El Vaticano: La Iglesia y el terrorismo

Papa-Francisco-jmo

Llama la atención que el Papa Francisco decidiera desclasificar los archivos de hace más de 30 años correspondientes a la guerra de subversión desatada en pleno gobierno constitucional.

Los integrantes de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe, el cardenal Mario Poli y monseñor Carlos Malfa brindaron una conferencia de prensa, destacando que “el Papa está muy contento con esta apertura” y señalando, inesperadamente, que existió un genocidio de Estado.

Lo que resulta un tanto extraño e inexplicable es la decisión de habilitar el acceso a los archivos solamente a las víctimas y familiares de la última dictadura militar.

Es de público conocimiento de que durante el terrorismo desplegado en todo el país, el pánico de los habitantes por los crímenes, secuestros y bombardeos indiscriminados, instigó a la búsqueda de refugio y ayuda en la iglesia. Se elevaron oraciones en misas celebradas en las parroquias, rogando a Dios misericordia para las víctimas y su divina intervención para la finalización de la extrema violencia. Es de suponer que en los archivos de nuestras iglesias y parroquias se habrán registrado estos antecedentes que deben contar con archivos más numerosos que los que se abrirán ahora para los terroristas.

“Esta idea de desclasificar los archivos tiene que ver con que la verdad es un camino a la justicia y a la reconciliación”, señaló Arancedo, pero notamos que se vuelve al relato y a la revisión histórica, con dudosos procedimientos tendientes siempre a inclinar los platillos de la balanza para un solo lado.

En los últimos diez años se registran numerosos pedidos y entrevistas con miembros de la curia, por parte de asociaciones de derechos humanos, abogados, y familiares de los presos políticos que vienen siendo juzgados en interminables procedimientos por delitos de lesa humanidad, solicitando justicia y no venganza para ellos, todo lo cual figuró en las noticias de los medios. Si se habla de reconciliación, ¿por qué no abrir estos archivos de la iglesia a “todo” el que lo solicite, sin ninguna discriminación?.

Es probable que tanto el Vaticano, que es decir el Papa Francisco, como la iglesia de nuestro país, no hayan caído en cuenta que de esta parcial decisión surjan verdades inesperadas que contraríen las intenciones tenidas en mira y que podemos deducir, tomando como base las propias declaraciones del Episcopado en boca de monseñor Malfa, que explicaba: “En general se trata de alrededor de 3.000 cartas que se recibían y contestaban solicitando conocer el paradero de detenidos desaparecidos o alguna gestión en ese sentido.” ¿Y si de tales indagaciones e inspecciones nos encontramos con solamente aparecen tres mil o cinco mil desaparecidos en vez de los treinta mil “simbólicos” aducidos por nuestra secretaría de derechos humanos?

El comunicado de prensa dice textualmente: “Se desea subrayar que este trabajo se ha desarrollado teniendo como premisa el servicio a la verdad, a la justicia y a la paz, continuando con el diálogo abierto a la cultura del encuentro en el pueblo argentino.”

El camino del infierno está pavimentado de buenas intenciones. Interpretamos este conocido refrán con el azaroso pensamiento de que la posibilidad del diálogo abierto a la cultura del encuentro, se transforme en la rediviva de un nuevo enfrentamiento.

Silvio Pedro Pizarro

16 comments for “El Vaticano: La Iglesia y el terrorismo

  1. Thomas Waibel
    28/10/2016 at 12:17 PM

    Que Bergoglio y los “obispos” tome una posición parcial a favor del terrorismo y contra el “terrorismo de estado” es lógico.

    ?Acaso Bergoglio no quiere “beatificar” a Satanelli y otras víctimas del “terrorismo de estado?

  2. Larteguy
    28/10/2016 at 2:06 PM

    La IGLESIA ,no tiene ni una palabra de ” compasión ” para los hijos de las víctimas de las Organizaciones Terroristas El General.Cáceres Monié y su esposa, fueron asesinados arteramente en Entre Ríos por la guerrilla. La entregadora fué segun el expte. Penal la Sra. Rosario Badano (alias la Rusa) amiga de la mujer de Cáceres .La condenaron a 21 años de prisión, a los otros guerrilleros a mucho más. Alfonsín les conmuto la pena 6 años cumplieron. Que dirá la hija de éste matrimonio???. para colmo la sra Badano es decana de una Facultad en Entre Ríos. Ocurrió el hecho estando en democracia.

    • Thomas Waibel
      29/10/2016 at 6:07 PM

      El “papa de la misericordia”, que dice tener lágrimas en los ojos cuando ve a los “refugiados” en el Mediterráneo, no siente compasión por los presos políticos, ancianos y enfermos, que tienen que vivir bajo condiciones infrahumanas y mueren en las cárceles argentinas.

      Eso muestra que Bergoglio es un hipócrita y su “misericordia” es tan fingida como su “modestia”.

  3. Silvio Pizarro
    28/10/2016 at 3:06 PM

    Oportuno su comentario señor Larteguy, casualmente cultivé en los 50 y 60 en Santiago de Chile, una gran amistad con el matrimonio Cáceres Monié. Apreciaba mucho a ese caballero, su esposa una dama adorable. Siempre los recuerdo.

  4. epicardio
    28/10/2016 at 5:50 PM

    Viví entre los dos fuegos y vi muertos de los dos lados. La iglesia no puede seguir mirando los hechos con un solo ojo (a) tuerta, como ha hecho en toda su historia, logrando con ello dos sentimientos antagónicos: ¡risa y asco!.

  5. DR. RODOLFO CUERVO
    28/10/2016 at 5:57 PM

    LA ATROCIDAD DEL GENOCIDIO A LOS MIEMBROS DE FF.AA. Y OTROS, EN LA CÁRCELES.-

    Por los juicios de “Lesa Humanidad”, hay 800 presos que por la edad y estado de salud, se les debería otorgar prisión domiciliaria.-
    Los servicios médicos penitenciarios y los médicos de servicios judiciales donde actúan médicos, que a todas luces están actuando contraviniendo las normas éticas y morales de mala praxis.-
    Los tribunales de ética de las organizaciones medicas privadas, nunca podrían avalar la historias clínicas de los presos, y en una auditoria mas elemental demostraría la falsedad de esos documentos, que pondrían en evidencia la mala praxis, debería denunciarse penalmente.-
    Pregunto y propongo la iniciación de juicios por mala praxis a los médicos institucionales penitenciarios y judiciales intervinientes, que pondrían en evidencia las atrocidades, que se vienen cometiendo desde hace años.-

    • Javierferrero
      28/10/2016 at 6:10 PM

      Estimado Dr. Rodolfo Cuervo
      Es una excelente idea.
      Varios medicos, en actividad o retirados, debieran visitar a algunos de los presos para establecer sus dolencias y los tratamientos y medicamentos que reciben.
      Eso seriviría de prueba inicial para fundamentar la demanda y exigir la revision integral de todos los presos.

    • Roberto Oscar González
      30/10/2016 at 1:05 PM

      Dr. Cuervo, brillante su idea. Ahora hay que ver cómo se la pone en práctica.

  6. ALBERTO BAS
    28/10/2016 at 6:47 PM

    EL PAPA ES KIRCHNERISTA.

    • Thomas Waibel
      29/10/2016 at 3:28 PM

      Es decir, marxista y montonero.

  7. Gustavo Gómez Augier
    28/10/2016 at 8:17 PM

    La Iglesia en este tema es dual. Hubo una Iglesia que formó a la guerrilla Montonera, a través de la Teología de la Liberación y cuyos exponentes en Córdoba, su cuna, fueron los Jesuitas, el Padre Bercovich entre ellos, y la Iglesia que se opuso a este engendro por los frutos que está guerrilla traía. Ahora, y después de 40 años su mirada debería ser imparcial y objetiva, considerando la barbarie desatada desde la guerrilla y el Estado

    • Thomas Waibel
      29/10/2016 at 3:34 PM

      Pancho I y los “obispos” no van a ser imparciales, sino que van a presentar a los “obispos” y sacerdotes conservadores como cómplices de la dictadura y los “teólogos de la liberación”, empezando por Satanelli, como víctimas inocentes del “terrorismo de estado”.

  8. Marcelo González
    28/10/2016 at 9:48 PM

    La “oración común” del encuentro católico-luterano
    Guía de la ceremonia “litúrgica” que concelebrará Francisco con una “arzobispa”
    por Marcelo González

    Reproducimos algunos textos de la Oración Común que será la guía de la ceremonia a realizarse en Suecia, en la ciudad de Lundt, teniendo como oficiantes a Francisco y una “arzobispa” luterana.

    Los conceptos aceptados por la parte católica en esta “liturgia” celebratoria de Lutero y la Reforma protestante son increíbles. Cuestionan todo el Magisterio posterior a la Reforma, en particular el Concilio de Trento y ciertamente puntos ya definidos por la Iglesia antes de Lutero, que negó en sus tesis y en su obra posterior la existencia de un clero con poder sacerdotal, comenzando por la Sede Romana y el papa, a quienes el reformador insultó del modo más soez. La existencia de la Tradición como fuente de Revelación así como el Magisterio. La existencia de los sacramentos, salvo el bautismo y el matrimonio. La presencia real de Cristo en el Santísimo Sacramento y consecuentemente la Misa como renovación incruenta del Sacrificio de la Cruz. Y así, muchísimos errores destructores de la doctrina católica fundada en la Revelación misma.

    Esta “oración común” de celebración de la Reforma es imposible de intepretar sino como un acto de apostasía expresa y sin ambigüedades. De todos modos queda por ver qué ocurrirá en la ceremonia más allá de lo que la guía común indica.

    A continuación algunos textos seleccionados de esta guía. Al fin del artículo se puede ver en archivo pdf el documento conjunto con todos los detalles de la ceremonia.

    Conmemoración conjunta luterano-católico romana de la Reforma en el 2017

    La sección titulada Acción de gracias expresa nuestro regocijo por los dones recibidos y redescubiertos de diversas maneras a través de la renovación e iniciativas de la Reforma. Después de la oración de acción de gracias, toda la asamblea se une cantando en gratitud y alabanza por la obra de Dios. Lo mejor sería incluir cánticos que sean familiares a toda la asamblea. Algunos ejemplos incluyen, “Thanks be to You Forever” (Marty Haugen), o “To God Our Thanks We Give” (“Reamo leboga” de Botswana), o “Laudate Dominum” de Taizé. (…)

    Es decir, la Reforma “redescubrió” cosas que la Iglesia Católica había olvidado.

    El sermón debería reflexionar sobre la relación entre Jesucristo como centro y fundamento de la iglesia (Juan 15) y la conmemoración de los 500 años de la Reforma como parte del camino Del conflicto a la comunión, alentando a la asamblea hacia un compromiso continuo de servicio y testimonio común y a orar por la unidad. (…)

    Aquí se da por supuesto que la Iglesia no es la Católica, sino que el catolicismo es “una rama” del árbol de la iglesia que contiene a todas las confesiones cristianas. Una vieja herejía reiteradamente condenada.

    La conmemoración de la Reforma debería ser una celebración de Jesucristo, puesto que los reformadores consideraron su tarea principal apuntar a Cristo como “el camino, la verdad y la vida” y llamar a las personas a confiar en Él. Es Cristo quien debería ser celebrado. Martín Lutero y los otros reformadores sólo aspiraban a ser «testigos de Cristo.» (…)

    Canonización informal de Lutero, hombre virtuoso que trabajó para difundir la Fe. No solo su doctrina herética, sino su vida plagada de vicios y su persecución violenta a la Iglesia Católica desmiente esta falsedad.

    El énfasis sobre los frutos y la limpieza de los pámpanos en Juan 15 nos trae el reto del examen autocrítico. Esto también nos permite relacionarlo con el momento del arrepentimiento en el servicio, pero debería estar más orientado hacia el futuro: el llamado siempre renovado a la conversión a Cristo y al prójimo como la superación del egocentrismo propio de las personas (y también del egocentrismo de las iglesias) através del poder del Espíritu Santo. Aquí los imperativos pueden ayudar en la descripción de este llamado a la conversión y a la unidad. (…)

    “El egocentrismo de la Iglesia” sería considerarse la única verdadera, la Esposa de Cristo, su cuerpo místico. Demos por tierra con decenas de documentos del Magisterio, y por cierto con las Escrituras.

    ¡Jesucristo, Señor de la iglesia, envíanos tu Espíritu Santo! Ilumina nuestros corazones y sana nuestros recuerdos. Oh Espíritu Santo, ayúdanos a reconocer con gozo los dones que la Reforma ha brindado a la Iglesia, prepáranos para arrepentirnos de las murallas divisorias que nosotros y nuestros antepasados hemos levantado, y apréstanos para el testimonio y servicio común en el mundo. Amén. (…)

    Los dones de la reforma. Por ejemplo: la destrucción de la unidad de la Cristiandad, las guerras y violencias sufridas por los católicos en los países que adhirieron a Lutero o siguieron sus pasos de otro modo, como Inglaterra. La devastación de conventos, iglesias y catedrales. El saqueo de los lugares de culto y centros religiosos. La creación de una burguesía enemiga de la Iglesia enriquecida con esos bienes. El debilitamiento de Europa frente a la amenaza turca. La Masonería. La Revolución francesa y la destrucción del orden político cristiano. La creación de miles y miles de sectas fanáticas que llevaron al error, no pocas veces a la locura a millones de cristianos, con la consecuente perdición de sus almas… Solo algunos “dones”.

    “Los luteranos están agradecidos de corazón por lo que Lutero y otros reformadores les hicieron accesible: el entendimiento del evangelio de Jesucristo y la fe en él; el reconocimiento del misterio del Dios Trino, que se da a sí mismo para nosotros, los seres humanos, por gracia, y que solo puede ser recibido en la confianza total de la promesa divina; en el reconocimiento de la libertad y la certidumbre que el evangelio crea; en el amor que procede de y es despertado por la fe; en la esperanza frente a la vida y frente a la muerte que la fe trae consigo; y en el contacto vital con la Santa Escritura, los catecismos y los himnos que le dan vida a la fe” (#225), en el sacerdocio de todos los creyentes bautizados y en su llamado para la misión común de la Iglesia. “Los luteranos…se dan cuenta de que aquello por lo que agradecen a Dios no es un don que pueden reclamar solo para sí mismos. Desean compartir este don con todos los otros cristianos.” (#226) (…)

    El documento insulta a la Iglesia negando que las Sagradas Escrituras y su entendimiento fuera accesible a los católicos antes de Lutero. Como si los padres de la Iglesia, los teólogos medievales y el Magisterio mismo no hubiesen sido capaces de discernir el contenido de las Escrituras…

    “El caminar ecuménico hace posible que luteranos y católicos puedan apreciar juntos la visión de Martín Lutero y su experiencia espiritual acerca del evangelio de la justicia de Dios, que es a la vez su misericordia.” (#244)

    Nuevamente, un Lutero santo cuya “experiencia espiritual” es modelo de vida para los católicos, o para cualquiera que desee vivir cristianamente.

    “Así como la conmemoración común en 2017 traerá expresiones de alegría y de gratitud, también deberá permitir un espacio para que tanto luteranos como católicos experimenten el dolor por los fracasos, las transgresiones, las culpas y los pecados relativos a las personas y acontecimientos que se conmemoran.” (#228) “En el siglo XVI, católicos y luteranos frecuentemente no solo malinterpretaron, sino que exageraron y caricaturizaron a sus oponentes para ridiculizarlos. Repetidamente violaron el octavo mandamiento, que prohíbe dar falso testimonio contra nuestro prójimo.” (#233)

    Más allá de que pueda haber hechos reprobables de algunos católicos para con algunos luteranos, y viceversa inmensamente más, lo que aquí se destruye es la obra doctrinal de la Iglesia realizada por el Concilio de Trento. En él se defendió la verdadera doctrina, se esclarecieron los puntos que puso en cuestión el luteranismo y se definió dogmáticamente un cuerpo de verdades que han sido el pilar de la doctrina en los tiempos modernos. En este texto se implica esta obra monumental como “caricaturización” de la Reforma. Y un papa estará presente para aceptar, o tal vez leer él mismo el texto que haga esta referencia.

    Si los tiempos no fueran abreviados…
    Oración común, texto completo para descargar:
    http://panoramacatolico.info/sites/panoramacatolico.info/files/dtpw-lrc-liturgy-2016_es.pdf

    • Thomas Waibel
      29/10/2016 at 3:27 PM

      El sincretismo con los protestantes, que no es otra cosa que la protestantización de la “iglesia” modernista, comienza con el documento “conciliar” “Unitatis redintegratio”, el cual afirma que la Iglesia estaría dividida en distintas denominaciones “cristianas”, los protestantes serían “hermanos separados”y las “iglesias” cismáticas y las comunidades protestantes medios de salvación. De estas falsedades concluye el documento que la principal tarea del “concilio” (y de la “iglesia conciliar”) sería re-unificar a los cristianos.

      Pancho I y todos sus “obispos” actúan de acuerdo con esta ideología herética.

  9. luis
    29/10/2016 at 9:22 AM

    Bergoglio tiene una gran simpatía por la izquierda, solo los fanatizados pueden negar esta realidad

    • Thomas Waibel
      29/10/2016 at 3:36 PM

      Especialmente los lefebvristas. De lo contrario no podrían hacer negocios con el “Santo Padre”, el cual no tiene nada de Padre y mucho menos de Santo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *