Una mirada sobre la barbarie

mirada sobre la barbarie

“En el S-XXI, para el sociólogo polaco Zygmunt Bauman, el camino a transitar consiste en pasar de la TOLERANCIA a la SOLIDARIDAD. Él en 2006 analizaba la estampida de violencia que sufrieran los suburbios de París, que como hito precedieran a los actuales ataques terroristas del 13-N. Planteaba que todo comenzaba en el hecho formal por el cual todo aquél que poseía un pasaporte francés, ERA LEGALMENTE FRANCÉS. Pero los millones de jóvenes que inundaron Francia huyendo de Marruecos, Túnez y el desierto del Magreb, buscando trabajo y dignidad, descubrieron que ERAN franceses y al mismo tiempo NO LO ERAN. Bauman definía esta marginación como ser convertido, en RESIDUO SOCIAL”.

BARBARIE

Respecto del análisis precedente, entendemos que a diferencia de los jóvenes vándalos desilusionados, que soñaban con ser “FRANCESES PLENOS”, los protagonistas de los brutales ataques del 13-N, así como los voluntarios -hombres y mujeres- que dejando la Unión Europea se fueron sucesivamente enrolando en el Emirato Islámico, provienen mayoritariamente de los distintos estratos de la tipificada como “clase media”; la “pobreza” y lo “religioso” son tan sólo instrumentos con los que buscan legitimar sus acciones.

Desde nuestra visión, el perfil de sociópatas es lo que amalgama a estas “tribus guerreras” que han desatado la Tercera Guerra Mundial, generalizando en África y Medio Oriente un fenómeno que en los 70 padeció América Latina: LA GUERRA DE GUERRILLAS, móviles y sin fronteras.- En uno y otro caso, libertad, democracia y justicia tal como sostiene Occidente, no se encuentran incluidas en sus metas reales.

Pero los monstruos mutan y no se extinguen, por caso el “narco chavismo” que saquea y oprime a Venezuela, liderando este regional avance bárbaro con sus falsas banderas “por el pueblo y para el pueblo”. Nosotros, con el “votado” diseño local disfrazado de democracia bolivariana, cuando es tan sólo una síntesis entre el derrotado setentismo y el tradicional feudalismo provinciano, que somete históricamente a nuestros hermanos del interior, transitamos un proceso al cual interpretamos como sigue.

BARBARIE DEMOCRÁTICA

Aproximadamente hacia fines del 2000, se inició en la Argentina un proceso histórico de “barbarie democrática” con el derrocamiento camuflado de CRISIS, del gobierno de LA ALIANZA.

Fue cuando afloraron los “cuadros” de la clásica periferia bonaerense -en la jerga política “los muchachos”-, secundados por los “barras bravas” servidores de la mafia que mejor pague, y por supuesto, no podía faltar la izquierda revoltosa post caída del Muro de Berlín, a la cual para mostrarse revolucionaría sólo les ha quedado “el sobre” y quemar banderas de los Estados Unidos.

Los documentos de la época nos traen sus slogans y banderas, las mochilas con piedras, los palos y los muertos…

El clima de amenaza efectiva, feroz, grupal, y según los susurros también desde ciertos grupos con banca/s, impulsó de facto el quiebre del sistema institucional y talló en piedra la amenaza que el PODER arroja a “sus enemigos”: van a huir en helicóptero… El Gobierno “volteado” sin lugar a dudas era débil e imperfecto, pero también legalmente legítimo, y llegó sin fraude.

Gracias a los “impacientes” por ocupar el sillón, los argentinos sufrimos el bochorno de ser vistos por el mundo, como una republiqueta con “cinco presidentes” en una semana…además, irónicamente “garantes de la gobernabilidad”.

Concluido ese tránsito y elecciones mediante, la política alumbró el advenimiento de la Dinastía Sureña y su peculiar estilo feudal de pago chico. Dinastía como tal, hoy en retirada porque los ganadores de CAMBIEMOS voto a voto fueron elegidos democráticamente; ellos no hicieron fraude, tan sólo no habrían solicitado abrir las urnas a pesar que presuntamente los favorecería, pues las “huestes” que las rondaban según la información que circulaba, estaban muy ávidas… SEÑORES, NADIE OLVIDA A TUCUMÁN.

Mientras tanto, soportamos a los vociferantes -la razón no necesita gritar- y a los “tibios” que sostienen que debemos respetar lo bueno del “modelo”; nos preguntamos si estos Poncio Pilatos S-XXI ¿incluirán lo siguiente dentro de “lo bueno”? Veamos:

  • Un Régimen de doce años definido por el ASÍ YO DECIDO
  • Piquetes que convirtieron las rutas del país y especialmente a CABA en Zonas Liberadas, a lo cual luego sumaron los acampes, la sistemática toma de casas y tierras, el típico negocio de “los muchachos”; utilizando tanto a desposeídos como a marginales para ocupar físicamente los objetivos.
  • Nos invadió la “militancia rentada” y la apoyaron los medios con progresismo de chequera. Infiltraron con sus “dogmas setentistas” con birrete bolivariano, a nuestros jóvenes y a los menos alertados. Los “cuadros” LC, tenían vocación por el “Librito” CASTRO-MAOÍSTA con el recitado diario que convierte slogans en verdades pero, eran revolucionarios de “Puerto Lavado”… y el estigma del “TIO” vapuleado por el General los sigue marcando.
  • Nos golpeó como sociedad el brutal despegue de la DROGA en todos sus segmentos operativos, lo cual motivara un nuevo documento crítico del Episcopado Católico, concluido durante la última Asamblea de Obispos celebrada en 11/2015. Este proceso se agudizó culturalmente, al punto que lograron con la “TOLERANCIA HUMANISTA” del Poder, transformar el consumo de droga en un Vínculo Social, garantizado por la despenalización de “la tenencia para consumo”, obviando que la compraban a narco delincuentes de diverso porte.

Señores si compramos un objeto robado cometemos un delito, pero aquí las narco-transacciones del consumidor no lo son. Encubrimiento válido sólo, en el “Reino del Revés”.

  • Asistimos al avance barrio tras barrio, de una virtual peste social, técnicamente conocida en los 90 como Crimen Desorganizado. Mano de Obra desocupada al servicio del Crimen Organizado, del Narcopoder y del lado oscuro de la política. Recuerdo desde lo personal, que en el último programa televisivo al que asistí -ya había llegado LA REINA- alerté sobre el uso, común en las zonas sovietizadas, de esta delincuencia como “control social” de la calle. Una vez instalado el miedo en la comunidad, éste lleva a enrejar nuestras casas, a encerrarnos y a no manifestar pública y grupalmente nuestras discrepancias. Supongo que en ese entonces, los televidentes consideraron en su amplia mayoría, que se trataba de una visión inadecuada…La síntesis bárbara de este fenómeno fue el definirlos como VÍCTIMAS SOCIALES, mientras se apilaban las víctimas reales. Este método es aplicado en Venezuela, donde se desconoce el límite formal entre bandas de delincuentes y milicias armadas del régimen.
  • Finalmente, consideremos algunos de los “vicios ocultos” del RELATO en su faz económico-financiera, a saber: las deudas por operaciones del comercio exterior que frenaron la producción; el “empapelamiento” del BCRA y del BN; el uso de los fondos de Organismos Públicos, ANSES incluida, el endeudamiento interno, y la incorporación en todos los niveles del Poder Estatal de miles de “militantes” con los cuales coparon virtuales “trincheras” para conservar cajas y cargos. Cerramos este ítem con un fallo de la CSJN que insumiera aproximadamente ocho años antes de ver la luz sobre el fin del mandato-K, poder que gozosamente utilizara los fondos originados en retenciones indebidas a las provincias durante muchos años. Este fallo fue un imprevisto “regalo” de la CSJN, al Gobierno que asume el 10/12/15 obligándolo legalmente con él, a pagar retroactivamente una cifra que según trascendidos es espeluznante. Por lo cual, al irracional “rojo fiscal” que dejan los popes “exitosos”, se adicionarán los fondos legítimamente reconocidos por la CSJN, más los que surgirán del “gentil” DNU del PEN al hacerlo extensivo, al resto de las provincias no incluidas en dicho fallo por no haber sido reclamantes; sumado al consecuente quebranto por pérdida de ingresos que le generará a la ANSES. Las cifras que se publican son diversas y por lo tanto inexactas, esperemos a que los nuevos Ministros informen. Enumerar el resto es demasiado extenso; tan sólo recordamos el consejo que hace tiempo publicáramos propuesto por los que saben: sequen rápidamente el dinero sobrante en plaza, para salvarnos de otro “Rodrigazo”. Existen expertos que sugieren canjearlo por bonos ajustables o dolarizados.

Ante este letal diseño que heredamos, propio de “brujos malos de historieta” que levantan las viejas “monto-banderas”: CUANTO PEOR MEJOR así volvemos para “salvarlos”, reconocemos que Uds. tenían derecho a creer en ellos y a votarlos, pero también la obligación de estar informados pues el costo lo pagamos y lo seguiremos pagando durante años TODOS, y a los “salientes” no les importamos nosotros, pero tampoco les importan Uds. Eso sí, no se quejen y sigan aplaudiendo…

Situados en el 1° de diciembre de 2015, mientras los “pañuelos vociferantes”, las huestes rentadas que exudan aroma a “quebracho quemado” y los bisoños herederos de la “juventud maravillosa”, arrullan ansias de un MADURAZO…desde estas sencillas reflexiones, visualizamos al OCASO del RÉGIMEN, siguiendo la definición de F. Pigna al referirse a la República Social Italiana de Benito Mussolini: FUE TAN SÓLO, UN SUEÑO FACISTA.

CIERRE

Si no aceptamos que el MAL y sus máscaras existen, la realidad desaparece y nos convertimos en participantes de una liturgia que lo naturaliza.

Según el sociólogo español Salvador Giner, autor del libro “Sociología del MAL” (Ver “El MAL y sus límites” www.cecnews.org), se ha ido socavando la noción de responsabilidad y con ello la concepción de mala conducta y de daño intencional. Resultando así que hasta los peores malvados son premiados con enfoques exculpatorios que atribuyen sus actos a: pasiones desenfrenadas, genes malformados, ADN heredado y patologías diversas; les falta pontificar: EL MAL NO EXISTE.

El enfoque de la escritora española Amelia Valcárcel, va direccionado respecto al cambio que se ha producido en la ÉTICA y en la ESTÉTICA, desde que el MAL se ha tornado en el mundo, “atractivo” para demasiados ojos y vastos sectores sociales lo han naturalizado como si se tratara de un “comic” o un “reality” osado.

El Genocidio llevado a cabo por el Nazismo o las Violaciones Masivas durante la Guerra de los Balcanes, hoy se reproducen como equivalentes de ficción, degradando la dignidad de las víctimas.

En el último caso los soldados violadores, más allá del terror que generaban y el placer que obtenían por someter al otro, con su “siembra” buscaban que esos “hijos no queridos” producto de la violencia del poder transitorio, los perpetuaran y así continuar entre sus víctimas, cuando ellos se vieran obligados a abandonar el territorio capturado, en manos de fuerzas que los superen.

Cíclicamente, los argentinos quemamos etapas históricas sin aprender; quizás “la simiente” del Régimen nos enseñe, que la salvación institucional está en la República no en el olvido.

Olvido que multiplica y garantiza la impunidad.

Para aquellos, que no terminan de asimilar la “piromaníaca” vocación de poder de los “salientes”, miren por favor el espejo de Venezuela y la cobardía regional que dejó a los venezolanos en manos del “narco chavismo”; demos gracias al milagro de los votos pro-República que nos salvaron de ese destino, aún cuando la Dinastía se esfuerza en empeorar más, como si esto fuera posible, la Argentina quebrada que le deja al Gobierno democrático que asumirá el 10/12/15 en la peor transferencia de poder en democracia, de acuerdo a expertos.

Si el estado en el cual dejan a nuestro país luego de aplicar el VAMOS POR TODO, hubiera sido en cambio, el resultado de la política de “tierra arrasada” que aplican los mercenarios invasores, ¿Uds. opinarían lo mismo, en los estériles “debates” que exculpan y enaltecen a la Dinastía?

Una vez, que el PJ logre concretar su proceso depurativo, sería prudente un “mea culpa” por el “seguidismo-K” que practicaron durante doce años, mientras el gobierno alimentaba tanto la dependencia de los pobres como el loco consumismo del resto; dilapidando las divisas que obtuvieron gracias al complejo agropecuario, más los ingresos producto de la virtual confiscación impositiva, el impuesto inflacionario y la desquiciada emisión monetaria, con un único objetivo: conservar el PODER y jamás rendir cuentas por lo actuado.

Señores la IMPUNIDAD de los poderosos quiebra el equilibrio que la sociedad civilizada necesita, el cual por su natural fragilidad debe ser preservado.

Adriana María Don

www.cecnews.org

NOTA: Imagen: Diario Le Monde Diplomatique.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *