“La campaña sucia se volvió tragicómica”

Celia Kleiman

La socióloga Celia Kleiman, directora de la consultora política Polldata, dialogó con Carlos Tórtora, director del Informador Público. Profundizaron temas como la campaña sucia que está llevando a cabo el Gobierno Nacional para perjudicar a Macri en el ballotage y cómo repercute en la gente a la hora de votar.

CAT: Domina el escenario la cuestión de la campaña sucia. ¿Cuál es su opinión sobre el tema?

CK: La verdad es que va variando con los días, porque ahora se está tornando tragicómica. Empezó como una campaña dura pero ya el nivel de declaraciones roza la no credibilidad.

CAT: ¿Esto se debe a que se meten con cualquier tema y de cualquier forma?

CK: Sí. Nosotros la semana pasada indagamos y prácticamente seis de cada diez entrevistados descreían que sucedieran las cosas que se están planteando. Igualmente lo preguntamos de forma más global, más genérica. Descreían que se sucedieran estos anuncios catastróficos en un eventual gobierno de Macri. Esto muestra que el 57% no le asignaba credibilidad a las declaraciones del Gobierno.

CAT: ¿Esto está dirigido a un público de clase media?

CK: Me parece que lo están segmentando. Hay declaraciones para la clase media, declaraciones para los que tienen planes sociales, declaraciones para los jubilados, etc.

CAT: ¿Los votos que le faltan a Scioli están en los planes sociales?

CK: Yo no sé si están en los planes sociales o no pero hay gente que tiene planes sociales que no lo ha votado. No sacó un porcentaje mayoritario de votos; sacó menos del 40%. Esto significa que le pueden restar votos en distintos segmentos y captarlos.

CAT: Entonces la campaña vale para cualquier segmento…

CK: Yo lo que estoy viendo es que a la campaña la están dirigiendo de forma segmentada. Pero no creo que parta de una estrategia inteligente. Creo que se da así porque, al hacer muchas declaraciones, comunica a diferentes sectores. Esta campaña amenazaba con ser una campaña dura y ahora está cayendo y está empezando a ser una campaña ridícula. Por esto seguramente empiece a perder eficacia.

CAT: ¿Qué medidas puede tomar este Gobierno si esto no le alcanza?

CK: No sé a qué se puede apelar. Seguramente haya alguna denuncia. Toda esta campaña tiene que ver con cierta desesperación por ganar. Para el que la ve desde afuera como espectador, son como manotazos de ahogado. Yo sigo pensando que podría llegar a tener cierto impacto en la medida que se endureciera. Pero están cayendo en errores donde uno dice una cosa y otro dice otra. Es una cadena de errores que seguramente le va a restar eficacia. No sé si la van a volver a redireccionar, porque todo esto se ve en el día a día. Yo, desde el punto de vista del adversario, estaría atenta.

CAT: Raúl Castells nos reconoció que hay movimientos cercanos al gobierno que le ofrecieron que iniciara una movilización violenta en caso de que Scioli pierda. Supongamos que esto fuera antes del 22 de noviembre. Esto de que la calle se va a desbordar y que va a estallar la violencia social porque ciertos grupos no van a soportar que gane Macri, ¿cómo lo deja parado al Gobierno?

CK: Yo no creo que se instale esto. Primero, porque Castells prácticamente no existe en el imaginario colectivo.

CAT: Igualmente él se negó a participar…

CK: Sí, ya sé que se negó. Pero quiero decir que él habló de milicias populares. Me parece delirante. No me parece un argumento convincente ni a favor ni en contra.

CAT: Pero, por ejemplo en Venezuela, juega el miedo…

CK: Son distintas idiosincrasias. Creo que acá el pueblo está demostrando ser un poco diferente al pueblo venezolano. Creo que el pueblo de Venezuela marca otro tipo de conducta.

CAT: La violencia en Venezuela también es mucho más severa…

CK: Claro. Me parece que el electorado adquirió un grado de madurez importante. No sé si hay espacio para que este tipo de declaraciones perforen la opinión publica. La opinión pública ya se expresó y evidentemente no terminó favoreciendo al Frente para la Victoria.

CAT: El paquete más notorio en disputa es el de Massa…

CK: Todos los cálculos de los encuestadores son con pinzas, porque quien decide realmente es el elector. Nosotros calculamos que el 55% de los votos más notorios de Massa son para Macri, el 35% para Scioli y luego hay un 10% entre los votos en blanco y los que aún no saben.

CAT: ¿Esto alcanza para que Macri supere la diferencia en contra con Scioli?

CK: A Macri le alcanza para que supere la diferencia con Scioli. A nosotros, en una segunda vuelta, nos está dando que el voto neto en blanco está 56% a 44% a favor de Macri. Puede variar, pero la distancia es muy amplia. Le está sacando 12 puntos sin voto en blanco y haciendo una proyección de los indecisos; si no, hay una diferencia de diez puntos. De todas maneras, es una diferencia considerable.

CAT: Yo no creo que ninguna campaña pueda modificar semejante diferencia…

CK: Yo creo que hay que seguir preguntándole a la gente hasta el último momento, porque las encuestas son una fotografía del momento. Va a haber que seguir indagando a ver si sacan una nueva campaña publicitaria u otro spot. También hay que ver cómo se manejan en el debate. Hay que ir monitoreando día a día.

CAT: Claro, el día a día es fundamental. Sabemos que los errores de Scioli tienen que ver con su difícil posición dentro de su propio esquema político. ¿Qué vulnerabilidades tiene hoy Macri?

CK: Es difícil saber eso. Es difícil pronosticar desde atrás de un escritorio y esto se comprobó el 25 de octubre, cuando hubo un gran porcentaje de votos que se decidieron en los últimos días y muchos que cambiaron en función de un voto útil. Este país es impredecible. Hay que ir siguiendo los acontecimientos y viendo el impacto en la opinión pública.

CAT: Obviamente, la iniciativa hoy la tiene Macri. Tiene una tendencia favorable. Le fue mucho mejor de lo esperado. Igualmente, esto no da la impresión de que estuviera todo ya definido.

CK: Claro, no está todo definido hasta que el último ciudadano pone su voto en la urna. Yo tengo datos que solo los doy validos hasta el 30 de octubre. Luego después de eso todas son hipótesis. No hay certezas, hay que saber cual es el humor social. Igualmente hay una tendencia a favor de Macri. Insisto que hay que seguir siguiendo y monitoreando la opinión pública y cuál es la respuesta del elector.

CAT: Hasta ahora, el único elemento central del contragolpe del Gobierno ha sido denostar la figura de Macri en relación a ciertos miedos que puede haber en la gente o en el subconsciente colectivo.

CK: Claro. Nosotros el único dato que podemos aportar a eso es que, hasta el viernes pasado, un 57% de los entrevistados a nivel nacional descreían esas declaraciones. Tenemos que volver a medir esto, porque la que decide es la gente.

CAT: El debate, en este caso tan particular, porque nunca hubo ballotage, puede ser importante…

CK: Claro. Es difícil saber la incidencia, porque tampoco tenemos parámetro. El último debate tuvo un balance muy bueno para la falta de costumbre que tenemos. Pero no tenemos estudiada la incidencia en el voto en la Argentina, porque no hay antecedentes.

CAT: Pero puede compararlo con Estados Unidos…

CK: Pero en Estados Unidos ya está instalado. Hay una cultura del debate.

CAT: ¿En Estados Unidos hubo debates que han producido una diferencia importante?

CK: En Estados Unidos hay estados que no tienen voto fijo, que pueden variar entre demócratas y republicanos y pueden variar de forma muy sofisticada y depende de cómo se comportan los candidatos en el debate. Es una dinámica muy diferente a la Argentina. Se torna incomparable.

Share

2 comments for ““La campaña sucia se volvió tragicómica”

  1. No olvidar ...........
    06/11/2015 at 2:49 AM
  2. EL CANTARO
    06/11/2015 at 1:05 PM

    ESTA MUJER RESPONDE EN FORMA AMBIGUA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *