Estados Unidos prefiere al peronismo

Estados Unidos de Norte América busca éxito en sus “negocios” con Latinoamérica. Para esto requiere estabilidad política y una relación más madura y profunda con los gobiernos del continente americano. En este contexto, el gobierno de Joe Biden muestra preferencias por Lula y toma distancia de Bolsonaro. Algo similar sucede en nuestras criollas latitudes. Biden prefiere al peronismo antes que al PRO, carente de imaginación y de un auténtico sentido del desarrollo económico. Vieron cómo fracasó Macri que ahora desea volver, “amenazando” que va a hacer lo mismo, pero más rápido. Si con la “formula “de Mauricio el país se estroló, ejecutándola más velozmente la “piña” que se dará contra la realidad también va ser más estrepitosa. Fórmula similar, resultado similar, no es cuestión de velocidad, es cuestión de eficiencia y talento para gobernar junto al pueblo no contra la gente.

Los yanquis bien saben que “Vaca Muerta” fue puesta en marcha por el gobierno de Cristina, mientras Cambiemos se oponía de manera rabiosa. Luego, en el mandato de Mauricio Macri, él hablaba al mundo de las bondades de los yacimientos patagónicos, como si él fuera “el padre de la criatura” cuando en su tiempo activó la oposición para enfrentar el proyecto económico energético más importante de la Nación. Estas miopías dirigenciales no sueles ser del agrado de los dirigentes estadounidenses, sin contar que el FMI vía influencia de Donald Trump financió un crédito multimillonario a nuestro país con la finalidad de “garantizar” la reelección de Macri. Cosa que NO logró. Estos fracasos disgustan en demasía a los cultores de los “ganadores”.

Con respecto a Bolsonaro, los EEUU manifestaron:

La Agencia Central de Inteligencia de EEUU le enfatizó al gobierno brasileño que no ponga en duda el sistema electoral. Sin embargo, el ultraderechista volvió a insistir en la premisa de que habrá un proceso amañado.

Con respecto al atentado que sufriera Cristina dijeron:

«Estados Unidos condena enérgicamente el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Estamos con el Gobierno y el pueblo argentino en el rechazo de la violencia y el odio», tuiteó el secretario de Estado de ese país, Antony Blinken.

Pensar que algunos comunicadores y periodistas colocan un manto de dudas sobre la veracidad del cobarde atentado que la vice presidenta padeciera. Mientras el “tío San” se solidarizaba con Cristina, sus “devotos entusiastas” lo niegan.

Vaca Muerta abre una posibilidad formidable de divisas legítimas para nuestro país. También el gigantesco yacimiento puede socorrer al mundo sobre las falencias energéticas globales, hecho que se agudizó luego del conflicto bélico ruso-ucraniano.

Quizás Estados Unidos empiece a mirar “el patio trasero”, sobre todo cuando hay mucha evidencia que tanto Rusia como China están “mimando” a Latinoamérica con el afán de abrir nuevos mercados y afianzar su influencia global. Sea como fuere, EEUU por principios o conveniencia parecería prestarle más atención al resto del continente que desea surgir y hablar de igual igual al resto del mundo.

Vaca Muerta es una oportunidad que junto con los yacimientos de litio y las reservas de agua dulce no podemos desperdiciar de manera alguna.

Lula da Silva en Brasil, Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y el ministro de economía argentino Sergio Massa son mucho más confiables para el imperio del Norte que Bolsonaro, Macri, Bullrich y Larreta. Estamos convencidos de que esta confianza norteamericana va a ser un un factor más para el triunfo electoral de Lula y del peronismo.

En el alegato final de su propia defensa, Cristina Kirchner demostró su inocencia junto a una solidez intelectual singular. Pero mucho más que esto apreciamos a una mujer entera, no vencida, llena de fuerza para conducir trasformaciones positivas para la Nación en el rol que mejor le parezca. Por atacarla demencialmente, lo único que lograron fue fortalecer su liderazgo y su facultad dirigencial.

Máximo Luppino

Share
Subscribe
Notify of
guest

7 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Julio Carreras
2 months ago

Muy lúcido análisis. ¡Felicitaciones!

Gumersindo Sayagüe
Gumersindo Sayagüe
2 months ago

El peronismo es una especie de religión trucha que permite todos los vicios pues sus «fieles» coinciden con Lutero: Viva el pecado y abajo la virtud, todos somos «compañeros» de la misma logia, todos somos buenos, los mejores. Los demás son los malos y nos odian. Son los gorilas. Nosotros somos los santos diabólicos y salvaremos la Nación. Claro que al masón de Biden le conviene que en la Agentina gobierne un partido de sinvergüenzas amorales.

Last edited 2 months ago by Gumersindo Sayagüe
Paul Mac Perkins
Paul Mac Perkins
2 months ago

Señor Luppines: me carcome una duda. Usted es o se hace?

Joe Daltom
Joe Daltom
2 months ago

Es. No podría actuarlo tan bien.

Epicardio
Epicardio
2 months ago

Don Luppino: ¿de qué cómic sacó tales historietas con un dejo de falsa realidad?. O Ud. es miope o algo intracraneano le está fallando… Su «peronismo», como tal no existe más. Ya es un escalón que aprovechan algunos para treparse al podio del poder… porque hay gente que sigue esa falsa doctrina y son permanentemente estafados, como lo es con este des-gobierno. Su Cristina es una hipócrita psicópata que, según le convenga o no, dice las barbaridades que divulga. Piense y recuerde que un/una peronista jamás pudo calificar a Perón diciendo que es un «viejo de mierda o un viejo pelotudo» y CFK ¡Sí lo dijo!. Hoy, viendo que las papas queman con la inflación, la pobreza y las «encuestas en su contra», ¿volvió a ser peronista?. Lo demás, lo dejo a su libre interpretación…

Joe Daltom
Joe Daltom
2 months ago

Lupín interpretando los gustos de Biden es como el títere Albert interpretando políticas macroeconómicas jaja.
No será mucha pretencion pibe?

Pedro Pérez Quevedo
Pedro Pérez Quevedo
2 months ago

A mí me parece que el sr. Lupino escribe por encargo de su amigo Máximo Kirchner, no sólo por ser tocayos sino que tienen la misma inteligencia.

Last edited 2 months ago by Pedro Pérez Quevedo