El conurbano, más allá de la elección

El conurbano es la madre de todas las batallas.Lo que llamamos conurbano bonaerense está constituido por 24 partidos que flanquean a la Capital Federal en tres cinturones y agrupaban, según el censo de 2010, 9.916.715 personas, un 65 por ciento del total de la población provincial (casi 16 millones, según aquel censo).

Si la provincia crece rápido demográficamente (13 por ciento desde el censo de 2001), el conurbano supera largamente el promedio. En el mismo período, La Matanza incrementó su población un 41,5%.

El censo de 2010 registró un total de 4.425.193 viviendas habitadas en el territorio bonaerense. Del total, un 15,4% es discretamente calificado por los técnicas como “vulnerable”. La suburbanización habitacional empezó ligada a la ocupación y acompañando al desarrollo de fábricas y puestos de trabajo. Se hablaba entonces de “cinturón industrial”.

Entre 1943 y 1955, el modelo de crecimiento adquirió impulso a través de la política de Perón. De entonces a la actualidad -por lo menos desde los años 70, cuando los sociólogos académicos comienzan a estudiar “la marginalidad”- la suburbanización cambia de signo: de hija de la ocupación industrial a ámbito del desempleo crónico, de los jóvenes “ni-ni” (ni trabajan ni estudian).

La retirada y la impotencia del Estado vuelven ficticio allí el mundo de la legalidad formal. La vida, las actividades, los intercambios en esas zonas responden a sistemas de hecho, a autoridades fácticas. Buena parte de ese entretejido social se desarrolla fuera de la ley, es decir, del sistema legal vigente.

La mirada de los observadores periodísticos o académicos sólo esporádicamente llega más allá de la superficie de esa trama. A menudo ellos y su público subrayan sobre todo los rasgos “anormales” del tejido, rasgos escandalosos vistos desde la lógica “normal” de los sectores sociales integrados, que pasan por alto la flagrante anormalidad de una enorme porción de la población nacional sustraída de las condiciones mínimas de una vida digna, víctima de la inacción e impotencia del Estado.

En un libro de lectura indispensable (“El misterio del capital”), el peruano Hernando De Soto analiza los aspectos creadores y constructivos de los fenómenos de ilegalidad en los asentamientos populares.

De Soto refiere a Estados Unidos, ejemplo virtuoso en la expansión del capital, y recuerda, por caso, que allí “crear derechos de propiedad por medios extralegales no ha sido nada insólito. La extralegalidad ha sido masiva”.

El conurbano bonaerense es un territorio en el que la extralegalidad convive con la ley y a menudo la reemplaza con una normativa paralela, de facto. Allí viven 419.401 familias, unos dos millones de personas, en 1.134 villas y asentamientos extralegales. La precariedad habitacional y laboral es paralela a la precariedad legal.

En ese mundo abigarrado, en muchos casos hacinado, al mismo tiempo vital y mortal -“escandaloso”-, es notable la fortaleza en intención de voto que registra Cristina Kirchner. El fenómeno parece indicar que esos sectores encuentran hoy en ella un instrumento que los proyecte al escenario de la política nacional.

Incluso desplazada del poder, con el cerco judicial determinado por su gestión y el cotidiano recordatorio de los medios masivos sobre esos hechos, ella conserva su fuerza electoral principalmente en ese conurbano. Lo que interesa es preguntarse por qué el conurbano mantiene masivamente su respaldo.

Esta Cristina Kirchner es, por cierto, continuidad de la que ejerció la presidencia hasta hace un año y medio, hereda los activos y los pasivos de la larga década kirchnerista. Pero es preciso atender a lo nuevo: esta vez ella está construyendo desde abajo, no desde el partido del Estado sino desde la intención de asumir una representación que otros menosprecian o subordinan.

El dato es muy significativo, ya que el conurbano no solo es relevante en el plano electoral con vistas a octubre; más que eso, ese conurbano, ese escándalo de extralegalidad, es el nudo estratégico de las perspectivas de crecimiento y promoción social de la Argentina.

Como señaló Hernando De Soto: “Mucho más que una marea demográfica de pobreza, las oleadas de extralegalidad bien podrían ser el más importante factor que está obligando a acoger la revolución industrial y comercial que ya está encima”.

Si no quieren, en nombre de la legalidad y la modernidad, hacerle el campo orégano a la señora de Kirchner los actores del nuevo sistema político en gestación deberían aproximarse con vigor y lucidez a esa problemática, es decir, a esa población marginalizada, para asumir la misión de la integración nacional.

La integración nacional y social y la integración al mundo son dos caras de una misma moneda.

Jorge Raventos

Share

10 comments for “El conurbano, más allá de la elección

  1. EL BAMBINO VISIONARIO
    09/07/2017 at 4:56 PM

    NO SOMOS MUCHOS LOS QUE HEMOS CAMINADO EL GBA DE PUNTA A PUNTA NORTE SUR Y OESTE MAS TODAS LAS PROVINCIAS ARGENTINAS TRABAJANDO .
    BUENA NOTA MUY BUEN PUNTO DE VISTA

  2. Soy Sionista, Pro-Britanica y Nuevo Orden Mundial ex-Carla Fridman
    09/07/2017 at 5:14 PM

    XXIII Foro de Sao Paulo: oportuna ocasión para la izquierda de Nuestra América

    En América Latina y el Caribe corren hoy tiempos difíciles para la izquierda, pero ante esa realidad los partidos, organizaciones y movimientos sociales progresistas de la región tienen una nueva oportunidad de estrechar la unidad y adoptar su estrategia de lucha futura en el XXIII Encuentro del Foro de Sao Paulo, que tendrá como sede la capital nicaragüense del 15 al 19 próximos.

    Managua se convertirá por esos días en la ciudad de las fuerzas revolucionarias de la Patria Grande y del mundo, las cuales enfrentan actualmente una arremetida brutal de la derecha, que amparada y financiada por Estados Unidos, persiste en restaurar el fracasado neoliberalismo en la América Nuestra, y favorecer los intereses hegemónicos de Washington.

    Hace pocas horas, el expresidente de Ecuador Rafael Correa afirmó, con su acostumbrada precisión, que la izquierda debe juntarse de una vez por todas para repeler a una oligarquía que boicotea la integración real de todos los pueblos que se extienden desde el sur del Río Bravo hasta la Patagonia.

    Correa subrayó que la derecha y gobiernos conservadores de la región se articulan descaradamente con el propósito de impedir la verdadera unidad e independencia de la Patria Grande, y promover una integración entre comillas, por supuesto, de mercado, de libre comercio, y de sálvese quien pueda, apuntó.

    El XXIII Encuentro de Sao Paulo en Nicaragua puede pasar a la historia como la cita que marque el sendero a seguir para poner freno a quienes por todos los medios, incluido el uso de la fuerza y las intervenciones extranjeras, persisten en destronar a los gobiernos populares y enterrar a los movimientos progresistas latinoamericanos y caribeños.

    Materializar una real unidad, dejando a un lado diferencias que alientan los adversarios con claras intenciones divisionistas, es un objetivo clave de la cita de Managua, en la cual debe adoptarse el “Consenso de Nuestra América”.

    Ese texto será el primer documento programático del Foro de Sao Paulo, ya aprobado por su Grupo de Trabajo, dirigido a conducir en lo adelante la lucha de la izquierda y las organizaciones sociales en este hemisferio.

    Es cierto que el progresismo en la región vive una coyuntura adversa, pero recordemos lo que siempre recalcó el líder histórico cubano, Fidel Castro: el revolucionario es de los tiempos difíciles.

    Con el optimismo que lo caracterizó, hasta en las peores situaciones adversas para su país y la Revolución insigne que encabezó y comandará eternamente con su legado, Fidel resaltaba que los reveses había que convertirlos en victorias.

    Nicaragua, donde se celebrará el nuevo cónclave del Foro de Sao Paulo, es un claro ejemplo que los reveses pueden transformarse en triunfos. El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), liderado por el Presidente de esa nación centroamericana, Daniel Ortega, lo ha demostrado una y otra vez.

    LUCHA DE CLASES YA

    • EL BAMBINO VISIONARIO
      10/07/2017 at 11:32 AM

      NO CREO EN LA EMBESTIDA YANQUI , CREO EN LA EMBESTIDA DE LAS CLASES OLIGARQICAS DE CADA VIRREYNATO MANTENIENDO SUS PRIVILEGIOS
      EL FORO DE SAO PABLO TIENE UNA NUEVA OPORTUNIDAD , PERO ESTA VEZ EN LUGAR DE ROMPERLE LAS PELOTAS A LA CLASE MEDIA DEBERA CORTARLE LA CABEZA A LOS UNICOS PRIVILEGIADOS LA CLASE ALTA QUE VIVE DEL ESTADO SEA SOCIO O NO … NO A LA CLASE ALTA QUE PRODUCE , SI EL FORO SIGUE FUMANDO GRAMNCI SE VOLVERA A EQUIVOCAR

  3. ERUERU
    09/07/2017 at 6:22 PM

    LA REALIDAD DEL CONURBANO BONAERENSE NO TIENE MUCHO QUE VER CON LA DESCRIPCION DE HERNANDO DE SOTO QUE SE BASABA EN LA REALIDAD PERUANA. EL MAGNETISMO QUE TIENE CRISTINA EN ESOS LUGARES ESTA MAS EMPARENTADO CON EL QUE TENIA PABLO ESCOBAR Y OTROS MEMORABLES NARCOTRAFICANTES QUIENES GANABAN VOLUNTADES Y SIMPATIAS ENTRE LOS MAS NECESITADOS HACIENDOLES REGALOS CON EL PRODUCTO DE SU ACTIVIDAD ILICITA. ASI EMPEZO COLOMBIA Y TAMBIEN VENEZUELA Y SE NECESITA UNA CLASE DIRIGENTE MUY COHERENTE PARA COMBATIR ESTOS MALES QUE DESGRACIADAMENTE NO LA VEO EN EL PAIS

    • Nemesis (para los que se acuerdan , nunca me fui)
      09/07/2017 at 8:07 PM

      La nota es excelente.
      Y vos, flaco, no entendiste nada, ni la nota, ni el conurbano, ni nada de nada.
      Muy largo para explicartelo y probablemente inutil .

  4. Que importa
    10/07/2017 at 1:39 AM

    Poco puede hacerse por el Cono Urbano paupérrimo mas que urbanizar , dotarlo de servicios y educar.
    Solo así se saldrá de un circulo vicioso perverso.
    Aunque a muchos no les guste. ¡Hay que poner dinero! …Y un plan a mediano o largo plazo.
    Es difícíl hablar de Democracia , cuando a las puertas de CABA tenemos una suerte de Haití, que vota y decide.
    Muchas necesidades insatisfechas. Que en èpocas electorales , se arreglan con promesas y un par de chapas y frazadas.
    No puede culpárselos , si eligen a quién le ofrece – además- un plan para subsistir.
    Y la droga…ese cada vez mas presente flagelo.
    Algún gobierno tendrá que empezar. Ojalá sea este.O el que viene.
    Pero no se puede esperar mucho.

  5. Que importa el nombre
    10/07/2017 at 1:40 AM

    Poco puede hacerse por el Cono Urbano paupérrimo mas que urbanizar , dotarlo de servicios y educar.
    Solo así se saldrá de un circulo vicioso perverso.
    Aunque a muchos no les guste. ¡Hay que poner dinero! …Y un plan a mediano o largo plazo.
    Es difícíl hablar de Democracia , cuando a las puertas de CABA tenemos una suerte de Haití, que vota y decide.
    Muchas necesidades insatisfechas. Que en èpocas electorales , se arreglan con promesas y un par de chapas y frazadas.
    No puede culpárselos , si eligen a quién le ofrece – además- un plan para subsistir.
    Y la droga…ese cada vez mas presente flagelo.
    Algún gobierno tendrá que empezar. Ojalá sea este.O el que viene.
    Pero no se puede esperar mucho.

  6. Ruperto
    10/07/2017 at 1:41 AM

    Poco puede hacerse por el Cono Urbano paupérrimo mas que urbanizar , dotarlo de servicios y educar.
    Solo así se saldrá de un circulo vicioso perverso.
    Aunque a muchos no les guste. ¡Hay que poner dinero! …Y un plan a mediano o largo plazo.
    Es difícíl hablar de Democracia , cuando a las puertas de CABA tenemos una suerte de Haití, que vota y decide.
    Muchas necesidades insatisfechas. Que en èpocas electorales , se arreglan con promesas y un par de chapas y frazadas.
    No puede culpárselos , si eligen a quién le ofrece – además- un plan para subsistir.
    Y la droga…ese cada vez mas presente flagelo.
    Algún gobierno tendrá que empezar. Ojalá sea este.O el que viene.
    Pero no se puede esperar mucho.

  7. Jorge de San Miguel
    11/07/2017 at 10:53 AM

    Bajando del tren, o mismo subiendo al tren, se ve y se huele, mucha juventud usando drogas, alcohol, estupefacientes.
    Un tema que un rejunte de tilingos no sabe, no supo, ni sabrá, ni cómo vino ni porqué vino, ni cómo se resuelve.
    “–Porque para hablar, hay que hablar con fundamentos”.
    –¡Já, así cualquiera!

  8. Martin trueno
    13/07/2017 at 8:10 AM

    Es muy interesante el artículo porque plantea un tema clave. El punto sensible que toca el verdadero campo de acción de una opción política.
    Ud. Cree realmente que este gobierno se va a encargar del problema?
    Realmente? Los intelectuales bienintensionados que apoyan a este nueva administración nacional tienen Fe en que estos cambios van en direccción de resolver La problemática planteada en el artículo?
    No quieren hacerlo.Han hecho cómo mucho algún metrobús que ordene alguna avenida del conurbano. No quieren que cambie La desigualdad. Por más que les parezca cliché todo lo que está gente demuestra es interés en mantener las hegemonías de poder que subsisten hace décadas. No es que el gobierno anterior haya hecho mucho para cambiarlo tampoco . Pero ha hecho más.
    El problema social que sufre esta zona estará por mucho tiempo más. Para que para horror de ustedes vuelva el peronismo o el “populismo” a ocuparse de tener políticas para los sectores más vulnerables. Los intelectuales deberían sincerarse un poco más. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *