El paraguas de Rucci vuelve para buscar unidad peronista y enviar mensaje a los ultra K en la renovación en ciernes

En medio de la turbulencia que vive el kirchnerismo por las permanentes detenciones a figuras emblemáticas de sus doce años de gobierno, los intendentes peronistas tratan por todos los medios de buscar la mayor unidad posible y dejar atrás una etapa que, si bien de manera pública relacionan con una incomprobable “persecución política”, la realidad es que muchos de ellos no quieren quedar atrapados en una lógica cada vez más rechazada por la sociedad argentina. Las elecciones por la conducción del PJ bonaerense están en marcha para el 17 de diciembre y esa será la primera puja que habrá por delante para auscultar hasta donde el peronismo puede comenzar su proceso de reorganización. De manera paralela, la mirada está puesta en el presupuesto que ha enviado María Eugenia Vidal a la legislatura que les pone límites al uso de recursos vigentes pero hasta ahora flexibles en su aplicación. Se vienen tiempos quizá hasta más interesantes que las elecciones mismas. El encuentro con la figura de Rucci como estandarte.

Si se buscara una figura para distanciarse del cristinismo más emblemática en la historia del peronismo que no sea el propio Perón, sin dudas esa persona era José Ignacio Rucci. Para nada inocente la decisión del un grupo de intendentes bonaerense de homenajear en la CGT a quien fuera asesinado por, casi con seguridad, por Montoneros, agrupación armada a la cual Néstor y Cristina admiraban pero que no participaron. Sí muchos de los que han sido parte importante del Kirchnerismo durante 12 años.

La movida la encaró Gustavo Menéndez, intendente de Merlo que quiera disputarle el sillón a Fernando Espinoza en la conducción del PJ bonaerense, aunque propone lista de unidad para que esta sea la más amplia posible. Extraña unidad la del peronismo donde cada sector dividido aduce que será quien conquista la unión de todos. Pero es válido el esfuerzo que viene haciendo el grupo de jóvenes jefes comunales que además tuvieron éxito en sus distritos y consideran que eso hay que hacerlo valer. Cómo así también su pedigree. Para estas lides, Menéndez es que corre con alguna ventaja sobre compañeros suyos que lo apoyan como Leonardo Nardini o Ariel Sujarchuk cuyo pasado los ubica en las más absoluta cercanía con el ultra-kirchnerismo de la mano de Alicia, la actual gobernadora de Santa Cruz.

Las vueltas de la política lo llevan a Menéndez a poder exhibir ahora su pertenecía al peronismo por encima del kirchnerismo. Allí le cerraron las puertas muchas veces para dejarle lugar a Raúl Othacehé. Será difícil encontrar fotos del alcalde de Merlo con De Vido o Boudou. En aquellos tiempos apoyó a Eduardo Duhalde cuando Cristina y Boudou fueron votados por el 54 por ciento de los argentinos. Rarezas o no tanto, de la política argentina. Varios quisieran quemar archivos por estas horas.

El homenaje a Rucci fue la segunda movida para reunir a intendentes bajo el esquema de reconocimientos a figuras del peronismo. La primera fue en San Isidro para recordar a Antonio Cafiero, quien enarboló la renovación cuando el peronismo estaba fuera del poder grande. Como ahora. La foto de aquel acto en plena campaña electoral se asemeja bastante a la de ahora. Nuevamente dijeron presente hombres cercanos a Sergio Massa, cada vez más cerca de volver al PJ. En su tiempo y a su manera.

El evento reunió Jefes Comunales, Sindicales y personalidades del Espacio quienes en todas sus expresiones destacaron la necesidad y vocación de unir al peronismo bajo una sola expresión en “tiempos difíciles”.

En este sentido el jefe comunal de Merlo Gustavo Menéndez afirmó, “Los peronistas tenemos la obligación de unirnos para fortalecernos y defender como siempre a los sectores más vulnerables y a los trabajadores que son el motor de nuestro movimiento y nuestra patria”,

Desde el sector sindical personalidades como Oscar Smith de Luz y Fuerza, Andrés Rodríguez de UPCN, Omar Plaini titular del Sindicato de Canillitas y Pablo Moyano de Camioneros entre otros referentes, convocaron al peronismo de todos sectores dirigenciales y militantes a dar la pelea para que surjan figuras nuevas en pos de defender los intereses del pueblo trabajador.

Por su parte, entre los mandatarios municipales, concurrieron: Gustavo Menéndez intendente de Merlo, Luis Zamora de Tigre, Verónica Magario de la Matanza, Santiago Magiotti de Navarro y Francisco Echarren de Castelli. Asimismo, estuvieron presentes figuras del ámbito nacional como el diputado nacional por el frente renovador Facundo Moyano.

Sebastián Dumont

Share

8 comments for “El paraguas de Rucci vuelve para buscar unidad peronista y enviar mensaje a los ultra K en la renovación en ciernes

  1. Javierferrero
    04/11/2017 at 4:42 PM

    ESTA BANDA DE HIPOCRITAS LE RINDE HOMENAJE A rUCCIO PERO NO DUDARON EN ALIARSE CON LOS QUE LO MATARON.

    No sé si estaba presente la hija de Rucci pero correspondía que se los hubiera dicho en la cara y con todas las letras

    Si esos son los que van a dirigir el peronismo, hay Macri hasta el año 2.500

    • Mercedes Valdez
      05/11/2017 at 11:43 AM

      Totalmente cierto Javier Ferrero.Estos supuestos dirigentes no conocen la historia real del peronismo , se dejar guiar x el “dicen que dicen” . Dan verguenza nacional.

  2. de enrique guillermo avogadro A.Schittino
    04/11/2017 at 5:48 PM

    Inocencia Perdida
     
    “Yo os envío, como ovejas en medio de los lobos”. Mateo 10:16
     
    El Poder Ejecutivo nacional -y el de la Provincia de Buenos Aires no se quedó atrás al promulgar la demencial ley que impide el cuestionamiento de un número dogmático, los 30.000 desaparecidos- pretendía obtener una actitud contemporizadora por parte de los organismos que nuclean (ya fue confesado por ellos mismos) a quienes reivindican el accionar de los terroristas de los 70’s y hasta pretenden traerlo al presente, mientras militan en el kirchnerismo tumbero.
     
    Para justificar esta última afirmación basta recordar qué sucedió durante la manifestación del 24 de marzo de este mismo año en la Plaza de Mayo, donde fue leída una proclama, firmada por todas las organizaciones, en la que propusieron volver a las armas para derrocar al Presidente, al cual identificaron con la dictadura militar; las denuncias penales formuladas por sedición, instigación a cometer delitos, intimidación pública y apología del crimen fueron rápidamente archivadas por el diligente Juez Marcelo Martínez de Giorgi, otro conspicuo inquilino de Comodoro Py, porque afectaban ¡el derecho a la libertad de expresión!
     
    Durante dos años, el Gobierno creyó que, para conseguir la paz que buscaba, bastaba con su total prescindencia respecto al accionar del Poder Judicial colonizado y la completa inacción de la Secretaría de Derechos Humanos frente a la situación de los ancianos militares y civiles detenidos por presuntos crímenes de lesa humanidad, aguantar sin inmutarse los cortes de calles y caminos y la ocupación de los espacios públicos por encapuchados armados con palos y la absurda permisibilidad frente a la actual presencia de claros propaladores del odio y la violencia institucional en los medios de comunicación del propio Estado; esa inútil política de seducción incluyó cancelar cualquier esperada medida tendiente a la revisión de las írritas sentencias dictadas en los fraudulentos procesos de venganza, que mantienen casi dos mil presos políticos en las cárceles de todo el país.
     
    Pero, en su inocencia, no se dio cuenta que ese terreno, el de los malversados derechos humanos, era el campo de batalla elegido por el perdidoso kirchnerismo y el “club del helicóptero” para continuar con su guerra abierta contra Mauricio Macri, la democracia y la República. Siguió tolerando, y subsidiando, las actividades desestabilizadoras del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS, de Horacio Verbitsky), de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), de Madres (Hebe Bonafini, quien el jueves pasado reiteró su incondicional apoyo a Cristina Elisabet Fernández) y Abuelas (Estela Carlotto) de Plaza de Mayo e H.I.J.O.S., y hasta les permite la posesión de lugares y edificios emblemáticos que debieran pertenecer a toda la ciudadanía.
     
    Pese a que ya había alterado el orden constitucional con sus acciones a favor de Milagro Salas, una política presa por la multiplicidad de delitos de los que se la acusa, y humillado con ello a la Justicia argentina, el Gobierno continuó contribuyendo financieramente al sostenimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ahora se ha sumado a la tergiversación (la “desaparición forzada” en manos de la Gendarmería) de los hechos comprobados en el caso de Santiago Maldonado, que encontró la muerte ahogándose en un río del sur, mientras acompañaba los actos terroristas de esa falsa etnia; y ello aún cuando la presencia en la CIDH de Raúl Zaffaroni garantiza su utilización como efectiva arma contra las instituciones argentinas.
     
    El nuevo camino que ha comenzado a recorrer se vincula, qué menos se podía esperar, con el tema de los inventados mapuches que buscan la secesión de un territorio, no por casualidad de multimillonario valor y al que califican falsamente de ancestral, tanto de Argentina como de Chile; los movimientos indigenistas han sido elegidos también por el Foro de San Pablo como arietes contra los Estados y las democracias de América. El objetivo de la fábula construida con la desaparición temporal del tatuador y el descubrimiento de su cadáver intacto ha sido claro, ya que aún la familia y las organizaciones de izquierda nacionales e internacionales, contra toda evidencia, lo siguen utilizando para victimizarse y culpar al Gobierno, a la Ministro de Defensa (Patricia Bullrich) y a la Gendarmería por su supuesto asesinato.
     
    En este tema en particular, y dada la segura influencia y el dinero de las FARC colombianas, de Sendero Luminoso peruano, de los colectivos chavistas y de las organizaciones terroristas chilenas en la región, la Justicia no podrá continuar con su aberrante política de reconocimiento fáctico de una soberanía -pedir permiso para ingresar y aceptar que los okupas palpen de armas a las fuerzas de seguridad- distinta a la nacional en las regiones afectadas por este fenómeno, porque está en juego la propia existencia del Estado que, por definición, debe velar por el cumplimiento de las leyes y por la integridad de su territorio.
     
    Esta semana, la CIDH celebró en Montevideo su 165° período de sesiones. En ella, tanto la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia cuanto el Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (CELTyV) fueron impedidos a gritos de participar, pese a haberse inscripto con los requisitos exigidos, y el Dr. Guillermo Fanego, un abogado defensor, fue expulsado con violencia de la sesión, todo ello con el aquiescente y permisivo silencio de las autoridades del cuerpo. Quedó probado así cuál es el rol que le ha asignado a este organismo de la O.E.A. el Foro de Pablo, es decir, un lugar en el que sólo la izquierda cerril, el falso progresismo y los regímenes cleptocráticos puedan tener voz.
     
    Esa actitud, de neto corte stalinista, se consumó en presencia de Claudio Avruj, Secretario de Derechos Humanos argentino, que recibió, de parte de Estela Carlotto, una puñalada trapera; esta también confesa dirigente kirchnerista acusó a nuestro Gobierno, ante una nutrida concurrencia regional, de abandonar la postura sesgada que se mantuvo durante toda la década saqueada y de llevar adelante una inexistente política que, de concretarse, simplemente permitiría que la protección alcanzara a todos los habitantes de la nación, en especial a aquéllos que lucharon con las armas legales contra la subversión y a las víctimas civiles del terrorismo, y no solamente a esos monumentalmente indemnizados y premiados “jóvenes idealistas”, que asolaron el país hace cuarenta años.  
     
    El viernes pasado, Mauricio Macri criticó a la Comisión diciendo que estaba operando sobre el caso Maldonado con “fines políticos”. ¡Era hora de que perdiera la inocencia y lo descubriera! Esperemos que, a partir de ese tardía toma de conciencia, proponga al Congreso que la Argentina deje de pertenecer a la CIDH, como lo hizo Donald Trump con la UNESCO, terminando así con la supremacía de las resoluciones de dicho organismo sobre nuestro Poder Judicial, ya que nuestra presencia en ella convalida la bastarda utilización de todos los escenarios, micrófonos y cámaras posibles para denostar y combatir contra el sistema democrático y republicano, ese que la Argentina y casi todos los países del continente han elegido para vivir.
     
    Bs.As., 1 Nov 17
    — 
    Enrique Guillermo Avogadro
    Abogado
    Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
    Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
    Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
    E.mail: ega1@avogadro.com.ar
    E.mail: ega1avogadro@gmail.com
    Site: www.avogadro.com.ar
    Blog: http://egavogadro.blogspot.com
    Skype: ega1avogadro
    Facebook: enrique guillermo avogadro
    Twitter: @egavogadro

  3. Fernando.García
    04/11/2017 at 7:01 PM

    Por Ariel Valdiviezo.

    CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, 30 de octubre de 2017.
    CARTA ABIERTA A LA Dra. ELISA MARINA AVELINA CARRIO.
    Vicente López 1649 (Recolecta) (CP 1001)
    CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES.

    ESTA CARTA LA TITULO “LOS ARGENTINOS AMANTES DE LA ILEGALIDAD Y DE LA HIPOCRESÍA” SEGUNDA PARTE.
    Siento la necesidad imperiosa como coya que se educó trabajando años enteros en la agreste Quebrada de Humahuaca, donde todo el trabajo era manual, días enteros agachados en los surcos para que la Pacha Mama (Tierra Santa), nos diera sus frutos y así vivir honestamente con el sudor de nuestra frente, lo que me enseñó a luchar por la vida haciéndome, gracias a mis padres, a ser un hombre íntegro y honesto, que como Ud. sabe, son dos cosas totalmente deferentes, por eso es que siempre digo que antes que nada soy VALDIVIEZO.
    Me he tomado la libertad de leer sobre Ud. su amplio currículo, de donde extraigo tres aspectos que son fundamentales para dar validez a las palabras de esta carta, tiene Ud. un posgrado en Derecho Público, fue profesora en Derecho Constitucional y Constituyente en la Reforma de la Constitución Nacional en el año 1994, lo que nos da la pauta que es una profesional con vastos conocimientos sobre la Constitución Nacional, sin embargo, lo que voy a refutarle es muy básico y lo aprendí en la materia de Educación Cívica, en el secundario, cuando estudiaba en el magisterio, de lo que me enorgullezco de ser un simple maestro.
    Del guacho Martín Fierro he tomado sus consejos, no los del Viejo Vizcacha que nos enseña lo que ahora como país somos empezando por:
    “Hacete amigo del juez
    y no le des de que quejarte
    cuando se quiera enojar
    vos te debés encoger
    pues siempre es gueno tener
    palenque han de ir a rascarse.”
    Y es así como llegamos al día de hoy, donde los jueces que participan en los mal llamados “JUICIOS DE LESA HUMANIDAD”, los políticos que los apoyan, si creen con derecho a disponer de las vidas de las personas, y han logrado que todo un país, acepte de sus políticos sus mentiras y su hipocresía, más aun hasta son aplaudidos por eso, como son aplaudidos los jueces que en sus sentencias, avergüenzan el ordenamiento jurídico mundial.
    http://prisioneroenargentina.com/wp-content/uploads/2017/10/CARRIO-E1.jpg
    Y continuando con el Martín Fierro y tomando los buenos consejos de este gaucho, permítame recitarle esta estrofa que pega como anillo al dedo sobre lo que voy a exponerle:
    “Hay hombres que de su ciencia
    tienen la cabeza llena
    hay hombres de todas menas
    más digo sin ser muy ducho
    más vale el que aprender mucho
    el aprender cosas buenas.”
    Es indudable que de su ciencia es toda una experta, a la cual no pretendo bajo ningún punto de vista igualarme, pero tampoco pretendo dejarme embaucar con sus mentiras y su hipocresía, de manera que voy a contestar a sus palabras promulgadas antes de las elecciones, y discúlpeme señora, me recuerda a Macri diciendo “…se va a acabar el curro de los derechos humanos”, y tengo todo el derecho a dudar de sus palabras, sobre todo cuando mencionó a los presentes no hablar del tema durante la campaña, pues en esa reunión había familiares de militares, y porque no pensar que lo hizo para ganarse los votos de ese sector, DIOS quiera que me equivoque, y que Ud. sea capaz de demostrármelo.
    Mientras tanto voy a comentarle las causas por las que tengo todo el derecho de dudar de Ud.
    Cuando menciona “porque lo único que va a servir es para embarrar la cancha, no para limpiarla”, está ocultando sus propias palabras, lo que indudablemente no habla muy bien de su integridad, al respecto le quiero aclarar que la cancha ya estaba embarrada, no con barro que sería muy limpio, sino que se la embarró con la misma materia fecal, y la artífice de eso es indudablemente Ud.
    Al mencionar “Yo soy autora de la ley de nulidad de obediencia debida y punto final pero nunca busqué la venganza…. hay casos que están bien juzgados y hay casos de los que no se tienen pruebas”.
    http://prisioneroenargentina.com/wp-content/uploads/2017/10/CARRIO-E2-300×93.jpg
    Este párrafo merece el siguiente análisis y he aquí donde pone en práctica toda su hipocresía y toda su falsedad. Con todos los conocimientos que tiene del derecho, presenta la nulidad de las leyes de la obediencia debida y punto final, en total acuerdo con el Kishnerismo, hace que su ley sea aprobada por el Congreso, derogando las otras dos, Ud. no ignoraba que esas leyes eran totalmente legales, que la Corte Suprema de Justicia de Nación (CSJN) las había convalidado declarándolas legales. Tampoco ignora que la ilegalidad o legalidad de una ley es facultad exclusiva de la CSJN, pero esa CSJN ya las había decretado legales. Es decir que el Congreso de la Nación se atribuyó facultades que son exclusivas de la CSJN, por lo que Ud. fue el principal artífice, del mamarracho jurídico más grande de la historia judicial argentina.
    Ante la aprobación de su ley y ante tal mamarracho jurídico existía para Ud. y el gobierno un serio problema, enderezar semejante violación a la Constitución Nacional y a su división de poderes, y para ello necesitaban una Corte adicta, la solución fue la remoción de casi todos sus miembros (menos el Dr. Fay), por el gobierno, y en su lugar se nombra ya condicionados a llevar una política de estado, a Jueces como Zaffaroni, denunciado por manejar prostíbulos, Lorenzetti terrorista montonero, nombre de guerra “El Mono”, Nolasco acusada de cobrar la indemnización como desaparecida.
    Todas estas personas, el Congreso de la Nación del cual Ud. formaba parte, y el poder Ejecutivo fueron “QUIENES DISEÑARON Y EJECUTARONUN PLAN DE ENCUBRIMIENTO CRIMINAL DE LAS ORGANIZACIONES TERRORISTA NACIONALES, Y EL EXTERMINIO DEL PERSONAL DE LAS FUERZAS ARMADAS, FUERZAS DE SEGURIDAD Y FUERZAS POLICIALES Y PERSONAL CIVIL”, que las enfrentaron.
    En otra parte de su alocución menciona “…hay casos que están bien juzgados y hay casos de los que no se tienen prueba”, la verdad que me da vergüenza tener que explicarle lo que Ud. sabe mucho mejor que yo, ninguno de estos juicios son legales por lo que no se puede juzgar penalmente si el delito no existía, le recuerdo que los delitos nacen con la ley, porque parece que en lo que le conviene, su memoria es demasiado frágil, voy a retrotraerla al año 1984, causa conocida como 13/84, juicios a los Comandantes de las tres Fuerzas Armadas, fue el primer juicio a los militares, y esto también Ud. lo sabe que fue totalmente ilegal, aunque todo este pueblo cobarde y sumiso aplaudió a rabiar la ilegalidad del juicio, como aplaude ahora la ilegalidad de los mal llamados juicios de lesa humanidad.
    La ilegalidad de este juicio, para los que no lo saben y en eso a Ud. la descarto, tiene en sí, un mérito impresionante, es la primera vez que el Estado (Presidente ALFONSIN defensor oficial del Terrorista Mario Roberto Santucho, Jefe del Ejército Revolucionario del Pueblo), viola abiertamente el Art. 18 de nuestra Constitución Nacional, al juzgar a estos Jefes Militares con jueces penales, en vez de ser juzgados por jueces militares, es decir lo sacan de los jueces naturales, y el segundo gran mérito es juzgar hecho militares, con el Código Penal de la Nación.(en este caso hechos de guerra, porque así lo establecía el Código de Justicia Militar y lo dice repetidamente la sentencia de la causa 13/84).
    El juzgar a un militar por hechos de guerra con el Código Penal de la Nación, en este juicio como en los mal llamado juicios de lesa humanidad, hay algo que Ud. ni nadie puede refutar, es que de esta forma el poder político se segura la sentencia, porque ambos códigos son diametralmente opuestos.
    El Código Penal sanciona por una cachetada y el Código de Justicia Militar, en época de guerra, toda orden significa morir o matar, y eso es totalmente legal, aspecto que no lo ignora, es decir que si un juicio nace violando la Constitución Nacional, es un juicio que ha nacido mal parido, de manera que no entiendo como una profesional de su nivel, de sus conocimientos, puede mentir tan cara duramente manifestando que “…hay casos que están bien juzgados” o que “ hay casos mal juzgados”, cuando Ud. sabe perfectamente que son todos los juicios de nulidad absoluta.
    Respecto a que nunca buscó la venganza, también tengo mis muy serias dudas, ya habían sido mal juzgados los Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas y sentenciados por todos esos hechos, que a pesar de la ilegalidad de ese juicio, al menos en la sentencia se ajustó, a mi entender, a lo que el Código de Justicia Militar manifestaba en su Art 514 que: “El superior que hubiere dado la orden es el único responsable…”, por eso le pregunto ¿Porque lo hizo? ¿Porque fue la primera colaboradora en que se viole la Constitución Nacional que ayudo a reformar? y si mal no recuerdo el Art 18 de la Constitución Nacional, desde 1853 nunca fue modificado y nunca ningún congresista, entre ellos Ud, modifico una coma del mismo.
    Podría continuar con mi vulgar léxico nada jurídico, pero no seguiré analizando sus palabras porque las mismas estén llenas de ilegalidad e hipocresía, las que se magnifican aún más al tratarse de una abogada de tamaña capacidad, solo quería mencionar su proceder, que no solo, entiendo que fue de venganza, porque al abrir esa puerta violando nuestra Carta Magna sabía que quedaba abierta la puerta para que sean juzgados los que solo cumplieron órdenes, y así se encuentran ahora en cárcel cabos y subtenientes que nada tenían que ver, con los hecho que nos impusieron por un lado las organizaciones terroristas y por otro lado el Estado Argentino que ordeno aniquilar a estos terroristas guerrilleros.
    En cuanto a lo que dice de los Derechos Humanos, es cierto, los mismos deberían ser para todos, pero nunca la vi, ni la escuche antes de esto, defender los derechos humanos de los soldados que defendieron la Patria en dos oportunidades, guerra contra la subversión y la guerra de Malvinas, y si lo hizo fue para defender a la de los terrorista, nunca la escuché reprochar cuando los viejos militares se morían en los juicios por falta de atención médica, o cuando eran llevados en camilla a los juicios, inmediatamente luego de una operación para que el circo sea completo, o ante las sentencias falaces de la Corte Suprema de Justicia defecando sobre los principios universales del derecho penal, en los juicios que Ud. bien conoce.
    http://prisioneroenargentina.com/wp-content/uploads/2017/10/CARRIO-e4-300×111.jpg
    Dice ser Católica Apostólica Romana, creo señora que debería hacer un serio análisis de conciencia, su participación en la anulación de las leyes mencionadas han llevado al día de hoy al asesinato por parte del estado de más de 450 muertos políticos, de la que directa o indirectamente lleva manchada sus manos de sangre de esos soldados, por eso voy a pedirle señora que deje de mentir tan hipócritamente al pueblo, que se haga cargo de sus acciones, porque entiendo que vale mucho más la vida de una persona, que los millones que Cambiemos pueda lograr para cambiar, además de seguir zanjeando más profundamente la diferencia, entre los Argentinos,
    Al estar preocupada en lograr por general consenso, solo demuestra su cobardía, como todo este gobierno, pero también quiero recordarle que lo más no es lo mejor, y menos en un país con un pobre índice de educación, quiero y entiendo que, su única preocupación real es su conveniencia y no hacer nada de lo que sea correcto, sino lo que es convenientemente político, y esa conveniencia lleva a la muerte a soldados que guerrearon por Ud. y por todos los argentinos
    Para terminar solo me queda por decirle, que espero que DIOS la perdone, yo ya la he perdonado, y aunque no lo crea rezo por Ud, pero eso no me impide decir la verdad para que muchos que no la conocen, sepan que habla solo por la boca y no con el corazón, así mismo la invito a que tome contacto conmigo, le proporcionaré todas las pruebas que tengo al respecto de la ilegalidad de los juicios, no solo de su nacimiento, sino también como en ellos se viola la Constitución Nacional y el Código de Procedimientos Penales de la Nación, es decir son juicios sin leyes, donde solo se aplica la voluntad del juez de acuerdo a su conveniencia en el cumplimientos del aniquilamiento de quienes defendieron la Patria.
    Pero de todo esto lo más lamentable de Ud. que nos representa, es que conoce perfectamente todo lo que aquí en forma sucinta a mencionado y todavía manifiesta que nunca buscó la venganza, le repito doctora, permítame dudar seriamente de sus palabras.
    Sin otro particular saludo a Ud. muy atte.
    ARIEL ROLANDO VALDIVIEZO
    DNI: 8.196.717
    Ariel Rolando Valdiviezo es Teniente Coronel del Ejército Argentino y Maestro de Escuela.
    Preso Ilegalmente Arrestado


    LETRA …….NECESITA SE AUMENTE

    ……………………………………………………………

  4. Miguel Ángel de Renzis
    04/11/2017 at 8:18 PM

    HAY QUE VOLVER AL EQUIPO DE JOSE

    Hace cincuenta años la pasión deportiva más importante de muchos argentinos, el futbol, nos hacía hermanar a todos porque un club de la liga local lograba en 1967 lo que nunca había logrado el futbol nacional, ni siquiera a nivel de selecciones: RACING CAMPEON DEL MUNDO.

    Ezeiza se transformó en la llegada de los vuelos de Montevideo porque estaban reparando el aeroparque, y allí llegó el equipo de José, segundo nombre del director técnico, Juan José Pizuti, con el que los hinchas de la Academia lo habían bautizado con el histórico “…Y ya lo ve, y ya lo ve, es el equipo de José”.

    Desde el aeropuerto hasta Avellaneda miles de argentinos de todos los clubes con distintas banderas saludaban al paso de los vencedores del Celtic, que habían dejado de ser patrimonio de los racinguistas para ser patrimonio argentino.

    Nadie se acordó de que vivíamos en dictadura, en la llamada Revolución Argentina, con Juan Carlos Onganía como el primero de los tres presidentes de facto de la misma, a los que le siguieron Levingston y Lanusse.

    Hasta 1978 los argentinos solo podíamos mostrar el título de Racing y otra vez, bajo una dictadura, ganamos la Copa del Mundo, torneo que organizamos y cuya sede había logrado la dirigencia peronista – detalle que suele olvidarse. Videla, Viola, Galtieri y Bignone ocuparían también de facto la presidencia de la Republica.

    Como una mueca de la historia hace cincuenta años vibró el Cilindro de Avellaneda, o sea… sí, el estadio Presidente Perón, cuyo nombre habían tapado con pintura oscura después de la sangrienta sedición anglofinanciada de 55.

    El líder de los argentinos estaba en Madrid, exiliado. Y su nombre era negado hasta en un estadio.

    Pero el futbol y la política siempre fueron de la mano. ¿De dónde salió Macri, sino de Boca?

    En los años más felices de los argentinos, Valentín Suarez era un joven que ayudaba a Evita en la Fundación. Pasó de ser presidente de Banfield a interventor en la AFA.

    O el caso de Cecilio Conditi. Dirigente de Chacarita Juniors, que fue el último presidente de la AFA antes de la sedición anglofinanciada del 55. También fue el primer rector de la Universidad Obrera y del 29 de junio de 1975 hasta el 11 de agosto de ese mismo año fue Ministro de Trabajo de Isabel Perón.

    O el caso de Alberto J. Armando, el histórico presidente de Boca Juniors, al que para perdonarle una fuerte deuda fiscal casi lo obligaron a ser candidato a gobernador de Buenos Aires, en el armado del proyecto político de la dictadura de Lanusse, que llevó como candidato a presidente al brigadier Ezequiel Martinez, y en la lista de diputados entre otros al Hombre de la Inteligencia, Guillermo Patricio Kelly.

    También los relatores deportivos fueron utilizados y a su vez ellos utilizaron el momento político. Para Luis Elias Sojit los días soleados eran “días peronistas”, y para el “gordo” José María Muñoz, los argentinos eran “derechos y humanos” en plena dictadura.

    El deporte nacional es el pato, no el fóbal.

    Pero el fútbol, además de mover pasiones, desde que se profesionalizó en 1931 es un gran negocio. Y un arma de control social.

    El fútbol sirvió para que en el estadio de River, Rojas y Aramburu fueran abucheados por la multitud. O el estadio de Velez, para que los montoneros silbaran a Lorenzo Miguel. O el de Huracán, para que Moyano mostrara su fuerza y pidiera por la reelección de Cristina. O recientemente, el Presidente Perón para el cierre de campaña de Cristina, so pretexto de que Perón y Kirchner eran de Racing. Mientras el Intendente de Avellaneda, simpatizante de Argentinos Juniors, buscaba los fondos para hacerse cargo de los $500.000 que cuesta abrir el estadio.

    Esta pasión por el fútbol nos hace confundir los sentidos patrios. Se le da mayor importancia a un resultado deportivo que a un tiempo político. Y a que estamos construídos de tiempo, y debemos emplearlo para planear, crecer, estudiar, adquirir técnicas … trabajar; no sólo para pretender prestigiarnos charlando de fóbal. Lo que hecho con desmesura sólo revela estupidez.

    Desde el regreso de la democracia Alfonsín, que era de Independiente, Menem, de River, De la Rua de Boca, Rodríguez Saa de River, Duhalde de Banfield, Kirchner de Racing, Fernández de Gimnasia y Macri de Boca, no pudieron resolver los problemas del pueblo argentino.

    El equipo de José fue la expresión de la unidad de todos por un logro deportivo. El Mundial del 78 lo festejaron hasta los presos de la dictadura. La última copa ganada de la mano de Bilardo se festejó a pesar que la Junta Coordinadora lo quiso echar para poner a Saporiti. O cuando Massera pidió por Fillol y Alonso a Menotti.

    La pasión y el resultado deportivo juegan fuerte en el pueblo argentino.

    Hace cincuenta años fui testigo presencial de aquella hazaña, pero también contemporáneo de presidentes, vicepresidentes y ministros presos, de una corrupción que una justicia combate cuando se pierde el poder, del aumento de la desocupación, del trabajo para pocos bien remunerado.

    También los intentos de domesticar al Movimiento Obrero y los fracasos del socialista Mucci con Alfonsín, que se vuelven a intentar en época de Macri.

    Cincuenta años del equipo de todos. Lástima que no tuvimos un Chango que hiciera un gol en la política argentina.

    El Ezeiza que recuerdo era con multitudes aclamando a los campeones. El Ezeiza de hoy es con Boudou, Jaime, Lázaro Baez y hasta De Vido, mudándolo a Marcos Paz.

    Hay que volver al Equipo de José.

    MIGUEL ANGEL DE RENZIS

  5. Miguel Ángel de Renzis
    04/11/2017 at 9:11 PM

    PARA LA UNIDAD NACIONALISTA HAY QUE VOLVER AL EQUIPO DE JOSE

    Hace medio siglo la pasión deportiva más importante de muchos argentinos, el futbol, nos hacía hermanar a todos porque un club de la liga local lograba en 1967 lo que nunca había logrado el futbol nacional, ni siquiera a nivel de selecciones: RACING CAMPEóN DEL MUNDO.

    Por entonces Ezeiza se transformó en la llegada de los vuelos de Montevideo porque estaban reparando el aeroparque, y allí llegó el equipo de José, segundo nombre del director técnico, Juan José Pizuti, con el que los hinchas de la Academia lo habían bautizado con el histórico “…Y ya lo ve, y ya lo ve, es el equipo de José”.

    Desde el aeropuerto hasta Avellaneda miles de argentinos de todos los clubes con distintas banderas saludaban al paso de los vencedores del Celtic, que habían dejado de ser patrimonio de los racinguistas para ser patrimonio argentino.

    Nadie se acordó de que vivíamos en dictadura, en la llamada Revolución Argentina, con Juan Carlos Onganía como el primero de los tres presidentes de facto de la misma, a los que le siguieron Levingston y Lanusse.

    Hasta 1978 los argentinos solo podíamos mostrar el título de Racing y otra vez, bajo una dictadura, ganamos la Copa del Mundo, torneo que organizamos y cuya sede había logrado la dirigencia peronista – detalle que suele olvidarse. Videla, Viola, Galtieri y Bignone ocuparían también de facto la presidencia de la Republica.

    Como una mueca de la historia hace cincuenta años vibró el Cilindro de Avellaneda, o sea… sí, el estadio Presidente Perón, cuyo nombre habían tapado con pintura oscura después de la sangrienta sedición anglofinanciada de 55.

    El líder de los argentinos estaba en Madrid, exiliado. Y su nombre era negado hasta en un estadio.

    Pero el futbol y la política siempre fueron de la mano. ¿De dónde salió Macri, sino de Boca?

    En los años más felices de los argentinos, Valentín Suarez era un joven que ayudaba a Evita en la Fundación. Pasó de ser presidente de Banfield a interventor en la AFA.

    O el caso de Cecilio Conditi. Dirigente de Chacarita Juniors, que fue el último presidente de la AFA antes de la sedición anglofinanciada del 55. También fue el primer rector de la Universidad Obrera y del 29 de junio de 1975 hasta el 11 de agosto de ese mismo año fue Ministro de Trabajo de Isabel Perón.

    O el caso de Alberto J. Armando, el histórico presidente de Boca Juniors, al que para perdonarle una fuerte deuda fiscal casi lo obligaron a ser candidato a gobernador de Buenos Aires, en el armado del proyecto político de la dictadura de Lanusse, que llevó como candidato a presidente al brigadier Ezequiel Martinez, y en la lista de diputados entre otros al Hombre de la Inteligencia, Guillermo Patricio Kelly.

    También los relatores deportivos fueron utilizados y a su vez ellos utilizaron el momento político. Para Luis Elias Sojit los días soleados eran “días peronistas”, y para el “gordo” José María Muñoz, los argentinos eran “derechos y humanos” en plena dictadura.

    El deporte nacional es el pato, no el fóbal.

    Pero el fútbol, además de mover pasiones, desde que se profesionalizó en 1931 es un gran negocio. Y un arma de control social.

    El fútbol sirvió para que en el estadio de River, Rojas y Aramburu fueran abucheados por la multitud. O el estadio de Velez, para que los montoneros silbaran a Lorenzo Miguel. O el de Huracán, para que Moyano mostrara su fuerza y pidiera por la reelección de Cristina. O recientemente, el Presidente Perón para el cierre de campaña de Cristina, so pretexto de que Perón y Kirchner eran de Racing. Mientras el Intendente de Avellaneda, simpatizante de Argentinos Juniors, buscaba los fondos para hacerse cargo de los $500.000 que cuesta abrir el estadio.

    Esta pasión por el fútbol nos hace confundir los sentidos patrios. Se le da mayor importancia a un resultado deportivo que a un tiempo político. Y a que estamos construídos de tiempo, y debemos emplearlo para planear, crecer, estudiar, adquirir técnicas … trabajar; no sólo para pretender prestigiarnos charlando de fóbal. Lo que hecho con desmesura sólo revela estupidez.

    Desde el regreso de la democracia Alfonsín, que era de Independiente, Menem, de River, De la Rua de Boca, Rodríguez Saa de River, Duhalde de Banfield, Kirchner de Racing, Fernández de Gimnasia y Macri de Boca, no pudieron resolver los problemas del pueblo argentino.

    El equipo de José fue la expresión de la unidad de todos por un logro deportivo. El Mundial del 78 lo festejaron hasta los presos de la dictadura. La última copa ganada de la mano de Bilardo se festejó a pesar que la Junta Coordinadora lo quiso echar para poner a Saporiti. O cuando Massera pidió por Fillol y Alonso a Menotti.

    La pasión y el resultado deportivo juegan fuerte en el pueblo argentino.

    Hace cincuenta años fui testigo presencial de aquella hazaña, pero también contemporáneo de presidentes, vicepresidentes y ministros presos, de una corrupción que una justicia combate cuando se pierde el poder, del aumento de la desocupación, del trabajo para pocos bien remunerado.

    También los intentos de domesticar al Movimiento Obrero y los fracasos del socialista Mucci con Alfonsín, que se vuelven a intentar en época de Macri.

    Cincuenta años del equipo de todos. Lástima que no tuvimos un Chango que hiciera un gol en la política argentina.

    El Ezeiza que recuerdo era con multitudes aclamando a los campeones. El Ezeiza de hoy es con Boudou, Jaime, Lázaro Baez y hasta De Vido, mudándolo a Marcos Paz.

    Hay que volver al Equipo de José.

    MIGUEL ANGEL DE RENZIS

  6. mari
    04/11/2017 at 10:39 PM

    Hipocresía inmensa que usen a Rucci los mismos que lo mataron . Peron ;Rucci ya son el pasado y la gente nueva no les recuerda nada ,pero claro todos los actuales son tan poca cosa y algunos tiene su prontuario por esos traen los muertos

  7. perdomo
    06/11/2017 at 9:13 AM

    Este acomodaticio y torero de Miguel Ángel de Renzis, sigue meando fuera del tarro un verdadero gil al servicio de la ignorancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *