Para salvar los PPP viales, el Gobierno sale en auxilio de las constructoras involucradas en los cuadernos de las coimas

Con una cotización del dólar desbocada y en medio de un creciente deterioro político y económico, el Gobierno de Mauricio Macri salió a darles oxígeno a las concesiones viales adjudicadas por el sistema de PPP con una polémica movida que beneficia a las constructoras que pagaron coimas durante la gestión K. y compromete a las próximas administraciones.

Para que no se caigan los nuevos contratos de PPP de los corredores viales por la interrupción de los financiamientos de los bancos privados a las empresas salpicadas por la corrupción, los funcionarios macristas idearon contrarreloj un sistema muy particular por el cual el Estado quedará a cargo de tomar los préstamos que debían conseguir las constructoras con una garantía de repago oficial que nunca estuvo prevista en las reglas de juego licitatorias.

El esquema, diseñado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; su par de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne; el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías y el titular del Banco Nación, Javier González Fraga prevé la creación de un fideicomiso administrado por el Estado que será el encargado de recibir diversas líneas de créditos de bancos privados para financiar a los consorcios adjudicatarios de los PPP.

El fideicomiso -cuyo manejo estará en manos del BICE que comanda Francisco Cabera, el ex ministro de Producción desplazado por la falta de resultados y una intrascendente gestión- arrancará con un aporte de 200 millones de dólares del Banco Nación y la constitución de un sistema de garantías de 600 millones de dólares provenientes de las cauciones que habían depositado los consorcios ganadores de la licitación.

Con esos recursos iniciales, el BICE saldrá a buscar nuevos préstamos de bancos privados para juntar una masa crítica de entre 1.500 y 2.000 millones de dólares que necesitan las constructoras para poner en marcha las obras antes de fin de año.

De esta manera, los fondos que los bancos privados les iban a prestar a las constructoras ahora serán tomados por el Estado y con una garantía de devolución mucho más sólida y segura.

Así, con este “parche” de última hora y de dudosa legalidad, la administración macrista busca evitar el fracaso de los PPP a costa de salvar de un serio traspié y perjuicio económico a cuatro constructoras que se encuentran involucrados en la causa de corrupción destapada por los “cuadernos de las coimas”.

En cinco de los seis corredores viales que fueron concesionados bajo el paraguas de los PPP, aparecen cuatro constructoras que forman parte de la causa que llevan adelante el juez federal, Claudio Bonadío y el fiscal, Carlos Stornelli.

Se trata de José Cartellone, Vial Agro, Corporación América -del grupo Eurnekian- y JCR (la constructora del grupo Relats y dueña del Hotel Panamericano); las cuales integran los grupos ganadores de los corredores A, C, E, F y Sur donde están en juego un conjunto de inversiones que superan los 4.500 millones de dólares.

Los dueños y directivos de esas empresas quedaron comprometidos por el pago de sobornos y aportes ilegales por las anotaciones del ex chofer Oscar Centeno, las declaraciones del ex titular de la CAC, Carlos Wagner y los dichos del ex timonel del Occovi, Claudio Uberti.

Pero más allá de la “ayuda” concedida a estas constructoras, el “salvataje” de los PPP viales implementado el Gobierno ha dejado varios puntos oscuros que en los próximos meses podrían volverse en contra y generar nuevos problemas.

En primer lugar, no hay ninguna certeza de que los bancos privados estén dispuestos a otorgar nuevos créditos al Estado para el financiamiento de este tipo de obras. Bajo las actuales circunstancias y el indicador del riesgo país por las nubes, los préstamos que podrían obtenerse serían con una tasa de interés anual superior al 12% en dólares, más del doble de lo que pagan Bolivia y Uruguay por créditos similares.

En segundo lugar, los cambios de fondo que se aplicaron a los PPP han dado lugar a un nuevo escenario legal que es casi idéntico al habitual mecanismo de contratación de obra pública. La gran diferencia es que el nuevo engendro contractual resulta bastante más oneroso e incierto que el esquema tradicional basado en recursos presupuestarios.

El tercer aspecto que genera dudas está relacionado con los montos que debería captar el fideicomiso para garantizar tanto el inicio, como la continuidad de las obras que deben concretarse en un plazo de cinco años.

En total, las inversiones comprometidas en los seis PPP viales ascienden a 6.000 millones de dólares. Para comenzar, se requieren alrededor de 2.000 millones de dólares. Y para el segundo y tercer año harían falta casi 3.000 millones de dólares para mantener el ritmo de los trabajos. Hoy lo único que tiene asegurado el Gobierno son alrededor de 800 millones de dólares que saldrán del aporte del Banco Nación y las cauciones de las constructoras que los funcionarios tenían que resguardar para afrontar eventuales incumplimientos de contrato.

Otra arista que falta definir es que pasará con las próximas licitaciones de obras por PPP que el Gobierno tiene agendadas para los próximos meses como el tren de carga para Vaca Muerta, las líneas eléctricas de alta tensión, la compra y mantenimiento de formaciones ferroviarias y segundo paquete de rutas y autopistas.

Si no extiende el nuevo esquema sostén a los futuros contratos, será muy complicado que aparezcan oferentes por la falta de líneas de financiamiento para proyectos en el país.

Pero si optan por replicar el modelo, los funcionarios tendrán que admitir que los PPP han sido un fracaso y salir a negociar una dispensa con el FMI para volver a financiar obras públicas con partidas presupuestarias.

Antonio Rossi

Share

12 comments for “Para salvar los PPP viales, el Gobierno sale en auxilio de las constructoras involucradas en los cuadernos de las coimas

  1. Orejano
    30/08/2018 at 9:41 AM

    En resumen, para que no se caigan los negocios de las empresas que viven del Estado, nos endeudan un poquito más para asegurarse algún negocio; porque está claro que al ritmo que van va a ser difícil que puedan presentarse en nuevas licitaciones sin que los “bajen” por coimeros (bueno, por cohecho, para ser más precisos). Ni hablar de que el fideicomiso consiga algún financiamiento externo genuino…

    Que no tenían ética ni ganas de trabajar ya lo sabíamos, que lo único que les sobraba era soberbia, bastaba con mirar al señor de las ovejas para darse cuenta. No pensamos que podrían robar directamente a mano armada, y aquí vemos que sí pueden, porque ésto es sencillamente delictivo.

    A ver los jueces, los fiscales “de la Nación”, ¿por qué ninguno actúa de oficio frente a éste robo? ¿O están orejeando las cartas para ver quién se queda y quién se va, y ahí deciden cómo actuar?

    Pobre Argentina, tan lejos de Dios y tan cerca de Comodoro Py.

    • LACHO
      30/08/2018 at 11:58 AM

      Hace 3 meses Carrió (la incontinencia verbal personificada) dijo: el dólar se queda en 23 “yo no les miento a mis votantes” (el 1%), y hoy vemos a que valor llegó.
      Ayer dijo: “no hay elicóptero”. Alguien del oficialismo se puede encargar de atenuarla en su psicopátía por intoxicación para que deje de dar pronósticos?

      • LACHO
        30/08/2018 at 12:15 PM

        Los proyectos PPP no deberían ni siquiera insinuarse. Para ello están las licitaciones Públicas, en las que se define la Obra, se estipula las condiciones para los que se presenten, exigiéndose la Capacidad de Obra, Seguros de Caución, tiempo de entgrega y forma de recupero de capital invertido. Es la mejor forma de escindir a la Administración Pública de cualquier “tentación” y ninguna Empresa se tiene que preocupar por el porcentaje del “aforo” que puedan pedirse sin ningún derecho. Provincia de Buenos Aires y “la Docta” son panales de concentración para libar las mieles que producen los CORRUPTOS.
        En la Docta, donde vemos lindos “dientes de leche” en provincia como en intendencia capitalina, tuvimos alguna vez, uno que dejó este mundo, que se ufanaba de llevar la birome roja. “Aloé Vera. Entró pobre y terminó con juicios por la “magia”en la fabricación de su exuberancia económica. Políticos nuestros. Como dice Javier, una sola oportunidad para dibujar el resto de sus vidas. Menos mal que el hijo anda por Nueva Zelanda, pero quedó el otro varón. Menos mal que la actividad privada muestra su resultado al que sabe como traficar las acciones productivas. Podemos extendernos, pero será para cuando necesitemos conocer los pronturarios cuando se presenten. La próxima, si votamos mal, será por no tomarnos el deber de leer en vez de cautivarse por la “caja boba” con los guiones del Gordo Operador que alguna vez fue un periodista de investigación a los anteriores. Hoy parece que todo es impoluto.

      • Orejano
        30/08/2018 at 12:22 PM

        Don Lacho, y la medida que toman los macri’boys es subir la tasa al 60%, de forma que no quede ninguna duda a quien tenga algún pesito, de que hay que meterlo “en la timba”, ni se le ocurra ponerse a producir o vender nada.

        El único libro famoso que escribió Henry Ford tenía mucho de verdad sobre la forma de vida de alguna gente…

      • Orejano
        30/08/2018 at 4:30 PM

        Después del “espectáculo” que brindó hoy el muchachito de las ovejas, el USD se fue a 40, y nadie lo despide, eso es increíble.

        Él no se va a ir sólo, dignidad le falta, soberbia le sobra. Pero que el hijo del padre ate su destino a esa tabla de salvación, es digno de un estudio de coeficiente intelectual…

        El mejor equipo de los últimos cincuenta años llevó al Titanic contra el iceberg, le apuntó al medio y dijo, allá vamos…

        Soberbia, mucha soberbia.

      • Ironics
        30/08/2018 at 7:51 PM

        Cuanto mas puede durar la Sra.Carrio en Cambiemos ?

        Ella difundio una teoria conspirativa, “los empresarios quieren voltear a Macri para no ir presos” (?)

        Primero ofende a la justicia actual que esta procediendo (por fin) y se contradice con la intencion del gobierno de seguir con las empresas involucrada en su plan de Obra Publica.

        Me parece que hay que recurrir a empresas extranjeras cuyos gobiernos sancionen en serio el cohecho, y que tienen suficiente capital para las obras que son urgentes y el resto archivar por un tiempo los proyectos (en eso coincido).

        Pero si no hay obras no hay choreo y tampoco votos y el “pelotudo” tiene intenciones de renovar el mandato, por eso ofrece ayuda a los implicados.

        Igual creo que se cae con una palmada.

        Atte.Ironics

        PD:

        Este dolar a pesar del empobrecimiento puede acelerar las ofertas de las empresas que quieran participar ya que baja el “costo argentino”, por lo cual hasta se podria bajar el valor de lo presupuestado.

        Tambien facilita las exportaciones, pero como la brecha para los exportadores ahora es muy buena, seguramente reinstalaran las retenciones, porque no creo que le presten un mango mas.

  2. Mabel
    30/08/2018 at 1:06 PM

    Las garantías de obras y los préstamos de obra, siempre significaron el sostén y el resguardo en la ejecución de las mismas. Se incorporaban como requisito por pliego y siempre debían ser acreditadas en el primer sobre de oferta. Ello importaba que el “sistema financiero” participaba de alguna forma en la “torta” de la obra pública. Dicha participación secundaria o subsidiaria, si bien era importante, no significaba que lo financiero por sí, tuviera un rol en la ejecución en toda su dimensión administrativa, más bien quedaba de espectador. Ahora bien, con los “fideicomiso” se crea una figura más, distinta de la relación “comitente-empresa”. Este tercer actor, “fideicomiso” pasa a ser el administrador de la ecuación económica-financiera y administrativa de la obra, recayendo casi siempre la titularidad del fideicomiso en una entidad bancaria. Es decir que lo financiero pasa a tener un rol central, en cuanto a la obra, y el negocio deja de ser la obra en sí, sino el escolaso en sí. No es cierto que en el fideicomiso, la administración la retiene el Estado, por el contrario, la administración la tienen los CEOS financieros.
    La pregunta en cuanto a las obras publicas que tratamos, debería versar sobre los insumos que demandan su ejecución. Si la mano de obra es argentina, si los materiales son argentinos (hierro, cemento, etc), si los profesionales son argentinos. Y en consecuencia se pagan salarios, servicios y bienes en argentina, por qué se debe recurrir a prestamos en dólares y con entidades financieras externas. Para pensar…

    • LACHO
      30/08/2018 at 1:40 PM

      Mabel ….la Licitaciones. Que recuerdo. Sobre 1, 2 y 3. Y como contás. Primero capacidad y económica y financiera de la Obra. Seguros de Caución de empresas solventes. Y, si la financiación era externa (Exim Bank, Manufacturers Hanover Trust, etc) se tenía un buen porcentaje de seguridad sobre el potencial de las empresas concursantes, porque tenían la exigencia de las auditorías externas de filiales externas. Todo un engranaje de bloqueo a las corrupciones.

  3. Mabel
    30/08/2018 at 1:55 PM

    Correctísimo señor Lacho. Para eso, era su función. Resguardo de la capacidad de construcción, capacidad económica y financiera. Hasta allí llegaba. El fideicomiso adquiere una centralidad que antes no tenía… y no tiende al resguardo, sino al gerenciamiento directo de la obra… Con lo cual se desnaturaliza la relación comitente/empresa constructora. Una relación donde se invierten roles, y el Estado pasa a ser espectador y garante.

    • LACHO
      30/08/2018 at 2:04 PM

      En 1978 se hacen los estudios preliminares y el proyecto. Por dificultades financieras las obras recién comenzaron en junio de 1985 y finalizaron en agosto de 1990. Urugua-í proveyó de energía al Sistema Interconectado Provincial (S.I.P).
      Construida por el Grupo Socma, se ha acusado a Ramón Puerta de BENEFICIAR durante su primer mandato (1991-1995), al grupo Socma y otorgarles el manejo de la represa Urugua-í.
      ​La represa Uruguaí realizada en el curso del gobierno radical, tuvo una demora en la entrega, Misiones siguió pagando el usufructo porque había presentado un “SOBRECOSTO”.
      En el año 1998 Cacho Barrios denunció al gobernador Ramón Puerta por adjudicarle en forma DIRECTAy SIN CONCURSO a MACRI obras en la provincia, entre ellas la de la represa.​Puerta estuvo a cargo de la administración provincial entre 1991 y 1995, siendo ACUSADO DE FACILIRAR negocios entre el Estado y SOCMA.
      La construcción de la represa se había presupuestado en 80 millones de dólares y terminó costando el triple del monto estimado. El sistema de generación de CICLO COMBINADO de 60 MW instalado en Posadas, costó 63 millones de dólares. La represa Uruguaí de 120 MW costó 240 millones de dólares, Teniendo una evaluación grosera de la relación capacidad-utilidad, algunos montos quedaron en el medio.
      Por estas irregularidades se acusó a Néstor Grindinetti, hombre de SOCMA de defraudación y cohecho en una causa caratulada como “Grindetti, Néstor Olvado, s/estafa”. Adivinemos los orígenes de offshores.
      En 2004 el gobierno de Misiones dispuso rescindir el contrato a la empresa que opera la represa Urugua-í, que paso ser operada directamente por la empresa eléctrica provincial Emsa, tras su provincializacion se produjo una rebaja tarifaria y tras la ruptura del contrato con el grupo Macri. Pero a Ramón Puerta, el grupo no lo olvidó y hoy continúa como embajador en España.
      Tanto las rutas 12 y 14, sus obras de pavimentación fueron “adjudicadas” a Impresit-SIDECO.
      Saben a quien corresponden? Los dejo a sus criterios (Jelionek dixit). El juez y síndico de la película que comienza a cansar parece que no leyeron los libretos originales.

      • Orejano
        30/08/2018 at 2:56 PM

        Si tan sólo el 10% de los que votaron al hijo del padre hubieran leído su comentario antes de hacerlo, seguro que tenía un 10% menos de votos.

        Es demoledora la contundencia de los hechos, el conocimiento es poder. Aunque más no sea, poder de elegir quién NO queremos que nos robe los próximos cuatro años… La mayoría votó por la negativa, dijo no a los K (y con toda razón), no pueden sorprenderse que de un voto “al menos malo”, salga algo como lo que estamos viendo.

    • Orejano
      30/08/2018 at 3:12 PM

      Ufff, si usted es espectador, vaya y pase, pero si es espectador y además garante, o es muy tonto o está rifando algo que no es suyo para beneficio de vaya a saber quién (un amigo, seguramente).

      Gracias Mabel por su didáctico comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *