La Estatua de la Corrupción

Aunque parezca mentira, la «Señora Corrupción» -o coima- tiene en la Argentina una estatua -único caso en el mundo- en el edificio del MOP (ex Misterio de Obras Públicas ubicado en la Avda. 9 de Julio) que, por decisión de la ex presidenta CFK -hoy Vice-, es actualmente sede del Ministerio de Salud de la Nación. La enigmática estatua la dejó el Ingeniero José Hortal -el mismo que realizó los planos del edificio de los Tribunales de Córdoba- como profecía o símbolo de la Argentina coimera e indigna, hoy más que nunca. Basta verla para convencerse de que Hortal no se equivocó y que nunca como hoy la corrupción alarga su mano en un gesto tan significativo que no queda ninguna duda. Hortal, lo mismo que Benjamín Solari Parravicini -pintor y clarividente-, vieron desde su tiempo el futuro de la Argentina. Un claro ejemplo es la causa «Vialidad», sobre la cual ya nos hemos referido en otro portal, con el título «UIF de contramano (https://www.facebook.com/groups/quienesyporque/permalink/3391088271164278/)

Luis Illuminati

Share
Subscribe
Notify of
guest

3 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Incrédulo
Incrédulo
1 month ago

En USA, la Ley RICO, anti mafia, fue por su dureza, la tumba del crimen organizado tradicional. Si acá logramos impulsar alguna legislación que mande de por vida en cana a un servidor público corrupto, y lo prive de todos sus bienes (que la familia no se beneficie), podríamos estar encaminándonos…

Pepe Butifarra
Pepe Butifarra
1 month ago

El edificio del ex Ministerio de Obras públicas fue inaugurado a fines de 1936 por el general de división Agustín Pedro Justo, entonces presidente electo por la fórmula Justo-Roca.
La estatua en cuestión es un símbolo de la Década Infame aunque existen otras estatuas y monumentos más personalizados que podemos observarlos «in situ» o a través de nuestro navegador tipeando «monumentos y estatuas de nestor kirchner», sin comillas.
Así llegamos a la conclusión que la Década Infame fue, en lo que a corrupción se refiere, un juego imperfecto superado ampliamente por hechos recientes.

La plaga de estatuas y monumentos honrando la memoria del fallecido ex presidente son un símbolo patético que nos lleva a pensar que para tener una estatua es condición ineludible haber chapoteado en la barbacoa de la corrupción.

Una de las tantas es la emplazada frente a la usina de Río Turbio a la que le colgaron de su brazo una valija con la leyenda «Chorro devolvé» .

Al respecto se dijo que el monumento fue «vandalizado» aunque sin temor a equivocarnos podemos pensar que fue adornado a posteriori con un detalle que su creador omitió.

Efecto coimas: le colgaron una valija a un monumento a Néstor Kirchner en Santa Cruz.
comment image

Pepe Butifarra
Pepe Butifarra
1 month ago
Reply to  Pepe Butifarra