Duelo nacional inaceptable e improcedente

Señor director:

Es inaceptable e improcedente que el Gobierno Nacional haya decretado duelo nacional por tres días por la muerte de Hebe de Bonafini, sedicente Madre de Plaza de Mayo, que mantenía a su hijo, terrorista, que reside en Paris, con nuestros recursos que le provee el Estado; fugado e exiliado, repito, en Francia.

El presidente Alberto Fernández debe proceder a eliminar el duelo nacional para quien y única virtud fue ser madre de un subversivo que atentó contra la República Argentina y ese «beneficio» a un terrorista exiliado, ipso facto, y a todas las sedicentes y falsas madres y abuelas de Plaza de Mayo, que están mantenidas por el Estado.

Quedamos a la espera que cumpla con lo exigido, por tratarse de nuestros recursos.

Con cordiales saludos.

Alfredo Nobre Leite

DNI 18.221.024

n.alfredo52@yahoo.com

Share
Subscribe
Notify of
guest

4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Pérez Quevedo
Pérez Quevedo
8 days ago

Excelente don Alfredo. Coincido totalmente. Si lee lo que escribió el zurdo kirchnerista Kruse, ud se agarra la cabeza como yo; Kruse es un apologista de Bonafini y habla de ella como si se tratara de una santa mujer. La vieja ha sido un monstruo. Sólo los cabrones le rinden homenaje. El país entero siente alivio que La Parca se la haya llevado con pasaje al averno, ya que el Diablo la reclama en el Infierno, pues de allí salió y allí regresa.

Last edited 8 days ago by Pérez Quevedo
Javier
Javier
8 days ago

Busque comentarios en favor de Bonafini en varios videos de youtube de canales de noticias. Cero. Nadie pero nadie nadie la apreciaba ni siquiera un poco como para decirle solamente un «que descanse en paz». Por el contrario era un gran jubilo por su muerte. Algunos canales K fueron reveladores al cerrar la seccion de comentarios.

Agustin Laje Arrigoni dijo que hasta el kirchnerismo no la queria porque realmente les ha sido una carga. Alguien que les hizo mucho daño a su imagen y que no ofrecio nada a cambio.

O sea, si el presidente hubiera querido reflejar el animo del pais pues no tendria que haber sido duelo nacional sino haber decretado algun tipo de celebracion.

Pepe Butifarra
Pepe Butifarra
8 days ago

Efectivamente el duelo nacional impuesto por el presidente es inaceptable improcedente irritante y cuanto calificativo pueda aplicarse pero no produjo mayores descalabros porque no afectó la actividad cotidiana. Es una ofensa más, innecesaria y burda, pero lo más ofensivo es que sus restos incinerados van a ser enterrados en la Plaza de Mayo junto a los de Azucena Villaflor.

Ya lo dije en otro artículo: la plaza dejó de ser un espacio público, representativo y conmemorativo de la gesta de Mayo pasando ser propiedad privada del kirchnerismo.
Es algo así como un cementerio parque donde pueden enterrar a quien o quienes ellos consideren que se merecen el honor de descansar ahí.

Tenemos una larga lista de héroes reales, no de cartón, civiles y militares que ni siguiera han sido reconocidos como tales.

Seguramente la farsa va a continuar porque entre los futuros candidatos a ser atendidos por la parca lo tenemos a don Adolfo Pérez Esquivel el Ridículo Premio Nobel de la Paz 1980 quien ya ha superado los 90 años y cualquier momento dejará de ser para convertirse en alimento de los gusanos.

En orden de méritos don Adolfo es una figura más relevante que doña Hebe, aunque el solo nombrarlo a muchos nos produzca un desarreglo intestinal así que cabe preguntarse si cuando le llegue el momento fatal sus cenizas serán enterradas junto a las dos terroristas en el cementerio privado «Parque Plaza de Mayo» o le buscarán otro sitio para reposar como ser la Catedral Metropolitana al lado de San Martín. El inefable Francisquito con seguridad apoyaría semejante despropósito, de modo tal que preparémonos mentalmente para recibir el próximo eructo en la cara porque el ciclo biológico humano indica que será pronto.

Germán Campos Ramús
Germán Campos Ramús
8 days ago

El único ejemplar, además de los zómbis K es don Kruse que hace panegiricos flatulentos y le rinde homenaje a una vieja tan malvada como no ha habido otra igual. El apellido de Kruse era Cruse y en honor a Cretina le puso la «K» (doble K).