Un mundo raro

Enrique Guillermo Avogadro-entrevista“No hay peor pecado que la estupidez”. Oscar Wilde.

Siempre he sostenido, y Mons. Víctor Fernández, Rector de la UCA, lo ratificó esta semana, que los argentinos padecemos de “ombliguismo”, ese raro fenómeno que nos hace creernos el centro de un mundo cada vez más globalizado. Concretamente, usé esa palabra cuando, hace pocos años, dije que nunca los procesos políticos nacionales se habían dado fuera de un contexto generalizado similar, al menos en Latinoamérica y que, como consecuencia de ello, preveía el fin de los populismos más o menos corruptos en la región, tal como ya está sucediendo en Venezuela, Brasil, Uruguay, Ecuador, Bolivia y hasta Chile.

El distinguido prelado la utilizó cuando, a raíz de la fuerte reacción social, justificó el regalo papal de un rosario a Milagro Sala, detenida por gravísimos delitos comunes, con el manto de la evangélica caridad con los presos, en especial aquellos que aún no han sido condenados, tal como había hecho antes S.S. Francisco con detenidos en cárceles italianas, y llegó a citar la visita que Juan Pablo II había hecho a quien atentara contra su vida, perdonándolo de su pecado. A partir de ese argumento, Mons. Fernández criticó duramente a quienes, de algún modo, nos sentimos agraviados por la deferencia vaticana hacia quien tanto mal le ha hecho a la República y a sus instituciones, mientras nos pedía a los argentinos que dejáramos de mirarnos el ombligo.

Pero, al expresarse así, el lúcido Rector olvidó otras actitudes muy controvertidas de Su Santidad en el pasado reciente y, por supuesto, en otras latitudes. El Papa, en sus visitas a Cuba, no recibió a las Damas de Blanco, que llevan años de persecución comunista, ni a los líderes de la oposición democrática de la isla; tampoco, al menos que yo recuerde, ha pedido claramente por la libertad de Leopoldo López y de los muchos políticos venezolanos que hoy pagan, en la cárcel, la culpa de haberse plantado frente al chávez-madurismo que azota a su país; y ni siquiera ha condenado en forma expresa las matanzas de cristianos que se suceden bajo el terrorismo islámico.

Como se ve, mi sorpresa ante las raras posiciones de S.S. Francisco no se circunscribe a lo que sucede en la Argentina, su propio “rancho”, sino que abarca el mundo entero. Soy católico, apostólico y romano, pero mi fidelidad a la Iglesia no me impide recordar que el Papa sólo es infalible en cuestiones de dogma y, en todo lo demás, es únicamente un hombre y un líder político y moral de gran estatura al cual, como a los demás, a veces conviene sugerir procederes.

En este sentido, y como parte de la Asociación de Abogados para la Justicia y la Concordia, no puedo dejar de manifestar mi extrañeza ante la falta de respuesta de Su Santidad, que recibiera de manos de una delegación especialmente enviada hace un año al Vaticano un completo dossier sobre la situación de los 2000 presos políticos (militares y civiles, muchos de ellos detenidos hace más de una década sin sentencia o condenados en juicios amañados) del kirchnerismo que, para entonces, ya registraban 250 muertos en cautiverio -hoy, superan los 340- por falta de atención médica, y para los cuales no rigen los beneficios de la prisión domiciliaria de los mayores de setenta años: nada hizo al respecto, y sus representantes en el país, los obispos, tampoco. Puedo jurarlo, porque hablé por teléfono con Mons. Esteban Laxague, titular precisamente de la Pastoral Penitenciaria, para intentar reunirme y conversar sobre el tema, pero “mandó la pelota al corner”.

Tampoco resultó un dato menor que otro Obispo, Mons. Lozano, gestionara una reunión de la Tupac Amaru y de algunos de sus corifeos con el Poder Ejecutivo. Olvidando el principio constitucional de la división de poderes, revalorizado al extremo por el gobierno de Mauricio Macri, el sacerdote en cuestión permitió que el tema de la detención de Milagro Sala adquiriera contornos políticos, susceptibles de concitar algún apoyo universal de las izquierdas imbéciles, amén de habilitar y justificar -el famoso rosario mediante- la destituyente protesta que realizaron los kirchneristas el jueves. Todos parecen hacer caso omiso -o son cómplices- de las vinculaciones de la jujeña con las organizaciones terroristas extranjeras, como Sendero Luminoso y FARC, y de su íntima relación con el narcotráfico.

Otro componente de la realidad, que me permite afirmar que vivimos en un mundo raro, se refiere al asesinato del Fiscal Alberto Nisman, a poco de presentar la denuncia por encubrimiento de los autores del atentado a la AMIA contra la ex Presidente, el ex Canciller y varios de quienes practicaron -como se hizo en la relación con Caracas- la “diplomacia paralela”. Al acto convocado para conmemorar el primer aniversario de la marcha del 18F, tan multitudinaria pese al diluvio que la acompañó, sólo concurrieron mil personas; a trece meses de su muerte, la vergonzosa Justicia argentina aún se resiste a confirmar la causa y las circunstancias que rodearon al crimen y, sin embargo, esta curiosa sociedad demuestra, en los hechos, que ya ni siquiera se preocupa por ello.

Mientras tanto, la ATE de Micheli ha convocado a un innoble paro nacional para el próximo jueves, para manifestar su apoyo a los pocos -en comparación con los necesarios- que han perdido sus prebendas de empleados del Estado recientemente nombrados, con una pasión digna de mejor causa, por Cristina Kirchner en sus momentos finales. Lo raro es que, mientras quienes convocan a la huelga intentan que se dé marcha atrás con esas racionales y justificadas medidas, también se oponen a que se cobren más impuestos; o sea, critican tanto la enfermedad como el remedio. ¿De dónde suponen que deben salir los dineros necesarios para soportar tan irracional gasto?

Y, para concluir, una rareza final, esta vez expresada por otra prueba viviente de en qué se convirtieron los organismos de derechos humanos durante la larga noche del kirchnerismo. La inefable Estela Carlotto dijo sentirse herida en su “sensibilidad” por la inesperada visita del Presidente Macri a la ex Escuela de Mecánica de la Armada, hoy llamado Espacio de la Memoria, que pertenece al Estado nacional representado, por el voto democrático de la mayoría, por el visitante. ¿Se puede pedir mayor disparate?

Obviamente, los botones que muestran un aspecto triste de la realidad de la Argentina actual bien hubieran podido empujar a José Alfredo Jiménez a escribir otro bolero memorable, como aquél que dio su título a esta nota.

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
Email: ega1@avogadro.com.ar
Email: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro
Twitter: @egavogadro

10 comments for “Un mundo raro

  1. Fabian
    22/02/2016 at 11:57 AM

    Totalemente de acuerdo con usted, estimo que dentro de un par de años la comision episcopal sacara un documento pidiendo perdo por no haber dicho las cosas en tiempo y forma, siempre lo hacen asi. Esa es la forma de actuar del pontifice que bien aprendida fue en nuestro pais.

    Los dineros para pagar a michelli (que debe ganar arriba de los 100000 pesos) podria Macri sacarlos de la “maquinita” previa mandada de “papelitos con promesas de pagadios al banco central”
    Segun el gran estadista kichilof emprimir moneda no genera inflacion, asi que, si el lo dice no se porque hacemos tanta historia, imprimamos billetes para todos y todas y aumentemos todos lo sueldos. Otra cosa que el gobierno podria hacer es sacar todos los impuestos, para que necesita nuestra plata si ya tiene la fabrica “cicone” de moneda??
    No entiendo porque algo tan sencillo la hacen tan dificil!.

    Yo me siento herido en mi sensibilidad por las tremendas agachadas de madres y abuelas y sobre todo por como se vendieron por unos pesos y apoyaron a un gobierno que destruyo todo.

    • el tabano
      22/02/2016 at 12:19 PM

      El papel que jugaron las madres y abuelas en la politica de derechos (o torcidos?) humanos es lamentable.
      No hicieron otra cosa que cambiar sus valores valores? por un plato de lentejas, claro que en el caso de las madres fué un plato generoso, se deberian haber indigestado, pero supieron digerir dentro del plato de sueños no compartidos.
      Lo de la nona es de otro volumen pero algun dia se sabra lo de nietos verdaderos y los truchos.
      Por ahora esperemos los titulos de los nuevos boleros.
      Uno puede ser: esperemos sentados toda la verdad, el otro: y la Justicia para cuando?
      Salu2s

      • Fabian
        22/02/2016 at 3:13 PM

        che, tabano, te gusto lo de la maquinita “cicone” de hacer plata, yo me pregunto porque no la usan para solucionar el problema de todos, digo, los boludos que la padecemos tambien y me incluyo, jajaja
        saludos don tabano y por favor no me pique que duele!, jajajaja

  2. 22/02/2016 at 1:23 PM

    Buenisimo comentario senor Avogadro,estoy totalmente de acuerdo con su comentario.Gracias.
    Estamos esperando que la Justicia argentina despierte e investigue a todos los corruptos K…denuncias hay muchas…hasta cuando esperaremos?cuando investigaran a la jefa de los corruptos?

  3. Victor
    22/02/2016 at 5:16 PM

    Como siempre Doctor, metiendo el dedo en la llaga; seguira saliendo pus, hasta que quite la “espinO” y entonces sangre “limpia” y generosa alimentara a nuestra Patria.
    Hoy, mientras almorzaba, leia las noticias sobre el aumento a los Jubilados y su inclusion en la “nueva” escala del Impuesto a la Ganancia……Vale entonces preguntarme(¿?): Estudie y me capacite durante mas de 20 años, para acceder a un puesto tecnico de valia, con las consabidas responsabilidades e ingresos acorde a las mismas; de las cuales la Empresa retenia la parte correspondiente a tal Impuesto (11%) y si mal no recuerdo aportaba otro tanto. Asi llegue a la esperada “jubilacion”, segun la Ley un 82 % “movil” sobre un promedio que surgia de mis ultimos “mejores” sueldos……DNU mediante tal ingreso se limito a 1880 $/U$D (Ley de Covertibilidad); juicio mediante logre una mejora (parcial) en mi jubilacion (despues de mas de 25 años de “fundadas” negativas del actual “converso” Bossio); y hoy me entero que DEBO pagar “ganancias”; ANSES paga algun interes sobre los dineros retenidos durante toda mi vida laboral(¿?), por lo que veo en mis recibos NO !!!!…entonces estoy pagando una DOBLE IMPOSICION,
    aquellos que NUNCA han aportado y/o no se preocuparon por mejorar su estandar de vida, hoy (con mi Retencion, a todas luces ILEGAL) cobran un haber que mana del ANSES, asi como diversos planes sociales que solo ayudan a centrar mas la “mirada al ombligo” o “OMBLIGUISMO” como acertadamente define, mi Estimado

  4. 22/02/2016 at 5:39 PM

    Sus conclusiones sobre la Iglesia Católica, su líder el Papa Francisco y sus representantes en la Argentina son perfectas. Que se puede esperar de un Papa de origen argentino que lo que estamos viendo y viviendo. Amo mi país y su gente pero necesitamos años de grandes dosis de sentido común que evitarían todos los interrogantes que Ud expone. El lema papal sería has lo que yo digo no lo que yo hago ah! Y no se olviden de rezar por el!,

  5. gustavo adolfo
    22/02/2016 at 6:05 PM

    Lo peor es que poco a poco nos vamos desilusionando de algunas promesas del Sr. Presidente, principalmente todo lo relacionado a ” los curros de los Derechos Humanos. respecto del papa ya no se espera nada imparcial.

  6. mateamargo
    22/02/2016 at 7:35 PM

    Los “presos políticos” ni se miran ni se tocan son la gran felonía de la reciente historia Argentina, es la génesis del relato kirchnerista, desarmarlo es desarmar la histórica mentira de los últimos 12 años, los políticos se nutren de las falencias y mentiras de sus adversarios para sobrevivir, tengo mis serias dudas si el actual gobierno tiene la voluntad de “blanquear” la situación de los presos políticos, macri no ha recibido la venia Papal (ni la va a recibir) con respecto a los detenidos políticos, Francisco ya le marcó la cancha con Milagros Salas, y de ahí en adelante vemos que todo va a ser diferente, el “liberar” a los cautivos es lo que está esperando todo el raterio izquierda/peronista para comenzar a hacerle la vida imposible al gobierno de turno, por ello Macri sabe que “eso” no se toca y ningun politico tiene lo que hay que tener, para levantar la voz por los que no tienen voz.

  7. Animal Fenrandez
    22/02/2016 at 10:28 PM

    Una nota certera.

    Muy triste la situacion en que se ha colocado per se el presbitero y por una sola razon, para todo hay un tiempo politico, el lenguaje politico correcto que llamamos nosotros en la parte del norte.

    Nadie puede ignorar que el acto de Bergoglio fue de poca clase, tipico de tirano provocador, de alguien que se piensa el elegido… tal como dice el rector Nosequien… alguien que se cree el ombligo del mundo.

    Bergoglio y sus huestes han tomado al Vaticano de rehen, vuelvo a repetir, el ordinario Bergoglio se atreve a darle lecturas de etica politica a Donald Trump. Bergoglio se llena la boca con el vomito de su odio endiablado hacia los Estados Unidos de America, cuna de la libertad, tierra inmensa de los valientes donde el ser humano tiene el derecho de agotar los recursos para obtener su felicidad y Bergoglio no puede tragarse ese sapo, que un pais permita que su gente viva la libeertad y asi se atreve a llamar NO CRISTIANO a Donald Trump porque este plantea detener a los ilegales que vienen inundando los estados unidos y para ello Donald propone construir una muralla igual a la muralla que separa al Vaticano de Bergoglio del resto del mundo.

    Soy catolico y Bergoglio no me representa, ningun hipocrita puede representar a Jesucristo y asi se estan alejando de la iglesia catolica los ya pocos catolicos practicantes que hay aqui en America y de a poco se iran reduciendo las contribuciones de los feligreses.

  8. roberto
    24/02/2016 at 8:19 AM

    Muy bueno su articulo dr. Avogadro. El problema real es que Francisco es argentino y que quienes padecen de ombliguismo pertenecen en su mayoria a la curia.
    Yo tambien soy catolico, y voy a misa todos los sabados y comulgo, y de a ratos por mis macanas confieso. Pero a Francisco NO LO ENTIENDO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *