A pesar de los gestos de “unidad” toma forma la disputa por el PJ

pj_315719449_nova_312

Florencia Saintout, Pablo Bruera, Valeria Amendolara y Gonzalo Atanasof, algunos de los miembros del elenco del justicialismo platense (Ilustraciòn: NOVA).

A pesar de los denodados esfuerzos que a escala nacional el peronismo en su conjunto -con el kirchnerismo nuevamente en escena- ensaya para normalizar el partido y oficiar de principal oposición a Cambiemos, en distintos distritos, sus dirigentes mantienen una solapada disputa por las riendas del sello que ya en 2017 deberá volver al ruedo para los comicios de medio turno.

Son movidas subterráneas en búsqueda de posicionamientos que incluyen en muchos casos intentos de conquistas territoriales. La consigna, sin embargo, de la puerta para afuera sigue siendo “ahora más unidos que nunca”.

En La Plata, un nutrido grupo de dirigentes ya comenzó a ganar la calle, ya sea en formato presencial o con instalación de imagen. El principal sillón del PJ de calle 54 sigue siendo del ex intendente Pablo Bruera. Como informó este medio, al partido comenzó a abrir sus puertas para realizar plenarios y actos institucionales en los que desfilan militantes y buena parte del elenco estable del pejotismo lugareño, una dinámica que sirve para mostrar vitalidad y organicidad ante la pérdida del poder real y de la caja, ahora en manos del macrismo.

De forma paralela, algunas voces aseguran sin rodeos que el tiempo de Bruera ya pasó, y exigen un recambio dirigencial que se traduzca en una nueva conducción. Hay, en este sentido, figuras de menor peso que se ubican dentro de lo que queda del randazzismo. Critícan fundamentalmente la utilización del partido como “herramienta política”, y puntualmente el ciclo de charlas del Bicentenario, que hace un par de meses cerró con una breve disertación del ex gobernador Daniel Scioli.

En la lista de los que ya comenzaron a calentar motores está la diputada provincial del FPV Valeria Amendolara, quien intenta oxigenar su figura mostrándose como una superación del bruerismo. La ex concejal tiene mandato hasta el 2017 en la Cámara baja y comenzó a elevar su perfil sintonizando proyectos legislativos a favor de los consumidores ante los tarifazos que dominan la escena económica.

Otro que se posiciona con múltiples caminatas en los distintos barrios de la periferia platense es el ex titular de AUBASA Gonzalo Atanasof, quizá uno de los exponentes más representativos de la ortodoxia peronista de la capital bonaerense.

El ex diputado -también fue concejal período 2005-2009- se muestra activo tanto en la calle como en las redes sociales y transformó las reuniones vecinales y con algunos sectores gremiales y agrupaciones en el punto de partida de lo que podría derivar en una candidatura.

Por fuera del justicialismo tradicional, la decana de Periodismo y concejal del bloque FPV-PJ Nacional y Popular Florencia Saintout conserva como bastión el mando de la casa de estudios del bosque y poco menos de dos años de mandato en el recinto de calle 11, sin contar el buen caudal electoral -casi le arrebata la representación del FPV a Bruera en la primaria 2015- que según sus últimas participaciones electorales promedió los 13 puntos. Aunque para algunos observadores, con el kirchnerismo lejos de la Casa Rosada difícilmente esos guarismos se repitan en La Plata.

En el Concejo, la edil se muestra junto a Guillermo Cara y Gastón Castagneto como la representación más cabal del cristinismo. La vuelta a escena de CFK en el marco de lo que puede ser el inicio de su raid judicial por Comodoro Py y el creciente malestar de parte de la ciudadanía por la suba de tarifas y el ajuste macrista no hizo más que reavivar las esperanzas de la tropa k de la Octava Sección.

Si esto se traducirá o no en una oferta electoral concreta y sustentable recién comenzará a vislumbrarse una vez andado el 2017.La militancia de este sector sigue teniendo su base troncal en La Cámpora, Kolina y la JP, junto a otros grupos politizados de menor envergadura.

Otro sector dentro del universo K es el referenciado con “La Casa de la Victoria”, que tiene como figura aglutinante de voluntades a la dirigente Victoria Tolosa Paz.

En el Concejo

En tanto, en el orden de la actividad legislativa, el último miércoles el Concejo local volvió a sesionar, y tal como ocurrió en los dos primeros plenarios del año, los diferentes bloques participaron en la presentación de proyectos de interés ciudadano -la mayoría derivados a comisiones de trabajo-.

Con menos polémicas que otras veces, esta vez las chicanas se dieron entre los bloques de Cambiemos y el FR UNA con el bruerismo en torno a un pedido de Emergencia para el sector productivo flori-fruti hortícola, que fue derivado a tres comisiones. El bruerismo se quejó de que la iniciativa no tenga un rápido tratamiento, lo que desató los tradicionales pases de factura, dignos de una puesta en escena para los medios presentes.

En otro orden de cosas, ya comenzaron a tejerse las negociaciones por el tratamiento de la rendición de cuentas del período 2015, un tema que como es costumbre -y esta vez potenciado por el recambio de gestión- dejará mucha tela para cortar. Se estima que se abordará en las primeras semanas del mes de mayo. (Agencia NOVA)

1 comment for “A pesar de los gestos de “unidad” toma forma la disputa por el PJ

  1. EL CANTARO
    24/04/2016 at 12:22 PM

    CAJA Y CHORIPANES VACIO DE IDEAS Y LA PROPUESTA ES EL AFANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *