Gasto público: La economía impone sus restricciones

Agustin Monteverde

  • El crecimiento desbordante del gasto público desempeña un rol central en la estrategia electoral del oficialismo.
  • Pero detrás del festival de gastos, asoma un problema que ha preocupado en las dos últimas semanas a los funcionarios y que los seguirá acicateando en estos dos meses cruciales hasta las elecciones generales: han comenzado a escasear recursos para continuar seduciendo -o comprando- votantes.
  • El experimentado secretario de Hacienda, J. Pezoa, y el subsecretario de Presupuesto, R. Rigo, deben cargar con la difícil tarea de recortar los pedidos de fondos que le formulan ministros y figuras claves del gobierno.
  • Los árbitros de última instancia son C. Zannini y la propia C. Kirchner.
  • Con muchos años acumulados en que los gastos treparon por encima de los ingresos, el desequilibrio entre recursos genuinos y gasto corriente ya es significativo y la máquina de emitir también alcanza sus límites.
  • En la primera mitad del año el Banco Central ya había transferido al Tesoro unos $ 270000 MM en concepto de adelantos transitorios -fondos que, como es bien sabido, no tienen nada de transitorios pues son permanentes.
  • Ya se ha alcanzado el límite legal, aumentado hace sólo tres años atrás con la reforma a la Carta Orgánica de la entidad.
  • El gobierno desechó impulsar una nueva reforma de la Carta para no dejar en evidencia la magnitud del agujero fiscal, con el consiguiente perjuicio político que ello pudiera acarrear.
  • Las pseudoutilidades del BCRA que surgen de la desvalorización del peso también tienen un límite.
  • Las otras fuentes de fondos también exhiben fatiga.
  • Los manotazos del Tesoro a la ANSES se están haciendo sentir.
  • El presidente de YPF, M. Galuccio, ha venido resistiendo las presiones de Kicillof para que la ya endeudada petrolera saliera a tomar más fondos en el exterior.
  • La falta de liquidez ha llevado a recortar drásticamente el auxilio a provincias, ministerios, reparticiones y a las siempre deficitarias empresas estatales.
  • A Aerolíneas Argentinas -que ya lleva consumido casi tres cuartos de lo presupuestado para todo el año- le han interrumpido la asistencia. La compañía de bandera no ha desembolsado los aportes previsionales de su personal correspondientes a los dos últimos meses.
  • Hay casi $ 100000 MM pendientes de giro a Vialidad Nacional para obras licitadas y ya adjudicadas.
  • Algunos intendentes que perdieron la posibilidad de ser reelegidos o corren ese riesgo habían sufrido la paralización de obras públicas ya iniciadas o, al menos, comprometidas.
  • Algunas áreas de gobierno ya han consumido los recursos que tenían reservados para aplicar a otros destinos.
  • Incluso debió suspenderse lo que era una prioridad de hierro en la agenda de la Casa Rosada: el plan Procrear de construcción de viviendas a tasas subsidiadas.
  • De aquí a la entrega del cargo, C. Kirchner deberá hacer uso extensivo de las inconstitucionales facultades delegadas para alterar y ampliar las partidas presupuestarias.
  • Las partidas para subsidios energéticos ya se llevaron más de 80% de lo presupuestado.
  • Sólo en concepto de subsidio al transporte urbano de pasajeros se requerirán unos $ 20000 MM de aquí a diciembre.

• El agotamiento de las diferentes fuentes de recursos llevó a arriar la bandera del pretendido desendeudamiento y emitir BONAC, habiendo ya colocado nada menos que $ 40600 MM, con tasas de hasta 30%, que castigarán el cash-flow de la próxima administración en su primer año de mandato.

Agustín Monteverde

Share

1 comment for “Gasto público: La economía impone sus restricciones

  1. PUEBLO ASCHEROSO
    20/08/2015 at 3:39 PM

    Usted está sin reservas en el BCRA.
    ¿Has comido el dinero depositado all’ANSES.
    Tener una moneda que no vale nada y que continúa imprimiendo.
    ¿Ha establecido un tipo de cambio fijo frente al dólar. Qando el mercado dice que el tipo de cambio es de 16 pesos contra $ 1. Pero de esta manera el gobierno va a comer la mitad de las remesas desde el extranjero.
    Brasil deprecie hasta un 50% su moneda
    ARGENTINA Y ‘EN EL HORNO

    Las materias primas están bajando de precio. El país no se puede importar porque no hay dólares y la confianza.
    La cuenta de la falta de pago de la deuda se sirve

    Jaque mate con sus propias manos.
    O para ser más precisos con la incapacidad de los políticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *