El peronismo y Darwin (la selección natural y la evolución de las especies)

Argentina se ha convertido en un país incoherente. Parecerá disparatado pero, el peronismo, Bretton Woods y Charles Darwin y “El origen de las especies”, están entrelazados.

Por orden de aparición. Charles Darwin, británico, naturalista (1809-1882) escribió un libro muy discutido en su época, “El origen de las especies” (1855). Hoy, la mayoría de sus teorías han sido aceptadas. En 1872 le hizo algunas correcciones.

Simplificando su teoría: las especies llegan a las formas conocidas a partir de la selección natural. Es decir, sobreviven los más fuertes y se eliminan los más débiles. Trabajo que ejecuta la naturaleza. A esta selección natural Darwin le agregó la evolución. Todo cambia.

Sobre finales de la 2ª Guerra Mundial, el 22/7/1944 en Bretton Woods, 43 países invitados por John Maynard Keynes y Franklin D. Roosevelt, Presidente de los EEUU, firmaron los acuerdos que crearon el FMI y el Banco Mundial.

Perón asumió la presidencia auspiciado por el partido Laborista y la coalición de la UCR Junta Renovadora y el partido Independiente, el 24/2/1946. En mayo disolvió los 3 partidos. El 21/11/1946 fundó el partido Peronista.

Perón fue derrocado por un golpe cívico militar en 1955 (2º mandato, cambió la Constitución de 1853 por la de 1949 que permitía la reelección). En 1971, un gobierno de facto prohibió partidos con nombre propio y nació el partido Justicialista.

En 1946 se invitó a la Argentina a integrar el FMI. Perón se negó. Años después seguía diciendo que el FMI era “un engendro putativo del imperialismo”. Se supone que todo peronista debe detestar el FMI, como Perón.

Según Darwin, una especie prospera si es más apta que otra. Sociológicamente se puede comparar especies con partidos políticos. El PJ surgió porque no existe consecuencia sin causa previa. Y prevaleció por la debilidad de los otros partidos.

Darwin agregó a su teoría la “evolución” de las especies. Estas evolucionan para adaptarse al medio de la mejor manera posible. ¿Qué partido político argentino ha tenido más habilidad para adaptarse a las circunstancias? El PJ.

Con Perón en el exilio y el partido proscripto, Perón dejó crecer el grupo montonero. Pero no le aceptó a John William Cooke la invitación de Fidel Castro para que lo visitara en La Habana. Ya en Argentina combatió al terrorismo con la AAA.

Observando la historia, el peronismo nunca fue de izquierda. Nació como la 3ª vía, “ni yanquis ni comunistas, peronistas”. Razón por la cual los sindicatos no fueron comunistas durante la guerra fría. Hoy son millonarios aliados al mejor postor.

Con Carlos Menem el PJ fue casi liberal. Con Eduardo Duhalde el PJ fue ortodoxo, casi el de 1945. Con los K, en particular con Cristina, se abrazaron a los DDHH de extrema izquierda que antes no habían registrado.

CFK nunca reconoció al PJ como su partido. Fue Frente para la Victoria, Unidad Ciudadana, ahora Frente de Todos. Pero hoy necesita del PJ para intentar zafar de sus juicios penales por delitos contra el Estado y el pueblo argentino.

De pronto, “evoluciona” hacia el peronismo y se coloca como mascarón de proa del partido, pero acepta que Massa se abrace al FMI, que negocie la deuda (debe hacerlo) y que les pida plata. Massa y EEUU exhiben relaciones carnales.

Se ha visto a sindicalistas PJ y de ¿izquierda? como Yasky y Baradel en tierno coloquio con el embajador de los EEUU ante la Argentina, Marc Stanley. El PJ evoluciona cada vez que lo necesita. Perón ha muerto (1/7/1974) y no sólo físicamente.

El PJ está siendo destruido eficientemente por los triunviros del gobierno del FdT. Cristina dice que “todo tiene que ver con todo” y Groucho Marx le contestaría, “estos son mis principios, si no le gustan…tengo otros”.

Malú Kikuchi

Share
Subscribe
Notify of
guest

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Estanislao Zeballos
Estanislao Zeballos
2 months ago

Darwin fue en FRAUDE.

Epicardio
Epicardio
2 months ago

Sra. Malú: Su artículo es brillante, pero veo que un tal E. Z. comenta que «Darwin fue un FRAUDE», cuando pienso que este señor no debe haber leído nada de la ardua tarea que llevó el citado naturista inglés a publicar sus hallazgos e investigaciones, cuando por aquellos años nadie, en todo el mundo, tenía noción de tales comportamientos de la naturaleza. Algo parecido ocurre con CFK, que nunca fue peronista y hoy se proclama como tal ante las adversidades de la gestión del FdT ya que para ella ni la Justicia ni las encuestas la entienden tal como el aludido lector que me antecede en estos comentarios.