CFK quiere voltear a Pichetto para demostrar que conserva poder

La exhortación de Miguel Ángel Pichetto a CFK para que instale su propio bloque de senadores y no pretenda regir el funcionamiento de la bancada del PJ no sólo abrió el fuego en la lucha por el control del resorte institucional más importante del peronismo. De los 36 senadores del PJ, cerca de Pichetto se ubica un grupo de dirigentes que responden a sus gobernadores o tienen un armado territorial propio, como Rodolfo Urtubey (Salta), Dalmacio Mera (Catamarca), Omar Perotti (Santa Fe), Walter Barrionuevo (Jujuy), José Alperóvich (Tucumán), entre otros. Del otro lado estan un grupo de senadoras de La Cámpora como Virginia García (Santa Cruz), Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), Ana Almirón (Corrientes), María de los Ángeles Sacnún (Santa Fe) y dirigentes peronistas como Godoy (San Juan), María Labado (Santa Cruz) y Marcelo Fuentes (Neuquén), entre otros.

Impulsor de una coexistencia muy amable con el macrismo, Pichetto preferiría que su bloque se achique a tener que dar batalla con el cristinismo, sobre todo a partir de que se encuentra muy debilitado por su pérdida de influencia en Neuquén, su distrito.

En realidad, Pichetto estaría abriendo el paraguas ante la estrategia que estaría pergeñando la ex presidenta. Ella no pensaría en fracturar el bloque sino en una negociación entre los dos bandos para desplazarlo a Pichetto y llegar a un candidato de transacción. Su objetivo se centraría en mostrar fuerza a través de una nueva conducción, aunque la misma no la encabece un senador de su confianza. Omar Perotti podría ser, por ejemplo, una figura de transacción.

Necesidades

En otras palabras, el éxito de CFK no sería tanto controlar férreamente el bloque, como voltear a su ex incondicional Pichetto. Para la Casa Rosada, un bloque peronista inestable y en disputa interna podría tener sus puntos a favor y en contra. Para ella, ser la autora de un cambio de conducción del bloque le significaría una importante demostración de fuerza. Se trata del tipo de golpes de efecto que cada vez va a necesitar más. El reportaje con Enrique Novaresio, sin duda un éxito notable en materia de difusión, parece sin embargo tener un efecto bumerang porque exacerbó los sentimientos anti-k de casi toda la clase media.

Carlos Tórtora

Share

20 comments for “CFK quiere voltear a Pichetto para demostrar que conserva poder

  1. Problema politico o sexual ?
    17/09/2017 at 7:58 AM

    CFK quiere voltear a Pichetto para demostrar que conserva poder……sexual !!!!

    Pero se encuentra ante dos serios problemas , a Picheto no se le para mas y desde hace mucho tiempo ;………y ella siempre fue anorgasmica , ya de pendex ; …….solo disfruta succionando penes y deglutiendo semen !!!

    Serias complicaciones politicas para la la reina batata.

    • Miguel Ángel De Renzis
      17/09/2017 at 10:40 AM

      LA PRIMAVERA PERONISTA

      En octubre del 45 el país cambió el rumbo. El mundo también.

      A un mes del Día de la Lealtad el peronismo parece estar en estado de asamblea.

      En el nacimiento del peronismo concurrieron distintos factores, entre ellos lo que ocurría a nivel internacional. El 16 de julio de ese año, en Potsdam, Roosevelt, Churchill y Stalin se repartían el mundo. Y un día después se conocía el Tratado de Washington donde nacía el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

      Pocos días después, el 24 de julio los laboristas ingleses derrotaban a Winston Churchill. El 3 de agosto en Yalta determinan la zona de influencia de las potencias. Días después, Hiroshima y Nagasaki. El 15 de agosto se anuncia el fin de la segunda guerra mundial.

      El 22 de octubre el Vaticano daría una señal inequívoca: los varones habíamos hecho la guerra; Pío XII llama a las mujeres a participar en política.

      En la Argentina el 4 de junio de 1943 había estallado un golpe militar contra la Concordancia, que era un acuerdo conservador–radical que se había sucedido después del golpe del 30, cuando Inglaterra con su títere Uriburu volteó a Hipólito Yrigoyen.

      El edecán de Uriburu, que cuando este asumió el poder lo acompañaba en el estribo del coche, era un capitán, Juan Domingo Perón. Que estaba entendiendo las cosas.

      Pero aquí participaban un grupo de coroneles que querían en serio una revolución que cambiara el estado colonial que habían usufructuado los ingleses en la Argentina dependiente.

      Rawson, Ramírez y finalmente Farrell se suceden para ver quién iba a presidir de facto la Nación. El general Ávalos, jefe de Campo de Mayo, miraba con recelo a los jóvenes coroneles, a pesar que él mismo había aceptado integrar el GOU.

      Una oscurísima Dirección de Trabajo es transformada en la Secretaría de Trabajo y Previsión. A su frente, el ya coronel Juan Domingo Perón.

      De aquí al 17 de octubre, la historia es conocida. Ávalos había encomendado a un grupo de mayores del Ejército eliminar físicamente a Perón. Entre ellos estaba Desiderio Fernández Suarez, que en 1956 fue responsable de los fusilamientos de León Suarez cuando manejaba la policía provincial.

      Ese 17 de octubre de 1945 nacía un Movimiento Revolucionario: el Peronismo.

      Hoy, a 17 años de comenzado el siglo XXI debemos analizar las cuatro etapas del peronismo:

      El PF: padres fundadores, llegaron fundamentalmente de los yrigoyenistas radicales, y del nacionalismo, del socialismo, el conservadorismo, el comunismo, de los independientes.

      El PR: el peronismo de la Resistencia, el que nace el 16 de septiembre de 1955, pero que se empieza a imaginar ya desde la barbarie gorila-británica asesina del 16 de junio de 1955 cuando bombardean Buenos Aires.

      Esta generación está nutrida por los PP: los puros peronistas, hijos de los padres fundadores que dieron dos generaciones de resistentes, la segunda y más violenta nace en el 70.

      Y hoy es el tiempo de los PR, los peronistas de la razón, los jóvenes que no conocieron a Perón, que no sufrieron por Perón y que no disfrutaron a Perón.

      A 30 días del Día de la Lealtad, este mensaje es para ellos.

      Tienen que forjar la segunda Primavera Peronista.

      Nuestros padres fundadores merecen todo el respeto, pero, a excepción de grupos nacionalistas, del punto de vista cultural llegaron de distintas expresiones liberales y de participar en la partidocracia post revolución francesa.

      Distinto es el caso de los PP, que veneramos a los padres fundadores, pero culturalmente nos forjamos en la tercera posición, a sabiendas de que Perón formó un Movimiento y no un partido.

      Para estos adultos mayores otrora fundadores de la gloriosa Juventud Peronista, llegó el tiempo de reconocer que fuimos más importantes que los padres fundadores. Pero mucho más que nosotros son los jóvenes de hoy. Porque toman al peronismo ya no como un sentimiento, sino como doctrina e ideología.

      Entre los Puros Peronistas están los verdaderos fundadores de la Resistencia y la segunda generación que cumplió la etapa del retorno por el camino y el sendero que ellos marcaron.

      Desde Darwin Passaponti hasta el último militante combatiente caído, hay sangre de jóvenes peronistas para alcanzar un estado de derecho y efectivas instituciones de la democracia.

      La infiltración, la traición, la partidocracia trajeron los autoritarismos y serán rechazadas en tiempo y forma si los peronistas de la razón, es decir, los jóvenes, se enteran de la obra gigantesca de los años más felices.

      Un día Perón reunió a los jóvenes y guiñándoles un ojo, les dijo: “… no es cuestión de tirar un viejo por la ventana todos los días… pero de vez en cuando hay que hacerlo.”

      Felipe Deolindo Bittel, un compañero luchador del peronismo, integró la fórmula con Italo Argentino Luder, que fue vencida por Alfonsín- Martínez, y que provocó la primera derrota electoral del Justicialismo. En el calor de plena campaña, que un cuarto de siglo antes le había costado un infarto fatal al radical Crisólogo Larralde, Bittel equivocando palabras puso “por” en vez de “contra” y dijo “entre la liberación y la dependencia, nosotros luchamos por la dependencia.”

      Este humano error del compañero terminó siendo una frase premonitoria. Vendrían después los gobiernos que se dijeron peronistas y cantando la marchita hicieron todo por la dependencia.

      Cuando Herminio Iglesias en 1983 sacó el 41% de los votos, se tomó el episodio como una catástrofe. Hoy se festeja el 34%.

      La palabra “renovación” en el peronismo está viciada de un entrismo que los yuppies rubios de ojos celestes desarrollaron en su momento, atrás de Antonio Cafiero.

      La ortodoxia nunca aceptó la palabra “renovación” y muchos renovadores fueron amigos de la socialdemocracia y del socialcristianismo, ideologías antinacionales para socavar a las naciones que resisten a su explotación.

      Por lo tanto, no se trata de renovar nada, sino de que los jóvenes se hagan cargo de la herencia revolucionaria del Movimiento.

      Debe volverse a la mesa de juventud donde alguna vez convivieron las distintas vertientes del Movimiento, significando la lucha y el trabajo político.

      Hay que dejar el afán electoralista y ocupar el espacio social, político y gremial que está en franco deterioro.

      Apostemos a la primavera peronista.

      Más del 50% del padrón electoral tiene menos de 45 años. Hay otra Argentina, la del 34% de pobreza, la de los indigentes, los desocupados y vienen por más cambios, para hacer un país para pocos con la miseria económica, moral e intelectual de muchos.

      Hemos vuelto al pre-peronismo. Es necesario recrear la primavera.

      Hasta mañana a las 6 por AM 650 Radio Belgrano.

      MIGUEL ANGEL DE RENZIS

    • LACHO
      17/09/2017 at 10:42 AM

      Para muchos de nosotros, la sensación en este lapso preelectoral es la impotencia. Con bronca y pena constatamos cada día que cualquier SUGERENCIA lanzada de nuestra PURA
      REALIDAD es tomada (es probable que ni siquiera eso) como un absurdo, que les molesta como si estuviéran fuera de lugar. Y, ocurre en lo socioeconómico, como en lo político.
      La CAUSA es que no TODOS los que los votamos, caímos dentro de la tela de araña del vocabulario que emplean desde el PRO, con la dirección del arquitecto motivacional y asesor presidencial Rozitchner, un filósofo práctico con las herramientas de esa especialidad. Lo que no sabe éste es que el adormecimiento cerebral no lo va a lograr, porque, no es el único filósofo y los hay más patriotas. Padre de la criatura, ese vocabulario, para integrar protagonistas en un teatro de realidades sin exteriores y sin espectadores. En esa “REALIDAD SIN VENTANAS” desenvuelven el vocabulario de pocas palabras :felicidad, cambio, no volvamos para atrás, sí se puede, vivir mejor, todos los argentinos, equipo, en todo estás vos, vecino, juntos, nosotros. ¿Engañan? No, inventan un lenguaje atractivo. En el se sumergen todas las ilusiones voluntaristas y cuerpos agotados de ansiedad que esperan un cambio. Un conjunto de palabras que unidas o separadas significan lo mismoí:” felicidad es el cambio; no volvamos para atrás es lo que el vecino quiere; el vecino es todos los argentinos que quieren la felicidad; el equipo es todos juntos, se puede, vecino y vecino, los argentinos, la felicidad. Nosotros, cambiemos, se puede”. El vocabulario es eficaz como herramienta proselitista.
      Para las críticas, por constructivas que sean, el arquitecto motivacional encuentra el diluyente para cualquier argumento y la impotencia crece entre los que todavía piensan independientemente.
      Macri tomando mate o abrazando a un pobre o tocando el timbre es un concepto, es una creación de REALIDAD PRO, no de CAMBIEMOS. Los besos al aire de Vidal son un concepto, también son realidad PRO. “Nosotros”, “en todo estás vos” son una puesta en escena, no una forma de inclusión. Vidal es la Mujer PRO, la Mujer candidata. No necesita casi de nada. Su apariencia piadosa son más eficaces que todo Duran Barba. No le teme ni a Macri ni a Carrió.
      Vidal y Carrió se repelen porque son lo mismo: las dos son bastardas en un mundo de aristócratas. Como dice el filósofo argentino: “en una realidad hacia adentro”. No tienen “afuera”. Si no entraste y pateas la puerta para mostrar TU realidad, “rebotas contra las nubes”. La eficacia del vocabulario rinde mientras la puesta en escena no sea avasallada por la realidad “de afuera”. Cuando los protagonistas tomen conciencia que sus contratos , sus ilusiones, tienen fecha de vencimiento, se darán cuenta que sus futuros económicos y políticos también terminan. Porque la PURA REALIDAD, el afuera arrollador se impone por encima de cualquier REALIDAD CREADA y sin ninguna mediación. Ojalá no se tarde en depertar, porque de ocurrir así, nos encontraremos DESBASTADOS.

      • Miguel Ángel De Renzis
        17/09/2017 at 10:49 AM

        “Desbastados” es la aliviante condición que que sigue al ir de cuerpo: sacarse lo basto, o catarsis como decían los griegos. Pero no creo que lo logremos por vía electoral: seguiremos con la material fecal adentro. Es que los dueños de los partidos son todos iguales. Y esos dueños no son los políticos, sino duendes en las sombras que manejan la explotación. Porque la democracia por partidos es eso, un invento de la oligarquía para explotar al pueblo. Hay otra democracia, que no se nombra y se silencia porque es verdaderamente representativa y gradualmente eleva a los ciudadanos, ya que persigue el bien común, que es la finalidad contraria a lo que persigue la democracia por partidos. Se llama demarquía y en algún momento fue comentada bastante en El Informador Público.

    • tecansastedechuparla
      19/09/2017 at 9:40 PM

      tu comentario huele a culo. y el semen fijate que se te cayo por la pierna izquierda de tu pantalon

  2. Miguel Ángel De Renzis
    17/09/2017 at 10:42 AM

    (Espero que este humilde comentario no salga repetido – lo subí recién pero no apareció):
    LA PRIMAVERA PERONISTA

    En octubre del 45 el país cambió el rumbo. El mundo también.

    A un mes del Día de la Lealtad el peronismo parece estar en estado de asamblea.

    En el nacimiento del peronismo concurrieron distintos factores, entre ellos lo que ocurría a nivel internacional. El 16 de julio de ese año, en Potsdam, Roosevelt, Churchill y Stalin se repartían el mundo. Y un día después se conocía el Tratado de Washington donde nacía el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

    Pocos días después, el 24 de julio los laboristas ingleses derrotaban a Winston Churchill. El 3 de agosto en Yalta determinan la zona de influencia de las potencias. Días después, Hiroshima y Nagasaki. El 15 de agosto se anuncia el fin de la segunda guerra mundial.

    El 22 de octubre el Vaticano daría una señal inequívoca: los varones habíamos hecho la guerra; Pío XII llama a las mujeres a participar en política.

    En la Argentina el 4 de junio de 1943 había estallado un golpe militar contra la Concordancia, que era un acuerdo conservador–radical que se había sucedido después del golpe del 30, cuando Inglaterra con su títere Uriburu volteó a Hipólito Yrigoyen.

    El edecán de Uriburu, que cuando este asumió el poder lo acompañaba en el estribo del coche, era un capitán, Juan Domingo Perón. Que estaba entendiendo las cosas.

    Pero aquí participaban un grupo de coroneles que querían en serio una revolución que cambiara el estado colonial que habían usufructuado los ingleses en la Argentina dependiente.

    Rawson, Ramírez y finalmente Farrell se suceden para ver quién iba a presidir de facto la Nación. El general Ávalos, jefe de Campo de Mayo, miraba con recelo a los jóvenes coroneles, a pesar que él mismo había aceptado integrar el GOU.

    Una oscurísima Dirección de Trabajo es transformada en la Secretaría de Trabajo y Previsión. A su frente, el ya coronel Juan Domingo Perón.

    De aquí al 17 de octubre, la historia es conocida. Ávalos había encomendado a un grupo de mayores del Ejército eliminar físicamente a Perón. Entre ellos estaba Desiderio Fernández Suarez, que en 1956 fue responsable de los fusilamientos de León Suarez cuando manejaba la policía provincial.

    Ese 17 de octubre de 1945 nacía un Movimiento Revolucionario: el Peronismo.

    Hoy, a 17 años de comenzado el siglo XXI debemos analizar las cuatro etapas del peronismo:

    El PF: padres fundadores, llegaron fundamentalmente de los yrigoyenistas radicales, y del nacionalismo, del socialismo, el conservadorismo, el comunismo, de los independientes.

    El PR: el peronismo de la Resistencia, el que nace el 16 de septiembre de 1955, pero que se empieza a imaginar ya desde la barbarie gorila-británica asesina del 16 de junio de 1955 cuando bombardean Buenos Aires.

    Esta generación está nutrida por los PP: los puros peronistas, hijos de los padres fundadores que dieron dos generaciones de resistentes, la segunda y más violenta nace en el 70.

    Y hoy es el tiempo de los PR, los peronistas de la razón, los jóvenes que no conocieron a Perón, que no sufrieron por Perón y que no disfrutaron a Perón.

    A 30 días del Día de la Lealtad, este mensaje es para ellos.

    Tienen que forjar la segunda Primavera Peronista.

    Nuestros padres fundadores merecen todo el respeto, pero, a excepción de grupos nacionalistas, del punto de vista cultural llegaron de distintas expresiones liberales y de participar en la partidocracia post revolución francesa.

    Distinto es el caso de los PP, que veneramos a los padres fundadores, pero culturalmente nos forjamos en la tercera posición, a sabiendas de que Perón formó un Movimiento y no un partido.

    Para estos adultos mayores otrora fundadores de la gloriosa Juventud Peronista, llegó el tiempo de reconocer que fuimos más importantes que los padres fundadores. Pero mucho más que nosotros son los jóvenes de hoy. Porque toman al peronismo ya no como un sentimiento, sino como doctrina e ideología.

    Entre los Puros Peronistas están los verdaderos fundadores de la Resistencia y la segunda generación que cumplió la etapa del retorno por el camino y el sendero que ellos marcaron.

    Desde Darwin Passaponti hasta el último militante combatiente caído, hay sangre de jóvenes peronistas para alcanzar un estado de derecho y efectivas instituciones de la democracia.

    La infiltración, la traición, la partidocracia trajeron los autoritarismos y serán rechazadas en tiempo y forma si los peronistas de la razón, es decir, los jóvenes, se enteran de la obra gigantesca de los años más felices.

    Un día Perón reunió a los jóvenes y guiñándoles un ojo, les dijo: “… no es cuestión de tirar un viejo por la ventana todos los días… pero de vez en cuando hay que hacerlo.”

    Felipe Deolindo Bittel, un compañero luchador del peronismo, integró la fórmula con Italo Argentino Luder, que fue vencida por Alfonsín- Martínez, y que provocó la primera derrota electoral del Justicialismo. En el calor de plena campaña, que un cuarto de siglo antes le había costado un infarto fatal al radical Crisólogo Larralde, Bittel equivocando palabras puso “por” en vez de “contra” y dijo “entre la liberación y la dependencia, nosotros luchamos por la dependencia.”

    Este humano error del compañero terminó siendo una frase premonitoria. Vendrían después los gobiernos que se dijeron peronistas y cantando la marchita hicieron todo por la dependencia.

    Cuando Herminio Iglesias en 1983 sacó el 41% de los votos, se tomó el episodio como una catástrofe. Hoy se festeja el 34%.

    La palabra “renovación” en el peronismo está viciada de un entrismo que los yuppies rubios de ojos celestes desarrollaron en su momento, atrás de Antonio Cafiero.

    La ortodoxia nunca aceptó la palabra “renovación” y muchos renovadores fueron amigos de la socialdemocracia y del socialcristianismo, ideologías antinacionales para socavar a las naciones que resisten a su explotación.

    Por lo tanto, no se trata de renovar nada, sino de que los jóvenes se hagan cargo de la herencia revolucionaria del Movimiento.

    Debe volverse a la mesa de juventud donde alguna vez convivieron las distintas vertientes del Movimiento, significando la lucha y el trabajo político.

    Hay que dejar el afán electoralista y ocupar el espacio social, político y gremial que está en franco deterioro.

    Apostemos a la primavera peronista.

    Más del 50% del padrón electoral tiene menos de 45 años. Hay otra Argentina, la del 34% de pobreza, la de los indigentes, los desocupados y vienen por más cambios, para hacer un país para pocos con la miseria económica, moral e intelectual de muchos.

    Hemos vuelto al pre-peronismo. Es necesario recrear la primavera.

    Hasta mañana a las 6 por AM 650 Radio Belgrano.

    MIGUEL ANGEL DE RENZIS

    • 17/09/2017 at 7:02 PM

      Miguel Angel, sería muy útil que Usted, aporte al país un libro sobre Héctor Magnetto, el verdadero presidente en la sombras.

  3. Carlos Enrique
    17/09/2017 at 10:46 AM

    Los escorpiones tienen mas honor que esta mina.

  4. Jorge de San Miguel
    17/09/2017 at 1:49 PM

    ¿Quiénes son mayoría en el país: los judíos, o o los cristianos?
    ¿Quiénes mandan?

    • 17/09/2017 at 7:22 PM

      Los judíos.

    • LACHO
      17/09/2017 at 8:24 PM

      No es una cuestión de religión. Es una competencia de fuerzas de CAPITALES para acaparar, sin producir. No tienen fé, no tienen patria, sólo y sólo AMBICION SIN FIN. Internacionalmente hablando. Y, los locales de turno, creen que pueden entrar a esa cancha. NO LES INTERESA LAS CONDICIONES DEL PUBLICO ilusionado en participar .

  5. Jorge de San Miguel
    18/09/2017 at 7:58 PM

    ¿Y qué otra cosa es la religión, sino lo que se tiene en el corazón?

    • LACHO
      18/09/2017 at 10:34 PM

      Lo que el corazón siente, es lo que la MENTE le transmite. Generalmente la mente sucumbe ante las manifestaciones que el materialismo produce. Ello, produce empatía con lo que el humano produce. El humano crea los partidos… los partidos dependen de una doctrina… una religión depende de una doctrina religiosa con una tendencia, un fin. Canalizar lo que llamamos FE. La Fé no necesita canalizaciones intermedias. Puede llegar a su origen, a su núcleo de motor motivacional por medio de un 0800. Directo. La religión nació cuando se descubrió que muchas personas necesitaban de inmobiliarias del cielo para llegar y sentirse apoyado por el ser con el que se comunica trascedentalmente . Tiene la religión el objetivo idéntico al de una tribu. Cada uno elige la tribu a la que se quiere afiliar, porque está convencido que son la institución que venden los pasajes al cielo. La FE no se asemeja a los que el corazón siente. Eso es simpatía, afecto, cariño o amor. La FE es el ALMA del SER. Si todos nos guiáramos por el ALMA, el cerebro para actuar…todo sería distinto. Por más que hayan mas judíos o cristianos.

  6. Jorge de San Miguel
    19/09/2017 at 10:16 AM

    Lacho:
    ¿Has visto las pergrinaciones a Luján?
    A este país, a la mayoría, no la puede dirigir un judío.
    No la puede conducir adonde no quiere ir.
    Yo soy cristiano. Mal cristiano, pero cristiano al fin.
    ¿Vos qué sos?

    • LACHO
      19/09/2017 at 1:08 PM

      Como vos. bautizado. Tuve la fortuna de que estudiando una carrera, pude analizar …donde nació la HIPOCRESIA. Para todos los campos: políticos, sociales, religiosos. La IGLESIA, lleva la corona, luego los políticos… los reos…los oportunistas….NO …los altruistas. Éstos podrían llegar y prestar servicios para su patria, los de ahora…OLVÍDATE. Las dos carreras las hice en la ciudad que tiene una mayoría de religiosos judíos. Aprendí mucho…escuchándolos. Lo que pudre a nuestra sociedad es la ambición desmedida… el competir sin trabajar para tener más de lo que se necesita. La vida es simple…el hombre la complica. Pero todo tiene el juicio de la compensación con la NATURALEZA.

  7. Jorge de San Miguel
    19/09/2017 at 1:32 PM

    A los cristianos se nos enseña que debemos perdonar…¡hasta 70 veces 7!
    ¿Hasta cuándo, en nombre de la “justicia”, se seguirá matando ancianos que no hicieron sino cumplir las órdenes de la guerra, porque eso es lo que fue, una guerra?
    ¿Que hubo excesos? Sí, por supuesto, cada vez que se mata a alguien es un exceso, ¿pero acaso los “jóvenes idealistas” eran niñitos inocentes?
    ¿No cometieron excesos, no mataron, no asesinaron, no pusieron bombas, no torturaron?
    Hay 2000 militares viejos secuestrados muriendo en condiciones que ni a los peores asesinos o degenerados se les somete.
    ¿Eso es “justicia”?
    Tu bautismo. ¿qué te dice?

    • LACHO
      19/09/2017 at 4:11 PM

      Los que se postularon desde hace 33 años (número llamativo, no?) con el libro de la hipocresia bajo el brazo, son más culpables que los más de 2000 abuelos encerrados y sin destino porque estos desalmados ocupas del Congreso de la Nación (porque más de la mitad llegaron colgado de una lista de candidatos) que generalmente son casi mayoría, quieren mantener viva una consigna que nada tiene que ver con la patria y el nacionalismo. Cuando los facciosos de aquella época inducían a los “idiotas útiles” (estudiantes ingenuos y contestatarios) veían un uniformado era meritorio asesinarlo, así fueran conscriptos. A ninguno de esos se los llevó a sentarse a un estrado judicial. Sí se encaramaron en los puestos par congresales y allí siguen todavía algunos, aunque sea de alguna “teta” colateral del Estado par tener sus jugosos ingresos. Éstos, que votamos como alternativa para el CAMBIO, son más pusilánimes que el más ruín de los seres oportunistas que encontramos en el mundo. No esperemos que cambien la situación porque ellos no saben de PERDÓN porque seguros están de NO esperar perdón por sus acciones. Están jugados. Y, la sarta de cobardes que se acurrucan bajo esas alas, tienen super asumidos que en la calle, “ganándose el pan con el sudor de su frente”, nunca los practicaron, ni lo harán. Sólo serán otros estafadores de la ILUSION ARGENTINA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *