Si se leen bien, los datos fiscales aterrorizan

Domingo CavalloEn mis análisis anteriores, en particular cuando con Guido Salvaneschi escribimos el artículo titulado “Devaluación y dinámica inflacionaria en Argentina”, resumí los datos fiscales en un cuadro como el siguiente:

DC-31715-001

Los datos del déficit fiscal, bien calculados, es decir excluyendo de los recursos tributarios las transferencias desde el Banco Central y la ANSES al Tesoro, son el indicador fiscal más utilizado por los analistas. Mirando este cuadro, el panorama fiscal de los últimos 7 años no aparece más preocupante que el panorama fiscal de los últimos 7 años en que rigió el Plan de Convertibilidad. Las cifras del déficit fiscal como porcentaje del PBI son, en promedio, bastante inferiores a los de los períodos previos a las grandes crisis inflacionarias de los 70s y 80s.

Esta lectura de los datos fiscales podría fundamentar la poca preocupación por la situación fiscal que demuestran los candidatos presidenciales y sus asesores. Si bien algunos cuestionan el alto déficit fiscal, parecen confiados en que será relativamente fácil reducirlo e incluso eliminarlo.

Sin embargo, una lectura más completa y detallada de los datos fiscales, lleva a una conclusión muy distinta. Veamos.

En el cuadro siguiente presento los datos del déficit fiscal primario, es decir del déficit fiscal antes de pagar intereses de la deuda pública. En el pasado fue mucho más fácil reducir el gasto en intereses, sobre todo cuando se estuvo dispuesto a declarar una moratoria o una aceleración inflacionaria no anticipada que transformó a la tasa de interés en fuertemente negativa en términos reales. Bajar el déficit primario requiere recortes de gastos no financieros o incremento de recursos tributarios.

DC-31715-002

Mirando este cuadro, el panorama comienza a desmejorar. El déficit fiscal primario de los últimos cinco años es mucho más elevado, en promedio, que el de los 11 años de la convertibilidad y el nivel que alcanza en 2015 es incluso más elevado que el que alcanzó en 1988, el año previo a la hiperinflación y casi tan alto como el de 1983, el año anterior a la aceleración inflacionaria que precedió al Plan Austral. Es todavía inferior al del año del Rodrigazo, pero prácticamente igual al de 1974, el año previo a aquella explosión inflacionaria.

Con todo, existe todavía, como aparente atenuante, la imagen de un déficit fiscal primario no tan persistente en el tiempo como el que caracterizó a los períodos 1961-1966, 1971-1991. Después de todo, los primeros años de la post-convertibilidad, 2002 al 2007, aparecen fuertes superávits fiscales primarios que bien podrían haber creado un colchón fiscal para afrontar los déficits de los últimos cinco años.

Pero si ajustamos un poco más el foco, encontramos datos fiscales complementarios que son muy preocupantes. Uno de ellos es la presión tributaria, es decir la recaudación total de impuestos como porcentaje del PBI:

DC-31715-003

En todos los períodos de fuertes déficits fiscales del pasado, la presión tributaria había descendido a niveles relativamente bajos. Así entre 1962 y 1966 era de 22 a 23%, lo mismo que entre 1971 y 1976 o entre 1982 y 1984. En estas tres oportunidades, parte de la reducción posterior del déficit fiscal se produjo gracias a un aumento de la presión tributaria, que fue particularmente notoria entre 1977 y 1981 (durante el plan de Martínez de Hoz) y entre 1985 y 1989 (durante los años del Plan Austral). En general estos períodos de fuerte aumento de la presión tributaria duraron no más de cinco años, porque el sector privado no los soportó y se sucedieron crisis inflacionarias que licuaron los ingresos tributarios.

La historia de lo que ocurrió durante el Plan de Convertibilidad es bastante diferente a la de los planes de estabilización anteriores. Si bien la presión tributaria aumentó algo en relación a 1990, el segundo año de hiperinflación, ese aumento no fue muy significativo porque la estrategia del gobierno fue eliminar impuestos para aumentar la competitividad. Esto se observó especialmente a partir de 1994 y esta estrategia se mantuvo hasta 2001, con un solo intento de aumentar la presión fiscal en el año 2000, cuando el Ministro Machinea intentó reducir el déficit con un aumento de impuestos que fue muy resistido por la población.

El panorama es muy diferente a partir de 2003. La presión fiscal aumenta significativamente, tendencia que es interrumpida transitoriamente en el año electoral 2007 y en los años de la crisis del campo (2008) y la crisis global (2009), pero que resurge con fuerza a partir de 2010.

En 2014 y 2015 la presión fiscal supera el 36% del PBI, un porcentaje nunca alcanzado anteriormente y que excede en 10 puntos porcentuales la máxima presión fiscal de los años de la convertibilidad.

Esta realidad hace mucho más difícil pensar en soluciones rápidas e indoloras al déficit fiscal que heredará el próximo gobierno. Es inimaginable un aumento de la presión tributaria y, por el contrario, recuperar la competitividad y crear un clima favorable para la inversión productiva va a demandar la eliminación o al menos una reducción de los impuestos más distorsivos. Por lo tanto, por el lado de los impuestos, más que una solución al problema del déficit fiscal desbordado, debe esperarse un agravamiento.

Para advertir la magnitud del desafío fiscal que enfrentará el próximo gobierno se debe prestar la máxima atención al cuadro del gasto público como porcentaje del PBI:

DC-31715-04

 

 

Los niveles que ha alcanzado el gasto público como porcentaje del PBI son inéditos. Asciende a casi 42% del PBI el gasto primario y a casi 46 % el gasto total (el que incluye intereses de la deuda). Nunca antes habían alcanzado esos niveles, en particular el gasto primario, que es el más difícil de reducir. El máximo nivel de gasto primario se había alcanzado en 1985 y 1989 pero ascendió a 34% del PBI. Es decir que en la actualidad se ubica 8 puntos porcentuales del PBI por arriba del máximo anterior y 12 puntos porcentuales por arriba del máximo gasto primario de los años de la convertibilidad.

Para pensar en el ajuste fiscal que se necesitará para poner al país en situación de aspirar a sostener una baja tasa de inflación, vale la pena comparar lo que ocurrió entre los años de la hiperinflación y los años de la convertibilidad: el gasto público primario descendió de 34% del PBI a alrededor de 27% en 1991 para alcanzar un mínimo de algo más de 22% en 1997 y situarse todavía en alrededor de 26 % en 2001. Este descenso del gasto público requirió todas las reformas del Estado y las privatizaciones que hoy se critican de izquierda a derecha. Y, en aquella época, había economistas que para explicar las causas de la crisis sostenían que no se había disminuido suficientemente el gasto público!

Supongamos que los avances tecnológicos, el alto grado de bancarización de los pagos y la informatización de la AFIP permitan, en la actualidad, que la presión tributaria soportable por la economía sea del 30% del PBI, como lo fue en 2007 y 2011. Es decir 7 puntos porcentuales del PBI más que en el promedio de los años de la convertibilidad. En ese caso, la reducción del gasto público necesaria para eliminar el déficit primario ascendería a 12 puntos porcentuales del PBI, casi el doble de los puntos porcentuales en los que, con todas las reformas de los 90s, logró descender el gasto público primario entre 1989 y 2001.

El desafío que enfrentará el próximo gobierno, si quiere crear las condiciones para que Argentina vuelva a crecer en estabilidad, es titánico. Obviamente, los candidatos y sus asesores, aun cuando fueran conscientes de la magnitud del ajuste fiscal que será necesario para sacar a Argentina del atolladero en que se encuentra, no pueden hacer campaña asustando a la gente. Eso es entendible. Pero sería lamentable que realmente crean en los mensajes tranquilizadores que se ven obligados a enviar. Ojalá tengan gente preparada para planear y ejecutar las complejas reformas que demandará la realidad.

Domingo Cavallo

http://www.cavallo.com.ar

Share

15 comments for “Si se leen bien, los datos fiscales aterrorizan

  1. -Tiempo de Tronar el Escamiento
    31/07/2015 at 11:55 AM

    -Tiempo de Tronar el Escamiento…
    EL SOLO VERLE LA GETA A ESTE HIJO DE MIL PUTA …TRAIDOR A LA PATRIA…ya veremos la que nos espera…..
    Y HASTA QUE NO QUEDE NINGUNO…!!!!!!

  2. Ironics
    31/07/2015 at 1:37 PM

    Excelente analisis el de Cavallo. Describe el lado oculto de la crisis que se avecina, la imposibilidad de reaccion de la economia, que no soporta mas aumentar la presion impositiva.

    Creo que se queda corto diciendo que llega al 42 % del PBI, pero no tengo las cifras para discutirlo, mi sensacion es que orilla el 50 %.
    Ni hablar si consideramos los deficientes servicios que nos presta este Estado elefantiasico.

    Es bien sabido que una economia prospera no tolera una presion por arriba del 25 % y es bueno recordar que cuando nuestro pais estaba entre los 10 primeros del mundo (cuando gobernaban los conservadores), la presion impositiva no superaba el 20 %.

    Ergo, la presion impositiva es indirectamente proporcional al bienestar del pueblo.

    Esto es bueno que lo aprendan los que apoyan el estatismo como forma de gobierno, porque el mismo, si es directamente proporcional al
    aumento de la presion impositiva.

  3. jubilado
    31/07/2015 at 2:34 PM

    Evidentemente Cavallo es un muy buen economista y el ánalisis esta bien fundado… pero es un político muy malo… dice la verdad como si fuera la voz de la conciencia…. voz que nadie quiere ni le gusta escuchar

    • Ironics
      31/07/2015 at 2:51 PM

      Jubilado: No me quiero comparar con Cavallo, pero a mi siempre me paso lo que describis.

      Decir la verdad, al reves de lo que dijo Artigas, en este pais, uno ofende y teme.

      A la gente le gusta la mentira, porque le falta coraje para enfrentarse con la verdad.

  4. hdedomenici
    31/07/2015 at 3:34 PM

    Y yo pregunto ¿Cuál es la presión impositiva que tiene el sector agropecuario?

    • Ironics
      31/07/2015 at 7:41 PM

      hdedomenici, supera en un 40 % al promedio.

  5. Sanchez Merno M.
    31/07/2015 at 6:04 PM

    Pena de muerte para este caballo. Inventor del saqueo y robo de los plazos fijos y ahorros.
    No entiendo cómo sigue con vida.

  6. DON QUIJOTE
    31/07/2015 at 8:32 PM

    DOMINGO…DOMINGO, SIEMPRE IGUAL…COMO BUEN EMPLEADO DEL C.F.R. Y AL SERVICIO DEL MUNDO DE LAS FINANZAS, CUMPLIENDO CON LA MISIÓN DE CONFUNDIR AL DESINFORMADO.
    NADA MAS EQUIVOCADO QUE RELACIONAR DIRECTAMENTE EL DÉFICIT FISCAL CON INFLACIÓN.
    USTED QUE HA SIDO PARTE DE GOBIERNOS PERONISTAS CÓMO EXPLICA EL DÉFICIT FISCAL SIN INFLACIÓN, SITUACIÓN DE ARGENTINA HASTA EL ARRIBO DE PERÓN A LA PRESIDENCIA.?
    LA INFLACIÓN NUESTRO PAIS CRECE JUNTO CON EL AUMENTO DE LA RESTRICCIÓN CREDITICIA POR EL AUMENTO DE LAS TASAS DE INTERÉS Y CON UN DESARROLLO TUMOROSO DE UN SISTEMA FINANCIERO QUE ASFIXIA AL SECTOR PRODUCTIVO Y AL QUE USTED LA PRESTA SUS MAS CAROS SERVICIOS.
    LA FALTA DE CRÉDITO A TASA RAZONABLES PARA LA PRODUCCIÓN, EN BENEFICIO DEL SISTEMA FINANCIERO ES LA MADRE DE TODAS LAS DESGRACIAS, SUMADO A CRÁPULAS TRAIDORES QUE HACEN UN MISTICISMO DE LA ECONOMÍA CON LA FINALIDAD DE OCULTAR ESTOS PRINCIPIOS BÁSICOS QUE SON IRREBATIBLES.
    ARGENTINA TIENE TODO COMO PARA QUE EN MUY POCO TIEMPO SE REVIERTA ESTA SITUACIÓN DE POSTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS Y NATURALES, CLIMA, TODOS LOS RECURSOS ENERGÉTICOS, ENERGÍA FÓSIL, EÓLICA, HÍDRICA, SOLAR, NUCLEAR ( NUESTRO PAÍS SUPO UBICARSE EN UN SITIAL DE PREFERENCIA EN ESTE RUBRO), ES INEXPLICABLE QUE EXISTA DESNUTRICIÓN INFANTIL !!!! SOLO FALTA GENTE HONESTA Y CON SENTIDO PATRIÓTICO EN EL GOBIERNO COMO PARA QUE EN UN PRIMER ACTO Y PARA GENERAR CONFIANZA EN LA POBLACIÓN, PONGA TRAS LAS REJAS A DELINCUENTES COMO USTED Y MUCHOS DE LOS QUE HAN GOBERNADO Y HOY NOS GOBIERNAN, HACIENDO DE SU FUNCIÓN UN SIMPLE LATROCINIO, SUMANDO A ESTO LA PRESENTACIÓN DE UN ESTADO AUSTERO Y ORDENADO, QUE IMPULSE LA PRODUCCIÓN CON ACCESO A CRÉDITO RAZONABLE, ORDENANDO Y ESTABLECIENDO UN SISTEMA IMPOSITIVO SIMPLE Y JUSTO, QUE SE CUMPLA A RAJATABLAS, SERÍAN MEDIDAS SIMPLES QUE TERMINARÍAN EN POCO TIEMPO CON EL DESEMPLEO Y TODAS LAS PERVERSIDADES QUE CONLLEVAN EL CLIENTELISMO POLÍTICO CON SUS DÁDIVAS.
    SEÑOR CAVALLO, EN UN PAÍS SERIO USTED DEBERÍA ESTAR PRESO JUNTO CON QUIENES LO ACOMPAÑARON Y AÚN HOY PERMANECEN EN EL PODER, POR TRAIDORES A LA PATRIA.

  7. Roby
    31/07/2015 at 8:43 PM

    Muy Bien Doctor, como siempre un brillante análisis.
    Y un pormenorizado y crudo comentario sobre la realidad.Como nos tiene acostumbrado.
    Pero que quiere con este pueblo cuya sangre no sirve ni para abonar la tierra.
    Esperemos que lo entiendan y sigan sus consejos.
    Lástima que Ud. no ha podido ni siquiera arrimarse a las esferas de poder.Esas que han digitado la economía desde hace años.
    Cuando pueda hacerlo ,seguramente no pasarán todos estos desajuste y sin razones.Que tanto mal causaron a los argentinos.

  8. CHIQUITO REYES
    31/07/2015 at 10:02 PM

    NO SOLO COMO ARGENTINO TENGO QUE SOPORTAR A GOBERNANTES LADRONES Y AMORALES COMO LOS KIRCHNER’S, TAMBIÉN ME TENGO QUE FUMAR A ESTE ANIMAL CON CUATRO PATAS Y MISERABLE ASESINO.

    CAVALLO VOS SOS EL CULPABLE DE LA MUERTE DE MUCHÍSIMOS COMPATRIOTAS, QUE SE DEJARON MORIR CUANDO LES CONFISCARON SUS AHORROS POR SU CULPA, DURANTE LA CRISIS DEL 2001…

    NO PODES HABLAR MÁS, RETIRATE, COLGA LOS BOTINES !!!.

    • QUE SE VAYAN TODOS
      31/07/2015 at 10:46 PM

      TENES MIERDA EN LA CABEZA….DUHALDE FUE EL QUE SE AFANO LOS DEPOSITOS BANCARIOS,,,, CON CAVALLO CON CHEQUES SACABAS LO QUE QUERIA DEL BANCO….CABALLO BANCANIZO….DUHALDE AFANO…ROBO….CHORREO…

  9. QUE SE VAYAN TODOS
    31/07/2015 at 10:45 PM

    CAVALLO ES DE LOS POCOS QUE TIENEN IDEAS CLARAS….TE PODRA GUSTAR O NO….PERO TE CANTA LA JUSTA….ESTA ES LA ABSOLUTA VERDAD Y CRUEL REALIDAD….NADIE TIENE LA MAS REMOTA IDEA DEL DESASTRE QUE DEJA LA BANDA DE MAFIOSOS NARKOS KKS….!!!!

    • rafa
      01/08/2015 at 10:49 AM

      CABALLO SERA INTELIGENTE,SI NO LO DUDO PERO USA SU INTELIGENCIA PARA DEFENDER A LOS SUYOS,LLAMESE EMPRESARIOS ,NO PUEDO CREERLE A UN MINISTRO DE ECONOMIA QUE EN SU MANDATO,BAJO EL SUELDO A LOS JUBILADOS¡¡¡ES COMO SACARLE EL PAN A UN POBRE.NO SOPORTO ESO NO RESISTE NINGUN ANALISIS ,QUE LOS QUE LO DEFIENDAN ME EXPLIQUEN PORQUE NO BAJO LOS SUELDOS DE LOS POLITICOS? CLARO ESO LE COSTABA SU PUESTO.CON TODO RESPETO CABALLO ES UN MISERABLE¡¡¡

  10. juancito
    01/08/2015 at 1:01 AM

    Asi es Dr. Cavallo, es como Ud. dice.
    Esperemos se entienda su posición ,por el bien del pueblo.
    Y pueda hacerse cargo en un futuro de la cartera de economía.
    Así podremos por fin estar seguros que nuestro país saldrá adelante.
    Con justicia, igualdad y un desarrollo de nuestras industrias que lo hará posible.
    Nada nos falta para volver a crecer.
    Gracias por seguir enseñando, con sus oportunos comentarios.

  11. rafa
    01/08/2015 at 10:48 AM

    CABALLO SERA INTELIGENTE,SI NO LO DUDO PERO USA SU INTELIGENCIA PARA DEFENDER A LOS SUYOS,LLAMESE EMPRESARIOS ,NO PUEDO CREERLE A UN MINISTRO DE ECONOMIA QUE EN SU MANDATO,BAJO EL SUELDO A LOS JUBILADOS¡¡¡ES COMO SACARLE EL PAN A UN POBRE.NO SOPORTO ESO NO RESISTE NINGUN ANALISIS ,QUE LOS QUE LO DEFIENDAN ME EXPLIQUEN PORQUE NO BAJO LOS SUELDOS DE LOS POLITICOS? CLARO ESO LE COSTABA SU PUESTO.CON TODO RESPETO CABALLO ES UN MISERABLE¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *