Ya no quedan dudas sobre la alianza Massa-Stolbizer en la provincia de Buenos Aires

massa-y-stolbizer-blanquean-una-nueva-alianza-opositora

En el coloquio de IDEA que ayer terminó, Sergio Massa y Margarita Stolbizer llegaron juntos ante todos los empresarios a los cuales se les vendía humo en el sentido de que la líder del GEN estaba a medio camino entre el Frente Renovador y Cambiemos pero cuando llegaron los dos acompañados por el equipo económico del tigrense, integrado por Marco Lavagna, Martín Redrado y la “Oveja” Sarghini, el actual presidente de la Cámara de Diputados de la provincia,  quien señaló que el gobierno de Cambiemos no tiene un plan económico, quedó claro que no está de acuerdo con con la principal política del gobierno.

En el PRO, Marcos Peña, el jefe de gabinete, cree que esa alianza está primera en las encuestas, porque Vidal le entregó la Cámara de Diputados pero la gobernadora y su aliado de toda la vida política, Horacio Rodríguez Larreta, quieren mantener la alianza con Massa y Stolbizer y que, si él arregla con Randazzo, el FpV cediendo la vicepresidencia de la c Cámara de Diputados sería una alianza efímera, porque después de acordar el presupuesto y el endeudamiento, cuestión muy difícil de sellar con el variopinto bloque de ex kirchneristas y movimientos sociales, si eso llegara a suceder, después se dividirían de nuevo y la Cámara sería ingobernable, porque late la presión de los gremios estatales, los diputados que responden al FpV, o a los intendentes, se van a sumar a esos reclamos y habría serios incidentes.

Otro dato adicional es que Rodríguez Larreta, quien no lo quiere peleando a Martín Lousteau en la Capital el año que viene, tiene claro que el Frente Renovador tiene en la Capital Federal el 15%, con lo cual divide el voto opositor a su gestón. De ahí que el jefe de gobierno de CABA y la gobernadora Vidal se preocupen por la gobernabilidad de sus distritos y discrepen con Marcos Peña, que le quiere declarar la guerra a Massa.

8 comments for “Ya no quedan dudas sobre la alianza Massa-Stolbizer en la provincia de Buenos Aires

  1. golden boy
    17/10/2016 at 12:48 PM

    sigue operando tetasny, operador de massita…tendra un fijo que el de feinman?

  2. ROBERTO DANSEY
    17/10/2016 at 2:57 PM

    CHERANSKY: SOS EL VICTOR HUGO MORALES DE MASA Y ANTI-MACRI

    • El loco Serenata
      17/10/2016 at 8:41 PM

      MASSA ES COMO UN DEMONIO, ES DIABOLICO,
      es una basura, envidioso, se casó con un tuberculosa, mala
      persona, piojosa sucia y conventillera.
      Igualita a la madre, basura como pocas,
      La Donda y Stolbizer, dos basuras

  3. zarina
    17/10/2016 at 3:14 PM

    Que oportunista la progesista!,
    ..hace poco mas de un año decia de Massa que habia dormido mucho tiempo con los corruptos entre otros temas.
    http://www.laizquierdadiario.com/Cuando-Stolbizer-acusaba-a-Massa-de-dormir-con-los-corruptos

    • zarina
      17/10/2016 at 3:14 PM

      “progresista”

  4. EL HERMANO DE LA TUCAN
    17/10/2016 at 3:57 PM

    NADIE SE OLVIDA QUE MASSITA TRABAJO EN EL GOBIERNO MAS CORRUPTO DE LA HISTORIA SUDAMERICANA, ASI QUE POR MAS QUE LO QUIERAN VENDER COMO BUENO, NO RESISTE EL ARCHIVO ESTE KIRCHENERISTA RENEGADO.

  5. JUAN CARLOS MULEADY
    17/10/2016 at 6:04 PM

    MASSA

    KIRCHNERISTA COMPLICE

    PERONISMO

    SAQUEADORES FABRICADORES DE VILLAS MISERIAS

    DELIA

    LARROQUE

    DE PEDRO

    PERSSICO

    ESTECHE

    JAJAJAJAJAJ

    ALGUNOS CORRUPTOS DEL ESPECTRO

    LOS UNEN LOS DOLARES

    LADRONES

  6. ROBERTO DANSEY
    18/10/2016 at 3:11 AM

    MARGARITA + MASA = ES UNA MASA QUE NO LEUDA
    Un huracán anunciado
    por Enrique Guillermo Avogadro • 17/10/2016 •

    Enrique Guillermo Avogadro-entrevista
    “Son testigos de la muralla inexpugnable de nuestra mente, de la impenetrable fortaleza de nuestra memoria”. Joël Dicker

    En la Argentina, donde tantos están sufriendo en el barro la travesía desde el cataclismo que significaron los gobiernos kirchneristas, mal que les pese a los inexplicables fanáticos que aún los añoran hay fuertes señales de que estamos llegando al pavimento desde donde comienza un futuro mejor. La ciudadanía lo percibe y, aún en medio de tantas dificultades, sigue acompañando a Mauricio Macri.

    La mayor muestra del cambio de expectativas vino, como siempre, de los mercados de capitales. El Gobierno emitió, con un éxito que superó todas las esperanzas dada la previsión de aumento de las tasas por la Reserva Federal, bonos a diez años, en pesos y con interés fijo; es más, que fuera del 15,5% anual, da a la sociedad entera una certidumbre que ninguno de los argentinos recuerda haber tenido nunca. Como escribió hace unos días James Neilson, los argentinos siempre originales, cuando nos convertimos en “normales” el mundo se vuelve “anormal”.

    En el lado negativo -siempre lo hay- de la situación local debemos sumar, como todas las semanas, los signos concretos del avance y de la potencia del narcotráfico. El incendio intencional de un Juzgado federal y las nuevas amenazas mafiosas a la Gobernadora de Buenos Aires fueron, sin duda, los episodios más graves, y todos haríamos mal en restarles importancia.

    La inseguridad que, por lo demás, no hace sino crecer entre las preocupaciones de los ciudadanos, me llevó a formular algunas propuestas en mi nota del sábado pasado; entre ellas, que las fuerzas de seguridad fueran destinadas a la lucha contra el delito en el interior y, en su reemplazo, se enviara a las fronteras a las fuerzas armadas. Ignoraba que algo así ya estaba en la mente de algunos gobiernos de la región, entre ellos el nuestro: esta semana se reunieron los jefes de los ejércitos de varios países para coordinar esfuerzos con esa idea, que ya ha sido adoptada por Brasil, para combatir el tráfico de narcóticos, de armas, de personas y, sobre todo, el rampante terrorismo transnacional, íntimamente relacionado con todos esos males, ya que de ellos obtiene el financiamiento de sus actividades.

    En los últimos siete días, una sensación que recorría el mundo y, sobre todo, a América Latina, se transformó en una certeza: el populismo se está derrumbando, empujado al abismo político por sociedades que están hartas de la corrupción o, simplemente, del derroche de los recursos públicos.

    En España, en las elecciones celebradas en Galicia y en el País Vasco, el PSOE recibió una paliza, pero los votos que perdió no fueron a Podemos, ese partido de izquierda de reciente formación que venía de un fuerte knock-out en los comicios nacionales. Escocia, harta del populismo que llevó al “brexit” y fuerte defensora del europeísmo, ha vuelto a plantear la necesidad de un referendum con vistas a su independencia de Gran Bretaña.

    Por lo que se ve, la campaña de Donald Trump, otro populista pero de derecha, se ha zambullido en un tobogán que parece no tener fin. En individuos tan profundamente morales como son los estadounidenses, las permanentes denuncias por elusiones impositivas y abusos sexuales en que el candidato ha incurrido y su inclemente racismo, han producido un enorme impacto negativo. Ni él ni Hillary Clinton se han caracterizado por la altura o la dignidad con que se han conducido en estos meses, pero esta semana hemos visto a muchos de quienes contribuyeron con fondos para el republicano pedir su devolución, y los grandes líderes de su partido lo han dejado solo o, lisa y llanamente, han llamado a votar en su contra.

    En Venezuela, el Tribunal Supremo (íntegramente formado por chavistas) autorizó a Nicolás Maduro a aprobar el presupuesto anual por decreto, soslayando así su tratamiento por la Asamblea Nacional, con mayoría opositora. Además, para impedir que se realice un plebiscito revocatorio de su mandato este año, lo cual obligaría a llamar a elecciones, ha ordenado a su también dependiente Consejo Nacional Electoral demorar hasta el hartazgo la verificación de las firmas obtenidas para forzar ese recurso constitucional; así, esa decisión que inevitablemente lo expulsará del Palacio de Miraflores, se producirá el año próximo y permitirá a otra figura del “socialismo bolivariano” completar el período, con los mismos vicios que, a esta altura, se han transformado en un verdadero genocidio de la población venezolana, sumida en la más irracional violencia, el hambre y la insalubridad.

    El incomparable Rafael Correa ha debido abandonar su pretensión de perpetuarse en la Presidencia de Ecuador y, ahora, lo han comenzado a acosar denuncias de corrupción que, como sucedió en el escándalo que tanto afectó a Dilma Rousseff, a punto tal que fue depuesta, se originan en la empresa estatal de petróleo. Y otro tanto les pasa a los restantes colegas que, en esta América del Sur tan especial, han encarnado gobiernos populistas; me refiero a Evo Morales, en Bolivia, y a Michelle Bachelet, en Chile.

    En el caso de la mandataria trasandina, que terminó su primer mandato con una gigantesca imagen positiva, al regresar a La Moneda inexplicablemente dedicó todos sus esfuerzos a destruir el más exitoso proceso económico de la región, que había llevado a su país a un desarrollo sin igual.

    En Brasil, el PT, tan erosionado por la corrupción, sufrió la peor derrota de su historia en las elecciones municipales del domingo pasado. En San Pablo, la mayor ciudad de la región, el candidato de PSDB -el partido de Fernando Henrique Cardoso- João Doria, no necesitó esperar a la segunda vuelta para expulsar del cargo al ahijado de Lula, Fernando Haddad. Y ese fue sólo el caso más notorio, ya que el huracán impactó en todo el país y de nada sirvió la presencia permanente del fundador de la sigla, que recorrió toda la geografía nacional tratando de impedir el inevitable resultado. Tampoco allí los votos que fugaron fueron a los otros partidos de izquierda (PSB, PDT, PSOL, PSTU, PCdoB); según la prestigiosa revista Veja, con el resultado de estas elecciones, las formaciones de derecha -PSDB, PMDB, PSD, PP, PR, DEM- conquistaron el 78% de los cargos.

    La somera descripción de lo sucedido últimamente confirma, como dije, que los vientos huracanados desatados por el fracaso de las políticas populistas están arrasando con todos los regímenes de ese signo de la región, que tanto daño han causado a nuestros países. Eso augura un futuro prometedor, con desarrollo sustentable, con libertad de comercio, con mejor educación y salud, con infraestructura adecuada, con más competitividad, con empleos más calificados, con más inversiones, es decir, con mayor bienestar general.

    Enrique Guillermo Avogadro
    Abogado
    Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
    Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
    Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
    Email: ega1@avogadro.com.ar
    Email: ega1avogadro@gmail.com
    Site: http://www.avogadro.com.ar
    Blog: http://egavogadro.blogspot.com
    Skype: ega1avogadro
    Facebook: enrique guillermo avogadro
    FacebookTwitterGoogle+WhatsAppCompartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *