El atraso cambiario ya roza el 20%

500-pesos

En ediciones anteriores advertíamos sobre el retraso cambiario generado por el estancamiento en la cotización del dólar en el mercado de cambios y el incremento en el precio de los bienes no transables.

Como señalamos en dicha ocasión, el objetivo de la devaluación fue promover un cambio de precios relativos a favor de los bienes transables (aquellos que son objeto del comercio exterior). De este modo, se procuraba incentivar las exportaciones y encarecer las importaciones.

cuadro1

Por otra parte, no se avizoran perspectivas de corrección por parte del mercado. Por el contrario, el masivo ingreso de dólares financieros mantendrá deprimida la cotización de la divisa americana. Si bien son de esperar menores niveles de inflación en los próximos meses, no parece plausible confiar en una recuperación de la paridad real. Antes bien, parece más razonable prever un mayor deterioro, aunque a una velocidad menor que la registrada hasta ahora.

Ello implica que habrá sectores de las exportaciones no tradicionales que enfrentarán dificultades crecientes para exportar y sectores que compiten con las importaciones que hallarán una creciente competencia del producto importado.

cuadro2

Mercado de trabajo: un 60% tiene problemas de empleo

A partir de que el INDEC reinició la publicación de estadísticas veraces, los argentinos fuimos invadidos por una avalancha de malas noticias. Los datos, que permanecieron ocultos durante una década, ven ahora la luz a borbotones y muestran la realidad tal cual es.

La pobreza alcanza a un tercio de la población del país, es decir a más de 13 millones de habitantes. Por otro lado, el relevamiento realizado por la Encuesta Permanente de Hogares detecta que un 37,7% de la población económicamente activa no completó la escuela secundaria. Esto totaliza unos 7 millones de habitantes.

Pero hay otros datos que describen un panorama nada auspicioso en el mercado de trabajo.

La desocupación en el segundo trimestre del año ascendió a un 9,3%, con un pico del 11,2% en los partidos del Gran Buenos Aires, la zona más densamente poblada del país. Para los jóvenes menores de 29 años de edad, el desempleo a escala nacional trepa al 18,9%: 22,3% en el caso de las mujeres y 16,6% para los varones. En este segmento se concentran los llamados “ni ni” -ni estudian ni trabajan-, muchos de los cuales carecen de una cultura del trabajo, ya que no vieron trabajar ni a sus padres o madres ni a sus abuelos. En el Gran Buenos Aires, la desocupación entre las mujeres menores de 29 años de edad alcanza un pico de 25%.

A la desocupación se agrega un 11,2% de subocupados -trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias- y un 26,6% de sobreocupados, que trabajan más de 45 horas semanales.

A su vez, los ocupados y subocupados que demandan empleo alcanzan a un total del 23,4% de la PEA.

Si sumamos los desempleados, los subocupados y ocupados que buscan trabajo más los sobreocupados[1], se concluye que un 59,3% de la población económicamente activa presenta problemas de empleo y que sólo un 37,2% tendría un empleo “normal”. Es decir, sobre un total de 20 millones de integrantes de la PEA, sólo 7,4 millones estarían en esta última condición.

cuadro3

Por otro lado, del total de 14 millones de asalariados, un 33,4% no está registrado, es decir que carece de descuento jubilatorio y obra social. Esto totaliza unos 4,7 millones de trabajadores que, además, ganan entre un 30 y un 50% menos que lo que obtendrían por igual empleo en blanco.

Esa informalidad cae al 7,8% en Tierra del Fuego, pero trepa al 44,8% en Salta y al 42,3% en Tucumán.

Esta radiografía plantea un enorme desafío. Es preciso crear empleo, pero sobre todo empleo de calidad, que permita no sólo reducir la desocupación y la subocupación, sino también disminuir drásticamente el empleo informal y precario. Para ello, se requiere un verdadero shock de inversiones productivas que dinamice el crecimiento económico y la demanda de trabajo.

Evolución de la deuda pública

De acuerdo con la información suministrada por la Secretaría de Finanzas, la deuda del sector público nacional ascendía al cierre del 2º trimestre a 258.892 millones de dólares. Esto implica un incremento del 68% respecto del nivel de fines de 2005 y del 7,6% con relación a fines de 2015 (ver Gráfico).

Durante la década del supuesto “desendeudamiento”, las obligaciones del sector público crecieron casi un 70% y en los primeros 6 meses de este año se registró un nuevo incremento, esta vez de casi 8%.

El total de la deuda pública representa un 55% del PIB, es decir menos de la mitad del 120% que totalizaba antes de la reestructuración de 2005, pero mucho más que el 39% alcanzado en 2011. Por otra parte, la mitad tiene por acreedores a agencias del propio sector público, cuando en 2005 este componente alcanzaba apenas el 6% del total. Es decir, el proceso de “desendeudamiento” consistió básicamente en reemplazar a los acreedores privados por agencias del sector público como ANSES, PAMI, Banco Central, etc. Esto significa asegurar una renovación virtualmente automática a cada vencimiento y trasladar el riesgo de incumplimiento a dichos organismos del Estado.

cuadro4

En cambio, la deuda con el sector privado alcanza apenas al 19% del PIB, cuando trepaba al 91% en 2004.

Este cuadro de situación implica que la deuda pública argentina se encuentra en una cuarta etapa de su evolución. Hasta los años 70, los principales acreedores eran los organismos financieros internacionales; a partir de entonces pasaron a ser los grandes bancos del exterior; en los 90 fueron los inversores en bonos, y a partir de 2008 cobraron relevancia los organismos del propio Estado argentino. Hoy, son los mayores tenedores de títulos del gobierno nacional y, por lo tanto, los más expuestos al “riesgo argentino”.

El perfil de vencimientos de la deuda con el sector privado muestra un pico en 2017, con más de 15.000 millones de dólares, entre capital e intereses, lo cual seguramente será refinanciado, teniendo en cuenta la actual buena disposición del mercado internacional de capitales hacia la Argentina y el hecho señalado de que los principales acreedores actuales forman parte del sector público nacional.

Índices de inflación

Publicamos a continuación las variaciones mensuales y anuales disponibles de índices de precios al consumidor del INDEC y de las provincias de Córdoba, Mendoza, y San Luis así como de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La provincia de Neuquén interrumpió la publicación de dicho dato a partir de julio pasado.

cuadro5

Calcula tu inflación

Con esta denominación, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires pone al alcance de los consumidores de este distrito un programa que les da la posibilidad de calcular cómo la inflación los afecta personalmente.

En el sitio https://www.estadisticaciudad.gob.ar/tuinflacion/ se puede cargar la estructura de consumo del grupo familiar y calcular la inflación registrada.

Es habitual que los ciudadanos tengan la sensación de que el incremento de precios que registra el índice oficial no coincide con el que le indica su bolsillo. Muchas veces, ello tiene que ver con la particular estructura de su gasto, que puede diferir significativamente de la canasta promedio tomada en cuenta en el cálculo de los índices oficiales. Por ejemplo, un vegetariano tendrá una percepción de la inflación que dependerá mucho más de la evolución del precio de las frutas y verduras y poco o nada del precio de la carne. En un mes en el cual subieron de precio aquellos productos, el incremento en el costo de su canasta de consumo excederá el que registra la canasta promedio y que se refleja en el índice oficial.

Muchos institutos de estadística en el mundo pusieron en marcha programas similares al implementado por la Ciudad de Buenos Aires. Buscaron de esa manera posibilitar a cada ciudadano encontrar una explicación a la discrepancia entre su percepción de la inflación y la que arroja el índice oficial. Ello también ayuda a planificar mejor el gasto de consumo, detectando las causas de su aumento.

Tras los diez años que duró el apagón estadístico del INDEC, se asiste hoy a un renacimiento de la información que permaneció oculta o fue manipulada durante aquel período.

Mientras tanto, en el mundo se registraron importantes avances en la materia. Uno de ellos fue el suministro de aplicaciones como la que acaba de poner en funcionamiento el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esperemos que su ejemplo sea imitado por el INDEC y otras direcciones de estadísticas locales.

Índice de Equilibrio Fiscal

En septiembre se registró una leve desmejora en el equilibrio fiscal. El índice respectivo tuvo un retroceso de 0,7% respecto de agosto. Recordamos que el índice se calcula como el cociente entre los gastos primarios corrientes y de capital y los ingresos tanto corrientes como de capital. El valor 100 indica una situación equilibrada (ingresos iguales a los gastos). Por encima de dicho valor denota superávit, y por debajo, déficit.

La caída experimentada en septiembre se debió mayormente al incremento en los gastos de la seguridad social y, en menor medida, a los pagos de subsidios a las empresas de energía. Cabe recordar que, en agosto último, se modificó el presupuesto para incrementar en 11.500 millones de pesos el monto anual destinado a subsidiar la luz y el gas. Si bien los ingresos totales del mes registraron un aumento del 2%, los gastos lo hicieron en un 2,6%, siempre con relación a agosto.

Desde el punto de vista interanual, los ingresos primarios crecieron un 27,4%, pero los gastos lo hicieron en un 36,7%.

Índice de Equilibrio Fiscal

cuadro6

Nueva baja en el Índice de Capacidad de Pago

El ICPA registró en septiembre un retroceso con relación al mes anterior, cayendo un 34,7% respecto del nivel alcanzado en agosto.

En septiembre no sólo creció el déficit fiscal primario, sino que también cayó el nivel de reservas del Banco Central y se deterioró el balance comercial. Este último resultado fue producto de una caída en las exportaciones que no fue compensada por la merma registrada en las importaciones.

Recordemos que el ICPA se elabora en base a un promedio ponderado de cuatro indicadores: resultado fiscal primario medido en dólares oficiales, tipo de cambio real, reservas del Banco Central y saldo de la balanza comercial.

Si bien se registró una leve mejora en el tipo de cambio real, ello no fue óbice para que el resultado fuera el que destaca el título de esta nota.

Índice de la Capacidad de Pago de Argentina

(Base junio 2001=100)

cuadro7

cuadro8

Lic. Víctor Beker

RC & Asociados

_______

NOTA:

[1] Se adopta el supuesto de que los sobreocupados no están buscando empleo.

11 comments for “El atraso cambiario ya roza el 20%

  1. Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
    08/11/2016 at 1:36 PM

    De estos temas se tanto como de plantar lechugas en Marte…, pero la profana observación me hace sospechar que la “mosca” que va faltando en el bolsillo de los que la tienen bien ganada, la usa la “autoridá” para mantener, mediante su repartija, esos votos alquilados para las elecciones del año entrante; y no encuentro un porqué que me impida pensar que para el 2019 va a ser lo mismo.
    Y de mientras, ya que estoy acá, aconsejo a quienes tengan que atravesar la CABA, para un lado o para el otro: consíganse un bote…, que remando llegan antes, sin el peligro de los “portapalos piqueteros”.

    Guille

  2. Carlos de Lanús
    08/11/2016 at 3:10 PM

    SI EL DÓLAR ESTÁ ATRASADO EN UN 20%, PUES QUE RETROCEDAN UN 20% LOS PRECIOS EN PESOS

    • ALEXIS DI CAPÒN
      08/11/2016 at 4:06 PM

      MENOS MAL QUE NO FUISTE ECONOMISTA, ANIMAL

      • LACHO
        08/11/2016 at 7:08 PM

        El ANIMAL no está muy equivocado. En agosto del año pasadoi (2015) los insumos me calculaban a un precio de dolar $ 16. Es una debilidad emocional
        que tienen inoculado nuestros conciudadanos patriotas sean industriales o formadores de precios de comestibles. En Estadísticas, todo cambia, segùn su base de poblaciòn de la muestra sobre la que se trabaja. Los agricultores liquidaban sus granos a un dolar $ 5,x . Luego, cuando subieron los doctorados en atorranterías, lo pudieron liquidar a 15. O sea un 200 % más, limpitos sobre la unidad de medida. Hoy quieren enjugar con las grandes ofertas del 2×1 ó 70% en la segunda unidad.
        La perorata teórica sustentada en gráficos para dar un makeup de seriedad, nada tiene que ver con la realidad auditable.
        Siempre queriendo llevar de las narices con la subvaluaciòn del dólar. Nunca un incentivo a producir con fuerza de cascadas y revertir los valores alejados de un verdadero equilibrio de precios relativos.

        • Carlos de Lanús
          08/11/2016 at 9:04 PM

          EXACTAMENTE.
          ESTO QUE UD. DICE ES CORRECTO: Hoy quieren enjugar con las grandes ofertas del 2×1 ó 70% en la segunda unidad.

      • Carlos de Lanús
        08/11/2016 at 9:00 PM

        DEFIINICIÓN DE CAPÓN (ANIMAL) yo soy de chubut, de trelew, y un capon ES UN CORDERO CAPADO QUE LE CORTAN LAS bOLAS CUANDO SON CHICOS ENTONCES SE HACEN MAS GRANDES, actualmente es mas barato comer carne de capon que de vaca.
        ——————————
        NO SOY ECONOMISTA, PERO PUEDO VIVIR MUY BIEN CON $ 10.000 POR MES.

        • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
          08/11/2016 at 9:49 PM

          ¡¡¡Miren, cheeeeee!!!…, me vengo a enterar que al forista ALEXIS lo privaron de los “contrapesos”….

  3. Carlos1950
    08/11/2016 at 8:27 PM

    Es verdad que el dolar esta atrasado, todos nos damos cuenta, pero esta evolucion de graficos no genera una salida al conflicto que produce este valor en las exportaciones y el mercado importador, es mas DESAFORTUNADAMENTE es casi imposible corregirlo sin una devaluacion, no se presentan otras salidas rapidas al conflicto.
    Si se las conoce, no ya con teorias impracticables como seria bajar la inflacion, subir la produccion y fantasias similares en EL CORTO PLAZO, el gobierno esta en un real conflicto de muy dificil solucion.
    El año proximo no creo que se devalue por razones electorales obvias y el mejoramiento del tipo de cambio casi seguro esperara al fin del año 2017.
    Me parece que los manuales de texto y teoricos no funcionan con la correcciones graduales al sistema economico, que presento en estos 12 años de fiesta una distorsion de los precios relativos extraordinaria que todavia no se puede corregir.
    Tal vez una salida hacia el futuro para corregir este problema, seria idear un sistema mas actualizado y aggiornado a estos tiempos y conflictos, como fue en su oportunidad la convertibilidad, que sea mas confiable y no tan rigido como lo vivido.
    Para eso es necesario tener mejor performance en el Congreso en las proximas elecciones y poder tener una mayoria en alguna de las camaras despues de octubre del 2017, porque para blindar cualquier plan importante que se desarrolle en el trancurso del año proximo es imprescindible tener mas votos para las leyes correspondientes.
    Los dolares para sostener esto, van a sobrar en la economiay en el banco Central, despues del banqueo y la inexorable llegada de prestamos subsidiados e inversiones esperadas.

    • LACHO
      08/11/2016 at 11:51 PM

      Lamentablemente, los componentes de este “equipo econòmico”, no tienen noción de cómo se meneja una “economía doméstica”. En Hacienda un arreglador de Concurso Público , calificándose como neoliberal cuando en realidad no se especializó más que en juegos financieros para portadores de gran caudal monetario. En Energìa, un ingenier, como su jefe, a los que no los contratarìa ni para el cálculo de un “voladizo” para balcòn. No pudo después de 11 meses dar a conocer los componentes de las variables de la ecuaciòn para determinar cuadros tarifarios de generaciòn de distintos orìgenes. Tampoco quiere enterarse que toda la poblaciòn argentina subsidia la las mineras más importantes del país para que éstas no paguen una tarifa aunque sea de categoría “industrial”. Amén que ya las ayudaron con la eximisiòn de las retenciones impositivas y que pagaban en base a DDJJ que pocas veces se verificaban en cantidad y contenido sacando las granallas “pobres” por puertos privados tanto en el litoral como las que salen por el Sur.
      Definitívamente NO PENSARON que para administrar una hacienda pública es necesario TENER UN PLAN y para cumplir con las metas de ese Plan, son necesarios los proyectos para cada sector econòmico. Nada de eso hay y todavìa cuentan con un nivel excesivo de ARROGANCIA Y SOBERBIA, que no les permite asumir que la SABIDURIA comienza con la humildad, la camaraderìa y la voluntad de obtener los elementos para CAMBIAR. El tipo de cambio atrasado o no, nada va a modificar las consecuencias de la NECEDAD.

      • Carlos1950
        09/11/2016 at 9:20 AM

        Sin embargo no parecen tener el nivel de arrogancia y soberbia a la que Ud.. hace referencia.
        Escuchan y corrigen lo que hacen mal y eso los convierte en funcionarios mas sabios que sus antecesores que fueron liderados por un cuasi analfabeto en materia economica, en planificacion un desastroso personaje solo interesado en llenar sus bolsillos, y en energia personajes ineptos y no capacitados para esos puestos…… y las secuelas a la vista, fueron devastadoras para el pais.
        De lo bueno o malo que podriamos tener para corregir este maremagnum de problemas que generaron los peronistas KK en el ejercicio del poder y la economia nacional esto que hay es medianamente pasable y tal vez tengan exito.
        Si Macri logra los votos en octubre, el pais despega.

  4. Daniel Edgardo C.
    09/11/2016 at 12:24 AM

    ALO VERDE!!! ALO VERDE!!!…… A 20 MANGOOOO LA LECHUGA CRIOLLA !!!……(POR AHORA)……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *