Masiva movilización sindical a favor del empleo y contra la flexibilización

En su edición del 23 de agosto, Página/12 publicó un artículo de Felipe Yapur titulado “Venimos con la demanda de trabajo digno y salario justo”). Escribió Yapur: “Y la marcha de la CGT se hizo. Contó con un solo orador, el triunviro Juan Carlos Schmid, que integra el moyanismo, el sector que motorizó con mayor ahínco la movilización, y anunció la convocatoria a un Comité Central Confederal (CCC) para el 25 de septiembre donde se evaluará la posible convocatoria a un paro general” (…) “Fue un discurso corto, de apenas 13 minutos. Lo hizo desde un atril nuevo mientras unos metros más atrás lo acompañaba un grupo de dirigentes sociales que respaldaron la convocatoria. La representación del Consejo Directivo de la CGT estuvo más que disminuida. No llegó ni a la mitad” (…) “En rigor el acto se adelantó casi dos horas. Una batahola entre regionales de Camioneros (Chubut vs. Santa Cruz) preocupó a los organizadores que decidieron que Schmid hablara mucho antes de lo programado por temor a que se generalizara el desmadre. La disputa no fue menor: las partes en pugna no dudaron en hacerse de las cruces que representan en la Plaza de Mayo el cementerio de los caídos de Malvinas para usarlas como proyectiles” (…) “El discurso de Schmid tuvo como primer destino la cuestión internacional. Se solidarizó con el pueblo de Barcelona por el ataque terrorista del último jueves y luego repudió la amenaza de los Estados Unidos sobre Venezuela, al sostener que la central obrera “rechaza cualquier intervención militar en nuestra América Latina”. Inmediatamente reclamó la aparición con vida de Santiago Maldonado y remarcó que “la Ministra de Seguridad, tan ejecutiva en desalojar obreros de las fábricas, tiene que actuar con la misma celeridad porque nosotros no queremos que haya otro Julio López”. Luego el triunviro sumergió su discurso en la temporada electoral que vive el país: “Recientemente hubo elecciones, pero este sector representa la creación de riqueza en este país y no nos alcanza solamente con votar. No venimos a levantar la bandera de ningún candidato, ni venimos detrás de ninguna conspiración, venimos con una demanda: trabajo digno y salario justo”, bramó. Dirigiéndose ya al gobierno nacional, el titular de Dragado y Balizamiento repudió después la tesis del macrismo que señala al sindicalismo como el elemento que estorba la modernización: “Rechazo cualquier acusación que diga que los trabajadores atrasan al país o son un freno para las inversiones”, dijo, y advirtió que “nosotros queremos un cambio, queremos que se cambie la desigualdad, la injusticia y cambiar inversiones por las importaciones. Venimos a buscar las respuestas a esta plaza porque la respuesta es política y va a ser la política la que va a sacar al país de la crisis”. Por las dudas, agregó que “¡el trabajo no es la explotación de unos vivos sobre los otros! Si no siempre va a haber conflictos en la calle de este país” (…) “Una vez finalizado el discurso, los que estaban en el palco entonaron la marcha peronista” (…) “Lejos del palco, pero con una nutrida columna, se mostró la corriente Federal de los Trabajadores. La encabezó el bancario Sergio Palazzo junto a Walter Correa (Curtidores) y Héctor Amichetti, entre otros dirigentes del sector” (…) “Los que no llegaron a la plaza y mucho menos al palco fueron dos integrantes del mundo sindical aliado al moyanismo y cuyas organizaciones son estratégicas a la hora de realizar un paro general: Omar Maturano, de los ferroviarios de La Fraternidad; y Roberto Fernández, de los colectiveros de UTA” (…) “Las dos CTA también marcharon, con Hugo Yasky y Pablo Micheli al frente. Ninguno de los dos subió al acto. En principio, porque era una marcha organizada por la CGT, pero también por las inquinas que permanecen entre ambos dirigentes con algunos miembros de la CGT” (…) “En el momento del anuncio de la convocatoria al Confederal, que incluirá el desarrollo de una agenda social y la posibilidad de convocar a un paro nacional, Schmid recibió el mayor aplauso que le dispensó la multitud. El gobierno rechazó de plano una posible huelga. Por caso, el presidente Mauricio Macri dijo que la movilización fue “una pérdida de tiempo que no nos lleva a nada”. En tanto, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, afirmó que el “paro no resuelve los problemas”. Lo hizo mientras almorzaba con los dirigentes de las 62 Organizaciones. Ramón Ayala, titular de las 62, aseguró que su organización continúa “acompañando” al Gobierno y que “el triunvirato de la CGT ha fracasado”.

En su edición del 22 de agosto, Página/12 publicó un artículo de Adriana Meyer titulado “Nuevo reclamo internacional al Estado argentino”.

Escribió Meyer: “La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) respondió afirmativamente a una solicitud para que ese organismo internacional dicte medidas cautelares dirigidas al gobierno que apunten a determinar dónde está Santiago Maldonado. La CIDH tomó en cuenta que el joven “fue visto por última vez mientras era golpeado y cargado a una camioneta blanca de Gendarmería en el marco de un operativo policial en el departamento de Cushamen, provincia de Chubut” (…) y que “a pesar de las denuncias interpuestas, al día de la fecha no se tendrían noticias sobre el paradero o destino del señor Maldonado”. Ahora la CIDH enviará una nota al Gobierno nacional para que realice las investigaciones correspondientes para encontrarlo” (…) “Así lo anticipó el titular de la CIDH, Francisco José Eguiguren Praeli, quien especificó que “hace pocos días la Comisión recibió una solicitud de medidas cautelares y denuncias de desaparición forzada” sobre Maldonado y que luego de analizar la información se resolvió “enviar una notificación al Estado nacional”. En este sentido, anticipó en declaraciones radiales que se instará al Gobierno argentino a que “realice las investigaciones correspondientes para dar con el paradero de Maldonado y ofrezca todas las garantías correspondientes” (…) “Y aclaró (Eguiguren Praeli) que el papel de la CIDH en la causa es el de “colaborar” para que la situación se esclarezca. “Lo importante es que todo esto se esclarezca internamente. Hay una investigación y está actuando la justicia local, nosotros no podemos sustituirla”, remarcó. Además, expresó que “ojalá” que el joven “aparezca con vida” e instó a las autoridades a que se realicen todas las investigaciones correspondientes” (…) “En tanto, el gobierno estaría enviando hoy su respuesta al requerimiento del Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas, que el 7 de agosto consideró que la desaparición de Santiago Maldonado exige “la acción urgente del Estado parte para buscarle y localizarle” y para identificar a los responsables” (…) “El mecanismo de medidas cautelares previsto en el artículo 25 del Reglamento de la CIDH se pone en marcha ante una posible violación de derechos protegidos por las convenciones americanas sobre Derechos Humanos y sobre Desaparición Forzada de Personas considerados de la mayor urgencia. Una vez producida la información solicitada al Estado, la misma va a los peticionantes. Cumplidos esos pasos, cada uno de los cuales tiene plazos muy definidos, la CIDH finalmente resuelve si otorga o no las medidas cautelares solicitadas para lo cual toma en cuenta la gravedad y urgencia de la situación, si el riesgo o amenaza es inminente y puede materializarse, y si puede causar un daño irreparable” (…) “La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) se sumó a la búsqueda de Maldonado, luego de un informe presentado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en el Senado. Por otra parte, Sergio Maldonado, hermano de Santiago, criticó la postura del Gobierno nacional sobre la investigación al asegurar que como familia se sienten “atacados” y que se está apuntando contra ellos para “infundir un poco de miedo”. En diálogo con Página/12 agradeció a sus amigos que armaron el sitio www.santiagomaldonado.com y contó que durante el fin de semana hubo un homenaje, que incluyó la realización de un mural, en la localidad de 25 de Mayo, donde viven sus padres”.

En su edición del 22 de agosto, La Nación publicó un artículo de Loris Zanatta titulado “El castigo del “moralmente superior” en las redes”).

Escribió Zanatta: “En las redes sociales hay de todo: está bien que sea así y que aquellos que tienen el privilegio de expresarse en público paguen el peaje de Twitter y pasen por el vía crucis de Facebook. Allí encontrarán al admirador y al detractor, al crítico inteligente y al asesino virtual, al empático y al envidioso, al melifluo y al frustrado” (…) “Pero la categoría que más me interesa es otra: es el moralmente superior. Son muchos y están abrumados de indignación” (…) “¿Qué es esta superioridad moral? ¿Contra quién y qué cosa desencadena su iracundia? El moralmente superior no tiene dudas: él está a priori del lado del bien. Es mejor que todos por sus ideas y sus sentimientos” (…) “Si todo el mundo tuviera su sensibilidad caritativa, piensa, el amor y la felicidad reinarían. Pero no es así y por una simple razón: por que Lucifer está al acecho y a su lado abundan los cínicos, los que se vendieron por plata, los egoístas con el corazón de piedra que se aprovechan de la pobreza, los tiranos del producto bruto. Ellos son los malvados que oponen al espíritu la materia, a la solidaridad el individualismo, al puro idealismo el frío pragmatismo, a la redención revolucionaria la praxis reformista. No son personas, sino estigmas: “neoliberales”, “servidores del imperio”, “mercenarios” (…) “Este enfoque maniqueo no favorece el debate público, menos aún a la serenidad social. Encaramarse en una posición de superioridad moral es el preludio de una profunda grieta en el mejor de los casos, de una guerra civil en el peor” (…) “El moralmente superior no duda de que sus ideas candorosas y sus buenos sentimientos produzcan amor y felicidad; no se pregunta por qué esas mismas promesas suelen causar odio e infelicidad; si sus recetas sociales y económicas son el problema y no la solución” (…) “Como buen Narciso, en fin, le gusta sentirse superior y denostar a quién odia: él odia en nombre del amor” (…) “Desde Platón, el hombre se pregunta si el amor y la felicidad son bienes individuales que pertenecen a la esfera privada o bienes colectivos de pertenencia de las autoridades públicas. En las últimas décadas ha habido muchos intelectuales que han enfrentado el tema. Eran conscientes del peligro de despertar así el espectro del Estado ético, del Rey taumaturgo, pero tenían la loable intención de poner freno a la anomia social de nuestros tiempos” (…) “Como sucede en la historia, sin embargo, el descenso a la tierra de las ideas más sublimes puede transformarse en naufragio. Plantadas en una tierra despojada del humus liberal en el que nacieron, esas ideas generosas produjeron nuevos monstruos, los ridículos ministerios de la “suprema felicidad del pueblo”, del “buen vivir” y otros parecidos, aparatos de propaganda de la nueva verdad de Estado: el sueño de Thomas Jefferson se convirtió en la pesadilla de Nicolás Maduro” (…) “Para quien ame la libertad, cultive la duda como estilo de vida y se pregunte cómo se sale de la pobreza y la injusticia usando la razón y las enseñanzas que nos brinda la historia, esto era dado por sentado: lo mejor es enemigo del bien, la perfección social es un espejismo nefasto, como ya advertía Voltaire, y el amor y la felicidad son demasiado íntimos y vitales para ser confiados a los gobiernos” (…) “Será que me encuentro en Caracas, una ciudad desalmada a la que le prometieron con grandilocuencia amor y felicidad y que hoy es la imagen de la desesperación, un monumento al desengaño y a la ineptitud que grita al cielo” (…) “En la historia se ha matado y oprimido mucho más en nombre de valores tan elevados como esos que de los ciegos intereses materiales: el fanatismo religioso, el hijo favorito de la superioridad moral, nos lo recuerda cada día. Por lo tanto, es mejor evaluar a nuestros gobiernos por lo que es mensurable: la honestidad, la legalidad, la eficiencia, el respeto a la igualdad jurídica de los ciudadanos combinado con la promoción de una sana cooperación social, para decirlo con John Rawls”.

En su edición del 21 de agosto, Página/12 publicó artículos de Laura Vales (“En un año se retrocedió siete años”), Mempo Giardinelli (“El otro Morales y el fraude, ni patriótico”) y Eduardo Aliverti (“El día en que perdieron las fotocopias”).

Escribió Vales: “(…) Un informe del Centro de Estudios de la Ciudad (CEC) de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA pone en blanco sobre negro este aumento de la inequidad en la distribución del ingreso: el proceso implicó un empobrecimiento de los trabajadores-con la excepción de los que ocupan cargos gerenciales-y de los sectores más vulnerables de la sociedad, mientras al mismo tiempo, el decil de mayores ingresos se enriquecía. Los autores del informe utilizaron el coeficiente Gini y observaron además cómo evolucionó la brecha de ingresos entre el 10% más rico y el 10% más pobre de la población a lo largo del período 2003-2016. El Gini es el recurso utilizado más habitualmente para medir cómo se distribuyen los recursos económicos en una sociedad. El índice va de 0 a 1, donde 0 indica la igualdad perfecta, mientras que 1 señala la inequidad absoluta. De 2003 a 2015, durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner, la desigualdad había bajado desde 0,53 a 0,41, es decir 12 puntos porcentuales” (…) “El informe detalla que “excepto en 2014-y algunos trimestres puntuales en años anteriores-, el Gini evidenció sistemáticamente tasas de variación inter-anual negativas entre el tercer trimestre de 2004 y el segundo de 2015” (…) “Este proceso se revirtió nítidamente tras la llegada del presidente Mauricio Macri a la Casa Rosada. En el segundo trimestre de 2016, el Gini aumentó y volvió a hacerlo en el tercer trimestre de ese mismo año, hasta llegar a 0,44. Luego, en el cuarto trimestre de 2016, logró una leve reducción-de un punto porcentual hasta 0,43-, aunque quedando un nivel de equidad que no se registraba desde fines de 2010” (…) “Un aumento de la desigualdad puede expresar situaciones variadas: que los que más tienen se hayan enriquecido, mientras que los que menos tienen mantenían sus ingresos; que los pobres hayan pasado a estar peor, mientras que los ricos se mantenían igual. En el peor escenario, que se haya ido hacia una sociedad con ricos más ricos y pobres más pobres” (…) “Agustín Mario, investigador del CEC de Sociales y la Universidad de Moreno, autor del informe, señala que este es el caso. “Aumentó el ingreso real de los más ricos y, al mismo tiempo, cayó el de los más pobres. No hace falta algo tan drástico para agravar la desigualdad, pero esto es lo que se observa para este período” (…) “Complementando el seguimiento del Gini, el autor del informe observó la evolución de la brecha de ingresos entre el 10% de la población con mayores recursos (decil 10) y el 10% en peor situación (decil 1). En este caso, los investigadores tomaron como medida el Ingreso por Adulto Equivalente (IPAE). El IPAE-a diferencia de otras medidas como el Ingreso per cápita familiar-otorga distinta importancia a los integrantes del hogar según su género y edad, y permite valorar de manera más real los ingresos de un grupo en su capacidad de satisfacer necesidades; (“un nivel de ingreso dado permitirá satisfacer un distinto “nivel de necesidades” en el caso de un hogar con un hijo discapacitado bis a vis a otro hogar en el que no se observa esta condición”, ejemplifica el informe)” (…) “Este análisis abarcó también desde 2003 a 2016 y registró que: 1) en el tercer trimestre de 2003, el ingreso medio del 10% más rico de la población era casi 15 veces mayor al del 10% más pobre; 2) diez años más tarde, en el segundo semestre de 2015, esta brecha se había reducido a menos de la mitad (7 veces); 3) en cambio, en el segundo trimestre de 2016, la brecha entre los que más y menos tienen creció 8 veces. Otra vez el cambio de tendencia hizo que los niveles de equidad alcanzados se perdieran. A mediados de 2016, se había vuelto atrás hasta los números del tercer trimestre de 2012” (…) “Entre el segundo trimestre de 2015 y el mismo período de 2016, mientras el 70% de los ocupados con menores ingresos vió reducido su poder de compra, el 30% de trabajadores de mayores ingresos pudo aumentar, aún en un contexto recesivo, sus ingresos reales” (…) “Para Agustín Mario es reflejo del deterioro del mundo laboral. “El principal objetivo de la política económica es bajar la inflación. Para logarlo, el instrumento que usa el gobierno-aunque por supuesto no lo pueda decir-es el aumento del desempleo”, señaló. “Una inflación más baja, junto con finanzas públicas “sanas” estimularían la inversión y así el crecimiento-y sólo eventualmente el empleo-. Es claramente una estrategia de “arriba hacia abajo”. El problema es que estas estrategias tienden a favorecer al capital sobre el trabajo y dentro de los trabajadores, a los de más altos salarios, que suelen ser más calificados. Ellos son los primeros contratados cuando la economía mejora y los últimos despedidos en un contexto recesivo. El aumento del desempleo-que no es una consecuencia no deseada sino el instrumento para bajar la inflación-y el empeoramiento de las condiciones laborales en general contribuyeron decisivamente al incremento de la desigualdad” (…) “Para Adriana Clemente, directora del CEC Sociales, las políticas económicas actuales (desindustrialización, sobre endeudamiento y desregulación de la economía) se articulan con el deterioro del sistema de protección social. Combinadas, horadan las mejoras logradas entre 2003 y 2015. “La interrupción del ciclo de movilidad social ascendente es motivo de conflictividad y tiene derivaciones dramáticas por su difícil reversión”, advierte. “Son cambios en la matriz de integración social, más específicamente visibles en el hecho de transitar, al igual que otros países de la región, el largo túnel de la desigualdad”, concluye.

Escribió Giardinelli: “Se nos acusó de exagerados, e incluso de paranoia política. Pero desde que hace varios meses esta columna empezó a alertar con el posible fraude electoral, todo lo aquí anticipado se cumplió. Y cabe recordarlo ahora porque si algo no se puede tener en el campo nacional y popular es ingenuidad. El fraude va a seguir e incluso profundizarse por la razón ya apuntada: estos tipos saben que para mantenerse en el poder no tienen más opciones que jugar sucio. Por eso su sometimiento al gigantesco poder mentimediático, que a su vez sabe que necesita mantenerlos (y soportarlos, también ellos) porque son la única carta que tienen para seguir acumulando dinero y poder, que para ellos son lo mismo” (…) “Acaso eso explique que ayer domingo el casi siempre sobrio y correcto Sr. Morales Solá, ideólogo de la derecha dizque republicana en el diario La Nación, derrapó penosamente justificando el choreo electoral macrista y el mamarracho de la semana pasada en el Consejo de la Magistratura: “El gobierno dejó a Cristina Kirchner sin los títulos de los diarios del lunes y aprovechó (y construyó) una ventana de apenas tres horas para conseguir una mayoría que eyectó de los tribunales al juez con peor fama de corrupto. ¿Cometió el gobierno alguna ilegalidad? Ninguna, aunque con sus formas, hurgó los límites mismos de la legalidad”. Justificó el fraude en las PASO, además, llamándolo “venganza poética” y afirmando ayer domingo, en su siempre engolado estilo, que: “Nadie le robó un voto a nadie. El porcentaje de sufragios bonaerenses escrutados antes del cierre coincide, más o menos, con el porcentaje histórico. Cerrar el escrutinio con apenas 8 décimas de diferencia a favor de los candidatos oficialistas fue el arte de Tullio”. Con lo que, culpando a un funcionario acomodaticio, celebró el escrutinio irregular y rematando, jocoso: “Cristina tomó de su propia medicina”. Como si hubiese habido fraude electoral antes de llegar ellos al poder. Pero lo más grotesco fue el remate de este otro Sr. Morales al falsear que Macri “es un presidente que ganó ya dos elecciones nacionales consecutivas” (como si hubiese ganado estas PASO) y que “demostró también que no es De la Rúa ni Alfonsín. Es otra cosa. Está dispuesto a afianzar su gobierno sin recatos ni modestia”. O sea con desvergüenza y con soberbia. Luego de lo cual remata con una frase propia del fraude de los años 30: “La República no puede ser defendida cuidando la estabilidad o la impunidad de los corruptos”. Idea que pretende que declarar corruptos al boleo a todos los opositores los autoriza a cualquier cosa, incluso a devenir aceleradamente dictadura, que es lo que están pareciendo cada día más” (…) “Pero por sobre estilos y falsificaciones, lo que los medios concentrados y sus espadachines están ocultando es la verdad profunda del fraude: más allá del vergonzoso espectáculo del domingo 13, la demora intencional y el resultado todavía oculto que es muy probable que falseen nuevamente esta semana, lo que estos tipos buscan es instalar la siguiente idea: que el sistema de voto impreso y manual debe ser cambiado por el voto electrónico. Ésa y no otra es la perversa intención no declarada de todo esto” (…) “Profundizando la lentitud de los guarismos bajo la dirección del Ministerio del Interior, no sólo mentirán resultados. A lo que apuntan, realmente, es a desprestigiar el voto manual, al que acusan de “lento” e “inseguro”, para reinstalar la falsa “necesidad” del voto electrónico con el cuento de que es “rápido” y “preciso”. Lo que es mentira como está probado en todo el mundo, o sea en los que ellos llaman “países serios” y donde se recontrasabe que no hay votación electrónica que no sea falsificable” (…) “El fraude electoral fue práctica constante de los gobiernos conservadores y autoritarios de los años 30 y hasta el 45. Hoy se llaman Cambiemos y derecha radical, y son lo mismo. Su historia de fraudes que llamaron “patrióticos” es vergonzosa porque los hacían para frenar a los inmigrantes gallegos, tanos, rusos, polacos, judíos, árabes y de donde fuera que venían a esta tierra de oportunidades y pujaban por sus derechos ciudadanos. El actual gobierno nacional muestra las mismas costuras. Bastante infantiles en sus torpezas, típicas de niños ricos salidos de colegios pagados por papás corruptos, acostumbrados a impunidades y abusos de todo tipo, ahora están manejando una nación más laboriosa y digna que ellos, y que por eso mismo tiene tantos reclamos que ni un montón de Tullios, Culottas y Morales van a poder parar”.

Escribió Aliverti: “Sin pretensiones de una neutralidad que jamás tuvo ni quiere tener, Página/12 fue el medio que mejor reflejó los contrapuntos existentes acerca de cómo interpretar el triunfo macrista. Al revés de la prensa de derecha, sólo dedicada al previsible festejo por la victoria nacional con el argumento exclusivo de que rige un Nunca Más antikirchnerista capaz de vencer a todo “error” y papelón oficiales, a través de diversos columnistas este diario se permitió hurgar en causas más profundas y promueve un debate que la izquierda, sus intelectuales, sus referentes sociales, no terminan de asumir o saldar” (…) “Es cierto que con la jugada se logró que Macri no debiera felicitar a Cristina, y que cuando se reconozca que Cristina ganó el impacto podría ser infinitesimal respecto de haberlo admitido la misma noche” (…) “Pero el acting dominical del PRO y la demora en la carga de los datos que lo desfavorecían, aunque se lo vea tan estafador y repugnante como la maniobra de que fue víctima Agustín Rossi en Santa Fe, no es un episodio que estructuralmente modifique el paso adelante del gobierno en medio de ajuste, tarifazos, presos políticos, un desaparecido” (…) “Para gusto de quien firma, en función-además-de su capacidad de síntesis, una de las posturas mejor expresadas es la del politólogo Carlos Vilas (“Vapuleados pero no vencidos”, en este diario, el jueves pasado). Tras recordar el karma de que, al igual que en 2015, el avance del macrismo se asentó en el voto de muchísimas personas cuyas condiciones de vida se deterioraron en forma drástica durante los últimos casi dos años, Vilas señala que ese tipo de análisis no contó, ni cuenta, con que “el neoliberalismo es más que un modo particular de organización de la economía y distribución de sus frutos; es un modo de ver e interpretar al mundo, a la vida, a uno mismo. Ese modo no es espontáneo; es difundido a través de recursos y prácticas hegemónicas, por cuyo medio las élites enseñan a las clases populares a pensar y vivir su dominación en los términos y significados que le asignan aquéllas: ante todo los medios de comunicación, pero también las escuelas, las iglesias, el deporte” (…) “Es indudable que, en amplios segmentos de las clases populares y medias, el macrismo ganó la batalla cultural”. Cuando se gana esa batalla, se alcanza la clave principal en la construcción de una hegemonía que va mucho más allá de las coyunturas. Los resultados electorales van y vienen pero, si logran cambiarte la cabeza, habrán conseguido que esos resultados no sean más que variantes de un mismo pensamiento individualista, sectario, profundamente conservador. Ese pensamiento reaparece más tarde o más temprano, y hasta se fortalece porque los proyectos de sentido colectivo e inclusión social-que van desapareciendo a pasos enormes, gracias también a la ausencia de grandes líderes-no logran satisfacer las nuevas y crecientes demandas que el mismo progresismo económico genera” (…) “Contra el dictamen provocativo anterior, otro considerable analista y economista como Claudio Scaletta (“La fiesta de Gramsci”, el viernes) se detiene en que los momentos poseleccionarios son la fiesta de los politólogos; en que los resultados del domingo son usados cual prueba irrefutable de la consolidación de un nuevo bloque histórico; de derecha hegemónica fundida en los valores tácitos de Cambiemos (blanca, antipatrótica, creyente en el progreso individual devenido del espíritu inmigrante); en que tales cosas se espejan, como razonamiento, en el mundo del rubio teñido de las Elisa Carrió y las Mirtha Legrand, del trabajador aristocrático al que le molestan los planes, del hombre suburbano que desde tiempos inmemoriales repite que los políticos son todos chorros mientras los empresarios no. y en que se refunfuña si un dirigente político tiene un auto nuevo mientras (la plebe) consume con fruición las notas sobre el “estilo” de Juliana Awada, “ese ominoso símbolo de época” (…) “En medio de este panorama problemático, borroso, contradictorio, puede tenerse al menos la certeza de que el domingo pasado perdieron virtualmente todas las fotocopias. Quizá no sea un dato sustantivo, pero de todas formas no es menor porque desde allí nace o se asienta un piso de disputa versus la contrarreforma neoliberal. Suena a vaso medio vacío, pero al fin y al cabo una parte gruesa o significativa del pueblo argentino tiene dinámica de reacción electoral e ideológica. Comparado con otros lares, estamos mejor. Bastante o mucho mejor. Lo que manda en el resto es la resignación. Quienes critican o denuestan al kirchnerismo, y más precisamente a la figura de CFK, observan que esa órbita debería tomar nota, de una vez por todas, sobre los méritos macristas. Y redundan en un no se sabe qué, que consistiría en que la derecha sabe publicitar, engañar, atender a una sociedad fragmentada donde-por decir, como se ha dicho-el valor de los derechos de las mascotas tiene tanto valor asumido como el de la gente que se queda sin trabajo. ¿Y después de eso qué? ¿La izquierda resultará más viva que la derecha? Quienes lo intentaron por ahí, por derecha objetivamente o por “izquierda” o peronismo Light en la fantasía subjetiva, fueron los grandes derrotados de las primarias” (…) “Según lo demostrado, acá y, por lo menos, todavía se pelea. El desafío es ver a ese vaso medio lleno o con volumen suficiente. Si no hay eso y vence un espíritu derrotista, entonces sí que no habrá nada más que lamentarse por los cantos de sirena de la derrota cultural”.

En su edición del 21 de agosto, La Nación publicó un artículo de Vargas Llosa titulado “La sangre derramada en Barcelona”. Escribió el Autor: “El terrorismo fascinó siempre a Albert Camus y, además de una obra de teatro sobre el tema, dedicó buen número de páginas de su ensayo sobre el absurdo, “El mito de Sísifo”, a reflexionar sobre esa insensata costumbre de los seres humanos de creer que asesinando a los adversarios políticos o religiosos se resuelven los problemas. La verdad es que…, esos crímenes suelen empeorar las cosas que quieren mejorar, multiplicando las represiones, las persecuciones y los abusos. Pero es verdad que, en algunos rarísimos casos, como el de los narodniki rusos citados por Camus…, había, en algunos de los terroristas que se sacrificaban atentando contra un verdugo o un explotador, cierta grandeza moral” (…) “No es el caso, ciertamente, de quienes, como acaba de ocurrir en Cambrils y en Las Ramblas de Barcelona, embisten tras el volante de una camioneta contra indefensos transeúntes…, tratando de arrollar, herir y mutilar al mayor número de personas. ¿Qué quieren conseguir o demostrar con semejantes operaciones de salvajismo puro, de inaudita crueldad, como hacer estallar una bomba en un concierto, un café o una sala de baile?” (…) “¿Se trata de demostrar el desprecio que les merece una cultura que, desde su punto de vista, está moralmente envilecida porque es obscena, sensual y corrompe a las mujeres otorgándoles los mismos derechos que a los hombres?” (…) “Tampoco parece muy convincente que los terroristas de Estado Islámico o Al-Qaeda sean hombres desesperados por la marginación y la discriminación que padecen en las ciudades europeas” (…) “La explicación está pura y simplemente en el fanatismo, aquella forma de ceguera ideológica y depravación moral que ha hecho correr tanta sangre e injusticia a lo largo de la historia” (…) “El terrorismo islamista es hoy día el peor enemigo de la civilización. Está detrás de los peores crímenes de los últimos años en Europa” (…) “Nunca van a ganar la guerra que han declarado, por supuesto. La misma ceguera mental que delatan en sus actos los condena a ser una minoría que poco a poco-como todos los terrorismos de la historia-irá siendo derrotada por la civilización con la que quieren acabar” (…) “Acaso el peligro mayor de esos crímenes monstruosos sea que lo mejor que tiene Occidente-su democracia, su libertad, su legalidad, la igualdad de derechos para hombres y mujeres, su respeto por las minorías religiosas, políticas y sexuales-se vea de pronto empobrecido en el combate contra un enemigo sinuoso e innoble, que no da la cara, que está enquistado en la sociedad y, por supuesto, alimenta los prejuicios sociales, religiosos y raciales de todos, y lleva a los gobiernos democráticos, empujados por el miedo y la cólera que los presiona, a hacer concesiones cada vez más amplias en los derechos humanos en busca de la eficacia” (…) “¿Era precisamente ese símbolo el que los terroristas islámicos querían destruir derramando la sangre de esas decenas de inocentes a los que aquella furgoneta apocalíptica-la nueva moda-fue dejando regados en Las Ramblas? ¿Ese rincón de modernidad y libertad, de fraterna coexistencia de todas las razas, idiomas, creencias y costumbres, ese espacio donde nadie es extranjero porque todos lo son y donde los quioscos, cafés, tiendas, mercados y antros diversos tienen las mercancías y servicios para todos los gustos del mundo? Por supuesto que no lo conseguirán. La matanza de inocentes será una poda y las viejas Ramblas seguirán imantando la misma variopinta humanidad, como antaño y como hoy, cuando el aquelarre terrorista sea apenas una borrosa memoria de los viejos y las nuevas generaciones se pregunten de qué hablan, qué y cómo fue aquello”.

En su edición del 20 de agosto, Página/12 publicó artículos de Horacio Verbitsky (“Negro al diez”), Raúl Kollmann (“Un octubre con polarización”) y Alfredo Zaiat (“Jugar con las cifras”).

Escribió Verbitsky: “La fortuna del presidente Maurizio Macri es diez veces lo que declaró bajo juramento y supera con holgura la de todos sus ministros y funcionarios. Entre sus posesiones en negro, es propietario de 32,5 hectáreas en la zona de barrios cerrados del norte del conurbano bonaerense. Su valuación fiscal es de 122 millones de pesos, su valor al acto de 447 millones de pesos y el de mercado no baja de mil millones, de acuerdo con los precios que piden inmobiliarias de la zona. Sin embargo, no figura en ninguna de las declaraciones de bienes presentada por el mandatario, quien en 2012 negó ser dueño de ese predio. En el registro de la Propiedad de la Provincia de Buenos Aires fue registrado cuando aún no se había subdividido el Partido de General Sarmiento; hoy corresponde a Bella Vista, partido de San Miguel. Pero ya no es un terreno baldío porque allí se edificó el barrio cerrado Buenos Aires Village, que según su desarrollador inmobiliario comprende 250 unidades de vivienda de casi mil metros cuadrados de promedio. Una de esas fracciones se ofrece por 220 mil dólares, que equivalen a 3,9 millones de pesos” (…) Según el portal Perfil.com.ar “para construir ese barrio, “Macri y su familia” debieron conseguir una excepción a la ordenanza que sólo permitía levantar planta baja y un piso. El subsecretario de Legal y Técnica de la municipalidad de San Miguel, José Richards, quien habría sido funcionario de Macri en la Capital y ahora forma parte del equipo bonaerense del Hada Buena, gestionó la excepción, agregaba. El intendente Joaquín De la Torre la elevó al Concejo Deliberante, de modo de permitir la construcción de planta baja, dos niveles y terraza” (…) “Pero Macri negó a través de su vocero haber tramitado la excepción en San Miguel porque “los terrenos los vendió hace años a la empresa Emdico, que fue la que se encargó de la comercialización del mencionado barrio” (…) “Pese a la desmentida de Macri, cinco años después el predio sigue formando parte de su patrimonio. El 13 de julio de este año Macri y su hermano Gianfranco inscribieron un trámite de subdivisión de condominio ante el Registro de la Propiedad de la provincia de Buenos Aires. La minuta de inscripción de la partida 36432, que menciona a Macri como casado en terceras nupcias con Juliana Awada, remite a la parcela 209-d, donde se levanta el Buenos Aires Village. Según la agencia de recaudación bonaerense, ARBA, la valuación fiscal del terreno es de 122.283.646 millones de pesos y el impuesto a pagar el 29 de este mes asciende a 2,4 millones de pesos” (…) “Estos 122 millones de pesos superan en 50% los bienes de Macri contenidos en su última declaración jurada, de 2016, que asciende a 82,6 millones. Si a ello se suman los 44 millones de pesos del fideicomiso ciego en el que dijo haber colocado una parte de sus bienes, el total llega a 126,6 millones, apenas cuatro millones por encima de la valuación fiscal de ese solo terreno. La figura del fideicomiso ciego no existe en la legislación argentina y Macri la invocó como prueba de su voluntad de transparencia para evitar conflicto de intereses, con la misma impresionante técnica de manejo de la información por la cual dijo que volvía a fojas cero la negociación por la deuda del Correo, que sigue sin novedades hasta hoy. En realidad se trata de un fideicomiso opaco, porque no se sabe a ciencia cierta qué contiene” (…) “La declaración jurada del presidente comprende una propiedad en el Uruguay, legada días antes de la muerte del tío Jorge Blanco Villegas, en abril de 2011; lotes de terreno en Tandil, Pilar, Salta y la ciudad Autónoma de Buenos Aires; acciones en las sociedades ECosta SA, Agropecuaria del Guayquiraro, Molino Arrocero Río Guayquiraro, Yacylec, María Anima, y 4 Leguas; y su participación en el fideicomiso Inmobiliario Caminito. Ninguno de esos bienes tiene relación con el lote en Bella Vista con valuación fiscal de 122 millones de pesos, por lo cual no puede tratarse de los mismos. Además, sólo esas 32,5 hectáreas valen tanto como todos los bienes presidenciales, dentro y fuera del fideicomiso opaco” (…) “Para el Registro Bonaerense de la Propiedad, el Valor al Acto del lote es de 477 millones de pesos. El Valor al Acto es utilizado para calcular las tasas fiscales y los tributos a la herencia. Es siempre superior a la valuación fiscal pero inferior al valor venal o de mercado de la propiedad, que en este caso es el doble según transacciones de inmobiliarias que ofrecen terrenos en el mismo barrio cerrado y en otros próximos” (…) “Por la subdivisión de condominio inscripta hace un mes por Gianfranco y Maurizio Macri ante el Registro de la Propiedad de la provincia de Buenos Aires, lo que antes eran tercios con Inmobiliaria y Mandataria Litoraleña, ahora son mitades, una de cada hermano. En uno de los lotes linderos se levanta otro barrio cerrado y en otro el Buenos Aires Golf Club, sobre la parcela 209-. Es decir que esas tierras siguen siendo propiedad del presidente hasta el día de hoy. Otra boleta de ARBA fue emitida a nombre de Maurizio Macri por la parcela 209 E lindera con la anterior. En este caso la superficie es de 17,3 hectáreas y la parte edificada es de apenas 1416 m2. Su valuación fiscal es de 11,6 millones de pesos y el impuesto a pagar a fin de mes de 107 mil pesos. Tampoco esos 11,6 millones constan en su declaración jurada” (…) “El Presidente nunca ha explicado por qué se refiere a Massa con el mote de ventajita” (…) “Eidico (Emprendimientos Inmobiliarios de Interés Común-no Emdico) se define como una empresa de servicios con un sistema propio de comercialización al costo, casi como una cooperativa de pequeños inversores que participan del negocio de transformar una fracción de tierra virgen en una urbanización (con toda su infraestructura). Como administrador o mandatario, generalmente bajo la figura de un fideicomiso, Eidico ha desarrollado más de medio centenar de barrios privados, la mayoría en la zona norte de la provincia de Buenos Aires, y otras decenas de proyectos de inversión comercial en shoppings, clubes de golf y hoteles en Ushuaia, Carmelo (Uruguay), Miami y Córdoba. El apoderado de Macri, Mateo María Salinas, fue el primer empleado de Eidico” (…) “Con 26.381 hectáreas en la provincia de Buenos Aires (18000 adquiridas entre 1989 y 1996), el Grupo Agropecuario Blanco Villegas integró la cúpula de los mayores propietarios del país. Los otros accionistas del grupo fueron su hermana y madre del presidente Macri, Alicia Blanco Villegas; la tercera hermana, Lía Esther Blanco Villegas; la madre de todos ellos, Argentina Cinque; el hermano del presidente, Gianfranco Macri, y Julio H. D´Hers, propietarios de las sociedades Cabalgando, Quequén Grande, Agropecuaria San Juan de Deane, Las Tijeretas, Los Aperos, el Tinglado, el Jilguero, El Patacón, La Cebadilla, La Reserva y cuatro condominios” (…) “Por la herencia de Blanco Villegas el presidente “declaró que su patrimonio se había incrementado un 84%” en 2012, “explicaron en esa época voceros del entonces jefe de Gobierno porteño”, agregó el diario (La Nación). No obstante, esa novedad no figura en la declaración jurada de Maurizio Macri, quien en 2012 iba por su segundo mandato como jefe de Gobierno de la Capital. En la declaración jurada de 2014 de Maurizio Macri aparece una Inmobiliaria Litoraleña (en vez de Inmobiliaria y Mandataria Litoraleña). Macri declara que ingresó a su patrimonio en 1998. Al inicio del período la valúa en 0,00 pesos y al cierre del período 2014 en 0,01 pesos. Vuelve a declararla con valor de 0,01 pesos al inicio del período 2015, pero ya no figura al cierre de ese año, ni en la declaración jurada de 2016” (…) “Gianfranco Macri preside el Buenos Aires Golf Club. Su revisor de cuentas titular es el secretario legal y técnico de la presidencia, Pablo Clusellas, y suplente Jorge Ledesma, el escribano habitual del presidente Macri” (…) “Con el objeto de formularle preguntas específicas sobre el Buenos Aires Village y su relación con el Presidente, de tanta confianza que lo designó su apoderado, le pedí a O´Reilly el contacto con Mateo María Salinas. Me respondió que prefería centralizar él toda la información. Le remití entonces este cuestionario: 1) ¿cuándo compraron las 32,5 Ha donde construyeron Village Buenos Aires?; 2) ¿cuándo se terminaron de pagar y a qué precio?; 3) ¿cuántas unidades se vendieron?; 4) ¿por qué Mateo Salinas fue apoderado del propietario en la división de dominio con su hermano? En este punto, se cortó el contacto y O´Reilly no respondió. Otro tanto ocurrió con Rodolfo Tarrabuela cuando le envié un cuestionario sobre su innovación de los metros lineales cuadrados. A él le pregunté cómo podían superponerse los 5m2 de un comprador con el título del propietario original. Es comprensible el silencio, ya que estas preguntas tocaron un nervio hipersensible. Con independencia de las respuestas, el hecho comprobable documentalmente es que Macri no declaró ni los terrenos ni el dinero recibido por su venta”.

Escribió Kollmann: “Tras el escandaloso recuento provisorio del domingo pasado, con evidente manipulación de la carga de datos, todas las fuerzas políticas están esperando los resultados del escrutinio definitivo. Quienes están trabajando en el recuento en La Plata, tanto de Unidad Ciudadana, la fuerza que lidera Cristina Kirchner, como de Cambiemos, la impresión es que se terminará imponiendo CFK por un punto. Pero al mismo tiempo, las miradas ya se posicionan en lo que viene: las elecciones del 22 de octubre. En ese terreno, los consultores en campañas electorales coinciden en que indudablemente habrá más polarización, es decir mayor cantidad de votos para Unidad Ciudadana y Cambiemos” (…) “Hugo Haime, de Haime y Asociados, afirma que “lo primero que habría que saber es quien ganó o si hay empate técnico, es decir mínimas diferencias. Mi opinión es que a mayor diferencia que saque CFK, mayor posibilidad de polarización. Porque se creará más ambiente de drama. Y si ganó el gobierno, la polarización va a existir, pero va a ser menor. Ese es sólo un análisis, no una aseveración final. Si vamos a la experiencia de 2015 es probable que más gente se sume a votar y, en esa hipótesis, Cambiemos se vería favorecido. Por otra parte los votos de Massa y Randazzo en teoría son los más lábiles. Pero los lábiles de Massa ya se le fueron. En las encuestas previas sólo un 20% de sus votantes potenciales se mostraban dudosos entre Massa y Cambiemos y son los cuatro puntos menos que ya tuvo hace una semana. Tampoco los votantes de Massa son proclives a CFK. En el caso de Randazzo la mitad decía dudar entre Massa y Cumplir y la otra mitad entre Randazzo y CFK. Así que el juego está abierto y creo que tenemos un electorado fatigado de publicidad, encuestas y políticos, por lo menos unas semanas más” (…) “Todo indica que Unidad Ciudadana tendrá alguna ventaja sobre Cambiemos en el recuento definitivo-afirma Ricardo Rouvier, de Rouvier y Asociados-. Los estudios señalaron, previo a las PASO, que había puentes entre las fuerzas políticas. Un puente era el de Cambiemos con 1País, y en la medida que se forzara la polarización se iba a producir un tránsito del massismo hacia el oficialismo. La transferencia se ha producido e impidió que 1País alcanzara una mejor posición. Ante la pregunta sobre si volverá a ocurrir, la respuesta es que suponemos que sí, pero eso no abarcaría a la totalidad de los votantes de 1País. Muchos votantes de esa fuerza política no quieren favorecer al oficialismo. El otro puente es entre CFK y Randazzo. Aquí entendemos que puede ocurrir el desplazamiento hacia la ex presidenta, aunque Cumplir defenderá su caudal ante el peligro de ser canibalizado. En este escenario de empate, con diferencias mínimas entre uno y otro, el mayor presentismo entre los votantes sin duda va a incidir en la definición de la elección. Entre los partidos que tuvieron menos del 1,5% hay varios que están más cerca del kirchnerismo que del macrismo. Pero bueno: hay que volver a monitorear la intención del voto” (…) “Para Eduardo Fidanza, de Poliarquía, “en primer lugar, todo indica que la competencia será muy pareja en octubre. En segundo lugar, es muy probable que se acentúa la polarización entre Cambiemos y Unidad Ciudadana. Eso significa, en tercer lugar, que los demás competidores perderán votos en octubre. En el caso de Massa el destino de la fuga será probablemente Cambiemos. Por su parte, Randazzo perderá votos a favor de CFK. En realidad, Massa y Randazzo antes que problemas electorales tienen serios problemas políticos: salieron debilitados de las PASO y ninguno logró sus objetivos, en la búsqueda de mayor protagonismo en la sociedad y en el peronismo. Perdieron poder y territorio. Cristina, a la que no le alcanza su caudal electoral y su armado político para disciplinar al PJ, sí le alcanza para que Massa y Randazzo vean menguadas sus chances por ahora. Luego se verá: la sucesión en el peronismo suele ser un proceso largo y complejo y, muchas veces, inesperado. Véase el caso de Néstor Kirchner” (…) “Artemio López, de Equis, evalúa que “en los años 2011, 2013 y 2015 los electores adicionales a los concurrentes a las PASO votaron al ganador de las PASO en su gran mayoría, por eso resulta tan importante conocer claramente el resultado del domingo, cosa que el actual gobierno esconde, a fin de no asumir su derrota. Lo hace deliberadamente, mediante fraude informativo, postergación sine die y manipulación de datos. Igualmente se espera una polarización más acentuada que la registrada en las PASO. Esa polarización ya hizo que Massa perdiera siete puntos en los últimos 10 días. En suma, resulta difícil precisar qué rumbo adoptarán los electores de 1País y Cumplir pero seguramente se sumarán a la dinámica de polarización que dominará las elecciones de octubre de manera aún más plena que en las PASO” (…) “Para mí, estamos ante un final abierto” (…) “Roberto Bacman, a la cabeza del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) sostiene que “como punta de partida hay que recurrir a la política electoral comparada, detectando los movimientos que existieron en las PASO anteriores, especialmente en las únicas primarias legislativas de medio término, realizadas en octubre de 2013. La mayor fidelidad y ganancia de votos se produce en los dos partidos más votados, con mayor intensidad en aquel que más votos logró obtener en las primarias. Así fue en 2013: Sergio Massa se impuso con casi el 35 por ciento en las PASO, creció el 44% en las generales. Martín Insaurralde, candidato del Frente para la Victoria, también creció, pero terminó perdiendo” (…) “¿Dónde se originaron las ganancias de ambos? Fundamentalmente de Francisco De Narváez. El resto de las ganancias provino de los partidos o frentes que no superaron la barrera del 1,5%; también en parte de los que votaron en blanco y de una participación mayor de electores, que terminó dos puntos porcentuales más que las primarias de aquel 2013. 1País y el Frente Justicialista Cumplir son los que más esfuerzos deberán realizar para retener sus votantes de las primarias. La avenida del medio, aquella que se nutre sustancialmente de votantes pragmáticos e independientes, tendió a angostarse. ¿Lograrán sostener a estos independientes? ¿Qué les propondrán para sostenerlos?” (…) “Analía Del Franco, la cabeza de Del Franco Consultores, sostiene que “al votante de Unidad Ciudadana, compuesto preferentemente por lo que llamamos voto duro no se lo percibe decepcionado porque está en actitud de lucha y porque es altamente probable que al final del escrutinio definitivo se imponga CFK. El votante de Cumplir, probablemente con menor nivel de expectativas que el resto en relación al desempeño electoral, es un voto más racional, no lo caracteriza hoy la decepción porque también es un voto duro. Los votantes de 1País, en cambio, son los más proclives a la decepción, debido a la alta expectativa que se generó en la campaña entre sus simpatizantes. Esto hace que haya más riesgo para su fidelización por parte de Massa-Stolbizer. Unidad Ciudadana y Cambiemos llamarán a un voto útil a partir de la polarización; las otras fuerzas probablemente convocarán a construir un Congreso y Legislatura variopintas, multicolor, recordando que se trata de elecciones de medio término y no presidencial. En este sentido y a pesar que el escrutinio definitivo otorgue el triunfo a Unidad Ciudadana va a pesar el envión del efecto sorpresa de un oficialismo activo y relativamente triunfante en la provincia considerada la madre de todas las batallas”.

Escribió Zaiat: “Del mismo modo que el dispositivo oficial de propaganda pública y privada exculpa al gobierno de la manipulación en la carga de los votos en las elecciones PASO de las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, una inmensa red de analistas y economistas se hacen los distraídos con cambios de metodologías y retoques insólitos en estadísticas públicas. Para justificarlos o para restarle importancia se escudan en la cuestionada gestión pasada del Indec, comportamiento poco consistente si lo que se pretende es rigurosidad técnica, no así si lo que existe es simpatía política con el oficialismo para convalidar el hacer lo mismo pero en forma prolija con cobertura mediática” (…) “El Indec de Macri que hoy dice “la verdad” dispuso de un inédito apagón estadístico en el primer semestre de 2016 de todos los indicadores-no sólo de los que estaban cuestionados-para entorpecer la comparación de variables que expondrían el ajuste recesivo de la política económica. Un aspecto poco mencionado es que técnicos de la anterior gestión lograron ascensos, como el caso de Fernando Cerro, actual director técnico del organismo, cuando había sido Director Nacional de Cuentas Nacionales hasta el 2008 y coordinador en la elaboración de la matriz de Insumo-Producto. Ocupó el cargo luego de que el titular del Indec, Jorge Todesca, despidiera a quien se había convertido en un emblema de resistencia al período de administración durante el kirchnerismo, Graciela Bevacqua” (…) “En un reportaje concedido a La Gaceta de Tucumán el 30 de noviembre de 2008, Cerro afirmó que “ante todo debo decir que el Instituto trabaja en forma adecuada, con un plan de trabajo plurianual”. En ese entonces el diputado Alfonso Prat Gay, el primer ministro de Economía del gobierno de Macri, lo había denunciado en la Justicia por inflar el crecimiento de la economía durante la gestión kirchnerista. Ahora, el mismo Cerro siendo el director técnico del Indec de Macri, supervisó una revisión de la serie del PIB de los años del kirchnerismo, sobre el que existían pequeñas discrepancias en las cifras, pero ninguna tan pronunciada como la realizada para el 2009. En esa tarea de revisionismo histórico, el Indec fue más lejos que cualquier estimación privada (que indicaba retroceso del 2 al 3%) para ese año y calculó una caída del 6%. Para alcanzar esa cifra, Cerro explicó que se sacaron los subsidios a los servicios públicos del cálculo, se incluyó el impuesto al cheque y se utilizaron índices alternativos de “algunos insumos estadísticos”. De ese modo construyeron una serie con criterio político para mostrar que no hubo tanto crecimiento económico en el ciclo kirchnerista” (…) “Todesca también amenazó y maltrató a dirigentes sindicales del Indec, registro que sólo fue difundido en redes sociales sin generar una ola de indignados. También colaboró con estrategias políticas del gobierno: el IPC de enero fue marcado más bajo que el resto de indicadores de precios públicos y privados, para condicionar la negociación paritaria del año, y el mismo comportamiento se verificó con el indicador de julio, difundido días antes de las elecciones PASO. En los meses siguientes, se ajusta el índice para hacerlo coincidir con el resto, en una manipulación prolija de las estadísticas” (…) “Esto mismo se observa con los datos de consumo e industriales, destacándose el del rubro textil. Con cifras privadas y públicas que informaban retrocesos, esas variables fueron anotadas en algunos períodos con signo positivo (por caso, el consumo en el primer trimestre de este año). Otra variable que merece un estudio más detallado es el supuesto “boom” de la industria pesquera que difunde el Indec para mejorar la leve alza del 0,3% PIB en el primer trimestre de este año, con variaciones de ese sector de más del 30% cuando la actividad está bajo tensión económica y laboral” (…) “Además de interrumpir la información estadística durante seis meses, las cifras de desempleo del Indec disfrazan desocupados como inactivos. De esa forma, disminuye la tasa efectiva de personas sin trabajo que se registra. A la vez, sobreestimó la canasta de bienes y servicios que define la línea de pobreza, siendo más elevada en comparación a otros países de la región y a cualquier otro estudio privado. Determinó así que la cantidad de pobres es del 32,2% de la población, cifra que les permitió a los voceros del macrismo salir a publicar que el ciclo político del kirchnerismo dejó una cantidad enorme de pobres” (…) “El Banco Central presenta informes que distorsionan la situación económica, diciendo que la inflación baja y que la economía crece. Avanzó además en modificar las normas de elaboración de su balance para ocultar la debilidad patrimonial provocada en la actual gestión. En el reporte Política Monetaria, en uno de sus anexos, presenta una nueva forma de elaborar el balance para encubrir que Federico Sturzenegger recibió un Banco Central con un patrimonio neto equivalente a 14 mil millones de dólares y que lo hizo descender a la mitad” (…) “El Ministerio de Trabajo modificó la forma de contabilizar el empleo privado registrado para subestimar la destrucción de empleo, porque toma en cuenta la persona ocupada y no la cantidad de puestos ya que una persona puede tener más de un trabajo o, en otros términos, la destrucción de un puesto puede no significar necesariamente que esa persona quede desocupada” (…) “El ministerio de Hacienda varió en dos oportunidades el método de medición del déficit fiscal, primero con Alfonso Prat Gay y luego con Nicolás Dujovne. El Indec también metió manos en los datos de la evolución de la deuda externa (nueva serie de la balanza de Pagos) para reducir la contabilidad del endeudamiento desaforado de veinte meses, al imputar la emisión y pago a fondos buitre como “atrasos” en la cuenta del 2015” (…) “El Gobierno tiene una prolija estrategia de manipulación de las cifras económicas con la subestimación de estadísticas negativas, la sobreestimación de las positivas, la alteración de metodologías para la elaboración de indicadores y balances, la modificación del calendario de difusión de informes negativos para el oficialismo, el maquillaje de las cuentas de la deuda y fiscal y la persecución ideológica a técnicos de diferentes áreas en que quedó dividido el ministerio de Economía. Del mismo modo que Esteban Bullrich contó más votos que CFK en las elecciones PASO, el macrismo construye las estadísticas de la economía”.

En su edición del 20 de agosto, La Nación publicó artículos de Morales Solá (“Macri usó el poder hasta los límites”) y Jorge Fernández Díaz (“Un animal nuevo e indescifrable en la selva política”).

Escribió Morales Solá: “Un viejo peronista que vio a Mauricio Macri moverse durante y después del triunfo electoral del domingo advirtió otra derrota: “Ya no tenemos la exclusividad en nada. ¡Esto lo hacíamos sólo nosotros!”, se enfureció. Se refería al cierre del escrutinio en la provincia de Buenos Aires en la inquieta madrugada del lunes y a la suspensión del juez Eduardo Freiler en la tensa mañana del jueves” (…) “¿Cometió el gobierno alguna ilegalidad? Ninguna, aunque con sus formas, hurgó los límites mismos de la legalidad” (…) “La contratación de Alejandro Tullio en el Correo Argentino presagiaba que la administración Macri usaría algunas de las tretas electorales del kirchnerismo” (…) “Apertura y cierre del escrutinio, información sobre los resultados electorales y la elaboración de la imagen final de las victorias y las derrotas. Un cristinismo atontado se dio cuenta tarde de la travesura y salió a cantar victoria cuando ya sólo lo escuchaban los insomnes y los obsesivos. El resto de la sociedad se fue a dormir con la impresión de que el gobierno había ganado un empate. El cristinismo no imaginó nunca que un gobierno que no fuera kirchnerista ni peronista haría lo mismo que hacían ellos” (…) “Si se mira bien la elección nacional, habrían sido injustos los títulos periodísticos si le hubieran dado el triunfo bonaerense por pocas décimas a Cristina en Buenos Aires. Cambiemos retuvo los cuatro distritos que gobernaba (Capital, Mendoza, Jujuy y Corrientes), sumó dos provincias muy importantes (Córdoba y Entre Ríos) y se impuso en tres donde sólo ganaba el peronismo desde 1983 (San Luis, La Pampa y Neuquén). Tiene ahora al alcance de la mano la victoria en Santa Fe y no es improbable, ni mucho menos, que termine ganando Buenos Aires en octubre. Nadie le robó un voto a nadie” (…) “En la noche del miércoles pasado, Macri y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, hablaron por teléfono. Coincidieron en que la sociedad reclama un castigo a la corrupción que la Justicia demora en responder” (…) “Nadie confirmó si hablaron del caso Freiler, pero es posible que lo hayan hecho. Lorenzetti ya tenía en sus manos dos cartas. Una de la presidenta del Consejo de la Magistratura, Adriana Donato, en la que le pedía que tomara juramento al reemplazante del consejero kirchnerista Ruperto Godoy, el voto que había sido clave para la continuidad de Freiler como juez” (…) “La otra carta era del jefe del bloque de senadores peronistas, Miguel Pichetto, en la que le informaba a Lorenzetti que el reemplazante de Godoy era el senador Mario Pais. Pais tiene fama de legislador laborioso y con amplio conocimiento del derecho” (…) “En la noche del miércoles (¿antes de la conversación con Macri?), Lorenzetti recibió también la apelación de Godoy a las sentencias que lo echaban del Consejo de la Magistratura. Sólo a las 7.30 del jueves, la mesa de entradas de la Corte constató formalmente el ingreso de la apelación. Lorenzetti pidió luego la opinión de sus secretarios letrados. Éstos le dijeron que el juramento de Pais podía realizarse, pero sólo después de una acordada de la Corte en la que dejara constancia que el juramento no significaba una decisión del tribunal sobre el planteo de fondo de Godoy” (…) “Lorenzetti les anunció (a los otros supremos) que luego de esa audiencia (sobre la enseñanza religiosa en Salta) deberían firmar la acordada y que le tomaría juramento a Pais a las 13. El Consejo de la Magistratura estaba convocado para las 10 de esa mañana de vértigo. Al Gobierno se le abrió una ventana de apenas tres horas para despedir a Freiler; Godoy ya no podía ser consejero y País no había asumido. Sin ninguno de los dos, el oficialismo contaba con los forzados dos tercios necesarios para suspender al juez más desprestigiado del país” (…) “El oficialismo cambió el orden del día y el caso Freiler se trató antes que cualquier otro tema” (…) “Al representante del gobierno en el Consejo, Juan Mahíques, le notificaron que sólo contaba con tres horas para liquidar a Freiler. Cumplió. Minutos antes de que Pais jurara ante Lorenzetti, Freiler era ya un juez suspendido” (…) “¿Fue una remoción ilegal? No, pero las formas fueron inesperadamente peronistas. Un juez importante resumió la situación en una frase: “El Gobierno pagó un costo republicano, pero ganó poder” (…) “No sólo es un presidente que ganó ya dos elecciones nacionales consecutivas; demostró que también no es De la Rúa ni Alfonsín. Es otra cosa. Está dispuesto a afianzar su gobierno sin recatos ni modestias. La República, parece decir, no puede ser defendida cuidando la estabilidad o la impunidad de los corruptos” (…) “Algunos peronistas han bajado ya los brazos: “No volveremos al poder hasta 2023 por lo menos”, lamentan. El futuro siempre oscila, pero ésa es la sensación que se construye en el peronismo cuando se usa el poder, todo el poder”.

Escribió Fernández Díaz: “(…) La política es, para Cristina, un alucinante teatro emocional de argumentos y de máscaras: una diva no suele soportar silbidos ni tomatazos, ni críticas demoledoras. Para Macri, en cambio, la política es una fascinante cancha de tenis con un público generalmente adverso al que sólo se lo enfrenta con el cuero duro y se lo conquista con resultados. Por distintos motivos, a Cristina y a Mauricio se los ha visto como amateurs y se los ha subestimado, pero cada uno con su estilo y en su momento, ha sabido acumular y construir poder, y ejercerlo de manera efectiva. Un análisis pormenorizado de los últimos resultados comiciales permite pensar que Macri aprendió los trucos, jugó profesionalmente su partida de bridge y le ganó a su propia sombra” (…) “Ese vasto sondeo que alumbró el domingo permite calibrar por primera vez a Cambiemos como una fuerza nacional” (…) “Los informes muestran que en provincias y municipios y en villas de emergencia miles y miles de “descamisados” sufragaron por el “gobierno de los ricos” (…) “Hay dos posibilidades: o éste no es un gobierno para ricos (mito kirchnerista divulgado profusamente por Sergio Massa) o los pobres de pronto se han vuelto imbéciles, porque no comprenden a los bienhechores y avalan a sus verdugos. Sobrevuela el asunto una mirada tilinga, clásica de Palermo Hollywood, según la cual es perfectamente natural que los humildes adjudiquen la miseria actual a quien lleva gobernando diecisiete meses y olviden o indulten a quienes administraron el país durante 24 años; también que no tengan la lucidez suficiente como para valorar la lucha contra los narcos y las mafias: las principales víctimas de la inseguridad y la adicción no son los vecinos ideologizados de Palermo, sino justamente los laburantes de las calles de barro. Parece que, según los “cafés revolucionarios”, los pobres no deberían apreciar las cloacas y las rutas, ni esa pavada de los metrobuses, ni los créditos para la vivienda y el consumo” (…) “En la otra vereda, una tilinguería similar se queja de ese mismo electorado: no puede concebir que siga defendiendo a una millonaria sospechosa y que, aun en la lona, no se sienta atraído por el republicanismo. La estupidez no es de izquierda ni de derecha” (…) “Cambiemos también es inclasificable; tal vez haya que lucir esa ambigüedad centrista para ser argentino” (…) “Podríamos colegir que Macri es de derecha, si admitimos que Perón también lo era. Ni el kirchnerismo es de izquierda ni el macrismo es de derecha, camaradas: ¿aguantaremos la incertidumbre de esa doble verdad incómoda? Cambiemos es un animal nuevo en la jungla del siglo XXI, y los zoólogos y veterinarios han demostrado hasta ahora una enorme pereza intelectual para explicarlo” (…) “En ese frente policlasista hay peronistas, radicales, liberales, socialdemócratas, socialcristianos y hasta izquierdistas que jocosamente integran (la ocurrencia es de Lombardi) “el macrismo leninismo”. Cobija a ortodoxos pero también a heterodoxos y a frondicistas, y cree secretamente que el progreso radica en la modernización” (…) “Lo más curioso es cómo lo ven ahora a Macri algunos “compañeros” de adentro y de afuera: como el macho alfa del peronismo republicano” (…) “El triunfo del domingo, las picardías postelectorales, las demostraciones de fuerza y la perspectiva de que todo esto se confirme en las urnas de octubre los hacen dudar a algunos justicialistas clásicos, que admiran en otros las mañas propias y que confiesan por lo bajo: “A Macri lo teníamos por un boludo, lo queríamos para que hiciera el ajuste y pusiera presa a la señora; después veníamos nosotros de nuevo y restituíamos la normalidad. Pero ahora resulta que el boludo no le hace caso al círculo rojo y que nosotros no levantamos cabeza. Claudio Poggi no nos tuvo paciencia, no esperó la renovación, se metió en Cambiemos y les dobló el brazo a los Rodríguez Saá”. Ese ejemplo exitoso les pone los pelos de punta, sobre todo en el marco de la visión descarnada de Pichetto: “Tal vez nos espere el llano en 2019”. Demasiado tiempo a la intemperie. El chico del bridge juega cartas también con esa avidez peronista, y parece que no se va al mazo”.

En su edición del 20 de agosto, Clarín publicó un artículo de Eduardo van der Kooy titulado “La batalla continúa”. Escribió el autor: “Cristina Fernández aguarda el escrutinio definitivo en Buenos Aires como posible tabla salvadora. Pretende estar al menos un voto arriba de Esteban Bullrich para imprimirle una dinámica distinta a su campaña para octubre. Tuvo además una mano de la providencia: su ex ministro de Defensa, Agustín Rossi, ganó la interna peronista y las PASO en Santa Fe. Por un margen ínfimo. Se convirtió en un palenque para ella” (…) “Cristina y Rossi, que salió del sarcófago sólo como producto de uno de los milagros de la política, compusieron un sketch entendible en cualquier compulsa electoral” (…) “Hablaron de “trampa” y de “bochorno”. Como si nadie recordara que en la “década ganada” se produjeron tropelías” (…) “El kirchnerismo sigue denotando dos enormes incapacidades: una para comprender el significado de lo que ocurrió en el 2015, durante los 20 meses de gestión de Mauricio Macri y en las PASO del domingo pasado; la otra para poseer respuestas acordes al nuevo mapa político y al humor social” (…) “El kirchnerismo se quedó varado con el incidente en Buenos Aires. No abrió la ventana del país que le posibilite mirar la amplitud del paisaje. Cambiemos se impuso, por ejemplo, en las capitales de 18 provincias. Y atravesó la pirámide social sin distinción de clases aunque sí de sus volúmenes. Así como el gobierno falló en sus pronósticos sobre la evolución económica, la oposición-en especial el kirchnerismo-sigue errando con la formulación de su discurso. El supuesto parentesco macrista con la dictadura suena a un absurdo. La identificación con los 90 también carece de registro” (…) “El kirchnerismo parece un cuerpo envejecido, rígido. Conserva espíritu de combate pero con armas decadentes. El gobierno le asestó el primer golpe pos-electoral en el consejo de la Magistratura con la suspensión del juez Eduardo Freiler” (…) “El kirchnerismo no previó que el Gobierno necesitaba en el plano judicial alguna traducción de la victoria en las PASO” (…) “Los K quedaron enredados-por orden de Cristina-con la defensa del senador Ruperto Godoy, cuestionado por carecer del título de abogado para ejercer en el Consejo” (…) “La felicitación pública de Macri simplificó cualquier interpretación. El Presidente estuvo detrás de la ofensiva. Lorenzetti resultó funcional. ¿Habrá querido comprar una tregua ante el desafío constante de la fortalecida Elisa Carrió?” (…) “Esa corroboración irritó al kirchnerismo impotente” (…) “La fantasía del helicóptero también se derrumbó desde el domingo pasado. Cada una de esas alusiones públicas parecen corrientes de agua para los molinos de Macri” (…) “El Presidente buscó cumplir con dos objetivos” (…) “Transmitir su voluntad de poder a la sociedad que lo avaló en las PASO. Hacer lo propio con Comodoro Py” (…) “Ese tema (la desaparición de Santiago Maldonado) parece tener al gobierno en un callejón sin salida. Hace tres semanas que el artesano se hizo humo. Hay testimonios que aseguran que habría sido detenido por gendarmes” (…) “La ex presidenta inició sondeos indirectos con Randazzo. Al ex ministro no se le pasa por la cabeza declinar. Aunque sabe de la permeabilidad de dos de sus intendentes: Juan Zabaleta, de Hurlingham, y Gabriel Katopodis, de San Martín. Ambos fueron vencidos en las PASO. La gestión más seria con el candidato del PJ fue liderada por el ex embajador en el Vaticano, Eduardo Valdés. Tuvo una conversación larga con Alberto Fernández. Pero no prosperó. Nadie, que se sepa, merodeó aún al massismo. Cristina tiene decidido también abandonar la clandestinidad en la campaña. Tal estrategia le resultó útil para retener el apoyo que tenía. Menos del que imaginaba. Está obligada a crecer para octubre si pretende ingresar triunfante al Senado. Reclamará para logarlo el “voto útil” contra Macri. Adosará su mayor protagonismo. Quizás sea lo que el Presidente y Cambiemos están justamente esperando”.

En su edición del 19 de agosto, Página/12 publicó artículos de Luis Bruschtein (“Magistratrucha”) y David Cufré (“Pensiones en riesgo”).

Escribió Bruschtein: “La primera movida de Cambiemos después de ganar en 2015 fue avanzar sobre la Magistratura. La primera después de las elecciones recientes fue igual: avanzó sobre la Magistratura para aprobar el juicio político al juez Eduardo Freiler. Las dos veces la maniobra fue denunciada al mismo juez, Enrique Lavié Pico. El juez cajoneó la denuncia contra Cambiemos de 2015 y en la otra falló velozmente para perjudicar al kirchnerismo. La Corte retrasó la jura de un reemplazo para darle tiempo al macrismo. La primera operación del macrismo después de las elecciones ha sido enviar una fuerte señal a los jueces y fiscales que molesten al gobierno. Sin independencia de poderes, con las corporaciones mediáticas oficialistas y los servicios de inteligencia a su disposición, más el poder económico, el país es una cancha inclinada que siempre favorece a los mismos jugadores. Y en la suma del poder público más toda la maquinaria mediática y uniforme se configura un sistema al que la ex presidente Cristina Kirchner definió, sin exageración de opositora, como una democracia en “estado de emergencia” (…) “La derecha siempre dice que es democrática. Todos los golpes se hacen en defensa de la democracia, la moral y la república. El discurso moralista, democrático y republicano siempre fue usado por la derecha para deponer a gobiernos populares acusándolos de autoritarios y así instalar en su reemplazo gobiernos realmente autoritarios, y lo de republicanos te la debo. La fase de reformas que implicó el kirchnerismo generó también un campo fuertemente reaccionario. La tradición de los movimientos populares del siglo pasado implicaba también formas de manejo del poder político con las que trataban de equilibrar la concentración del poder económico y las resistencias de los sectores privilegiados” (…) “Desde el punto de vista histórico puede ser importante que esta vez la derecha no llegó al gobierno por un golpe militar sino por una elección” (…) “Cada vez que reemplazó a los gobiernos que criticaba, fue más autoritaria y, al mismo tiempo, su acción de gobierno se centró en tratar de deshacer los progresos que se habían alcanzado en el ciclo anterior” (…) “El verdadero programa de todos los gobiernos de derecha que reemplazaron a gobiernos populares, consistió en medidas de gobierno antinacionales y antipopulares y siempre fueron más autoritarios y menos respetuosos del republicanismo” (…) “El discurso republicano ya no parece tan importante cuando consiguen el gobierno. Toda la maniobra irregular y oportunista que acaba de realizar el macrismo en la Magistratura no provoca indignación entre sus seguidores” (…) “La manipulación de la carga de votos, el domingo pasado, que dio lugar a que el público viera que el perdedor festejaba como si hubiera ganado, fue calificada por Margarita Stolbizer como “una picardía”. Tampoco el discurso de la moral aparece entre las prioridades: los seguidores del macrismo encuentran justificaciones inverosímiles para los Panamá Papers y para todos los escándalos de corrupción que ha tenido este gobierno en tan poco tiempo. La paradoja se acentúa porque es el principal argumento que se escucha para explicar el aluvión de votos que tuvo Elisa Carrió en la CABA” (…) “Para el votante de Cambiemos, el voto al kirchnerismo es de clase subordinada, es voto del rebaño. Pero su voto personal es calificado, un voto del que sabe porque tiene información. Para ese voto es lo mismo Milagro Sala que Cristina Kirchner, no hace diferencia, pero sus votos funcionan para diferenciarlos de ellas. Para ellos, el discurso republicano, moral y democrático funciona en un solo sentido: es legítimo que el universo kirchnerista reciba el azote del autoritarismo, de la falsa moral y lo antirrepublicano” (…) “La conclusión es evidente: si ese discurso funciona en un solo sentido, se trata de un discurso falso, pour la galerie, o para tranquilizar la conciencia, o para tapar un programa vergonzante, que es el verdadero. La oposición al kirchnerismo no surge públicamente como oposición a las medidas populares cono la AUH, las paritarias” (…) “Surge con un discurso moral, republicano y democrático. Sin embargo, cuando asume, se dedica a deshacer el entramado de beneficios populares y para hacerlo recurre a formas autoritarias, como las que quedaron a la vista esta semana en la manipulación de la carga de votos, en el asalto a la Magistratura y en el sadismo seudojudicial contra Milagro Sala. Llegamos así a cuál es la verdadera esencia de la derecha. Siempre ha sido así” (…) “Todos los factores de poder están alineados de un solo lado. La única defensa que tienen los trabajadores y los sectores populares en general es la confluencia en grandes consensos que permitan equilibrar un poco la balanza a partir de lograr el control del Estado. Aún así esos gobiernos populares deben gobernar con semejante contra. Perder en ese juego es una posibilidad real, pero también es un pecado porque la reconstrucción siempre es más difícil desde el llano y después de una derrota. En ese cuadro, el resultado del domingo no dio ventajas a nadie. Cambiemos no creció en votos, aunque se pudo consolidar como fuerza. Y Cristina Kirchner también pudo consolidar su figura en el marco de un peronismo que no mostró ningún otro liderazgo importante y que en conjunto y con sus aliados sigue siendo la otra mitad del país y la única fuerza de oposición real”.

Escribió Cufré: “El Ministerio de Desarrollo Social prepara una modificación de las condiciones para otorgar pensiones por invalidez que dejaría sin prestación a las personas que no sean consideradas estrictamente discapacitadas, como aquellas que padecen cáncer, HIV, diabetes o Chagas, enfermedades que si bien afectan su inserción en el mercado laboral, no les permiten acceder a ese certificado. La resolución está a la firma de la titular de esa cartera, Carolina Stanley, quien lo haría después de las elecciones de octubre” (…) “Desde la llegada de Cambiemos al gobierno, la política en esta área ha sido de ajuste y estigmatización de los pensionados, a quienes se los ubicó bajo un manto de sospecha por recibir subsidios que no les corresponderían. El mensaje de las autoridades fue que se trata de un coto de clientelismo político del gobierno anterior, que elevó el universo de personas atendidas desde 350 mil en 2003 a 1 millón 600 mil en 2015, considerando la totalidad de las pensiones no contributivas. Bajo esa mirada, durante la gestión de Stanley se produjeron suspensiones y bajas generalizadas, que rondaron las 100 mil en 2016 y unas 70 mil en el primer semestre de este año, hasta que la difusión pública de los casos desató un escándalo que forzó a Desarrollo Social a frenar las cancelaciones” (…) “La decisión política del gobierno es mantener el torniquete sobre los más necesitados. No hay voluntad real para resolver los expedientes. Por el contrario, la novedad en este tema es el proyecto de resolución que apunta a restringir aún más la distribución de pensiones por invalidez” (…) “El texto que circula por el Ministerio puso en alerta a especialistas y sindicatos, como la agrupación ATE Pensiones, que viene denunciando los recortes desde principios del año pasado. En el capítulo sobre los requisitos a cumplir para acceder al beneficio, el inciso D exige lo siguiente: “Presentación del certificado único de discapacidad (CUD) o el documento que lo reemplace emitido de conformidad con lo establecido por la ley 22.431 con la intervención de la Junta Médica Evaluadora Interdisciplinaria del Servicio Nacional de Rehabilitación, dependiente del Ministerio de Salud correspondiente a la jurisdicción donde se encuentra domiciliado el solicitante. El CUD se otorga a personas discapacitadas, mientras que hasta ahora las pensiones por invalidez se autorizan a aquellos que puedan demostrar una disminución en su capacidad laboral, aunque no sean puntualmente discapacitados” (…) “El presupuesto en seguridad social y jubilaciones constituye el principal renglón de gasto público y, por lo tanto, está en la mira del ajuste fiscal que prepara el gobierno para 2018. El objetivo que se trazó el oficialismo es bajar el déficit primario de 4,2 puntos del PIB proyectados para este año a 3,2 puntos el próximo. Son unos 6000 millones de dólares que el Ministerio de Hacienda apuntará a disminuir de tres fuentes principales: subsidios a los servicios públicos, dando lugar a nuevos tarifazos de luz, gas, agua y transporte; obra pública, supuestamente reemplazando erogaciones del Estado por nuevos convenios de asociación público-privado, donde estos últimos aportarían el financiamiento y luego se irían cobrando en cuotas a medida que finalicen los trabajos, y el gasto social. En este renglón es donde entra la posibilidad de acotar las partidas para pensiones por invalidez” (…) “Junto con ello, existen presiones del FMI y otros organismos internacionales para que se altere la fórmula de movilidad de las jubilaciones, que determina aumentos de haberes en marzo y septiembre de cada año. La intención es incorporar a la fórmula la evolución del Indice al Consumidor Nacional para morigerar los incrementos de haberes” (…) “Después de las elecciones del domingo, todavía sin resultados oficiales en la provincia de Buenos Aires, el Gobierno considera que ganó espacio político para desplegar con mayor intensidad el programa neoliberal que arrancó en 2015. Es, al mismo tiempo, la condición que le exigen los mercados financieros para seguir alimentando la rueda de la deuda que lo sostiene. En esa dinámica, los sectores vulnerables aparecen otra vez como las primeras víctimas del ajuste mientras para que para los ganadores del modelo, como los productores de soja, se confirmó que el año próximo seguirá la reducción de retenciones a la exportación. Es lo que Jim Yon King, presidente del Banco Mundial, y Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, calificaron esta semana como ir por el buen camino”.

En su edición del 19 de agosto, La Nación publicó un artículo de Eduardo Fidanza titulado “Triunfos de verdad y de posverdad”. Escribió el autor: “Recurriendo al análisis de datos, se llega a una clara conclusión sobre las PASO: Cambiemos logró un resonante triunfo en distritos clave del país, sumó más votos a nivel nacional y confirmó que es la primera minoría consolidada del sistema político” (…) “No obstante, y aunque hizo una buena elección, no pudo ganar la provincia de Buenos Aires, el territorio clave de los comicios legislativos” (…) “Para muchos bonaerenses, que votaron al Gobierno y se fueron a descansar temprano el domingo, Cambiemos ganó. ¿No estaban acaso en el escenario sus principales dirigentes festejando, encabezados por el Presidente, según mostró la televisión?” (…) “Con el paso de las horas esa certeza se diluyó. Los votantes más tenaces, que eludieron el sueño, fueron testigos de cómo la preeminencia oficialista fue estrechándose hasta una cifra mínima” (…) “Visto el nuevo panorama, Cristina proclamó que había ganado, afirmando que era víctima de una manipulación. Mal final para una elección democrática: temprano Cambiemos armó un espectáculo equívoco, con números apresurados y gestos de triunfo; horas después, en plena madrugada, la rival proclamó su victoria” (…) “Los expertos saben que los votantes de Macri están menos interesados en la política. Distraídos y cansados, recibieron su ración de triunfalismo y se fueron a dormir tranquilos. La verificación de los hechos no les incumbe. Los de Cristina, en cambio, son acólitos y militantes, propensos a adjudicar sus malas performances a conspiraciones. Paradójicamente, “nos hicieron trampa”, quizá los serenó” (…) “¿Y la verdad? En la sociedad posmoderna no hay respuesta fácil a una pregunta que parece tan sencilla” (…) “La posverdad es un sucedáneo de la verdad, sostenida por emociones y reforzada por las redes de comunicación textuales y audiovisuales, ante las que se rinde, como un adicto o un creyente, el individuo contemporáneo. Ahora bien, para que exista la posverdad debió socavarse antes la verdad en su versión clásica, que la definía como adecuación a los hechos. En política, la subvirtió Maquiavelo al sostener que al príncipe le conviene más la apariencia que la virtud” (…) “El domingo a la noche la falsedad pareció primar sobre la verdad, otorgándoles razón a estos argumentos. Unos celebraron una victoria que no fue y los otros reclamaron un éxito que hasta hora no se verificó. Pero acaso la responsabilidad no sea la misma: Cambiemos gobierna, Cristina agoniza” (…) “Afirma (el gobierno) que quiere reconciliarlos (a los argentinos), reducir drásticamente la pobreza, desbancar a las mafias” (…) “¿Por qué habiendo asumido este programa, que constituye un compromiso ético, el Gobierno privilegia los triunfos de posverdad sobre los triunfos de verdad, que obtuvo de manera legítima y merecida?” (…) “La victoria electoral, que incrementará su poder de decisión, confronta al Gobierno con sus intenciones y lo obliga a aclararlas: ¿quiere reformar la sociedad o prefiere montar un simulacro, avalado por la amoralidad del consumismo que podría desatar una eventual mejora económica?” (…) “Según Pierre Rosanvallon, al buen gobernante lo distingue un atributo: la confianza ganada con la integridad y el hablar veraz. El Presidente afirma que decir la verdad es fundamental. Y ha avanzado en algunos campos. Sin embargo, posverdades como las del domingo ensombrecen esa declamada virtud. Triunfos de verdad y de posverdad”.

Hernán Andrés Kruse

Share

4 comments for “Masiva movilización sindical a favor del empleo y contra la flexibilización

  1. ROBERTO
    26/08/2017 at 7:25 PM

    Kruse ve visiones…
    Y está muy al pedo. Porque leer lo que agrega y escribir lo que escribe,demanda tiempo. Que cualquier laburante de a pi,e, no dispone.

    • Santafesino (el auténtico)
      27/08/2017 at 11:55 AM

      QUE PAPEL TRISTE TE TOCA KAISTA BOLUDO KRUSE..!!..PARA QUE ESCRIBIS ALGO TAN LARGO QU NO LEE NADIE..APARTE YA CONOCES TUS OPINIONES ANTI MACVRI ¡¡A MAMARLA PELOTUDOOO!!!..SOS UN IMPRESENTABLE ABSOLUTO QUE NI SE PARA QUE ESCRIBE ACA..¡¡NADIE TE LEE CHABON ¡¡SOS UN PELOTUDO SIN PAR..KAKISTA -PERONISTA IMBECIL…¡¡EL CUARTO DE HORA DE USTEDES YA FUE IMBECIL!! TE PARECES AL GORDO PELOTUDO SANTIGAO CUNEO ..¡¡CHAVISTA TADIO Y KAKISTA POR CONVENIENCIA ..QUE TIPO HIJO DE MIL PUTA EL SERVIO CUNEO ..Y VOS KRUSE.TOMATELAS TARADO !!!!

  2. mohamed yusul ex isaias rabinovich
    26/08/2017 at 8:41 PM

    JAJA la abstinencia le hizo juntar material para el copy /paste, llevandolo a Word son 13500 palabras en 21 paginas, que pastiche, pasa desapercibido el unico tema importante que es la propiedad oculta de Mauri que investiga el perro Verbitsky…lo primero que deberia aprender el periodista es a separar lo importante , sino todo va a la misma bolsa …le recomiendo que vaya a hacer cursos de periodismo sr Kruse

  3. HERVOJE IVAN STEPINAC
    28/08/2017 at 5:40 AM

    KRUSE !!!!
    14.232 PALABRAS Y 65.893 CARACTERES
    ¡¡¡ TE EXPLOTO LA MEMORIA DEL MOUSE P´AL COPY PASTE !!!!!
    ¡¡¡ QUE LO PARIO DIJO MENDIETA !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *