¿Estalló la burbuja bursátil de China?

GettyImages-459440190-676x450-675x400

La bolsa de Shanghai sufrió su peor semana desde 2008.

El Índice Compuesto de Shanghai cayó un 6,4% el pasado viernes, cerrando una baja del 13% durante la semana, en lo que algunos creen es el comienzo del estallido de la burbuja inmobiliaria de China.

El porcentaje de baja de la semana pasada fue la mayor caída semanal del índice desde 2008, cuando el índice colapsó durante la crisis financiera.

La retracción de la semana pasada ocurrió después de meses de especulación sobre una corrección del mercado bursátil de mejor desempeño del mundo.

1-sse-composite

Gráfico del Índice Compuesto de Shanghai desde 2005. (Fan Yu/La Gran Época)

Pero en los últimos tres meses, la Bolsa de Shanghai experimentó una volatilidad con muchos altibajos, con ganancias y pérdidas repentinas mientras los inversores luchaban con las preocupaciones de altas tasaciones y súbitas subas de los márgenes de deuda en las agencias de brokers.

El índice compuesto ganó un 25% entre el 20 de marzo y el 27 de abril, cayó un 10% en los siguientes 10 días, ganó otro 20% en los siguientes 20 días, y de repente cayó un 7% en dos días. Luego recuperó un 12% entre el 30 de mayo y el 12 de junio, para luego caer un 13% la semana pasada.

Mucha deuda

El índice de Shanghai comercia actualmente a una relación precio-beneficio de 24, según datos compilados por S&P Capital IQ. Esto significa que Shanghai es el mercado importante más sobrevaluado del mundo en base a ese método de medición.

Similar a la burbuja de 2007 de Shanghai, los precios de las acciones en los últimos 15 meses se inflaron mucho debido a los pequeños inversores que compraron acciones con margen o pidieron préstamos a agencias de brokers para comprar más acciones.

En países como Estados Unidos, tales estrategias riesgosas están reservadas para agentes experimentados, pero para muchos chinos que invierten por primera vez, comprar con margen es una forma fácil de ganar dinero rápidamente.

Bloomberg estimó que, al 15 de junio, los inversores chinos debían la impactante suma de U$S 358.000 millones de deuda de margen. La mayoría de estas cuentas pertenecen a inversores sin experiencia. El 26 de abril, La Gran Época informó que el 67% de los solicitantes de cuentas de corredores no tenían título secundario, según un estudio de la Universidad Sudoccidental de Finanzas y Economía de Chengdu, China.

Esto implica que cualquier liquidación material podría rápidamente salirse de control cuando los corredores bursátiles se apresuren a liquidar acciones a fin de cumplir con los márgenes mínimos. Esto haría caer aun más los precios de las acciones.

‘La marea va a subir’

Algunos analistas consideran que el giro en los eventos de la semana pasada es el comienzo de una gran corrección del mercado chino.

“La marea va a subir, y va a haber un montón de gente sin su traje de baño. Vamos a ver cómo cae rápidamente”, dijo a Bloomberg TV el jefe de estrategia de inversiones en BlackRock, Ewen Cameron Watt.

La semana pasada, Morgan Stanley escribió en una nota a sus clientes que la mitad de los inversores encuestados en junio creían que las acciones A de Shanghai estaban en una burbuja, contra sólo el 12% que opinaba lo mismo en enero.

Un factor clave es cómo reaccionará el Partido Comunista Chino ante una corrección importante del mercado.

En los últimos seis meses, los reguladores del sector de valores financieros de China incorporaron varias reglas en un esfuerzo por apaciguar las recientes alzas del mercado, incluyendo la restricción del margen comercial para algunos inversores y la apertura de la Bolsa de Shanghai a algunos administradores de dinero occidental en Hong Kong con la esperanza de recortar las acciones chinas. Pero esas medidas no pudieron reprimir la exuberancia de los inversores y la burbuja continuó inflándose.

“Los formadores de políticas actuarán si la corrección del mercado sobrepasa el nivel cómodo”, dijo Adrián Mowat, jefe de estrategia de acciones en Asia y en mercados emergentes en JPMorgan Chase & Co., en una entrevista con Bloomberg en Hong Kong.

“Imagino que si la corrección sigue la semana que viene, vamos a escuchar algo tranquilizador”.

Pero considerando la debilitada economía china de hoy y la velocidad y magnitud del último colapso (2007-2008), esta vez puede no haber noticias tranquilizadoras. (Fan Yu | La Gran Época)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *