Lecciones de una crisis

A esta altura la gran pregunta post aprobación de la reforma previsional es si el gobierno ganó o perdió con el resultado final. En política los resultados no siempre son lineales. Ergo hay cosas para poner tanto en él debe como en el haber.

Ganancias:

1.-El gobierno se salió con la suya al final: la reforma se aprobó, aunque debió inventar el bono compensatorio, y fue de la mano de la reforma tributaria, ya que una cosa no podía suceder sin la otra. Y trascartón se está llevando el presupuesto 2018.

2.-El Congreso pudo sesionar pese al intento de obstaculizarlo: el jueves fatídico la sesión se cayó.

3.-Al final funcionó el acuerdo con algunos gobernadores peronistas.

4.-El Estado logró imponer su autoridad en las calles, en el medio de una batalla campal.

5.-Las manifestaciones excesivamente violentas dejaron al oficialismo como víctima de un intento de desgaste (y desestabilización?).

Pérdidas:

1.-La pésima comunicación del gobierno: perdió la batalla comunicacional en la opinión pública, ya que la mayoría se llevó la impresión que la reforma era perjudicial para los jubilados.

2.-Su acuerdo con los gobernadores no funcionó como se esperaba: algunos cumplieron, otros no.

3.-Los diputados opositores que responden a los gobernadores no actuaron de forma automática en función del acuerdo de la superestructura

4.-Todo el proceso generó muchos ruidos internos en Cambiemos: desde los diputados que reclamaban letra para defender el proyecto, hasta la fuerte incidencia de Carrió en la resolución

5.-Hubo notoria improvisación política: el gobierno no visualizó todo lo que podía fallar en el proceso de aprobación en Diputados, confiado en el trámite sucedido en el Senado.

¿Qué lecciones debe sacar el oficialismo del affaire reforma previsional?

1.-Lo que un actor compromete en una mesa de negociación no resuelve la cuestión: luego hay que monitorear detallada y obsesivamente todas las circunstancias que dicho actor pueda atravesar y que hagan que modifique su conducta. Por ejemplo, los diputados de gobernador Uñac finalmente no bajaron a la sesión del lunes, luego del impacto negativo en la opinión pública del jueves fatídico.

2.-Carrió seguirá siendo una ficha clave: pese que el macrismo quería empezar a deshacerse de ella (como lo analizamos hace 2 semanas en la columna “La Piedra en el Zapato”) está claro que mientras se sigan cometiendo errores políticos de magnitud, la líder de la CC es imprescindible.

3.-No hay actores de palo: todo el mundo quiere ser tratado como muy útil. Trabajar con los gobernadores y no con sus diputados es una subestimación de la complejidad del escenario.

4.-Diputados no es el Senado: en la Cámara Alta existe una figura como Pichetto que es ideal para una “neo Moncloa”. Pero la Cámara Baja tiene otra realidad política y una cultura de funcionamiento distinta.

5.-El gobierno volvió a navegar en una crisis comunicacional: tal como ya le había ocurrido con el aumento de tarifas, el affaire del Correo, Maldonado y el submarino, sale totalmente desordenado, como si fuera un principiante en estas lides.

6.-La planificación de la comunicación es una variable de la política, no un proceso autónomo: este tema da por sí para un capítulo entero. Solo vamos a marcar ahora que temas que pueden tener una alta sensibilidad pública no se los puede esconder porque “los estudios dicen que no está en la cabeza de la gente”. El domingo pasado Carrió lo marcó bien en una entrevista en La Nación.

7.-El kirchnerismo puede estar desgastado, pero está lejos de desaparecer: con la incorporación de personajes duchos como Rossi, Moreau o Espinoza en Diputados cobró profesionalismo en su tarea de obstaculizar al oficialismo.

El “reformismo permanente” necesita una ingeniería política distinta a la que mostró el gobierno en estas circunstancias. Ahora tiene el resto del verano para reflexionar antes de la próxima batalla.

Carlos Fara

7 Miradas, editada por Luis Pico Estrada

Share

4 comments for “Lecciones de una crisis

  1. LACHO
    28/12/2017 at 11:55 AM

    La cualidad principal de estos 3 ó 4, con cara de buitres porque la naturaleza ya los mandó patentados de fábrica, es la de ser OBCECADOS y SOBERBIOS OBSECUENTES en su meta de editores para el DIARIO DE YRIGOYEN. Mientras, el principal, duerme confiado.
    Hasta tanto no se animen a caminar la calle de todos, difícilmente, tendrán idoneidad para proyectar una meta: ni de inflación ni de producción.
    SEÑORES, entre todas las fuerzas políticas, pueden CONSTRUIR UN PLAN.
    SIN PLAN no hay PROYECTOS SECTORIALES. Y, para proyectos sectoriales, es INDISPENSABLE haber “caminado” las provincias desde arriba, a los costados y hacia abajo.

    • LACHO
      28/12/2017 at 12:53 PM

      Observándolos a los 4 juntos, tenía el deseo de transmitirles que esta INFLACION, de la que se prenden para seguir cobrando sus “mensualidades”, NO ES inflación de consumo.
      Al tener la familia en ambos lados del mostrador es UNA INFLACION DE ESPECULACION. Sigan actuando, que el ciudadano ya se va percatando de cuan CARADURAS son.

  2. Carlos de Lanús
    28/12/2017 at 2:04 PM

    NO HAY PÉSIMA COMUNCACIÓN DEL GOBIERNO DE LAS MEDIDAS ECONOMICAS.
    HAY PÉSIMO ENTENDIMIENTO DE LA ECONOMÍA DE MAS DE LA MITAD DE LA SOCIEDAD.
    Más DE LA MITAD DE LA POBLACIÓN ES “BRUTA” (GRACIAS A KRETINA) QUE PREPARABA EL POPULISMO

    • LACHO
      28/12/2017 at 9:24 PM

      Correcto Carlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *