Shakespeare y las recomendaciones “literarias” de una iletrada

Jose Luis MiliaNo tengo duda alguna que “El mercader de Venecia” es una obra donde se exterioriza el prejuicio anti judío de la Inglaterra del siglo XVI, pero no por ello me privaría de leerla -dada su calidad literaria- o por extensión, de leer a Shakespeare; pero cualquier persona con un mínimo de sentido común debería tener el cuidado de saber a quién se le recomienda leer algo. Primero, porque demasiada agua -o sangre- ha corrido bajo los puentes; segundo, porque la libre interpretación -y esto no es peyorativo, estamos en una Argentina que aún se mueve por rencores pretéritos- que un chico de villa miseria puede hacer a partir de la actitud de un individuo, Shylock, de la relación judío-usurero-libra de carne, asociación que por generalizadora es de por sí ignominiosa; si a ésta le agregamos “fondos buitres”, tenemos un combo de actualidad más que explosivo.

Es “El mercader de Venecia”, una obra que, si no sumara a su trama el peso de su calidad literaria, bien podría ser interpretada como un panfleto más de la Alemania nazi. Es tan fuerte la imagen de pagar una deuda con una libra de carne ajena, que se ha hecho parte del lenguaje cotidiano –to be a Shylock, ser un usurero- al menos en los países de habla inglesa, donde las palabras Shylock, usury y jew eran, en la Inglaterra victoriana, mezcladas perversamente.

Si bien entiendo la alarma de las asociaciones judías de la Argentina por la recomendación presidencial de entender a Shylock para conocer los manejos de los “fondos buitres”, es poco probable que, dada la decadencia cultural argentina, sean muchos los chicos de la villa 20 que vayan a leer “El mercader de Venecia” recomendado, ni, menos aún, “Macbeth” u “Otelo”; ergo, pocos -casi ninguno, me atrevería a decir- serán los que asocien el accionar de los “fondos buitres” con Shylock. Hubiera sido preferible y mucho más real que la presidente les contara -para que conocieran la perversidad de la usura- la historia de una pareja que allá en el sur profundo de nuestro país, en plena época del proceso y aprovechando una ley del mismo, les sacaban a los deudores su casa. Sólo cabría una reflexión que alguien que vive en el frío de una villa miseria sí entendería: quizás estos deudores que perdían su techo en una zona de inviernos bajo cero hubieran preferido dar una libra de carne para no dejar a sus familias desamparadas.

José Luis Milia

Josemilia_686@hotmail.com

6 comments for “Shakespeare y las recomendaciones “literarias” de una iletrada

  1. Raúl
    14/07/2015 at 12:20 PM

    Él me había avergonzado y perjudicado en medio millón, se rió de mis pérdidas y burlado de mis ganancias. Despreció a mi nación, desbarató mis negocios, enfrío a mis amigos y calentó a mis enemigos y cual es su motivo “Soy un judío”. ¿Es que un judío no tiene ojos? ¿Es que un judío no tiene manos, órganos, proporciones, sentidos, afectos, pasiones? ¿Es que no se alimenta de la misma comida, herido por las mismas armas, sujeto a las mismas enfermedades, curado por los mismos medios, calentado y enfriado por el mismo verano y por el mismo invierno que un cristiano? Si nos pincháis, ¿no sangramos? Si nos haceis cosquillas, ¿no nos reímos?, Si nos envenenáis, ¿no nos morimos? Y si nos ultrajáis, ¿no nos vengaremos?

    Si nos parecemos en todo lo demás, nos pareceremos también en eso. Si un judío insulta a un cristiano, ¿cuál será la humildad de éste? La venganza. Si un cristiano ultraja a un judío, ¿qué nombre deberá llevar la paciencia del judío, si quiere seguir el ejemplo del cristiano? Pues venganza. La villanía que me enseñáis la pondré en práctica, y malo será que yo no sobrepase la instrucción que me habéis dado.
    ************
    He hath disgraced me, and hindered me half a million, laughed at my losses, mocked at my gains, scorned my nation, thwarted my bargains, cooled my friends, heated mine enemies; and what’s his reason? I am a Jew. Hath not a Jew eyes? Hath not a Jew hands, organs, dimensions, senses, affections, passions? Fed with the same food, hurt with the same weapons, subject to the same means, warmed and cooled by the same winter and summer, as a Christian is? If you prick us, do we not bleed? If you tickle us, do we not laugh? If you poison us, do we not die? And if you wrong us, shall we not revenge?
    If we are like you in the rest, we will resemble you in that. If a Jew wrong a Christian, what is his humility? Revenge. If a Christian wrong a Jew, what should his sufferance be by Christian example? Why, revenge. The villainy you teach me I will execute, and it shall go hard but I will better the instruction.

    Si alguien me dice que este monologo lo escribió alguien con odio a lo judío, realmente me esta tomando el pelo o no entendió nada de nada, se llame Cristina Fernandez o José Luis Milia

  2. Pocho
    14/07/2015 at 1:06 PM

    Señor Raul, permìtame decir algo para explicar los desvarìos del “amigo” milla. Este muchacho quedò asi desde que se enterò que francisquito en vez de leer sus cartitas e intervenir en defensa de sus “principios” se entretuvo con un crucifijo con la hoz y el martillo, fuè tan grande el “shock” que perdiò completamente el tino y escribiò este mamarracho inteligible y demencial, esperemos que con el paso de los dìas se serene y vuelva con sus panfletos habituales.

    • rulo
      15/07/2015 at 1:14 PM

      Este excelente articulo no es para ignorantes. Siga participando

      • Raúl
        17/07/2015 at 2:21 PM

        ¡El ignorante es Ud.!

  3. junjoDT
    14/07/2015 at 3:44 PM

    Pocho:
    ¿Donde está el “mamarracho” que escribió Milia? Tal vez le moleste a Ud. la mención que hace a los desalmados usureros de Santa Cruz, y la relación que hace con el personaje de Shakespeare. Creo que la Sra. Presidente sí debe haber leído o al menos averiguado quien era ese Shylock que le endilgó a su esposo, en un contensioso, el Dr. Flores, defensor de una anciana a quien los “exitosos abogados” pretendían despojar de su vivienda, exhibiendo para tal fin pagarés que la demandada había cancelado y que ellos habían retenido maliciosamente.
    Endilgarle el apelativo Shylock a Néstor le costó una sanción al Dr. Flores, pero creo que se quedó corto con el calificativo, son peor que Shylock.

  4. ALICIA 41
    14/07/2015 at 5:01 PM

    EXCELENTE…SR. MILLA.
    PERFECTA COMPARACIÓN.
    PARECE QUE LOS KKS. LO SIGUEN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *