La AFI y la economía nac&pop II

dolar-5461db7a875

Un supino ignorante como Axel Kicillof se cree con autoridad para entender en cuestiones de “golpes de mercado”. Un inimputable como Alejandro Vanoli cree que tiene conocimientos imprescindibles para recrear la confianza de los inversores. Un imbécil como Aníbal Fernández opina con falsa idoneidad sobre cualquier tema: la esencia K es contraria al simple crecimiento. Al elector promedio argentino no le importa pero esta cuestión define su futuro: “El déficit primario de los primeros 4 meses del año acumuló $ 50.383 que si le sumamos los interés de deuda llega a un déficit fiscal que en el 1er. cuatrimestre asciende a $ 81.854 millones, lo cual implica un aumento de +321% en relación a los primeros 4 meses de 2014, tal y como lo recordó la consultora Economía & Regiones. El aumento del déficit se debe a que el gasto (+41%) creció 15 puntos porcentuales más que los ingresos (+26%) en los primeros 4 meses del año. Este comportamiento se encuentra explicado porque las jubilaciones (+45%), los subsidios (+42%) y las transferencias a las provincias (+71%) crecen a un ritmo interanual muy superior a la inflación (+28%) y a los ingresos (+26%). De acuerdo con nuestras estimaciones, el déficit fiscal pasaría de 5.1% (2014) a 6.8% (2015) del PBI y las necesidades de financiamiento ascendería a 8.6% del PBI en 2015. El aumento del peso del Estado y sus canales de financiamiento dejan sin competitividad al sector privado de la economía, que no puede hacer negocios, producir, ni exportar. Así, la falta de competitividad es un problema que excede al tipo de cambio; por lo que el problema no se soluciona sólo devaluando”. Si sólo se devaluara, el encarecimiento del dólar rápidamente se trasladaría a precios y los problemas de competitividad rápidamente volverían al “mismo” punto.

El dólar en el mercado paralelo acentuaba este lunes su tendencia al alza, esta vez como producto de los temores entre los cambistas a que se declaren ilegales las operaciones del segmento contado con liquidación (CCL). A través de esta metodología fascistoide (el impedimento), los inversores compran títulos en pesos, pero que también tienen cotización en el exterior. Afuera se los liquida en dólares. Se trata de una alternativa para conseguir divisas de forma legal. El dólar en el mercado marginal subía hasta los $ 13,85 al cierre de las operaciones (16,30 hs.). La brecha con el oficial, que cotizaba al mismo tiempo en $ 9,12, se ubica en torno al 51%. El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, estimó este lunes durante una presentación en la Cancillería, que las subas en la cotización del “libre” o “blue” respondían a “situaciones globales y también con circunstancias específicas propias de una campaña electoral compleja e intensa”. Pero la suba de ayer 13/07 estaría vinculada puntualmente al interés del Gobierno de “ilegalizar las operaciones con CCL”. De acuerdo a los operadores, el CCL abastece al mercado del dólar “libre”. Si se declara ilegal esta alternativa, habrá una escasez de divisas que generará un nuevo salto en el precio del paralelo. La Fiscalía General Nº 1, a cargo de Gabriel Pérez Barberá, con asistencia de la Procelac -la fiscalía antilavado- presentó un recurso de queja por violaciones a la ley penal cambiaria ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el caso BBVA. La iniciativa tiene por objetivo que el máximo tribunal revise la decisión adoptada por la Sala B, que había absuelto a directivos y 34 clientes de la entidad en una causa que investiga la fuga de US$ 30 millones a través del CCL.

Carlos Gonella, titular de la Procelac, confirmó en una entrevista con el diario “Clarín”, que el del CCL “es un tema en discusión por la falta de claridad en la ley penal cambiaria” y resaltó su punto de vista de que “si bien es una operación bursátil permitida, cuando se lleva a cabo para obtener divisas violando la ley, se comete un delito cambiario”. Ante la pregunta específica de si los fiscales van a utilizar a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) “para detectar operaciones de contado con liqui”, Gonella respondió: “Si la Corte hace lugar a nuestro pedido, los fiscales vamos a utilizar el nuevo sistema de inteligencia para fiscalizar y prevenir estas maniobras financieras”. La semana pasada fue publicada la Nueva Doctrina Nacional de Inteligencia que regirá la actuación de la AFI y que estipula, entre otras cosas, que el ámbito de acción de la ex SIDE incluye los “golpes” cambiarios y de mercado (Ver mi nota “Inteligencia CFK: la AFI cumple con el objetivo”). Luego de que el dólar comprado mediante la operación de “contado con liqui” superara esa semana (la pasada) los $ 13, y tras los llamados oficiales a las sociedades de Bolsa para limitar esta operatoria, la Procelac presentó un recurso ante la Corte Suprema de Justicia para que declare su ilegalidad. Con esto, el Gobierno busca evitar la compra de dólares a través de la Bolsa de Comercio y que los organismos del Estado puedan jugar un papel decisivo a la hora de controlar la operatoria. La iniciativa llega en medio de una ofensiva oficial sobre los mercados para contener una disparada del dólar paralelo y evitar la pérdida de reservas del Banco Central. La operatoria llamada de “contado con liquidación” -absolutamente blanca y legal- consiste en comprar con pesos los bonos nominados en dólares o acciones que también cotizan fuera del país, para su posterior venta en Wall Street en moneda estadounidense.

La diferencia entre lo que se paga en pesos y lo que se recibe en dólares, es el tipo de cambio conocido como “contado con liqui”. Es una operatoria que adquirió popularidad cuando el Gobierno impuso el cepo cambiario y que ahora buscan prohibir desde la Procelac, un organismo que vigila los ¿posibles delitos económicos? A los ojos de los operadores del mercado y de juristas, el contado con liqui es una transacción legal. Sin embargo, el lunes pasado, por pedido del fiscal Gabriel Pérez Barbera y la Procelac presentó un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia para que se expida en sentido contrario. “Reconozco que es un tema en discusión por la falta de claridad en la ley penal cambiaria. Presentamos el recurso de queja ante la Corte Supera para que se expida sobre la legalidad del contado con liquidación. Si bien es una operación bursátil permitida, cuando se lleva a cabo para obtener divisas violando la ley se comete un delito cambiario”, explicó en diálogo con “Clarín” el Fiscal General de la Procelac, Carlos Gonella. El pedido a llegó a la Corte en el marco de una causa contra el BBVA Banco Francés y particulares por la compra de dólares, en la cual la Cámara de Apelaciones en lo Penal Económico “absolvió” como era de esperarse a los acusados y ratificó la decisión del juez de primera instancia. Así, la Procelac solicita ahora a la Corte Suprema abrir un recurso extraordinario pretendiendo que se expida sobre la legalidad o ilegalidad del contado con liqui. Para el Gobierno el contado con liquidación tiene más relevancia que el dólar “blue”. Es que este tipo de cambio mueve mucho más dinero que el circuito de las cuevas, y es una vía de escape que encontraron los grandes inversores para hacerse de dólares evitando las restricciones impuestas por el Banco Central en el mercado cambiario. Hasta los importadores reconocen por lo bajo que por las trabas impuestas desde el Gobierno, utilizan este mercado para comprar los dólares necesarios para saldar deudas con proveedores en el exterior.

También es el tipo de cambio que miran permanentemente desde las cuevas para fijar el precio del dólar “blue”. Y para dolor de cabeza de los funcionarios de Economía, el “contado con liqui” también personifica al fantasma de la fuga de capitales. Por eso esta semana cuando el contado con liqui amagaba con recalentarse (toco los $ 13,35) el Banco Central inundó la plaza financiera local de los bonos que se utilizan para esta operatoria (especialmente el Bonar X) para que la cotización de estos títulos cayera ante el exceso de oferta. De esta manera buscó empujar a la baja el liqui. “Cuando se realiza de manera sistemática durante un transcurso de tiempo para poder obtener divisas por parte de una misma persona y con un mismo operador financiero, la maniobra excede la actividad bursátil porque tiene como única finalidad obtener divisas, cuando según la regulación del BCRA y la Ley Penal Cambiaria sólo se pueden obtener divisas mediante el mercado único y libre de cambios o mediante las entidades financieras habilitadas para hacerlo y de la manera que lo determinó el BCRA”, sostiene Gonella. ¿Los fiscales van a utilizar a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para detectar operaciones de contado con liqui?, preguntó “Clarín” a Gonella su respuesta no hizo otra cosa que ratificar lo expuesto por mí en las dos notas sobre el mismo asunto, este régimen estalinizado y fascistoide va a impulsar el “abuso de la inteligencia interior” contra todo aquello que pueda interferir en sus designios, por lo menos hasta el fin del mandato de Cristina Fernández. En el mercado financiero igual creen que será difícil que se declare ilegal la compra de divisas mediante el contado con liqui. “Pero tampoco es imposible. El Gobierno quiere a toda costa mantener controlada la cotización hasta las elecciones, porque una disparada del contado con liqui y su consecuente presión sobre el blue, es lo único que podría herir de muerte a (Daniel) Scioli en las elecciones”, dijo al matutino mencionado un importante empresario de la city porteña.

Los datos fiscales de abril 2015 vuelven a mostrar una nueva y preocupante escalada del déficit fiscal del SPN (Sector Público Nacional), que cada vez es más difícil de financiar. El resultado primario fue deficitario por $ 17.949 millones, exhibiendo una diferencia de casi $ 18.621 millones respecto al resultado primario registrado en igual mes de 2014, lo cual implica un aumento de +2.772%. Si tenemos en cuenta el pago de intereses de deuda, el déficit fiscal se ubicó en $ 24.103 millones, presentando un incremento interanual de +464% ($ 19.800 millones). Este aumento exponencial del déficit fiscal del Sector Público ocurre porque hay una gran asimetría entre la tasa de crecimiento del gasto (+45%) y de los ingresos (+25%), que en abril pasado llegó al record de 20 puntos porcentuales. Esta divergencia entre la tasa de crecimiento de las erogaciones y los ingresos no es nueva, sino que viene profundizándose desde fin del año pasado y se debe, principalmente, a que hay partidas del gasto que le ganan “marcadamente a la inflación”. En abril, la aceleración del gasto estuvo impulsada por el avance de las erogaciones en jubilaciones (+50%), subsidios (+59%) y transferencias discrecionales a provincias (+75%). Si analizamos los números de gasto en más profundidad, se observa que las prestaciones de la seguridad social ($ 39.160 millones) se expandieron, al igual que el mes previo, impulsadas por la aceleración de las jubilaciones, que tras el alza efectivizada en marzo (18,26%), pasaron a mostrar un crecimiento interanual de 38,6%, superior al 30% de los meses previos (recuérdese que, por ley, las jubilaciones se actualizan 2 veces por año, en los meses de marzo y septiembre, en base a una fórmula que toma en cuenta el crecimiento de los salarios y de los recursos tributarios y de la seguridad social).

A este efecto se sumó también la incorporación de nuevos beneficiarios a partir de la última moratoria previsional encarada a fines de 2014, la cual habría dado lugar a 450.000 nuevas jubilaciones, de acuerdo a estimaciones oficiales. Las transferencias al sector privado crecieron en abril (+59%) más que en los primeros 3 meses del año (35%) debido principalmente al incremento de los subsidios sociales, ya que las transferencias en cabeza de la ANSeS registraron un alza de 77%, que supera ampliamente al crecimiento promedio del primer trimestre (36%). Del otro lado, la tasa de crecimiento de los recursos muestra un pobre dinamismo a partir del desempeño de los recursos tributarios y del retroceso de los impuestos vinculados al comercio exterior. Los ingresos tributarios ($ 57.717 millones) crecieron en abril tan sólo un 17%, retrocediendo incluso respecto del ya pobre desempeño registrado en marzo (21%). Fue determinante el retroceso de los tributos vinculados al comercio exterior, los cuales cayeron en conjunto un 25% interanual en abril; justamente en un mes en el que tienen mayor peso en la recaudación total, como consecuencia de la estacionalidad propia de las exportaciones del complejo agro exportador. En contraste con esto, las contribuciones a la seguridad social ($ 31.807 millones) aceleraron su crecimiento a 41% desde un 38% en marzo.

¡Los datos del primer Cuatrimestre 2015! El déficit primario del primer cuatrimestre del año acumuló $ 50.383 y si le sumamos los intereses de la deuda el déficit fiscal asciende a $ 81.854 millones, lo cual implica un aumento de 321% en relación a los primeros 4 meses de 2014 ($ 19.457 millones). Si les restamos los ingresos heterodoxos, el déficit fiscal de los primeros 4 meses del año asciende a $ 97.177 millones.

Este aumento del déficit se debe a que el gasto (+41%) creció 15 puntos porcentuales más que los ingresos (+26%) en los primeros 4 meses del año. Este comportamiento se encuentra principalmente explicado por el hecho de que las jubilaciones (+45%), los subsidios (+42%) y las transferencias a las provincias (+71%) crecen a un ritmo interanual muy superior a la inflación (+28%) y a los ingresos (+26%). Paralelamente, al igual que en abril 2015 (+14%), la obra pública (+27%) es la única cuenta del gasto que “ajusta”. El aumento del déficit fiscal dificulta el Programa Financiero del Sector Público Nacional (SPN), cuyas necesidades financieras (en aumento) siguen fondeándose en forma creciente vía BCRA y recientemente en el mercado local de deuda en pesos. En el primer semestre de 2015 (a junio), la emisión monetaria destinada a financiar al fisco creció un 60% términos interanuales. Al mismo tiempo los BONACs, que ajustan por la tasa de las Letras del Banco Central (Lebacs), alcanzan los $ 31.000 millones. También se colocaron BONAR por US$ 1.415 millones, y se desarmaron depósitos del sector público por $ 34.000 millones. En conclusión, los recursos tributarios en particular y los ingresos en general pierden peso relativo dentro del financiamiento del sector público, que cada vez recurre más a la emisión monetaria y a la deuda para financiar su resultado negativo. Puntualmente, en el acumulado de los últimos 12 meses, en abril 2015 el déficit fiscal ascendió a 16% de los ingresos totales.

¡Cierre Fiscal 2015! El resultado Fiscal de los primeros 4 meses del año confirma nuestras proyecciones fiscales 2015, que marcan un profundo deterioro fiscal de aquí a fin de año. De acuerdo con nuestras estimaciones, el déficit fiscal pasaría de 5.1% (2014) a 6.8% (2015) del PBI. Paralelamente, las necesidades de financiamiento ascenderían a 8.6% del PBI. Las necesidades de financiamiento de 2015 serían cubiertas en un 56% por el BCRA, que aportaría adelantos transitorios ($ 93.215 millones), resultado cuasi fiscal ($ 99.300 millones) y US$ 9.528 millones de reservas. En este escenario, el BCRA no estaría utilizando todos los adelantos transitorios disponibles, quedando $ 30.000 millones más que podrían ser utilizados para financiar 2016. A su vez, la mayor parte del financiamiento restante sería proveído por emisión de títulos, de los cuales (BONAC) ya hay emitidos $ 30.995 millones. Con lo cual restaría emitir $ 45.826 millones más de BONAC para cerrar el programa financiero 2015. El resto del financiamiento es intrasector público. El financiamiento del sector público y su impacto negativo sobre el balance del BCRA será disimulado con endeudamiento (US$ 11.315 millones) para 2015, de los cuales US$ 8.700 millones corresponderían al swap con China (completando los US$ 11.000 millones totales disponibles) y US$ 2.615 millones provendrían del BODEN 24 (US$ 1.415 millones ya emitidos y US$ 1.200 millones por emitir). En este escenario, luego de pagar el BODEN (US$ 6.300 millones) en octubre’15 y vender dólar ahorro por un monto total anual de US$ 6.500 millones, el endeudamiento serviría para maquillar la caída de reservas y evitar que las mismas se ubiquen por debajo de US$ 28.463 millones.

Si el Gobierno colocara más deuda, el maquillaje aumentaría y las reservas terminarían en un nivel mayor. Por el contrario, si el uso del swap y la colocación de deuda fueran menores, las reservas terminarían en un nivel inferior. Sin embargo hay que considerar que existe la posibilidad de que se refinancie parte del BODEN 2015 y cuanto más logren refinanciar menor será la caída de reservas. Es importante remarcar que la actual explosión de déficit fiscal y sus dificultades para financiarlo coinciden con la mayor presión fiscal de la historia argentina. La presión tributaria nacional (sólo impuestos nacionales) pasó del 18% en 2004 al 26% del PBI en 2015. Paralelamente, en el mismo período el tamaño del gasto público se incrementó del 17% (2004) al 34% (2015) del PBI. Este aumento de la presión tributaria y del gasto público refleja un incremento del peso del Estado en la economía, que no sólo se financia con impuestos(que evidentemente no alcanza), sino también con deterioro del balance del BCRA, emisión monetaria, inflación y deuda. Este aumento del peso del Estado y sus canales de financiamiento le restan competitividad al sector privado de la economía, que no puede hacer negocios, ganar dinero, producir, ni exportar. En pocas palabras, la tasa de crecimiento del PBI promedia 0% anual en los últimos 4 años, porque el sector privado se ha quedado sin competitividad debido al aumento del peso del Estado y sus 3 canales de financiamiento: presión tributaria record, impuesto inflacionario y endeudamiento con alto costo del capital. Una forma de medir la competitividad del sector privado es considerar el tipo de cambio real pero “recalculándolo” con el aumento de la presión tributaria. Este indicador intenta captar la pérdida de competitividad que padecen los sectores productores como consecuencia del aumento del peso del Estado en la economía; que se manifiesta tanto por la mayor presión tributaria como por el avance de los costos (la inflación) que genera el exceso de emisión monetaria (impuesto inflacionario).

Luego, el tipo de cambio real corregido por el aumento de la presión tributaría se ubicaría un 19% más apreciado que hacia fines de la Convertibilidad, mostrando que el sector privado de nuestra economía enfrenta problemas de competitividad que le impiden hacer negocios, ganar dinero y crecer, de ahí que hace cuatro años que nuestra economía está estancada. A mayor presión tributaria, más elevada relación gasto público/PBI, mayor costo del capital, menor financiamiento y mayor emisión monetaria, el tipo de cambio de equilibrio requerido por la economía tiende a ser más elevado (depreciado) porque el sector privado necesita un dólar más caro que compense las anteriores desventajas relativas y permita “hacer negocios” con rentabilidad positiva. En otras palabras, bajar la presión tributaria, disminuir el peso del gasto público, bajarla inflación y abaratar el costo del capital son mecanismos para dotar de competitividad al sector privado, incentivándolo a que produzca y exporte más. Es decir, sería una forma de otorgar competitividad al sector privado sin tener que generar movimientos bruscos del tipo de cambio (nominal); evitando que los sectores más vulnerables paguen los costos de una devaluación. En este contexto queda en claro que la falta de competitividad es un problema que excede al tipo de cambio, por lo que no se soluciona sólo devaluando. Si sólo se devaluara, el encarecimiento del dólar rápidamente se trasladaría a precios y los problemas de competitividad rápidamente volverían al “mismo” punto. La falta de competitividad afecta negativamente la producción, las ventas y las exportaciones de toda la economía, tanto en el sector primario, con las economías regionales a la cabeza, como en la industria y al sector servicios.

En el seminario “Argentina en el G20: Contribuciones para una agenda global de crecimiento inclusivo”, el presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, negó que el Gobierno esté analizando medidas para restringir las operaciones del “contado con liqui”, tipo de cambio implícito que surge de la compra y venta de acciones y bonos. Sin embargo, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizó un megaoperativo que permitió allanar 64 domicilios (incluyendo el Banco Meridian, 4 sociedades de bolsa, 15 mutuales y cooperativas, 7 empresas, 26 directivos y 14 contadores, quienes entre el 2011 y 2014 habrían realizado operaciones bancarias por $ 15.000 millones), que supuestamente integraban por lo que se estima incurrió en una evasión fiscal de unos $ 4.600 millones. Contradicciones, obviamente, en el equipo gubernamental. Lo cierto es que el mercado cambiario se encuentra muy sensible, y eso dispara la cotización del dólar libre, mal llamado “blue”. Interesante la opinión de Miguel Ángel Boggiano, CEO de Carta Financiera LLC y docente la Maestría en Finanzas de la Universidad de San Andrés. El dólar en la Argentina está nuevamente preocupando al gobierno. El motivo es simple: una eventual disparada podría romper la tranquilidad cambiaria que viene desarrollándose desde principios de año y hacer que el FpV pierda votos en las próximas elecciones presidenciales. De ahí que se ha creado la “Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional”. A los efectos prácticos, ¿cuánto se está moviendo el dólar? Los números son elocuentes. En los últimos 30 días, el dólar “Contado con Liquidación” pasó de 11,70 a 13,34, lo que significa una suba del 14%. ¿Por qué me refiero a este dólar? Porque es el dólar efectivamente libre y legal.

¿Cómo se computa? Surge del tipo de cambio implícito de la cotización de un mismo bono que cotiza en pesos en Buenos Aires y en dólares en Nueva York. El tipo de cambio 13,34 indica que si un determinado bono vale U$S 100 en Nueva York, es porque está valiendo $ 1334 en Buenos Aires. ¿Puede “impedirse” la cotización de este dólar? Para eso habría que impedir que puedan cotizar los bonos argentinos en Nueva York, lo cual no tiene ningún sentido. Ahora bien, ¿qué se pretende hacer con este nuevo decreto que muchos especialistas consideran inconstitucional? Se pretende que el gobierno pueda realizar operaciones de espionaje en determinados casos. ¿En cuáles? Aquí les dejo un extracto del decreto: “En el ámbito de la seguridad interior, las problemáticas comprenden [.] aquellos fenómenos delictivos complejos de relevancia federal relativos a: [.] los atentados contra el orden constitucional y la vida democrática, ya sea que se trate de [.] o se trate de grupos económicos y/o financieros -empresas, bancos, compañías financieras, etc.- que lleven a cabo acciones tendientes a la desestabilización de gobiernos democráticos mediante corridas bancarias y cambiarias, desabastecimientos, “golpes de mercado”,” etc. Se supo la semana pasada que el gobierno estuvo negociando con diferentes empresas internacionales proveedoras de software de espionaje. El gran problema es que es totalmente arbitrario decir que una determinada empresa o compañía financiera esté intentando desestabilizar a través de corridas cambiarias. La oferta y la demanda es lo que determina el valor de un activo. En cualquier caso, es el mercado legal del contado con liquidación el que marca el ritmo del dólar y no el mercado del dólar blue o paralelo. Con lo cual este decreto, válido o no, no afectará al valor del dólar.

Lo que queda claro es que el “Contado con Liquidación” ha tenido una suba de mucha importancia en los últimos días. Y acá hay un comentario bastante obvio: usualmente el dólar blue está por encima del “Contado con Liquidación”. Con lo cual hay buenas chances de que el blue tenga unos centavos de recorrido alcista prácticamente inmediatos. Pero hay un condimento más: la proporción de pesos colocados en plazo fijo a un plazo menor de 60 días, está en los niveles máximos de los últimos 10 años: Esto indica algo muy claro: el mercado está expectante a lo que pase con el dólar y se ha dejado la libertad de poder maniobrar con rapidez en caso de que haya un movimiento de importancia en el dólar. Sin dudas, este es un combustible que empujará hacia arriba. (Pueden ver en este sitio lo que el director de la AFI compró en el exterior https://youtube.com/user/JetBlackPixel/videos, ver también http://tecnovortex.com/hacking-team-argentina/). El flamante director de la AFI se reunió con empresas de venta de software espía, en el marco de las nuevas facultades de este organismo para hacer inteligencia sobre organismos financiero e informativos, vía WL. Este artículo es una recopilación que hice luego de leer más de un centenar de correos electrónicos. Se actualizará a medida que siga recabando información. Me encontraba revisando mi timeline de Twitter -escribe el hacker Leandro Ucciferri- cuando, entre la oleada de comentarios por las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires y el voto electrónico, comenzaban a surgir tweets relacionados con el hackeo a una empresa italiana y la filtración de una inmensa cantidad de datos privados de la misma. La compañía en cuestión: Hacking Team.

A lo largo de la noche me fui enterando de los detalles principales de este suceso, ya para el lunes se había convertido en una de las noticias más importantes en seguridad informática de lo que va del año. Hacking Team es una empresa italiana con sede en Milán, sus inicios se remontan al año 2001, cuando dos programadores llamados Alberto Ornaghi y Marco Valleri publicaron el software “Ettercap”, capaz de interceptar contraseñas, realizar escuchas y manipular computadoras de manera remota. El desarrollo de este tipo de software llamó la atención a fuerzas de seguridad y gobiernos de todas partes del mundo, lo que llevó a que Hacking Team se convierta en uno de los mayores y principales proveedores de “spyware”. Su programa más popular, Da Vinci, le permite a los clientes realizar monitoreos remotos contra ciudadanos. Las funciones de Da Vinci se configuran y personalizan de acuerdo a los requerimientos particulares de cada cliente y el tipo de espionaje que llevaría a cabo. Entre las funciones principales podemos destacar: Recolección de emails, SMS, historial de llamadas y contactos; Registro de tecleo (Keystroke logging); Registro del historial de búsqueda; Utilizar el micrófono de los teléfonos para captar sonidos de ambiente y conversaciones; Activar teléfonos y computadoras de manera remota; Interceptar el GPS de teléfonos para realizar seguimientos de objetivos (ciudadanos). El año pasado nos enteramos que el gobierno había adquirido hardware de espionaje por parte de Alemania, pero la información al respecto es realmente escasa. Con las filtraciones de Hacking Team muchos esperaban encontrar información que vincule al gobierno con la empresa, pero las planillas de clientes de Hacking Team no revelaban transacciones relacionadas al país, ni por parte del gobierno, ni por parte de empresas privadas; pero los mails internos cuentan otra historia. El día de ayer 10/07, WikiLeaks publicó en su sitio los más de 1 millón de mails filtrados, todos perfectamente organizados. Gracias a ello, se hizo sumamente sencillo realizar búsquedas por palabras clave, revelando los lazos de Hacking Team con los potenciales clientes en Argentina.

En marzo del año 2012, tres integrantes de Hacking Team, Alex Velasco (encargado de la actividad comercial en LatAm), Alessandro Scarafile y Carlos Zoratto (este último representante regional de la empresa), organizaron una visita a Buenos Aires con el fin de realizar una demostración de la herramienta Remote Control System (RCS) a varias entidades estatales Argentinas. Días antes de la presentación, el equipo de HT se encargó de hacer un pre-testing de infección, tanto para desktop, sugiriendo un equipo con Windows 7 (en cualquier distribución), como para mobile, sugiriendo un BlackBerry Curve 9300. En total fueron 6 demostraciones que se desarrollaron entre el 19 y el 23 de marzo en el hotel Hilton de Puerto Madero, con la presencia de autoridades de las siguientes entidades: Ministerio de Seguridad de la Nación, Dirección Nacional de Inteligencia Criminal; Ministerio Publico Fiscal, Unidad de Investigaciones Complejas; Ministerio de Justicia y seguridad de la Provincia de Buenos Aires. En el reporte de la visita a Buenos Aires, a pocos días de finalizadas las demostraciones, Velasco cuenta sobre ciertas dificultadas en el cronograma de reuniones y algunos problemas técnicos a lo largo de las presentaciones; además, que el jefe de Prefectura, quien no había atendido ninguna reunión, solicitó una charla privada con Carlos Zoratto, pero no especifica por qué o para qué. También aclara que para que las operaciones se puedan completar con éxito, Zoratto debía sobornar a los diferentes jefes de cada departamento, por cada producto que trajera al país. ¡Con la información publicada a través de WikiLeaks no podemos afirmar que se hayan cerrado las distintas negociaciones entre alguna de estas empresas Argentinas y Hacking Team, o si las entidades gubernamentales se contactaron directamente con la empresa italiana. Pero queda claro que las relaciones de Hacking Team se extienden a cientos de rincones a lo largo del mundo, y los ciudadanos tienen el derecho de saber qué herramientas utiliza su gobierno para ejercer vigilancia y control!

¡Nos queda claro cual fue la intención real, final y única de desarmar la ex SIDE para armar esta nueva Agencia Federal de Información plagada de camporistas y al servicio del régimen cristinista!

Arq. José M. García Rozado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *