Ampliar la Corte, ¿no será mucho, Almirante? (decía Piero)

Si no se supiese que las causas que más le preocupan a CFK van a terminar como última instancia decididas por la SCJN uno podría caer en la trampa que nos tiende el kirchnerismo que nos dice que es para darle un mejor funcionamiento a la actual de 5 (con una jueza, Highton, jubilada).

Pero sucede que CFK necesita impunidad “ahora” y también ante la “historia”, que dice que la absolvió (pero que por lo visto no parece estar muy convencida de ello).

Un brevísimo repaso de “quienes son y por qué están donde están” los 4 jueces que integran la actual y tan temida por CFK, Suprema Corte de Justicia de la Nación nos diría que a Lorenzetti lo propuso el mismísimo Néstor Kirchner.

El juez Maqueda fue propuesto y designado durante el mandato del ex, Presidente Duhalde.

El juez Rosenkrantz fue asesor en DDHH de Raúl Alfonsin y defendió a la Argentina en los juicios ante el INADI y del Dr Rosatti qué más podríamos agregar, baste con recordar que fue Ministro de Justicia de Néstor Kirchner hasta 2005 y que renunció al cargo en total desacuerdo con el manejo de los precios de la Obra Pública… Como se verá todos con el «típico rasgo mafioso» que Parrillitudo denunció durante el debate por la ampliación de la Corte en el “Honorable Senado de la Nación”.

Entonces, cómo hacer para licuar la influencia de estos 4 de la SCJN, sencillo, aumentar el número de 4 a 15 jueces para que la integren.

Del mismo modo que quien necesitaba esconder un elefante en la calle Florida, muy simple, llenó de elefantes la calle Florida.

Ovidio Winter

ovidiow@gmail.com

Share
Subscribe
Notify of
guest

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Epicardio
Epicardio
2 months ago

¡Excelente artículo! Muy ilustrativo y más por los «elefantes» para llenar la Corte en la cual no sé y no creo que tenga ese edificio tanto lugar para ubicarlos, porque no sólo son 10 más, sino todos los subalternos que secundan a cada cortesano, además del dineral en sueldos que ello implicaría en caso de concretarse tal desquicio de una psicópata acorralada por las pruebas en su contra.