Y pegue, Macri, ¡pegue!

Carlos_Fara_15¡Bienvenido a la política, Señor Presidente! Lo hemos escrito en infinidad de artículos y manuales: la opinión pública no es el único insumo con el que se toman decisiones, ya sea en campaña y en gobierno. Finalmente, el presidente se decidió a marcar fuerte la cancha respecto de “la herencia recibida” en su discurso del 1° de marzo, porque no todo son encuestas y grupos focales.

Vamos a repasar 5 “nociones básicas” para construir y consolidar un proyecto político:

  1. Cuando alguien pretende liderar un espacio político tiene que estar dispuesto a hacer millones de pequeñas concesiones para que el conjunto se sienta contenido. Este es uno de los secretos del manual de cualquier conductor. Los sectarismos pagan mal, a la corta o a la larga. Nunca nadie se sentirá conforme al 100%, o se sentirán muy identificados un día, y menos al día siguiente. Pero siempre integrados en la diversidad.
  2. Aun cuando el conductor tenga objetivamente la razón sobre una determinada situación, debe canalizar las percepciones que los actores tienen sobre la realidad. O “cuando todo el mundo se equivoca, todo el mundo tiene razón”. Se toman decisiones conscientes o inconscientes en función de esos insights.
  3. Lo que sirvió ayer, no necesariamente sirve hoy. CFK ganó en 2011 desafiando la ley de la gravedad (sin toma y daca con los gobernadores, los intendentes y los sindicalistas, sin darle bola al PJ, sin asados políticos para contener, etc. etc.). Sin embargo, eso le trajo muchas dificultades para conducir el país en su segundo mandato. El presidente parece estar revisando algunos supuestos de cuando era candidato.
  4. Con el círculo rojo no se ganan elecciones, pero sin la percepción favorable de una parte de ese establishment (político, mediático, empresarial, sindical, consultor) las cosas se pueden poner cuesta arriba. Lo que el presidente hizo con el discurso en el Congreso, fue calmar aguas escuchando un poco más a la política. Los centuriones necesitan sentir que están dando alguna batalla épica para morir en defensa de los intereses del Imperio Romano en los confines del planeta.
  5. Para que las modificaciones de rumbo sean creíbles, deben ser visualizadas en serie de gestos que sean “indicios concordantes”. Es decir, con el discurso del Congreso no alcanza. Malo sería que el rédito que cobró ayer el presidente entre sus centuriones se desmienta con el transcurrir de las semanas (lo cual no significa hacer todo lo que los centuriones quieran).

La política cotidiana es algo sumamente complejo que exige una gran creatividad estratégica y táctica permanente. Dadas las características que tiene el proceso histórico, la comunicación se ha vuelto una variable crítica. Pero no la excluyente.

Carlos Fara

7 Miradas, editada por Luis Pico Estrada

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *