Insensatez al borde del caos

La suma de los acontecimientos producidos en los últimos meses protagonizados por el gobierno actuante, aprovechando sin dudas el desconcierto e incertidumbre producto de la pandemia, es de una perversión y cinismo pocas veces visto en democracia.

Arrancaron con el delirio resistido por la gente común, de la liberación de presos a mansalva, con el condimento de la revuelta sin duda armada por la versión renovada del “vatayón militante”, y que, como no podía ser de otra manera, entre otras cosas y con la excusa, ridícula en su caso, de la emergencia sanitaria, termino liberando al ex vice Boudou, el frustrado propietario de la fábrica de billetes, un personaje de cuarta categoría, con un prontuario que solamente en este país con instituciones denigradas, puede tener algún protagonismo.

Pasaron unos días con la angustia social persistiendo y, de pronto, con cierta presencia de algunos nuevos personajes impresentables, avanzan con un delirante e inconstitucional objetivo de expropiación de una empresa en concurso de acreedores y con un camino por recorrer antes de una solución concertada o el eventual dictado de la quiebra por parte del juez natural interviniente. Es casi una obviedad, que el objetivo oculto nada tiene que ver con la “soberanía” alimentaria y sin perjuicio que de la causa, pudiera derivarse alguna cuestión a investigarse en sede penal vinculada a la administración del grupo. Es tan ridícula la intervención que incluye la presencia del presidente yendo y viniendo con los clásicos ensayos, que no se entiende racionalmente como esta gente puede definir el rumbo confiable de una nación. Y todo ello, con el agravante que semejante operación, se desarrolló en medio de una negociación para reestructurar deuda en la que precisamente la confianza y la seguridad jurídica, es uno de los ingredientes fundamentales, sobre todo por la historia del país en la materia y que en las horas que corren, afortunadamente pareciera encontrar una salida concertada, al menos temporal.

Simultáneamente con estas desafortunadas intervenciones, comienzan operaciones destinadas a socavar la libertad de expresión, y dirigidas principalmente a atacar a aquellos periodistas y medios que fueron poniendo al descubierto a través de los últimos años, la trama del latrocinio perpetrado al erario público, más infame de que se tenga registro en la historia argentina, absolutamente demostrado en las causas judiciales, y lamentablemente todavía en trámite, por un sinfín de razones vinculadas precisamente, a nuestra anomia estructural de orden histórico, y los niveles de corrupción generalizada y naturalizada por la sociedad civil a través del tiempo.

En sintonía con estos hechos, aparece el tema del espionaje ilegal que naturalmente debe investigarse sin miradas sesgadas pero debemos decir además, que en estas operaciones que involucran presuntamente, funcionarios del gobierno anterior, se pone al descubierto las miserias de una especie de “sottogoverno”, como diría Norberto Bobbio, donde los recursos que debieran utilizarse para realizar tareas de inteligencia dirigidas a preservar la Nación de agresiones externas, narcoterrorismo, etc. se utilizan con fines inconfesables y como coto de caza de grupos que a veces se reportan a sus superiores, con las responsabilidades del caso, y otras no, utilizándolas en provecho propio mediante extorsiones varias y venta de información reservada. Una muestra más de la decadencia institucional, y que incluye los organismos de la Administración, pero también la representación de la sociedad en todos los niveles, política, empresarial, sindical, etc., ya que la misma es participe necesaria, en la medida que esa representación se perpetúa normalmente en sus posiciones.

Merecen también un breve comentario, algunos otros hechos sucedidos en este interregno temporal signado por la pandemia, que además muestra muchas deficiencias estructurales históricas en materia de salud pública y de orden habitacional como estamos viendo, más allá de algunos resultados alentadores en la primer etapa, pero insostenible en los días que corren por sus consecuencias de todo orden. Estos hechos referenciados, tienen que ver con la orientación en materia de política exterior por los alineamientos que se ponen de relieve. Ejemplos de los últimos días, sin duda, fue la teleconferencia del Presidente y sus manifestaciones de afecto y comunión de ideales con personajes nefastos de Latinoamérica amen de los idas y vueltas con el Mercosur y una ausencia notoria e inexplicable de posicionamientos diplomáticos consistentes a nivel regional e internacional, quizás una de las pocas políticas de estado auspiciosas puestas en marcha en el gobierno anterior.

No merece mayores comentarios por ahora hasta tener más elementos de juicio, pero es llamativo por sus eventuales implicancias, el Dec. 571/20 del PEN en relación a la competencia de las FF.AA. y regresando al estadio anterior a la reforma iniciada por el gobierno anterior apuntada a una mayor injerencia de las mismas en una acción coordinada regional en la lucha contra el narcoterrorismo básicamente en zonas fronterizas.

El funesto episodio del asesinato del ex secretario de la ex Presidente, merece dos reflexiones por el intercambio de expresiones. Una es que no hay ninguna duda que es un hecho de extrema gravedad, por el protagonismo de la víctima en el rol que cumplía en la Administración, y fundamentalmente, que se presentó en la causa como imputado colaborador e hizo declaraciones muy comprometedoras para la ex Presidente. Esto no implica en modo alguno, que alguien intente instalar la idea que es un asesinato por encargo o por venganza, pero, del mismo modo no puede soslayarse la relevancia del hecho. No es definitivamente, un hecho policial más.

La otra cuestión es que tanto las declaraciones del Presidente, el Jefe de Gabinete, como el comunicado de la think tank que nuclea al sector más duro del oficialismo, provocan el efecto contrario al deseado desde la racionalidad, es decir, en vez de acordar con todos los sectores, que en efecto, deben extremarse los cuidados para transparentar la investigación y deslindar responsabilidades de cualquier tipo, eligen el camino patético y virulento de la agresión verbal desmedida, con el agregado de caratular como odiadores a los demás.

Finalmente, en este último tiempo aciago que nos toca vivir y cuando todo el esfuerzo debiera estar puesto en planificar una salida administrada y con los menores perjuicios posibles, el gobierno lanza la idea de la reforma judicial, que es un disparate por donde se la quiera abordar e incluye naturalmente, el estropicio de aumentar el número de integrantes de la CSJN una vez más en nuestra historia, y que implica el “asesoramiento” de un elenco de juristas, que integra el mismísimo abogado patrocinante de la Vicepresidente en las causas en curso. Es tan elemental la operación armada en este momento para intentar de cualquier modo, hacer caer las causas de referencia, que el asombro y la repugnancia que genera no tienen límites, e incluye la connivencia de quienes aceptaron prestarse a semejante infamia.

Como si esto fuera poco, en las últimas horas, el ex Ministro de la CSJN, Eugenio Zaffaroni, inmoral personaje vinculado al proxenetismo y teórico de la perversión abolicionista, expreso sin ambages la necesidad de contar con una nueva constitución, haciendo referencia a que “no alcanzo con la de 1949”. Es oprobioso e indignante, verificar todos los días como sin pausa y en medio del caos social, el poder instalado, se lleva puesta la república.

José María Ermida

Share
Subscribe
Notify of
guest
5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Y SI PENSAMOS UN POCO MAS
Y SI PENSAMOS UN POCO MAS
3 months ago

PARTE DEL PUEBLO ARGENTINO TODAVIA O APRENDIÓ.

Y SI PENSAMOS UN POCO MAS
Y SI PENSAMOS UN POCO MAS
3 months ago

NO APRENDIÓ.

Sargento Martín Toro
Sargento Martín Toro
3 months ago

OBJETIVOS PARA LA DOMINACIÓN DE LA ARGENTINA

1 – DISTANCIAMIENTO PUEBLO – GOBIERNO
2 – CRECIMIENTO DEL GASTO PÚBLICO
3 – INFLACIÓN E HIPERINFLACIÓN
4 – ADMINISTRACIÓN CORRUPTA
5 – PROMOCIÓN DE LA DELINCUENCIA JUVENIL, LIBERTINAJE, DROGAS, JUEGO, ALCOHOL, PROSTITUCIÓN
6 – LUJO INSOLENTE DE DIRIGENTES Y EMPRESARIOS
7 – GOLPES DE ESTADO
8 – FOMENTO DE LA SEDICIÓN, ARBITRARIEDAD, FANATISMO, AMBICIÓN, EGOÍSMO, AVIDEZ E INTERÉS PERSONAL
9 – IMPUESTOS ABUSIVOS
10 – DESPOTISMO DE LA CLASE POLÍTICA
11 – PROMOVER LA INOPERANCIA DE LOS GOBIERNOS PROVINCIALES
12 – LOGRAR UN CONGRESO DÉBIL SOBRE LA BASE DE LISTAS COMPLETAS
13 – SUPRIMIR LAS LIBERTADES LOCALES
14 – COMPRAR LA PRENSA, LA RADIO Y LA TELEVISIÓN
15 – MANTENER Y EMPLEAR AGENTES PROVOCADORES
16 – CREAR MANIFESTACIONES DE INTERÉS COLECTIVO COMO GERMEN DE DESORDENES
17 – PROVOCAR LA REPULSIÓN AL RÉGIMEN MILITAR
18 – FOMENTAR EL ESPIONAJE, LA DELACIÓN, REL CHANTAJE Y LA MENTIRA
19 – FOMENTAR LA EXALTACIÓN Y EL MANEJO DE LA INCULTURA
20 – FOMENTAR LA INDIGNACIÓN CONTRA EL GOBIERNO
21 – IMPULSAR LA BURGUESÍA “LIBERAL” CONTRA LA DICTADURA
22 – PROVOCAR LA INSURRECCIÓN A FIN DE ANULAR LAS IDEAS NACIONALES (MEDIANTE IDIOTAS ÚTILES) Y APAGAR PAULATINAMENTE EL SENTIMIENTO NACIONAL
23 – DESCORAZONAR Y GENERAR DESCONFIANZA
24 – EFECTUAR UN PLAN DE PROPAGANDA NEGATIVA
25 – EVITAR EL “ENDIOSAMIENTO” DE LAS VÍCTIMAS – CUANDO NO SEAN LAS PROPIAS – Y LUCHAR POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS
26 – LOGRAR LA INMOVILIDAD ECONÓMICA

¿USTED NO CREE QUE ALGO DE ESTO ESTA PASANDO HACE UNOS AÑOS EN LA QUE FUE ARGENTINA?

Carlos
Carlos
3 months ago

Estimado Jose;

Celebro la frescura, el trazo exquisito de su pluma y lo profuso del contenido que nos comparte en este articulo. En lo sustancial, recorro con usted la idea de un tiempo insensato y al borde del caos, pero me cuesta situarlo temporalmente como propio de esta coyuntura, sino mas bien y como lo ha señalado en otros articulos que nos ha regalado, como parte identataria de nuestro ADN constitutivo.
Sobre algunas cuestiones en particular referenciadas en el texto, solo me permito algunas disidencias;
1. Donde usted observa un “vatayon militante” como una entusiasta organizacion romantico-partidaria empeñada en liberar presos, yo observo a un sector politico-tiempista del Poder Judicial, que en nombre de la Justicia Federal, cultivan su ascendente carrera y sus promisorias billeteras , so-conducta institucionalmente desapegada del cumplimiento de los principios mas elementales del debido proceso, ergo, ayer regalaban prisiones preventivas al poder de turno y hoy les obsequian libertades condicionales al oficialismo gobernante.
2. Respecto de su apreciacion sobre la existencia de “operaciones destinadas a socavar la libertad de expresión, y dirigidas principalmente a atacar a aquellos periodistas y medios que fueron poniendo al descubierto a través de los últimos años, la trama del latrocinio perpetrado al erario público, más infame de que se tenga registro en la historia argentina, absolutamente demostrado en las causas judiciales, y lamentablemente todavía en trámite, por un sinfín de razones vinculadas precisamente, a nuestra anomia estructural de orden histórico, y los niveles de corrupción generalizada y naturalizada por la sociedad civil a través del tiempo.”; me permito disentir con vuestra adjetivizacion de caracter absoluto; por cuanto no solo percibo un clima de profundo respeto a las libertad de expresion, para ello, solo vasta tener encendidio durante las 24 hs. canales como TN o La Nacion + ademas de otras riquisimas opciones informativas como ser la lectura del “Gran Diario Argentino” e incluso la propia “Tribuna para la discucion de los grandes temas Nacionales”, como cantidad de otras ofertas informativas, alineadas con estos medios o no, pero de linea editorial decididamente contraria al partido gobernante; todas ellas, sin que media censura previa alguna o intentos de apropiacion con artilugios legales de los mismos. Por supuesto, que tal como debe ser.
En este sentido, no dudo que tanto usted como yo, mientras disfrutamos del atroz encanto de ser argentinos, sabemos discernir entre opinion publica y opinion publicada, como tambien, seguramente abrazamos la idea de que ciertos ejercicios fraudulentos de la profesion periodistica, mas ocupados en sostener pingues negocios que en informar y relatar hechos ciertos , le hacen peor a tan digna profesion que, incluso, la disminucion de la pauta oficial. Es decir; cuando un editorialista comercializa informacion o los” Pirinchos”, caminan por la cornisa, regalando la produccion de sus sesudas y rigurosas tareas de investigacion periodistica a organos de inteligencia para-estatal, entonces, la libertad de prensa si esta en peligro, pero no justamente por una politica de estado que la vulnere sino por su inmoral proceder.
Por ultimo y sin la intencion de polemizar con usted, por cuanto, insisto, tengo la conviccion de que compartimos una misma mirada medular en torno al Pais que soñamos, sobre la reforma judicial; lejos de parecerme un disparate, la creo necesaria, no obstante lo cual, si percibo como un error, que tal vez se pueda subsanar en el reducto parlamentario al momento de su tratamisnto, la unificacion del fuero Contencioso Administrativo con el Civil y Comerclal. Pero la profundizacion de estos topicos, los dejo para otra oportunidad.
Una vez mas y mas alla de estos enfoques distintos , vuelvo a agradecer y celebrar que haya medios que promuevan estas expresiones y autores que dignifiquen la condicion de ciudadno .

Carlos

Elga
Elga
3 months ago
Reply to  Carlos

Coincido totalmente con Ud