¿Lionel Messi: mesiánico o extra terrestre?

Messi-mesianico

Hoy Lionel Messi, con sus primeros 28 años en el Planeta Tierra, confunde al mundo porque cada día está más cerca de mostrarse como un extra terrestre que vino a parar a la Argentina por aquello de que Dios también tiene sus caprichos por derecho propio.

Es que no encuentro una explicación racional que me ilumine sobre la paradoja que se compone de un milagro hecho por un ser parecido a los humanos.

¿Qué duda cabe que lo que hizo como futbolista desde el día que tocó una redonda por primera vez en Rosario, creando un halo misterioso que ni siquiera lo pueden descifrar los expertos, los especialistas ni los comentaristas más encumbrados?

El caso es que, remitiéndome a lo que veo en su accionar, no encontré parangón con algún con algún otro que logre intertransmitirse, pelota de por medio, con quien ha de ponerle punto final a una jugada preconcebida con la velocidad superior a la de un rayo en sus neuronas y su pie izquierdo, cuyo punto final es la de enredar la redonda entre los piolines de la red de la valla contraria.

Además, habida cuenta que Lío todavía no tiene 30 años, atesora un bagaje de muchas jugadas creativas escondidas en su mochila que nos da la sensación que es mucho lo que seguirá ofreciéndonos y mucho el pasto del que se valdrán los medios de comunicación que a estas horas llenaron de toneladas de papel impreso como también en cuanto medio audio visual que se surta de sus improvisaciones mágicas, milagrosas o que se yo de que otra fuente se inventará una jugada.

Todo los comentarios que modestamente yo pudiera agregar en esta nota, están seguramente superados por medios que desde que conquistó aun a aquellos que están alejados del deporte especialmente del fútbol, que constituye una virtud inédita, aunque todavía tiene mucha pista por delante.

Manuel Lichtenstein

mlichtenstein@fibertel.com.ar

Share

9 comments for “¿Lionel Messi: mesiánico o extra terrestre?

  1. miguel
    21/06/2016 at 4:21 PM

    No sé cómo se puede endiosar a un pecho frío, EVASOR empedernido y gran sorete.- Sin dudas, un perdedor con la celeste y blanca, que impuso la moda de callar ante el himno mas hermoso del mundo .- Y no me animo a darle el mote de “dóping” escondido, porque no puedo probarlo.- Pero no tengo dudas.- A mi no, Messi, a mi no.-

    • ANTONIO RECO
      22/06/2016 at 3:45 PM

      PARA LA BASURA CON DOS PATAS HAY QUE SER ANTI PATRIA E HDP. PARA DIRIGIRSE A UN COMPATRIOTA CON SEGURIDAD QUE SERAS UNO DE LOS ISIS QUE ANDAN SUELTOS EFERMO MAL NACIDO

      • miguel
        23/06/2016 at 9:41 PM

        que nabo…..no vales un tiro.-

  2. raúl
    21/06/2016 at 5:31 PM

    El autor debería hacer un curso acelerado de sintaxis.

    • Manuel Lichtenstein
      21/06/2016 at 6:28 PM

      Para expresar un sentimiento que me brota de lo mas adentro, no creo que deba perfeccionar mis sintaxis habida cuenta que comencé a escribir mis comentarios a los 85 años y estoy por cumplir 92. Tengo para mi que solamente habiendo cursado la primaria, completé mi enseñanza en el antiguo 6° grado turno tarde B en mi querida escuela de la calle Alvarez Jonte 1961 en La Paternal. Si lo que escribí en esta nota te parece que está técnicamente mal, estoy de acuerdo contigo, pero sentimentalmente creo que está fenomenal. Un saludo cordial, Manolo.

      • miguel
        21/06/2016 at 7:38 PM

        Mis respetos y perdon por arruinarle el post con mis sentimientos

  3. Sergio
    21/06/2016 at 11:09 PM

    Manuel; ni siquiera pierda tiempo en contestarles…

    Coincido plenamente con usted!

    Acaba de terminar el primer tiempo contra EEUU y su gol de tiro libre no se puede describir y como si fuera poco, se la clavó en el palo del arquero !!

    Sin dudas, un extraterrestre.

  4. ionatan
    22/06/2016 at 1:14 AM

    Sr. Miguel;
    Sere curioso,?que hizo Ud, por la celeste y blanca.

    • miguel
      23/06/2016 at 9:42 PM

      vos queres saber qué hice por la bandera? la defendí.- A buen entendedor, pocas palabras caballero.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *