Las entidades judías, inquietas por la inclusión de Luis D’Elía en el armado de Domínguez

Luis D'Elía-lista-dominguez

Preocupación en la AMIA por la reaparición del piquetero defensor del gobierno de Irán. Críticas a Espinoza por el estado del cementerio de La Tablada. No cae bien la candidatura de Szpolski en Tigre.

Las entidades de la comunidad judía en el país observan con algunos reparos el armado electoral que motoriza la candidatura de Julián Domínguez para la gobernación bonaerense. La semana pasada directivos de AMIA, DAIA y dos rabinos de fuertes vinculación en el terreno de lo político intercambiaron el disgusto ante el hecho de que el piquetero Luis D’Elía integre el armado de una de las ofertas del oficialismo para la gobernación de la provincia más importante.

D’Elía se ha refugiado en el bajo perfil. Es lo que le pidieron desde el Gobierno luego del estallido del caso Nisman. Firme defensor del gobierno de Irán, crítico permanente de la política exterior israelí, su eventual reaparición no convence, menos cuando a partir de diciembre el nuevo Gobierno reestablezca su vínculo con las entidades.

El dato duro del encuentro a puertas cerradas fue una encuesta de Julio Aurelio (siempre ha sido requerido por las instituciones de dicha colectividad) en la cual Aníbal Fernández le llevaría diez puntos de diferencia a Domínguez de cara a la primaria. En ese ambiente es un detalle a considerar porque Fernández ha tenido encuentros con rabinos que, cada tanto, visitan al Papa Francisco en Roma.

La aparición de Fernando Espinoza como vice de Domínguez tampoco es aprobada, por algunos episodios preocupantes referidos al cementerio judío de La Tablada que se encuentra en La Matanza. Desde hace años se generan hurtos y daños en ese lugar y las entidades dicen no tener respuestas por parte de Espinoza.

Desde la AMIA también siguen de cerca la candidatura de Sergio Szpolski, que quiere ser intendente de Tigre y coparle la parada a Sergio Massa. Szpolski, a pesar de ser rabino tiene una relación tormentosa con las autoridades de su propia fe, ya desde que llevó a la bancarrota al Banco Patricios. En esos círculos termino de incinerarse cuando tiempo atrás protagonizó un episodio lamentable en un tradicional gimnasio de Barrio Parque. (Letra P)

10 comments for “Las entidades judías, inquietas por la inclusión de Luis D’Elía en el armado de Domínguez

  1. Sanchez Merino M.
    13/07/2015 at 3:23 PM

    Muchachos, contraten a mercenarios para que lo neutralicen. El morocho de la arrabal y toda la gentuza KK, que lo acompaña, trabajan para la inteligencia narKo-terrorista, todo el mundo lo sabe y hay pruebas, suficientes, como para comprobarlo.
    Muerto el perro se acabó la rabia.

  2. .
    13/07/2015 at 5:51 PM
  3. cabosavino
    13/07/2015 at 6:37 PM

    Ya es tarde para sujetar a las bestias, tuvieron 10 años de “gimnasia kirchnerista” y como D’Elía hay miles.-

  4. juan
    13/07/2015 at 8:18 PM

    Si son los propios judíos que arman la parodia, mientras tanto vamos por el 2 do presidente judío, con opción a un tercero (macri)

  5. Adriana
    13/07/2015 at 8:23 PM

    No sólo las entidades judías se deben preocupar porqué este sujeto siga vigente e incluido en alguna lista.
    Cualquier ciudadano de bien quiere tener lejos a este impresentable, racista y corrupto gordo.

  6. EL GORDO VALOR Y SU BANDA...
    13/07/2015 at 11:33 PM

    ….TENIAN MAS CODIGOS Y ERAN CHORROS DE LEY.

    ESTAS LAKRAS , SON DE LAS CLOACAS.

    Editorial – LA NACION 13 JUL 15

    Sin vergüenza

    Las titulares de la Magistratura y de la Comisión de Juicio Político de Diputados trascenderán como tristes protagonistas de un gobierno que avasalla a la Justicia

    Gabriela Vázquez, ariete del Gobierno en el Consejo de la Magistratura.

    El arbitrario e ilegal desplazamiento del juez Luis Cabral de su cargo como subrogante en la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal no sólo confirma la extensa y antirrepublicana estrategia del Gobierno para cooptar la Justicia con quienes le garanticen impunidad, sino que confirma la falta de escrúpulos y de vergüenza para lograr ese vil objetivo.

    Cabral -de quien trascendió que se aprestaba a votar en contra del indefendible acuerdo con Irán por el atentado a la AMIA e intervenía en la causa Hotesur, en la que se investiga a la familia presidencial- fue defenestrado de su puesto en Casación por los votos del kirchnerismo en el Consejo de la Magistratura, violando las garantías que tienen todos los jueces, sean éstos subrogantes o no.

    En su reemplazo, se decidió colocar al abogado Claudio Vázquez, cuyo nombre integra una lista de conjueces confeccionada en su momento por el Poder Ejecutivo y que obtuvo el acuerdo de la mayoría oficialista en el Senado, en la que fue incluido a pesar de no contar con idoneidad para semejante cargo. Según su currículum, Vázquez ha tenido tres empleos: en una casa de neumáticos, en la Cámara de Diputados bonaerense y como abogado. Entre sus antecedentes comerciales, cuenta con un reporte del Banco Central por ser deudor moroso incobrable y aparece como firmante de 141 cheques rechazados de titularidad de una empresa dedicada a la fabricación de colectivos. Su mayor “mérito”: ser amigo del secretario de Justicia, Julián Álvarez, dirigente de La Cámpora.

    Pero no es ni será Claudio Vázquez la última carta que se juega el kirchnerismo en su brutal arremetida contra la Justicia. De hecho, su designación en Casación mucho debe agradecerle a Gabriela Vázquez, presidenta del Consejo de la Magistratura, el organismo cuya mayoría oficialista es encargada de aplicar a su solo arbitrio y discrecionalidad la ley para habilitar la designación de jueces subrogantes aprobada con los votos de la mayoría oficialista en el Congreso, que le permite ahora al Consejo realizar esos nombramientos sin pasar por el debido proceso de selección y obviando, además, el requisito de contar para ello con el voto favorable de dos tercios de sus miembros.

    El caso de Gabriela Vázquez es escandaloso: habiendo asumido en representación de los magistrados y con la promesa de que no sería funcional al kirchnerismo, su voto en la Magistratura ha venido demostrando todo lo contrario. Entre otros casos, apoyó la remoción de Cabral y la sanción al juez Claudio Bonadio -a cargo de la causa Hotesur-; convalidó el nombramiento de Laureano Durán, un secretario judicial cercano al Gobierno y con escasa experiencia, en el estratégico juzgado federal platense con competencia electoral, y evitó una sanción disciplinaria al juez federal Norberto Oyarbide, en la causa por el costoso anillo del que hacía ostentación. No son pocos quienes aseguran en los tribunales de Comodoro Py que la doctora Vázquez se ha reunido con jueces para reclamarles por alguna causa en particular.

    Vázquez, además, fue la protagonista de una fuerte pelea con el propio Cabral, también consejero de la Magistratura, con quien terminó a los gritos el día en que ella fue elegida presidenta de ese cuerpo y convocó a un plenario extraordinario para colocar al administrador kirchnerista del Poder Judicial. Se la acusó fundadamente de permitir un “avasallamiento” a ese poder del Estado. Fue apenas el principio de todo lo que vendría después.

    La presidenta de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados y, además, consejera de la Magistratura, Anabel Fernández Sagasti, es una declarada y activa militante de La Cámpora, que funciona como una de las principales espadas de la Presidenta en su carrera por quitar del medio a magistrados probos e independientes. Esa diputada es la voz cantante en el Congreso de la vil arremetida contra el honorable juez de la Corte Suprema Carlos Fayt. Fernández Sagasti no titubeó en convocar como testigos a colaboradores de Fayt en la Corte, incluido su chofer, para indagarlos sobre el estado de salud física y mental del juez, cuando esa comisión carece de esa facultad, ya que sólo podría investigarlo de existir un pedido de juicio político que no se ha producido.

    Mientras el Frente para la Victoria profundizaba su acoso a Fayt en el Congreso, la comisión que conduce Fernández Sagasti decidió cajonear los pedidos de juicio político contra Amado Boudou, Alejandra Gils Carbó y Héctor Timerman.

    Cuando se le preguntó sobre la antirreglamentaria convocatoria a los colaboradores de Fayt, Fernández Sagasti se limitó a responder: “No es un procedimiento irregular, nosotros hacemos una lectura distinta del reglamento”. Una expresión que describe la ruindad habitual del kirchnerismo para justificar la ilegalidad de sus actos.

    El desvergonzado asalto a la Justicia es una de las peores herencias que dejará el kirchnerismo. Llevará mucho tiempo y esfuerzos desandar esta ruta de destrucción de las instituciones de la República. La tarea es titánica, pero absolutamente imprescindible, e incluye, como mínimo, una reforma de la ley del Consejo de la Magistratura que garantice el equilibrio entre los estamentos que lo componen, y una profunda revisión de la ley del Ministerio Público que, entre otras cosas, le quite la peligrosa atribución de manejar las escuchas telefónicas y establezca un régimen de designaciones que elimine la total discrecionalidad actual para seleccionar, nombrar y asignar causas a los fiscales según mejor le parezca a su procuradora general. Entretanto, los casos de Gabriela Vázquez y Anabel Fernández Sagasti trascenderán como quienes fueron activas protagonistas de ese avasallamiento.

  7. A long blue road
    13/07/2015 at 11:42 PM

    ¿NISMAN TENÍA RAZÓN?

    “Nisman se equivocó…”, me dijo un prestigioso integrante del Poder Judicial. Al ver mi cara de asombro, tardó un par de segundos en completar su frase:

    “Nisman se equivocó de estrategia”, dijo finalmente.

    “No debió denunciar a nadie en particular, sino limitarse a denunciar el Memorándum de Entendimiento entre Argentina con Irán y renunciar como Procurador Jefe de la Unidad Funcional Amia, por considerar que no se podía seguir investigando seria y científicamente el atentado terrorista más grave de nuestra historia en esas condiciones y volver a su cargo de Fiscal General Federal.

    Hoy estaría vivo y todo el país estaría discutiendo ese mamarracho legal que aprobó el Congreso…”

    Cuando recuperé el aliento frente a la contundente afirmación del funcionario, el análisis continuó reverberando en mi memoria hasta hoy.

    ¿Y si fuera cierta esta aseveración?

    Después de todo, el “mamarracho legal” que citó mi interlocutor, fue declarado repugnante a la Constitución Nacional por la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones y no fue aprobado por el Parlamento de Irán.

    Fue criticado por los más importantes abogados constitucionalistas del país y por gran parte de la Comunidad Judía Argentina, por no decir en su totalidad y, además, por importantes medios periodísticos especializados de Argentina y del mundo.

    El fiscal muerto, en circunstancias aún no esclarecidas, fue tildado de mitómano, delirante, alcohólico, drogadicto, siervo de los servicios de inteligencia… Y hasta socio de los fondos buitre!!!
    Se ofendió a su familia, se deshonró su apellido, se mancilló su carrera, se entrometieron con su vida privada… Sólo faltó que preguntaran “Que estaba haciendo Natalio Alberto Nisman el 24 de marzo de 1976?

    Por estas horas, la Cámara Federal de Casación Penal, es decir, el máximo tribunal en materia penal de la República, debe decidir sobre la constitucionalidad o no del Pacto con Irán.

    La desesperación del Gobierno por reemplazar jueces en la Sala Casatoria antes del dictado de la sentencia genera suspicacias. Y dudas. Y preguntas…

    ¿Y si Nisman tenía razón?

    Marcelo Carlos Romero – Fiscal del Ministerio Público de la Pcia. de Buenos Aires (Depto. Judicial La Plata) – Miembro de Usina de Justicia

  8. Ironics
    14/07/2015 at 12:48 AM

    Es posible que el que dijo, se equivoco, tenga razon.

    De lo que estoy seguro, es que de haber estado acompañado por amigos o familiares, su asesinato era imposible.
    El gran error fue quedarse solo, en visperas de semejante acusacion.

    PD:
    Lei en un comentario de un forista, un detalle que es cierto, cuando le mencionan el caso Nisman, cambia de conversacion la señora presidente.

    Que la pone tan nerviosa ?
    Tendra en su mente reproches autoacusadores ?

  9. Ironics
    14/07/2015 at 12:48 AM

    Es posible que el que dijo, se equivoco, tenga razon.

    De lo que estoy seguro, es que de haber estado acompañado por amigos o familiares, su asesinato era imposible.
    El gran error fue quedarse solo, en visperas de semejante acusacion.

    PD:
    Lei en un comentario de un forista, un detalle que es cierto, cuando le mencionan el caso Nisman, cambia de conversacion la señora presidente.

    Que la pone tan nerviosa ?
    Tendra en su mente reproches autoacusadores ?

  10. jose
    14/07/2015 at 9:13 AM

    Llama también la atención ,que su propia comunidad no lo protegiera o contuviera un poco mas.
    Sobre todo teniendo en cuenta el peso y la responsabilidad de llevar adelante su tarea.Pero, bueno ahora la mayoría de las opiniones son sólo suposiciones.
    Al menos por ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *