El BODEN 2015 ha pasado: Qué podemos esperar para 2016 y 2017

Raul CuelloLos tenedores del Boden 2015 respiran aliviados. Cobraron. El Gobierno también porque pagó y anotará el hecho en su “relato” de desendeudamiento, mientras espera poder captar u$s 1.500 por la emisión de un nuevo título: el Boden 2020, algo que ciertamente algo que no ha de conseguir visto que el primer día de licitación solo hubo ofertas que se concretaron en u$s 669 M y la tasa de interés fue del 9,4%, (superior a las TIR del Boden X y el Bonar 24). Y eso a pesar que en la semana que transcurre, los mercados financieros internacionales han dejado atrás el sofocón de las dos últimas semanas, incluyendo al Merval que ya está en camino, por expectativas (Urtubey y Blejer mediantes), de los 11.000 puntos.

Tan pronto como se disipe el clima electoral y “habremos nuevo Presidente” en diciembre como mucho, los Bonos argentinos han de reflejar la caída del riesgo país por lo cual la reducción de la tasa de interés (que habrá de producirse a un entorno del 5%), será simultánea con el aumento de la cotización de los títulos, dejando una ganancia de capital para los tenedores de todas las series. Nadie duda que para entonces se acelerarán las conversaciones iniciadas con el FMI y con los “Hold Outs” y esto guste o no a las actuales autoridades, será el resultado de la herencia que dejen, toda vez que, como en economía no hay magia, los dólares que necesitará el sistema, que iniciará 2016 con reservas brutas del orden de u$s 22.000 deben provenir de la Cuenta Capital.

Sin embargo más allá del cortísimo plazo, hay un cierto margen de maniobras en el sector externo por el lado de los vencimientos de la deuda. Sin entrar a considerar el pasivo eventual que surja de seguir la fuga de divisas por vía del “dólar ahorro”, cuestión que entiendo debe ser comprendida en el necesario replanteo de la nueva política económica, en 2016 habrá que atender a vencimientos por u$s 9.087 M, o sea un 36% menos que en este año que termina.

El total de los pagos deben hacerse al Club de París y a organismos multilaterales de crédito es de u$s 9.116 y comprenden al principal y los intereses (u$s 4.961 M y u$s 4.125 M). Dado el carácter de estos pasivos, es muy posible que se refinancien por iguales montos. Si al mismo tiempo se acuerda con los hold outs, se puede descontar la concesión de mayores créditos.

Como se aprecia existe un interesante margen de maniobras que no debe ser desaprovechado en el terreno de las disputas ideológicas. Se requiere un alto grado de consenso para superar las actuales dificultades económicas puesto que las decisiones a tomar se encuentran, en lo inmediato, en el terreno de las relaciones financieras internacionales. Y este alivio que proporciona el 2016, desaparecerá luego en el 2017 ya que entonces los vencimientos totales ascenderán a u$s 15.991 M, de los que solamente u$s 7.340 corresponderán al Bonar X. Como se aprecia, es altamente recomendable que los equipos técnicos que acompañen al nuevo Presidente estén preparados para negociaciones que no serán fáciles (en el FMI y con los Hold Outs) y costosas en el frente interno político ya que deberán enfrentar “al relato” que comprende la herencia de la década pérdida.

Lo anterior no quita que se instrumenten medidas para movilizar la capacidad de generación de divisas originadas en las exportaciones, habida cuenta que el escenario actual es el clásico de una crisis de balance de pagos, que no pocos consideraban desaparecida de la realidad Argentina. Pero esta es ya otra historia.

Dr. Raúl Cuello

RC & Asociados

Share

3 comments for “El BODEN 2015 ha pasado: Qué podemos esperar para 2016 y 2017

  1. Javierferrero
    10/10/2015 at 8:43 AM

    A los 9.000 millones que hay que pagar el alño que viene, se le debe agregar los 11.000 millones del swap con China, lo que lleva la cifra a mas de 20.000 millones

    Pero tampoco se estan teniendo en cuenta los juicios perdidos (y los pendientes) en el CIADI y la multa de 5.000 millones impuesta por la OMC. Estas cifras, aunque no se consideren deudas externas porque no son bonos emitidos, son sumas que hay que abonar

    Tampoco se han sumados las cifras que se les deben a importadores, exportadores y las remesas de utilidades que han quedado paralizadas

  2. A COMPRAR DOLARES !!!
    10/10/2015 at 10:38 PM

    No serán tontos pero tampoco son tantos

    Ricardo Roa – Clarin

    Es el sabelotodo. La mano derecha. El ministro preferido de la Presidenta. Es también el del “vení chiquito, vení” o el del “nene, no encuentro tu planilla” de Cristina.

    Es Axel Kicillof, el mismo que sigue alimentando el mito de que la Argentina crece y ordenó dejar de medir la pobreza con la excusa de que se estigmatiza a los pobres. Al que estigmatiza es al kirchnerismo: si algo muestra el enorme nivel de pobreza es que en esta década no se gobernó para la igualdad y para el progreso de todos.

    Kicillof es el mismo que, en contra de lo que pensaba, escribía y exigía antes de ser ministro desde la agrupación Tontos pero no Tanto, pero ahora manipula el índice de precios para poner la inflación debajo del 15% anual. Y es el mismo que no pudo resolver el conflicto con los fondos buitre y que ha hecho de ese fracaso y de esa torpeza una virtud antiiimperialista.

    Se sabe que no tiene ninguna noción de modestia. No se anda con chiquitas; el eslogan que eligió para que lo elijan diputado nacional es: “No votás un diputado, votás un país”. El solo es un país. Mejor dicho, es su país.

    ¿Y en qué anduvo esta última semana el ministro de los discursos largos y las ideas cortas? ¿Preocupado por la brutal caída de las reservas, la suba del dólar negro, la reunión del FMI, la falta de crecimiento de la economía y del empleo, salvo el público? Error. El superministro estuvo metido de lleno en una elección universitaria. Igualito a cuando tenía 25 años.

    Hay una parte de nosotros que el tiempo no toca. Kicillof echa de menos la estudiantina. Este desafío estuvo acorde a su estatura: la renovación parcial de los representantes de graduados de Ciencias Económicas. De los tres claustros universitarios, el más débil y el único sin funciones.

    Encima, este año no se elige rector y los graduados tienen sólo una participación secundaria en la vida de la facultad. No quiere decir que los comicios no hayan llevado tiempo y trabajo. No es obligatorio que los ex alumnos se inscriban para votar y eso obliga a cada agrupación a tratar de afiliar a todos los que puedan.

    Después hay que armar la lista y analizar nombre por nombre para diferenciar a los que se sabe que jugarán en contra de los que se sabe que jugarán a favor y que hay garantizar que vengan.

    Como en las PASO con Recalde, la lista de Kicillof salió tercera de tres pese al respaldo de todo el equipo económico. O quizás por eso mismo. No serán tontos pero seguro que no son tantos: sacaron el 11%. Ganó la alianza de radicales y peronistas auspiciada por Barbieri, rector de la UBA y futuro ministro de Scioli.

    • Javierferrero
      10/10/2015 at 10:59 PM

      LOS TONTOS NO SON TANTOS

      Solo el 11%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *