Precios y valores

En la mañana del 14/6/2018 se votó la media sanción de la controvertida y difícil ley de la “despenalización del aborto”. Salió por 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención. La totalidad de los diputados suma 257, estuvieron presentes 255. Un éxito inusual de presentismo.

El tema era ríspido, se votaba a conciencia y con total libertad con respecto a los partidos políticos. Se cumplió a rajatabla, el voto fue transversal. No existió la maldita obediencia debida, los diputados se expresaron de acuerdo a su sentir y entender en todos los partidos.

Fue una clara expresión de democracia respetuosa del pensar del otro. Con mayor o menor conocimiento, con más o menos sabiduría específica sobre el tema, con mejor o peor oratoria, todos los diputados defendieron sus ideas sin agredir al que pensaba distinto.

En la calle, frente al congreso, multitudes de personas, en su gran mayoría mujeres, muchísimas chicas, casi niñas, con pancartas y pañuelos verdes defendieron el aborto legal, libre y gratuito. Del otro lado, el mimo tipo de público con pañuelos celestes, rosarios y altar, bregaban en contra.

No hubo disturbios en la calle, nadie tiró piedras ni intentó entrar al edificio. Nadie insultó a los que estaban del otro lado de la plaza. Todos se expresaron en libertad, equivocados o no, pero la libertad de expresión hizo honor a lo que establece la Constitución Nacional. Y eso es raro.

No se está haciendo la descripción de la votación por el aborto sí o no en un país del norte de Europa. Se habla de la visceral Argentina, acostumbrada a gritar, romper, pegar, destruir. Esta demostración de cultura ciudadana, de respeto por las libertades individuales, honra.

Una, que es ingenua, cree, porque necesita creer (más allá del resultado), que somos rescatables, que tenemos futuro. Que la maldición de la grieta, bien alimentada por los dos lados, para sacar algún rédito político aunque destroce la unidad social, se achica, y todo eso a partir de una votación civilizada.

La discusión fue sobre un tema moral. Un tema de convicciones donde intervienen los valores. Se discutió sobre la vida y la muerte de las personas. No debe existir discusión más seria que aquella donde intervine la muerte voluntaria de alguien o la decisión de que ese alguien, no es tal.

Cuando salió el proyecto de ley de la comisión que dirige Lipovesky, de Cambiemos, Filmus, FPV, pidió un aplauso para su adversario político por lo bien que había coordinado la comisión. Ya en el recinto, el FPV aplaudió a Fernando Iglesias, Cambiemos y Monzó dijo: “esto no se verá otra vez”.

De pronto, la memoria que aparece cuando no se la necesita, me retrotrajo algunas semanas atrás. Fue cuando se discutía en esa misma cámara y en esas mismas calles, el tema del aumento de las tarifas, algo inevitable si pretendemos tener gas en invierno y electricidad en verano.

La situación era diametralmente opuesta. Gritos, insultos, calles cortadas, escraches de todo tipo, una sensación de revuelta permanente, al borde de la disolución social, una situación grave y realmente preocupante. Otro país, con otros representantes y decididamente otra sociedad. Todo feo.

Se discutía en el congreso la suba de tarifas de gas, electricidad y agua, algo que no le corresponde al congreso, es una prerrogativa presidencial, le compete al ejecutivo. Y estábamos al borde de una guerra civil. ¿Por qué? Discutían por precios. Se discutía el tener que pagar más. A nadie le gusta.

Fue de terror. Entonces comprendí. Los valores son menos importantes que los precios. Van a argumentar que los valores son morales y los precios en este caso significaban una disputa entre el gobierno y la oposición. No lo discuto. Pero, ¿la política apasiona más que la moral?

Parece que sí. Y es triste, muy triste. Los argentinos defendemos con más fervor los precios, que los valores. Entre un aborto y el precio del gas, el gas gana por goleada. Así no se construye una nación. Insisto, no es sólo triste, es desolador.

Malú Kikuchi

La caja de Pandora

Share

5 comments for “Precios y valores

  1. MEA2
    16/06/2018 at 11:11 AM

    Es la influencia del Dios Mercurio, (dios de los ladrones), en la toda la sociedad; (sería la ética mercurial).

  2. Carlos
    16/06/2018 at 12:49 PM

    Sra loable su intento de seguir echando leña al fuego para continuar la grieta, la distraccion para que nadie proteste por la falta de virtudes morales de quienes siguieron hundiendo al pais, beneficiandose personalmente con el robo al las arcas del Estado. Por suerte hasta la dra Carrio apaña todo esto y ademas comenzo el mundial de futbol. Puede tomarse un descanso….porque todos sabemos que estos temas como lo del aborto los promociona directamente el Pro con varias intenciones no solo de distraccion. No pienso Ud necesite alguna aclaracion al respecto. Caso contrario hasta el ex ministro de educacion hoy senador Bullrich le puede dar algunas clases especiales.

  3. Tirso
    16/06/2018 at 1:31 PM

    SRA. MALU, YO EN CAMBIO VÍ MUCHAS SALVAJES Y PROCACES DE PAÑUELOS VERDES, INSULTAR A LAS GENTES QUE ESTABAN EN CONTRA DEL ABORTO, ERAN APOYADAS POR LAS PATOTAS Y LOS MATONES DE LAS HORDAS IZQUIERDISTAS.
    TAMBIÉN ESCUCHE UNA ALUMNA DEL CARLOS PELEGRINI, CUANDO LA ESTREVISTARON DECIR QUE LA EDUCACIÓN SEXUAL QUE LE HABIAN ENSEÑADO EN LA ESCUELA ERA PONERLE UN PROFILAXTICO A UN “CHICO”, SE PRACTICABA CON UN PENE DE PLÁSTICO, ESO ES LO QUE ENSEÑA LA UNIVERSIDAD.
    CUANDO LOS GOBIERNO VAN A PONER ORDEN !!!

  4. Adolfo H
    16/06/2018 at 8:31 PM

    Bienvenida a la sociedad capitalista estimada periodista (otra que descubre el agujero del mate jaja)

  5. pampeano
    17/06/2018 at 10:47 AM

    Disiento absolutamente con la visión angelical del debate sobre el aborto. No solo hubo zancadillas y traiciones sino que suma otro baldón a la democracia. Los diputados representan al pueblo, no a su ideología personal. Un tema de semejante trascendencia, como es legalizar el homicidio a seres de menos de 14 semanas, debió haber sido resuelto en Consulta Popular Vinculante. Una vez más triunfó el centralismo porteño, los legisladores provincianos actuaron de acuerdo a los dictados de la picadora ideológica de Bs As.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *