En vísperas de un cambio nacional

En vísperas de un cambio nacional

El martes se realizó la marcha en Defensa de la Justicia, cuyo disparador fue el desplazamiento del juez Luis María Cabral de la Cámara de Casación cuando se esperaba que vote en contra del Memorando de Entendimiento con Irán. La manifestación al Palacio de Tribunales fue convocada por la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) y resultó multitudinaria. En el acto, el único orador del acto fue el presidente de la AMFJN, el juez en lo Civil y Comercial Ricardo Recondo. En tanto, Ricardo Lorenzetti recibió a los presidentes de las Cámaras Federales de todo el país que le llevaron sus posiciones sobre la nueva ley de subrogancias impulsada por el Gobierno. Julián Álvarez, viceministro de Justicia y representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, calificó a la marcha de hoy de “paqueta” porque “están utilizando esto claramente de forma política”, ¿y ellos que hacen?

Anteayer, el juez Luis María Cabral presentó un recurso para que la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal lo reponga en el puesto subrogante que ocupaba en la Cámara Federal de Casación Penal a pesar de que el nuevo magistrado, Claudio Vázquez ya juró. Fue otro intento con pocas esperanzas de éxito ya que recayó ante el juez Esteban Furnari, que el último viernes había rechazado una cautelar solicitada por Cabral. El jueves 25 de junio, el Consejo de la Magistratura resolvió hacer terminar la subrogancia que ocupaba el juez Cabral desde hacía tres años en la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, justo cuando se estaba por dictar sentencia en la causa por el Memorando de Entendimiento entre la Argentina e Irán por el atentado a la AMIA. A esta sala también le iba a tocar intervenir en la causa Hotesur, que apunta a la presidenta Cristina Fernández. Rápidamente, y por la nueva ley de subrogancias promulgadas apenas días atrás, hicieron jurar a Claudio Vázquez, alineado con el Gobierno nacional en la agrupación Justicia Legítima.

A un día de la marcha del #7J por la Independencia de la Justicia, se difundió el curriculum vitae de Vázquez con el que el kirchnerismo aprobó su pliego en el Senado. El mismo consta de apenas dos hojas con sólo tres experiencias laborales: la primera como empleado de la casa de neumáticos Firestone/Bridgestone entre 1981 y 1994, luego pasó a ser asesor en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires entre 1994 y 1999 y de 1996 hasta la actualidad consigna que trabajó en su estudio. Tampoco resulta de la lectura del CV que Vázquez haya realizado publicaciones en el campo del derecho penal (algo habitual para cualquier aspirante a magistrado) y ni siquiera está matriculado en el Colegio de Abogados. Todo el perfeccionamiento que hizo desde que se recibió de abogado en la Universidad de Lomas de Zamora en 1996 fue una serie de cursos, talleres y conferencias. A pesar de su pobre experiencia y que resultó último de 48 postulantes y que de todos modos resultó para ser el reemplazo de Cabral, esta mañana el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, rechazó las críticas que Vázquez recibió por su adhesión a las reformas del kirchnerismo y sus pocos antecedentes y aseguró que “cumple con los requisitos”, sin explicar que estos son “que pertenece al cristinismo puro”.

El presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, se reunió hoy con camaristas de todo el país, críticos de la ley de subrogancias, mientras se esperaba el acto para reponer al juez Luis María Cabral, que separó la Magistratura, y en el que participó también la oposición. Ciertamente no son días fáciles para el presidente de la Corte Suprema. Tanto jueces, como fiscales y la dirigencia política están observando su comportamiento a raíz de la avanzada K en distintos ámbitos de la Justicia, aplicando en su beneficio la ley de subrogancia. Lo cierto es que todo comenzó como una pelea eminentemente política: el Gobierno necesitaba dar el paso para declarar inconstitucional el Memorándum con Irán, lo que colocaría a Cristina Fernández a las puertas de una acusación por “traición a la Patria”, además de abrir la puerta para que se reactive la investigación de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman; y ahora lo sigue siendo. El agua sube y podrían haber muchos más Cabrales. El reclamo a Lorenzetti no es así partidario, no es opositor, pero sí político… y a favor de la Justicia.

“Acuerdo político en pos de la independencia judicial”, es el título del documento al que suscribieron a principios de año un grupo de legisladores entre los que se encuentran los precandidatos presidenciales Ernesto Sanz, Sergio Massa, José Manuel De la Sota y Margarita Stolbizer, entre otros y que fue leído en la tarde noche de hoy. “La independencia del Poder Judicial de la Nación será garantizada y respetada por los demás órganos públicos y los actores de la vida política e institucional de la república, principio que naturalmente comprende el aseguramiento de su autonomía financiera”, dice el primero de los cinco puntos del documento que Recondo leyó. Ámbito Financiero, medio paraoficialista, consigna que “Jueces van hoy a la Corte con quejas por ley de suplencias”. Y agrega que “inquieta en las diversas jurisdicciones que, por la nueva ley, el Consejo de la Magistratura está en condiciones de nombrar subrogantes cuando los jueces se excusen o sean recusados. Los recursos que corren a los jueces de las causas en trámite acontecen a diario y, es sabido, la Magistratura no se caracteriza por su capacidad operativa, sino más bien todo lo contrario”.

“Las elecciones provinciales van instalando un clima, marcan ciertas tendencias pero la elección presidencial es otro partido, donde hoy en la política, pesan las personas en sí mismas y no las estructuras partidarias”, analizó el director de Diagnóstico Político, Patricio Giusto. De todos modos, él no tuvo duda alguna: fue pésimo resultado electoral que obtuvo el cristikirchnerismo este domingo (05/07) en cuatro provincias de las 5 donde se eligieron sus autoridades. Acerca del balance de “Diagnóstico Político”: Córdoba: El diputado nacional Juan Schiaretti (Unión Por Córdoba) fue electo gobernador de Córdoba con el 39,7% de los votos. Acompañado en la fórmula por el ministro de Comercio e Industria, Martín Llaryora, Schiaretti retornó al cargo que ya ocupó entre 2007 y 2011 y extendió a 20 años la hegemonía del peronismo en la provincia. Para este turno electoral, la oposición logró finalmente unirse, pero no consiguió conservar el caudal electoral logrado en 2011 y 2013. En el balance de la renovación total de la Legislatura provincial, el oficialismo perdió la mayoría que ostentaba, ya que bajó de 40 a 34 bancas, sobre un total de 70. La participación electoral fue de 73,3%, casi 3 puntos menos que en 2011. Por otra parte, el proceso de escrutinio fue muy lento, atribuido por la oposición al sistema de Boleta Única de Sufragio (BUS).

Ciudad de Buenos Aires: Tal como ocurre desde 1996, año en que se realizó la primera elección a Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ningún candidato superó el 50% de los votos en la primera vuelta, razón por la cual habrá ballotage entre Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau el próximo 19/07. El resultado dejó al actual Jefe de Gabinete de la Ciudad en una posición muy favorable de cara al 19/07 pero sin haber mantenido la totalidad de votos del PRO en las PASO, con un caudal de votos similar al obtenido por Mauricio Macri en 2007 (cuando obtuvo el 45,6%, para imponerse luego en el ballotage con un 61%). El candidato de ECO tuvo un crecimiento de más de 45.000 votos respecto a los obtenidos por su frente en las PASO. Lousteau no sólo retuvo los votos de los otros candidatos de su frente que compitieron en abril pasado, sino que pudo captar a otros votantes que le permitieron mostrar un crecimiento de más de 3 puntos. Donde mejores resultado obtuvo ECO para consolidar su segundo puesto general fue en las comunas 10, 11 y sobre todo en la 6. Si bien creció más de 3 puntos respecto a las PASO, Mariano Recalde no sólo quedó fuera del ballotage, sino que obtuvo la peor cosecha de votos desde que el FPV se presenta como fuerza en la ciudad para elecciones a Jefe de Gobierno (Daniel Filmus había obtenido un 23,7% en 2007). La Legislatura porteña que se conformará a partir de diciembre seguirá teniendo como principal fuerza al PRO, aunque se mantendrá la constante para este partido de no poder contar con mayoría propia.

La Rioja: El vicegobernador peronista-kirchnerista Sergio Casas (FpV) fue electo gobernador de La Rioja por amplio margen, con el 57,3% de los votos. Su compañero de fórmula fue el ministro de Infraestructura, Néstor Bosetti, a quien Casas había derrotado en la interna partidaria. En segundo lugar, con 42,7%, se ubicó el binomio radical-massista integrado por el diputado nacional Julio Martínez y el intendente de Famatina, Ismael Bordagaray (impulsado por Sergio Massa). El nivel de polarización entre Casas y Martínez fue altísimo, al punto que el resto de las fórmulas que compitieron quedaron por debajo del umbral del 1% de los votos. El FPV ganó en todos los departamentos de la provincia, incluida la capital provincial, donde se dio el resultado más ajustado(apenas un punto de diferencia). Respecto a 2011, la oposición tuvo “un crecimiento notable de más de 20 puntos”, pero no pudo quebrarla abrumadora supremacía del peronismo, que gobierna la provincia de manera ininterrumpida desde1983 a la fecha. La Cámara de Diputados de la Provincia renovó la mitad de sus miembros. El kirchnerismo obtuvo 19 de las 20 y seguirá entonces teniendo una mayoría abrumadora en el cuerpo.

Corrientes: La alianza oficialista Encuentro por Corrientes (ECO), que lidera el gobernador radical Ricardo Colombi, se impuso holgadamente en las elecciones provinciales en las cuales se renovaron parcialmente ambas cámaras de la Legislatura Provincial y concejos deliberantes en algunos municipios. ECO alcanzó el 49,4% de los votos en la categoría Senadores provinciales y un porcentaje muy similar para Diputados. Fue clave para la victoria de ECO la dura derrota por casi 15 puntos del cristikirchnerismo en su principal bastión, la capital provincial (35% del padrón electoral), por 48,9% a 31,2%. Además, ECO ganó en casi todos los municipios del interior. El resultado electoral revalidó el liderazgo del gobernador Ricardo Colombi, quien tiene mandato hasta 2017. Colombi recibió el apoyo del líder de la UCR a nivel nacional, el pre-candidato presidencial Ernesto Sanz, como así también de Mauricio Macri (PRO) y principalmente de Sergio Massa (UNA). Por la posición ambivalente de Colombi respecto al escenario nacional, ninguno de ellos puede capitalizar de manera directa el buen resultado correntino, aunque aquí el massismo corre con la ventaja de compartir las listas de diputados provinciales, es más la encabeza.

Volviendo a Giusto (director de “Diagnóstico Político”), él se refirió al escenario nacional para las próximas elecciones donde el precandidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, puede verse o no favorecido: “Es probable que en Santa Fe esté por encima del 30% que sacó Del Sel y arriba del 45% que sacó Larreta en CABA, o puede estar abajo en estos distritos. La clave es ver qué pasará en la provincia de Buenos Aires porque es alentador lo que se está viendo para el PRO, en cuanto a superar el 30% en muchos distritos importantes y Ciudad de Buenos Aires. Si el PRO logra superar el 35% en la provincia está casi asegurado el ballotage”, “aunque es muy difícil porque Julián Domínguez del FpV estaría en los 35% y Felipe Sola de UNA cerca del 28%, lo que dejaría a Vidal en apenas un 20% a lo sumo, quitándole chances nacionales al PRO”. A su vez Adrián Fuertes precandidato de UNEN en Entre Ríos. “En Córdoba ganó una manera de gobernar una provincia. Creo que Schiaretti hizo una muy buena elección y si uno pone en contexto todas las elecciones de ayer se ve que el kirchnerismo está en caída”, opinó Fuertes. “De todas las elecciones que hubo, incluidas las anteriores, en el 85 por ciento el kirchnerismo perdió. Esto nos da una esperanza a quienes estamos tratando de gobernar y conducir de una forma totalmente nueva”, indicó Fuertes en declaraciones al programa A quien corresponda (Radio De la Plaza). “Creo que en Córdoba hubo una catástrofe electoral del kirchnerismo, encima es una provincia que siempre fue castigada por no pensar igual y que tienen un juicio en la Corte Suprema con la Nación. Gane quien gane, ya sea Daniel Scioli, Sergio Massa o Mauricio Macri, no creo que tengan esa metodología de extorsión hacia los que no piensan iguales”, estimó el precandidato.

Sobre esa cuestión, dijo que a su Municipalidad le deben “6 millones de pesos” y luego criticó que “reparten garrafas sociales para juntar votos, no sé cómo pueden desvalorizar tanto a la gente en el nombre de Perón y Evita”. “Otra cuestión es que desde el oficialismo se esté diciendo que se van a vengar de quienes vayan a la interna del PJ”, cuestionó y nuevamente criticó al precandidato del oficialismo, Gustavo Bordet: “En Concordia reparten ropa y heladeras para las elecciones. Pero ahora salió Ángel Giano a decir que eso es un plan nacional, pero uno piensa qué casualidad que ese plan salió ahora un mes antes de las elecciones. Hoy Concordia es una de las ciudades más pobres que hay porque el poder municipal y provincial tienen ese tipo de políticas donde se cierran empresas y la citricultura está muy mal, pero sin embargo benefician con un crédito de 20 millones de pesos a una empresa china”, criticó. Ante la consulta de quién ganará en el ballotage de Capital Federal, indicó: “Me parece razonable que los votos progresistas de Mariano Recalde, o que no voten, o si lo hacen vayan a Martín Lousteau, salvo que haya un pacto oculto entre el FpV y el Pro. Va a ser una elección muy competitiva. Lo que hizo Lousteau es correcto y noble y una muy buena jugada política. Creo que la mayoría de los porteños votó en contra del Pro, por eso creo que se va a posicionar Lousteau en la segunda vuelta”. Sobre la situación provincial, Fuertes manifestó: “Los radicales no pueden votar más al rancio liberalismo de Macri y su gente. Nosotros nos manifestamos para ser un cambio justo, continuar con lo que está bien y cambiar lo que está mal”, concluyó este análisis obviamente no objetivo.

Julio Cobos no termina de digerir la alianza entre la UCR y el PRO que determinó la Convención nacional de su partido a finales del año pasado. Así, cada vez que puede, le resta protagonismo a Mauricio Macri y plantea alternativas al esquema frentista que decidió su partido a instancias de Ernesto Sanz. Ahora, Cobos presentó a un precandidato a diputado nacional que adherirá a su postulación al Senado en las PASO del 9 de agosto. Se trata del histórico dirigente radical Fernando Armagnague, que deberá competir contra Susana Balbo, la empresaria vitivinícola que Macri impuso como cabeza de lista en Mendoza para la Cámara Baja. La indignación en el PRO era grande, porque en el pasado cierre de listas Macri en persona encabezó trabajosas negociaciones con el ex vice para alcanzar una lista de unidad que acaba de estallar. Cobos pudo hacer la movida porque el día del cierre de listas presentó la boleta, pero se suponía luego del acuerdo iba a bajarla. Cosa que finalmente no hizo. “Son las reglas del juego, no veo que haya ningún problema”, se excusó Cobos respecto al explícito desafío al PRO local, a Balbo y al mismísimo Macri. “Esta decisión no perjudica a nadie y trae más votos al espacio común”, prosiguió el ex vicepresidente y subrayó que de hecho ya existe otra precandidatura diferente a la de Balbo. En efecto, el demócrata Gustavo Gutiérrez, competirá en las primarias de Cambiemos por la Coalición Cívica.

Pero todo el disimulo que intentó imprimirle Cobos a su movida, se derrumbó cuando habló el propio Armagnague. “No vamos a acompañar a aquellos que son una circunstancia en la vida del país. Tenemos 125 años de historia, algunos no tienen comité nacional ni convención nacional, son los que festejan con globos, bailan, los que cantan. Yo me manejo siempre con los grandes”, disparó bajo la atenta mirada de Cobos. Desde el macrismo, le contestó el dirigente local Pablo Priore. “Estas movidas complican la campaña y el discurso de unidad”, advirtió y pidió que “haya una lista única del espacio opositor”. Cerca de él fueron más crueles: “Cobos está haciendo el duelo de no haber podido ser ni candidato a presidente ni a gobernador, entonces molesta con estas cosas”, afirmaron. Y casi como si buscara provocar, Cobos realizó hoy el anuncio, minutos después de acompañar a Gabriela Michetti en una recorrida por el populoso departamento de Guaymallén.

El Secretario de “Coordinación Estratégica Pensamiento Nacional”, Ricardo Forster habló sobre la noticia de impulsar una “nueva independencia” además de la del 9 de julio de 1816, del 25 de mayo del 2003, el día que Néstor Kirchner asumió como presidente de la Nación. En diálogo con la ultra oficialista “La Once Diez”, Ricardo Forster dijo que solo a una persona “zonza” se le podría ocurrir que el 9 de julio 1816 no es una “fecha clave y fundacional” para la Argentina. A su vez, el funcionario expuso creer que “que cada momento y generación piense su presente es parte de lo elemental de una Nación”. Esto lo ratificó al decir que desde el Ministerio de Cultura de la Nación se hacen foros con representantes de diferentes etnias y figuras como Hebe de Bonafini, y que a este encuentro lo “reduzcan” a un debate. Forster también manifestó para él, “algo importante sucedió en la Argentina” el 25 de mayo del 2003, y que además “son las sociedades las que construyen estos acontecimientos”. Asimismo, expresó que simplemente esto es “parte de un programa” que se llama Foros Hacia La Nueva Independencia, donde recorrieron miles de kilómetros como anticipación de festejos del bicentenario del 2016. “A Scioli no lo puedo ni ver”. La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, volvió a criticar sin tapujos al candidato presidencial del FpV, Daniel Scioli. Fue anoche, al disertar en el Foro Nacional y Latinoamericano para una Nueva Independencia, que se realiza desde el lunes en la capital tucumana, como preámbulo de los actos patrios por el 9 de Julio.

Al hacer uso de la palabra, la dirigente de los derechos humanos (?) y sospechada de peculado se refirió al rol que cumplen las Madres de Plaza de Mayo en la actualidad, según reprodujo el diario La Nación. “No tenemos ningún puesto político, somos una organización política, que hasta hace poco no tenía partido, pero ahora sí lo tenemos, porque para nosotros el Frente para la Victoria es nuestro partido. A muchos esto no les gusta, pero qué le vamos a hacer. Las Madres hemos elegido siempre y ya hace mucho tiempo que elegimos que este sea nuestro partido”, expresó. Ante un auditorio repleto de militantes kirchneristas, Bonafini dijo que, de cara a las próximas elecciones , “hay que trabajar mucho, porque hay muchos candidatos y hay que ver a quién votamos”. En ese contexto, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo disparó: “Yo a Scioli no lo puedo ni ver. Pero bueno, la Presi mandó, que se yo.”. A continuación, Bonafini recordó que Cristina Kirchner “lo puso a (Carlos) Zannini” como compañero de fórmula de Scioli. Y acotó: “Ahora habrá que ver, porque Zannini, a quien escucho mucho, dijo algo muy importante, dijo que Scioli había cambiado mucho y eso es lo que espero. Para cambiar (Scioli) lo tiene que demostrar, vamos a ver cómo: se pondrá un tutú, saldrá a bailar, no sé.”, ironizó Bonafini, despertando carcajadas entre los asistentes al Foro.

Luego, la referente kirchnerista manifestó su respaldo al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, como candidato a gobernador bonaerense. “Uno está en esto y tiene que escuchar y mirar. En la Provincia de Buenos Aires lo tenemos a Fernández, que lo amamos, porque es un tipo que es capaz de hacer muchísimas cosas”, argumentó Bonafini, que compartió la mesa panel con la dirigente jujeña Milagro Sala. El Foro Nacional y Latinoamericano por una Nueva Independencia, que culminará mañana, es impulsado por el Ministerio de Cultura de la Nación y organizado por la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, que conduce Ricardo Forster. A su vez, tras ganar la interna del PJ, el senador cruzó al candidato presidencial del FPV: “Le ganamos a La Cámpora, Cristina y Scioli”. Carlos Verna no aceptó el guiño que le hizo anoche Daniel Scioli, luego de que el senador nacional aplastara al cristikirchnerismo en la interna del PJ de La Pampa, y lo mencionó como uno de los derrotados de la elección, además de recordarle que su candidato en la provincia es el de “Nuevo Encuentro”. Verna y el presidente del PJ pampeano, Rubén Marín, apoyaban la candidatura presidencial de Scioli, pero el bonaerense decidió jugar fuerte en su contra en la interna, apoyando a Fabián Bruna, el candidato de Cristina Kirchner, La Cámpora y el gobernador Oscar Jorge. Según contaron desde su entorno a LPO, al senador todavía le dura la bronca con el ex motonauta.

“Verna es el candidato del peronismo y trabajaremos para un triunfo también allí”, afirmó Scioli anoche desde La Rioja, tratando de minimizar la derrota del candidato cristikirchnerista. Pero hoy mismo el pampeano lo cortó en seco. “Le ganamos a La Cámpora que hizo un ataque feroz en toda la campaña, le ganamos al gobierno provincial, le ganamos a la Presidenta de la Nación que vino y dijo que Bruna era el mejor candidato, le ganamos al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, le ganamos al Secretario legal y técnico de la Presidencia, le ganamos a los medios gráficos que fueron parte de la campaña”, se descargó. “El candidato a gobernador de la lista de Scioli es Franco Catalani, esa es la realidad hasta este momento”, dijo Verna en referencia al dirigente sabbatellista que encabeza la fórmula del Frente Pampeano para la Victoria. El ex gobernador, siguió con las ironías para el FpV. “Llamaron desde el Gobierno Nacional pero yo tenía el celular sin batería desde temprano. Usé los celulares de los que estaban conmigo. Sé que Scioli ha intentado comunicarse conmigo, sé que Zannini llamó anoche. Yo tenía el celular sin batería”, declaró. Asimismo, Verna destrozó a La Cámpora, que apostó fuerte a Bruna a través de la diputada María Luz Alonso, referente de la agrupación en la provincia. “Había una discusión de cuál era el modelo de Gobierno que se quería para la provincia de La Pampa. En cuanto a la discusión de La Cámpora sobre la supervivencia del Peronismo, sus candidatos perdieron tanto en Victorica como en Guatraché”, recordó.

La referencia es porque Bruna perdió contra Verna en Victorica, el pueblo de donde es oriunda Alonso, que es candidata a primera senadora nacional. En tanto, la segunda en la lista para la Cámara alta es María de los Ángeles Higonet, que es de Guatraché donde también ganó el vernismo. “No hay una pelea de PJ tradicional contra La Cámpora. Esto es, La Pampa contra La Cámpora. Unos van a ser los candidatos de La Cámpora y otros de La Pampa. Yo creo que la gente no va a votar a los candidatos de La Cámpora”, sentenció Verna. El senador nacional está en una guerra con el cristikirchnerismo porque le impugnaron las listas de diputados y senadores nacionales, una disputa que debe resolver la Cámara Nacional Electoral. En el peronismo temen que finalmente les impidan presentar los candidatos nacionales, aunque el resultado de ayer podría cambiar el panorama. ¡Cristina está en franco retroceso y Macri no logra polarizar la elección!

¡Se viene un cambio nacional!

Arq. José M. García Rozado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *