El Brasil de Lula y Bolsonaro

En Brasil, el país más grande de América del sur, el domingo 30/10, se votó. Fue el balotaje para elegir al presidente que regirá Brasil desde el 1º/1/2023 hasta el 1º/1/2027. Disputaron la presidencia Jair Messias Bolsonaro y Luiz Inácio Lula da Silva. Por un 1,8%, ganó Lula.

Lula, obrero metalúrgico nacido en el estado de Pernambuco hace 77 años, ya fue Presidente entre 2003 y 2011. Dos mandatos exitosos. Siendo un hombre de izquierda, fundador del Partido de los Trabajadores, PT, siguió con la economía de Fernando Henrique Cardoso.

Tuvo además buenos precios internacionales para las “commodities”. Sacó más de 20 millones de brasileños de la pobreza. Antes de ser Presidente y aconsejado por Fidel Castro, en enero de 1990, fundó el Foro de San Pablo para equilibrar la caída de la URSS *9/11/1989).

A Lula le sucedió su ex ministra Dilma Rousseff que tuvo un 1º mandato y parte de un 2º. Problemas económicos y gran descontento social la llevó a un juicio político que la destituyó. Por mal manejo de la cosa pública, sin una sombra de corrupción. Mientras, se juzgaba a Lula.

Sergio Moro, juez federal de Curitiba (estado de Paraná) condenó a Lula a 9 años y 6 meses de prisión. Por corrupción. Por un triplex en Guaruiá y una casa de campo en Atibaia, ambos en el estado de San Pablo. Esa condena fue ratificada en 2ª y 3ª instancia.

Sucedió durante el gobierno de Michel Temer, ex vicepresidente de Rousseff. A Lula le seguían 2 juicios más por el *Lava Jato que estaban en 1ª instancia. Fue a la cárcel el 12/7/2017 y estuvo preso 580 días, hasta el 8/11/2019. Su juicio fue anulado.

El juez del Supremo Tribunal Federal (Corte Suprema), Edson Fachin decretó que el juez Moro no tenía competencia para juzgar a Lula. Lula nunca volvió a ser juzgado. Los juicios por corrupción en su contra quedaron en el aire. Alexandre de Moraes, Juez del STF y del Supremo Tribunal Electoral permitió la candidatura de Lula.

El ex jefe de fiscales de los juicios a Lula, Delta Dallagnol dijo: “Cuando el STF anuló el caso de Lula se dijo que estaba absuelto, no lo estaba. Tres tribunales de 1ª, 2ª y 3ª instancia, jueces independientes y los ministerios públicos que actuaban, entendieron que había pruebas contundentes, de corrupción y de lavado de dinero”.

“El STF no exoneró a Lula. No dijo que no había pruebas. No entró en el fondo del asunto. Nuestro sistema de justicia fue diseñado para garantizar la impunidad de los poderosos que roban a nuestro país”.

Lula se enfrentó el domingo pasado a Jair Bolsonaro, actual presidente hasta el 1/1/2023. Tiene 67 años, es un militar retirado que fue diputado durante 27 años, hasta ser elegido presidente. Desprecia la ecología, es de derecha, lo acusan de fascista. Es homofóbico.

Tuvo un mal manejo de la pandemia y definió al covid-19 como una “gripecita”. Pero nombró y mantuvo un ministro de economía, Paulo Guedes, que equilibró la economía del país. Bajó el impuesto a la energía en un 15% y todos los precios bajaron un 15%.

Brasil lleva 3 meses de deflación, una inflación por debajo del 0%. Y se crearon casi 3 millones de puestos de trabajo en blanco. Es el país con mayores inversiones extranjeras de la América luso hispana. Bolsonaro no mencionó el triunfo de Lula en las elecciones.

Declaró tarde que iba a cumplir con la Constitución. Los camioneros pro Bolsonaro cortaron las rutas del país. Bolsonaro tuvo que pedir que dejaran transitar, pero no les pidió que dejaran de manifestar. En Río de Janeiro se le pidió al ejército que apoyara a Bolsonaro.

La tensión sigue, pero disminuyendo. Se espera que el sistema democrático siga vigente y Lula asuma en enero. El gobierno le resultará muy complicado. El legislativo le responderá a Bolsonaro y el STF, de 11 miembros, de los cuales 7 fueron nombrados por Lula, dejará 2 vacantes el año que viene. De 27 gobernaciones sólo tiene 8.

Lula no ha demostrado su inocencia y eso probablemente sea una “capitis deminutio”. De todos modos el pueblo brasileño eligió. Luiz Inácio Lula da Silva es el presidente electo de Brasil.

Malú Kikuchi

*El 9/11/1989 cae el muro de Berlín, comienza el fin de la URSS.

*Lava Jato, el mayor juicio por corrupción en la historia de Brasil, Odebrecht, Camargo Correa y otras empresas. El Estado recuperó de las empresas más de US$ 800 millones.

Share
Subscribe
Notify of
guest

4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Roberto Fernández Blanco
Roberto Fernández Blanco
29 days ago

Por el bien de todos usemos conceptos precisos, en especial para mantener despejadas las mentes más jóvenes.
El Muro de Berlín “no cayó”, “fue derribado” el 9/11/1989 por un pueblo harto del socialismo huyendo desesperadamente hacia la libertad.   
 

Javier
Javier
29 days ago

«Desprecia la ecología, es de derecha, lo acusan de fascista. Es homofóbico.»

Suena a otro liberal que es eco de la izquierda.

Me decepciona mucho el liberalismo de la linea del doctor Jose Benegas.

Cuando digo que no hay bandos en argentina es porque al final todos, no importa en que grupo esten o que discurso pronuncien, tiran para el mismo lado y tienen las mismas mañas.
Son todos izquierdismo, son todos no merecedores de confianza.

Last edited 29 days ago by Javier
Desconfiado
Desconfiado
29 days ago

El poder global necesita desesperadamente desactivar BRICS. Para esto, desempolvó a un Lula enfermo, gagá, una penosa remake del que contradictoriamente, impulsó Brasil a primera plana, y arruinó el proceso con una corrupción irrefrenable. En aquel momento, fue inaceptable para el globalismo, y lo sacaron de circulación por años. Luego, ocupando vacíos, surgió inexplicablemente Bolsonaro, una figura desconocida, intrascendente y potable para el establishment. Al poco tiempo, los medios empezaron a apedrearlo con rótulos de machista, militarista, xenófobo, inculto, rústico, etc. Fue cuando se vio que no alineaba cómodamente con el plan; mostraba desconfianza hacia el imperio, no se enganchaba con las ondas droga libre, transgenderismo, destrucción de valores nacionales, desvalorización de la familia como estructura de contención, y no de represión, etc. Y sobre todo, no compró el relato COVID, ya que Brasil (a pesar de que la prensa nuestra mercenaria no lo reflejó), no adoptó prácticamente medidas restrictivas, y la inoculación se mantuvo voluntaria. En su momento, aunque no trascendió aquí, enfrentó frente a las cámaras al secretario de la OMS, sobre la falacia de la pandemia. Y sobre todo, no sé si protagonizó, o acompañó un proceso de crecimiento y consolidación de Brasil, que realmente lo confirma en el primer plano mundial (comparemos con lo que nos pasó acá). No es una maravilla, ni un iluminado, pero creo que Bolsonaro sería un gobernante que favorecería una política sudamericana equilibrada. Y lo digo, porque gran parte de la prensa extranjera afirma que el ejército está realizando un escrutinio físico, el que finalmente arrojará el resultado real, que indicará si Jair se va o se queda. Acá, toda la prensa, tanto K como PRO-radical, pujan descaradamente por el espectro de Lula (veamos a quiénes responden, y nos explicamos el porqué).

Estanislao Zeballos
Estanislao Zeballos
28 days ago
Reply to  Desconfiado

Pero curiosamente los DOS, LULA Y BOLSONARO, estrecharon las manos antes de las elecciones, al Patrón de ambos EL DUEÑO DEL FORO DE DAVOS Y SE ENVOLVIERON EN LA BANDERA MULTICOLOR LGTBIQ + POR LO TANTO RESPONDEN A UN MISMO PATRÓN, LA JUDERÍA INTERNACIONAL Y ESTÁN LAS FOTOS, NO ES JODA. AMÉRICA TODA DESDE ALASKA HASTA TIERRA DEL FUEGO, CAYÓ EN LAS GARRAS DEL COMUNISMO – SOCIALISMO. Vena el mapa de los distintos paises y sus gobernantes y verán como se tiñó de rojo.