No hay bosteros ni gayinas, todos fuimos Argentina

El Chiringuito está de luto; la Argentina de Messi sepultó los deseos del periodista que pedía a gritos que Croacia primero y Francia después eliminaran a la Argentina de Scaloni. Su deseo no terminaba en eso: quería que, además, fuese por goleada: pero sucedió todo lo contrario, Argentina terminó vapuleando a Croacia y dominando nítidamente al hasta ayer campeón mundial, Francia, durante 100 de los 120 minutos que duró esta infartante final coronándose, aunque haya sido en los penales, como un merecido y justo “Nuevo Campeón Mundial”.

La escena vivida en las calles “post final” sería deseable que supiéramos interpretarla.

Estaría bueno, aunque esto sea sólo deporte, que pudiera darse el milagro de obrar como convocatoria permanente entre la sociedad, y que igual a lo que sucedió desde los comienzos del ciclo Scaloni (los jugadores respetaron las decisiones del técnico, y creyeron en ellos mismos), donde muy pocos creían en las aptitudes que finalmente demostró tener el técnico esto nos ayude a comenzar una nueva etapa de consensos, y como en el ciclo glorioso culminado ayer, “tirando para el mismo lado“ logremos revertir y sacar a la Argentina del atasco en que se encuentra desde hace mucho.

No puedo terminar mi carta sin mencionar la humildad, grandeza y resiliencia del capitán Messi.

¡Felices fiestas para todo el universo futbolero, y para el otro también!

Juan José de Guzmán

Share
Subscribe
Notify of
guest

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Argento41
Argento41
1 month ago

´Sr. Juan José
Interesante la nota. Pero quiero manifestar mi duda sobre el tema de los consensos.La pauta la tuvimos con las salvajadas posteriores y durante el festejo multitudinario.Hasta que esos personajes no vuelvan al lugar que dejaron por obra y gracia del populismo(me refiero a la cárcel) habrá que olvidarse de revertir este estado de situación.Mientras haya uno que va por derecha y el doble por izquierda con el sello de un imbecilismo traído desde la cuna, nada es posible. Bien sé que somos millones los que pensamos y queremos algo como lo que Ud. propone; pero la barbarie que sembraron más de siete décadas de demagogia e impresentables en el poder es superior(por ahora) a toda buena intención. Ojalá no fuera esto así!.