Golpe cívico-militar e hipocresía

Este viernes se cumple el cuadragésimo primer aniversario del golpe cívico-militar contra la por entonces presidente María Estela Martínez de Perón. En las primeras horas de la mañana el pueblo se enteró de lo que acababa de suceder…y no pasó absolutamente nada. Los argentinos y argentinas continuamos con nuestros quehaceres naturales, como si nos hubiéramos desentendido de la gravedad de lo que estaba pasando. Es más, me atrevo a afirmar que la inmensa mayoría de la población sintió alivio con la noticia. La destitución de “Isabel” se había consumado y en la mayoría de los hogares el sentimiento que reinaba era el de “¡por fin la rajaron!” Lo que sucedió el 24 de marzo de 1976 fue la crónica de un golpe anunciado. El ascenso a la jefatura del Ejército de Jorge Rafael Videla en reemplazo de Numa Laplane en 1975 fue el comienzo del fin del gobierno de “Isabel”. A partir de entonces reinaron el caos, el miedo y la falta de autoridad. El país estaba inmerso en una severa crisis económica, política y moral. Las organizaciones guerrilleras-Erp y Montoneros-no daban tregua, al igual que la triple A. La guerra interna del peronismo había transformado el territorio nacional en un escenario bélico. Hasta que el presidente interino, Italo Luder, ordenó el aniquilamiento de la subversión. Ese sustantivo, “aniquilamiento”, no admite ambigüedades. Aniquilamiento significa destrucción total. Luder había ordenado destruir a la subversión, pulverizarla, “aniquilarla”. El 23 de diciembre de ese año un buen número de guerrilleros intentó copar el regimiento situado en Monte Chingolo. Fueron aniquilados. Ese día, probablemente, significó el fin de la guerrilla como amenaza militar. “Isabel”, desesperada, nada podía hacer. Y nadie la ayudó, hay que reconocerlo. Un sector de las fuerzas armadas intentó deponerla a fines de diciembre pero fracasó, pero no porque las fuerzas armadas no estuvieran de acuerdo sino porque ese sector se había adelantado a la fecha estipulada: 24 de marzo de 1976.

La pregunta que cabe hacer, cuando se cumplen 41 años del derrocamiento de “Isabel” es la siguiente: ¿por qué se produjo? Aquí hay que ser lo más objetivo posible porque, lamentablemente, este trágico período de nuestra historia fue manipulado de manera tan vil por tanta gente que lo único que se logró fue una tergiversación absoluta de lo que realmente pasó. Para un sector de la sociedad la intervención de las fuerzas armadas fue absolutamente necesaria porque el país se estaba “cubanizando” a pasos agigantados. Para otro sector ese día aterrizó en el país una gigantesca nave de la que emergió un grupo de forajidos que tomaron por asalto el poder ante la sorpresa e incredulidad de la población. Para comprender el derrocamiento de “Isabel” no queda más remedio que hacer historia. Hacer historia significa recordar lo que nos pasó en el pasado. Pues bien, hacer historia en esta oportunidad implica recordar lo que sucedió en el país antes de que se produjera la caída de “Isabel”. Porque lo que sucedió el 24 de marzo no fue obra del azar, del destino, de un designio divino de Dios. Lo que pasó hace cuarenta y un años fue la lógica consecuencia de una serie de hechos que se sucedieron durante el período en el que el país fue gobernado por el peronismo.

El 11 de marzo de 1973 la fórmula Héctor Cámpora-Vicente Solano Lima arrasó en las elecciones presidenciales. El 25 de mayo asumieron como presidente y vicepresidente de la Nación, respectivamente. Fue el momento de gloria del peronismo de izquierda o, si se prefiere, de los montoneros. Mientras Cámpora asumía, miles y miles de simpatizantes peronistas habían cubierto la histórica plaza. Todo era euforia, alegría, emoción. Nadie imaginaba que era el comienzo de una de las etapas más trágicas de nuestra historia. El 20 de junio debía aterrizar en Ezeiza el avión que transportaba a Juan Domingo Perón. Esa jornada fue histórica pero no por el arribo definitivo de Perón al país después de 18 años, sino por la matanza que se produjo en los alrededores del aeropuerto de Ezeiza. Ese día los dos peronismos, el de derecha y el de izquierda, dirimieron sus diferencias a balazos. Creo que a esta altura de los acontecimientos poco interesa saber quién provocó a quien. Lo cierto es que Perón, a raíz de la gravedad de lo que estaba sucediendo, no tuvo más remedio que aterrizar en Morón. Lejos de haber sido una fiesta cívica, ese 20 de junio pasó a la historia como “la matanza de Ezeiza”. En julio Perón tomó una decisión que, a mi entender, marcó un punto de inflexión histórica. En efecto, el anciano líder debió optar entre la derecha o la izquierda de su movimiento. Lo hizo siendo fiel a su ideología: optó por la derecha, por el sindicalismo, por la ortodoxia. Perón había decidido desprenderse de la “juventud maravillosa” porque simplemente había dejado de serle útil. La salida de Cámpora de la Rosada marcó el fin de la experiencia de gobierno del peronismo de izquierda, un sueño que duró escasos meses. El 23 de septiembre de 1973 tuvieron lugar los comicios presidenciales. El resultado fue contundente: el 62 por ciento de la población decidió que Perón era el único dirigente capaz de sacar al país del atolladero en que se encontraba. Cuarenta y ocho horas más tarde los montoneros acribillaron a balazos a Rucci, un dirigente sindical que gozaba de la máxima confianza de Perón. El anciano líder consideró ese crimen una verdadera afrenta. Los montoneros le arrojaron ese cadáver como prueba de que con la Orga no se jodía. Es probable que en ese momento Perón haya ordenado el aniquilamiento de la guerrilla, no solo montonera sino también erpiana (ésta última ya estaba en la clandestinidad). En ese momento entró en escena la Alianza Anticomunista Argentina (triple AAA) liderada por José López Rega, un siniestro personaje que en ese momento era Ministro de Bienestar Social. Los miembros de la AAA y las fuerzas de choque sindicales entraron en combate con la Orga y el Erp. Se había desatado una guerra civil que nunca fue declarada como tal. A partir de entonces dejamos de ser un país democrático por la sencilla razón de que los derechos humanos fueron vilmente pisoteados por una guerra interna cruel y despiadada.

El 1 de mayo de 1974 Perón hablo frente a la multitud que colmaba la plaza. La JP y la Orga lo desafiaron de tal manera que lograron hacerlo encolerizar. “Llegó la hora de hacer tronar el escarmiento”, bramó. Dos meses más tarde falleció. El país estaba sumergido en un caos inmanejable. Lamentablemente, asumió la presidencia la vicepresidente, “Isabel”. A partir de entonces y hasta su derrocamiento el país quedó en manos del peronismo de derecha puro y duro. Los asesinatos comenzaron a sucederse sin solución de continuidad provocando angustia y desasosiego en la población. En 1975 la presidente pidió una licencia siendo ocupado su lugar por Italo Luder quien ordenó el aniquilamiento de la subversión. Mientras tanto desde los grandes medios se propalaba la idea del “vacío de poder”. A esa altura de los acontecimientos nadie daba dos pesos por la viuda de Perón. Lo que sucedió el 24 de marzo de 1976 no sorprendió a nadie. Todos nos preguntábamos cuando sucedería. “Isabel” fue secuestrada y posteriormente encarcelada en el sur. Horas más tarde asumía un triunvirato compuesto por Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti. La inmensa mayoría de la población sintió un profundo alivio. Era el comienzo de lo que se conoció con el nombre de “Proceso de Reorganización Nacional”. A los pocos días asumió como presidente de facto Videla, un militar considerado un profesional. Pese a las diferencias entre sus miembros, el triunvirato coincidía en algo fundamental: el aniquilamiento de la subversión. Emulando a los franceses en Argelia, la Junta Militar decidió utilizar la metodología de la capucha para luchar contra el enemigo interno, decisión que fue respaldada por el entonces presidente de EEUU Ford. El terrorismo de Estado le provocó un daño inconmensurable a la Argentina, a tal punto que cuarenta y un años después las heridas no han cicatrizado. El lema de la Junta era aniquilar a la subversión, sin importar los medios. Maquiavelismo en su máxima expresión. El miedo que sentía la población por la guerrilla (ampliamente justificado, por cierto) fue hábilmente manipulado por los jerarcas militares para legitimar el terrorismo de Estado. Para colmo, la guerrilla, cuyo sueño de llegar al poder se había desmoronado como un castillo de naipes, aun conservaba el suficiente poder de fuego como para seguir estremeciendo a la población, sin advertir que con semejante demostración de barbarie lo único que lograba era legitimar la feroz represión estatal.

¿Contó el terrorismo de Estado con apoyo popular? ¿Era consciente la población de lo que estaba pasando? Lo cierto es que en los primeros tiempos de la dictadura Videla tenía, como dicen los encuestadores, una alta imagen positiva. ¿Para qué negarlo? Guste o no guste, la inmensa mayoría de la población estaba de acuerdo con el aniquilamiento de la subversión. Y aquí la pregunta fundamental, la más delicada: ¿estuvo de acuerdo la población con las desapariciones, las torturas y los vuelos de la muerte? Probablemente no, pero lo seguro es que, aún sabiendo lo que estaba pasando (porque se sabía lo que estaba pasando o, por lo menos, se sospechaba), hizo la vista gorda. Ahora bien, ¿hizo la vista gorda por miedo o porque estaba de acuerdo? Creo que el miedo fue el factor fundamental pero no hay que desechar la posibilidad de que un sector de la población haya estado de acuerdo con la capucha. Lo cierto es que la dictadura se sintió apoyada por el pueblo, al menos durante los primeros años. ¿Hubo una guerra o se trató de una feroz cacería humana? En mi opinión, hubo guerra en la provincia de Tucumán, copada momentáneamente por el ERP con el objetivo de transformarla en un estado dentro del Estado argentino. Estamos hablando de los años 1975/76. En el resto del territorio lo más probable es que se haya llevado a cabo una feroz cacería humana. Detenciones arbitrarias, centros clandestinos, torturas, vuelos de la muerte: he aquí el método utilizado por las fuerzas armadas para aniquilar a la subversión. Mientras tanto el todopoderoso ministro de Economía, José Alfredo Martínez de Hoz, sentaba las bases de un nuevo paradigma económico o, si se prefiere, instauraba en el país un capitalismo financiero que aún hoy perdura. El golpe contra Isabel implicó, pues, un cambio de paradigma que sólo podía ejecutarse a sangre y fuego. Todo esto contó con el visto bueno de la gran mayoría de los argentinos y de buena parte de la dirigencia política. ¿Es verdad o mentira que, por ejemplo, el justicialismo, la UCR y la democracia progresista santafesina aportaron muchos de sus cuadros para colaborar con los militares? Es verdad, obviamente. ¿Por qué, entonces, cuarenta y un años después ningún partido político se hace cargo de ese colaboracionismo? ¿Por qué, entonces, los políticos que hoy superan los sesenta años se rasgan las vestiduras pontificando sobre la democracia y los derechos humanos cuando algunos de ellos llegaron a ocupar cargos relevantes en la dictadura? Estamos en presencia de una gigantesca demostración de hipocresía. En efecto, todo el mundo es hipócrita a la hora de enjuiciar a los militares por sus demostradas violaciones a los derechos humanos. Ahora todos juran y perjuran que siempre estuvieron en contra de la dictadura. ¡Mentira! Habrá algunos que lo hicieron pero la verdad es que muchos otros coquetearon con Videla y compañía.

Hay quienes, como las Madres de Plaza de Mayo, consideran a los guerrilleros jóvenes idealistas. Puede ser que haya habido algunos idealistas entre sus filas pero lo cierto es que atacar a mansalva con bombas no es propio de los idealistas. La subversión cometió crímenes horrendos y eso nada tiene que ver con el idealismo. La cúpula guerrillera, tanto erpiana como montonera, creyeron que el pueblo los apoyaría masivamente. Se equivocaron groseramente. Lo que hizo el pueblo fue exactamente lo contrario: apoyó a los militares. Esta violencia fue sepultada con más violencia. Al terror guerrillero la dictadura le opuso su propio terror, el de la capucha. Ganó, obviamente, el terror de la capucha. La sideral disparidad de poder de fuego hizo que el terrorismo de Estado fuera una carnicería. Cuando la Conadep publicó su histórico informe todos nos horrorizamos. ¡Qué barbaridad! ¡Cómo fue posible que los militares cometieran semejantes barbaridades! Los militares pasaron a ser los malos de la película. Es cierto que lo que hicieron no tiene perdón de Dios, pero también lo es que fueron tan solo el brazo ejecutor del orden conservador para hacer desaparecer de la tierra a la subversión.

El 24 de marzo de 1976 es una de las fechas históricas más politizadas. Muchos son los que la utilizan para sacar miserables réditos políticos. Lo cierto es que el derrocamiento de “Isabel” fue posible porque muchos dirigentes políticos, económicos y eclesiásticos quisieron que se produjera. Nadie es inocente en esta trágica historia. Tampoco lo son los dirigentes guerrilleros que enviaron a la muerte a miles de jóvenes que creían en el paraíso socialista. La Argentina descendió a los infiernos. Nos acostumbramos a lo aberrante: centros clandestinos de detención, desapariciones, atentados mortíferos. La muerte había vencido a la vida. Nadie respetaba a nadie. Los derechos humanos no existían. Nosotros, como personas, tampoco. La tragedia sufrida se debió a la pasividad del pueblo y a la perversidad de quienes se sentían dioses del olimpo, de quienes se creían unos iluminados, unos elegidos por la providencia para decidir sobre la vida o la muerte de todos nosotros. En esta triste historia nadie es inocente. Nadie.

En su edición del 22 de marzo, Clarín publicó un artículo del militar Martín Balza titulado “24 de marzo: memoria y debates. Las raíces del terrorismo de Estado”. Dice el autor: “El sexto golpe cívico-militar del siglo XX en la Argentina se consumó el 24 de marzo de 1976. A diferencia de los cinco anteriores, fue el más anunciado y previsible. Con él se inició el más funesto y degradante período de nuestra historia. Desde fines de la década de los años ´60 e inicio de los ´70 se generó en nuestro país un terror robespierreano de organizaciones armadas irregulares de distinta orientación (ERP, Montoneros, la triple A) y el “terror blanco” de la ilegal represión paraestatal derechista, la Triple A, conducida por el brujo José López Rega, que se descargó sobre propios y ajenos” (…) “La asunción militar de funciones de gobierno y el fascismo criollo llegaron al paroxismo para oponerse, según ellos, a una teoría conspirativa del comunismo internacional que lideraba la Tercera Guerra mundial; pero también para terminar con el peronismo. Un dislate. ¿Se imponía el empleo de las Fuerzas Armadas para acabar con una violencia demencial? No. Las fuerzas de Seguridad y las Fuerzas Policiales no habían sido sobrepasadas. No estábamos en prolegómenos ni de la próxima guerra mundial, ni de una guerra civil” (…).

“¿Estaba aniquilada la capacidad de las organizaciones armadas irregulares? No, estaba muy debilitada y reducida su capacidad, pero mantenían aptitud para realizar actos terroristas y atentados indiscriminados, tal como sucedió. A principios de 1976 los miembros de las organizaciones armadas (principalmente Montoneros y ERP) no sumaban 2000 hombres con real adiestramiento operativo y limitado armamento. El mayor yerro de estas bandas-además de los crímenes cometidos-fue el delirio de enfrentar militarmente a las Fuerzas Armadas. La situación solo exigía el empeñamiento de la Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía Federal y Policías Provinciales (más de 300 mil hombres)” (…) “Al decir de Ernesto Sábato: “En los años que precedieron al golpe de Estado de 1976, hubo actos de terrorismo que ninguna comunidad civilizada podría tolerar. Invocando esos hechos (…) representantes de fuerzas demoníacas, desataron un terrorismo infinitamente peor, porque se ejerció con el poderío e impunidad que permite el Estado absoluto, iniciándose una caza de brujas que no solo pagaron los terroristas, sino miles y miles de inocentes”.

“En 1976” (…) “se pretendía volver a una etapa anterior al peronismo, achicando al máximo el Estado en lo económico y agrandándolo también al máximo en autoritarismo. El “mal gobierno” de entonces fue solo una excusa. La causa principal del golpe fueron las ambiciones de poder de altos mandos de las Fuerzas Armadas, secundados y estimulados por grupos de presión y sectores del poder económico, que se beneficiaron con el capitalismo prebendario impuesto-sin limitaciones-por el ministro de Economía, José Martínez de Hoz. En esa misma concepción, Arturo Pellet Lastra, refiriéndose a la dictadura, la calificaba de “netamente oligarca, tan vulnerable a las presiones del poder externo como implacable en la represión de la guerrilla”. El plan sistemático, concebido por los altos mandos de la dictadura, era depurar nuestro país mediante una forma extrema de eugenesia, que incluía la eliminación de todos aquellos que los represores consideraban “irrecuperables”. Esto incluía obreros, estudiantes, empleados, docentes, y también políticos, sindicalistas, periodistas, diplomáticos, religiosos y algunos deportistas y militares” (…) “Los represores obraron siguiendo deleznables procedimientos: desaparición forzada de personas, torturas, violaciones sexuales, ejecuciones clandestinas y extrajudiciales, robo de bebés, privación ilegítima de la libertad y saqueo de propiedades” (…) “Se colocaron en una dimensión moral peor que la de las organizaciones irregulares a las que combatieron, porque ellos actuaban-aún en un gobierno de facto-en nombre del estado y debían resguardar los derechos humanos esenciales” (…) “Que una cosa es el accionar criminal de grupos irregulares, y otra muy diferente es que el Estado se convierta en criminal. Lamentablemente, gran parte de la sociedad no advertía que aceptando una dictadura-como el mal menor-estaba coadyuvando al advenimiento de un terrorismo de Estado, de imprevisibles y atroces consecuencias”.

Hernán Andrés Kruse

26 comments for “Golpe cívico-militar e hipocresía

  1. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 9:13 AM

    41 AÑOS QUE LAS FF.AA., TOMARON TODO EL MANDO PARA EXTERMINAR AL TERRORISMO, CUMPLIENDO LAS ORDENES DEL EX-PRESIDENTE DEL REPUBLICA FALLECIDO EN MANDATO GRAL. JUAN DOMINGO PERÓN.-

    LOS “ZURDOS Y PUTOS ” (segun carta del Perón) CON QUE CÁMPORA HABIA LLENADO A SU GOBIERNO, TRAICIONANDOLO, SIGUIERON EN UNA GUERRA FRATICIDA MAS CRUEL.-

    HOY PELOTUDOS COMO KRUSE SIGUE HABLANDO BOLUDECES, QUE LE ESCRIBE EL TERRORISTA VERBITSKY, Y TE MIRA COMO CON LA MISMA CARA DE BOLUDA DE UNA PERRA QUE SE LA ESTAN CULEANDO.-
    EL PROBLEMA QUE LOS MERMOS Y PELOTUDOS, CUANDO SON MUCHOS TE HACEN UN PIQUETE BUSCADO UN MUERTO, QUE ELLOS MISMO ESTAN DISPUESTOS A MATAR DE SU GENTE, P´A QUE PREZCA BRUTALIDAD POLICIAL.-

    … Y QUE SIGA EL CARNAVAL MACABRO Y SINIESTRO DE LOS BOLUDOS E HIJOS DE PUTA

    • HERVOJE IVAN STEPINAC
      24/03/2017 at 7:30 AM

      24 de marzo: un “golpe” pedido por el pueblo. Por Nicolás Márquez

      23 Marzo, 2017 Nicolás Márquez 24 de marzo, golpe de estado, guerrilla, historia, pueblo, terrorismo, Videla

      Tal como viene sucediendo año tras año, es de esperar para este 24 de marzo (fecha convertida por el régimen anterior en insólito feriado turístico) un conglomerado de actos y encendidas alocuciones en repudio a las Fuerzas Armadas por haber tomado el poder del Estado en 1976.En esta velada, al igual que en las predecesoras, recolectores de votos y figurones de circunstancia omitirán recordar el apoyo irrestricto que todos los partidos políticos, personalidades múltiples y diferentes estamentos de la sociedad civil de todas las ideologías le dieron a la pacífica sublevación militar que destituyó a Isabelita y la impresentable corte de ladrones que la secundaba.Motivos para tal consenso no faltaban: antes del mentado 24, en los tres años de gobierno constitucional precedentes, el terrorismo peronista de la AAA había asesinado a medio millar de personas; el terrorismo marxista (“jóvenes idealistas” les llaman algunos medios) protagonizado por el ERP y Montoneros superaba los 7.000 atentados y los guerrilleros desaparecidos tras las órdenes presidenciales de “aniquilamiento del accionar subversivo” ya ascendían a 900.La semana previa al cambio de gobierno, diarios antagónicos entre sí como La Prensa y La Opinión informaban que, desde mayo de 1973, el terrorismo había causado 1.358 muertes. En ese período, no sólo no se dictó ninguna condena a un solo terrorista, sino que centenares de ellos fueron amnistiados durante el lamentable pasaje del vacilante Héctor Cámpora. Otro dato que tampoco será evocado esta semana, es que entre 1969 y 1979, las bandas terroristas fueron autoras de 21.665 atentados subversivos (hechos y cantidades ratificados en la sentencia dictada el 9/10/1985 por la Cámara Federal de Apelaciones en lo Criminal y Correccional – Cap. 1. Cuestiones de hecho – Causa 13).
      LEÉ TAMBIÉN:  A 40 años del 24 de marzo: es hora de contar la verdad. Por Nicolás Márquez.
      No había día en que los diarios no informaran sobre atentados terroristas
      Por entonces, ante la inminencia de un “golpe”, no sólo no hubo ni una sola voz en contra de la reacción cívico-militar en ciernes (a excepción de una solitaria solicitada del Ingeniero Alvaro Alsogaray), sino que la clase política promovía ansiosamente el reemplazo y cambio de gobierno a efectos de desembarazarse de una situación inmanejable. A modo sintético y ejemplificativo, el 21 de marzo el diario Clarín informaba: “Los legisladores que asistieron al Parlamento se dedicaron a retirar sus pertenencias y algunos solicitaron un adelanto de sus dietas”; el mismo día, el matutino La Razón completaba: “Hay tranquila resignación en el Congreso frente a los inevitables acontecimientos que se avecinan”.
      El oficialismo, capitaneado por Isabelita y el hechicero José López Rega (este último semanas atrás se había profugado al exterior), no sólo no brindaba respuesta eficaz a la guerra civil desatada por el terrorismo marxista, sino que potenciaba el caos con su manifiesta incompetencia gubernamental.
      De la oposición nada podía esperarse, puesto que el jefe de ésta, Ricardo Balbín (a la sazón presidente de la UCR), efectuó un público y desembozado lavado de manos el 22 de marzo, alegando: “Hay soluciones, pero yo no las tengo”. Días atrás (el 27 de febrero), el comité nacional de la UCR publicó la siguiente declaración destituyente: “El país vive una grave emergencia nacional… ante la evidente ineptitud del Poder Ejecutivo para gobernar… Toda la Nación percibe y presiente que se aproxima la definición de un proceso que por su hondura, vastedad e incomprensible dilación, alcanza su límite”. Incluso, hasta el mismísimo Partido Comunista, el 12 de marzo reiteró su propuesta de formación de “un gabinete cívico-militar”. El senador radical Eduardo Angeloz, con sutil imprecisión arengaba: “Alguien tiene que dar la orden…alguien tiene que decir basta de sangre en la República Argentina”.
       
      La bataclana Isabelita parodiando de Presidente, secundada por José López Rega, el chamán que horas después se profugara al exterior. Todos pedían a gritos un cambio de gobierno.
      Como si la guerra civil y el desgobierno fueran insuficientes, los números económicos se desplomaban y la hiperinflación (según informe de FIEL) arrojaba una proyección anual del 17.000% para 1976. Durante los días previos al 24 de marzo, las declaraciones de personalidades y las notas de los diarios reflejaban el clima de terror y el desgarrador pedido de cambio de gobierno. La Opinión  publicaba: “Un muerto cada cinco horas, una bomba cada tres” (19/03/76). El 23, nuevamente el diario socialista La Opinión titulaba: “Una Argentina inerme ante la matanza”, y agregaba: “Desde el comienzo de marzo hasta ayer, las bandas extremistas asesinaron a 56 personas”; esa fecha, La Razón redundaba: “Es inminente el final. Todo está dicho”. Pero la expresión más clara de lo que la clase política podía dar fue del diputado Molinari: “¿Qué podemos hacer? Yo no tengo ninguna clase de respuesta”.
      En efecto, la hipocresía de los que ahora cuentan la historia oficial a base de aforismos humanísticos ocultan que “la inmensa mayoría de los argentinos rogaba casi por favor que las Fuerzas Armadas tomaran el poder. Todos nosotros deseábamos que se terminara ese vergonzoso gobierno de mafiosos”, textuales palabras dirigidas a la revista alemana “Geo” en 1978 por el escritor Ernesto Sábato: el mismo tránsfuga que después presidió la Conadep y prologó el libro “Nunca Más” financiado por el inconcluso gobierno de Raúl Alfonsín.
      El Presidente de la Nación Teniente General Jorge Rafael Videla amenizando con Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato.
      Pero el apoyo generalizado a los militares de los mismos sectores que hoy repudian a los “genocidas” no se limitó al 24 de marzo. Una vez constituidas las nuevas autoridades, estos no sólo respaldaron al flamante gobierno sino que se sumaron al mismo ejerciendo diferentes cargos en la función pública. Tanto es así que el 25 de marzo de 1979, el diario La Nación detallaba que de las 1.697 intendencias vigentes en la gestión del Presidente Jorge Rafael Videla, solo el 10% de ellas eran comandadas por miembros de las FF.AA.; el 90% restante, estaba conformado por civiles repartidos del siguiente modo: el 38% de los intendentes eran personalidades ajenas al ámbito castrense de reconocida trayectoria en sus respectivas comunas, y el 52% de los municipios era comandado por los partidos tradicionales en el siguiente orden: la UCR contaba con 310 intendentes en el país, secundada por el PJ (partido presuntamente “derrocado”) con 192 intendentes; en tercer lugar se encontraban los demoprogresistas con 109, el MID con 94, Fuerza Federalista Popular con 78, los democristianos con 16, el izquierdista Partido Intransigente con 4 y el socialismo gobernaba la ciudad de Mar del Plata. En otras áreas gubernamentales, el socialista Américo Ghioldi se constituía en embajador en Portugal; en Venezuela, el radical Héctor Hidalgo Solá haría lo propio, Rubén Blanco en el Vaticano y Tomás de Anchorena en Francia; el demoprogresista Rafael Martínez Raymonda en Italia, el desarrollista Oscar Camilión en Brasil y el demócrata mendocino Francisco Moyano en Colombia. Asimismo, el Partido Comunista emitió proclamas de apoyo al gobierno. Tanto es así que ésta fue la primera gestión cívico-militar que no prohibió ni declaró ilegal al polémico partido.
      El diario de los Timermann al igual que todos los de entonces, saludaron con alegría al nuevo gobierno.
      Pero nada de todo esto será mencionado en este 24 de marzo en los respectivos carnavales de la memoria que se tienen previstos.
      Por supuesto que lo que hoy más molesta a los vendedores de relatos no ha sido “el golpe” en sí, puesto que en la Argentina golpes hubo a borbotones y nadie se encarga de recordarlos: empezando por los golpes en los que participó el fundador del principal partido de la Argentina, Juan Perón, quien no sólo participó en la sublevación de 1930´ sino también en el de 1943´ y en este último gobierno militar Perón ejerció el cargo de VicePresidente de la Nación. En rigor de verdad, lo que molesta a los reescribidores de historietas es que los militares hayan impedido a la guerrilla liderada por Mario Firmenich (Montoneros) y Mario Roberto Santucho (ERP) tomar el poder del Estado e instaurar una dictadura comunista.
      Por supuesto que el gobierno militar del Proceso de Reorganización Nacional cometió errores y horrores en el marco de la guerra civil desatada por el terrorismo marxista, pero en absoluto estos fueron en la proporción ni en la dimensión que pretenden endilgarles sus indecorosos enemigos. Tanto es así que hasta el propio Firmenich en torno al fenómeno de los “desaparecidos” le confesó y reconoció el periodista Jesús Quinteros (en nota publicada en Página 12, el 17 de marzo de 1991) que durante la guerra antiterrorista, el margen de error o daños colaterales de los militares fueron mínimos: “Habrá alguno que otro desaparecido que no tenía nada que ver, pero la inmensa mayoría era militante y la inmensa mayoría eran montoneros (…) A mí me hubiera molestado muchísimo que mi muerte fuera utilizada en el sentido de que un pobrecito dirigente fue llevado a la muerte”.
      El asesino Mario Firmenich, lider de Montoneros, reconoció que salvo excepciones los desaparecidos eran todos terroristas.
      Como vemos, el saldo de aquella guerra fue demasiado triste como para que hoy sea usado por los empresarios de los derechos humanos como fetiche proselitista o negocio rentístico: 8000 muertos entre caídos y desaparecidos por un lado más 1500 asesinados por la guerrilla por el otro es el doloroso legado de aquel largo y violento conflicto interno.
      Se va otro 24 de marzo, el número 40´, y otra vez nos estamos perdiendo una renovada oportunidad de discutir y repensar en serio el pasado reciente, dejando atrás la ideologizada parcialidad de la memoria y abrevando en la historia, que es la única ciencia que nos puede facilitar armar de manera completa el rompecabezas setentistas y así arribar a una verdad integral lo más fiel y próxima cuanto sea posible, y con ello de superar los enconos del ayer, solucionar los problemas del presente y encarar un futuro con mejores perspectivas.
      ¿Querés conocer la historia verdadera?. Te ofrecemos la reedición del libro El Vietnám Argentino. La Guerrilla Marxista en Tucumán, de Nicolás Márquez (prólogo de Rosendo Fraga). Conseguilo sin costo de envío clickeando en la siguiente imagen:
      IMPORTANTE. Tras efectuar la operación mandar datos postales al siguiente mail: nickmarquez2001@yahoo.com.ar

  2. pepe botella
    23/03/2017 at 11:03 AM

    Al ser derrocado el Grl Perón en 1955, los organismos de inteligencia llevaban detectadas 32 celulas marxistas en las FFAA, varias en ejército.
    Estas celulas buscaron obviamente expandirse. La primera de ella fue detectada en 1962, en la SPAC Grl Lemos, se llamaba “Ejército nacional”.
    La segunda en 1969 en el CMN, solo cayeron dos, pero había jefes de Bateria, Escuadrón y Compañía comprometidos y fue cortada la investigación.
    La cuarta saltó en 1971 en Tucumán y fue abortada en el limite de su ejecución, por el que se armaría ingenios de la FOTIA y declararía a Tucumán “zona liberada”.
    Hubo una quinta celula detectada en la Escuela de Infanteria y fue entonces cuando se conoció una confusa lista de unos 120 oficiales, Galtieri decidió dar de baja a solo 33, son los “33 orientales”. Sucedio pocos meses antes de Malvinas
    Pero quien crea que con ello se eliminaron todos los involucrados en la infiltración o posterior captación ideológica se equivoca, alguno llego y el mal que produjo fue desbastador, en especial porque se eliminó el caracter de conductor del Oficial, para ser un mero ejemplo de tirador aislado, los suboficiales quedaron a nivel soldado conscripto y los más antiguos cuando mucho de dragoneantes. Esto provoco un derrumbe del pensamiento militar, que de estrategico en tiempos del GOU, pasó a ser infratáctico.
    Es lo que hay.
    Hoy decenas de oficiales y suboficiales jovenes sin perspectiva piden la baja e ingresan a la Metropolitana, como decenas de jovene pilotos se están enrolando en las nuevas aerolíneas.
    Quiera Dios que los británicos que siguen armando Malvinas, los chinos que ya hicieron pie en la Patagonia, los chilenos que se rearman cada día, como los norteamericanos de la base en Paraguay a 30 min de bs As, san Pablo, La Paz y a 45 de Lima y Santiago, más las 8 bases que Kirchner les autorizó para monitorear no se sabe que, un buen día, no parcelen la Patria indefensa.
    Sr Kruse, para hablar de las FFAA hay que tener mas conocimiento, en especial sobre que, seguir serruchando el aserrin con el redituable “terrorismo de Estado” lo unico que hace es seguir profanado la Verdad. Porque no dice que las FFAA salvaron la Patria d caer en el comunismo…

    • HERVOJE IVAN STEPINAC
      24/03/2017 at 7:31 AM

      Mil dólares a quien muestra los 30.000 desaparecidos. Por Agustín Laje
      23 Marzo, 2017 Agustín Laje Arrigoni conadep, Derechos Humanos, desaparecidos, mil dólares, terrorismo

      Y llega otro 24 de marzo más. El día de la memoria poco memoriosa; de la historia descuartizada por criterios ideológicos, y de la justicia solo para algunos. El día en el que el relato setentista irrumpe con toda su fuerza otra vez, y nos sumerge en el ya clásico cuento de ángeles y demonios.

      Es así que muchas cosas no te serán contadas este 24 de marzo. En primer lugar, harán lo imposible por descontextualizar. Los grandes medios y los políticos tomarán esta fecha como si antes del 24 de marzo de 1976 no hubiera habido historia, como si el gran drama que vivimos los argentinos se hubiera originado ese mismo día porque, de repasar un poco hacia atrás, su relato se haría trizas.

      Así, no te contarán por ejemplo que Argentina en esos años atravesó una guerra contra el terrorismo; que las organizaciones terroristas cometieron entre 1969 y 1979 la cantidad de 21.644 atentados; que para ello, contaban con el respaldo de Estados extranjeros como el cubano, y de organizaciones terroristas internacionales como la OLP de Yasir Arafat.

      Por supuesto que mucho menos te dirán que el 52% de estos atentados fueron perpetrados en período democrático, entre el 25 de mayo de 1973 y el 23 de marzo de 1976, y que, por lo tanto, los objetivos de las organizaciones terroristas no fue “luchar contra la dictadura para devolvernos la democracia”, sino luchar contra la democracia para instaurar su propia dictadura. Por cierto, tampoco te contarán que durante el gobierno democrático anterior al 24 de marzo se registraron cerca de 1.000 desaparecidos.
      LEÉ TAMBIÉN: Por qué sí importa discutir la cifra de “Los Treinta Mil”. Por Juan Carlos Monedero (h)

      Obviamente, ni la clase política ni los medios mencionarán sus propias responsabilidades en el drama en cuestión. Los radicales olvidarán que su partido durante el Proceso nada menos que 310 intendencias y que su líder, Balbín, solicitó a Videla el golpe; los peronistas se harán los distraídos respecto de la verdadera significación de los decretos de aniquilamiento del terrorismo que ellos firmaron; los socialistas no reconocerán que hombres de sus filas, como Americo Ghioldi, fueron también parte del gobierno de facto en calidad de embajadores; la gente del Partido Comunista querrá borrar de la historia que el 25 de marzo de 1976 lanzó un comunicado de adhesión al gobierno de Videla subrayando que “era necesario y urgente cambiar el rumbo”.

      ¿Y qué decir de la prensa? Por supuesto, ninguno de los grandes medios te contará cómo, mientras la guerra contra el terrorismo tenía lugar, clamaban por el pronunciamiento militar.

      Lo que seguro te repetirán hoy, es lo mismo que vienen repitiendo desde hace años: el mito de los 30.000 desaparecidos. Una mentira a sabiendas; un engaño reconocido como engaño; una estafa ideológica en nuestras propias narices.

      Lo que nadie dirá hoy, sobre este tema, es que no existieron 30.000 desaparecidos, y que 8.000 y 30.000 no es lo mismo por una sencilla razón: cada dígito es una vida humana, no un puntito más para lograr un impactante banderín político. Si tenemos informes serios al respecto, financiados por el Estado argentino, que han sido el producto de muchos años de trabajo que llega hasta nuestros días, ¿por qué quedarnos con la mentira en lugar de aceptar la verdad?
      LEÉ TAMBIÉN: Niza y los números sobre la mesa. Por Carlos Alberto Montaner

      Antes de la CONADEP, otros organismos se tomaron el trabajo de estudiar el asunto. En los años `80 la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos hablaba de 6.000 desaparecidos; según Amnistía Internacional, el número rondaba los 4.000, mientras la Comisión Interamericana de Derechos Humanos recogía 5.580 casos.

      El primer listado que conformó la CONADEP contabilizó 8.961 desaparecidos. Dado que tenía errores garrafales, como poner entre los desaparecidos a la ex jueza de la Corte Suprema de Justicia de los Kirchner, Carmen Argibay, el listado fue depurado durante el gobierno de Néstor. El total de desaparecidos ahora era de 7.089, pero si nos atenemos a los desaparecidos durante el gobierno que empieza el 24 de marzo de 1976, la cifra baja a 6.447.

      No soy una persona de grandes recursos, pero sí soy una persona que detesta que le mientan en la cara. Es por eso que hoy quiero hacer la siguiente oferta: le daré 1000 dólares a quien me presente un listado con 30.000 desaparecidos comprobables. Supongo que si algunos de todos esos que repiten el eslogan en cuestión disponen de esta información, podrán no sólo mostrarle a la sociedad que lo que yo digo está equivocado sino que, además, me sacarán de las manos mis propios ahorros.

    • obser vero
      28/03/2017 at 12:27 AM

      la patria, la nación, es parcelada, fracturada, por politicas que aumentan el indice de GINI. Es durante la aplicación de esas politicas que crecen nuevas generaciones que jamas vieron trabajar a su padre, un desocupado por esas políticas.

      HOY se van 5 familias por dia de Tierra del Fuego

  3. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:10 PM

    LISTADO DE LA BASURA QUE MOLESTA 
    SI NO ESTUVIERAN VIVIRÍAMOS MUCHO MEJOR
    MASITA /STOLBIZER
    TETTAZA DONDA
    PINO SOLITO
    CABANDIÉ
    EL INDIO, 
    ESTECHE, 
    D´ELÍA, 
    HEBE, 
    SAÚL WERMUS, “EL MOISHE QUE SE DICE JORGE ALTAMIRA, TROSKISTA”
    CARLOTO, 
    BOUDOU, 
    LARROQUE, 
    KICILOFF,
    KUNKEL,
    LA BORRACHA CONTI, 
    GILS CARBÓ & SUS JUECES Y FISCALES “JUSTICIA LEGÍTIMA DIXIT”,
    CARLOS SAÚL
    ZAFA-ROÑI
    GIOJA
    ISFRAN
    MANZUR
    ALPEROVICH
    LA INMUNDA ALPEROVICH
    MOYANOS X 3, 
    CALÓ,
    KRI-STALIN
    MÍNIMO K
    DAER, 
    BARADEL, 
    BARRIONUEVO,
    PIUMATO, 
    YASKY, (con guardapolvo blanco)
    MICHETTI, 
    LA SARLO
    NELSON CASTRO
    CERRATTI, 
    CHARLY, 
    LOS ENANITOS DE RICOTA, 
    DIVIDIDOS, 
    LAS PELOTAS, 
    BRANCATELLI, 
    ANGUITA
    NESTOR SEGOVIA  (metro-dele-kagados)
    PORQUE NO SE VAN A LA R.M.Q.L. PAR…
    SE DEJAN DE JODDERR, O ¡¡¡ SE MATAN !!!!

  4. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:11 PM

    La historia más mentida, son los juicios a la Junta, iniciada por Alfonsín y avalada por la C.S de Justicia, es un aberración jurídica, que creo la mentira mas grande jamás contada
    LA ÚNICA orden de aniquilar la subversión que firmo Italo Luder; a cargo de la Presidencia de La Nacion; X´Q la presidenta Isabelita estaba recluida en Ascochingas por razones de salud, siguió siendo válida después del 24 de Marzo.-
    La guerrilla derrotada en Tucumán, por el pueblo tucumano X´Q que denunciaba a los asentamientos terroristas a las FF.AA. en combate.-
    La guerrilla diezmada cambio de estrategia para convertirse en “guerrilla urbana” escondiéndose en en los principales centros urbanos, BUENOS AIRES, CÓRDOBA, ROSARIO, MENDOZA.-
    La continuación del ataque de la guerra terrorista, siguió con renovada violencia, Y ES LA MAS BURDA MENTIRA que la contra insurgencia a los terroristas, comenzó en 24 marzo de 1976.-
    Las FF.AA. habían tomado el gobierno, X´Q hasta Balbín hablo por televisión, declarando que él no tenia soluciones.- Esto es a referencia, que peronismo tenia mayoría en las cámaras, y se negó a un juicio político a Isabel, para que el cambio sea constitucional.-
    EL PERONISMO ELIGIÓ EL GOLPE DE ESTADO PARA DESPUÉS, CARGARLE LA CULPA DEL MAS ESTREPITOSO FRACASO POLÍTICO DEL GOBIERNO CONSTITUCIONAL PERÓN-PERÓN, Y ASIGNARLE A LAS FF.AA. TODO EL PESO POLÍTICO, DE LA GUERRA ANTISUBVERSIVA.-
    Después del 24 de marzo, SIGUIÓ la guerra de la independencia tucumana, es la burda mentira del relato peronista, que allí COMENZARON LAS ACCIONES MILITARES.-
    ESTO ESTA AVALADO POR UN TRABAJO DE ONU, de la Dra. Virginia Gamba, argentina y premio nobel compartido de la paz, secretaria de Ban Ki Moon.-

  5. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:12 PM

    Treinta mil desaparecidos: No son un emblema sino una impostura. Por Mario Caponnetto
    http://prensarepublicana.com/treinta-mil-desaparecidos-no-emblema-sino-una-impostura-mario-caponnetto/
    30 enero, 2017 Mario Caponnetto 30.000,
    Derechos Humanos, desaparecidos, Gomez Centurión, posmodernos
    “Tampoco nos parece acertado discutir la verdad de los números, porque no mitigan la dimensión de la tragedia. 30 mil desaparecidos es un emblema social y como tal, resulta indiscutible” (Comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación con motivo de expresiones vertidas por el titular de la Aduana).
    Argentina es un país surrealista. Casi onírico. Por eso, de tanto en tanto, despiertan los fantasmas que alimentan sus pesadillas y se vuelven peligrosamente vigiles. Uno de esos fantasmas, el más recurrente, es el de la última dictadura militar con sus treinta mil desaparecidos y su genocidio certificado, no por la historia, sino por sentencias de una justicia, siempre cuestionada, acusada de todos los males, pero que por arte de birlibirloque se transforma en la más impoluta, incorruptible y majestuosa justicia del universo cuando se trata de juzgar a militares genocidas. Allí sus juicios se vuelven inapelables, absolutos y gozan de una infalibilidad que ya nadie reconoce ni siquiera al Decálogo de Moisés. Guay de quien ose contradecir una coma de esas sentencias: le aguarda, inexorable, la muerte civil… por ahora.
    Esta vez el disparador han sido unas declaraciones del titular de la Aduana. ¿Qué dijo el réprobo? Que los desaparecidos no fueron treinta sino ocho mil y que no es lo mismo ocho mil verdades que veintidós mil mentiras. La osadía no se detuvo aquí: según Gómez Centurión (de él se trata) el gobierno militar no tuvo un plan sistemático de desaparición de personas. Bastó esto para que saliera, desafiando la modorra veraniega, el entero y desafinado coro de los defensores de los derechos humanos, las organizaciones conexas, los políticos de todo color, los periodistas, los sesudos formadores de la opinión pública, los intelectuales, los artistas, los funcionarios del Gobierno (hasta el momento de escribir esta nota ningún obispo todavía se había agregado a la lista). De hecho todos ellos han pedido la inmediata remoción del cargo del hereje. Hasta la ex Cristina Kirchner, en uno de sus habituales ataques de twitter, lo acusó de apología del delito. Como se ve, no exagero nada cuando digo que Argentina es un país de pesadilla.
    Pero en la cima del desborde y el disparate, la Secretaría de Derechos Humanos que dirige el señor Avruj afirmó, sin sonrojarse, que los treinta mil desaparecidos son “un emblema social indiscutible
    Lo primero que hay que aclararle al señor Avruj es que los treinta mil desaparecidos no son un emblema social indiscutible sino una indiscutible impostura histórica impuesta a palos desde hace más de treinta años. Esta impostura se viene repitiendo con insistencia digna de mejor causa en todos los ámbitos de la vida nacional y se ha colado en todos los entresijos de nuestra asediada y desdichada sociedad, desde la educación hasta el arte, el cine y la literatura. Nada ha escapado a su nefasta influencia configurando, de este modo, una colosal falsificación histórica muy superior a la que en el siglo XIX impuso el liberalismo laicista y masónico, falsificación que llevó décadas de rigurosa labor revisionista disipar, y sólo en parte.
    Lo segundo que hay que decirle a Avruj y a los corifeos de los derechos humanos es que van a contramano de la historia. Vivimos una época caracterizada como posmodernidad, época que ha exaltado el pensamiento débil y ha decretado, tras el  nietzscheano Dios ha muerto, la muerte de toda verdad y, sobre todo, la de cualquier verdad que se pretenda indiscutible. Pensadores que hoy conforman la mentalidad del hombre contemporáneo, como Vattimo por ejemplo, han dicho, literalmente ¡Adiós a la verdad! (Addio alla veritá es el título de uno de los últimos libros del padre del pensiero debole). Pero estos “modernos” se niegan a morir y se empecinan en sus “verdades indiscutibles”.
    Pero no es así. Sólo ironizo. El adiós a la verdad es real por parte de esta falsa civilización hecha de mentira e hipocresía. El adiós a la verdad es la bienvenida a la impostura enseñoreada por todas partes. Hoy se puede negar la divinidad de Jesucristo, Señor de la Historia, sin que nadie se escandalice y hasta es harto probable que el negador reciba una telefonata papal instándolo a permanecer fiel a los dictados de su conciencia. Pero vaya usted a negar algunos de los falsos ídolos de la posmodernidad, especialmente, al Mito Supremo, los Derechos Humanos,
    Es así, señor. Por las dudas consígase un buen inductor del sueño: esos que borran todo recuerdo de las pesadillas.

  6. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:13 PM

    ESTE LISTADO SON DE LAS 1000 VICTIMAS DE ATENTADOS TERRORISTAS, DURANTE LA INSURGENCIA CASTRO-RUSA-COMUNISTA-KGB-PRAGA DESDE 1958 A 1983, EN LOS MAL LLAMADOS ´70 

    Lista de la 1000 victimas asesinados por montoneros
    Preparada por Carlos Rey y un comentario

    He visitado varias páginas buscando el listado completo o la cantidad total de víctimas de la subversión sin encontrarlo, por tal motivo recopilé información de todos ellos y elaboré el siguiente listado, pido al amable lector que lo lea detenidamente y agregue aquellos datos de su conocimiento que falten haciendolo circular para que todos y cada uno de los muertos a manos de la subversión sea recordado.
    Desde ya muchas gracias
    VÍCTIMAS DE ATENTADOS TERRORISTAS.
    POLÍTICOS:
    1. Uzal, Roberto.
    2. Mor Roig.
    3. Arturo Acuña.
    4. Hipólito Pisarello.
    5. Angel Dejhi.
    6. Juan Carlos.
    7. Yorkis, Issac Valeriano
    8. Rizzo Patron, Luis
    EMPRESARIOS:
    1. Sallustro, Guillermo (Fiat)
    2. Alberto Salas (Fiat)
    3. Rotta, Pedro Jorge (Fiat)
    4. Qlekler, Roberto (Fiat)
    5. Golla, Ricardo (Ika Renault)
    6. Ingrey, Francisco (Empresario)
    7. Samaniego, Ramón (La Cantábrica)
    8. Naranjieras, Antonio
    9. Peña Riva, Juan (Viñatero)
    10. Amelong, Raúl Alberto (Ejecutivo)
    11. Bosch, Alberto L. (Molinos Río de la plata)
    12. Jasalik, Emilio (Hilandería Olmos)
    13. Obeigon, Roberto (Miluz)
    14. Martínez, Manuel (Miluz)
    15. Muscat, Antonio (Alba)
    16. Bargut, David (Tiendas Elena)
    17. Cameloni, Raúl (Acindar)
    18. Hegger, Adolfo (Bendix)
    19. Sarlenga, Jorge (Bendix)
    20. Olavarrieta, Alberto (Bendix)
    21. Velazco, Raúl (Sancor)
    22. Pardales, Joe (Bervano)
    23. Fidalgo, Manuel (Rigolleau)
    24. Fiola, Oscar (Swift)
    25. Trinidad, Osvaldo (Swift)
    26. Salisesky, Miguel (Swift)
    27. Sarracan, Horacio (Ika Renault)
    28. Arrozagaray, Enrique (Borgward)
    29. Arce, Luis (Surrey)
    30. Bergomatti, Carlos (Materfer)
    31. Castrogiovanni, JosÈ (Lero)
    32. Liple, Juan (Schering)
    33. Domenech, Luis León (Ejecutivo)
    34. Oneto, Julio (Fca. Leticia)
    35. Maschio, Oscar (Monofort)
    36. Moyano, Roberto (Petroquímica)
    37. Souto, Carlos Alberto (Chrysler)
    38. Kenny, Ricardo Jorge (Chrysler)
    39. Balza, Carlos B. (Chrysler)
    40. García, Higinio (Textil Oeste)
    41. Mamagna, Hugo (Daner)
    42. Salar, HÈctor (Lozadur)
    43. Hector Minetti (Licores Minetti)
    44. Gasparoux, Ander (Peugeot)
    45. Martínez Aranguren, JosÈ (Lozadur)
    46. Dos Santos Larangueira Antonio
    47. Giovanelli, Luis (Ford)
    48. Giovanelli, Luis V (Ford)
    49. Swint, John (Transax)
    50. Manoukian, Gregorio (Empresario)
    51. Paz, José María (Empresario)
    52. Oharriz Larzábal, Martín (Ejecutivo)
    53. Bargur,David (Empresario)
    54. Pita, Carlos Alberto (Ejecutivo)
    55. Dal Bosco, Reinaldo (Empresario)
    56. Belloso, Oscar (Empresario)
    57. Lozano, Domingo (Forja)
    58. Maggio, Víctor Hugo (Ejecutivo)
    GREMIALISTAS:
    1. Klosterman, Henry.
    2. Mansilla, Marcelino.
    3. Rucci, José.
    4. Magaldi, Antonio.
    5. Alonso, José.
    6. Noriega, Héctor.
    7. Ponce, Teodoro.
    8. Vandor, Augusto.
    9. Chirino, José.
    10. Pelayes, Juan.
    11. Dibatista, Adolfo.
    12. Sánchez, Ricardo.
    13. López, Vicente.
    14. Giménez, Adalberto.
    15. Desosi, Florencia.
    16. Alvarez, Santiago.
    17. Russo Juan Mario
    18. Moreno, Julián
    19. Deheza, Argentino
    20. Romano, Aldo Rubén
    21. Armesto, Alberto
    22. Coria, Rogelio
    23. Monti, Alfredo Pablo
    24. Bayarsky, Alberto Noé
    25. Frías, Antonio
    26. Juárez, Mario
    27. Giménez, Dante
    28. Chávez, Rodolfo Nicolás
    29. Gallina,
    30. Sorroude, Héctor
    31. Quiroz, Fidel
    32. Acosta, Juan Carlos
    33. Chef Muse, Graciela Y.
    34. Formigue, Eduardo A.
    35. Santillán, Atilio
    PERIODISTAS:
    1. Kraiselburd, David (Director del Diario “El Día” de La Plata)
    2. Saucedo, Carlos Alberto LT7 Radio de Corrientes
    3. Pardal, José Canal 3 TV.Rosario
    FUNCIONARIOS:
    1. Campos, Alberto (Intendencia San Martín)
    2. Ferrin, Carlos (Intendencia San Martín)
    3. Tarquini, JosÈ (Ministerio Bienestar Social)
    4. Macaño, Luis (Subsecretaría Planeamiento)
    5. Di lorio, Antonio (Ferrocarril Mitre)
    6. Castro Olivera, Raúl (Presidencia de La Nación)
    7. Herreras, Hugo (Banco Municipal)
    8. Cash, Daniel (Banco Nación)
    9. Astengo, Angel (Entel)
    10. Padilla, Miguel (Subsecretaría Msterio Economía)
    11. Etchevehere, Pedro (Inta)
    12. Balcaneras, Dante R. Deleg. Min. Trabajo
    13. Dominico, Rubén Consejal E. Echeverria
    14. Canziani, Armando Fun. Minis. Trabajo
    15. Cartier, Rubén Intendente La Plata
    16. Marabini, Pierino Senador Prov
    17. Rojas, Ramón Pablo Diputado provincial
    DIPLOMÁTICOS:
    1. Egam, Jhon (Cónsul de los EEUU)
    ABOGADOS:
    1. Centeno, Oscar
    2. Piantoni, Ernesto Carlos
    3. Velazquez, Leonardo
    4. Pisarello, Ángel G
    JUECES:
    1. Dr. Jorge Quiroga
    EMPLEADOS:
    1. Aballay, Juana.
    2. Peme, Enrique.
    3. Cardozo, Amorin.
    4. Tapares, Osvaldo.
    5. Bianculli, Osvaldo L.
    6. Varela, Manuel
    7. Rivas, Virginio
    8. López, María Eva
    9. Giovenco, Alejandro
    10. Ibarra, Luis Servando
    11. Pérez, Juan Carlos
    12. Fernández, Mario F
    13. Villafañe, Félix
    14. Dualde, Roberto
    15. Magdalena, Juan Mario
    16. Franconeri, Pascual
    17. Aracno, Sigfredo
    18. Valverde, Manuel
    19. Pérez, Roberto Aldo
    20. Di Batista, Adolfo Florencio
    21. Rivero, Juan Esteban
    22. Álvarez, Santiago
    23. López, Vicente
    24. Dr. Leone, Rodolfo Oscar
    25. Gasparutti, Juan Carlos
    26. Gonzalez, Luis
    27. Righetti, Francisco D.
    28. Laurenzano, Julio Salvador
    ESTUDIANTES:
    1. Piantoni, Ernesto.
    2. Spangenber, Hernán.
    3. Navazzo, Félix Alberto
    4. Filippini, Mario Ramón
    5. Castron, Diego Elias
    DOCENTES:
    1. Genta, Bruno.
    2. García, Martha Sara
    3. Saccheri, Carlos Alberto
    4. Noriega García, Juan Luis
    PÚBLICO EN GENERAL:
    1. Sánchez, Víctor.
    2. Villalba, FÈlix.
    3. Browarnik, Estela.
    4. Epelbaun de Browarnik, Silvia.
    5. Estolar de Córdoba, Eliseo.
    6. Pascual Abrahamsohn, Jesús.
    7. Ramier López, JosÈ.
    8. González, Luis.
    9. Castrofini, Miguel A
    10. Laurenzano, Julio Salvador.
    11. Lasser, Miguel Angel.
    12. Enrique, Ramona.
    13. Biancull, Luis Osvaldo.
    14. Vázquez, Pascual Bailon.
    15. Vila, Margarita Obarrio de.
    16. Cucco, Dora Ercilla
    17. Loize, Crozier
    18. Tiffis de Contesti, Orlanda
    19. Gallardo, Jorge P
    20. Machado de Carrasco, Norma
    21. Paz, José María
    22. Zaraspe, Héctor Oscar
    23. Palacio de Medina, Cecilia
    24. Medina, Gladys (hija)
    25. Pizorno, Oscar Alberto
    26. Vasquinsan, Cirilo
    27. Araujo, Roberto A
    28. Ferrari, Susana
    29. Campos, Ernesto
    30. Egel, Adolfo
    31. Azorín, Emilio
    32. Crespo, Juan Manuel
    33. Álvarez,
    34. López, Jorge
    35. García, Alberto Blas
    36. Cepeda, Josefina
    37. Ledesma, Oscar Walter
    38. Irene Angela
    SUBVERSIVOS ASESINADOS POR INTENTAR DESERTAR DE MONTONEROS, AL COMPROBAR EL ENGAÑO EN QUE HABÍAN CAÍDO:
    (Se mencionan sólo los que llegaron a conocimiento de las FFAA por documentación secreta secuestrada a la banda. Existiría otra gran cantidad de asesinatos no identificados del mismo origen).
    1. Canello, Agustín.
    2. Carnovalo, CÈsar.
    3. Szlaghter, Marcos.
    4. Magliano, Diego.
    5. Paul, Antonio.
    6. Haimal, Fernando.
    7. Baglieto, Carlos.
    8. Baglieto, Estela Anden de.
    3 NN femeninas.
    ESPOSAS DE MILITARES ASESINADAS JUNTO A SUS MARIDOS:
    1. Cáceres Monié, Beatriz Sasiain de. (Sra del Gral asesinado en Entre Ríos 3-12-75).
    2. Gay, Hilda Casaux de. (Sra del Cnl. asesinado en Azul 19-01-74).
    3. Villar E Iba M. Pérez de. (Sra del jefe Policía Federal asesinado en el Tigre 01-11-74).
    4. Sánchez de Pereyra, Mercedes asesinada en su casa en el atentado contra su marido que era agente de policía
    5. Caride V de Lanusse, María Nuera Grl. Lanusse
    NIÑOS ASESINADOS:
    1. Viola, María Cristina. 3 años, hija del capitán Viola, asesinada en Tucumán junto a su padre el 1-12-74.
    2. Kraiselburd. menor asesinado por Montoneros.
    3. Barrios, Juan. 3 años, de la mano de su madre transitaba frente a un Banco cuando una mujer joven desde un automóvil disparo a ciegas una ametralladora.
    4. Vázquez, Froilán. 6 años. Tomado como rehén por el ERP, el Capitán De Montoneros Hermes, lo mata con dos tiros en la nuca.
    5. Lambruschini, Paula. 15 años, hija del Alte. Armando Lambruschini. Jefe Estado Mayor General Naval, 1-8-78.
    6. Ledesma, Andrea 15 años Muere en Rosario por la explosión de un coche bomba destinado a un móvil policial que regresaba de un evento deportivo
    ASESINADOS EN EL EJERCITO:
    1. Teniente General: Aramburu, Pedro Eugenio.
    2. Generales de División: Sánchez, Juan Carlos.
    3. Cáceres MoniÈ, Jorge Esteban (R).
    4. Generales de Brigada: Cardozo, Cesáreo Angel .
    5. Actis, Carlos Omar.
    6. Salgado, Enrique.
    7. Muñoz Ricardo.
    8. Coroneles: D’ Amico, Leonardo Roberto.
    9. Cano, Eduardo.
    10. Rico, Martín.
    11. Fernández Cendoya, Andres.
    12. Triaca Numa, Osvaldo.
    13. Iribarren, HÈctor Alberto.
    14. Gay, Camilo Arturo.
    15. Grassi, Jorge Oscar.
    16. Carpani Costa, Arturo H.
    17. Reyes, Rafael Raúl.
    18. Dalla Fontana, JosÈ Esteban.
    19. Cavagnaro, Abel HÈctor Elías (R).
    20. Mendieta, Juan Carlos (R).
    21. Sureda, Angel Arturo (R).
    22. Castellanos, JosÈ Bonifacio.
    23. Tenientes Coroneles: Sanmartino, Julio R. (R).
    24. Duarte Hardoy, Raúl Juan.
    25. Bevione, Oscar.
    26. Petraca, Pedro.
    27. Schilardi, Pompilio.
    28. Peralta, Astudillo.
    29. Gardon, JosÈ Francisco.
    30. Ibarzábal, JosÈ Norberto.
    31. Colombo, Horacio Vicente.
    32. Larrabure, Argentino del Valle.
    33. Mutto, Alberto Eduardo (R).
    34. Mayores: Gimeno, Jaime.
    35. Biscardi, Roberto.
    36. Sánchez, Hector.
    37. Papa, Aldo.
    38. Fernández Cutiello, Horacio (h).
    39. López, NÈstor Horacio.
    40. Reyes, Osvaldo Helio (R).
    41. Zihel, Leónidas Cristián (R).
    42. Servidio, Romeo (R).
    43. Capitanes: Paiva, Miguel Angel.
    44. Aguilera, Roberto.
    45. Arteaga, Carlos.
    46. Viola, Humberto Antonio.
    47. Keller, Miguel Alberto.
    48. Petruzzi, Luis María.
    49. Ramallo, JosÈ Antonio.
    50. Leonetti, Juan Carlos.
    51. Tenientes 1ros: Asua, Mario CÈsar.
    52. Nacaratto, JosÈ María.
    53. Correa, Carlos.
    54. Casagrande, Carlos.
    55. Anaratone, Jorge.
    56. Brzic, Luis Roberto.
    57. Carbajo, Roberto Eduardo.
    58. Cáceres, HÈctor.
    59. Spinazzi, JosÈ Luis.
    60. Cativa Tolosa, Fernando.
    61. Lucioni, Oscar Abel.
    62. Tenientes: Gambande, Juan Carlos.
    63. Rolon, Ricardo.
    64. Mundani, Juan Conrado.
    65. Ledesma, CÈsar Gonzalo.
    66. Subtenientes: García, Raúl Ernesto.
    67. Berdina, Rodolfo Hernán.
    68. Massaferro, Ricardo Eduardo.
    69. Barceló, Diego Toledo.
    70. Pimentel, Juan Angel.
    71. Suboficiales Principales: Gil, Carlos Honorato.
    72. Sargentos Ayudantes : Ríos, Anselmo.
    73. Esquivel, Ricardo.
    74. Cisterna, Roque Carmelo.
    75. Sargentos 1ros: Sanabria, Víctor.
    76. Molina, Eligio Osvaldo.
    77. Montesano, JosÈ Angel (R).
    78. Tejeda, Rosario Elpidio.
    79. Cabezas, Oscar Alberto.
    80. Novau, A. Martin (R).
    81. Sargentos: Moya, Miguel Arturo.
    82. OrnÈ, Ramón W.
    83. Gómez, Walter Hugo.
    84. Lai, Alberto Eduardo.
    85. Favali, RubÈn Godofredo.
    86. Cabos 1ros: Juárez, Miguel Dardo.
    87. Linares, Aldo.
    88. Dalesandro, Edgardo.
    89. Albornoz, JosÈ.
    90. Costilla, Juan.
    91. Ramírez, JosÈ Anselmo.
    92. MÈndez, Wilfredo Napoleón.
    93. Rojas, Bruno.
    94. Zárate, Ricardo Martín.
    95. Parra, Carlos Alberto.
    96. Dios, Osvaldo Ramón.
    97. Bulacios, Jorge.
    98. Voluntario 1ro: Pérez, Desiderio Eduardo.
    99. Soldados Conscriptos: González, Daniel Osvaldo.
    100. Maldonado, Ismael.
    101. Sosa, Edmundo Roberto.
    102. Villalba, Alberto.
    103. Arrieta, Antonio Ramón.
    104. Dávalos, Heriberto.
    105. Coronel, JosÈ Mercedes.
    106. Salvatierra, Dante.
    107. Torales, Marcelino.
    108. Sánchez, Tomás.
    109. Luna, Herminio.
    110. Sánchez, Ismael.
    111. Castillo, Juan Carlos.
    112. Gustoni, Enrique Ernesto.
    113. Ordoñez, Fredy.
    114. Fernández, Pío Ramón.
    115. Spinoza, Rogelio RenÈ.
    116. Moya, Orlando Aníbal.
    117. Viscarra, HÈctor.
    118. Pérez, Benigno Edgar.
    119. Papini, RenÈ Alfredo.
    120. Caballero, Roberto.
    121. Ruffolo, Benito Manuel.
    122. Sessa, Raúl Fernando.
    123. Cajal, Miguel Angel.
    124. Vacca, Alberto Hugo.
    125. Dimitri, Guillermo.
    126. Crosetto, Víctor Manuel.
    127. Gutierrez, Mario.
    128. Cucurullo, Miguel.
    129. Barbusano, Luís.
    130. Taddía, Roberto.
    131. Grillo, Julio.
    132. Diaz, Leonardo.
    133. Cardozo, Hector.
    ASESINADOS EN LA MARINA:
    1. Vicealmirantes: Berisso, Emilio.
    2. Quijada, Hermes JosÈ (R).
    3. Capitanes de Navío: Burgos, JosÈ Guillermo.
    4. Basso, Juan Jorge.
    5. Capitanes de Fragata: Bigliardi, Jorge Raúl (R).
    6. Esquivel, Julio Esvardo (R).
    7. Poggi, Oscar Agustín (R).
    8. Teniente de Fragata: Barattero, Santiago A.
    9. Suboficiales Mayores: Leguizamón, Lorenzo Miguel.
    10. Unterstein, Martín.
    11. Larrea, Emilio Horacio (R).
    12. Suboficial Principal: Yabor, Eduardo Miguel (R).
    13. Suboficiales 1ros: Gatelli, Raúl (R).
    14. Reducto, Mario (R).
    15. Suboficiales 2dos: Benítez, Marcelino.
    16. Cabos 1ros: Contreras, Juan Leonardo.
    17. Díaz Jorge
    18. Cabos 2dos: Grimaldi, Enrique.
    19. Vidal, Miguel Angel.
    20. Soldado Conscripto Yob, Amadeo
    ASESINADOS EN FUERZA AÉREA ARGENTINA:
    1. Brigadier: Longinotti, Arturo L. V. (R).
    2. Comodoros: Silioni, Rolando Segundo (R).
    3. Echegoyen, Roberto M.
    4. Valis, Adolfo (R).
    5. Gouarderes, Reynaldo (R).
    6. Vicecomodoros: Luchesi, Alberto Bruno.
    7. Matti, Rodolfo (R).
    8. AlfÈrez: Rathlin, Javier.
    9. Suboficial Principal: Carbone, Alberto (R).
    10. Cabo: Molina, AndrÈs G.
    ASESINADOS EN POLICÍA FEDERAL ARGENTINA:
    1. Comisarios Generales: Villar, Alberto.
    2. Alberro, Florentino Eliseo.
    3. Comisarios Inspectores: Linardi, Anselmo.
    4. Pavón, Guillermo Ernesto.
    5. Comisarios: Patetta, Ernesto Máximo.
    6. Baldovino, Carlos María.
    7. Subcomisario: Sandoval, Osvaldo.
    8. Oficial Principal: Giotti, CÈsar Mario.
    9. Oficiales Inspectores: Bernain, Julio Etchepare,
    10. Norberto Domingo.
    11. Fernández, HÈctor Osvaldo.
    12. Reinoso, Carlos JosÈ.
    13. Russo,Juan Roque.
    14. Oficiales Subinspectores: Lascano, JosÈ Ignacio.
    15. Ron, Domingo Dante.
    16. Valverde, Juan Carlos.
    17. Oficiales Ayudantes: Botti, Juan Carlos.
    18. Castro, HÈctor Alejandro.
    19. González, Carlos Daniel.
    20. Suboficiales Escribientes:
    21. Carrasco, JosÈ Hilario (A).
    22. Durán, Joaquín (A).
    23. Sargentos 1ros Bustamante, Ramón Humberto.
    24. Fernández, JosÈ Antonio.
    25. Gasbarro, Carlos Enrique.
    26. Godoy, NÈstor.
    27. Rojo, Doroteo.
    28. Pereira, Juan Carlos.
    29. Ponzo, Aldo JosÈ.
    30 Sargento Posadas, Manuel Mario.
    31. Cangros, Ricardo Manuel.
    32. Bengochea, Carlos Alejandro.
    33. Petit, Juan Carlos.
    34. Borgheat, Julio Jorge.
    35. Cazas, Joaquín.
    36. Colletta, Carlos.
    37. Couto, HÈctor.
    38. Ladiño, Domingo JosÈ.
    39. Muñiz, Rafael Modesto.
    40. Novau, Martin Alcibíades.
    41. Paulik, Juan PÈrez,
    42. Marín Oiga.
    43. PÈrez Cantos, María Esther.
    44. Ramos, Pedro Rodríguez,
    45. Rómulo Rono, Doroteo.
    46. Salvatierra, Rómulo Aisirio.
    47. Tapia, Bernardo Roberto.
    48. Testa, Vicente.
    49. Cabos 1ro: Acuña, Ariel Aridio.
    50. Días, Guillermo Paolino.
    51. Bayer, Marcos Felipe.
    52. Garrido Guillermo.
    53. González, Pedro Oscar.
    54. Maringuelli, Alberto Angel.
    55. Mazzone, Juan Carlos.
    56. Cabos: Olivieri, Ramón Ricardo.
    57. Ayala, Carlos Adriano.
    58. Chioni, Mario Bautista.
    59. Durán, Osvaldo Ricardo.
    60. Fernández, Paulino Joaquin.
    61. Loyola, Alberto Carlos.
    62. Merli, Hugo NÈstor.
    63. Lori, Vicente.
    64. Rodríguez, Genaro BartolomÈ.
    65. Shand, Carlos Ricardo.
    66. Suani, NÈstor Agustín.
    67. Tejedo, E Iba Gazpio.
    68. Lo sasso, Alberto Oscar (R).
    69. Sanguinetti, Raúl Arturo (R).
    70. Agentes: Alarcón, Miguel Angel.
    71. Alderete, Domingo Teodoro.
    72. Blanco, Juan Carlos.
    73. Budor, Armando RubÈn.
    74. Campillay, Silvano Lorenzo.
    75. Cappa, Norberto.
    76. Carbone, Jorge Alberto.
    77. Chiarini, Adolfo Omar.
    78. Ferrari, JosÈ HÈctor.
    79. Figueredo, Ramón Bienvenido.
    80. Galván, Omar Rodolfo.
    81. González, Raúl Oscar.
    82. lacovillo, JosÈ Alberto.
    83. Lunati, Alicia Ester.
    84. Lynch Hernández, Ricardo.
    85. Maneiro, Juan Carlos.
    86. Matienzo, Ernesto Osvaldo.
    87. Medina, Saturnino.
    88. Neiro, Juan Antonio.
    89. Ochoa, Edgardo Raúl.
    90. Oliveira, JosÈ Armando.
    91. Paiz, Juan Carlos.
    92. Pereda, Raúl Oscar.
    93. Petrig, Juan Carlos.
    94. Rosboch, Silvia Ester.
    95. Rueda, Miguel Angel.
    96. Saint Esteben, Juan Antonio.
    97. Sanabria, Fernando Sergio.
    98. Sánchez, Benigno.
    99. Severino, Juan Carlos.
    100. Vega, Pedro Federico.
    101. Zalazar Valois, Juan.
    102. Agentes Decreto Nro 18.231/50: Buglione, Rodolfo.
    103. González, Luis María.
    104. Hernando, Carlos Ricardo.
    105. Auxiliar 3ra Cruzado, Carlos A.
    106. Superintendencia de Seguridad Federal: Di Nunzio, David.
    107. Arias, Ramón.
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DEL CHACO:
    1. Cabo 1ro: Vallejos, Clementino Serapio.
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DE SANTA FE:
    1. Subcomisario :Monserrat, Osvaldo Oscar.
    2. Comisario Inspector Ojeda, TelÈmaco.
    3. Oficial Principal: Rodríguez, FÈlix Oscar.
    4. Oficiales Subinspectores: Kocijancic, Juan Carlos.
    5. Oficiales Auxiliares: GutiÈrrez, Ramón O.
    6. Cividini, Daniel.
    7. Oficial Ayudante: Olivera, Ernesto Jesús.
    8. Oficiales Subayudantes Pizerni, Roberto Carlos.
    9. Capitanelli, Jorge Raúl.
    10. Sargento 1ro Ardizzone, JosÈ.
    11. Sargentos: Ocampos, Felix Umberto.
    12. Pietrani, Juan Domingo.
    13. Cabos 1ros: Farías, Roque Alipio.
    14. Leiva, Eugenio Ramón.
    15. Pereyra, JosÈ Ernesto.
    16. Nievas, Carlos Gabino.
    17. Cabos: Nunga, Juan JosÈ.
    18. San Juan, RubÈn Oscar.
    19. Barriento, Lorenzo Jesús.
    20. Cárdenas, Raúl.
    21. González, Carlos.
    22. Acosta, AndrÈs A.
    23. Alfonso, Domingo H.
    24. Matiacevich, Juan Domingo.
    25. Ferri, Edgardo Jorge.
    26. Pietrani, Dario Alberto.
    27. Brancamonte, Miguel Angel.
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DE TUCUMÁN:
    1. Inspector Mayor: Tomagnini, Hugo Guillermo.
    2. Inspector General: Sirnio, Juan.
    3. Comisario Inspector: Marcial, Timoteo.
    4. Sargento 1ro Fagioli, Pedro Oscar.
    5. Cabos: Lazarte, Vicente Marcelo.
    6. Vallejo, Juan Carlos.
    7. Mansilla, Casimiro.
    8. Reyes Vargas, Gumersindo V.
    9. Ibarra, Eudoro.
    10. GimÈnez, Ramón Valentín.
    11. Agentes: Santiago, Pedro Oscar.
    12. Silvetti, Juan Carlos Gerardo.
    13. Maltez, Carlos Eduardo.
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DE MENDOZA:
    1. Agentes: Cuello, Alberto RubÈn.
    2. Fredes Campillay, Santos Tomás.
    3. Puebla, Pablo Roberto.
    4. Hernández Guerra, Humberto A.
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DE JUJUY:
    1. Comisario: Alvarez, Herminio Francisco.
    2. Comisario Principal Guerra, Hugo Salomón.
    3. Inspector Mayor: Mones, Ivires Eliseo.
    4. Sargento 1ro: Maizares, Luis Rufino.
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DE FORMOSA:
    1. Sargento: Benítez, Casimiro Efraín.
    2. Cabo: Alegre, Nori Argentino.
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DE CORRIENTES:
    1. Cabo: González, Raúl Narciso.
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DE CÓRDOBA:
    1. Comisario General: Paz, Simeón Alejandro Douglas.
    2. Comisario Principal: Robles, JosÈ Elios.
    3. Subcomisario Postay, Esteban Domingo.
    4. Oficiales Ayudantes: Mercado de Pereyra, Argentina.
    5. Pérez, InÈs Agustín.
    6. Robino, Rodolfo Jorge.
    7. Mastri, Angel Virginio.
    8. Oficial Auxiliar: Sosa, Roberto Hugo.
    9. Sargento 1ro: Quiroga, Aldavino Filemón.
    10. Sargentos: Román, Juan Carlos.
    11. Britos, Bartolo.
    12. Cabos 1ros: Gamero, Juan Rodolfo.
    13. Maldonado, Teodomiro Miguel.
    14. Vaquinsay, Manuel Cirilo.
    15. ValdÈs, Tomás Edelmiro.
    16. Cabos: Garay, Antonio Mateo.
    17. Arrieta, Nestor.
    18. Cebrero, JosÈ Oscar.
    19. Rodríguez, Luis Francisco.
    20. Cuello, Marcelino.
    21. Bertoglio, Pedro HÈctor.
    22. Agentes: Agüero, Hugo Marcelino.
    23. Sánchez, Eleuterio A.
    24. Zalazar, Adelino Magin.
    25. Maldonado, Ramón Humberto.
    26. Elgueroa, Amancio.
    27. Guzmán, JosÈ Ramón.
    28. Altamirano, Ramón Cirilo.
    29. Cuello, JosÈ María.
    30. Márquez, Tomás Marcelino.
    31. López, Tomás.
    32. Baigorria, Marcelino Florencio.
    33. Guzmán, Raúl Alberto.
    34. Torres, Carlos Alfredo.
    35. Soria, Francisco.
    36. Eurico, Pedro Ramón.
    37. Galindez, Carlos Alberto.
    38. Moreyra, Vicente Manuel.
    39. Luna, Jorge Natividad.
    40. López, Luis Rodolfo.
    41. Díaz, Juan Antonio.
    42. Rodríguez, Crisólogo Sebastián.
    43. Benegas, Juan Carlos.
    44. Bermejo, Bernardino Santiago.
    45. Aspirante a Agente:Lucic, Osvaldo AmÈrico.
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DE CATAMARCA:
    1. Agente: Acevedo, Ramón Francisco.
    ASESINADOS EN SERVICIO PENITENCIARIO FEDERAL:
    1. Subadjutor:Buzarquiz, Alberto.
    2. Ayudante de 3ra Norgeot, Juan Pedro Santos.
    3. Ayudantes de 4taonce, Edigio Augusto.
    4. Valenzuela, Abel Omar.
    5. Ayudante de 5ta:Zárate, Abel Ornar.
    6. Subayudante:Argüello, Daniel Enrique.
    ASESINADOS EN SERVICIO PENITENCIARIO PROVINCIA DE TUCUMAN:
    1. Subcomisario Inspector Villagra, Raúl Eduardo
    2. Suboficial Mayor Lobo, Francisco Néstor
    3. Sargento 1ro Abregú, José Rosa
    4. Sargento Rojas, Carlos Raúl
    5. Soldado Ordoñez, Juan
    ASESINADOS EN POLICÍA PROVINCIA DE BUENOS AIRES:
    1. Comisario Mayor: Juárez, David Américo
    2. COMISIARIOS: Vergel, Alfonso.
    3. Mena, Juan Florentino (R).
    4. Benítez, Carlos Alberto.
    5. SUBCOMISIARIOS: Ramos, JosÈ H.
    6. Berzovec, Juan Eugenio.
    7. Bonanni, Ricardo lorenzo.
    8. OFICIALES PRINCIPALES: Caramelo, Pío AmÈrico.
    9. Trejo, Esteban.
    10. Ferreyra, Carlos Bonifacio.
    11. Pérez, Raúl Horacio.
    12. OFICIALES INSPECTORES: Iramain, Patricio A.
    13. Navarro, Carlos Eduardo.
    14. Sibuet, Mariano.
    15. Salerno, Jorge.
    16. Chiapella, Mario Ernesto.
    17. Manzo, Oscar Jorge.
    18. Vilches, Edgardo Daniel.
    19. OFICIALES SUBINSPECTORES: Enríquez, Jorge O.
    20. Apostolu, Jorge H.
    21. OFICIALES AYUDANTES: Fernández, Orlando F. (MÈd).
    22. Bartosch, Alejandro.
    23. SUBOFICIAL MAYOR: Varela, Ramón Ochoa,AndrÈs.
    24. SUBOFICIALES PRINCIPALES: Encinas, Zacarias.
    25. Maidana, Carlos O.
    26. SARGENTOS AYUDANTES: Yanivelli, Esteban E.
    27. Pizarro, JosÈ A.
    28. Segovia, Angel.
    29. Ovejero, Rosa Witervo.
    30. Ledesma, Marcelo Washington.
    31. Coria, Rodolfo.
    32. Miñane, Leopoldo.
    33. SARGENTO 1ro.: Cardozo, Nicolás.
    34. SARGENTOS: Báez Aguilar, JosÈ.
    35. Gonzáfez, Mario O.
    36. Virán, Hernán.
    37. Dorrego, Primo.
    38. Noriega, JosÈ.
    39. Torres, Eliseo A.
    40. Zapata, Roque Ramón.
    41. Arapi, Fructuoso.
    42. Sánchez, Carlos Horacio.
    43. Aguifar, JosÈ Báez.
    44. Potter, Rodolfo.
    45. Dávila, Juan Carlos.
    46. Arroyo, Bernardo Oscar.
    47. Lacorte, Armando.
    48. CABOS 1ROS: Sullings, Esteban Fernando.
    49. Licay, Conrado.
    50. González, Ramón.
    51. Maidana, Máximo.
    52. Marchio, Ernesto.
    53. Manteiga, Juan M.
    54. Leguiza, Leonardo.
    55. Delavechia, Antonio.
    56. Genolet, HÈctor Oscar.
    57. Romero, Enrique.
    58. Arroyo, Oscar Bernardo.
    59. Morel, Guillermo.
    60. Silva, Timoteo.
    61. Millon, Miguel.
    62. Schowindt, Eduardo.
    63. Olivar, Cipriano Heraldo.
    64. Ojeda, Erculano.
    65. Martínez, JosÈ Ernesto.
    66. Sierra, Guillermo Martin.
    67. Romero, CÈsar Eulogio.
    68. Monge, Raúl Marcial.
    69. Bogado, Carlos.
    70. CABOS: Benítez, Luis María.
    71. Contreras, Sergio J.
    72. Luna, Carlos.
    73. Giménez, Carlos.
    74. Giménez, Antonio.
    75. Vazquez, HÈctor Pedro.
    76. Lugo, Eusebio.
    77. Ferro, Juan.
    78. Moreno, Domingo.
    79. Bogado, Nicolás.
    80. Maidana, Fermín.
    81. Benitez, Javier.
    82. Cañete, Antonio.
    83. Enriquez, Víctor.
    84. Alvarez, Hilario.
    85. Silveira, Eustaquio Rolando.
    86. Pérez, Félix.
    87. Fredes, Roberto.
    88. José, Héctor.
    89. Alvarez, Roque L.
    90. Acosta, Juan A.
    91. Dettler, Pedro.
    92. López, Raúl Héctor.
    93. Garavaglia, Juan Carlos.
    94. Del Moro, Enrique.
    95. Salgado, Carlos.
    96. Riveros, Felipe.
    97. Brizuela, Lidio Nelson.
    98. Núñez, Patricio.
    99. Giménez, Juan Carlos.
    100. Gómez, Luis Manuel.
    101. Albel, Víctor Manuel.
    102. Aquíno, Francisco Jerónimo.
    103. Ledesma, HÈctor Hugo.
    104. Caracciolo, Juan.
    105. Muñoz, Emilio Ramón.
    106. Lescano, Rodolfo Horacio.
    107. Alvarez, Pedro Lucio.
    108. Aliberti, Norberto.
    109. Encinas, Zacarías.
    110. Toledo, Remigio A.
    111. Filino, Jorge Alberto
    112. Quintana, Francisco Gabriel.
    113. AGENTES: Núñez, Domingo Daniel.
    114. Arias, Gualberto.
    115. Allegrini, Juan C.
    116. Cidraque, Fernando.
    117. Jodor, Fermín.
    118. Guerra, Leonidas C
    119. Basualdo, Casimiro
    120. Merino, HÈctor A.
    121. Molla, Angel.
    122. Alarcón, Alberto.
    123. Dionisio, JosÈ F.
    124. Galeano, Cleotas.
    125. Espinoza, Epitanio.
    126. Rivas, Rodolto I.
    127. Nagel, Emilio.
    128. Pereyra, Luis A.
    129. Rodríguez, Eugenio.
    130. Sevillano, Carlos.
    131. Sierra, Rutino.
    132. Coronel, Juan M.
    133. Garay, Francisco O.
    134. Castro, Carlos.
    135. Lionato, Enrique.
    136. Orona, RubÈn G.
    137. Yanotti, Roberto.
    138. Cejas, Carlos L.
    139. Fernández, Juan C.
    140. Galván, Ramón Esteban.
    141. López, Carlos Alberto.
    142. Laurino, Daniel E.
    143. Montivero, Juan C.
    144. Zuleta, Lucio Alberto.
    145. Echavarría, Ramón Enrique.
    146. Cardozo, Alberto Jorge.
    147. Di Leo, Altredo Carlos.
    148. Toledo, Remigio Adán.
    149. Daher, Jorge Omar.
    150. Reno, Emilio.
    151. Panozzo Galeano, Roberto.
    152. Yuntunen, Bernardo Miguel.
    153. Zalazar, Carlos Alberto.
    154. Restuccia, Carlos Alberto.
    155. Sconza, Osvaldo.
    156. Landeira, César.
    157. Vázquez, Guillermo Oscar.
    158. Quintana, Francisco Antonio.
    159. Benítez, Victoriano
    160. Sanabria Rafael.

    ASESINADOS EN GENDARMERÍA NACIONAL:
    1. Comandante Principal: Reese, Julio Manuel Augusto
    2. AlfÈrez: Páez Torres, luis
    3. Oficial: Agarotti, Pedro Abel.
    4. Gendarmes: Gómez, Evaristo Francisco.
    5. Godoy, Marcelo.
    6. Luna, Juan Argentino.
    7. Cuello, Raúl.
    8. Salliago, Juan Carlos.
    9. Rivero, Juan Esteban.
    ASESINADOS EN PREFECTURA NAVAL
    1. Cabo 1ro. Juan de Dios Silva
    2. Cabo 2do. José Luis Braga

    TOTAL DE ASESINADOS.
    Civiles:225
    FFAA y FFSS:775
    Total: 1.000

    Remitente: Carlos Rey
    Buenos Aires
    Argentina

    COMENTARIO: La lista es sobrecogedora. Cada uno de los nombres implica una vida, una familia, lágrimas y dolor. ¡Y sus perversos asesinos pretenden que se les reconozca patriotismo o cualquier otro sentimiento noble!

    Es incomprensible que los autores o los cómplices de estos crímenes cobardes hayan podido llegar a los altos cargos que hoy ocupan gracias a la colaboraciòn inicua de los partidos políticos reconocidos, peronista, radical, izquierda, socialismo, etc. y que esos partidos se atrevan a reivindicar el título de “democráticos”.

    La ley de partidos que vetó nuestros intentos de formar el Partido de la Recuperación -a pesar de que cumplimos los abusivos requisitos formales de esa ley- no parece ser impedimento para que los que están sospechados de haber participado o apoyado crímenes horrendos, sean candidatos. Y por si alguna duda quedara, llegados al poder, en vez de ocultar su prontuario, se jactan de él y no sé si no lo cuelgan en sus despachos como un diploma de honor. ¿Cómo creer que la Argentina puede vivir en paz y justicia con semejante cáfila de bandidos en el poder?

    Cosme Beccar Varela

  7. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:14 PM

    Lo increíbles de las incoherencias de las izquierdas, Y LOS POPULISMOS

    Cuando llegas a viejo, y tuviste hijos, ahora grandes y con familias, te resulta evidente que haberlos educado para su libertad e independencia, ver que se convirtieron en adultos que se autosustentan, y los ves felices de sus autonomías.-
    Esto se da hasta en la especies animales mas elementales de la escala biológica-zoológica.-
    Pero en argentina “LOS HIJOS DEL PAÍS” QUE LES DIERON TRABAJO EN EL ESTADO (DOCENTES Y BURÓCRATAS), NO SE LOS PUEDE ECHAR, esto debe ser un nuevo delito de Lesa Populismo-Bolluddismo.-

    Cuando Fidel toma el poder, Cuba era una nación que exportaba tanto como Argentina, tenía sin duda una economía potente.- Igual poder económico que Argentina, para un país 1/10 de argentina en territorio y población, SIN DUDA MUY EXITOSO EN LO ECONÓMICO, aunque atroz en lo social con El Tirano Fulgencio Batista, que tenía al pueblo Cubanos en un yugo denigrante extremo.-
    Los Cubanos glorificaron a Fidel, pero cayeron en algo mucho peor, Fidel los traicionó para convertirse en el Tirano-Jeque, que los destruyó como País.-

    La política de Fidel fue destruir esa economía, y convertirse en parásito-dependiente de Rusia, al precio de ser servil mercenarios de ellos.-
    Fidel, como todos los dictadores, su mayor expresión de la personalidad profunda es ser DESTRUCTIVOS.-

    Si hablamos de una persona, bisexual, pedófilo, traidor, asesino, tirano de su pueblo para la destrucción, ese un ser deleznable.-
    ESOS FUERON PERÓN, FIDEL, CHÁVEZ, NÉSTOR Y CRISTINA KIRCHNER, HITLER (drogadicto), MUSOLINI, STALIN, MAO-TZE-TUNG, Y EL HOY KIM JON UN de Korea del norte, SERES QUE MOSTRARON QUE MALDAD EN SI MISMA, EXISTE.-

    Fidel, ante el abandono de Rusia cuando no pudo instalar sus misiles para atacar a EE.UU., es subsidiado por Chávez, CON 100.000 BARRILES DE PETRÓLEO diarios, y el Narco-Poder de la FARC.-

    La población Cubana, paso a ser dependiente de los los vales de comida, y al que se rebelaba los fusilaban.- Otros los balseros arriesgaron sus vidas para huir del “nuevo paraíso”.-
    Es muy claro que en sentimiento de libertad es “ATÁVICO AL SER HUMANO Y LOS SERES VIVOS”,la libertad y ser autosustentable es mas fuerte que el “sueño utópico comunista”.-
    Fidel triunfa en Cuba X´Q lo ven como un salvador de la tiranía imperante, pero LOS CUBANOS son traicionados con el horror comunista, y hoy muerto Fidel dejo una herencia familiar de 100 MM de U$A.-

    TODAS ABSOLUTAMENTE TODAS, las guerrillas exportadas por Cuba en toda Sud-América, inclusive la nuestra, fracasaron X´Q la población los delataba y el brazo armado de las FF.AA. los exterminó.-
    La dialéctica comunista se muestra horrorizada de la técnica de guerra de EXTERMINIO con que se los destruye, y que SIN DUDA desde lo humano es una atrocidad.-

    Pero el horror terrorista, ataca y tiene efímeros triunfos son por el exterminio y la masacre indiscriminada en una guerra de extermino con sus atentados mas crueles, y SOLO se los puede derrotar con ESE MISMO MÉTODO DE HORROR, EL EXTERMINIO.-
    Alguien duda que al ISIS solo se lo puede derrotar con una guerra de EXTERMINIO de todos sus fanáticos de la milicia terrorista?

    ¿COMO FUE LA ORDEN PERÓN, PARA HACERLE FRENTE A LOS TERRORISTAS ?
    EXTERMINARLOS UNO A UNO !!
    Lo perverso de Perón fue que para que él pudiera volver a la Argentina, apoyo a las “Formaciones Especiales” (los terroristas), que luego las mandó a matar en un genocidio DE TERRORISMO DE ESTADO” con las formaciones para-policiales, la “AAA”, triple A.-
    Todo por su mórbido y enfermo delirio necrófilo, ser enterrado como un Faraón …..
    ….. Y LO LOGRÓ …, con lo que logró cristalizar el venenoso mito de que él fue un patriota santificado, que aún hoy no se logra extirpar.-
    Todos los gobiernos peronistas fueron un fracaso, X´Q NUNCA los logros pudieron perpetuarse en tiempo para el crecimiento y bienestar PERMANENTE de la población o de la República.-
    El fracaso de las izquierdas esta en su origen, en su etiología misma, en su ADN, quieren ser parásitos de los demás que producen.-
    … y esa concepción de vida, no es válida ni en las arañas

  8. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:14 PM

    DD.HH. S.A.
    En la Argentina, sólo el terrorismo de Estado ha sido considerado como crimen de lesa humanidad y ni un solo jefe o integrante de las organizaciones armadas revolucionarias está preso. Tampoco fueron llevados a juicio los funcionarios del gobierno 1973-1976 que concretaron la “aniquilación” ordenada y el “exterminio” sugerido por Perón, incluida su esposa y sucesora. El nunca rendido dinero de las indemnizaciones fue sólo para las víctimas de la violencia estatal, no para las del terrorismo y en muchos casos los ex guerrilleros recibieron cargos públicos, cuando no se convirtieron en adalides de los derechos humanos, como Horacio Verbitsky. Las estadísticas del CELS al 31/12/2016 no dejan lugar a dudas ( http://www.cels.org.ar/blogs/ estadisticas/). Durante el período 1983-1987 se celebraron los juicios a las Juntas y a la cúpula de la policía bonaerense, con un total de 17 imputados, de los cuales once fueron condenados y seis absueltos. Entre 1988 y 2005, período posterior a las leyes de obediencia debida y punto final de Alfonsín y los indultos selectivos de Menem, se acumularon 23 nuevas condenas por apropiación de menores. Recién en 2006 se dictó la primera sentencia posterior a la anulación de las leyes e indultos citados y al fallo de la CSJN que declaró su inconstitucionalidad. Aunque el Tratado de Roma y el derecho humanitario internacional incluyen los crímenes de organizaciones armadas no estatales como delitos de lesa humanidad, esa universal doctrina fue bloqueada por la Procuración General de la Nación en línea con la estrategia del kirchnerismo de utilizar los derechos humanos comprando más impunidad para su gestión corrupta. Una perversa y aceitada maquinaria político judicial dirigida desde la PGN y el CELS que apuntó exclusivamente a los agentes del Estado (excepto los del gobierno Perón-Perón) tuvo el siguiente resultado: 2939 fueron acusados por delitos de lesa humanidad, de ellos 1120 están presos, aunque sólo fueron condenados 682 de ellos. Hay 517 encarcelados con prisión preventiva desde hace años, lustros o casi un decenio. Del total de acusados ya murieron 486, la inmensa mayoría sin sentencia, ya que sólo 59 de ellos habían sido condenados.
    Impunidad para la corrupción, el peronismo y el terrorismo, dinero sólo para las víctimas del terrorismo de Estado, nada para las víctimas de la guerrilla y venganza consumada. A eso llamo yo Derechos Humanos S.A.
    Pedro José Güiraldes
    pgui.argein@gmail.com
    — 

  9. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:15 PM

    ¿En los 70 hubo una guerra? Por Agustín Laje
    http://prensarepublicana.com/los-70-hubo-una-guerra-agustin-laje/
    1 febrero, 2017 Agustín Laje Arrigoni
    Vuelve el debate sobre los 70. En realidad, nunca se fue: sencillamente, el cambio de gobierno ahora anima a nuevas voces a discrepar respecto de la “historia oficial” que construyó el kirchnerismo como parte de su relato político. Algunos son —o fueron— miembros del partido gobernante. Lopérfido primero, Gómez Centurión después. Muy bien no les fue: cuestionar dogmas jamás ha sido cosa simple. Y mucho menos si el cuestionamiento proviene de hombres del Estado: hete aquí la novedad del caso.
    Al margen del trasfondo político y la suerte de los detractores del historietismo setentista, la sociedad parece estar interesada en re-discutir algunas cuestiones sobre los años 70 que empiezan a plasmarse con fuerza en las redes sociales y en los medios de comunicación. Una de ellas es: ¿vivimos los argentinos una guerra en la década del 70?
    Este martes se discutió tal tópico precisamente en la pantalla de Intratables. El Dr. Ricardo Gil Lavedra contestaba la pregunta con una determinante negativa, alegando que “no hubo guerra porque no se cumplieron las normas de la guerra”. Llama la atención la debilidad del argumento: de estar la guerra definida por la contemplación del derecho previsto para los conflictos armados, entonces no podríamos calificar como “guerra” ningún episodio de la historia humana. ¿En qué guerra se han respetado a rajatabla tales normativas?
    Pero llama también la atención el cinismo del caso, en la medida en que Gil Lavedra integró el tribunal del histórico Juicio a las Juntas Militares en 1985, en cuya sentencia se concluyó que en la Argentina de los ’70 “el fenómeno se correspondió con el concepto de guerra revolucionaria (…) no hay entonces delincuentes políticos, sino enemigos de guerra” y que “debemos admitir que en nuestro país sí hubo una guerra interna, iniciada por las organizaciones terroristas contra las instituciones de su propio Estado”.
    Negarse a enmarcar el drama de los ’70 como una guerra tiene un propósito político evidente: ocultar responsabilidades históricas. En efecto, asumir la existencia de una guerra implica reparar en múltiples partes y, por lo tanto, en diversas responsabilidades. Nos obliga a preguntarnos también por los otros muertos y, naturalmente, por sus victimarios. Tal ejercicio colisiona con el hegemónico relato de “jóvenes idealistas” vs “genocidas”, que bien podríamos llamar “teoría del demoño único”: más reduccionista que su dual predecesora.
    La historia no se juzga con los parámetros del presente. Y es por ello que interesa determinar cómo vivió la sociedad de ese momento lo que estaba ocurriendo. Nos concentremos en cuatro partes: la sociedad política, los medios de comunicación, las Fuerzas Armadas y las organizaciones terroristas.
    Respecto de los primeros, en 1964 aparece por primera vez en el gobierno una referencia a la guerra: “Hay una guerra revolucionaria declarada” decía el canciller Zavala Ortiz. En 1973, el diputado Antonio Trócoli se refería al asesinato de Rucci como “parte de una guerra sorda, de una guerra subterránea”. El 26 de septiembre de 1974, el senador Leopoldo Bravo solicitaba desde su bancada “detener esto que constituye ya realmente una guerra civil”. El senador Culasso Mattei respaldaba: “la Argentina no soporta más esta guerra no declarada”. La visión del propio Perón había sido idéntica, cuando tiempo antes, desde Madrid, les escribiera a Montoneros que “han de comprender los que realizan la guerra revolucionaria que en esa guerra todo es lícito”.
    Los medios de comunicación lo interpretaban de idéntica manera. Nada menos que el Buenos Aires Herald, el 12 de febrero de 1975, tras iniciarse el Operativo Independencia en Tucumán, informaba: “Este nuevo giro contra la guerrilla tiene apariencia inicial de una guerra abierta, algo que si dura llegar como un alivio”. Ese mismo año, la revista Cuestionario —dirigida a la sazón por Rodolfo Terragno— titulaba su tapa de diciembre “La guerra en el país”, mientras que el número del 25 de julio de ese año de la revista Gente publicaba un extenso editorial titulado “Para ganar esta guerra”. En el número del 16 de octubre se decía “Ahora todos saben que están metidos en esta guerra”. Tras el atentado montonero contra un regimiento formoseño el 5 de octubre de 1975, el diario La Opinión de Jacobo Timerman (padre del ex canciller K) lanzaba una editorial que concluía: “Si algo faltaba para corroborarlo, el ataque de Formosa lo ha demostrado: el país está en guerra; todo el país, a lo largo y a lo ancho de su territorio”. Vamos más adelante: Clarín del 16 de agosto de 1979 opinaba “que las autoridades hayan librado una dura guerra contra la subversión y procuren mantener la paz social, son hechos unánimemente reconocidos”, mientras La Nación del 19 de septiembre de 1979 decía “la Argentina está en orden. Pero ese orden se ha pagado el alto, altísimo precio de una guerra”.
    Respecto de las Fuerzas Armadas, sus miembros reconocieron plenamente el estado de guerra fundamentalmente a través de los decretos de aniquilamiento. El primero de ellos firmado el 5 de febrero de 1975 por el gobierno constitucional de Isabel Perón, Decreto Secreto 261, ordenaba a las Fuerzas Armadas “aniquilar” a las organizaciones terroristas que actuaban en Tucumán. El segundo, del 8 de octubre del mismo año, Decreto 2.772, ordenaba el aniquilamiento en todo el país. Es lógico que tales órdenes hayan sido interpretadas por los militares argentinos como virtuales declaraciones de guerra: aniquilar, después de todo, es sencillamente “reducir a la nada”, y adquiere un sentido bien concreto cuando se aplica como comando a las Fuerzas Armadas.
    Finalmente, para las organizaciones terroristas como Montoneros y ERP tampoco cabía duda que lo que estaban llevando adelante era una verdadera guerra. En el V Congreso del PRT-ERP por ejemplo, en 1970, se concluía que “en el proceso de guerra revolucionaria iniciado en nuestro país, nuestro partido ha comenzado a combatir con el objeto de desorganizar a las Fuerzas Armadas del régimen”. En el número de abril de 1971 de la revista Estrella Roja, del ERP, se leía: “El Ejército Revolucionario del Pueblo está combatiendo en forma organizada, asumiendo la responsabilidad militar en el proceso de guerra revolucionaria que ha comenzado a vivir nuestro pueblo”. En febrero de 1975, desde la revista El Combatiente, de la misma organización, el líder erpiano Santucho llamaba a la “generalización de una guerra civil (…) extendiendo la guerra a todo el país”.
    Montoneros, por su parte, en carta a Perón tras el asesinato de Aramburu, anotaban: “El único camino posible para que el pueblo tome el poder para instaurar el socialismo nacional es la guerra revolucionaria total”. Desde su revista Militancia, en el primer número de 1973, afirmaban: “Nuestra estrategia sigue siendo la guerra integral”. En su otra revista, Evita Montonera, número correspondiente a septiembre de 1975, decían: “Esta guerra, como toda guerra, se rige por un principio básico y elemental: proteger las propias fuerzas y eliminar las del enemigo”. Los reportajes de la revista española Cambio 16 al Jefe del Ejército Montonero, Horacio Mendizabal, son llamativos: en 1977 esgrimía que “se realizaron más de 600 operaciones militares”; a mediados de 1978 declaraba que “la Junta Militar no ha ganado la guerra. Ha comenzado a perderla”, contaba que su “ejército” contaba por entonces con “4.000 granadas de mano, 1.500 granadas de fusil, elaboró 1.500 kilogramos de explosivos de potencia media y 850 de plástico C-2 de gran potencia. Además inventó un modelo de fusil lanzagranadas del que fabricó 250 ejemplares y posee, asimismo, un considerable arsenal de armas ligeras”. Finalmente concluía que “en sus próximas etapas de lucha y ya ahora, nuestro Ejército tiende a ir abandonando el uso de explosivos y a extender un tipo de guerra de infantería con armas ligeras, fusiles lanzagranadas y bazookas”. Estaba alardeando, en concreto, de los atentados con bazookas RPG-7 contra la Casa Rosada que hacía pocos días se habían perpetrado.
    ¿Hubo entonces una guerra en los años 70? Sus protagonistas, mientras los hechos transcurrían, así lo vivieron y así lo informaron. Los hechos, por su parte, lo confirmaron: se trató de una “guerra asimétrica” o “irregular”, caracterizada precisamente por la existencia de una parte débil que busca compensar su debilidad con arreglo a la irregularidad militar: terrorismo urbano y guerra de guerrillas, fundamentalmente.
    Y aceptar la realidad de la guerra, como dijimos, implica dejar atrás el relato de los “jóvenes idealistas” que el kirchnerismo impuso para ocultar la verdad sobre el terrorismo subversivo en la Argentina.
    …………………………………………….

  10. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:16 PM

    ESTA REALIDAD LEÍDA POR JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ, NO LE DAN LUGAR EN LOS MEDIOS.-
    LOS INVITO ESCUCHAR Y TRATAR ESTOS TEMAS DE LIBRO “LOS 70”
    DE Los 70 una historia violenta, el libro de Marcelo Larraqu
    JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ LO ESTA LEYENDO EN RADIOMITRE 790 DE 19 A 22 H:
    La siniestra guerra peronista
    Jorge Fernández Díaz comenzó su programa de esta noche leyendo un texto del periodista Marcelo Larraquy
    http://radiomitre.cienradios.com/la-siniestra-guerra…/
    La historia que nos quieren borrar
    Jorge Fernández Díaz comenzó su programa de esta noche leyendo un texto del periodista Marcelo Larraquy

  11. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:17 PM

    VA A HACER CASI UNA SEMANA QUE G. CENTURIÓN HABLO DE LA GUERRA CONTRA EL TERRORISMO.-
    HASTA AHORA TODOS LOS PROGRAMAS QUE VI HABLAN DE LAS VÍCTIMAS !!!!¿¿¿ CUANDO VAMOS A HABLAR DE LA GUERRA QUE COMENZÓ EN 1958 CON EL PRIMER ATENTADO MATANDO A UNA NENA DE 3 AÑOS EN TUCUMÁN DE UN BOMBASO, Y TERMINO MILITARMENTE EN 1983 .-
    ¿¿¿ CUANDO VAN HABLAR DE CUBA-FIDEL-KRUSCHEV-KGB DE PRAGA.- DE LOS MILITARES QUE TUVIERON UNA GUERRA QUE LES VINO DE ARRIBA QUE NO BUSCARON, DEL ATAQUE GUERRILLERO.
    ¿¿ CUANDO DE LOS 22.000 ATENTADOS ??
    CUANDO DEL LOS 4000 MUERTOS QUE PROVOCARON LOS TERRORISTAS??
    ¿¿¿ CUANDO DE LOS 2200 PRESOS DE LESA POR JUECES MILITANTES EN GENOCIDIO HOY, MUUUUUUUY NEGADO???
    ¿¿¿ CUANDO DE HABLAREMOS DE LO PRESOS ENTRE 75 Y 95 AÑOS CON ENFERMEDADES TERMINALES QUE NO LE DAN PRISIÓN DOMICILIARIA ??
    ¡¡¡¿ DEJEMOSNO DE CIRCOS !!!
    CON EL ATAQUE GUERRILLERO DURANTE 1958/83 MURIERON 13.000 ARGENTINOS !!!!
    … Y ES RESTO VIVIMOS ATERRORIZADOS, DE QUE NOS MATE UNA BOMBA !!!
    … O SER SECUESTRADOS !!!!!

  12. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:18 PM

    Los incendios de campos y catedrales, parecen los nuevos ataques terroristas del ISIS Y FARC
    Israel, Chile y Argentina: Ola de terrorismo incendiario
    por María Celsa Rodríguez • 25/01/2017 • 28 Comentarios
    https://www.informadorpublico.com/internacional/israel-chile-y-argentina-ola-de-terrorismo-incendiario
    Una nueva forma de terrorismo está azotando al mundo. Casi simultáneamente se han producido enormes incendios forestales en Israel en la zona Haifa, en Chile y en la provincia de La Pampa en Argentina.
    Según los especialistas, los incendios son provocados por astutos pirómanos que manejan muy bien la fuerza del fuego, encontrando los lugares idóneos para provocar el máximo daño posible. Así la fuerza del viento multiplica las chispas entre los árboles y arbusto secos, propagándose con rapidez, lejos de las cámaras de vigilancia y sin ser vistos, expanden el fuego hacia los terrenos adyacentes. Esta es la nueva forma de terrorismo doméstico o terrorismo individual donde las víctimas no son las personas, sino los bosques y los parques naturales, en que miles de hectáreas son destruidas en un instante, llevan varios días apagar los focos y se necesitan varias décadas para recuperar las especies perdidas.
    En Israel, más de 80.000 personas fueron evacuadas tan sólo en Haifa y de acuerdo a los servicios secretos que investigan las olas de ataques se estiman que provienen de los palestinos que utilizan a los niños para propagar el fuego y avivar nuevos focos. “Estamos ante una ola de terrorismo incendiario. Todo incendio provocado es una forma de terrorismo” afirmó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.
    Mishary Rashid Alafasy, un imán kuwaití, escribió en su cuenta de Twitter: “Deseo la mejor de las suertes a los incendios”). Más tarde añadió: “Israel está ardiendo y perdiendo el control y está pidiendo ayuda a sus aliados después de prohibir la oración y de robar los sitios sagrados (que el corazón de los fieles sea purificado)”.
    Lo mismo está ocurriendo en Chile cuyo gobierno pidió apoyo aéreo a Canadá, México, Estados Unidos, Perú y Brasil, por el voraz incendio -el mayor de la década-, que arrasa más de 67 mil hectáreas cerca de Santiago y en todo el territorio del país.
    Por su parte en La Pampa, Argentina, hay varios focos de incendios activos y ya se quemaron casi 1.100.000 hectáreas y las perdidas rondan los 1.300 millones de pesos.
    Ante esta nueva forma de terrorismo doméstico nos encontramos indefensos, con gobiernos que parecen no encontrar solución ante la creciente amenaza a la que estamos expuestos, mientras se crean enemigos imaginarios y polemizan en un conventillo cotidiano, el mal busca estrategias para seguir atacando ante las debilidades de los gobiernos.
    Está claro que hay aquí expuesta una cooperación ideológica con una metodología de ataque eficaz para hacer daño. Una organización diseñada desde la izquierda combinada con el Islam radical, donde la maquinación trasciende las fronteras, pero el modus operandi es el mismo. Llama mucho la atención que ninguna ONG medioambientalista funcional a la izquierda global se haya pronunciado al respecto.
    En diciembre pasado, la Izquierda Europea, el Foro de Sao Paulo y los líderes islámicos se reunieron en Berlín y programaron reorganizarse para los próximos desafíos de extender su poder a través de la metástasis de su cáncer, para ello necesitan el caos y los mapuches en Chile y Argentina y los palestinos en Israel son el vehículo idóneo para “encender” el terror.
    María Celsa Rodríguez
    * Informe especial de María Celsa Rodríguez Mercado para Fundación HACER

  13. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:20 PM

    CENTURIÓN NO MIENTAS MÁS
    *) LOS 23.000 ATENTADOS TERRORISTAS CUBANOS-KGB-COMUNISTAS, NO EXISTIERON DESDE 1958 A 1983.- ¡¡¡ FUERON UNA SENSACIÓN MEDIÁTICA CREADA POR LOS MEDIOS !!!
    *) LOS 4.000 MUERTOS DURANTE ESE PERÍODO, MURIERON DE MUERTE NATURAL DEL LA ÉPOCA, BALAZOS Y BOMBAS.-
    *) LOS 7.000 MUERTOS DE LOS TERRORISTAS, SUBIERON A 30.000 X´Q LE PUSIERON LEVADURA CALSA, Y A LOS 23.000 HAY QUE BUSCAR A SUS FAMILIAS PARA EXIGIRLES QUE COBREN LOS 244.000 U$A, MITI P´A HEBE Y LOS BOGAS.-
    *) LA CARLOTO SOLO  LOGRA ENCONTRAR 115 NIETOS, CON ADN TRUCHOS EN MUCHOS CASOS, Y LOS 500 QUE “LE FALTAN”, X´Q ELLA CUENTA EL 2 % DE 30.000.-
    *) LOS 2200 PRESOS DE LESA EN GENOCIDIO LEGALIZADO POR LA JUSTICIA MILITANTE, ESTA MUUUUUUUUUY BIEN PRESOS X´Q FUERON LOS MALOS QUE DERROTARON A LOS TERRORISTAS, YA MURIERON 440 EN PRISIÓN.- 
    *) AHORA TUS DD.HH. LIBERARÁ A PUCCIO, “POBRECITO ESTA VIEJO”, Y A LOS DE 75 A  95 AÑOS CON ENFERMEDADES TERMINALES DE LESA ELLOS ESTÁN MUY BIEN PRESOS P´A QUE SE MUERAN.-
    … Y NO SIGO P´A NO CANSAR …
    GOMEZ CENTURIÓN ES UN DESUBICADO POR DECIR LA VERDAD, Y LA VERDADES SUENAN MAS QUE TRES BATALLONES MARCHANDO A TAMBOR BATIENTE (DIJO NAPOLEÓN)

  14. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:21 PM

    Por favor ¡¡ Basta de intentos con gente que actuaron en los peores proyectos políticos !!!
    Masa /Stolbizer, son el frente Reciclador De Peronistas, + una lamentable Señora payasesca.- “La mona vestida de seda mona queda”
    Ellos son la reinserción del populismo peronista.-
    EL PERONISMO NUNCA FUE BUENO, SIEMPRE FUE UNA ATROZ CONCEPCIÓN DE VIOLENTOS NO DEMOCRÁTICOS
    Al populismo con todos y c/u de los fracasos, en nuestra historia, tendría que ser suficiente como para enterrarlo definitivamente
    Perón y su populismo, FRACASÓ Y DESTRUYO EL PAÍS de 1947 a 1955, hizo lo mismo que los K 2003-2015.-
    Creó al sindicalismo corrupto y violento, siempre mercenario-empresario de la violencia, que tuvo en jaque a todos los gobiernos.-
    Dilapidó las reservas cuantiosas del BCRA, EMITIÓ $$$, REGALÓ Y DEJO ROBAR A TODOS Y A TODAS.-
    Prostituyo las instituciones y fundió la economía, X´Q no estimuló el crecimiento agro industrial, con LA JUNTA NACIONAL DE GRANOS, les robó a los productores la comercialización y las ganancias.-
    INVENTO LA INFLACIÓN (750 % EN 10 AÑOS) DE LA QUE TODAVÍA NO HEMOS SALIDO.-
    Sus gobiernos se respaldaron, en grupos violentos, asesinos-mercenarios de choque, con el sindicalismo y las barras bravas, creo mano de obra mercenarias y corruptas.-
    Cuando desde 1914 a 1947 la inflación fue del 2 % ANUAL !!!!!, El dolar paso de 2,15 a 4,13 $ / U$A en casi 33 años !!!!!!
    En el 60/70 PERÓN promovió el terrorismo = “FORMACIONES ESPECIALES”, desde Puerta de Hierro, con ellas y Cámpora llegó al poder en 1973, luego las mando a matar con la “TRIPLE A”.-
    Volvió a país para lograr ser el muerto mas homenajeado, y dejó la herencia de un País atravesado por los terroristas, y llenos de odios de clase.-
    ESO SI, QUIZÁS UN ACTO DE EXTREMA SINCERIDAD, en la presidencia a María Estela Martínez de Perón, una persona muy preparada y experta cabaretera y bailarina de burdeles.-
    EL SABÍA QUE DEJABA UN KILOMBO.-
    ESTA ES LA OBRA DE UN DEMENTE, QUE CREO SU PROPIO MITO.-
    Creó en terrorismo de estado, con la triple A, que produjo 1000 muertos hasta que Isabel fue derrotada.-
    La revolución del 24 /03//76, que encabezó Videla, terminó con la CATÁSTROFE DE PERÓN, del peor gobierno en lo político y económico, y la peor violencia de la Historia.-
    Videla NO quería la revolución, pero el parlamento Escribanía Peronista se negó al JUICIO POLÍTICO A ISABEL P´A DESTITUIRLA.-
    Balbín 3 días de el 24/03, hablo por TV EN CADENA NACIONAL DE 3 minutos, SOLO DIJO:
    ” YO NO TENGO SOLUCIÓN ALGUNA”
    Osea que PERÓN COMO FIDEL, manejo al país creando una ilusión con una IDEOLOGÍA DE LA DERROTA, que nunca fue autosustentable, ni creo bienestar ni crecimiento sustentable.-
    PERÓN SE GASTO Y MUCHO MAS DE LAS RIQUEZAS QUE HABÍA, Y FIDEL DESTRUYO LA FUERTE ECONOMÍA CUBANA (en 1959 Cuba exportaba tanto como Argentina), PARA VIVIR DEL SUBSIDIO RUSO, A CAMBIO DE SER EL CAMPAMENTO DE INSTRUCCIÓN TERRORISTA, PARA TODA AMÉRICA, E INSTALAR MISILES INTER-CONTINENTALES PARA ATACAR RUSIA.-
    LUEGO, VIVIÓ DE LOS 100.000 BARRILES DE PETRÓLEO MENSUALES DE VENEZUELA, Y LOS APORTES DEL NARCO COLOMBIANOS.-
    Como se ve los populismos, de Perón, Fidel, Chávez y Maduro, fueron siempre una ficción de tiranos asesinos delirantes
    El peronismo de HOY, el Frente Reciclador de Peronistas y terroristas de Masa /Stolbizer sigue vendiendo humo peronista, en CUYA MÍSTICA todavía prende en PARTE DE LA POBLACIÓN mas necesitada.-
    HOY LOS POPES DEL SINDICALISMO, PREVIENDO SU DERRUMBE FINAL, X´Q dejó de ser tan rentable, como MOYANO, ahora intenta el nicho del afano del fútbol.-
    HASTA QUE LA GENTE-PUEBLO-MASA NO TERMINE CON EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO CON EL MITO DE “PERÓN”; MUERTO HACE 41 AÑOS; ASÍ SEGUIREMOS A LOS TUMBOS, Y CON PIEDRAS DE VIOLENCIA EN EL CAMINO.-
    HOY MACRI / CAMBIEMOS, LEJOS DE SER PERFECTOS, INTENTA EL CAMBIO MAS RACIONAL Y SANO.-
    NO QUEDA OTRA COSA DE DARLE EL APOYO, PARA TERMINAR CON LA TRADICIÓN MAFIOSA Y POPULISTA EN LA QUE ESTAMOS DESDE 1947.-
    Este gobierno tiene que desarmar el vínculo de la política corrupta y mafiosa, cómplice de las peores mafias:
    EL NARCO,
    LAS MAFIAS DEL JUEGO,
    PROSTITUCIÓN-TRATA,
    SINDICALISMO CORRUPTO Y VIOLENTO,
    Los Moyanos, Barrionuevo
    FÚTBOL, SU ADMINISTRACIÓN Y BARRAS BRAVAS
    POLICIALES-PENITENCIARIAS,
    JUDICIALES-MILITANTES
    LA PATRIA CONTRATISTA
    LA BUROCRACIA CORRUPTA
    y los sindicalistas de empleados del estado
    MICHELLI, YASKY, BARADEL, PIUMATO

  15. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:22 PM

    ORDEN DE EXTERMINIO A TERRORISTAS EMITIDA POR EL PRESIDENTE PERÓN
    Radiograma G6777 132/74 Lunes 21 de enero de 1974
    A TODOS LOS COMANDOS, ORGANISMOS Y UNIDADES DE LAS FUERZAS ARMADAS DE LA NACIÓN ARGENTINA PRIORIDAD “F”TXT:
    “Como comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y soldado experimentado luego de más de sesenta años de vida en la Institución , quiero llegar directamente a ustedes para expresarles mis felicitaciones por el heroico y leal comportamiento con que han afrontado el traicionero ataque de la noche del sábado 19 de enero de 1974.”Los ejemplos dados por los jefes y oficiales que han llegado hasta ofrendar sus vidas, tuvo la misma repercusión en los suboficiales y soldados que- con su valentía y espíritu de lucha- repelieron la agresión, con la colaboración de la Armada y la Fuerza Aérea.”Quiero asimismo hacerles presente que esta lucha en la que estamos empeñados, es larga y requiere en consecuencia una estrategia sin tiempo.”El objetivo perseguido por estos grupos minoritarios es el pueblo argentino, y para ello llevan a cabo una agresión integral.”Por ello, sepan ustedes que en esta lucha no están solos, sino que es todo el pueblo que está empeñado en exterminar este mal, y será el accionar de todos el que impedirá que ocurran más agresiones y secuestros.”La estrategia integral que conducimos desde el gobierno, nos lleva a actuar profundamente sobre las causas de la violencia y la subversión, quedando la lucha contra los efectos a cargo de toda la población, fuerzas policiales y de seguridad, y si es necesario de las Fuerzas Armadas..”Teniendo en nuestras manos las grandes banderas o causas que hasta el 25 de mayo de 1973 pudieron esgrimir, la decisión soberana de las grandes mayorías nacionales de protagonizar una revolución en paz y el repudio unánime de la ciudadanía, harán que el reducido número de psicópatas que va quedando sea exterminado uno a uno para el bien de la República…
    “Vaya mi palabra de consuelo para los familiares que perdieron a sus seres queridos, de aliento para los heridos y de esperanza para las familias del Coronel GAY y Teniente Coronel Ibarzábal. Tengan la certeza de que todo el poder del Estado está siendo empleado para lograr su liberación.”Quiera Dios que el heroico desempeño de todos ustedes nos sirva siempre de ejemplo.
    Firmado: JUAN DOMINGO PERÓN, PRESIDENTE DE LA NACIÓN.

  16. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:23 PM

    ESTO MUESTRA UNA VEZ MAS, QUE LAS FF.AA. EN ARGENTINA ACTUARON BIEN Y SEGÚN INDICÓ EL PRESIDENTE PERÓN SIENDO PRESIDENTE
    ESTE LISTADO ES PARA QUIEN DESEE Y NECESITE SACARSE LA MUGRE DEL RELATO ENFERMO SOBRE LOS JUICIOS DE LESA HUMANIDAD
    La guerra de la subversión de los ´70 EXISTIÓ y fue legal, …. Y HOY ESTAMOS DEJANDO MATAR POR ABANDONO A LOS QUE LA GANARON (1800 PRESOS Y AÚN SIN CONDENA)
    *) Casi todos los periodistas de la opo editan este tema, y no lo nombran, para Lanata, Nelson Castro, Van der Koy, Blank, Morales Solá, Pagni, Carlos Mira, Los Wiñasky, Los Leuco, Magdalena, Luis Majul, por nombrar a los mas estrella, para ellos no existen los gulag de los presos de “Lesa Humanidad”
    *) Documental – Argentina en Guerra
    VER: https://www.youtube.com/watch?v=e1OFs3wZvtA
    *) La guerra de los ´70 actualizada del siglo XXI , hoy se continúa con los juicios de lesa humanidad, y sus jueces prevaricadores y desquiciados.-
    *) Como se mata a los prisioneros politicos en argentina
    http://uniondepromociones.info/articulos/Como-se-mata-a-los-PP-en-Argentina-hoy-8va-actualizacion-25-Ago-15.pdf
    *) Los K vinieron SOLO para robar,
    Inventaron la tapadera de “LOS JUICIOS DE LESA Y DD.HH.”
    ¡¡¡¡ ESTO ES HOMICIDIO Y EXTERMINIO !!!
    *) EL RELATO K nació a la calor del disparate de la anulación de la JUSTICIA MILITAR con Alfonsín, que inventó el Juicio de la Juntas, y que Nefástor capitalizó con los Juicios de Lesa Humanidad, solo como tapadera para robar.-
    *) La guerra de los ‘70 fue legal, y los juicios a los comandantes de las FF.AA., un disparate progre e inconstitucional
    VER: https://www.informadorpublico.com/opinion/antes-de-escribir-revisen-el-placard
    *) La guerrilla en argentina fue instruida, entrenada, financiada, y armada por Rusia en Cuba
    FUE CUBA ‘Tata’ Yofre
    VER YOUTUBE: https://www.youtube.com/watch?v=9ZfZi7OmTyM J. B.Yofre:
    *) Los Juicios de Lesa Humanidad,
    SON UNA FARSA.-
    ¡¡ LOS MAGISTRADOS DE LOS TRIBUNALES DE LESA SON UNA LÁGRIMA !!
    Basta solo presenciar algunos para ver la ignorancia de los letrados en el tema
    Ver: PLAN CÓNDOR-1º parte-Testimonio del Gral. Heriberto Auel https://www.youtube.com/watch?v=bhfgG3zanlc PLAN CÓNDOR-
    2º parte-Testimonio del Gral. Heriberto Auel https://www.youtube.com/watch?v=VmQ7Y2CKeI8
    LA EXTERMINACIÓN UNO A UNO
    *) Radiograma G6777 132/74 DEL PRESIDENTE PERÓN A TODOS LOS COMANDOS, ORGANISMOS Y UNIDADES DE LAS FUERZAS ARMADAS DE LA NACIÓN ARGENTINA PRIORIDAD “F”TXT:
    VER:http://foro.seprin.com/showthread.php?72609-Radiograma-G6777-132-74-Lunes-21-de-enero-de-1974
    *) EN ARGENTINA EL TERRORISMO FUE DESDE 1959- 1983 HISTORIA ARGENTINA COMPLETA
    VER http://lahistoriaargentinacompleta.blogspot.com.ar/2007/12/sntesis-cronolgica-del-desarrollo-de-la.html
    *) La guerrilla en argentina fue instruida, entrenada, financiada, y armada por Rusia en Cuba
    FUE CUBA ‘Tata’ Yofre
    VER YOUTUBE: https://www.youtube.com/watch?v=9ZfZi7OmTyM
    J. B.Yofre: Me manejo con documentos porque sostengo que en la Argentina se mintió mucho https://www.youtube.com/watch?v=2O7vrfREUro
    *) Presentación libro “Fue Cuba” de Juan B. Yofre en el Club del Progreso
    VER: https://www.youtube.com/watch?v=tfj8WkZsR_w
    *) EL “CHE Guevara”: Anatomía de un mito. (Archivo histórico)
    VER: https://www.youtube.com/watch?v=RhOuD24c0wo&feature=youtube
    *) “Yo invente lo de los 30.000 desaparecidos, sabemos que fueron 7000 y muchos los desaparecimos nosotros, el terrorismo”
    Ver 1) : https://www.youtube.com/watch?v=7pf2NrO4ihw
    2) http://prensarepublicana.com/los-montoneros-eramos-terroristas-ganabamos-la-guerra-fusilabamos-mundo-luis-labrana/?mkt_hm=3&utm_source=email_marketing&utm_admin=74814&utm_medium=email&utm_campaign=Los_Monton
    *) La testigo montonera presa en la ESMA.
    Verbitsky trata mal X´Q EN ESMA LA TRATARON BIEN y declara en un juicio de “Lesa” María Luján Bertella – Testigo de juicio e Causa Esma https://www.youtube.com/watch?v=tDYdh0nWMsE
    *) “LA FALSA PAZ DE SANTOS Y LAS FARC”
    https://www.youtube.com/watch?v=Q9GlgZWvae4
    *) https://www.youtube.com/watch?v=d3MxZYzwJpE JAIME BAYLY ENTREVISTA AL GRAN ALVARO URIBE VELEZ (12-05-2016)
    *) Mas farsa de juicios de lesa
    http://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/01/01/luz-camara-accion-iv-la-farsa-de-los-juicios/
    Luz, Cámara, Acción IV . La Farsa de los Juicios . Tucumán 2013

  17. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:24 PM

    Coraje político: Gómez Centurión
    por Carlos E. Viana • 07/02/2017 •
    https://www.informadorpublico.com/opinion/coraje-politico-gomez-centurion#comment-288750
    «Éste es un libro acerca de la virtud más admirable de todas las virtudes humanas: el valor. Ernest Hemingway la definió como “gracia bajo presión”. Y estos son los relatos sobre las presiones que experimentaron ocho senadores de Estados Unidos y la gracia con la cual las enfrentaron». John F. Kennedy, Perfiles de Coraje.
    “Bárbaros, las ideas no se matan”, Domingo Faustino Sarmiento
    En 1957, John F. Kennedy obtenía el premio Pulitzer, por su libro “Perfiles de Coraje”, en el cual toma el ejemplo de ocho senadores estadounidenses, que mantienen la verdad, ante un ataque inmenso, que los amenazaba con la impopularidad.
    Juan José Gómez Centurión dio una muestra de coraje político con las siguientes declaraciones:
    “Lo de plan sistemático es un adjetivo; objetivamente la realidad es otra”. “Yo no creo que haya existido un plan para hacer desaparecer personas, fue un torpísimo golpe de Estado lidiando con un enemigo que no sabían cómo manejarlo y que había arrancado en el 75 con una orden constitucional de aniquilamiento”.
    “La desaparición de miles de personas es terrible. Es un análisis de causa-consecuencia. Y el número no es pornográfico en la medida de cómo lo desarrollemos, porque 8000 personas muertas desde el punto de vista social es espantoso, pero desde el punto de vista histórico no es lo mismo 8000 verdades que 22 mil mentiras”.
    Posteriormente ante un pedido, no precisamente valiente del Gobierno Nacional, pidió disculpas por si había ofendido a alguien, pero como un caballero no se retracto de las verdades que dijo, pero aclaro que no eran las opiniones del gobierno, por lo cual el gobierno tiene suspendido mi voto y probablemente de unos dos millones de argentinos más.
    Las opiniones de Gómez Centurión están fundadas en su experiencia militar como héroe en la guerra de Malvinas. El no hizo ninguna apología de la violencia, en cambio Estela de Carlotto; que recibe subsidios del gobierno; si defiende a la guerrillera que fue su hija Laura quien alababa los asesinatos de la organización terrorista a la perteneció (atentados contra el comedor de la Policía Federal; 23 muertos y el Ministerio de Defensa; 15 muertos; y otros más).
    La violencia cultural autoritaria, la están ejerciendo quienes atacan públicamente a los que quieren revisar los hechos de los setenta. Es una barbaridad que pretendiendo tener una cultura democrática, es decir libre, no se pueda reexaminar con fundamentos y razón lo que los mayores enemigos de la democracia pretenden establecer como tabúes y mitos intratables. Que es eso que ya esta establecido que hubo 30.000 desaparecidos, cuando nadie pudo fundar esa cifra. Donde están los fundamentos y razones que avalen esa cifra.
    Es más Gómez Centurión se quedo corto, porque lo de los setenta fue una guerra, la guerra fría, que aquí fue caliente, que nos impuso la URSS vía Cuba, con comandantes entrenados en la isla, Alemania comunista y otras naciones detrás de la Cortina de Hierro. Todo para implantar una dictadura como la del tirano totalitario Fidel Castro, la dictadura más sangrienta y larga que registra la historia de América.
    El Teniente Coronel muestra por segunda vez su coraje político, la primera fue cuando enfrento en la Aduana a los contrabandistas y narcotraficantes desde su dirección en la Aduana. Quienes lo atacan ahora con una intolerancia, sin esgrimir razones, son funcionales a los contrabandistas y narcos que lo quieren al Teniente Coronel fuera de la Aduana.
    La Reacción intolerante
    Primero la democracia es la libertad de cada uno y parte de esta es la libertad de expresarse y poder debatir libremente cualquier tema, en esta libertad radica la cultura política, sin la cual no hay democracia posible.
    ¿No es aberrante el crimen de 29 niños por la guerrilla? ¿Qué periodistas o políticos recuerdan esto? ¿Y los dos mil muertos que mataron los guerrilleros, no tenían derechos humanos? ¿Porque indemnizaron a los que atacaron la republica? Los gobiernos llamados democráticos les dieron 2.000 millones de dólares, en un país con indigentes y gente que pasa hambre.
    La cifra de más de 2.000 prisioneros de guerra, por sí solo es un símbolo de barbarie e injusticia. Pero además se lo hizo violando el artículo 18 de la Constitución Nacional.
    No hay democracia en Argentina, solo estamos intentando alcanzarla, no basta con la legitimidad de origen, a esta la tuvieron Hitler y Mussolini, es imprescindible la legitimidad de ejercicio y esta no solo depende del gobierno, si no dela cultura libre de los ciudadanos. Sin una cultura libre, donde impere la tolerancia, no es posible la democracia.
    Quienes agredieron a Gómez Centurion
    Citaré sólo a algunos. No pude ver todas las opiniones, pero los citados son representativos de una cultura que no alcanza a ser libre.
    Ricardo Gil Lavedra: Miembro de la cámara que reemplazo a la cámara legitima y al fiscal cesanteados por Alfonsín y en base a un decreto el 158/83 que proponía una modificación mediante se la cual se sacaba a los acusados de sus jueces naturales, con lo cual se violó de manera absoluta del artículo 18 de la Constitución Nacional. Además apoyó la designación de Zaffaroni como miembro del la Corte Suprema y apoyó un proyecto para disminuir las penas en el Código Penal (desde 1.983, hubo más de 30.000 asesinatos). Fue Secretario del Interior cuando se produjo el ataque La Tablada (1.989), en la cual el ministro al que respondía se lo encontró vinculado con los atacantes y según Gorriarán Merlo él también.
    Margarita Stolbizer: Gómez Centurión “no merece ser parte de un gobierno democrático”, dijo. ¿Fueron democráticos sus ex correligionarios Nosiglia, Becerra y sus amigos del ERP? Aunque sea como madre, debería haber condenado los más de 29 asesinatos contra niños efectuados por los terroristas que defiende.
    Julio Blanck y Eduardo Van Der Kooy: Una decepción que dos periodistas que mostraron coraje contra la dictadura indirecta de los Kirchner sólo ataquen y no examinen las opiniones que no comparten. Con una triste comparación agredieron cómicamente y no respondieron con fundamentos, defendiendo con carácter de mito la “verdad oficial”. En las democracias no hay “verdades oficiales”, todo esta sujeto a examen y debate.
    Luis Majul: Otra gran decepción. Al pedir la renuncia de Gómez Centurión cae en la misma intolerancia represiva que los Kirchner. Como dijimos Gómez Centurión fundamento sus dichos. No hay ninguna prueba que los desaparecidos sean 30.000, si que fueron 8.000. Si Majul no esta de acuerdo que responda con fundamentos no con presiones y pedidos de renuncia. Majul la intolerancia es enemiga de la democracia, en eesta no hay temas que no puedan ser examinados libremente.
    Mirtha Legrand: Mirtha, respecto de las declaraciones de Gómez Centurión: “Me parecen fuera de lugar, totalmente”. Señora usted como madre que ha perdido un hijo, no puede ignorar el de las madres que se quedaron sin los suyos, por el ataque terrorista de los setenta. Hubo una guerra señora, que no buscó Argentina, sino que nos atacaron sangrientamente. No se olvide de quienes dieron su sangre y ahora injustamente su libertad, por defender su derecho a expresarse.
    Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano: Dijo “La posición de Gómez Centurión está lejos de la del Gobierno en esta materia. Casi en veredas opuestas”. Consultado sobre si tendría funcionarios así, contestó: “No, yo personalmente no. Porque además mi área, obviamente, está muy ligada a esa temática, con lo cual la gente que colabora tiene otra forma de mirar la realidad y tiene otra responsabilidad en torno a esta cuestión”. Les recordamos al Ministro que él tiene a la colaboración de supuestas organizaciones de derechos humanos, que hacen la apología de la violencia política y que no se preocupa por los mas de 2000 prisioneros políticos, que lo están inconstitucionalmente, violando su derecho de defensa en juicio. Me preocupa que el Ministro de Justicia se aproxime a Stalin.
    Por su parte, Rogelio Frigerio, dijo: “no es una cuestión de números, que haya un desaparecido es un problema gravísimo”. Claro debería tener en cuenta los números da cada lado y que alguien a quien el admira, Arturo Frondizi, condenó expresamente la guerrilla de los setenta.
    María Eugenia Vidal y Carolina Stanley opinaron que Gómez Centurión debería pedir disculpas. Si alguien debe pedir disculpas por lo que piensa, donde esta la libertad de expresión. Otra gran decepción porque han coincidido con quienes creen que algunos tienen licencia para matar y otros no tienen derechos humanos. Así no se crea la cultura de seguridad.
    Con la libertad
    La periodista Fanny Mandelbaum, en cambio, “defendió” el derecho del titular de la Aduana, afirmando: “no le podés prohibir a nadie que diga lo que piensa. Podés estar de acuerdo o no”. Ésta es la posición en una democracia, que todavía no tenemos, porque como vemos, no existe una cultura democrática y esta todavía obstaculizada por los mitos que creo el terrorismo, hoy olvidado.
    Fanny Mandelbaun ha expresado lo que es la libertad de expresión, columna vertebral de la democracia.
    Unos licencia para matar otros sin derechos humanos
    Las “verdades oficiales” fueron parte de las bases de los gobierno de Hitler, Mussolini, Stalin, Mao Tse Tung, Fidel Castro y por ende de los admiradores de este último en Hispanoamérica.
    “La propaganda se convierte en un arma terrible”, sostenía Adolf Hitler y los ignorantes caen en la trampa de las frases de su ministro de propaganda, Paul Joseph Goebbels: “Miente, miente que algo quedará”. Esto es lo que ha conseguido el terrorismo socialista en Argentina. Inventar una leyenda con ribetes míticos y prejuiciosos y a la que le han agregado el tabú dogmático que no puede discutirse y se sanciona a quien lo hace.
    Les conviene a algunos políticos, periodistas e intelectuales, supuestos defensores de la democracia, considerar las palabras de Evelyn Beatrice Hall, en su libro Los amigos de Voltaire (1906), quien recreó una conversación del pensador francés, que resumía su pensamiento liberal: “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero estaría dispuesto a dar mi vida para que puedas decirlo”.
    Carlos E. Viana

  18. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:26 PM

    La guerra de los ‘70 fue legal, y los juicios a los comandantes de las FF.AA., un disparate progre e insconstitucional .
    Publicado a la‎(s)‎ 23 oct. 2013 18:48
    Si sólo lo dijera yo, ¿qué validez tendría? Pero ahora sale a luz este informe, de la nueva DIRECTORA DE DESARME EN LA UN, Virginia Gamba, Argentina de 59 años, Premio Nobel de la Paz (compartido) como miembro de la organización Pugwash por el desarme nuclear, en 1995.
    Fuerzas Armadas y su Futuro
    Por Virginia Gamba
    La guerra contra el terrorismo iniciada por orden del gobierno constitucional argentino en 1975 fue naturalmente continuada por el régimen de facto a partir del 24 de marzo de 1976, no porque los militares lo desearan, sino por imposición del enemigo, que mantuvo la ofensiva contra la sociedad argentina.
    Pero desde 1983 se decidió llevar a los militares combatientes en ella a los estrados judiciales a fin de juzgar sus conductas por procedimientos para tiempos de paz a la luz del Código Penal ordinario, habiendo generado ello una fenomenal confusión que se ha ido agravando a través del tiempo pues es sabido que las acciones de guerra deben juzgarse por las leyes que la gobiernan ante tribunales especiales y no por las leyes penales ordinarias aplicadas por los tribunales previstos para juzgar delitos comunes en tiempo de paz.
    Los jueces que han procesado y los que están juzgando a militares por sus responsabilidades durante la guerra contra el terrorismo, actuaron y actúan ignorando lo que es la guerra, las normas que la regula y la historia de la formación por parte del Estado Argentino de los cuadros militares para desempeñarse en ella.
    El conflicto en su variante netamente “revolucionario”, a partir de la década de los cincuenta, comenzó a preocupar a estudiosos militares y ya en el año 1958 en la Escuela Superior de Guerra contribuían en la cátedra dos Tenientes Coroneles franceses con experiencia en la guerra de Argelia, habiéndose llevado a cabo el primer ejercicio denominado “Barcala” en el Valle de Punilla, Córdoba.
    Desde entonces comenzaron a ser entrenados en forma específica por el Estado Argentino los cuadros militares tomándose más adelante, como guía escrita, reglamentos dictados e impresos oficialmente a partir de 1968 en los cuales se explicaba y definía a ese tipo de conflicto y se preveían las acciones para combatir en él.
    Hoy en día el conflicto es aún peor, y tanto Colombia, como Venezuela, como Chile, Bolivia y por supuesto Brasil están tomando medidas preventivas para evitar la guerra.
    Las miles de víctimas del terrorismo se merecen que encontremos una forma eficaz de detener a los terroristas y evitar que sigan amenazando la vida republicana, aunque sea bajo la apariencia de “democracia”. Porque no es lo mismo República que “democracia”, para los socialistas del siglo XXI.
    Los terroristas no funcionan como ejércitos convencionales: nunca llevan uniformes o defienden un territorio. Sus combates son para infundir pánico y, a través del miedo, su ideología. Por tanto, para que el ejército pueda responder al auge del terrorismo global hace falta plantear medidas que estén en constante evolución dentro de una estrategia global.
    El apartamiento voluntario del mundo civilizado obedece a la política desarrollada por parte del actual gobierno de la familia Kirchner, que sumergió al país en una falta de seguridad jurídica crítica. Eso trae necesariamente consecuencias: situaciones críticas que pueden llegar a ser violentas cuando el encauzamiento de los problemas trascienden lo jurídico.
    Con la autoridad de haber sido asesora permanente del Ministerio de Defensa argentino desde 1983 hasta 1988, y además Profesora Titular de la Escuela Superior de Guerra, antes de radicarme en Europa, puedo sostener científicamente que la falta de preparación de los militares en Argentina, su anulación y desarme absolutos, garantizan que el país será un blanco fácil del próximo conflicto, de una naturaleza absolutamente distinta que los anteriores.
    Como lo he expresado claramente en mi último trabajo “Society under siege – Crime, Violence and Illegal Drugs” (Sociedad bajo asedio – Crimen, Violencia y Drogas), publicado en Dublin, considero que el desarme y la desmovilización de las fuerzas armadas argentinas son garantía de la violencia.
    Saludo a usted atentamente felicitándola por los contenidos de su página.
    Firmado: Virginia Gamba
    Capetown – Sudáfrica

  19. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:38 PM

    PRIMICIA. El último testimonio de Jorge Rafael Videla.
    21 Marzo, 2017 Nicolás Márquez gobierno militar, guerra civil, Nicolás Márquez, Reportaje, Videla

    Corría el verano del 2012. El Teniente General Jorge Rafael Videla se encontraba detenido en Campo de Mayo junto con otros militares que afrontaban los juicios por lesa humanidad impulsados por el régimen kirchnerista. El ex Presidente de facto siempre se caracterizó por ser un hombre de pocas palabras: pero ahora estaba dispuesto a hablar.

    Fui a visitarlo justamente para entrevistarlo y allí me recibió de elegante sport, con modales amables, tono cortés y una agilidad física infrecuente en una persona de 86 años. Videla me advirtió de inmediato que estaba por salir un libro de Ceferino Reato el cual transcribía testimonios suyos (el libro luego se publicó bajo el título “Disposición Final”) y que por cuestiones de ética, él no quería superponer declaraciones entre un reportaje y otro. Fue así que quedamos en efectuar una serie de notas para plasmarlas en un cuerpo completo que saldría con posterioridad a la publicación del trabajo de Reato, empero sólo pudimos concretar ésta entrevista que aquí se transcribe, dado que a los pocos días el propio Videla fue trasladado al penal de Marcos Paz, en donde habría sido abandonado a su suerte y finalmente murió en mayo del año siguiente, a los 87 años.

    Este reportaje que sigue a continuación, muy probablemente es el último testimonio documentado que Videla haya dejado en vida. Lo grabé con un MP3 y conservé el audio durante todos estos años. Pero ahora, en vísperas del 24 de marzo del 2017 lo reproduzco, a los efectos de aportarle un testimonio más a la historia en boca nada más y nada menos de quien fuera uno de los protagonistas más importante de la última guerra civil que vivió nuestro trajinado país.

    Nicolás Márquez: Antes que nada gracias por esta conversación.

    JRV: Al contrario. Siempre dije que yo ganaba en las entrevistas personalizadas, sobre todo con la gente joven, porque ellos tienen una idea previa y se dicen a sí mismos “cuidado que este tipo muerde, ladra” y no. Luego ven que yo no era un tipo desarrapado sino arreglado. No tenia problema en servirles una gaseosa o café, en charlar de igual a igual y en sentarme a conversar abiertamente. En general quienes dialogan conmigo se van con una impresión de mi persona mucho más positiva respecto de la que previamente traían.

    NM: ¿Cómo empezó la represión antisubversiva que hoy tanto se cuestiona?

    JRV: Con Perón vivo ya había órdenes a la policía de que actuara como tal. En aquella época la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) ya estaba haciendo sus picardías…Y cuando los Montoneros matan a Rucci en 1973, Perón ya había sido elegido Presidente junto con su mujer (Isabel fue su compañera de fórmula), pero él no había asumido aun. Y fue ante ese crimen cuando él dispara esa frase que luego se la adjudicaron a Diego Maradona, en la cual él dijo “Me cortaron las piernas”. Lo cual pone de manifiesto el respeto que le tenía a Rucci y la magnitud de lo que significaba para Perón que Montoneros le hayan matado a un hombre de él, y que además era quien le manejaba los gremios. Y ahí Perón dijo “esto no da para más y a estos muchachos hay que liquidarlos”. Seguidamente Perón hizo una reunión secreta en Olivos, tiró dos o tres ideas, sacaron unas directivas y de ahí nace la AAA…lamentablemente.

    NM Muchas teorías sostienen que técnicamente la AAA nunca existió como tal, sino que eran hechos aislados no de una organización sino propios del conflicto que se estaba viviendo…qué puede decir al respecto?

    JRV: Puede haber mucho de fantasía o exageraciones, pero (José) López Rega tenía una estructura de gente de la policía y gente de inteligencia que le aportaba datos con la cual yo no estaba para nada de acuerdo, porque eso además se prestaba para ajustar cuentas. Es decir no solo para pelear contra el enemigo subversivo, sino para tomarse cualquier venganza personal: “y ya que estamos en esta, fulanito de tal me debe una y se la vamos a dar, total?”. Y estas cosas ocurrieron! Abusos y excesos propios de esa capacidad que tenían para hacer lo que quisieran.

    NM: ¿Y cuándo empiezan ustedes a participar en las operaciones de combate?

    JRV: Fue en 1975. Cuando hablamos con Italo Luder en reunión de Gabinete con los tres Comandantes en la cual el problema a tratar era el siguiente: ¿qué hacer ante la dimensión que ha tomado el terrorismo?. En efecto, siendo que la justicia no existía (estaba temerosa por lo que había pasado con el “camarón” de Lanusse y no actuaba) y la Gendarmería y la Policía estaban superadas, entonces la consigna del gobierno peronista fue emplear a las FFAA. Y nosotros le ofrecimos al gobierno entonces vigente cuatro cursos de acción: el primer curso de acción era muy medido, pautado, no habría ningún exceso pero era una guerra sine die y podía durar indefinidamente (como pasó con las FARC en Colombia que nacieron en los años 60´ y hoy todavía están operando), luego dos cursos intermedios y el cuarto que era el más extremo en violencia (la antítesis del primer curso), en el cual corríamos el riesgo de que se cometieran desmanes u horrores, pero teníamos la garantía de que en un año y medio listo!, se terminó todo. Podríamos llorar por los desaparecidos: pero estaríamos en paz.

    NM: ¿Ud se anima a decir qué porcentaje de desaparecidos en vez de terroristas también pudieron haber formado parte de “un ajuste de cuentas”?

    JRV: No lo sé. Pero lo que sí es cierto es que el problema que tenía ese curso de acción número cuatro es que era tan permisivo, que daba las condiciones o creaba una situación en la cual era muy fácil llegar a hacer este tipo de cosas.

    NM: ¿Qué pasó después de la reunión con Luder?

    JRV: Tras esa reunión, al día siguiente el gobierno peronista dictó los Decretos de aniquilamiento de la subversión y se comenzó a operar con el mencionado cuarto curso de acción.

    NM: ¿Hasta cuándo duró ese curso de acción?

    JRV: Duró hasta cuando se supuso que la subversión estaba agotada. Porque no hay una fecha específica que nos diga “acá la guerra está terminada”. Pero podemos decir que a fines del 77´ la guerrilla ya estaba controlada y por entonces, salvo excepciones ya casi no había desaparecidos. Pero fue en el 79´ cuando hubo dos o tres episodios, la famosa Contraofensiva (cuando los terroristas atentaron contra Walter Klein, Roberto Alemann o Francisco Soldati). Allí actuaron cuadros Montoneros que se habían ido del país de manera clandestina. O sea que eran “desaparecidos” per se porque nada se sabía de ellos, pero que luego ingresaron al país también de forma clandestina, y estuvieron operando hasta que los descubren después de que se producen varios atentados: y ahí sí, la mayor parte de esos guerrilleros fueron liquidados y desaparecidos.
    LEÉ TAMBIÉN: Atención San Luis!

    NM: Pero en el medio de su exposición nos salteamos al 24 de marzo de 1976: Un tema recurrente dice que el golpe fue impulsado por corporaciones o empresarios para llevar a cabo una política económica determinada.

    JRV Cuando era yo Comandante en Jefe y agarré la manija en el fragote que se venía gestando por izquierda, yo tenía muy pocos contactos con políticos y empresarios, es más, hasta te diría que ninguno…

    NM ¿Cuál fue la nota distintiva de su gobierno?

    JRV: Como esquema de poder, nosotros éramos la contradicción de lo que tiene que ser un gobierno de facto, dado que un gobierno de facto tiene que ser ejecutivo, dictatorial, manda uno solo, por ejemplo Pinochet. En cambio acá cada Arma tenía su espacio de poder y teníamos que discutir entre los tres Comandantes para ponernos de acuerdo. Se formaba entonces un equipo de compatibilización que estudiaba el problema etc. Y eso nos quitaba la ejecutividad propia de un gobierno de facto: “mañana se hace tal cosa y punto, se hacía”. En cambio nosotros teníamos que ponerlo a consideración de un comité de estudio y cosas por el estilo…eso fue un error.

    NM: ¿Durante el gobierno militar ustedes nunca pensaron las consecuencias de la posguerra antisubversiva?

    JRV: No. Fijate que Alfonsín fue nuestro enemigo, pero fue un hombre medido. Porque si bien es cierto que tenía un poder acotado, también es cierto que era un hombre más racional y puso un coto: “cortamos la cabeza de los Comandantes, algún que otro Comandante de cuerpo y basta. Y cinco o seis años después, antes de irme les damos un indulto o algo similar” (ese habrá sido su razonamiento). Ante lo cual él salvaba su imagen de defensor de los DDHH y su imagen de demócrata ante la socialdemocracia internacional con la cual él sí tenía sus compromisos fuertes. Él no fue nuestro amigo pero jugó un partido normal. Nos dio luego las dos leyes de pacificación (Obediencia Debida y Punto Final) y luego Carlos Menem nos dio sus indultos, aunque éste último era un sinvergüenza, un pillo, pero nos dio los indultos. En cambio estos tipos (los Kirchner) no! Vinieron a cobrarse la revancha! Con el agravante que estos tipos eran perejiles, no eran como Firmenich que iba a pelear. Sino que eran perejiles que no pasaban de repartir panfletos. Y vienen luego con el complejo de no haber hecho lo que ellos suponen que deberían haber hecho, y se presentan ahora como “líderes de la lucha” ¿De qué lucha? Entonces ante esa falta de autenticidad tienen que llenar ese vacío con algo, y esa lucha la dan ahora al modo de Antonio Gramsci: desarticulando todos los valores y sobre todo a las instituciones: ¿Hablando de desaparecidos? El gran desaparecido en el gobierno de los Kirchner es la República. Hoy no hay República.

    NM: Pero también se podría decir que durante su gobierno tampoco hubo República…

    JRV: Es posible. Sin embargo había rasgos en donde estaba el sentido republicano. Por ejemplo yo te aseguro que en cuanto a la división de poderes, la Corte Suprema de Justicia que teníamos nosotros era independiente: ¡ojalá la tuviéramos hoy!. No era una Corte adicta ni vendida. Era una Corte de notables. Jamás un Juez de la Corte fue a mi despacho ni yo al despacho de ninguno de ellos. Más aun. En un momento dado me plantearon una situación muy firme y razonable que me podía costar a mí la misma presidencia, me refiero al caso de Jacobo Timerman (padre de Héctor Timerman, el Canciller de Cristina Kirchner).

    JRV: ¿Qué pasó con Timerman?

    NM: La Corte un día resuelve que la situación de Jacobo Timerman (que estaba detenido a disposición del PEN conforme las facultades que yo tenía al regir el Estado de Sitio) “no guardaba razonabilidad” y en consecuencia, de inmediato había que disponer su libertad. Decirle eso a los “halcones” no era nada fácil (me refiero a Generales como Menéndez, Riveros o Suarez Mason), tipos macanudos todos pero con posturas muy duras. Ante esta resistencia, me viene a ver desesperado el Ministro de Justicia Alberto Rodríguez Varela y me dice lo siguiente: “Éste es el planteo de la Corte, y si nosotros no hacemos lugar al fallo, los jueces de la Corte renunciarán en masa y nos dan 24 horas para ponerlo en libertad”. Entonces lo llamo al Gral. (Roberto) Viola y le digo: “yo no soy un hombre de derecho pero si la Corte dice que esto es así, entones para mí es así”. Y si la Corte se va, perdíamos el único resquicio de República que teníamos de independencia de poderes (aunque teníamos la CAL que reemplazaba al Congreso), pero el verdadero órgano independiente era la Corte, y entonces les aclaré a mis camaradas que si el fallo de la Corte no se respetaba y los jueces renunciaban, pues yo renunciaría con ellos a la Presidencia de la Nación. ¡Imaginate el clima existente también entre Generales y Almirantes! Nadie quería liberar a Timerman. Pero cuando amenacé con irme todos aflojaron y dijeron “bueno, vamos a expulsarlo, le damos la libertad a Timerman, pero sale directamente de la cárcel a un avión y que se vaya al país que él elija”. Eso se hizo y eligió Israel. Duró allí 6 meses puesto que Israel lo expulsó del territorio porque no se qué cagada habrá hecho. Y el hijito de Timerman (Héctor) que tenía su revista paralela al diario La Opinión (dirigía a la sazón el diario oficialista La Tarde), en lo personal hoy me odia

    NM: ¿Por qué lo odia?

    JRV: Porque le pusimos preso al padre y según él dice, lo torturamos.

    NM: ¿Y por qué estuvo preso Jacobo Timerman?
    LEÉ TAMBIÉN: Video: “A Perón habría que haberlo matado”. Por Nicolás Márquez.

    JRV: Por el caso Graiver. Su diario, La Opinión nos apoyó desde antes y después del golpe. En verdad Timerman fue un amigo, o mejor dicho, no fue un enemigo. Pero luego él se vendió con el asunto del secuestro de los hermanos Born a manos de Montoneros. Él fue custodio de esos dólares en esa sociedad que él tenía con David Graiver y fueron quienes retuvieron el dinero del secuestro. Y con ello él vivía tranquilo.

    Se hizo una investigación e incluso se puso un Juez Militar para investigarlo. Pero el mismo Juez me dijo: “mire General, no se pudo encontrar nada como para meterlo preso. Sé que Timermann es un sinvergüenza y nos está engañando. Pero no encuentro pruebas como para meterlo preso con condena”. Y entones se lo puso preso a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Y esa detención es lo que la Corte desestimó, alegando que la misma no guardaba razonabilidad.

    NM: Otro tema muy discutido relativo al periodismo durante su gobierno, fue el caso “Papel Prensa”…

    JRV: No tengo mucho para decirte de eso. Sé que costó y que había intereses en contra, como por ejemplo Massera, que estaba muy en contra.

    NM: ¿En contra de qué?

    JRV: En contra de la compra de Papel Prensa por parte del Estado. Porque él decía que era una operación sucia, que era dinero mal habido, que era una suerte de lavado de dinero y que íbamos a ser cómplices etc. Y por otro lado, estaba el hecho de que la Argentina pudiera tener el dominio de un insumo estratégico como era ser dueño del papel de diario e independizarnos de las cuotas que Estados Unidos nos imponía en el monto y cantidad que ellos querían. Entonces consideré que era una forma de salirnos de esa traba y yo aposté. Y creo que no hicimos mal.

    NM: ¿Y la versión que tanto se divulgó acerca de que los propietarios fueron obligados a venderle al Estado?

    JRV: Eso es un cuento.

    NM: Hablemos de fútbol. El partido Argentina con Perú en el Mundial 78´, siempre se sospechó que fue un cotejo arreglado…

    JRV: Yo por lo pronto no tengo conocimiento de que hubiese ocurrido nada raro.

    NM: Pero la cara lo vende! Me lo dice de una manera tan poco convincente! (Videla a pesar de su personalidad distante o inexpresiva vierte un gesto facial signado por la picardía).

    JRV: Por lo que lo conozco no hubo tal cosa. Es más, yo escuché entrevistas que le hicieron a los jugadores y ellos responden de manera ofendida cuando se pone en duda la pureza del resultado.

    NM: Bueno pero es que si eso se transparentara, los propios jugadores quedarían para la historia sin el mérito de haber ganado el campeonato…

    JRV: Pero nos excedimos: le hicimos seis goles a Perú y teníamos que hacer cuatro. Nos daba el cuero para ganar. Y si bien Menotti (César Luis) no me merece ninguna simpatía en absoluto, reconozco que fue un tipo eficiente. Con él nos vimos después del Mundial. Yo invité a Olivos a todo el equipo y al cuerpo técnico a un almuerzo y él estuvo sentado al lado mío. Y charlábamos con él. Y si bien él no me generaba simpatía y había cierto recelo en razón de que era un tipo zurdo y yo no era zurdo, debo reconocer que era honesto y yo me jugué por él.

    NM: ¿De qué manera se jugó por Menotti?

    JRV: Por qué ni bien vino el golpe no pocos dijeron “bueno vamos a cambiar al técnico de la selección”. Y yo dije que no. Él ya llevaba dos años como técnico y faltaban dos más para el mundial. Era una picardía perder esos dos años de experiencia porque Menotti era zurdo: ¿a quién mató? ¿A quién va a matar? ¿Es un problema nacional? ¡Bueno póngale tres custodios a que lo cuiden! ¿Es eficiente? Sí!, bueno entonces dejémoslo. Y Menotti fue eficiente e hizo lo que tenía que hacer.

    Y no sólo actuamos así con Menotti. Nosotros tuvimos muchos funcionarios socialistas en nuestro gobierno y el Partido Comunista no fue prohibido. A los comunistas se los trató con la misma vara que a todos los demás partidos políticos. En la primera página de los diarios del día siguiente al golpe, los que nos apoyaban, entre muchos otros eran Fernando Nadra (alto dirigente del PC) y todos esos. Y les consultábamos: ¿pero ustedes no son comunistas? Y nos decían “nosotros estamos con el Proceso”.

    NM: Ya que estamos en el Mundial: vale recordar que previo al mismo hubo una reunión entre Massera y Montoneros…?

    JRV: No me consta. Pero existieron rumores muy fuertes de esa posible reunión…

    NM: Ud en su fuero íntimo cree que la reunión existió?

    JRV: Sí. Conociendo como era Massera y sus apetencias de poder a cualquier precio… Él no hubiera tenido ningún resquemor en juntarse con Mario Firmenich a cambio de que los Montoneros le dieran apoyo para su proyecto político, pero es una suposición mía.

    NM: Saltemos de los 70´ a su actualidad (verano del 2012 en el penal militar de Campo de Mayo) ¿Cómo es la relación con sus compañeros de celda?

    JRV: Nos llevamos muy bien y vaya que hay diferenciad de jerarquías y edad!.

    NM: ¿Cómo es el clima que aquí se vive a diario?

    JRV: Hay inquietudes, hay gente que estudia, gente que panfletea, gente que prepara sus alegatos. Estamos informados y al tanto del chisme de los temas que nos son comunes. Estamos motivados a pesar de todo, dado que nada nos asegura la libertad con esta caterva que tenemos en el gobierno (pleno régimen de Cristina Kirchner), pero tenemos que estar preparados para lo que se viene jugando en el terreno en el que ella (la Presidente) nos planteó el problema: no con armas sino con la estrategia gramsciana, es decir a través del descrédito y la disolución de los principios y valores
    . En eso, nosotros tenemos que ser fieles custodios.

  20. HERVOJE IVAN STEPINAC
    23/03/2017 at 12:59 PM

    El Papa nunca se pronunció sobre Grassi, pero encargó cuatro libros que lo declaran inocente
    La Conferencia Episcopal encabezada por Jorge Bergoglio se los comisionó a un jurista luego de la condena en 2010: son la mayor defensa al sacerdote abusador jamás ejercida. Según un querellante del caso fueron usados para presionar a la Corte, que este martes ratificó el fallo

    Por Federico Fahsbender 21 de marzo de 2017
    ffahsbender@infobae.com

    “Estudios sobre el ‘caso Grassi’”, comisionados por Bergoglio en 2010.
    “Tengo todos los óbices sacerdotales”, le dijo el padre Julio César Grassi al autor de esta nota a mediados de 2011.
    No mentía. A pesar de estar condenado a 15 años de cárcel por abusar de un menor a su cargo en su Fundación Felices Los Niños, con un fallo en su contra emitido por el Tribunal N°1 de Morón y ratificado por el Tribunal de Casación bonaerense, a pesar de amplias y deshonrosas acusaciones en su contra, Grassi todavía tenía el derecho eclesiástico de dar misa a los fieles, de confesar a los pecadores y darle la extremaunción a los moribundos. Todavía era cura y todavía lo es, preso en su celda de la Unidad N°41 en Campana. Ahora, depende de Roma y del papa Francisco que no lo siga siendo.
    Ya hay motivos suficientes para que el Sumo Pontífice le quite a Grassi su estola y su collarín y lo expulse del seno de la Iglesia Católica. Esta mañana, los cinco jueces de la Corte Suprema presidida por el doctor Ricardo Lorenzetti dieron la última palabra sobre la causa del sacerdote: los últimos recursos presentados por la defensa del cura fueron rechazados y la condena de la Justicia de Morón fue ratificada de forma unánime. Es el fin de la línea. Ya no queda nada para discutir. Para la Justicia y para el Estado, el cura es definitivamente un abusador de menores.

    El tiempo fue largo; la decisión del supremo tribunal ocurre a casi 15 años de la denuncia original del programa Telenoche, luego de una gran cantidad de apelaciones, de denuncias a testigos y víctimas que lo denunciaron hechas por Grassi mismo, de que el cura y sus defensores hayan explotado cada hueco que el sistema judicial argentino ofrece. Ya no quedan instancias, al menos en este país, para que Grassi quede libre sin cumplir su pena.

    Grassi y el papa Francisco: un tenso interés.
    Jorge Mario Bergoglio, hoy papa Francisco, era la cabeza de la Iglesia en Argentina y jefe de la Conferencia Episcopal del país mientras Grassi era denunciado y condenado en primera instancia por la Justicia. Pero Bergoglio nunca se expidió sobre Grassi, al menos no en público. Lo cierto es que el caso Grassi desveló al hoy Papa durante años: en sus cálculos privados, Bergoglio concibió la caída del sacerdote más famoso de la Argentina como un complot revanchista urdido por uno de los mayores grupos mediáticos del país. La suerte del cura en la Corte Suprema se volvía un particular interés.
    Las versiones que indicaban una presión ejercida desde el Vaticano sobre la Corte fueron persistentes. En junio del año pasado año, Ricardo Lorenzetti visitó en el Vaticano al Papa, en el marco de una cumbre de jueces sobre crimen organizado. Anoticiado de esta reunión, “Gabriel”, la víctima por la cual Grassi fue condenado -hoy de 32 años-, le escribió al presidente de la Corte pidiéndole encarecidamente que no libere al hombre de la Iglesia, que eso implicaría “revivir su calvario”.
    El histórico abogado querellante del caso, Juan Pablo Gallego, fue el encargado de entregar la misiva. Gallego aseguró en diálogo con Infobae que Lorenzetti lo recibió. La charla que mantuvieron, según el abogado, fue “sumamente llamativa”. El abogado apuntó: “En ese encuentro, el doctor Lorenzetti me transmitió que por el caso estaba recibiendo ‘mucha presión’. Entendí claramente que me manifestaba esto recién llegado de Roma”.

    Fragmento en uno de los tomos a los que accedió Infobae que revela quién comisionó el estudio.
    Para esta presión, según Gallego, el Papa tuvo una herramienta de peso. Fueron cuatro libros de edición privada, un análisis crítico del expediente Grassi que abarca más de 2600 páginas. “Estudios sobre el caso Grassi” son los títulos de estos libros, dedicados a refutar los relatos de “Gabriel”, el joven cuyo testimonio llevó a la condena de Grassi y de “Ezequiel” y “Luis”, de cuyas acusaciones el cura fue sobreseído.
    La Conferencia Episcopal Argentina, que Bergoglio encabezaba, los comisionó en septiembre de 2010 –luego de la condena al cura- al abogado Marcelo Sancinetti, un jurista y profesor de derecho penal con más de 35 años de carrera, estrechamente ligado a la Iglesia. Su mujer, Patricia Ziffer, que hoy integra la comisión encargada del anteproyecto de reforma del Código Penal, tiene cercanía con la Corte: según el portal Chequeado, fue secretaria del fallecido juez Enrique Petracchi.
    Los libros fueron terminados en 2013, con Bergoglio ya convertido en la cabeza de la Iglesia Católica. En el primero, Sancinetti reconoce que la Conferencia le encargó el análisis del caso un tiempo antes de que Casación bonaerense fallara en contra del cura Grassi en 2010. En el tercero, el académico indica el nombre de quien le encomendó especialmente el trabajo: el ex presidente de la Conferencia Episcopal, Jorge Mario Bergoglio.
    De acuerdo al querellante Gallego, estos libros, una suerte de fantasma editorial sin datos de tirada ni pie de imprenta, fueron entregados a los integrantes del máximo tribunal del país por lobistas que invocaban el poder de Bergoglio. Fuentes cercanas a la Corte lo niegan; Sancinetti, sin embargo, jamás lo desmintió de cara a los repetidos llamados y mensajes enviados por Infobae.
    Cada tomo se encarga de refutar a una víctima. En el cuarto tomo, el jurista asegura que su trabajo tiene sus raíces “en los mandamientos más elevados de todas las religiones y culturas: la pureza, el honor y la verdad”. Leídos los cuatro tomos, la conclusión del autor no deja dudas: los libros son la defensa más vehemente de Grassi jamás realizada. Y por supuesto, la más polémica, porque Sancinetti actuó como una suerte de juez.
    Sin ser parte de la causa, Sancinetti evaluó cada evidencia disponible –incluidos los audios del juicio, que fue a puertas cerradas–, cada testimonio y cada fallo. Señaló, tal como lo haría un juez, decenas de supuestas incongruencias, actos fallidos y falsedades en los testimonios de los jóvenes que acusaron al cura. El tercer tomo termina con dos “análisis de credibilidad”. Uno está dedicado a Grassi. El otro, a “Gabriel”, el joven que lo condenó. Para Sancinetti, la balanza se inclina de un solo lado: “El estudio detenido de la declaración de uno y otro ya muestra claramente quién de ellos se ajusta a la verdad: el acusado”.

    Marcelo Sancinetti.
    Y al final, Sancinetti dictaminó. Según él, Grassi no sólo es inocente de abuso sexual contra esos pupilos, a quienes el abogado llama “falsos acusadores”: el cura también fue víctima de un complot urdido por un poderoso multimedios, el mismo pensamiento privado del hoy Papa.
    Hay pasajes sorprendentes. Por ejemplo, en el epílogo –página 729, último párrafo, cuarto tomo– Sancinetti resume que lo que vivió Grassi, básicamente, fue un atropello. Y lamentó, siempre hablando de sí mismo en tercera persona, “que el haber llevado a cabo esta obra lo haya sumido aún más de lo que ya estaba, en su desesperanza, ante el escaso grado de justicia”.
    En la introducción, Sancinetti incluyó un capítulo especial, titulado “El interés de este estudio para la Iglesia Católica”. En el texto, se pregunta: ¿debería Grassi seguir siendo cura si se agotan las instancias judiciales, si la Corte falla en su contra? Y sigue: “¿Correspondería privar a Julio César Grassi del ejercicio de su ministerio en forma total o parcial como, por ejemplo, administrar ciertos sacramentos? ¿Debería tomar la Iglesia una posición ante la opinión pública o sus feligreses?”. Bergoglio, por su parte, jamás lo hizo.
    Sin embargo, la Conferencia Episcopal no fue unánime acerca de los libros. Revisar el Caso Grassi y editar posibles herramientas de lobby le creó una división interna. Una alta fuente de la Justicia bonaerense que conoce las entrañas de la Iglesia argentina le dijo a Infobae: “Los obispos que conocían a Grassi no estaban a favor de hacer los libros. Pero otros pensaban que el caso ponía en riesgo la imagen de la Iglesia”. Por lo visto, triunfó el segundo grupo.

  21. TITO de PALERMO
    24/03/2017 at 12:50 AM

    MEMORIA: en estos momentos de emergencia nacional, donde seguimos asaltados por el temor alarmante que produce ver como nuestro país sigue amenazado y con temor de SER VENEZUELA, es imperioso recordar a nuestras Fuerzas Armadas que el 24 de Marzo de 1976 (41 años ha) nos SALVARON DE SER CUBA.-
    TITO de PALERMO

    https://prensarepublicana.com/primicia-ultimo-testimonio-jorge-rafael-videla/?mkt_hm=2&utm_source=email_marketing&utm_admin=74814&utm_medium=email&utm_campaign=PRIMICIA_E

    PRIMICIA. El último testimonio de Jorge Rafael Videla.

    Nicolás Márquez•21 Marzo, 2017

    Corría el verano del 2012. El Teniente General Jorge Rafael Videla se encontraba detenido en Campo de Mayo junto con otros militares que afrontaban los juicios por lesa humanidad impulsados por el régimen kirchnerista. El ex Presidente de facto siempre se caracterizó por ser un hombre de pocas palabras: pero ahora estaba dispuesto a hablar.

    Fui a visitarlo justamente para entrevistarlo y allí me recibió de elegante sport, con modales amables, tono cortés y una agilidad física infrecuente en una persona de 86 años. Videla me advirtió de inmediato que estaba por salir un libro de Ceferino Reato el cual transcribía testimonios suyos (el libro luego se publicó bajo el título “Disposición Final”) y que por cuestiones de ética, él no quería superponer declaraciones entre un reportaje y otro. Fue así que quedamos en efectuar una serie de notas para plasmarlas en un cuerpo completo que saldría con posterioridad a la publicación del trabajo de Reato, empero sólo pudimos concretar ésta entrevista que aquí se transcribe, dado que a los pocos días el propio Videla fue trasladado al penal de Marcos Paz, en donde habría sido abandonado a su suerte y finalmente murió en mayo del año siguiente, a los 87 años.

    Este reportaje que sigue a continuación, muy probablemente es el último testimonio documentado que Videla haya dejado en vida. Lo grabé con un MP3 y conservé el audio durante todos estos años. Pero ahora, en vísperas del 24 de marzo del 2017 lo reproduzco, a los efectos de aportarle un testimonio más a la historia en boca nada más y nada menos de quien fuera uno de los protagonistas más importante de la última guerra civil que vivió nuestro trajinado país.

    Nicolás Márquez: Antes que nada gracias por esta conversación.

    JRV: Al contrario. Siempre dije que yo ganaba en las entrevistas personalizadas, sobre todo con la gente joven, porque ellos tienen una idea previa y se dicen a sí mismos “cuidado que este tipo muerde, ladra” y no. Luego ven que yo no era un tipo desarrapado sino arreglado. No tenia problema en servirles una gaseosa o café, en charlar de igual a igual y en sentarme a conversar abiertamente. En general quienes dialogan conmigo se van con una impresión de mi persona mucho más positiva respecto de la que previamente traían.

    NM: ¿Cómo empezó la represión antisubversiva que hoy tanto se cuestiona?

    JRV: Con Perón vivo ya había órdenes a la policía de que actuara como tal. En aquella época la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) ya estaba haciendo sus picardías…Y cuando los Montoneros matan a Rucci en 1973, Perón ya había sido elegido Presidente junto con su mujer (Isabel fue su compañera de fórmula), pero él no había asumido aun. Y fue ante ese crimen cuando él dispara esa frase que luego se la adjudicaron a Diego Maradona, en la cual él dijo “Me cortaron las piernas”. Lo cual pone de manifiesto el respeto que le tenía a Rucci y la magnitud de lo que significaba para Perón que Montoneros le hayan matado a un hombre de él, y que además era quien le manejaba los gremios. Y ahí Perón dijo “esto no da para más y a estos muchachos hay que liquidarlos”. Seguidamente Perón hizo una reunión secreta en Olivos, tiró dos o tres ideas, sacaron unas directivas y de ahí nace la AAA…lamentablemente.

    NM Muchas teorías sostienen que técnicamente la AAA nunca existió como tal, sino que eran hechos aislados no de una organización sino propios del conflicto que se estaba viviendo…qué puede decir al respecto?2

    JRV: Puede haber mucho de fantasía o exageraciones, pero (José) López Rega tenía una estructura de gente de la policía y gente de inteligencia que le aportaba datos con la cual yo no estaba para nada de acuerdo, porque eso además se prestaba para ajustar cuentas. Es decir no solo para pelear contra el enemigo subversivo, sino para tomarse cualquier venganza personal: “y ya que estamos en esta, fulanito de tal me debe una y se la vamos a dar, total?”. Y estas cosas ocurrieron! Abusos y excesos propios de esa capacidad que tenían para hacer lo que quisieran.

    NM: ¿Y cuándo empiezan ustedes a participar en las operaciones de combate?

    JRV: Fue en 1975. Cuando hablamos con Italo Luder en reunión de Gabinete con los tres Comandantes en la cual el problema a tratar era el siguiente: ¿qué hacer ante la dimensión que ha tomado el terrorismo?. En efecto, siendo que la justicia no existía (estaba temerosa por lo que había pasado con el “camarón” de Lanusse y no actuaba) y la Gendarmería y la Policía estaban superadas, entonces la consigna del gobierno peronista fue emplear a las FFAA. Y nosotros le ofrecimos al gobierno entonces vigente cuatro cursos de acción: el primer curso de acción era muy medido, pautado, no habría ningún exceso pero era una guerra sine die y podía durar indefinidamente (como pasó con las FARC en Colombia que nacieron en los años 60´ y hoy todavía están operando), luego dos cursos intermedios y el cuarto que era el más extremo en violencia (la antítesis del primer curso), en el cual corríamos el riesgo de que se cometieran desmanes u horrores, pero teníamos la garantía de que en un año y medio listo!, se terminó todo. Podríamos llorar por los desaparecidos: pero estaríamos en paz.

    NM: ¿Ud se anima a decir qué porcentaje de desaparecidos en vez de terroristas también pudieron haber formado parte de “un ajuste de cuentas”?

    JRV: No lo sé. Pero lo que sí es cierto es que el problema que tenía ese curso de acción número cuatro es que era tan permisivo, que daba las condiciones o creaba una situación en la cual era muy fácil llegar a hacer este tipo de cosas.

    NM: ¿Qué pasó después de la reunión con Luder?

    JRV: Tras esa reunión, al día siguiente el gobierno peronista dictó los Decretos de aniquilamiento de la subversión y se comenzó a operar con el mencionado cuarto curso de acción.

    NM: ¿Hasta cuándo duró ese curso de acción?

    JRV: Duró hasta cuando se supuso que la subversión estaba agotada. Porque no hay una fecha específica que nos diga “acá la guerra está terminada”. Pero podemos decir que a fines del 77´ la guerrilla ya estaba controlada y por entonces, salvo excepciones ya casi no había desaparecidos. Pero fue en el 79´ cuando hubo dos o tres episodios, la famosa Contraofensiva (cuando los terroristas atentaron contra Walter Klein, Roberto Alemann o Francisco Soldati). Allí actuaron cuadros Montoneros que se habían ido del país de manera clandestina. O sea que eran “desaparecidos” per se porque nada se sabía de ellos, pero que luego ingresaron al país también de forma clandestina, y estuvieron operando hasta que los descubren después de que se producen varios atentados: y ahí sí, la mayor parte de esos guerrilleros fueron liquidados y desaparecidos.

    LEÉ TAMBIÉN: Murió un educador de la libertad: Juan Carlos Cachanosky

    NM: Pero en el medio de su exposición nos salteamos al 24 de marzo de 1976: Un tema recurrente dice que el golpe fue impulsado por corporaciones o empresarios para llevar a cabo una política económica determinada.

    JRV Cuando era yo Comandante en Jefe y agarré la manija en el fragote que se venía gestando por izquierda, yo tenía muy pocos contactos con políticos y empresarios, es más, hasta te diría que ninguno…

    NM ¿Cuál fue la nota distintiva de su gobierno?

    JRV: Como esquema de poder, nosotros éramos la contradicción de lo que tiene que ser un gobierno de facto, dado que un gobierno de facto tiene que ser ejecutivo, dictatorial, manda uno solo, por ejemplo Pinochet. En cambio acá cada Arma tenía su espacio de poder y teníamos que discutir entre los tres Comandantes para ponernos de acuerdo. Se formaba entonces un equipo de compatibilización que estudiaba el problema etc. Y eso nos quitaba la ejecutividad propia de un gobierno de facto: “mañana se hace tal cosa y punto, se hacía”. En cambio nosotros teníamos que ponerlo a consideración de un comité de estudio y cosas por el estilo…eso fue un error.

    NM: ¿Durante el gobierno militar ustedes nunca pensaron las consecuencias de la posguerra antisubversiva?

    JRV: No. Fijate que Alfonsín fue nuestro enemigo, pero fue un hombre medido. Porque si bien es cierto que tenía un poder acotado, también es cierto que era un hombre más racional y puso un coto: “cortamos la cabeza de los Comandantes, algún que otro Comandante de cuerpo y basta. Y cinco o seis años después, antes de irme les damos un indulto o algo similar” (ese habrá sido su razonamiento). Ante lo cual él salvaba su imagen de defensor de los DDHH y su imagen de demócrata ante la socialdemocracia internacional con la cual él sí tenía sus compromisos fuertes. Él no fue nuestro amigo pero jugó un partido normal. Nos dio luego las dos leyes de pacificación (Obediencia Debida y Punto Final) y luego Carlos Menem nos dio sus indultos, aunque éste último era un sinvergüenza, un pillo, pero nos dio los indultos. En cambio estos tipos (los Kirchner) no! Vinieron a cobrarse la revancha! Con el agravante que estos tipos eran perejiles, no eran como Firmenich que iba a pelear. Sino que eran perejiles que no pasaban de repartir panfletos. Y vienen luego con el complejo de no haber hecho lo que ellos suponen que deberían haber hecho, y se presentan ahora como “líderes de la lucha” ¿De qué lucha? Entonces ante esa falta de autenticidad tienen que llenar ese vacío con algo, y esa lucha la dan ahora al modo de Antonio Gramsci: desarticulando todos los valores y sobre todo a las instituciones: ¿Hablando de desaparecidos? El gran desaparecido en el gobierno de los Kirchner es la República. Hoy no hay República.

    NM: Pero también se podría decir que durante su gobierno tampoco hubo República…

    JRV: Es posible. Sin embargo había rasgos en donde estaba el sentido republicano. Por ejemplo yo te aseguro que en cuanto a la división de poderes, la Corte Suprema de Justicia que teníamos nosotros era independiente: ¡ojalá la tuviéramos hoy!. No era una Corte adicta ni vendida. Era una Corte de notables. Jamás un Juez de la Corte fue a mi despacho ni yo al despacho de ninguno de ellos. Más aun. En un momento dado me plantearon una situación muy firme y razonable que me podía costar a mí la misma presidencia, me refiero al caso de Jacobo Timerman (padre de Héctor Timerman, el Canciller de Cristina Kirchner).

    JRV: ¿Qué pasó con Timerman?

    NM: La Corte un día resuelve que la situación de Jacobo Timerman (que estaba detenido a disposición del PEN conforme las facultades que yo tenía al regir el Estado de Sitio) “no guardaba razonabilidad” y en consecuencia, de inmediato había que disponer su libertad. Decirle eso a los “halcones” no era nada fácil (me refiero a Generales como Menéndez, Riveros o Suarez Mason), tipos macanudos todos pero con posturas muy duras. Ante esta resistencia, me viene a ver desesperado el Ministro de Justicia Alberto Rodríguez Varela y me dice lo siguiente: “Éste es el planteo de la Corte, y si nosotros no hacemos lugar al fallo, los jueces de la Corte renunciarán en masa y nos dan 24 horas para ponerlo en libertad”. Entonces lo llamo al Gral. (Roberto) Viola y le digo: “yo no soy un hombre de derecho pero si la Corte dice que esto es así, entones para mí es así”. Y si la Corte se va, perdíamos el único resquicio de República que teníamos de independencia de poderes (aunque teníamos la CAL que reemplazaba al Congreso), pero el verdadero órgano independiente era la Corte, y entonces les aclaré a mis camaradas que si el fallo de la Corte no se respetaba y los jueces renunciaban, pues yo renunciaría con ellos a la Presidencia de la Nación. ¡Imaginate el clima existente también entre Generales y Almirantes! Nadie quería liberar a Timerman. Pero cuando amenacé con irme todos aflojaron y dijeron “bueno, vamos a expulsarlo, le damos la libertad a Timerman, pero sale directamente de la cárcel a un avión y que se vaya al país que él elija”. Eso se hizo y eligió Israel. Duró allí 6 meses puesto que Israel lo expulsó del territorio porque no se qué cagada habrá hecho. Y el hijito de Timerman (Héctor) que tenía su revista paralela al diario La Opinión (dirigía a la sazón el diario oficialista La Tarde), en lo personal hoy me odia

    NM: ¿Por qué lo odia?

    JRV: Porque le pusimos preso al padre y según él dice, lo torturamos.

    NM: ¿Y por qué estuvo preso Jacobo Timerman?

    LEÉ TAMBIÉN: Toda la verdad sobre las lesbianas de La Biela. Por Agustín Laje

    JRV: Por el caso Graiver. Su diario, La Opinión nos apoyó desde antes y después del golpe. En verdad Timerman fue un amigo, o mejor dicho, no fue un enemigo. Pero luego él se vendió con el asunto del secuestro de los hermanos Born a manos de Montoneros. Él fue custodio de esos dólares en esa sociedad que él tenía con David Graiver y fueron quienes retuvieron el dinero del secuestro. Y con ello él vivía tranquilo.

    Se hizo una investigación e incluso se puso un Juez Militar para investigarlo. Pero el mismo Juez me dijo: “mire General, no se pudo encontrar nada como para meterlo preso. Sé que Timermann es un sinvergüenza y nos está engañando. Pero no encuentro pruebas como para meterlo preso con condena”. Y entones se lo puso preso a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Y esa detención es lo que la Corte desestimó, alegando que la misma no guardaba razonabilidad.

    NM: Otro tema muy discutido relativo al periodismo durante su gobierno, fue el caso “Papel Prensa”…

    JRV: No tengo mucho para decirte de eso. Sé que costó y que había intereses en contra, como por ejemplo Massera, que estaba muy en contra.

    NM: ¿En contra de qué?

    JRV: En contra de la compra de Papel Prensa por parte del Estado. Porque él decía que era una operación sucia, que era dinero mal habido, que era una suerte de lavado de dinero y que íbamos a ser cómplices etc. Y por otro lado, estaba el hecho de que la Argentina pudiera tener el dominio de un insumo estratégico como era ser dueño del papel de diario e independizarnos de las cuotas que Estados Unidos nos imponía en el monto y cantidad que ellos querían. Entonces consideré que era una forma de salirnos de esa traba y yo aposté. Y creo que no hicimos mal.

    NM: ¿Y la versión que tanto se divulgó acerca de que los propietarios fueron obligados a venderle al Estado?

    JRV: Eso es un cuento.

    NM: Hablemos de fútbol. El partido Argentina con Perú en el Mundial 78´, siempre se sospechó que fue un cotejo arreglado…

    JRV: Yo por lo pronto no tengo conocimiento de que hubiese ocurrido nada raro.

    NM: Pero la cara lo vende! Me lo dice de una manera tan poco convincente! (Videla a pesar de su personalidad distante o inexpresiva vierte un gesto facial signado por la picardía).

    JRV: Por lo que lo conozco no hubo tal cosa. Es más, yo escuché entrevistas que le hicieron a los jugadores y ellos responden de manera ofendida cuando se pone en duda la pureza del resultado.

    NM: Bueno pero es que si eso se transparentara, los propios jugadores quedarían para la historia sin el mérito de haber ganado el campeonato…

    JRV: Pero nos excedimos: le hicimos seis goles a Perú y teníamos que hacer cuatro. Nos daba el cuero para ganar. Y si bien Menotti (César Luis) no me merece ninguna simpatía en absoluto, reconozco que fue un tipo eficiente. Con él nos vimos después del Mundial. Yo invité a Olivos a todo el equipo y al cuerpo técnico a un almuerzo y él estuvo sentado al lado mío. Y charlábamos con él. Y si bien él no me generaba simpatía y había cierto recelo en razón de que era un tipo zurdo y yo no era zurdo, debo reconocer que era honesto y yo me jugué por él.

    NM: ¿De qué manera se jugó por Menotti?

    JRV: Por qué ni bien vino el golpe no pocos dijeron “bueno vamos a cambiar al técnico de la selección”. Y yo dije que no. Él ya llevaba dos años como técnico y faltaban dos más para el mundial. Era una picardía perder esos dos años de experiencia porque Menotti era zurdo: ¿a quién mató? ¿A quién va a matar? ¿Es un problema nacional? ¡Bueno póngale tres custodios a que lo cuiden! ¿Es eficiente? Sí!, bueno entonces dejémoslo. Y Menotti fue eficiente e hizo lo que tenía que hacer.

    Y no sólo actuamos así con Menotti. Nosotros tuvimos muchos funcionarios socialistas en nuestro gobierno y el Partido Comunista no fue prohibido. A los comunistas se los trató con la misma vara que a todos los demás partidos políticos. En la primera página de los diarios del día siguiente al golpe, los que nos apoyaban, entre muchos otros eran Fernando Nadra (alto dirigente del PC) y todos esos. Y les consultábamos: ¿pero ustedes no son comunistas? Y nos decían “nosotros estamos con el Proceso”.

    NM: Ya que estamos en el Mundial: vale recordar que previo al mismo hubo una reunión entre Massera y Montoneros…?

    JRV: No me consta. Pero existieron rumores muy fuertes de esa posible reunión…

    NM: Ud en su fuero íntimo cree que la reunión existió?

    JRV: Sí. Conociendo como era Massera y sus apetencias de poder a cualquier precio… Él no hubiera tenido ningún resquemor en juntarse con Mario Firmenich a cambio de que los Montoneros le dieran apoyo para su proyecto político, pero es una suposición mía.

    NM: Saltemos de los 70´ a su actualidad (verano del 2012 en el penal militar de Campo de Mayo) ¿Cómo es la relación con sus compañeros de celda?

    JRV: Nos llevamos muy bien y vaya que hay diferenciad de jerarquías y edad!.

    NM: ¿Cómo es el clima que aquí se vive a diario?

    JRV: Hay inquietudes, hay gente que estudia, gente que panfletea, gente que prepara sus alegatos. Estamos informados y al tanto del chisme de los temas que nos son comunes. Estamos motivados a pesar de todo, dado que nada nos asegura la libertad con esta caterva que tenemos en el gobierno (pleno régimen de Cristina Kirchner), pero tenemos que estar preparados para lo que se viene jugando en el terreno en el que ella (la Presidente) nos planteó el problema: no con armas sino con la estrategia gramsciana, es decir a través del descrédito y la disolución de los principios y valores. En eso, nosotros tenemos que ser fieles custodios.

    CUESTIONARIO.-

    Existe en el derecho procesal una declaración denominada ABSOLUCIÓN DE POSICIONES, que consiste en contestar por SÍ o por NO. Es una regla estricta peropermite con posterioridad a esta dicotomía hacer las aclaraciones pertinentes.

    MIS PREGUNTAS CONTENDRÁN MIS RESPUESTAS.El presente será una especie de “ejercicio de autismo”. Los lectores inteligentes, que no escasean en este sitio, podrán dar las suyas y juzgar a favor de quién se inclina la RAZÓN.

    1) ¿en esta patria se desarrolló entre 1969 y 1979 una GUERRA?: SÍ.
    2) ¿existen en las guerras DERECHOS HUMANOS?: NO.
    3) ¿la única ley de una guerra es la conocida como “DEL TALIÓN”?: SÍ.
    4) ¿en esa conflagración EL DERECHO CADUCA DE HECHO?: SÍ.
    5) ¿las acciones bélicas de los participantes constituyen “TERRORISMO DE ESTADO”?: NO.
    6) ¿los objetivos centrales para los participantes son MATAR Y NO SER MUERTOS, SOMETER Y NO SER SOMETIDOS, DESTRUÍR Y NO SER DESTRUÍDOS?: SÍ.
    7) ¿para lograrlos se utilizan todos los medios al alcance de los bandos?: SÍ.
    8) ¿Es la guerra un VALE TODO (por ej. arrojar una bomba atómica?): SÍ.
    9) ¿Todo aquél que se enrola en una guerra -voluntaria o necesariamente- sabe que puede MORIR, SER TOMADO PRISIONERO, TORTURADO, VIOLADO, EJECUTADO, etc., etc.?: SÍ.
    10) ¿Cuándo se denuncian delitos de lesa humanidad,cometidos por los ejércitos, el juicio debe desarrollarse ante tribunales militares?: SÍ.
    11) ¿los tribunales civiles, impropios en estos casos, deben respetar los PRINCIPIOS SEÑEROS DEL DERECHO COMO LA IGUALDAD ANTE LA LEY Y LA ARTICULACIÓN DEL ACTO ATENUANTE, bajo apercibimiento de NULIDAD?: SÍ.
    12: ¿la violación de estos presupuestos hace evidente que el juicio del “NUNCA MÁS” y derivados han sido jurídicamente NULOS?: SÍ.
    13) ¿recorriendo la historia, algún pueblo ha juzgado a sus guerreros vencedores, que protegieron la soberanía colectiva y las garantías individuales mediante la aniquilación del enemigo?: NO.
    14) ¿la historia es escrita por los VENCEDORES?: SÍ.
    15) ¿la defensa a la ciudadanía contra la delincuencia guerrillera debe estar a cargo de las Fuerzas Armadas y de seguridad, como instituciones destinadas a preservar la soberanía y la integración de los habitantes?: SÍ.
    16) ¿Las tácticas operacionales, destinadas a derrotar al enemigo son SECRETAS?: SÍ.
    17) ¿Es imprescindible para ganar una guerra en cualquier terreno (convencional o atípico) el cumplimiento de la OBEDIENCIA DEBIDA?: SÍ.
    18) ¿El incumplimiento de esta norma da lugar a traición a la causa de su PATRIA, pudiendo el traidor ser fusilado o castigado con las penas más severas?: SÍ.
    19) ¿son necesarias, según las circunstancias y los planes operativos, la acción de los ESPÍAS? (caso Astiz): SÍ.
    20) ¿Si el enemigo no se rinde es procedente exterminarlo y quitarle toda capacidad de reacción?: SÍ.
    21) ¿Es habitual el perdón al enemigo?: NO.
    22) ¿El fusilamiento y exterminio mediante desaparición por cualquier medio es habitual en las guerras?: SÍ.
    23) ¿Son comunes los saqueos por intermedio de las tropas de avance y conquista sobre los pueblos sometidos al dominio posicional?: SÍ.
    24) ¿Es coherente que los hechos de guerras sean juzgados a la luz de principios legales, religiosos, morales o éticos?: NO.
    25): ¿En la guerra EL HOMBRE ES EL LOBO DEL HOMBRE?: SÍ.
    26) ¿Los animales torturan?: NO.
    27) ¿Comete un delito de lesa humanidad el piloto que obedeciendo las órdenes de sus superiores bombardea una ciudad poblada?: NO.

    Este es un pequeño resumen del CRIMEN MÁS TRÁGICO DE LA VIDA HUMANA; no aguardo que loscretinos fundamentalistas de la izquierda entiendan estas evidencias surgidas de hechos concretos y no de discursitos retóricos.
    Sí desearía que mis interlocutores, aún los adversarios,opinen con fundamentos acerca de probables controversias. Sus opiniones las consideraré -en determinados casos- tanto o más atendibles que las mías.-

    TITO DE PALERMO

  22. Ernesto
    25/03/2017 at 12:37 PM

    “Italo Luder, ordenó el aniquilamiento de la subversión” Lean bien: Luder ordenó el ACCIONAR de la subversión “

    • Machaco Perdojian
      25/03/2017 at 3:57 PM

      ENTONCES LUDER HABRIA PROPUESTO QUE PARA COMBATIR EL ACCIONAR SUBVERSIVO, QUE LO VISITEN CON PALILLLOS DE PACHULI ENCENDIDOS, Y QUE LES CANTEN EL HARE-KRISNA ?????

      . PERO NUUUUUUUUUUNNNNNNNNNNCA QUE LOS MATEN !!!!!!
      ESAS COSAS QUE HACEN LOS HOMBRES BARBUDOS Y DESPROLIJOS !!!
      HABRIA DICHO: “NosotrAs, LOS ROSA COMO ZAFA-ROÑI Y YO NUNCA HARIAMOS ESAS ASQUEROSIDADES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *