fish-scale model of omniscience, en M. Sherif y C. Sherif (comps.) Interdisciplinary Relationships in the Social Sciences (Chicago: Aldine);

Castells, Manuel (2000): La ciudad de la nueva economía, La Factoría, Junio-Septiembre 2000, n.12;

http://www.lafactoriaweb.com/articulos/castells12.htm

Davis, Mike (2000): Magical Urbanism. Latinos Reinvent the Big US City / Verso / Nueva York

Davis, Mike (2000): The New Economy (London: Verso);

Downs, Anthony. (1992): Stuck In Traffic: Coping With Peak-Hour Traffic Congestion. Brookings Institution, 1992.

Downs, Anthony. (1994): New Visions for Metropolitan America. Brookings Institution/Lincoln Institute of Land Policy, 1994

Duany, Andres and Emily Talen. (2002): “Transect planning”; Journal of the American Planning Association, Volume 68, Number 3, pp. 245-266, 2002.

Flecken, Ursula, Architectural Drawings. .Architect of Aachen, Germany. Papers consist of two sets of architectural drawings: “The Reorganization of the Central Area of Monchengladbach,” and “Improvement of the ‘MärkischesViertel’ in Berlin.”

Genestier, Philippe (1988): Forme urbaine… formes urbaines? Villes en parallèle; n• 12-13, nov. 1988 – pp. 9-47

Giroux, Henry (1988): Schooling and the Struggle for Public Life: Critical Pedagogy in the Modern Age. Minneapolis: U of Minnesota P, 1988.

Hannerz, Ulf (1986): Exploración de la ciudad. Hacia una antropología urbana. México: Fondo de Cultura Económica, 1986.

387 p. Versión en inglés: Exploring the City. Toward an Urban Anthropology. New York: Columbia University Press, 1980.

Kevin Kelly (1998): New Rules for the New Economy: Ten Ways the Network Economy Is Changing Everything (London: Fourth Estate: 1857028716).

Kotkin, Joel (2000 ): The New Geography: How the Digital Revolution Is Reshaping the American Landscape (New York: Random House);

Krier, Leon. (1987): “Tradition – Modernity – Modernism: Some Necessary Explanations of Terms.” Archives d’Architecture Moderne. Nos. 35-36 (1987).

Lipset, Seymour M. y Stein Rokkan (1967): “Cleavage structures, party systems and voter alignments: an introduction”, en S.M. Lipset y S.Rokkan, eds., Party systems and voter alignments (Nueva York: Free Press, 1967, 47 67]

Low, Setha M. (1999): Theorizing the City. Rutgers University Press, 1999.

Low, Setha M. (2001): Cultural Spaces. New York: Blackwell Publishing, 2001.

Low, Setha M. (2000): On the Plaza: The Politics of Public Space and Culture. Austin: University of Texas Press, 2000.

Low, Setha M. (2003): The Anthropology of Space and Place: Locating Culture. Oxford: Blackwell Publishers, 2003.

McClaren, Peter (1994): Life in Schools: An Introduction to Critical Pedagogy and the Foundations of Education. (Rev. Ed.) White Plains, NY: Longman, 1994.

Milgram, S. (1970) The experience of living in cities, Science, 167, 1461-1468

Milgram, S. (1983). Obedience to Authority: An Experimental View. New York: Harper/Collins.

Pérez Lindo, Augusto (2001): Fundamentos de la Universidad en una era sin fundamentos; en Naishtat, Francisco, et. al. comps., Filosofías de la Universidad y Conflicto de Racionalidades (Buenos Aires: Ed. Colihue), 147-162;

Preteceille, Edmond (1973) : La production des grands ensembles. Paris: Mouton, 1973.

Rodríguez, J., Lojkine, J. y otros (1974): Contribución a la teoría de la urbanización capitalista. Barcelona: Departamento de Geografía de la U.A.B., 1974.

Roseanu, James N., and Czempiel, Ernst Otto (Ed.) (1993): Governance Without Government : Order And Change In World Politics, Cambridge, Cambridge University Press, 300 p.

Rosenau, James N. (1993): “Governance, Order, and Change in World Politics”, in Rosenau, James N. et al., Governance Without Government […], Cambridge, Cambridge University Press, pp. 1-29.

Sassen, Saskia (1996a): Losing Control? Sovereignty in an Age of Globalization. The 1995 Columbia University Leonard Hastings Schoff Memorial Lectures. New York: Columbia University Press.

Sassen, Saskia (1998): Globalization and Its Discontents (New York: New Press);

Tajfel, H. (1970). Experiments in intergroup discrimination. Scientific American, 223, 96-102.

Tajfel, H. (1982) Social identity and intergroup relations, Cambridge, England: Cambridge University Press

Tajfel, H. and J. C. Turner (1986). The social identity theory of inter-group behavior. In S. Worchel and L. W. Austin (eds.), Psychology of Intergroup Relations. Chigago: Nelson-Hall.

Talen, Emily (2002):. “Help for Urban Planning: The Transect Strategy”; Journal of Urban Design, Volume 7, Number 3, pp. 293-312, October 2002.

Talen, Emily (2000): “Measuring the public realm: A preliminary assessment of the link between public space and sense of community”; Journal of Architectural and Planning Research, Volume 17, Issue 4, pp. 344-360, 2000.

Topalov, Christian (1973): Capital et proprieté fonciere. Paris: Centre de Sociologie Urbaine, 1973.

Topalov, Christian. (1973): Les promoteurs immobiliers. Paris: Mouton, 1973.

von Hoffman, Alexander (1998): The Curse of Durability: Why Housing for the Poor Was Built to Last. Journal of Housing and Community Development 55:34-38.

Share

14 comments for “Carta a Macri denunciando la endogamia universitaria

  1. Armando Lio
    17/12/2015 at 4:44 PM

    Estimado señor. Desde la vuelta de “la democracia”, las universidades fueron “tomadas” por las camarillas que aún pululan por sus clautros. Con el advenimiento de los nuevos aires también desembarcaron las viejas y obsoletas ideologías izquierdizantes disfrazadas de “progresismo”. El dinero que reciben las Universidades Nacionales es realmente monstruoso, y se gasta discresionalmente. La Facultades son “feudos” que se disputan políticamente, como asimismo las conducciones de cada Rectorado. En otras palabras, no se manejan “académicamente” sino “políticamente”. El resultado está a la vista. Las Universidades Privadas han crecido mas en matrícula y egresados que las públicas. “Mejor Pública” un lindo slogan vacío de contenido.

    • CARTA POR LA U.N.R.AL PTE MACRI.DE JUAN IGNACIO DEL BAR TEJEDOR.
      01/01/2016 at 9:18 PM

      ROSARIO,SANTA FE AÑO 2000.

      CARTA A LOS ASCESORES DE MACRi.

      ASUNTO.REVISION DE UNR .Y UNC.

      Por éstos años se inició en las UNR,de medicina,derecho,c.ecónomicas y ingenieria,una reforma universitaria,basada en programas pro-cubanos,con ideologías de izquierda.Se vendieron muchos, personajes,ya sea por el bronce ,por dineró , los impresentables por respetabilidad, aseverando que el discurso de los decanos de turno era la excelencia,para una reforma universitaria ,y no un nuevo plan de estudio como se lo llamó. Los perjudicados fueron los alumnos que venían cursando materias de planes pertenecientes a la época de brillo de la UNR.Había exámenes de ingresos, el total de las materiales llegaba casi a 40, según las universidades.
      Se impuso”LA REFORMA UNIVERSITARIA”
      Los alumnos,del plan viejo(llamémosle así) debieron cursar lo que se les llamaba nuevo plan,pero a la vez continuar con el plan de estudios que tenían.
      Todo esto fué desprolijo y desorganizado, cuyo pánico recayó en los alumnos que estaban por recibirse, que no se les permitió hacerlo, porque antes deberían cursar el programa nuevo, lo peor fué los que tenían vencimiento de regularidades, y ya se graduaban,perdiendo las regularidades y el derecho a graduarse.(protestaron algunos con abogados,otros exponiendo sus nombres a los decanos de turnos ,ya sea en cartas ó personalmente, éstos últimos nunca fueron atendidos) , también se les hacía firmar un libro de actas,donde escribían todos sus datos,algunos escribieron “EN DISCONFORMIDAD”, éstos últimos fueron pocos ,y los denominaron “CRUCES NEGRAS”,ésto significaba,que soportarían insultos,hasta de los propios compañeros q terminaron traicionando a, sus antiguos amigos, que al ver lo que pasaba se decisieron de los abogados
      Muchos dejaron, otros fueron premiados por el ARJi/ALDE,Como bien dijo la Dra.Carrio,cuando ejerció como Prof.Titular, q ella militando cortito tiempo en Franja Morada se dió cuenta de lo acomodaticio y renunció ,no es textual.(esto,está testeado y hay grabaciones de cable q certifican)
      La carrera para los planes viejos, SE SOBRECARGÓ, debían cumplir tiempo extra para concurrir al pregrado, aparte de regularizar y rendir finales del nuevo plan , al recibirse les esperaba medicato,concurrencia y residencia .
      EL NUEVO PLAN DE UNR,de medicina consta de 6 ó 7 materias y 2 ´ó 3 optativas,lo mismo q derecho, c.económicas se acortaron, con materias que nada tienen q ver con la formación profesional de dichas carreras.
      En Rosario y hablo de mi pago chico,esos alumnos soportaron cargadas,calumnias,cerradas de puertas,palos en las ruedas en las materias que intentaban rendir ,poque todo pasaba por secretaria estudiantil y alumnado,quien determinaba,luego de hacerlos pasar x un vía crucis, el destino de es@s alumn@s.

      SIEMPRE SE ELIGIÓ, MEDICINA Y DERECHO, COMO 1° LÍNEA ,CON LA DIFERENCIA QUE LA UNR, DE MEDICINA TIENE UN PROGRAMA DE SIETE MATERIAS Y 2 /3 OPTATIVAS,DESDE EL 2000.
      EL EJ.CLARO, LO DÁ UNA BRASILEÑA QUE EN INTERNET VENDÍA SU VIRGINIDAD PARA ESTUDIAR MEDICINA ,EN ROSARIO-SANTA ,Q TERMINÓ X “COMPRARLA”,UN JAPONÉS.

      LOS DECANOS EN CUESTION DE ESA REFORMA AÑO 2000, FUERON “HECHADOS,METAFÓRICAMENTE DE LAS UNIVERSIDADES”,PÚES RECTORADO, LOS PREMIÓ CON SENDOS PUESTOS EN (INCREIBLE)RECTORADO, ALGUNOS YA JUBILADOS ,PERO TODOS VIVEN EN LA OPULENCIA ,SIN CASTIGO DE LA JUSTICIA Y HABIENDO DEJADO EN EL MEDIO UNA FRANJA DE ALUMNOS, ESTIGMATIZADOS Y MUCHOS Q CANSADOS DE TODO ESO SE DIERON POR VENCIDOS.

      CANAL TRES DE ROSARIO, EN UNA PROPAGANDA HACE UN JUEGO DE PALABRAS Y DICE : MEDICINA Y DERECHO ,LA CIUDAD Q MÁS ALUMNOS TIENE ES ROSARIO.DESGRACIADAMENTE EN ESA CIUDAD EL SISTEMA DE SALUD ES MALO, EL QUE PUEDE SE VÁ A BS.AS. Y EL SISTEMA JUDICIAL PEOR,PÚES LAS MAFIAS DENUNCIADAS , HACEN LO QUE QUIEREN CON LOS JUICIOS EN TRIBUNALES DE ROSARIO Y SANTA FE,HUNDIENDO ASÍ A CIUDADANOS HONESTOS y A LOS QUE SE ANIMAN A DENUNCIAR)

      HAGO UN HOMENAJE A MUCHOS AMIGOS Q PASARON POR TODO ESO,FUÉ MUY CRUEL ESE PERIÓDO, DE MENTES Q VENÍAN CON UNA PREPARACIÓN ACADÉMICA EXCELENTE, VERLOS Q ,NO QUERÍAN LUCHAR MÁS, LA OPOCISION ERA MAYORÍA Y EJERCÍA EL PODER ,TAL COMO CFK.

      POR LO DICHO ANTERIORMENTE.SR.PRESIDENTE DE LOS ARGENTINOS Y BASADO EN LA REALIDAD DE DECADAS QUE SE SUFRIÓ MUCHO EN ESTA PCIA,EXCEPTO EL Q ESTABA CONLAS AUTORIDADES DE TURNOS.(LLAMESE,DECANO,SECRE,ESTUDIANTIL,ALUMNADO,POLÍTICOS ,ETC)

      LE PIDO UNA REVISION PROFUNDA, DEL SISTEMA DE ESTUDIO UNIVERSITARIO DE ROSARIO,PCIA DE SANTA FE.

      HOY ,COMIENZA EL NUEVO AÑO LE DESEO SR. PRESIDENTE QUE DIOS Y LA VIRGEN, LO ILUMINE EN SABIDURIA , EL DON QUE PIDIÓ EL REY SALOMON, LE ABRIRÁ MUCHAS PUERTAS ,PARA DESCUBRIR VERDADES Q SON INIMAGINABLES É INCREIBLES.

      ¡ LE DESEO UN FELIZ AÑO 2016,PARA UD, Y TODA SU FAMILIA ,QUE DIOS LOS BENDIGA !

      • LOLO
        02/01/2016 at 5:48 AM

        ¡Feliz anño nuevo a todos y a todas!.

        Es, verdad el artículo sobre las universidades de Rosario,las más afectadas la facultad de medicina ,se les envío a los alumnos del plan 1978,una circular donde se los intimaba a presentarse para firmar en actas la aceptación del plan nuevo,de lo contrario quedarían libres en las materias cursadas,todos prostestaron ,más los que se recibían ése año,porque si bien se les permitía regularizar el plan viejo,no así rendir los finales sin antes regularizar el plan nuevo, era algo completamentamente inviable,no se podía cursar dos planes a la vez con coincidencias de horarios ,asistencias, rendir parciales y finales eso en elcaso del nuevo.Los más afectados fueron los chicos que se recibian ese año,y que a muchos se les vencía la regularidad, no pudieron hacerlo perdiendo así la regularidad porque se les prohibía, era obligatorio cursar lo nuevo,biología,medicina y sociedad .También es verdad que en el aula magna de la facultad de medicina,hoy llamada R.Piñeda, se rubricó “La Reforma Universitaria en la facultad de Ciencias Médicas”,y no el nuevo plan como pretendían hacernos creer,el tiempo dió la razon ,púes fué una verdadera y malísima Reforma, que recortó la mayoría de las materias del plan 78, quedando solo siete y algunas optativas,muchas nada tienen que ver con medicina.
        Pero me extraña,es imposible que ese hombre haya escrito el artículo porque recuerdo que un compañero “el colo “,ya recibido, lo agarro a trompadas a Ignacio,terminadando por salir corriendo,púes fué el alcahuete sobresaliente,que primero habló a algunos compañeros,la voz se corio y la lista se conformó ,con acesoría jurídica,muchos optaron por poner la cara y enfrentar a decanato,pero la justicia y honestidad , a estos chicos les costo una marca muy grande, mientras que los de la lista al ver como se sucedían las cosas se desparramaron, traicionando es verdad ,a sus propios compañeros para salvar el pellejo..J.Ignacio escondió a la propia decana y sus amigos en el bar ,pero cuando fué el fraude del doble voto la sacaron ,y la nota la dió canal tres y canal 5,que son los locales de rosario, logrando una entrevista in-fraganti,púes a lentes de sol ,no querían hablar.así sucedieron las cosas y así en los diarios locales las fotos.

  2. Wenceslao Rosso Picot - PEHUAJO
    17/12/2015 at 7:10 PM

    Estimado Sr. Eduardo R. Saguier, ¿se anima a efectivizar todas sus propuestas (brillantes sin duda) que enuncia en su extenso artículo en cinco días hábiles?

    • TUTO BENE
      18/12/2015 at 12:38 AM

      Eduardo R. Saguier, LAS PROLES DE LAS UNIONES ENDOGÁMICAS SON ADEFESIOS ATROCES E IRRECUPERABLES.-
      ¡¡¡ BUEN DEFINICIÓN PARA LA UNIVERSIDADES NACIONALES ARGENTINAS !!!
      … Y AL NABO DE Wenceslao Rosso Picot
      ATENCION PEHUAJO !!! EL LOBIZON ASECHA

      • Wenceslao Rosso Picot - PEHUAJO
        18/12/2015 at 8:13 PM

        TUTTO SBAGLIATO. “acecha” no “asecha”. Se puede ser nabo y letrado, pero pelotudo y analfabeto…. is too much!
        No vaya a ser que el lobizón te agarre de atrás y… te deje el tuje como flor de girasol. Mirá que es la época. Si te pasa, que lo disfrutes!

        • TUTO BENE
          19/12/2015 at 12:06 PM

          PARA UN NABO COMO VOS ASECHA = ACECHA = ASS-HECHA = ASS-DIRTY, ASS DIRTY FUCKING, IT´S ALL THE SAME –

          • EL LOVISON COGE TUTO
            19/12/2015 at 8:29 PM

            TE FALTÓ DECIR ALGO: “BAD INFORMATION, BAD INFORMATION”. ANDÁ COLOCANDO TU “ASS” EN EL ASADOR, TUTO FORRI.

        • TUTO BENE
          20/12/2015 at 7:09 AM

          LOVISON = CHUPACABRAS = CHUPA TODO, DE TODOS Y TODAS
          SOS MAS AMARGO QUE CULO DE VIEJA

          • EL LOBIZÓN (verdadero)
            20/12/2015 at 11:07 PM

            CUIDATE… Y CUIDÁ A TU FAMILIA (si la tenés)

  3. Jorge de San Miguel
    17/12/2015 at 9:27 PM

    Los intelectuales pagados de sí mismos no escuchan a nadie.
    En mi humilde opinión, para llegar a oídos de la gente común habría que simplificar un poco el lenguaje.

  4. Lauro
    19/12/2015 at 5:43 AM

    ¿Le envió su tesis al Presidente? ¿Es usted consciente que se está comunicando con un ingeniero? Sea claro y conciso en su pedido, porque esto demuestra realmente el problema impostergable del que habla.
    Una cosa más: las universidades nacionales, tal como dice en su compendio bibliográfico, no son la UBA. Recorra el país, conozca su cultura y vea que en el interior esto no es un problema. El problema de los internados es el costo, y el inmenso gasto en subsidios que requiere. Mínimo un 20% del presupusto anual en Educación, o del 23% del PBI, como pasa en Francia. Es una idea buena, pero no es el momento.

  5. EL COLO
    21/01/2016 at 9:58 PM

    Hola Lolo,tanto tiempo,ése h.dm.p de Juan Ignacio ,del bar,siempre fué un pobre diablo,alcahuete de decanato , recuerdo la cara de conejo viejo y cuero de conejo secado al sol,cuando lo agarré a trompadas,nos vendió a toda una generación que la veníamos peleando ,mientras él /ella porque es manyún, andaba con una bandejita en la mano llevando sandwiches y café a , Alumnado que estaba Juan Lucciani y la loca Patricia alonso que se la garchaba por las tardes el viejo en las horas extras,por eso consiguió el cargo de jefa de alumnado pero creo no llegó, y en secretaría estudiantil estaba el viejo pervertido de Olivan ,que cobraba el sueldo y nunca atendía, obedecía cual perro guardían a,la decana, pero se perdía por unos leones.¡ Que podrida ésa gente,se habran muerto?, apoyaron a los milicos, luego a la democracia y por último a la izquierda.De lo que estoy seguro es que se llenaron de plata y arruinaron a toda una generación de estudiantes brillantes, los viejos que venían desde Onganía se vendieron ,como éste puto de J.Ignacio.
    ¿Ah,lo volviste a ver?, te acordás que había sacado el número del domicilio y también el timbre,porque cada vez que lo veían lo corrían.
    Ayudó ,a los que le pagaron y el cabrón se acomodó.Ojalá Dios le dé muchos años ,así sufre todo lo que a, nosotros nos hizo pasar.
    También había una puta muy nombrada, hoy sindicalista que aparte de ser alcahueta, del sistema y decirse de izquierda,porque se volteaba a todos por izquierda,le regalaron el título, le deseo a la rufiana esa la misma suerte del otro.
    Lolo,hay que juntarse, ¡tanto para recordar !,dale buscame en guía y nos vamos un día a mi casa de la Isla con Coqui y tu negra.
    Un abrazo,hermano,mirá donde te encuentro.

    Avisame si lo ves a Juancito,el pelotudo,que espero Año Nuevo, y festejo con una bala perdida.

  6. LOLO
    08/02/2016 at 7:07 PM

    COLO, creo que sí, lo escribió éste putazo,para limpiarse ,tal vez lo escribió la pareja ,porque como decís es un tarado,nunca aprobaba,para lo único que servía era para meter pescado podrido,llevar chismes a la madis chiara decana de esa epoca,la novia cristina vidal ,bioquímica, alumnado el viejo lucianni y su amante patricia monica alonso como decís ,(que estómago,,,,,,,el viejo,digo) x las tardes,que no quedaba nadie.
    Pero era vivo manyín,te acordás cuando el novio le daba los parciales,y sabíamos porque aprobaba,para hacer correr voces,para sacar provecho,y bien que lo hizo.
    Dale nos reunimos, antes de irme .

    Lo que le tenes que pedir a Macri, es que intervenga la UNR,área salud pública, es decir la facultad de medicina que enseña a sus estudiantes mierda y así salen,pobres pibes,todos carniceros,nadie te dice que son de la Reforma universitaria,y muchos los papás los acomodaron para meterlos dentro del viejo plan y que la cosa no fuera evidente.
    Cúantas chanchurías en ésta Rosario de Santa Fe,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *