Ni un solo sindicalista, ni empresario, ni chofer, denunció la corrupción de los subsidios al transporte

El juez federal Claudio Bonadío citó a declaración indagatoria a 251 empresarios del transporte público automotor, en la causa donde ya indagó al ex ministro de Planificación Julio De Vido por irregularidades y falta de control en el pago de subsidios al gasoil.

La nueva ronda de declaraciones indagatorias comenzará el 22 de agosto próximo, día para el que fueron citados a declarar todos los imputados de la familia Cirigliano: Mario, Sergio, Nicolás, Antonio, Vicente y José, según la resolución.

El juez dispuso diez indagatorias por día a la misma hora y abrirá con los integrantes de los directorios de las empresas de los Cirigliano, dueños de “Transporte Automotor Plaza”.

Además, serán indagados “al haberse reunido elementos de prueba suficientes para configurar el estado de sospecha requerido” los integrantes de directorios de la líneas 17, 22, “Empresa de Transportes Pedro de Mendoza SA”, “Transportes Santa Fe”, “Azul SA de Transporte Automotor”, “Transportes Colegiales SACI”, “Línea de Microómnibus 47 SA”.

También de “Microómnibus Ciudad de Bs As SATCI”, “Empresa Antártida Argentina SAT”, “Transportes Automotores Riachuelo SA”, líneas 102, 104, “Transportes Nueve de Julio SAC”, “General Pueyrredón SATCI”, “Expreso Lomas SA”, “Microómnibus Barracas de Belgrano SA”.

Además, los directivos de “Mayo SATA”, “Nudo SA”, “Micro ómnibus Sur SAC”, “Consultores Asociados Econtrans” y “Transporte Interprovincial Rosarina SA”.

Los Cirigliano están citados para el 22 de agosto a las 10 y las indagatorias terminarán el 25 de septiembre.

Bonadío ordenó formar una “nueva causa” para continuar con las imputaciones dirigidas a los directores de las empresas a fin de “no entorpecer el avance de la imputación efectuada contra los funcionarios -quienes ya prestaron sus declaraciones indagatorias- por razones de economía procesal”.

De esta forma, la nueva ronda de indagatorias no demorará la resolución de las situaciones procesales de De Vido y los demás ex funcionarios que ya fueron indagados. Esta denuncia la realicé en el 2012 y la estaba investigando Ercolini, pero se la pasó a Bonadío, que comenzó a actuar y ya declararon los funcionarios. Ahora les toca a los empresarios. Se pagaba el subsidio por micros que no circulaban y mayor plata para combustibles y otros actos de corrupción. Exactamente el mismo procedimiento para el trigo.

A continuación, la denuncia:

Buenos Aires, Argentina | 10.02.2012

SEÑOR JUEZ:

JORGE LUIS VITALE, abogado, Tº 8 Fº 734 CPACF, con DNI Nº 7.660.449, por derecho propio, con domicilio real y legal en la calle de esta Ciudad Autónoma de Buenos Aires, muy respetuosamente me presento y digo:

1.- Que vengo a formular denuncia contra la Señora PRESIDENTE DE LA NACION CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER, Y jefe de gabinete ANIBAL FERNANDEZ y el Ministro JULIO DE VIDO y todos aquellos que resultan responsables por el delito de VIOLACION A LOS DEBERES DEL FUNCIONARIO PUBLICO conforme a lo dispuesto en el Art. 248 ss y cc del Código Penal consistente en la distribución de los SUBSIDIOS NACIONALES DADOS CON TOTAL DISCRECIONALIDAD SIN CONTROLES Y SIN RENDIR CUENTAS, en razón a las consideraciones de hecho y de derecho que paso a exponer:

2.- HECHOS

Los subsidios nacionales desde el 2003 hasta la fecha, crecieron el 420%. Son fondos destinados a sectores que poco tienen que ver con la pobreza. Los sectores transporte y energético absorbieron en conjunto y casi en igual proporción cerca del 85% de este tipo de fondos destinados como estímulos del fisco a diversas actividades.

Los números del presupuesto nacional muestran que el gobierno continúa profundizando su política basada en el manejo discrecional de los fondos públicos.

Los subsidios son claves dentro de este esquema.

Si bien desde la administración Kirchner se había adelantado que para el 2010 y el 2011 este tipo de transferencias del Estado nacional al sector privado y empresas públicas iba a disminuir progresivamente buscando de esta manera inyectar mayores recursos para los sectores que continúan siendo marginados por el modelo, la realidad plasmada en el presupuesto ejecutado evidencia todo lo contrario.

Proyectando estos montos al cierre del 2010, los fondos transferidos en forma discrecional por esta vía se incrementarán en unos 2.500 millones de pesos en relación con el año pasado, para alcanzar unos 26.000 millones de pesos al 31 de diciembre 2010 Y PRESUPUESTADO PARA EL 2011 31.000 MILLONES QUE VA A TERMINAR EL ANO CON 38.000 Lo más llamativo es que esta inmensa cantidad de dinero poco tiene que ver

con las políticas sociales que se intenta aplicar desde el gobierno o los argumentos que se quieren dar para sostener esta masa de fondos dentro de la órbita del Ejecutivo.

Cabe destacar que la intervención directa del Estado a través de las transferencias monetarias y de la imposición del nivel de recaudación tiene una incidencia significativa en la pobreza y la distribución del ingreso.

La discusión en el actual escenario se circunscribe a la eficiencia que debe tener el gasto público en la Argentina -y el rol que cumplen los subsidios en este esquema- y a la capacidad de recaudación que se busca desde el Ejecutivo, si el objetivo de igualdad pasa a ser prioridad en las estrategias de desarrollo de la actual administración.

Un reciente trabajo realizado por Ricardo Martner, jefe del Área de Políticas Presupuestarias y Gestión Pública de Cepal, destaca en este sentido que el coeficiente estimado de Gini del ingreso en los mercados latinoamericanos antes de impuestos y transferencias es de 0,45, pasando a 0,31 luego de la acción “redistributiva” directa del Estado.

Pero esto no tiene nada que ver con el uso discrecional de los fondos públicos que hace hoy el gobierno a través de los subsidios.

Partiendo de la concepción errada que dio origen a los subsidios con la llegada del modelo Productivista al país, según la cual aquellos nacen como medios para redistribuir riqueza transfiriendo fondos de los que más tienen a los que menos poseen, a esta altura de los acontecimientos se puede afirmar -ya llevan aplicándose más de siete años en la Argentina- que la gran mayoría de los subsidios no cumplió su cometido.

Cuando se analiza la evolución presupuestaria, donde se define hacia dónde van esos fondos, se observa que en general los subsidios terminan beneficiando a ciertos grupos de interés ligados al poder político de turno y a quienes mayores ingresos tienen.

Los ejemplos que reflejan en forma clara esta situación se dan en los subsidios que reciben la energía, el transporte y empresas públicas como Aerolíneas Argentinas, que absolutamente nada tienen que ver con la pobreza.

En la teoría económica y en la literatura relacionada con los diferentes mecanismos de subsidio se propone que, para ser aplicada, esta herramienta debe mantener ciertas características básicas para contar con algo de eficiencia y efectividad, de manera que los ciudadanos que necesitan ayuda sean los más beneficiados.

La primera característica es que los subsidios deben otorgarse solamente mientras persista la condición que dio origen a la transferencia, es decir, constituyen un paliativo de corto o mediano plazo que sirve mientras el Estado corrige la situación de ciertos ciudadanos que están excluidos del sistema.

La segunda se da en el principio de focalización, es decir que los subsidios deben ser canalizados directamente a las personas necesitadas e identificadas como potenciales receptoras.

Así se evita que otras personas, no necesariamente las más pobres, aprovechen el beneficio de la transferencia.

Masificar un subsidio y sostenerlo en el mediano y largo plazo es sinónimo de ineficiencia y corrupción.

Los casos emblemáticos El gasto en subsidios de la administración nacional tuvo un fuerte crecimiento entre el 2006 y el 2008 y en el último año llegó a representar el 18% del total de gastos primarios devengados.

Datos dados a conocer en el informe de ejecución presupuestaria de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) dan cuenta de que en la primera parte del año el transporte y el sector energético absorbieron, en conjunto y casi en igual proporción, cerca del 85% de los fondos destinados como subsidios.

Le siguieron en importancia los subsidios otorgados a empresas públicas no incluidas en transporte ni energía, a la industria agroalimentaria y, con una incidencia mucho menor, a los sectores rural y forestal e industrial.

Entre los subsidios al transporte se destacan los destinados a gastos de explotación y de inversión a favor de los concesionarios de trenes y subtes del área metropolitana, los asignados al Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte para compensar los incrementos de los costos de las empresas de servicios de transporte público automotor de pasajeros de carácter urbano y suburbano y los asignados a las empresas Aerolíneas Argentinas SA y Ferrocarril General Belgrano, entre otros destinos menores.

A su vez, los fondos dirigidos al sector energético se concentran en la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, que financia el abastecimiento de las centrales térmicas.

Le siguen en importancia los fondos para el financiamiento de la empresa Energía Argentina SA y, con una incidencia mucho menor, Nucleoeléctrica SA, Yacimientos Carboníferos Río Turbio SA y el Ente Binacional Yacyretá, entre otros destinos.

Si se analiza el grueso de estos subsidios en lo que a montos se refiere, queda claro que están más orientados a sostener un modelo económico -que a la larga necesita cada vez más de estos estímulos- que a favorecer a una estructura social que se encuentra totalmente marginada de los beneficios del modelo.

3.- DE TODO LO EXPUESTO SURGEN NITIDAMENTE que han sido utilizados por la desinversión que existe en el país y los subsidios sostienen a grandes empresas a modo de ejemplo en el ano 2010 se ha abonado por el

trasporte de colectivos (5.738 millones) subtes y trenes (3.604 millones) AEROLINEAS ARGENTINAS (2.701 millones) además las cifras de 10.043 millones para vialidad Nacional utilizados con mayor discrecionalidad que los otros subsidios.

Esta modalidad de discrecionalidad falta de control nos ha llevado a UN SISTEMA DE SUBSIDIOS INGOBERNABLES QUE NOS COSTARA DESARMAR.

4.- CÓMO SE CONFIGURA EL DELITO

a.- El gobierno distribuye a su voluntad y discrecionalmente todos los subsidios.

b.- Dichos subsidios no tienen el control suficiente ni la información adecuada para determinar quienes llegan y porque montos son recibidos los beneficiarios.

c.- NO EXISTEN CONTROLES ADECUADOS PARA VERIFICAR QUE LOS MONTOS ASIGNADOS LLEGUEN CONFORME SE ASIGNAN.

d.- Todos los organismos de contralor llámese SINDICATURA GENERAL DE LA NACION, AUDITORIA GENERAL Y ORGANISMOS ENCARGADOS DEL CONTROL DE LOS CONSUMIDORES HAN DETERMINADO QUE EN ESTOS ULTIMOS 7 ANOS LOS SUBSIDIOS SON IRREGULARMENTE ADJUDICADOS Y CARECEN DEL CONTROL Y LA VERIFICACION RESPECTIVA A CARGO DEL EJECUTIVO.

e.- TODOS LOS MEDIOS PERIODISTICOS HAN HECHO SABER QUE EL 70% CARECEN DE INFORMACION ADECUADA EL CONTROL Y LA RENDICION DE CUENTAS NUNCA HA SIDO REALIZADAS

f.- Sin prejuicio de lo expuesto estas acciones realizadas por el ejecutivo con relación a los subsidios podrían configurar otros tipos penales como administración fraudulenta y malversación de los caudales públicos

g.- Es de conocimiento publico que los subsidios son una caja que genera acciones delictuales ya que las cifras que se adjudican a determinados sectores solo llega una parte ya que el resto quedaría en las arcas de algún funcionario inescrupuloso.- A modo de ejemplo, se abona un subsidio por la harina para que el pan tenga un valor de 2,50 el kg y sin embargo, pese a que se paga dicho subsidio, en los mostradores se vende a 8 pesos, en cuanto al transporte de colectivo se abonan cifras por boleto, por combustible y por unidad pero no se controla las mismas y se supone que detrás de toda esta desprolijidad lo que realmente existe es corrupción.

OFREZCO PRUEBA

INFORMATIVA

Se libre oficio al poder ejecutivo Nacional para que el mismo informe sobre la distribución de todos los subsidios pagados desde el 2003 hasta la fecha, subsidio por subsidio los depósitos realizados y las constancias y controles que acreditan las salidas de dichas partidas.

Se libre oficio a cada una de las empresas que reciben los subsidios para que informen que monto recibieron y con qué fechas (desde el 2003 hasta la fecha.

IV-DERECHO

Fundo el derecho que asiste a esta denuncia, lo previsto en los Artículos 248 ss y cc del Código Penal.

Dr. Jorge Luis Vitale

Abogado

Tel: 54-11-4962-1858 – C.A.B.A.- Argentina

Share

2 comments for “Ni un solo sindicalista, ni empresario, ni chofer, denunció la corrupción de los subsidios al transporte

  1. Pehúen Curá
    09/07/2017 at 8:29 PM

    Que van a denunciar si son todos del mismo Palo. Los sindicalistas, son accionistas cuando no dueños de varias empresas, los empresarios reciben platita que no recaudan trabajando en forma normal o sea. legalmente; los choferes si abren la boca, ya se sabe como terminan. Es mucha la guita en juego para patear los tarros.

    • Ironics
      11/07/2017 at 1:29 PM

      Dr. Jorge Luis Vitale

      Ojala tenga suerte con su denuncia, ya que es cuestion circunstancial que una denuncia judicial llegue a buen fin. Por lo general quedan durmiendo el sueño de los justos en algun cajon del burocrata de turno.

      Habra leido Ud. las declaraciones del Sr. De Vido, diciendo que el gobierno lo deje de molestar, porque sino el iba a mostrar los numeros y haria un carpetazo.

      Ud. cree que alguien del gobierno (incluido la Sra.Carrio) lo va a desafiar a que lo haga ?

      Descontando que ya la enunciacion de la frase atribuida a este personaje lo pinta como corrupto, porque el como funcionario tiene la obligacion de denunciar cualquier irregularidad.

      Habra algun fiscal que lo intime o todo el peso de la ley es para los peregiles de siempre, como siempre fue, valga la redundancia.

      Atte. El Gran Ironics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *