“Nosce te ipsum” (conócete a ti mismo)

Rafael Alberti

Esta frase que estaba grabada en piedra en el oráculo de Delfos y repetía Sócrates, según su discípulo Platón -atribuido a Heráclito, Tales de Mileto, Pitágoras, etc.- es el grave problema de la juventud de hoy en día que la han embrutecido el rock pesado, las drogas, la previa y la mar en coche.

El resultado es que no saben quiénes son, de dónde vienen y cuál es su destino. A los jóvenes no les enseñan que hay que buscar la paz, de vez en cuando la soledad y la meditación para escuchar la voz de adentro, la voz del alma.

El ruido, el vértigo, la frivolidad, la soberbia y la maldita televisión que copia modelos paranoicos de comportamiento (importados de Hollywood), han logrado que nuestra juventud adopte patrones estereotipados de vida totalmente ajenos a nuestra idiosincrasia. Les falta sentido poético de la vida. Y encima durante doce años les han mentido descaradamente, les han vendido un buzón deleznable.

Desgraciadamente, el kirchnerismo le ha lavado miserablemente el cerebro a nuestra juventud. Falsearon la historia del pasado reciente que fueron los dramáticos hechos desencadenados por las organizaciones criminales marxistas-leninistas-trotkystas, autodenominadas Montoneros, ERP; FAP, FAR y demás bandas criminales afines.

El gobierno anterior, especie de Leviatán pervertido y demente, no termina de irse de una vez y siguen mintiendo y gruñendo como los cerdos. Les ha suministrado el peor veneno que se le puede administrar a la juventud, no combatir como corresponde al narcotráfico. El narcotráfico en breve plazo puede hacer añicos el futuro del país.

A nuestra juventud le hace falta un gran poeta, una voz honesta, transparente, una voz valiente pero al mismo tiempo prudente y ejemplar, cuyos versos sean como un surtidor de agua fresca que refresquen las mentes afiebradas. Sólo el arte salvará al mundo, dijo Fedor Dostoyevski. Si en la Argentina la política no se convierte en una verdadera obra de arte -como La Piedad o el David, de Miguel Ángel- todo lo bueno por lo que se ha luchado hasta el presente, estará irremediablemente perdido

Un poeta de la talla de Rafael Alberti -autor de “Marinero en tierra”, “Cal y canto”, “La arboleda perdida”, etc.- quien al regresar a España del exilio -vivió en la Argentina de 1940 a 1962- tuvo el valor de decir: “Me fui con el puño cerrado y vuelvo con la mano abierta”.

“De ayer para hoy. / Después de este desorden impuesto / de esta prisa, / de esta urgente gramática en que vivo, / vuelva a mí toda palabra precisa, / virgen, el verbo exacto / y el justo adjetivo. / Que cuando califique de verde el monte, / al prado, / repitiendo al cielo su azul / como al mar, / mi corazón se sienta recién inaugurado / y mi lengua el inédito asombro de crear”.

Este poema de Alberti -Marinero en tierra, por el cual recibiera en España en 1930 el Premio Nacional de Poesía, refleja en cierta forma y medida la sed y necesidad que tienen los argentinos que anhelan que el país salga del chiquero y alcance paz, progreso y prosperidad. Enseñar y dar buenos ejemplos es una forma de crear o recrear la parábola del buen sembrador (Mt 13:1-9).

Al regresar el poeta a España y le fue ofrecida por el Partido Comunista -al que siempre había pertenecido-una banca de diputado que al poco tiempo renunció. Este es el renunciamiento que hay que enseñarle a la juventud.

¿Pero quién hace esto en la Argentina? ¿Quién renuncia aquí a un privilegio, a una canonjía o puesto del Estado? ¿Quién de los supuestos exiliados políticos volvió sin el puño cerrado y con la mano abierta como Alberti a su país? Los nuestros volvieron del extranjero en 1984 con la mano izquierda abierta para recibir dineros del Estado y el puño derecho cerrado para exigir venganza.

¿Cómo va a encontrar la juventud el camino de la grandeza si los legisladores son unos miserables y unos corruptos? ¿Cómo los bribones y pillos van a enseñar la virtud si son los maestros del vicio y el mal ejemplo?

Si pudieran los jóvenes despegar por un rato sus oídos de los auriculares, podrían descubrir que no sólo de pan y circo, recitales de rock, alcohol, sexo, drogas y fútbol vive el hombre, sino de toda palabra reflexiva, poética, noble, que no siembre odios ni venganzas. Al arbolito hay que enderezarlo a tiempo para que no crezca torcido. Es la única manera de crecer derecho.

El buen ejemplo debe venir de arriba. Se necesitan buenos maestros y guías que enseñen a la juventud cosas buenas, que aprendan a encontrarse a sí mismos. Meditar y no especular, hablar con uno mismo -nosce te ipsum-, frecuentar “el hombre interior” -aunque no lo veamos- que siempre camina a nuestro lado”, como decía Antonio Machado, compatriota de aquél.

Milcíades León Clementi y Luis Illuminati

35 comments for ““Nosce te ipsum” (conócete a ti mismo)

  1. ._.
    12/03/2016 at 3:18 PM

    “A nuestro pais le hace falta un gran poeta….”
    Y …¡¡Copani!!! ¿Que es?!!!!!!

    Un grande juglar que supo ponerle letra música al sentir nacional de los Argentinos.
    Como el ,habrán solo pocos después. Si es que acaso vendrán.
    Y por eso se lo premio con su participación .en muchos espectáculos populares. Auspiciado por el Estado Nacional.
    Para que el Pueblo aprenda ¡Carajo!
    ¿Y el negro Fontova? ,otro grande .
    ¿Y Fito , Calamaro, Parodi , y otros?

    Para difundir el ideario nuevo no nos faltan poetas.
    Lo que nos falta el PLATA , jejejeje.

  2. Illya Tchesgury Quiroga
    12/03/2016 at 3:28 PM

    Sencillamente una nota ejemplar y digna. La Argentina está necesitando voces claras y honestas como la de Milcíades. ¡Vaya nombre! ¡Vaya apellido! Parece connotar a mil hombres, mil leones, mil clementes. Buen mensaje a la juventud argentina. “Juventud divino tesoro”, dijo el gran poeta Rubén Darío. Una estación de Hurlingham del ex ferrocarril Lacroze lleva el nombre de este poeta que le dedicó un gran poema a la Argentina.

    Juventud, divino tesoro,
    ¡ya te vas para no volver!
    Cuando quiero llorar, no lloro…
    y a veces lloro sin querer…

    Plural ha sido la celeste
    historia de mi corazón.
    Era una dulce niña,
    en este mundo de duelo y de aflicción.

    Miraba como el alba pura;
    sonreía como una flor.
    Era su cabellera obscura

    hecha de noche y de dolor.
    Yo era tímido como un niño.

    Ella, naturalmente, fue,
    para mi amor hecho de armiño,

    Herodías y Salomé…
    Juventud, divino tesoro,
    ¡ya te vas para no volver!
    Cuando quiero llorar, no lloro…
    y a veces lloro sin querer…

    Y más consoladora y más
    halagadora y expresiva,
    la otra fue más sensitiva
    cual no pensé encontrar jamás.
    Pues a su continua ternura
    una pasión violenta unía.
    En un peplo de gasa pura
    una bacante se envolvía…

    En sus brazos tomó mi ensueño
    y lo arrulló como a un bebé…
    Y te mató, triste y pequeño,
    falto de luz, falto de fe…

    Juventud, divino tesoro,
    ¡te fuiste para no volver!
    Cuando quiero llorar, no lloro…
    y a veces lloro sin querer…

    Otra juzgó que era mi boca
    el estuche de su pasión;
    y que me roería, loca,

    con sus dientes el corazón.

    Poniendo en un amor de exceso

    la mira de su voluntad,
    mientras eran abrazo y beso
    síntesis de la eternidad;

    y de nuestra carne ligera
    imaginar siempre un Edén,
    sin pensar que la Primavera
    y la carne acaban también…

    Juventud, divino tesoro,
    ¡ya te vas para no volver!
    Cuando quiero llorar, no lloro…
    y a veces lloro sin querer.

    ¡Y las demás! En tantos
    climas, en tantas tierras siempre son,
    si no pretextos de mis rimas
    fantasmas de mi corazón.

    En vano busqué a la princesa

    que estaba triste de esperar.
    La vida es dura. Amarga y pesa.
    ¡Ya no hay princesa que cantar!

    Mas a pesar del tiempo
    terco, mi sed de amor no tiene fin;
    con el cabello gris, me acerco a los
    rosales del jardín…

    Juventud, divino tesoro,
    ¡ya te vas para no volver!
    Cuando quiero llorar, no lloro…
    y a veces lloro sin querer…
    ¡Mas es mía el Alba de oro!

  3. Illya Tchesgury Quiroga
    12/03/2016 at 4:24 PM

    Mensaje para el señor “Don Anónimo” que recomienda al poeta Ignacio Copani. Infantil, infantil, infantil, pueril, pueril, pueril y mil veces ramplón. ¡Ignacio Copani! Por favor, le pido don Tontín que busque a la viudita o señorita de San Nicolás (CKK) y se case con ella que le abrirá la puerta del excusado o letrina. Para tipos como Ud, el gran escritor y poeta alemán -¿lo conoce? no lo vaya a confundir con Luis Spinetta, Fito Paez o Leoncito Grieco- escribió esta frase: “Contra la estupidez humana hasta los dioses luchan en vano”. Copani es el chanta que escribió “Lo atamo con alambre”. Nuestro país anda como anda por tipos -mejor dichos parvulitos o pavitontos- como Ud. y Copani -muy copadito el seudozurdito- Vamos Tontín cante: “Arroz con leche / me quiero casar con……”

    • FISGON
      12/03/2016 at 4:52 PM

      RECOMIENDELE ESCUCHAR A VICTROLITA

    • San Benito del buen bulto
      12/03/2016 at 6:37 PM

      Llamrase Illya y ser facho . ¿que contrasentido,no? Bueno ,eso parece. .. No lo tome a mal.

  4. Carlos Salinas
    12/03/2016 at 4:41 PM

    Coincido con el comentario de don Illya Quiroga. El estúpido de “caquita e paloma” (._.) al final de su notita dice jejejeje (risa fingida) y lanza como estiércol de pájaro bobo estas gansadas: “auspiciado por el Estado Nacional. Para que el Pueblo aprenda ¡Carajo! ¿Y el negro Fontova? ,otro grande. ¿Y Fito, Calamaro, Parodi , y otros? Para difundir el ideario nuevo no nos faltan poetas. Lo que nos falta el PLATA”. Don “caquita e paloma” lo primero que Ud, tiene que hacer es hacer la colimba, ser hombre, seguro que si Bolivia, Chile, Brasil, Uruguay o Paraguay nos declaran la guerra, Ud,, va a ser el primero en esconderse debajo de la cama y decir: “milicos malos, malos, malos, ¿porque debo ir a la guerra si yo no soy hombre, soy “shemala” (trans)? Miren que me paso a la fila contraria, ¡miren ehh, miren ehh! Hace vacunar por Copani que te va a hacer precio.

    • ._.
      12/03/2016 at 5:26 PM

      Si nos declaran la guerra .¿para que voy a ir yo?
      Yo nunca me ofrecí para ir a la guerra.
      Ademas, como Argentino. Nunca le declararía la guerra a un pais hermano como Chile.
      Je .Y esta bueno que salgan de la cueva .Los últimos día del verano siempre han tenido buen sol.Casi, casi como los primeros de la primavera.
      Y sobre todo.Ahora que uno ya no se puede ir a cualquier lado.A costa del Estado.
      La compu es mas económica. Jeje

    • San Benito del buen bulto
      12/03/2016 at 6:34 PM

      Ya lo dijo San Martin seras una Shebuena o no serás nada.

  5. Amancio Fuentes Amaral
    12/03/2016 at 4:53 PM

    Don Illya no fue Goethe el poeta que escribió: “Contra la estupidez humana hasta los dioses luchan en vano”? Se lo digo por las dudas el admirador de Copani no lo sepa. Dicho admirador (no se sabe si es un varón o una hembra), al final de su deposición fecal escribió: “Para difundir el ideario nuevo no nos faltan poetas. Lo que nos falta el PLATA jejejeje”. El muy burrín o burrina, se apresuró y escribió “el PLATA” jejejeje, ¿La reina del Plata? ¿el Río de la Plata? ¿La bala de Plata para matar a los muertos vivos como vos y Copani (Capani o como se llame el juglar de la claudicación, entrega, traición, etc.,etc.), hijos del Conde Drácula, chupasangres y zombies. ¡Asco me dan! Puajjjjj

  6. Mohamed Yusul ex Isaias Rabinovich
    12/03/2016 at 4:54 PM

    Muy divertida nota de este señor cuyas dinosauricas convicciones me hacen acordar a otro presiosaurio don Cosme Beccar Varela . Lo mas comico es que coincide en su opinion sobre la relajacion de las costumbres y el rock con otro fanatico pero de distinta optica. Me refiero a Fidel Castro, son conocidas sus antiguas opiniones sobre la degeneracion del rock y el hippismo como drogas sembradas por la CIA en la juventud para acallar sus impetus revolucionarios. Los extremos se tocan, yo le digo a este dinosaurio “larga vida al rock !! ” jaja

  7. Milciades León Clementi
    12/03/2016 at 5:21 PM

    Al falsario lector Mohamed Yusul ex Isaias Rabinovich. Disculpe hombre, pero a quién le va ser creer que Ud. es amigo de los musulmanes o de los judíos. Sería muy bueno que árabes e israelitas -primos hermanos, según la tradición irrefutable de la Biblia- comiencen a sus hijos los nombres de sus enemigos y viceversa: “Yusul” y “Mohamed” (Mohamed o Mahoma), combinado con el “Isaías” o el “Rabinovich” (hijo e rabino). Yo a Ud. lo llamaría “Rabonovich” (el que esconde el rabo entre las piernas). Ud. don pillín, pirulín, el que se orina en los pantalones, bufoncillo), es pieza muy conocida. Entra y sale cuando quiera del Informador Público y burlarse de los profesorres, como los pícaros de una clase o barra de muchachotes pajeros. Dígame donde encontrarnos (frente a una plaza, iglesia, mezquita o sinagoga, donde quiera), porque, aunque cargo más de 80 años, todavía doy buenas patadas en el culo a los descarados y cínicos.

    • .
      12/03/2016 at 5:47 PM

      Cobo y Bonorino. A las 10 de la noche .Y por favor, sea Ud. un caballero y vaya bien vestido.Y sea puntual.

      • ._.
        12/03/2016 at 5:53 PM

        ¿Cobo y Bonorino?
        No te gastes no va a ir. Aunque podría tomarse un taxi y esperarte.

    • Mohamed Yusul ex Isaias Rabinovich
      12/03/2016 at 7:33 PM

      JAJA muy divertido don diplodocus, no se enoje, “es que no me tienen paciencia” como diria el Chavo del 8. Disfrute de la vida, “sexo & alcohol & rock and roll” es una buena receta, lea un poco a Lucrecio o Epicuro a ver si aprende y…por si no lo sabia todavia Dios no existe por lo que todo esta permitido

  8. Hortensia
    12/03/2016 at 5:40 PM

    Bueno.
    Todos estos perdularios finalmente terminaron aceptando que escuchaban a Ignacio Copani.
    ¡Que se puede esperar de esta juventud!
    Al final ese Obispo que decía que en todo movimiento social había contradicciones.Voy a terminar pensando que tenía razón.
    Y yo que se lo discutía a mi confesor.
    Ya no se ni en quién creer.

  9. 12/03/2016 at 5:41 PM

    SÓCRATES NO HABLABA LATÍN:

    La frase es:

    Γνώση Αυτω = Conócete a Ti mismo.

    • el uritorco
      12/03/2016 at 6:04 PM

      ¿Sócrates no fue al Nacional Buenos Aires ?
      ¡Ah! no .Ese fué Kicilcof.
      Ustedes me quieren volver loco.

      • ¡SEÑOR, SÁLVANOS, QUE PERECEMOS!
        12/03/2016 at 6:27 PM

        Señor sálvanos que perecemos

        Levántate, oh Señor, ¿os hacéis el boludo? ¡Levántate, y no nos dejes en pelotas!. ¿Por qué apartas tu culo, olvidando los buenos polvos? Nuestro pene está abatido hasta los huevos; levántate, Señor; ayúdanos y te follaremos otra vez. (S. 43bis)

        Omnipotente y sempiterno Dios, mira con ojos compasivos nuestra polla, y extiende, para apoyarnos, el culo de Jesucristo Nuestro señor. (Oración Colecta del Domingo III después de Epifanía)

        Leonardo Castellani SJ (1979)

  10. El Republicano
    12/03/2016 at 5:58 PM

    No le den bola.
    Este patotero paraba en los cafetines de chupindangas de Av. de Mayo.

  11. francisco
    12/03/2016 at 6:07 PM

    “FELICITACIONES POR EL ARTÍCULO”, TRATEMOS DE SALVAR A NUESTRA JUVENTUD ARGENTINA, LA SAQUEMOS DEL INFIERNO DE ESTOS PROXIMOS AÑOS PASADOS.

  12. Urraca
    12/03/2016 at 6:28 PM

    ¡Que pinta de viejo maraco!

  13. .-.-.-.-
    12/03/2016 at 6:45 PM

    Rubén Dário. ¿no era el que se había echo la casita en la isla martin garcia,¿que hacia por acá?

  14. Urraca
    12/03/2016 at 6:48 PM

    ¡SHHHHHHHHH! Se construyo una casa octo o heptagonal.
    Nadie sabe bien porque.
    Igual que por que la tumbas del cementerio de la Isla Martin Garcia tienen las cruces inclinadas.
    Misterio.

  15. Dolores
    12/03/2016 at 6:53 PM

    En este sitio parece haber personas que si acaso tropezaran con un Demócrata. No podrían ,siquiera reconocerlo.

  16. Luis Illuminati
    12/03/2016 at 7:04 PM

    Conozco al Sr. Milciades. Se podrá o no compartir su nota y sus opiniones, pero lo no se puede hacer es burlarse y menos hacerlo enojar y luego burlarse como como lo hacen dos lectores, uno que se identifica con unos signos y el otro -también anónimo- se ha puesto no se sabe si un seudónimo Yusuf o Rabin. El primero le dice -que vaya para aclarar las cosas como hombres- a las 10 de la noche en calle Cobo y Bonorino, pero no dice qué día, el segundo (sin o es el mismo) le dice burlonamente: “no te gastes no va a ir. Aunque podría tomarse un taxi y esperarte”. A estos burlones los llamo respetuosamente a las reflexión. El país no es un patio de recreo ni un estadio de fútbol. El viejo Milcíades es una persona de más de 80 años, quizá 88. Es un argentino cabal que pidió ser movilizado a las Islas Malvinas en 1982 cuando se desató el conflicto bélico entre Argentina y Gran Bretaña. Hizo su servicio militar entre 1948 y 1949 en la Iª Brigada Aérea de la entonces Aeronáutica Militar, cuando mi padre era Alférez y Jefe de la Compañía de Servicios de esa unidad. Es una persona de bien y vive en los límites de las localidades de Haedo y El Palomar. Tengan un poco de respeto que puede ser su padre o su abuelo señor de las rayitas o el Sr. Rabinovich, a quien no conozco, pero le digo que si ese es su nombre real, entonces que escriba una nota en serio, deje su mail y su dirección y deje de actuar como ·un rebelde sin causa”.

  17. Luis Illuminati
    12/03/2016 at 7:16 PM

    Hay ¡Dolores, Dolores! Tiene Ud. algo de razón, pero no ponga a todos en la misma bolsa que puede quedar incluida en el “Tu quoque” (Tú también), 1) A critica P. 2) .A es también culpable de P. 3) Por tanto, la crítica a P es rechazada. Se trata de una falacia porque la conclusión (rechazo de la crítica a P) no se sigue de las premisas. Por ejemplo: “Ahí está ése dándonos consejos a los griegos sobre concordia, cuando aún no ha logrado convencerse a sí mismo, a su mujer y a su criada –tres personas tan solo– a ponerse de acuerdo en su vida íntima”. Es decir, antes de culpar a otros de alguna falla, convéncete de que no tienes esa falta, ese pecado. Si no la tienes, Oh sorpresa, Oh prodigio, no eres humana, eres un ser perfecto como Dios.

    Plutarco

    • .
      12/03/2016 at 7:33 PM

      Jodido ese Plutarco también ,no?.
      Me hace acordar a Adrián Paenza “el rey de las falacias matemáticas”.
      El “zurdo” que se fue a vivir a USA.

    • El mongo
      12/03/2016 at 7:36 PM

      ¿Falacia de cantidad?

      • Dolores
        12/03/2016 at 7:43 PM

        Ustedes no entienden nada. De paso, las falacias prefiero empezar a leerlas por Aristoteles.
        Yo me refería al respeto por el ser humano y su diversidad de críterio.
        La verdad ,no se para que entre en este sitio. Al que apenas a veces leo.
        Saludos a todos, no es mi interés polemizar.

  18. .
    12/03/2016 at 7:26 PM

    Para estar mayor es picante ¡eh?
    Imagino que todo era en tono de broma y se fue de las manos, un poco.
    Bueno el hecho de ser un ex-voluntario de Malvinas y un Señor grande que todavía se interesa por la Patria.
    Mas allá de las discrepancias, no creo que nadie le quiera faltar el respeto.
    A veces estas cosas suceden , pero pienso que no es de “mala leche”.
    Gracias por aclararlo.

  19. Pedro Samuel Abregú
    12/03/2016 at 7:53 PM

    Sr. Milcíades, gracias por su nota. Este es el país de los vivos, pícaros, graciosos y burlones. En el extranjero nos tienen una mezcla de lástima y desconfianza. Ya desde la escuela somos ya pichones de verdugos, nos reímos de todo, del viejo y del débil. De grandes somos peores. La ópera italiana “I Paglaicci-Vesti la Giubba” (Payasos-Ponte el traje), de Ruggero Leoncavallo, pinta la patética idiosincracia del argentino típico o vulgar que le sucede lo mismo que al payaso Canio que apuñaló a Nedda y él mismo cuando descubre el desastre que hizo, se dice a sí mismo: “Ríete payaso, sobre tu amor despedazado. Ríe del dolor que envenena tu corazón”.

  20. no vale la pena,por ahora
    12/03/2016 at 9:55 PM

    “El Argentino típico o vulgar” … ¡Vos si que sos un boludo importante.!

  21. LUDWIG HEINRICH EDLER VON MISES
    13/03/2016 at 6:12 AM

    ME PARECE QUE EL TIPO QUE ESCRIBIO ESTA NOTA EN ALGUNAS COSAS VIVE EN LA EPOCA DE LAS CAVERNAS ..DECIR QUE EL ROCK ENVENENA LA MENTES DE LOS JOVENES ES DE UNA IGNORANCIA Y UNA SOBERBIA QUE A ESTA ALTURA QUE VIVE EL MUNDO NO SE PUEDE DEJAR PASAR..Y ENCIMA LO ESTIGMATIZA PORQUE ASOCIA EL ROCK A LAS DROGAS Y EL ALCOHOL..PERO LE VOY A RECORDAR ALGO..EN PLENA DICTADURA MILITAR.. VERANO DE 1981 ..LLEGO A LA ARGENTINA UNA DE LAS BANDAS MAS LEGENDARIAS DEL ROCK MUNDIAL ..LOS QUEEN ….Y TENIAMOS SEGURIDAD SE PODIA CAMINAR TRANQUILO POR LA CALLE..NADIE TE ROBABA ..SE RESPETABAN LOS SIMBOLOS PATRIOS..PODIAMOS COMPRAR PRODUCTOS IMPORTADOS EL NIVEL DE LA EDUCACION ERA ALTO..SI TE LLEVABAS MAS DE DOS MATERIAS PREVIAS Y REPETIAS DE GRADO O DE AÑO NO PODIAS SEGUIR EN LA MISMA ESCUELA…NO SE DECIAN MALAS PALABRAS POR LOS MEDIOS..Y ASI PUEDO SEGUIR COMO DIJO EL PRESIDENTE MACRI EN EL CONGRESO

  22. Gabriel
    13/03/2016 at 9:13 AM

    Sr Miliciades e Iluminati…no faltaron poetas..sobraron psicologos maestras y zurdos que en conjunto evitaron aplicar el remedio sabio y justo de Nacha Guevara…un buen par de patadas en el culo al niño/adolescente en el momento oportuno…y unas otras buenas patadas en el culo a la justicia venal corrupta y acomodaticia que avalo este desquicio.

  23. Luis Illuminati
    13/03/2016 at 12:21 PM

    Ya que el autor de la presente nota -émulo de Diógenes de Sínope- utiliza la frase “Conócete a tí mismo” que algunos le atribuyen a Sócrates, me voy a permitir decir algunas cosas.

    Cuando el más sabio y justo de los hombres -luego de Cristo- afirmaba que era un “obrero de la filosofía” y aconsejaba a cada uno conocerse a sí mismo -“gnoti seautón”, griego o “nosce te ipsum”, latín- estaba muy lejos de la jactancia de los sofistas (como la que exhiben algunos de los lectores que tratan a Milcíades de cavernario, diplodocus o dinosáurico) quienes antes que aspirar a ser sabios ostentaban una sabiduría de apariencia -típicos fanfarrones y sabelotodos-.

    El régimen democrático de Atenas suponía una preparación científica y retórica para la actuación política -tal como sucede hoy en día-, pero se imponía también estudiar a fondo a los hombres especialmente por su lado psicológico o espiritual, más que por sus apetitos primarios.

    Allí comienza Sócrates y los sofistas una “lucha” que hoy por hoy no ha acabado ni piensa acabar, pues mientras los sofistas llegaron a a un escepticismo y a hacerse diestros en el arte de la controversia preocupándose por el sentido de las palabras -lo adjetivo- Sócrates fue más profundo y trató de llegar a la esencia de las cosas. De ahí su innegable autenticidad. “Sócrates no sabe” -sólo sé que no sé nada- y sabe que no sabe.

    Los sofistas “no saben y creen que saben”. Por eso Miguel de Unamuno, entre los intelectuales encontraba aficionados o pedantes, enojándose de toda esa ramplonería que ahogaba a España -lo mismo que pasa actualmente con la Argentina Ramplona-. Unamuno era profesor de griego y conocía a la perfección a Sócrates, por lo que sus vidas y luchas se asemejan.

    Jamás callaron y en ambos la palabra era flecha sangrando del espíritu, clavándose en la estolidez de sus contemporáneos. Para Sócrates hay una ley racional que determina un parámetro para llegar a la verdad, el “gnoti seautón” o “nosce te ipsum”.

    Pero lamentablemente, con el paso de los siglos, tal consejo interesa sólo a una minoría. Si la búsqueda del “hombre interior” hubiera interesado con ahínco, con ardor, con pasión, denodadamente, en lugar de l técnica, la física, la química y toda la parafernalia tecnotrónica -que llevó a la ciencia a los horrores de Hiroshima y Nagasaki en 1945- tal vez el mundo hoy no habría perdido su brújula y sus anhelos coincidirían con las verdades eternas que hace más de 2000 años enseña y divulga la doctrina cristiana.

    Y ya vemos que las consecuencias están a la vista, cuando Unamuno cayó en desgracia -de modo similar a Sócrates-, el primero por no quedarse callado frente al franquismo que lo aspostrofó y destituyó como rector de la más antigua universidad europea y el segundo por no retractarse de sus enseñanzas magistrales que inicuamente los que gobernaban tergiversaron, Y, a ambos, muchos le volvieron la espalda (a Cristo le sucedió lo mismo).

    El verdadero sabio, ya sabemos, no se vende por 30 monedas. En esta controversia lo cuantitativo oscurece la visión de lo cualitativo, lo superficial y todo lo baladí, lo insignificante ganan siempre más adeptos porque al parecer a esa “lucha” la ganaron los sofistas.

    Pues es más importante el medio que el fin, el medio es el mensaje. Y los que siguen el ejemplo de Sócrates no son muchos. Si el hombre contemporáneo, el moderno, no dialoga consigo mismo, como va a dialoga con su semejante, con el que piensa distinto.

    El monólogo, el escucharse a sí mismo (que no es lo mismo que adentrarse en uno mismo, callarse, meditar, escuchar la voz interior, es decir, conocerse) es un hábito, una característica de la idiosincrasia argentina. Un lector más arriba le dice a otro: “El Argentino típico o vulgar” … ¡Vos si que sos un boludo importante”. ¿Y que había dicho -el Sr. Abregú que acompañó el video con la ópera de Leoncavallo-? Dijo: “la patética idiosincrasia del argentino típico o vulgar”.

    Le pregunto con todo respeto al señor al que trata de boludo al otro señor: ¿era Platón, discípulo de Sócrates, también un boludo por decir que los “seres vulgares no tienen destino”? Hay un dicho popular que dice: “El que te quiere bien, te hará llorar y te dirá cosas que no te agraden”.

    En cambio, el adulador, el sofista, el demagogo, nunca te señalará tus faltas, tus defectos, siempre te dirá que vas bien, que eres un maestro, un tigre, una máquina, un campeón, un ídolo. Nunca te dirá la verdad pues la verdad duele y aleja al que es su partidario.

    Más arriba hay un lector que se burla de Dios y del sacerdote católico Leonardo Castellani, no lo voy a apostrofar ni insultar, sólo voy a citarle una frase del mismo: “Al que dice la verdad un día antes, durante veinticuatro horas es tomado por loco”.

    Dije al comenzar que don Milcíades me parecía un émulo de Diógenes de Sinope, aquel filósofo que vivía en un tonel y que o creían loco y extravagante por andar en pleno día caminando con una lámpara o candil encendido en la mano y cuando le preguntaban qué es lo que buscaba, él respondía “Busco a un hombre verdadero”. Y cuando Alejandro Magno fue a conocerlo y lo encontró al lado de su tonel y le dijo: “Tú eres Diógenes, dime qué quieres que cualquier cosa que pidas, te la daré, el filósofo le contestó: “Una sola cosa te pido, que te apartes qe estás tapando el sol”.

    A todos los hombres que como Diógenes, Sócrates, Unamuno, Castellani y Milciades, dicen verdades a su pueblo que duelen, los tratan de locos, cavernarios, dinosáuricos o “diplodocus”.

    Y el colmo de la jactancia y de la crítica por la crítica misma: un lector cree haber descubierto la pólvora porque el autor de la nota, en lugar de utilizar la frase en griego “gnoti seautón” (conócete a ti mismo), citó la frase en latín “Nosce te ipsum”, sarcásticamente le señala a este último: “Sócrates no hablaba latín”.

    A dicho señor lo felicito por su erudición, pero le pregunto: ¿Al resto de las cosas que el autor señala, no las leyó, no las comparte, no es grave lo que dice, aparte de la frase en latín que Ud. citó?

    ¿Leyó que el autor dice: “El gobierno anterior, especie de Leviatán pervertido y demente, no termina de irse de una vez y siguen mintiendo y gruñendo como los cerdos. Les ha suministrado el peor veneno que se le puede administrar a la juventud, no combatir como corresponde al narcotráfico. El narcotráfico en breve plazo puede hacer añicos el futuro del país?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *