Almirante Brown: El extraño juego entre Cascallares y Gribaudo

El gobierno nacional, en la parte final de la campaña electoral, le apunta muy especialmente a tres municipios K: La Matanza, Lomas de Zamora y Almirante Brown, todos de la Tercera Sección electoral y que en la sumatoria de votos definen una elección en el orden provincial. En el caso de Almirante Brown, su intendente Mariano Cascallares es un ex sciolista que apoya sin entusiasmo a CFK, con cuyo entorno no tiene relación. Por otra parte, las listas de concejales de Cambiemos y Unidad Ciudadana las encabezan respectivamente un peso pesado que fue presidente del PAMI, Carlos Regazzoni, y el presidente del Consejo Deliberante local, Juan José Fabiani.

Pero lo singular del caso de Almirante Brown es el juego oculto entre Cascallares, uno de los intendentes más ligados al establishment económico y la cúpula del PRO. La encrucijada pasa por el estratégico Instituto de Previsión Social (IPS) que cuenta con uno de los mayores presupuestos de la provincia. Su nuevo presidente es el ex diputado macrista Cristian Gribaudo, impuesto por el presidente de Boca Daniel Angelici. Coherentemente, Gribaudo es también secretario general del club. Pero lo singular es que este último parece dedicarse full time a sus obligaciones futbolísticas al punto de viajar permanentemente al exterior junto con otros directivos de Boca. En cambio, como reconocen algunos funcionarios del IPS, casi nunca se lo ve a Gribaudo en su despacho de ese organismo, como si se tratara de un cargo de tercera categoría.

Aún más llamativa es la trama subyacente, porque el que tendría la última palabra en el IPS sería Cascallares, en un acuerdo reservado con el gobierno provincial.

Mutaciones

La obvia pregunta es si Cascallares ya está en el PRO, aunque encubiertamente. Otros hechos que se produjeron recientemente en Almirante Brown llaman la atención. Según fuentes policiales, los autores del atentado con una bomba al local de INDRA -la empresa que realiza los cómputos de las elecciones- serían de Claypole (Almirante Brown). Y en las últimas semanas se sucedieron en distintas zonas de esta última localidad una serie de atentados con bombas (la mayor parte no explotaron) en colegios privados de clase media. El ambiente de temor que esta situación creó habría perjudicado sin duda más que nada al kirchnerismo, que por historia está ligado a episodios de violencia. Esto, sin duda, dio pie para que se pensara que algunos operadores de inteligencia del gobierno no serían ajenos a las misteriosas bombas.

El extraño juego político que se da en Almirante Brown es un ejemplo de cómo se están moviendo las piezas en algunos municipios del conurbano, donde los pases de bando parecen adelantarse a los mismos resultados electorales.

Share

2 comments for “Almirante Brown: El extraño juego entre Cascallares y Gribaudo

  1. Todxs somos Santiago Maldonado ex-Carla Fridman
    03/10/2017 at 9:17 AM

  2. CATON
    03/10/2017 at 10:34 AM

    CATON
    02/10/2017
    LA APOTEOSIS DEL MACRISMO
    Apoteosis: Momento culminante y triunfal de una cosa… RAE
    Sinónimos: delirio, júbilo, frenesí, arrebato, entusiasmo, enardecimiento, desenlace, culminación, cúspide, ensalzamiento, exaltación, homenaje, glorificación…
    Hoy se está viviendo lo que se podría decir que es la apoteosis mediática del macrismo, atento a la sorprendente cantidad de personajes de toda índole (políticos del palo; opositores; periodistas; etc.), que se dedican a ensalzar al gobierno de Macri. Produce éxtasis como diría el Nico Wiñazki; con tal que no sean solo los saltadores de garrocha y los mojadores de medialunas al decir de Jorge Asis. Daba “cositas” escucharlo a Leuco en su programa del domingo haciendo una síntesis de todas las notas y comentarios editorialisticos que hablaban más que bien del Presidente y su equipo de gobierno.
    Visto esta explosión de alabanzas, habría que ponerle al lado de Macri un esclavo que le diga al oído “Soy humano, soy humano” como al general Carlos Magno cuando iba desfilando ante el pueblo en su carro triunfante.
    Es notable como de imberbe e inhábil político; de presidir un gobierno “errorístico”; de carecer de un plan; de no saber nada de táctica y menos de estrategia; de ser dictador entregador y “endeudador” serial; el Presidente paso a ser el Messi de la política; primero por su habilidad, hoy indiscutida, de ganar elecciones, y segundo por derrotar al kirchsnerismo; y por si fuera poco al propio peronismo, que en el paroxismo se habla de la extinción del peronismo, el que sí fue, y es aún hoy, un verdadero ancla para el desarrollo del país, desde hace algo más de setenta años, desde su mismísima aparición.
    Pero no habría que salir a vender la piel del tigre antes de cazarlo, porque el populismo siempre demostró que es una hidra de muchas cabezas. La tarea que queda por delante es ciclópea, y para nada fácil; demandará décadas de constante trabajo y sacrificios, sin posibilidad de desviación alguna; porque el populismo, al igual que las drogas crea una adicción de la cual no es fácil de salir, y la recaída siempre está alaacecho, y además el exitismo argentino es incapaz de ponerle el pecho a la adversidad; siempre espera que sea otro el haga el trabajo sucio.
    Todo indicaría que las elecciones de octubre de 2017, serían más que favorable para Cambiemos, pero aun así faltará bastante para alcanzar la masa crítica de poder que garantice una gobernabilidad sustentable; lo que implicará que se debe continuar practicando una política de consensos y manejar el poder de manera eficaz y eficiente; manejo que a Macri nunca se le reconoció su dominio del mismo.
    En las épocas del menemismo, se hablaba del voto cuota; hoy Macri está inaugurando el voto hipoteca, ayudando a cumplir con el sueño de la casa propia a muchos que quedarán endeudados material y moralmente con Macri, inclusos los peronistas a quienes se le prometieron tantas cosas, además de la vivienda, y ni siquiera le dieron agua potable; y no se debe olvidar que el mismo peronismo les quitó los trenes y les obligó a viajar como ganado al matadero, pero eso sí sosteniendo que era los únicos campeones de la justicia social, que nadie como ellos le dieron educación y le aseguraban que iban a ascender en la escala social, pero claro eso era en otros tiempos. Si eso no es un Plan, el Plan ¿dónde está?
    Tal vez se está viviendo una nueva ilusión; la de llegar por fin a vivir en una Patria que es de todos, y no sólo de algunos.
    Es de esperar que la sociedad toda esté a la altura de las circunstancias, en especial aquella parte de la misma que se siente perteneciente a una Nación, y no a un partido político, y que voluntaria o involuntariamente, no conspire en contra de ese legítimo sueño.
    QUE DIOS BENDIGA A LA ARGENTINA Y A TODOS SUS HABITANTES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *