Un fiscal que ayuda al tráfico de drogas… y un funcionario abusador sexual que es un “ejemplo de altruismo”

sistema-corrupto

Jamás habría imaginado que un Fiscal, o sea la parte acusadora, justificaría y hasta alentaría a llevar drogas a una cárcel para que los detenidos la disfruten. Muchos menos, ni en una mala novela, habría imaginado que a un alto funcionario que cambiaba sexo por subsidios el Intendente diría que es “altruista”… y un “pibe buena onda”. Dos ejemplos nos muestran el nivel de degradación en el que convivimos a diario y el nivel de… “no me importa nada” al que la sociedad está llegando por acostumbramiento. Es como si una violación colectiva terminara siendo naturalizada por que le sucedió a todos.

El primer caso

Analía Verónica Gómez tuvo la suerte de que el Fiscal y vocal de la Agrupación kirchnerista Justicia Legitima, el Doctor Javier de Luca no sólo la exima de ser proveedora de drogas para su pareja detenida (el condenado Raúl Montaña) sino que hasta la justifique (“es inhumano exigir una conducta diferente al cónyuge del adicto que intenta ingresar estupefacientes para su pareja”), sentando un precedente que habilitaría a todas las visitas a llevar drogas a los penales. Solo tienen que asegurarse que ese Fiscal sea el que deba entender en la causa.

Ya sobrepasando el límite del absurdo, la concubina dealer, embarazada de 7 meses, no dudó en llevar las drogas químicas y marihuana en el interior de su vagina. O sea, si alguna demora en el ingreso o circunstancia fortuita las hubiera liberado hacia el interior de su organismo, el bebé de 7 meses habría muerto. Nada de eso le importó al fiscal. ¿Qué esto sucede en las cárceles? Obvio que no es una novedad. Pero que cuando se descubre, nada menos que el Fiscal solicite el sobreseimiento del dealer y además justifique el procedimiento. Nunca. Una nueva barrera se ha derribado.

Pero el mundo del absurdo no se detuvo ahí. La Cámara Federal de Mendoza, entendió que “no se pudo acreditar que el destino final era dársela a su pareja Montaña”. “Lo único que existió en ese orden –señalaron los magistrados– fue una tentativa de introducción a la penitenciaría, conducta que como tal no se encuentra reprimida por la ley”. Increíble interpretación. Si seguimos esa presunta lógica jurídica, si yo intento ingresar 10 kilos de cocaína pero me descubren, esto solo sería “tentativa” y como tal la pena bajaría e ingresaría en lo excarcelable. Todos nos preguntamos… ¿idiotas o cómplices? Cuando afirman… “no se pudo acreditar que el destino final era dársela a su pareja Montaña”, ¿nos toman por imbéciles? ¿A quién se la iba a llevar; a los penitenciarios? Y si así fuera, para que se la colocaría en la vagina.

Dice luego el Fiscal…; “rehusarse a realizar el suministro y a rechazar satisfacer las necesidades de su concubino supera lo jurídicamente reprochable. Lo contrario equivaldría a exigirle que ignore sus peticiones y ponga en riesgo el vínculo que los une, con las consecuencias que ello podría traer aparejada en la crianza del hijo que esperaba”. INCREIBLE. Arriesgó la vida del bebé, vive fuera del penal y la sociedad debe considerar que debe traficar drogas para no poner en riesgo su amor, ¿qué es?… ¿Esperanza Mía? El razonamiento del “Fiscal” es, en el mejor de los casos profundamente absurdo y cuasi que alienta el ingreso de drogas a los penales transformando en absurdos los esfuerzos de agentes penitenciarios que quieran hacer cumplir las normas que, entre otras cosas, protegen sus propias vidas.

Dice luego el fiscal…”Ello es así pues el ordenamiento jurídico no exige de las personas comportamientos sobrehumanos”. O sea que para De Luca pedirle a un ser humano que no trafique drogas es “sobrehumano”. Más adelante sigue el mundo del absurdo complaciente sino cómplice cuando dice que… la otra posibilidad es que Montaña no fuera un adicto, sino que el objetivo del suministro fue “facilitarle objetos para utilizar como moneda de cambio”, es decir, para que trafique dentro de la prisión. Con esa lógica ¿Por qué no les permiten cultivar alguna plantita de marihuana para que puedan instalar una suerte de club del trueque? ¡Con razón la Ministra de Seguridad dio por perdida la lucha contra el narcotráfico!

El segundo caso: sexo por subsidios

Esto sucedió en Entre Ríos, más específicamente en la Intendencia de General Campos. Ezequiel Pintos, Secretario de Desarrollo Humano pedía sexo a cambio de otorgar subsidios. Una joyita su compromiso con el “Desarrollo Humano”. El problema surgió cuando una de las afectadas lo filmó (el video está en YouTube) para que le creyeran que esa era la única manera de obtener el subsidio que necesitaba desesperadamente.

Si usted, lector, cree que esto ya de por si es demasiado, aún no leyó nada. Este muchacho cuya única explicación fue afirmar “fue un momento de tentación” (claaaroooo porque todos los funcionarios se tientan pidiendo sexo a cambio de subsidios) recibió el apoyo y la comprensión del Intendente y del Secretario de Gobierno, quienes, ante las pruebas irrefutables, lejos de condenarlo, elogiaron, el Intendente, “su altruismo” y el Secretario de Gobierno afirmó… “Para mí es un pibe con mucha pila, buena onda, militante de primera línea, siempre con el trabajo y buen humor, predispuesto”. O sea, una joyita este depravado que reclama sexo para que los más pobres y necesitados obtengan un subsidio. Encima hay que tolerar que luego afirmen…”esto no afecta en nada la imagen de Pablo”. “Es de esperar que ahora salgan pseudocandidatos políticos a hablar de lo mal que se hizo y que afecta a la gestión. Esto será moneda corriente. La bajeza con la que se está trabajando, sorprende”. INCREIBLE. ¿Ahora deberíamos darle las gracias a ese corrupto depravado inhumano? Está todo tan trastornado que el Intendente, Pablo Martínez, lejos de enloquecer de bronca, afirmó que, esto, sucede…”en cualquier lado, en la Iglesia, en la Comisaría”. ¡Ahhhh, buenísimo, que hermoso mundo vive el Intendente en su pueblo! Con esto termino; finalmente el abusador renunció, pero eso sí, lejos de repudiarlo o mandarlo a juicio, el Intendente destacó… la “actitud, la grandeza y el altruismo de Exequiel de dar un paso al costado hasta que esto se esclarezca. Es loable, y lo valoro mucho, más allá de la responsabilidad”. Cuanto cinismo. Solo faltaba que dijera… Gracias Ezequiel porque demostrar que en esta Intendencia no discriminamos a nadie a la hora de darle un poquito de amor.

Lic. Rodolfo Patricio Florido

rodolfoflorido@hotmail.com

Share

8 comments for “Un fiscal que ayuda al tráfico de drogas… y un funcionario abusador sexual que es un “ejemplo de altruismo”

  1. LOS VIDEOS SON ESTOS
    27/07/2015 at 10:55 AM

    https://www.youtube.com/watch?v=lOFYtrzTZgA

    OTROS FRAGMENTOS DEL MISMO REGISTRO:
    ps://www.youtube.com/watch?v=mwp0CZ-4U7I

  2. Armando Lío
    27/07/2015 at 11:09 AM

    Sencillo. Rinoscopia para todos y todas en el ámbito de la Justicia. Jueces, fiscales, secretarios, etc. Al que le sale positivo a la calle y que se dedique otra cosa. Terminemos con esta joda.

  3. José María Martoccia
    27/07/2015 at 2:30 PM

    Así es “la honestidad” de jueces, fiscales y funcionarios kirchneristas

  4. jose
    27/07/2015 at 3:18 PM

    Los dos casos comentados no son ni siquiera parecidos.
    El primero, sería para hilar fino, muy fino me parece .
    En cuanto al segundo ,pedir sexo a cambio de subsidios.
    Nada hay que lo sustraiga al reproche penal y social.

  5. polonio
    28/07/2015 at 11:52 AM

    El día que se sepa a fondo la conducta moral de los funcionarios y políticos no creo que nos sorprendamos, la amoralidad es hermana gemela de la corruptibilidad, una no puede subsistir sin la otra, el político corrupto lo es en todas sus acciones y actividades, por mas que lo veamos besando a un niño o entregándole un subsidio al necesitado, y eso se extiende a todos los organismos del estado, que un fiscal acepte sin tapujos el trafico de estupefacientes, ya nos pone sobre aviso que de la gravedad del caso, se sienta jurisprudencia y no hay marcha atrás, en Argentina cuando se dicta algo queda para siempre ya lo importante es “marcar la cancha”, la bazofia de Justicia para todos no solo es sectarista y desigual es afín a un plan político que es el “vamos por todo” para que tenga libertad de movimiento e impunidad absoluta, la droga no la podemos erradicar, pero la podemos tratar de limitar u obstruir su comercialización, y si es cuasi imposible al menos no difundir abiertamente que el trafico y consumo debería ser aceptado socialmente, la droga destruye al adicto y a su entorno familiar y daña severamente a la sociedad toda, para comprar droga se mata, para vender droga se mata, diariamente son asesinadas personas en nombre de la droga, porque TODOS ABSOLUTAMENTE TODOS los asaltos rateros con asesinato de por medio son para conseguir dinero para el consumo de drogas, y no para otro menester y esto va a seguir sin solución de continuidad porque al estado no solo no le interesa combatirla, sino que le sirve a sus fines políticos y personales, y después esta el tema de favores sexuales ampliamente difundido en la fauna política autóctona, desde amantes o novias que de ignotas empleadas, pasan a ser estrellas de television y socias millonarias, siempre el sexo rinde y mas en la política, y después esta la trata en la que el caudillaje político hace la vista gorda a cambio de favores y dividendos, por ahora es lo que lo que hay y no creo que cambie.-

  6. jose
    28/07/2015 at 7:49 PM

    Las cárceles son un tema.Y los subsidios otro.
    Difícil analizarlos en cuatro párrafos..
    Y me imagino que sabemos de que tratan..
    En cuanto a las drogas (o su consumo) la CSJ varió en su interpretación.

  7. jose
    28/07/2015 at 7:55 PM

    Mas allá que las drogas ,los subsidios y el tema carcelario-a mas de otros-se encuentren,o confluyan, en algún punto de la consideración.

  8. jose
    28/07/2015 at 8:09 PM

    Pero para que no queden dudas de cuál es mi pensar.
    El que pide favores sexuales para conceder un subsidio.
    Y que son a cargo del Estado.
    Debe de ir preso.Es lo que creo.
    Para que tanto cri-cri.Si lo que queremos decir es grillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *