Fifty and fifty…

Prolijo y previsible el acto y los discursos de la inauguración de la Exposición Rural en Palermo, en el marco de una campaña política recalentada por las próximas PASO del 13 de agosto.

La presencia, por segundo año consecutivo, del Presidente de la República en el centenario Palco Oficial, después de 12 años de ausencia consecutivos (durante toda la Era K), y el cambio de tono y trato de parte del Ejecutivo con uno de los sectores más activos de la economía, fueron suficiente justificación para un recibimiento entusiasta que no llegó a la euforia. No había por qué.

Las cosas están más tranquilas, pero tampoco para tanto, y esto quedó claro en ambos discursos, tanto el del presidente de la Rural, Luis Miguel Etchevehere, como en el del propio Mauricio Macri (hasta no hace tanto, quién hablaba por el Gobierno era el titular de Agricultura/Agroindustria, y el presidente solo procedía, luego, a la inauguración directamente. Ahora eso también cambió. Nadie se pierde una tribuna como la de Palermo. Para bien, o para mal).

Para una tarde en la que no había anuncios previstos de parte de las autoridades (tampoco se esperaban, en realidad), y no iba a haber críticas, pues hasta los reclamos iban a ser hechos con sordina, el acto resultó “agradable” y absolutamente esperable.

El presidente agradeció -mucho- al campo y lo hecho hasta ahora (que no fue poco). Por supuesto pidió más. “Más eficiencia”, “más trabajo”, más inversiones”.Y el campo le respondió. Primero, con lo que Macri más quería escuchar y que él mismo esta poco acotado para decir: “que no se quiere volver nunca más para atrás”. Y eso, quedó bien claro.

Pero entre las palabras esperadas y las políticamente correctas, se deslizaron, sutiles, los reclamos que apuntaban a calmar a “las bases” que, aunque están más cómodas con este gobierno que con el anterior, aún se ubican muy distantes de tener resueltos muchos problemas esenciales y que, además, no se sienten demasiado bien con la magra (o negativa) renta que logran corriendo cantidad de riesgos, versus los beneficios mucho más protegidos de la especulación financiera.

Así las cosas, a lo largo del discurso ruralista se fueron deslizando mensajes casi subliminales: “El progreso implica resolver problemas del pasado, que obstruyen el presente” o, el “es legitima y necesaria la pregunta acerca de como debemos seguir…” ¿El pueblo quiere saber?…

Tras reconocer avances en materia de rebaja de la inflación, infraestructura, o el combate a la “corrupción en la obra pública”, la Rural destacó uno de los puntos altos del discurso: “el sistema impositivo debe estimular las inversiones, y no ahuyentarlas o impedirlas”. Quien quiera oír que oiga…

También se destacaron cuestiones que no son habituales en los reclamos del campo, como la superposición de impuestos nacionales, provinciales y municipales, o “terminar con los impuestos disfrazados de tasas y las aduanas internas”.

Pero si el reconocimiento político y del esfuerzo hecho hasta ahora por el Gobierno fueron explícitos, también hubo una muy clara convocatoria a lo que se espera de aquí en más. Algo así como, el tiempo de espera ya se agotó.

Y ahí, la frase que para muchos se desvaneció entre aplausos, y otras distracciones, pero que estuvo claramente expresada fue: “la necesidad de medir la consistencia competitiva de un país” lo que, según la Rural se logra midiendo la estabilidad monetaria, la infraestructura, el sistema impositivo, el financiamiento y la inserción internacional.

Nada más y nada menos.

Para los que leen entre líneas todo fue muy claro. Si piden más eficiencia, competitividad y productividad de este lado, tienen que ofrecer lo mismo.

No puede haber un sector productivo eficiente si su gobierno no lo es…

Por supuesto que Macri no contestó esto.

Las tribunas llenas, el clima agradable, y la pequeña Antonia en su falda eran suficiente para un solo día.

Sólo destacó, después de “pedir más”, que “nuestros productos deben estar en las góndolas de todo el mundo”, pero los productores ya le habían dicho lo que hacía falta para lograrlo…, la misma eficiencia y productividad que les exige a ellos.

Algo así como 50 y 50….

Susana Merlo

Campo 2.0

Share

5 comments for “Fifty and fifty…

  1. Pepe
    31/07/2017 at 3:13 PM

    Si claro si la mayoría de las PymeS se están fundiendo. Estos hijos de puta quieren el modelo de la India como lo dijo la inútil de Michetti de granos y servicios- ( que para lo único que sirve es para traer valijas sin declarar y tener guita en el placard de fundaciones sin empleados.- Chorra de mierda!
    El 20 % tiene el 80 por ciento de la actividad en el campo.-
    El 80 % tiene el 20 % de la actividd o está fundido o por fundirse.-
    Los tambos son electrodependientes, la agricultura familiar casi no ne existe . Las economía regionales están en la lona encima trae
    papa y naranja de Chile y zanahorias también importada y cebollas de Polonia.-

  2. MACHACO PERDOJIAN
    31/07/2017 at 6:12 PM

    HOY LAS ENCUESTAS NO PUEDEN MEDIR LA REALIDAD CRISTINISTA X´Q LOS VOTOS DE CAMBIEMOS EN LA 4ta SECCION ELECTORAL, QUE SUPUESTAMENTE VOTA A CRISTINA NO SON CIERTOS.
    EN LA PASO SE VERA Y MUCHO MAS AMPLIADO EN LAS DE OCTUBRE.-
    SI EL APOYO A CRISTINA FUERA CIERTO ELLA HARÍA UNA CAMPAÑA MAS VISIBLE, SE MOSTRARÍA MAS, O HARIA GRANDES ACTOS MASIVOS QE NO LOS TIENE.-
    ANDA EN LA REALIDAD COMO EL ENMASCARADO IGNOTO.
    ESTA ESCONDIDA X´Q NO SE PUEDE MOSTRAR, NI HABLAR X´Q EL PEZ POR LA BOCA MUERE, Y PEOR POR SER BAGRE.
    SIN DUDA LA GENTE YA NO COME VIDRIO Y LA RECHAZA.-
    OCTUBRE SERÁ EL FINAL DEL POPULISMO INFAME QUE DESTRUYO A NUESTRO PAÍS CON LA NEFASTA MENTIRA DEL POPULISMO PERONISTA.-
    LOS SINDICALISTAS YA NI ACTOS PUEDEN HACER X´Q LOS CHIFLAN.
    LA MAFIA DE LOS MOYANOS-BARRIONUEVO, & CÍA NO VAN MAS.-
    TODOS SERÁ DEGLUTIDOS POR EL AGUJERO NEGRO PARA LOS INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA Y LENTAMENTE SURGIRA LA REPUBLICA

  3. Pepe
    01/08/2017 at 11:10 AM

    Che Barrinuevo y Moyano apoyaron a este inepto, ladrón, dueño de Odebrecth sin lugar a dudas y 50 empresas off´-shore que nos desgobierna y nos endeuda a troche y moche.-

  4. Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
    02/08/2017 at 12:04 AM

    La ineptitud, desconocimiento del temario agropecuario, y su actuación como figurita repetida con su hija y sus pedidos de que hagan lo que él no hace…, hacen sentir lástima por Macri (y preocupación por nosotros)
    Creo que los directivos de los organismos Rurales sienten lo mismo que yo, y por “delicadeza” le dejan “un poco de aire”.
    Clamaba hace dos años que una Sabia como Susana Merlo, fuera figura de importancia en el Gobierno. NI BOLA…

    Guille

  5. EL CHUMBIAO
    02/08/2017 at 12:20 PM

    Un presidente que estuvo ausente en el Día de la Patria, 25 de Mayo, pero está presente en la inauguración de la rural de Palermo. Se definió a si mismo.
    El presidente de la rural y su familia, en sus ambiciones y procederes personales, no difiere mucho de un sindicalista peronista.
    Dios los cría y ellos se juntan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *