Las 10 técnicas de manipulación populista

manipulacion populista

Desde los primeros pasos del hombre ha existido la política, por más que su más famosa definición haya surgido de la boca de Aristóteles, quién decía que es “el arte de lo posible”. Hasta me animaría a decir que el ser humano como tal ya hacía política aun antes de conocer la escritura, si entendemos a la primera como las relaciones interpersonales para lograr un objetivo satisfactorio de cualquier índole.

Sin ningún lugar a dudas, el kirchnerismo será un caso de estudio para las próximas generaciones. En especial su forma de conservar el poder, desde su primera intendencia conseguida en 1987 hasta estos días, y quién sabe si aún más allá del 2015, pero ya con otro apellido.

Para ello ha recurrido no sólo al nepotismo y amiguismos para las alternancias en el poder, sino inclusive hasta cambios en la legislación, elecciones con candidatos “testimoniales” y el avance sobre otros poderes.

La idea de este ensayo es hacer un repaso sobre las principales técnicas populistas que ha utilizado este gobierno para perpetrarse en el poder, tanto en el ámbito municipal, provincial, como en el nacional durante sus años de gestión. Su modus operandi no es una novedad, sólo se han adoptado parámetros ya existentes de los peores ejemplos en la historia.

Enemigo imaginario

Crear enemigos imaginarios -tanto internos como externos- para intentar colocar a la población en una lucha contra ellos y centrar sus fuerzas en combatirlos en vez de concertarse en las genuinas necesidades del país. Enfocar toda la fuerza allí.

Durante los últimos años algunos de ellos han sido el Fondo Monetario Internacional (FMI), “el neoliberalismo de los ’90”, el campo (siendo el punto culmine la Resolución 125), el Grupo Clarín (con la Ley de Medios y la persecución a los hijos de Ernestina de Noble), el Poder Judicial (con la democratización de la justicia), más actualmente los “Fondos Buitre” (cayendo en default) y la lista sigue.

En algunos casos fueron solamente coyunturas conflictivas pero que el gobierno ha posicionado como enemigos del estado declarándoles la guerra, y dejando de lado a los verdaderos enemigos de la población como es el narcotráfico o la pobreza. En otros casos directamente fueron construidos por el propio gobierno.

Negación de los hechos

Negar o desconocer sistemáticamente hechos propios que se contradicen con la versión histórica o actual de lo sucedido a través de sus poderosos medios de comunicación, la propaganda o la cadena nacional. Algunos de esos ejemplos son la participación de los Kirchner en la privatización de YPF (luego estatizada en el 2012), su fluida relación con Menem y Cavallo en los años ‘90, al igual que con el Grupo Clarín, llegando a reconocer que han compartido sendas cenas en la quinta de Olivos con Héctor Magnetto o permitir la fusión entre Multicanal y Cablevisión. Su rol durante la dictadura y el uso de la circular 1050. Negar la inseguridad tildándola de “sensación” o el ingreso del narcotráfico en el país. Desconocer la pobreza en las provincias del interior y maquillar las cifras del desempleo y la desnutrición. Hoy en día nadie sabe cuantos pobres hay en Argentina. Negar en sentido amplio todo lo relativo al crimen del fiscal Nisman. Negar la corrupción evidente de sus funcionarios -con Amado Boudou destacándose en este rubro-. Todo ello haciendo propio un principio esgrimido por el entonces Ministro de Propaganda nazi Joseph Goebbels: “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.

Control sobre otros poderes

Tal vez sobre este punto hayan versado las principales denuncias de la oposición desde el año 2003. Pero las mismas comenzaron mucho antes, todavía cuando los Kirchner gobernaban Santa Cruz. Removieron a Eduardo Sosa de su cargo de Procurador de la provincia en 1995 por investigarlos (a pesar de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó restituirlo, hasta el día de hoy no se ha hecho). En el mismo año Néstor modificó la Constitución provincial y amplió el número de miembros del Tribunal Supremo y los jueces archivaron tres causas que investigaban los fondos de la provincia enviados al exterior. Un dato de color: en 1999 Carlos Zannini fue nombrado por el gobernador Néstor Kirchner como presidente de Superior Tribunal de justicia de Santa Cruz, actual candidato a vicepresidente de Daniel Scioli, llamado el primero como “hombre de los tres poderes”. Más adelante, ya en la presidencia -año 2005- no podemos dejar de mencionar el caso de Eduardo Borocotó, Diputado Nacional por el PRO que se pasó a las trincheras del oficialismo al poco tiempo de ser electo, votando en contra del partido que lo eligió. Una conducta que hasta hoy infiere muchas dudas.

A medida que los años fueron pasando la presión sobre los otros poderes fue en aumento. En la presidencia de Cristina Fernández fueron muchos los casos en los que se removieron jueces y fiscales, empezando por el caso del Procurador Esteban Righi a raíz de las denuncias contra Boudou o el caso del fiscal Campagnoli, lo que provocó un gran descontento social que se tradujo en marchas populares en su apoyo (el procedimiento de su destitución -o casualidad- se llevó a cabo durante el mundial de 2014). Las votaciones de Menem a favor de los Kirchner en el senado. El proyecto de “democratización de la justicia”, los embates contra el juez Carlos Fayt para que renuncie, la persecución contra la jueza Sarmiento que intervino en la remoción de Martín Redrado del Banco Central. El sobreseimiento de Norberto Oyarbide por enriquecimiento ilícito y el hecho de cajonear denuncias contra el gobierno merecen un párrafo aparte. Las vergonzosas votaciones del Consejo de la Magistratura. Las presiones contra el juez Claudio Bonadío. La dudosa muerte del fiscal Nisman que investigaba al gobierno. Y la lista sigue.

La amalgama de carpetazos, presiones, amenazas, sobornos y campañas sucias es muy amplia. Los cambios de conductas y posturas de ciertos actores políticos fueron numerosas veces ilógicas. Muchos de estos casos quedarán para triste historia nacional.

Sostenimiento inviable de la economía

Es sabido que la economía atraviesa la peor crisis desde el 2001, y para algunos analistas es peor aún. Hay rescisión. Una inflación galopante anual superior al 30% distorsionada por el INDEC. Un país que no produce ni crece. El lanzamiento de programas como “Precios cuidados”, “PRO.CRE.AR”, PRO.CRE.AUTO”, el blanqueo de capitales y otros, no hacen más que evidenciar esta situación y maquillar la real y cotidiana. A ello se le suma el despilfarro de las reservas del Banco Central, el “cepo” al dólar y la brecha cambiaria. La devaluación real de la moneda. Los subsidios irrisorios al transporte y los servicios públicos. Una emisión monetaria récord, cuatro de cada diez billetes que se imprimen son de cien pesos, los cajeros automáticos ya no tienen cambio menor a cincuenta. Hay productos como la yerba mate que aumentó más de 2000% durante su gobierno. Las limitaciones para las importaciones y exportaciones. El déficit de las arcas públicas y la presión tributaria más alta de la historia.

Es claro que dichas políticas no son sostenibles en el tiempo. Pero este gobierno -como otros gobiernos populistas- tiene en claro que solucionar estos problemas será responsabilidad de la próxima administración. Lo importante es que el que gobierna no pague ningún costo político por sus errores en la mala gestión.

El fraude electoral

Tal vez este sea el tema que ha cobrado mayor relevancia en los últimos meses, a raíz de lo ocurrido en las elecciones del 9 de agosto y sobre todo en las de Tucumán, pero no es una novedad.

El fraude comienza mucho antes del día de la elección, con una lluvia de encuestas falsas que dan como ganadores a los candidatos del oficialismo, financiadas por éste. Los periodistas adictos al gobierno hacen fila para anunciarlas y despotricar al competidor. Asimismo es una época fértil para las campañas sucias, recordando los casos de Enrique Olivera (cuentas no declaradas), Francisco de Narváez (tráfico de efedrina), Mauricio Macri (escuchas ilegales), y la lista sigue.

Durante el día de la votación las formas de hacer fraude son muchas:

• La “urna embarazada”: llenando de votos la urna antes de colocar la faja de seguridad, impidiendo a los fiscales que presencien el acto o donde los partidos de la oposición no cuentan con fiscales.

• Colocando a autoridades de mesa afines, haciendo que las sorteadas no se presenten el día de la votación y enviando militantes a primera hora para que asuman el cargo.

• Amenazando y amedrentando a los fiscales de otros partidos, llegando a utilizar armas de fuego para ello en algunos casos.

• El robo constante de boletas o la adulteración de las mismas para luego impugnarlas.

• Retirando a las fuerzas de seguridad y delegados de la justicia electoral de los centros de votación.

• Adulterando los padrones y haciendo votar a ciudadanos con domicilio en otro partido, provincia o inclusive de otro país. Como asimismo votar por ciudadanos ya fallecidos.

• El “voto cadena”: entregando un sobre ya cerrado con la boleta dentro al votante.

• Ofrecer dinero o alimentos a cambio de votos jugando con las necesidades básicas de la gente.

• Amenazas a los empleados públicos con perder su puesto laboral, sobretodo en las provincias donde el empleo público supera el 50% de la población.

-Impedir la presencia de fiscales durante el acto de escrutinio.

-Introducción de nuevos votos en las urnas antes del recuento definitivo, violando las fajas de seguridad, ya sea finalizado el escrutinio de la mesa o durante el traslado posterior de las urnas.

• Adulteración de los telegramas.

• Carga errónea de los datos en el centro de cómputos.

• Complicidad de la Justicia Electoral para que no de lugar a que se abran todas las urnas y otras denuncias de irregularidades.

Las mencionadas técnicas no funcionan por separado, pero logrando combinarlas se puede cambiar el resultado de una elección. La única explicación de semejante apego a un sistema arcaico de votación es el fin buscado: ganar como sea.

Control sobre medios de comunicación

Sin lugar a dudas, los medios de comunicación y redes sociales en el siglo XXI son llamados “el cuarto poder” y el kirchnerismo lo ha entendido a la perfección. Desde su pasado en la provincia de Santa Cruz, hasta el día de hoy, el gobierno -ya sea en forma directa o a través de operadores- ha explotado al máximo esta herramienta.

En forma directa el oficialismo ha usado y abusado de la cadena nacional, ya sea para hacer anuncios superfluos exaltando la imagen presidencial como para promocionar a un candidato, llegando al extremo de haberla utilizado en 37 oportunidades en 9 meses del año 2015, contrariamente a lo que establece la Constitución.

Pero los medios nacionales -como el mencionado- o la Televisión Pública, a través del programa 678 como su buque insignia, y sus canales satélites como Paka-Paka o Encuentro, no fueron los únicos medios que ha encontrado para ello. Desde el año 2009 el gobierno utiliza Fútbol Para Todos para propaganda en beneficio propio, y hasta para descalificar a políticos de la oposición en las tandas publicitarias de los partidos.

En forma indirecta el kirchnerismo se ha hecho de muchos medios propios y aliados a través de operadores afines, teniendo penetración en el contenido de los mismos. Hoy el canal privado que se lleva el premio a felpudo del año sin ningún lugar a dudas es C5N, no sólo haciendo un burdo proselitismo, sino atacando a todo aquel que no lleve la remera de La Cámpora puesta. Lo siguen en canal de noticias 360 y las producciones de Diego Gvirtz como “TVR” y “Duro de Domar” y Rudy Ulloa en su tierra natal. En los últimos años ha construido una gran telaraña de medios oficialistas en todo el país, tanto televisivos, como radiales, periódicos y periodistas que defienden el gobierno a rajatabla. Todo ello sin contar a su ejército militante en las redes sociales.

Sin embargo el kirchnerismo también ha dejado lugar para los actores, artistas, deportistas y músicos que juegan solos: Diego Maradona, León Gieco, Fito Páez, Ignacio Copani, Florencia Peña, Andrea del Boca, Pablo Echarri, Gastón Pauls, Nacha Guevara y la lista es muy larga, solo hace falta googlear y buscar la conducta de cada uno y su relación con el gobierno. Por lo menos por ahora gracias a Internet tenemos esa libertad de saber quien es quien.

La inclinación política es respetable, pero si hay facturas jugosas de por medio esa convicción se desvirtúa. El que piensa distinto aparece como desertor de un régimen y enemigo.

Revisionismo histórico

Sin dudas, este es uno de los puntos más importantes para un gobierno populista. George Orwell fue claro: ”Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro”. Este gobierno comenzó una serie de cuestionamientos a algunos próceres de la historia, valiéndose de historiadores que comulgan con el modelo, que están reescribiendo nuestra historia. Sus hechos más notorios fueron los cuestionamientos anacrónicos a Julio A. Roca y hasta el mismísimo Cristóbal Colón, retirando su monumento -en medio de un escándalo- del parque detrás de la Casa Rosada, como corolario.

El kirchnerismo contó con la ayuda de no sólo historiadores afines sino también de “filósofos”, sindicalizados bajo el grupo “Carta Abierta”, una especie de guía espiritual que acompaña todas sus decisiones, cruzadas y posturas políticas. Horacio Verbitsky, Ricardo Forster y Horacio González forman parte de este dream team de “La Verdad”.

Un párrafo aparte llevaría describir la tergiversación de lo que pasó en la década del ’70, desde ya sin dejar de mencionar los crímenes de lesa humanidad que se cometieron, de ambos bandos.

El hecho de colocar las figuras de Néstor y Cristina o hablar mal del campo en los libros escolares de primaria fue definitivamente la sepultura del código moral del modelo, haciendo recordar la peor época del peronismo y los libros de los pasados regímenes autoritarios. La incursión en la educación del pueblo es la última puerta para ingresar en un estado totalitario y demagogo.

División de la población

Como dije anteriormente el populismo siempre busca enemigos, aún si deben ser imaginarios, ante la falta de uno real. Si una cosa ha hecho bien este gobierno es definitivamente dividir a la población. De un lado están ellos y del otro lado el resto, sean del partido o ideología que fueran. Redujeron todo a un absurdo e irreal binomio, amenazando que son “ellos o el caos”, que “van por todo”. Lo que se suele llamar un falso dilema, ciertamente inexistente. Todos somos argentinos.

Hace años que no se veían cenas en familia divididas por una discusión política, o cambiar de canal para no confrontar con el otro. Hay programas y canales que una parte de la población no mira y viceversa. Dividir a la población entre ricos y pobres, defendiendo esta última a pesar de pertenecer a la primera. Desconocer a la clase media. Utilizar el pretexto de la pobreza como consecuencia del accionar de una parte de la sociedad, poniendo de su lado a la restante. Han logrado su cometido en estos 12 años: “Divide et impera”.

Creación de líderes mesiánicos

Si hay algo que se ha multiplicado en este país además de las personas en situación de pobreza son los nombramientos a calles, rutas, monumentos, edificios, represas, centros culturales y cualquier otra obra pública imaginable con el apellido Kirchner. Inclusive recientemente se anunció que un edificio público en el conurbano llevará el nombre de la actual presidente en cargo, algo pocas veces visto, salvo en países totalitarios. Nos remite al año 1952, cuando la Provincia de La Pampa pasó a llamarse “Eva Perón”. Esto además de reflotar un narcisismo raras veces visto y crear fanatismos, refleja el hambre que se tiene al poder y a quedar en la historia a toda costa, a cualquier precio. Es una mala herencia que le dejaremos a las futuras generaciones.

Mantenimiento de una sólida clase baja

Sin querer que este punto pueda sonar demagógico, basándonos en cualquier estudio de una universidad u ONG privada (no adicta al gobierno) los pobres superan los 14 millones en Argentina. Habiendo hecho tantas trampas con las mediciones del INDEC, hasta alterando los índices de desnutrición, no puedo asegurar cuanto ha aumentado la pobreza en el país, pero lo que sin ningún lugar a dudas puedo asegurar es que la misma no ha disminuido ni tampoco el gobierno se preocupó en hacerlo. Jamás fue una prioridad ni una política de estado en estos años. Además para el Ministro Kicillof medir la pobreza “es estigmatizante”.

Una persona que se alimenta insuficientemente en su etapa de crecimiento, probablemente sufra inconvenientes en su aprendizaje en el futuro, si es que lo tiene. La cantidad de jóvenes que no estudian ni trabajan es incalculable, los que no terminaron la escuela y los que a pesar de haberla finalizado no comprenden lo que leen, es escandalosa. Se ha instalado la cultura del plan social y la asignación por delante de tener un empleo digno. La idea de vivir del fruto del trabajo de uno se ha esfumado.

Si una persona no tiene satisfechas sus necesidades básicas no puede pensar en otra cosa. Si tiene hambre ¿cómo podemos pretender que estudie, que vote libremente y no pueda ser simplemente obligada a cambiar ese derecho por una comida para sus hijos? Este gobierno populista ha usado y abusado de los pobres, no pudiendo ofrecerles un futuro mejor, manteniendo el statu quo en forma indefinida.

Mariano Moreno decía: “Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía”.

Lamentablemente, los mencionados tópicos y ejemplos son de un gobierno sin rumbo alguno. No es de extrañar que nuestro país se asocie con iguales como Venezuela, Cuba, Irán, Angola, Rusia o China, éstos dos últimos en vías de desarrollo pero sin respeto por los derechos individuales. Hoy gracias a la conducta nefasta de quienes nos gobiernan padecemos las consecuencias de estar aislados del mundo, con una falta de dólares atípica, con una sociedad dividida y sólo con la esperanza de salir cuanto antes de esta vorágine insalubre para cualquier sociedad. Estamos ante una disputa ya no política, sino social, moral y cultural que condicionará nuestro futuro.

Ilya Kotov

Abogado

Docente Universitario

@ilukotov

6 comments for “Las 10 técnicas de manipulación populista

  1. pedro spinelli
    17/09/2015 at 2:51 PM

    Estimados , faltan 83 días para que esta larga noche de la República Argentina , iniciada a fines de mayo de 2003 ; concluya . Esperemos que así sea . Que a la diabólica representante de Satanás en la Tierra , la reina kretina , no se le ocurra ninguna maldad más durante este lapso de tiempo . Roguemos a DIOS NUESTRO SEÑOR , para que no haga más daño y desaparezca de una buena vez por todas .

  2. ALEX
    17/09/2015 at 3:25 PM

    ESTE ARTÍCULO POSIBLEMENTE SEA DE LOS MEJORES QUE HE LEÍDO EN ESTE SITIO……ME EXTRAÑA SOBREMANERA LA POCA CANTIDAD DE COMENTARIOS SOBRE EL MISMO, PORQUE ES FIELMENTE DESCRIPTIVO DE LA LA-K-RA QUE GOBIERNA LA ARGENTINA DESDE EL NEFÁSTO 2003……LLÁMESE PERONISMO SETENTISTA, NEO-K-OMUNISMO, SOCIALISMO “SIGLO XXI” DE LACLAU, CHAVISMO, KIRCHNERISMO/KAMPORONGO/CHAVISTA/MONTOERPIANO, POPULISMO O COMO MEJOR LES GUSTE……TAMBIÉN TIPIFICA A LA PERFECCIÓN LAS A-K-TITUDES DE TODOS LOS ACTORES (LÉASE VIVIDORES), DE ESTA ÚLTIMA DÉ-KA-DA ARRUINADA……

    • Pocho
      18/09/2015 at 6:26 AM

      Como bien dice un forista, son pocos los comentarios que despierta este tema, a que se debe?…muy facil… A LA IGNORANCIA SUPINA de gran parte de la sociedad argentina.
      Deseo agregar tambien que el que escribe esta nota, DEBERIA SABER, que las tecnicas de lavado de cerebro y manipulacion de masas, no es algo que manejen estos delincuentes, porque para eso hay que ser inteligente y poseer conocimientos muy importantes, que esta banda ni tiene ni necesita.
      ES SUFICIENTE SEGUIR OBEDECIENDO A LA SINARQUIA QUE SE ENCARGA DE PROVEER TODO TIPO DE ELEMENTOS PARA HUNDIR AL PAIS, mientras tanto estos rufianes reciben como “premio” la inmunidad y cobertura necesaria.

  3. Julio
    17/09/2015 at 5:25 PM

    Muy buen análisis pero un poco benévolo, los Kirchner hicieron muchas cosas sucias mas allá de las picardías aquí mencionadas. Fueron la peor lacra de la historia del país y deben ser castigados por la justicia y por la historia.

  4. Marcelo
    19/09/2015 at 8:47 AM

    Excelente y claro artículo publicado, cabe agregar que esta banda de delincuentes que gobierna nuestro querido país, es la responsable de las penurias y sinsabores que vivimos los argentinos de bien que trabajan y pretenden un país mejor. Lo único pretendido por esta banda fue es y será la perpetuidad en el poder, la creación de más pobres e indigentes para de esa forma tener un pueblo cautivo y con migajas hacia ellos mantener su poder. Fueron son y serán la peor lacra política de la historia, la cual no sólo la deberá juzgar sino espero que rindan cuentas ante la justicia por todos los daños seriales hechos a las Instituciones de la Patria, a la sociedad, a la familia Argentina y a todas las personas de bien que hoy sufren o sufrieron persecuciones por su forma de pensar distinto a estos delincuentes seriales. Quedan solo días para que esto cambie y se pueda edificar una sociedad sin odios ni fracturas con un solo objetivo, sacar a nuestra Patria de esta situación degradante y pauperrima y llevarla hacia el futuro de la mano de personas que busquen erradicar el clientelismo, el robo, la miseria, el subdesarrollo, y todos las cosas que estos delincuentes usaron para llevar al país a la situación que hoy vive. Solo queda decir una frase que poco se manifiesta el la actualidad. VIVA LA PATRIA

  5. Horacio bonaerense
    19/09/2015 at 12:04 PM

    Los puntos citados con su nombre, encierran la enorme crisis que luego bien desmenuzados es más la profunda realidad que muchos percibimos y sentimos en carne propia.
    Otros, desde los antiguos… peronistas y seudos peronistas que aún la juegan con una máscara buscando un palenque para sus absurdas ideas, hasta los actuales ya desde la época del innombrable -que se usaron entres sí- intercambiando nombres de líderes fallutos, nos dan este populismo chato, putrefacto infectado en toda la república, y con un slogan mentiroso que el peronismo es el único que les dá algo a los pobres.
    Valga Dios para ignorantes, interesados al por mayor compradas sus conciencias, y lamentable una oposición generalizada que dio pie panquequil en algún aspecto, y hoy la realidad aún se muestra en más mentiras tratando de abultar bolsillos con poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *