La pobreza es más letal que el coronavirus

Entiendo, técnica y científicamente, que es posible retornar al trabajo si se toman determinadas precauciones para evitar el contagio con CORONAVIRUS COVID-19 y los argentinos somos responsables de cuidarnos. Es URGENTE resolver el problema de LA POBREZA que es más letal e indigno.

El Papa Francisco en el apartado 49 de la Encíclica Laudato Si’ «El Cuidado de la Casa Común nos dice: «Quisiera advertir que no suele haber conciencia clara de los problemas que afectan particularmente a los excluidos. Ellos son la mayor parte del planeta, miles de millones de personas. Hoy están presentes en los debates políticos y económicos internacionales, pero frecuentemente parece que sus problemas se plantean como un apéndice, como una cuestión que se añade casi por obligación o de manera periférica, si es que no se los considera un mero daño colateral. De hecho, a la hora de la actuación concreta, quedan frecuentemente en el último lugar. Ello se debe en parte a que muchos profesionales, formadores de opinión, medios de comunicación y centros de poder están ubicados lejos de ellos, en áreas urbanas aisladas, sin tomar contacto directo con sus problemas…».

Francisco refiere a los miles de millones de excluidos y sobre la forma que está siendo tratado el tema en los debates políticos o económicos y yo, ampliaría, en los sociales e incluso religiosos. No me referiré aquí a los excluidos o refugiados en el mundo, sino a los descartados que conviven con nosotros en la Argentina, porque a eso estoy apuntando en estas líneas: cómo nos alcanzan a nosotros las palabras del Papa y, a que, en lugar de ver la paja en el ojo ajeno, veamos la viga en el nuestro.

En la Argentina viven 18 millones de pobres y de estos 1,6 millones son indigentes. Pero los excluidos son muchos más: 5 millones de personas no tienen las necesidades básicas satisfechas; el 9,1% son desocupados; el 47% de la población que no alcanzó el nivel primario completo; 639.621 personas analfabetas; 499.467 jóvenes nunca concurrieron a un establecimiento de enseñanza formal; 648.845 hogares que viven cerca de basurales; 1.141.444 de los hogares están ubicados en zonas inundables; 27,8% de las personas carecen de vivienda propia, tienen viviendas precarias o viven hacinados; otros carecen de elementos de calefacción en zonas frías; 4.324.622 personas viven en viviendas con servicios de provisión de agua y desagüe insuficiente; 2,6% viven en hogares sin baño; 16,1% de los hogares no cuentan con agua de red pública para beber y cocinar; numerosos argentinos no tienen cobertura médica para atender sus enfermedades, no disponen de recursos para pagar los medicamentos y deben concurrir a servicios públicos que les otorgan turnos de atención para varios meses después; numerosos sufren de enfermedades crónicas derivadas de la falta de políticas sanitarias o medidas de saneamiento ambiental del Estado; personas discapacitadas no cuentan con los establecimientos de educación o de sanidad especializados; menores embarazadas o madres solteras no cuentan con el apoyo económico y psicológico adecuado; numerosos ancianos son recluidos en geriátricos lamentables, porque el apoyo económico del PAMI, IOMA y otras instituciones, es absolutamente insuficiente para atender adecuadamente a los adultos mayores; menores están internados en Institutos a la espera de ser adoptados; otros argentinos padecen trastornos debido al consumo de psicotrópicos; esquizofrenia, trastornos esquizotípicos y delirantes; los alcohólicos; los que sufren enfermedades terminales sin ningún apoyo psicológico o padecen de enfermedades raras con serias dificultades para disponer del tratamiento específico o genéticas que no pueden evitar; los que sufren discriminación por su orientación sexual, obesidad, estéticas u otras razones; los que sufren bullying; los reclusos en cuya prisión están hacinados y sin posibilidad de recibir la instrucción y el apoyo necesario para la reinserción en la sociedad, etc. Pero, también, son excluidos los que por su disponibilidad económica o educación no pueden acceder a las expresiones culturales y artísticas, a la tecnología o los que no están motivados para la lectura, la música o el conocimiento de otros idiomas que les permita acceder al mundo con mayores probabilidades y lograr un mayor bienestar espiritual, social y económico.

Los que sufren por no poder alcanzar un «estado de completo bienestar físico, mental y social».

Es muy interesante que estas cuestiones relativas a la exclusión social se aborden en Convenciones, se efectúen Acuerdos y se firmen Tratados, pero no alcanza, como bien plantea la Encíclica Papal, el que sean incorporadas «casi por obligación o de manera periférica, si es que no se los considera un mero daño colateral». La exclusión, puede ser tratada en foros, en el campo académico o con funcionarios internacionales, pero, la exclusión la debe resolver cada gobierno, quien se supone que conoce las razones, las particularidades y la dimensión del problema; no es una cuestión de lamentarse, pasar estadísticas o hacer grandes enunciados y promesas en foros, como si el problema lo tuviesen otros -que también lo tienen- es una cuestión inherente a la responsabilidad del gobernante de alcanzar el bienestar de su pueblo.

Nos hemos cansado de escuchar en foros que para tal año aseguraríamos los derechos de las personas, reduciríamos el hambre y garantizaríamos el acceso al agua. Han pasado más de 70 años de las primeras declaraciones de buena voluntad y, en ese tiempo, han contraído enfermedades y muerto millones de personas.

En 1948, la Declaración Universal de Derechos Humanos afirmaba en su artículo 25º que «toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación…». En 1966, en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en su artículo 11º se afirmó: «el derecho de toda persona a estar protegida contra el hambre. Este derecho a la alimentación tiene incluso el carácter derecho fundamental. Es el primer derecho económico de la persona humana».

En 1973 la FAO inscribió por vez primera el concepto de seguridad alimentaria en el orden jurídico internacional y en 1993, la Conferencia Mundial de Derechos Humanos, realizada en Viena, promovió «la necesidad de garantizar a todos el disfrute de un auténtico derecho a la alimentación».

El Preámbulo del Código de Ética CAC/RCP-1979 indica que en el Comercio Internacional de Alimentos «La alimentación debe ser suficiente, inocua y sana», siendo ello decisivo, para lograr un nivel de vida adecuado del hombre, la mujer y las familias.

En 1995 en Copenhague se celebró la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, celebrada en Copenhague, donde se expresó el decidido empeño en la lucha contra el hambre y la erradicación de la pobreza.

En la Cumbre Mundial sobre la Alimentación realizada en 1996 en Roma, el presidente de la República Italiana Oscar Luigi Scalfaro, entre otras cosas manifestó: «Se trata de una Asamblea política que quiere afrontar un problema humano gravísimo, en el que la justicia está sometida a una dura prueba: el problema de los que tienen suficientes medios de vida, quienes no los tienen, de quienes pueden derrochar y derrochan y quienes mueren de hambre y desnutrición. Hoy, pues, en la primera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno dedicada al tema de la seguridad alimentaria, debe quedar claro para todos, que el objeto de nuestras reflexiones y de nuestro compromiso, es el reconocimiento de un derecho natural de la persona humana, del cual se deriva el deber común de tutelarlo, de hacerlo realidad, para que no quede reducido a una proclamación inútil y vacía. No se puede admitir que siga habiendo hoy más de 800 millones de personas que no están en condiciones de satisfacer sus necesidades nutritivas elementales. Esto es inaceptable para nosotros, Jefes de Estado y de Gobierno, responsables de la vida de la comunidad internacional, pero es aún más inaceptable en el plano de la responsabilidad moral, de la cual nadie puede sustraerse. El llamamiento que surge de la desesperación de una parte muy grande de la humanidad va dirigido no sólo a los gobiernos, sino también a todos los miembros de la sociedad civil, comenzando por quienes disponen de las mayores posibilidades económicas y financieras, en muchos casos excesivas».

El Secretario General de las Naciones Unidas Boutros-Ghali en la misma Cumbre expresó: «el problema del hambre no es sólo una cuestión económica, social o política, sino también una cuestión ética y moral. Porque el hambre es un atentado directo no sólo contra la integridad física de la persona humana, sino también contra su dignidad misma. El hambre es un insulto a los valores fundamentales de la comunidad internacional. Y somos perfectamente conscientes de que una sociedad se condenaría al oprobio y el descrédito si, a finales del siglo XX, siguiera manteniendo lo que Su Santidad ha llamado tan acertadamente “las estructuras del hambre”. Sabemos que quedan por realizar muchos esfuerzos. Porque perdura el escándalo del hambre. ¡Todavía hoy, una de cada cuatro personas padece hambre! ¡Ochocientos millones de personas sufren desnutrición crónica! En este mismo instante, 200 millones de niños menores de cinco años padecen malnutrición y carencias alimentarias. ¡Esto es inadmisible! Es totalmente inaceptable ver cómo ciertas partes del mundo rebosan de alimentos, mientras que otras carecen de productos alimenticios de primera necesidad. Pues el problema del hambre no es sólo un problema de producción. Es también un problema de distribución. Esto supone un rudo golpe para nuestro concepto de la igualdad y la justicia social. Al señalar a la atención de todas las amenazas que plantean el hambre y la malnutrición para países y regiones enteras de nuestro planeta, la Cumbre Mundial coloca claramente el problema del hambre entre las principales prioridades presentes y futuras de la comunidad internacional».

El Papa Juan Pablo II, dirigió una nota al Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, con motivo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación realizada entre el 13 y 17 de noviembre de 1996 en Roma (Italia), recordándole que el lema de la Organización era Fiat panis, y que este lema evoca la oración más querida a todos los cristianos, la que les ha enseñado Jesús mismo: «Danos hoy nuestro pan de cada día. Así pues, trabajemos juntos sin descanso para que todos, en cualquier lugar, puedan poner sobre su mesa el pan para compartir».

En la Asamblea General de las Naciones Unidas (A/RES/55/2, 13.09.2000, 8a. sesión plenaria, 8 de septiembre de 2000) se aprobó por Res. 55/2 la “Declaración del Milenio” que en sus puntos más salientes indicaba: «Que nosotros, Jefes de Estado y de Gobierno, nos hemos reunido en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York del 6 al 8 de septiembre de 2000, en los albores de un nuevo milenio, para reafirmar nuestra fe en la Organización y su Carta, como cimientos indispensables de un mundo más pacífico, más próspero y más justo…Reconocemos que, además de las responsabilidades que todos tenemos respecto de nuestras sociedades, nos incumbe la responsabilidad colectiva de respetar y defender los principios de la dignidad humana, la igualdad y la equidad en el plano mundial. En nuestra calidad de dirigentes, tenemos, pues, un deber que cumplir respecto de todos los habitantes del planeta, en especial los más vulnerables y, en particular, los niños del mundo, a los que pertenece el futuro. Que no debe negarse a ninguna persona ni a ninguna Nación la posibilidad de beneficiarse del desarrollo. Debe garantizarse la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres. Que los problemas mundiales deben abordarse de manera tal que los costos y las cargas se distribuyan con justicia, conforme a los principios fundamentales de la equidad y la justicia social. Los que sufren, o los que menos se benefician, merecen la ayuda de los más beneficiados. Que resolvemos, en consecuencia, crear en los planos nacional y mundial un entorno propicio al desarrollo y a la eliminación de la pobreza. Que no escatimaremos esfuerzos para liberar a nuestros semejantes, hombres, mujeres y niños, de las condiciones abyectas y deshumanizadoras de la pobreza extrema… Estamos empeñados en hacer realidad para todos ellos el derecho al desarrollo y a poner a toda la especie humana al abrigo de la necesidad. Que el logro de esos objetivos depende, entre otras cosas, de la buena gestión de los asuntos públicos en cada país…Que decidimos, asimismo: Reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de habitantes del planeta que padezcan hambre; igualmente, para esa fecha, reducir a la mitad el porcentaje de personas que carezcan de acceso a agua potable o que no puedan costearlo».

Cinco años después de la Declaración de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, en la Alianza Internacional contra el Hambre, los Jefes de Gobierno ratificaron «la voluntad política y su dedicación común y nacional a conseguir la seguridad alimentaria para todos y a realizar un esfuerzo constante para erradicar el hambre de todos los países, con el objetivo inmediato de reducir el número de personas subnutridas a la mitad de su nivel no más tarde del año 2015»; reconociendo (punto 3) «que los progresos hechos no son suficientes para alcanzar el objetivo de la Cumbre. Reconociendo que la responsabilidad de garantizar la seguridad alimentaria nacional incumbe a los gobiernos nacionales en cooperación con la sociedad civil y el sector privado…» y subrayando (punto 4) «que las estrategias de reducción de la pobreza y la seguridad alimentaria deberían, entre otras cosas, incluir medidas encaminadas a aumentar la productividad agrícola y la producción y distribución de alimentos. Acordando promover el acceso de los hombres y las mujeres en condiciones de igualdad a los alimentos, el agua, la tierra, el crédito y la tecnología, lo que ayudará también a generar ingresos y a crear oportunidades de empleo para las personas pobres y, en consecuencia, contribuirá a reducir la pobreza y el hambre».

La propuesta en octubre de 2001 del entonces candidato a presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva del Proyecto Fome Zero expresó la voluntad de «transformar en prioridad nacional el tema del hambre y abordarlo desde la acción planificada y decisiva del Estado, impulsada por la participación social. Con la victoria en 2003 se transformó en la principal estrategia gubernamental a partir de la cual orientar las políticas económicas y sociales, y se inició la implementación del Programa Fome Zero bajo la coordinación del Ministerio Extraordinario de Seguridad Alimentaria y Lucha contra el Hambre, a partir de un gran esfuerzo jurídico de elaboración de los instrumentos de la política de seguridad alimentaria. Entre estos, la creación del Programa Tarjeta Alimentación, destinado a la compra de alimentos por parte de las familias, que permitió unificar las transferencias de renta a las familias en situación de inseguridad alimentaria y nutricional».

Por su parte, el Papa Francisco, en su carta del 16 de octubre de 2013 dirigida al Director General de la FAO Sr. José Graziano, en ocasión de realizarse la Jornada Mundial de Alimentación calificó de «un escándalo que exista el hambre y malnutrición en el mundo» y criticó «el consumismo, el desperdicio y el despilfarro de alimento».

En el 2015 venció el plazo impuesto en el 2000 en las Naciones Unidas por los gobiernos, entre ellos el argentino, para reducir en un 50% del hambre. El plazo se cumplió y, el drama crece, mueren y viven en la exclusión millones de personas y, aumenta el número de refugiados.

Los gobiernos argentinos han incumplido sus obligaciones y la ley: la Constitución Nacional en su artículo 41º indica que «Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano…» y en el artículo 42º establece que «los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho en la relación de consumo a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a condiciones de trato equitativo y digno», para lo cual «Las Autoridades proveerán a la protección de esos derechos… ». En el Capítulo IV artículo 75º inc. 23, se da facultades al Congreso para «Legislar y promover medidas de acción positiva que garanticen la igualdad real de oportunidades y de trato, y el pleno goce y ejercicio de los derechos reconocidos por esta Constitución y por los tratados internacionales vigentes sobre derechos humanos…», donde el alimento y el agua -elementos indispensables para la vida- deben estar al alcance de todos, sin discriminación, para asegurar el desarrollo del hombre y la mujer, y garantizar su salud y la de su familia.

Este Derecho Constitucional no es una dádiva. No puede ser confundido con una dádiva.

Y ello, se agrava en nuestro país, porque, insólitamente, aunque nos sobran alimentos para exportarlos, nos faltan para que los consuman las poblaciones vulnerables de nuestro país. Es doblemente indigno que un país con recursos alimenticios tenga ciudadanos desnutridos, con hambre, expuestos al mal desarrollo físico e intelectual. Una vergüenza nacional. Representa, como diría, Bernardo Kliksberg, un verdadero escándalo ético.

Pese, a que hay que destacar el trabajo encomiable que realizan numerosas ONGs para paliar el hambre en la Argentina, tratando de cubrir las carencias nutricionales de las personas más vulnerables, supliendo la obligación del Estado de generar trabajo para que se cumplan aquellos versos de José Hernández: «debe trabajar el hombre para ganarse su pan»; es indigno, que hombres, mujeres, niños y ancianos deban recibir un alimento de subsistencia como una limosna y no como un derecho previsto en la Carta Magna, hasta tanto se les provee un empleo a todos los conciudadanos, conforme a las capacidades e incapacidades que el propio Estado ha provocado con sus políticas de educación, salud y desarrollo nacional.

Ya me he referido al Plan de Alimentación que lleva el gobierno nacional a través del otorgamiento de una Tarjeta Alimentaria, la que, si bien es un importante paliativo, su aplicación -a mi entender- debiera reformularse, porque se limita a ser asistencial, concentra las compras en los grandes supermercados y no provoca el desarrollo productivo e industrial de la pequeñas y medianas empresas (PYMES) para generar nuevas fuentes de empleo.

«El reto del hambre y de la malnutrición no solo tiene una dimensión económica o científica, que refiere a los aspectos cuali-cuantitativos de la cadena alimentaria, sino también y, sobre todo, una dimensión ética y antropológica».

El Cuidado de la Casa Común es indelegable, aumenta la degradación de los pueblos el solo exponer a terceros a su exclusión social y, deja de manifiesto, la incapacidad del gobernante para iniciar un camino esforzado y sostenido, destinado a poner fin -definitivamente- a esta vergüenza.

Cuidar la Casa Común, es como refiere el Papa Francisco, «escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres». Es imposible en un ambiente inapto, con pobres comiendo de la basura y, una sociedad que transita imperturbable la miseria y la exclusión.

Cuidémonos del Coronavirus y aprestémonos a resolver definitivamente el problema de la pobreza que, con el avance de la tecnología, será creciente, si no buscamos nuevas formas de generación de empleo.

Dr. César Augusto Lerena

Share

16 comments for “La pobreza es más letal que el coronavirus

  1. Que no me quieran joder
    01/06/2020 at 11:52 AM

    Muy buen análisis. Todos sabemos que vivimos en una democracia formal, en la que los verdaderos dueños del país toman las decisiones finales en su beneficio, y cuentan para ello con una casta que hace el trabajo sucio, y que pichulea unas migajas de la torta (políticos, jueces, legisladores), mientras el resto vive en una jungla en la que cada uno sobrevive en función de las armas y aliados con que cuenta. A esta altura queda dramáticamente en claro que los políticos sin excepción (para eso están allí) no gobiernan para el beneficio de la comunidad, sino para el propio y el de la casta que les permitió o aún ayudó a llegar. Lo mismo cuenta para los legisladores, los que independientemente del color político, legislan de manera curiosamente unánime normas que tienden a limitar los derechos de la comunidad, y someterlos a regulaciones restrictivas y que atentan contra su calidad de vida. Y ni hablar de los jerarcas judiciales, eslabón final si faltaba alguno para garantizar el estado de impunidad de los abusadores. Lamentablemente, tal como predijo el futurólogo yanqui Hermann Kahn, este país es inviable, y su riqueza va a ser progresivamente expropiada por la minoría del 1%, mientras el resto intentamos desesperadamente adaptarnos a la nueva realidad, y predecir con qué desatino nos van a sorprender a continuación. Y lo más triste para los capangas, es que progresivamente a ellos también les va a tocar, ya que los recursos para el aparato burocrático van a comenzar también a escasear, con la inevitable precarización de quienes resulten desechables, y vayan quedando en el camino. Si cobrás medio palo por mes o más sin hacer nada, y estás jugado a que esta farsa de la pandemia continúe indefinidamente, para seguir yendo a la ventanilla, empezá a preocuparte, porque también te va a tocar…

  2. Wenceslao
    01/06/2020 at 2:30 PM

    “Es URGENTE resolver el problema de LA POBREZA que es más letal e indigno”. Y la primera herramienta que hay y que está en manos de políticos, jueces, militares y la iglesia católica es: ¡DEJAR DE ROBAR!

    • Maria O'Connor
      01/06/2020 at 4:45 PM

      Wenceslao:

      Rosario tiene numerosas villas y un problema narco; pero tuvo intendentes medicos que organizaron mucho mejor que Buenos Aires la salud publica. Por eso, es que Rosario ha tenido un mejor resultado que Uruguay, controlando el virus

      Los argentinos (y muchos pueblos) se han desangrado en luchas ideologicas, que no resuelven nada. Lo que resuelve situaciones es el conocimiento bien aplicado, la idoneidad, creatividad y honestidad del respresentante.

      Hay gente muy ignorante que se cree educada y que piensa que la pobreza es solo un problema de los pobres. La pobreza es un problema de todos.

      En Africa el SIDA y el EBOLA paso a los humanos, porque los extremadamente pobres consumen animales salvajes y chupan la sangre de estos animales. Quien tiene una lastimadurita, ampollita en sus labios se contagia inmediatamente.

      Son los pobres que viven en las afueras de las ciudades que van a la selva a buscar animales salvajes para comer, nadie se preocupaba. Hasta que los pobres se contagiaron y luego paso a otros segmentos de la Sociedad.

      La infeccion de HIV contraida por pobres que comian monos, se transimitio al resto del mundo. El ebola se transmitio de murcielagos a pobres y luego a todas las clases sociales de determinados paises africanos.

      La pobreza y la falta de educacion es un problema de todos, no solo de los pobres y entender esto no te hace ni zurdo, ni derechista.

      Un pais que desee terminar con la pobeza, debe tambien tratar de implementar un buen Sistema de salud publica y educacion.

      Argentina es un pais obsesionado por las ideologias, sean peronistas, zurdos, derechistas, liberales, etc y esto es lo que impide el desarrollo.

      Se llega mucho mas rapido al desarrollo y a la creacion de riquezas, con el conocimiento aplicado que con la adopcion de una determinada ideologia politica/economica.

      • Wenceslao
        03/06/2020 at 12:36 PM

        A lo que me refría, estimada maría, es que cada vez que alguien (sobre todo políticos, funcionarios, empresarios, curas, gremialistas, referentes sociales, etc.) pronuncia las palabras “pobreza”, “pobre” ACLAREN CÓMO SE ORIGINÓ EN ARGENTINA: PORQUE SE ROBARON TODO.
        ¡Y NO SEAMOS MÁS HIPÓCRITAS… SE ROBARON TODO! La corrupción no es una cuestión de “viveza criolla” sino que es una maldita medalla con dos caras: LA QUE NO SE QUIERE MOSTRAR ES LA POBREZA, LA FALTA DE EDUCACIÓN, LA ENFERMEDAD, LA MUERTE.

  3. Maria O'Connor
    01/06/2020 at 4:31 PM

    Nunca apoyo comparaciones entre cual mal es peor, porque generalmente es una manipulacion. La pobreza y el virus, ambos pueden ser letales.

    Si en Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, se abandona la cuarentena pasara lo de New York o Brasil.

    Santa Fe y especialmente Rosario que tambien tiene numerosas villas, manejaron mejor la situacion porque tuvo intendentes medicos que se preocuparon por la salud publica. A veces no es la ideologia del gobernante, sino los conocimientos que este pueda tener lo que resuelve situaciones penosas.

    Rosario tuvo un mejor desempeno que Uruguay.

    Como la costa Oeste norteamericana, tuvo un major desempeno que la costa Atlantica norteamericana. En este caso, regresamos al mismo punto, la costa Oeste confia mas en la ciencia que en ideologias politicas.

    Es mucho mas importante la idoneidad, etica y honestidad; que a ideologia politica.

    • AL PERINDONGUI
      01/06/2020 at 5:12 PM

      Creer en las cifras maquilladas que se difundieron respecto al “Congo Urbano”, Córdoba, Gran Rosario y Santa Fe constituye una indudable muestra de INGENUIDAD, por no decir pelotudez.-

      • Maria O'Connor
        01/06/2020 at 5:28 PM

        Hay cosas que no se pueden mentir. Todos tenemos algun pariente medico que trabaja en hospitales publicos. Yo tengo mis hijos y marido que viven y trabajan aqui en EEUU; pero tambien tengo amigos medicos que trabajan en Argentina.

        Simplemente, le preguntas a cualquier amigo o pariente medico que trabaje en un hospital publico y te da las cifras reales.

        • Wenceslao
          03/06/2020 at 1:08 PM

          MARÍA… BAJÁ UNOS CAMBIOS ¡NO TENÉS NI IDEA DE LO QUE ESTÁ PASANDO EN ARGENTINA!
          ESTÁS HACIENDO PAPELONES……

  4. AL PERINDONGUI
    01/06/2020 at 5:07 PM

    AVANCE PANDEMIA
    ARGENTINA = 45 mill.
    INFECTADOS: 16.851 = 0,00037%. 44.983.159
    MUERTOS: 541 = 0,000012%
    A partir de estos datos tenemos el derecho de opinar si ESTIRAMOS LA OCHENTENA hasta superar la CENTENA.-

    • Maria O'Connor
      01/06/2020 at 8:22 PM

      Seran 0,000012% de la poblacion argentina, pero estan nucleados en una region que es Buenos Aires y alrededores; asi que en esa region particular, el % es alto. En esa region, si se sale de la cuarentena sera un desastre como New York o San Pablo o el norte de Italia.

      El resto del pais excepto Chaco, puede salir de la cuarentena sin problemas.

      Reitero, cada persona es arquitecto o arquitecta de su propio destino, si quieren salir en Buenos Aires y el gran Buenos Aires de la cuarentena lo pueden hacer, luego se veran las consecuencias.

  5. INFESTADURA
    02/06/2020 at 1:41 PM

    INFESTADURA
    02/06/2020 at 1:39 PM

    INFESTADURA
    02/06/2020 at 1:35 PM

    INFESTADURA CUANTICA.

    TODOS USTEDES Y ME INCLUYO ESTAN SIENDO MARCADOS SISTEMATICAMENTE.
    DE QUE FORMA?
    ES ASI: PRIMERO ESTAN RECOLECTANDO INFORMACION GENERAL .

    1) SI SOS IMIGRANTE Y TENES DNI ECT.
    2) SEXO.
    3)ESTUDIOS ,TRABAJO ,PRIVADO O EN RELACIN DE DEPENDENCIA ETC.

    LUEGO VIENEN UNA SERIE DE PREGUNTAS COMO DONDE NACISTE ,TU NUMERO DE DNI Y VERIFICACION.
    LUEGO PARA SABER QUIEN SOS TE PREGUNTAN EL nª DE TRAMITE DOS VECES .
    PAULATINAMENTE VAN ARMANDO TU CARPETA DE DATOS. Y TODO LO QUE SE LES OCURRA

    PARA QUE SIRVEN TODOS ESTOS REQUISITOS ????

    SON PARA PONER NOMBRE A TU VACUNA QUE TE INYECTARAN EN BREVE TIENPO.

    ES ASI HACE YA APROXIMADAMENTE DOS AÑOS CHINA LANZO Y PUSO EN ORBITA
    SATELITES QUE FUNCIONAN CON LENGUAJE “CUANTICO NUEVO CREADO RECIENTEMENTE” para que se comuniquen con laboratorios en tierra.

    ESTO ES LO QUE HACE POSIBLE EL FUNCIONAMIENTO DE (5G)

    A FIN DE ASEGURAR EL SISTEMA.

    LA VACUNA QUE ESTA PARA SER APLICADA A TODOS ES UNA MUY ESPECIAL

    “LLEVARA ESCRITA TU NOMBRE APELLIDO Y TODOS TUS DATOS PERSONALES .
    SABRA TU TEMPERATURA ,DONDE VIVES ,CUANDO DUERMES,CUANDO TRABAJAS,CUANTO GANAS TODO…TODO.

    POR ESO VAN CERRANDO EL CERCO POCO A POCO CON EL USO DE LAS APLICACIONES.
    QUE DEJARAN DE SER LAS ANTIGUAS BINARIAS REEMPLAZADAS POR EL NUEVO LENGUAJE CUANTICO.

    ASI SERA YA HAY UNA VACUNA QUE TIENE TU NOMBRE.

    EN ESTE ASUNTO JUEGA UN ROL FUNDAMENTAL LAS ANTENAS 5G QUE CHINA HA DESARROLLADO .
    PERO CHINA ES SOLO UNA IMAGEN DE LO QUE SE ESCONDE DETRAS QUE ES LA SINARQUIA DE LOS SABIOS.

    VERE SI MAS DELANTE LES AVISO DE OTROS DATOS.

    LA UNICA FORMA DE GRABAR TODOS LOS DATOS DEL PLANETA ENTERO COMO UN DISCO RIGIDO ES USANDO EL NUEVO LENGUAJE CUANTICO.
    QUE NO SE PUEDE O ALMENOS POR AHORA DUPLICARLO .

    CADA VACUNA LLEVA UN CODIGO UNICO E IRREPETIBLE.
    POR AHORA NO HAY PELIGRO PERO VAMOS EN CAMINO A LA MARCACION TOTAL Y DEFINITIVA.

    SALUDOS .

    NO TUVE TIEMPO DE CORREGIR TEX LO SIENTO ESTOY APURADO.

  6. Ruperto
    05/06/2020 at 2:31 PM

    Desde el fondo de la historia y la geografia, el “fenomeno”, donde algo cambio, es la proliferacion de la riqueza. Caso Argentina, no es solo lo que sistematicamente se roba legalmente e ilegalmente, sino la riqueza que se impide generar; tenemos PBI/hab la mitad de Chile, 1/5 de Australia. Que pasa si se impide la generacion de riqueza al 1%? El problema seria que consumieran en proporcion a lo que poseen, eso es imposible. Que ejerzan derechos de propiedad sobre la riqueza por eĺlos generada es un hecho natural y politico en ultima instancia. Y es absurdo ir contra la “concentracion”, para que todo eso pase a ejercicio de derechos de propiedad por parte de politicos tipo Fidel Castro, Chavez, Boudu, Massa, Kichner, Devido. Niveles de vida mas altos se logran con mas capitalismo, libertad y racionalidad economica. El Papa Bergoglio, deberia explicar claramente el resultado de la aplicacion de sus ideas en Venezuela.

  7. Emerito Pinto
    06/06/2020 at 10:54 AM

    Alerta temprana
    por Enrique Guillermo Avogadro

    http://egavogadro.blogspot.com/

  8. 06/06/2020 at 12:12 PM

    Dr.Lerena: Su editorial debiera estar en la curricula de los colegios; lástima que una opinión como esta(la mía ovbio) va directa al canasto de cosas para desechar.

    Sr.Emerito: Le comento que cada sábado recibo en mi casilla de mail (un lujo que me brinda el Dr. Avogadro desde hace tiempo) los impecables editoriales. Un grande, de esos que la Patria está requiriendo desesperadamente.
    Ojalá un día el país esté manejado por ciudadanos de este estilo.
    Gracias IP.

  9. 06/06/2020 at 12:20 PM

    Sr. Ruperto:
    Olvidé mencionarlo en mi entrada anterior.
    Su participación de la fecha debiera estar incluída, al menos, en un cuadernillo de los colegios.
    Pero claro, los pensamientos sensatos, a los populismos degradantes y cachivacheros poco les interesan.

    Sr. Wenceslao:
    Para Ud. idem a lo anterior.
    Gracias IP.

    • Ruperto
      06/06/2020 at 7:12 PM

      Gracias Argento, lo que describo es lo mas obvio y verificable, he ahi el problema, rigen los supuestos basicos del consenso en vigencia; todo parcializado, todo desconectado, introducir ademas a la discusion, para mayor confusion categorias “eticas” y “morales” en problemas de basica organizacion economica y reconocimiento de basicos parametros matematicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *