Los sindicatos destruyen la educación

Nos sorprende escuchar que algunos docentes en el interior del país, en las provincias del Nordeste argentino, un 50% no saben usar la computadora ni abrir una cuenta de correo. Otros solo lo usan para estar en contacto con sus amigos de Facebook. Pero no lo usan para capacitarse a través de los múltiples cursos gratis que hay en la red. ¿Porqué? porque no les dan puntaje, y al no tener puntaje, no pueden ganar más. Lo que nos indica que ellos solo priorizan el salario sobre la educación. Tampoco conocen la existencias de múltiples bibliotecas virtuales especializadas en un sin fin de materias y se quejan de no tener dinero para comprarse textos para leer.

¡Cuánta limitación intelectual tienen nuestros docentes!

Pero la formación docente como dice José Gimeno Sacristán, catedrático de la Universidad de Valencia en “¿Cómo se forma a un buen docente?” “Hay que entenderla en un sentido amplio, no consiste simplemente en adquirir cursillos. Yo soy docente y no estoy yendo a ningún curso, pero me estoy perfeccionando en la medida en que estudio, leo y escribo lo que tengo que hacer, independientemente de si es domingo o estoy de vacaciones. Hablo de una actitud de permanente puesta al día, autónoma, inherente a tu forma de ser”, piensa el catedrático. Es decir es la propia actitud de perfeccionarse, de estar actualizado como un interés personal del docente que busca una eficiente calidad en su exposición frente al aula. Pero no todos tienen ese interés.

Hoy estamos ante una época de constante cambios, de desaprender para volver a aprender, donde la tecnología es el eje central del conocimiento, sin embargo tenemos docentes que aun no saben nada de informática. “Un docente hoy necesita ser un intelectual bien formado en uno o varios campos específicos del saber y debe contarlo de una manera interesante a un grupo de personas al que tiene que tratar de manera adecuada”, como son los jóvenes, que saben mas de tecnologías que los docentes. Pero tampoco los docentes hacen nada por cambiar esto. Están mas preocupados de la cuestión salarial que de la educación en si. De ese modo lentamente su calidad va decreciendo hasta ser un mediocre que solo cumple días de clases por un salario, pero no para transmitir conocimiento.

Es difícil entender que algunos docentes aparte del reclamo salarial, también hagan paros en rechazo a tomar cursos de capacitación tecnológica. ¿Cómo pueden responder a las inquietudes de sus alumnos con esa falencia en su currículum? Es un muro que los deja fuera de este siglo para quedarse detenido en un tipo de educación que ya no sirve. Entonces, ¿cómo despertamos el interés de esos docentes que se mantienen en su zona de confort y son orgullos ignorantes tecnológicos? Creo que el punto esta en que no hay vocación docente. Como dice Sacristán “Los docentes que no tienen una formación específica no sabe lo que necesita -su país- sobre relaciones internacionales, economía, política. ¿Cómo va a votar mañana a un partido X sin conocer esas cosas? La actual crisis mundial, desatada en los Estados Unidos, no se comprende sin saber cómo funcionan las hipotecas, los préstamos bancarios. Es muy compleja la realidad política, si la entendiéramos nos rebelaríamos más”. Pero ellos se rebelan al conocimiento.

Por su parte, piensa Patricia Silva de la Universidad de Barcelona en “Nuevos retos de la Profesión Docente”: que las actividades que hoy se desarrollan: “tienen que ver principalmente con actividades periféricas que dejan de lado los aspectos centrales de la enseñanza. A lo anterior se suman situaciones conflictivas provocadas por posturas político sindicales, condiciones laborales que afectan el trabajo cotidiano, mecanismos de promoción laboral que siguen atendiendo principalmente a aspectos formales y a factores distintos del trabajo académico y de los resultados educativos”. Es decir, la atención se focaliza en temas que sacan del orden de prioridades a la cuestión central.

Por lo que “hay que empezar a seleccionar a los docentes con alto nivel de calidad”, que como agrega Silva “la experiencia nos indica que no basta disponer de recursos económicos en forma de estímulos o equipamiento material para garantizar que los docentes realicen mejor su trabajo. Consideramos que los esfuerzos deben enfocarse al trabajo académico, pedagógico y de investigación”.

De esa manera la educación que reciban los alumnos será de calidad.

Obviamente esto desatará la oposición de los sindicatos, que se declararan en guerra con lo único que saben hacer que son los PAROS, y son quienes destruyen la educación, mientras el resto son esclavos a su servicio y los alumnos, los convidados de piedra en esta historia.

María Celsa Rodríguez Mercado

Directora de Relaciones Publicas

Hispanic American Center for Economic Research

HACER – Washington DC

www.Hacer.org

Share

7 comments for “Los sindicatos destruyen la educación

  1. ERUERU
    13/06/2017 at 5:55 PM

    LA EDUCACION PUBLICA ES UN DESASTRE. EN ESTA INVOLUCION SE HA LLEGADO A PESAR DE LOS MAYORES FONDOS APORTADOS EN LOS ULTIMOS AÑOS. ES EVIDENTE QUE SE NECESITAN REFORMAS DE FONDO Y QUE LA BUROCRACIA SINDICAL ES LA MAYOR RESPONSABLE DE ESTA SITUACION. HAY QUE ADOPTAR EL MODELO SUECO CON LOS “VOUCHER” QUE PERMITAN COMPETIR A LOS ESTABLECIMIENTOS EDUCATIVOS PARA ALCANZAR UN NIVEL DE MAYOR CALIDAD. SEGURAMENTE LOS SINDICATOS SE OPONDRAN PORQUE NO VAN A PODER SEGUIR MORDIENDO DEL PRESUPUESTO PUBLICO EN MATERIA DE EDUCACION. PERO LA BATALLA HAY QUE DARLA IGUAL EXPLICANDOLE A LOS DOCENTES Y PADRES DE FAMILIA LOS BENEFICIOS DE UN SISTEMA COMO EL PROPUESTO

  2. Pehúen Curá
    13/06/2017 at 5:57 PM

    Maria Celsa, TOTALMENTE DE ACUERDO, los sindicatos fueron incorporados para destruir la Formación (educar se educa en el hogar) del alumno. Ha sido muy bien ejecutado el plan de destrucción de la sociedad.

  3. Malcolm Ross
    13/06/2017 at 6:46 PM

    Excelente su artículo Sra. Rodríguez.
    Cada uno de nosotros, en nuestra profesión u oficio, tratamos de ser los mejores para ser más útiles, ganar más dinero o aunque más no sea por pura vanidad. Es curioso que ciertos docentes no quieran lo mismo y sean capaces de organizar hasta un paro cuando se les ofrece ser mejores.
    Me parece que es un tema psiquiátrico y debería opinar un médico especialista en salud mental.

  4. Ironics
    13/06/2017 at 6:59 PM

    El problema es entender el problema, condicion indispensable para que deje de ser problema.

    Señores por favor lean con atencion cuando Ironics escribe sobre algun tema en serio.

    Hace rato vengo diciendo que si el gobierno no lucha contra las corporaciones este pais no tiene destino.

    Los sindicatos tambien son corporaciones, como lo es la union industrial, y todo grupo que se une solo en defensa de sus intereses por sobre los intereses de la mayoria, como las corporaciones politicas (lease partidos politicos). Ni hablar de la corporacion Judicial que tanto daño le causo al pais.

    Algun dia entenderan que este pais se ha convertido, no en una republica sino en una confederacion de corporaciones, de ahi que el dinero producido aqui se va al exterior debido a la puja salvaje de los sectores en pugna.

    Nuestros gobiernos que no saben ni entienden el problema, salen a pedir dinero prestado. Con las consecuencias que ya conocemos. Mientras los mas ineptos, pero mejor organizados se apoderan de los intereses del pais.

  5. reynaldo
    14/06/2017 at 6:47 AM

    los sindicatos docentes dejan mucho que desear, estan coptados por kirchneristas e izquierdistas que lo menos que les interesa son los alumnos y la educacion

  6. Godofredo
    14/06/2017 at 7:49 AM

    Brillante Nota !! Bella descripcion de una fea realidad en nuestros Sistemas Educativos , resultado de medio siglo de populismos demagogicos que embrutecieron ex profeso a varias generaciones y justamente el problema central de Argentina , para por una enorme carencia de Cultura.

    Beso su mano derecha extendida Madmoisselle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *