Sergio Massa convocó para pasado mañana al congreso del Frente Renovador en medio de un laberinto de opciones. La primera de éstas es la continuidad del tigrense como precandidato de Alternativa Federal para una primaria con Juan Manuel Urtubey (Roberto Lavagna no participará). No es un secreto que la casi totalidad de los gobernadores del PJ que le dieron sustento a Alternativa Federal hoy conversan animadamente con Alberto F y cada vez están más lejos -excepto Juan Schiaretti- de querer confrontar con Cristina Kirchner.

Una nueva opción consistiría en que esta última decline también la candidatura a vicepresidente para dejarle el cargo a Massa en aras de la unidad del peronismo. También parece poco probable que esto ocurra, porque nada indica que la ex presidente quiera abandonar toda posición de poder.

El PJ o Vidal

Más factible es una tercera opción. Ésta sería la continuidad de la fórmula de los Fernández y su acuerdo con Massa para que éste sea candidato a gobernador de Buenos Aires. Obviamente, este salto de los renovadores no dejaría de provocar tensiones internas, ya que oponerse a Cristina en el 2012 fue el hecho que definió el nacimiento del movimiento renovador.

Por último, el inquieto Massa también se da tiempo para explorar una alianza con Vidal. O sea, ser candidato a presidente llevando la boleta a gobernadora de ésta en un plan para cogobernar la provincia.

Experto en el arte de negociar desde su 10 por ciento de votos, Massa se mueve entonces con un abanico de opciones lo más amplio posible.

Carlos Tórtora

Share