¡A la calle, que ya es hora!

“Si quieres paz, lucha por la Justicia”. Pablo VI.

Tenemos la obligación, frente a nosotros mismos y a nuestra posteridad, de tomar conciencia del crucial momento que nos toca vivir; de nuestra actitud y, sobre todo, de nuestra acción personal, depende el futuro, tanto de corto cuanto de largo plazo. La viabilidad de nuestro país sólo será posible si conseguimos recuperar la Justicia, volviendo a poner la venda en su lugar y equilibrando su balanza.

Ha llegado la hora, conciudadanos, de echarnos a la calle y gritar ¡BASTA! Para explicarles, a todos y cada uno de estos nefastos personajes encargados de imponer la ley y que tanto han desvirtuado ese rol y, sobre todo, la tan honrosa magistratura con que la sociedad los ha distinguido, que nuestra paciencia ha llegado al límite. Que no queremos que la Justicia se transforme en la triste parodia que es hoy en Venezuela.

La Argentina ha asistido, por décadas, a la inmunda prostitución de los magistrados que, de acuerdo al rol que la Constitución les asigna, debieran actuar como límites frente a los excesos del Estado ante los particulares, como custodios de su correcta aplicación y, en especial, en la persecución de la corrupción. Hoy, debido a la irrupción de la política más bastarda en el proceso de designación de los jueces, estamos sometidos todos a la voluntad de personajes inescrupulosos, impunemente enriquecidos por los favores prestados al poder de turno.

¿Cómo vamos a aceptar ser juzgados por personas tan corruptas como Freiler, Rafecas, Canicoba Corral, Casanello y tantos otros? ¿Cómo vamos a permitir que estos tránsfugas decidan sobre nuestra honra, nuestra libertad y nuestro patrimonio? ¿Tan bajo hemos caído como ciudadanos libres y soberanos que somos incapaces de resistir la degradación moral que impregna nuestra sociedad? ¿De qué estamos hechos?

¿Cómo podemos observar, sin reventar de indignación, el infame y libre pavoneo de tantos ex funcionarios, parientes, testaferros y nuevos “capitanes de empresa” enriquecidos sin explicación alguna? Las inmensas fortunas que exhiben y gastan con impudicia están construidas con dineros que nos fueron exprimidos con impuestos confiscatorios y faltan en alimentos, hospitales, escuelas, viviendas, saneamiento, caminos, rutas, vías férreas, gas y electricidad, comunicaciones y hasta defensa nacional.

¿Cómo educamos a nuestros hijos y vamos a trabajar, día tras día, si todos esos delincuentes continúan refregándonos en la cara su libertad después de haber cometidos tantos y tan graves delitos? Son los responsables directos de la enorme mortalidad infantil en el norte y, también, de la monstruosa expansión del narcotráfico; ¿seguiremos mirando hacia otro lado cuando las luchas entre las bandas, todas socias del kirchnerismo y de muchos de los jueces, nos lleven a la penosa realidad del México actual?

¿No nos da vergüenza que en Brasil ya haya habido 144 condenas de funcionarios, políticos y empresarios, que suman 1600 años de prisión, y más de 1700 investigaciones abiertas? El vergonzoso Juez Luis Rodríguez, otro indigno inquilino de Comodoro Py, se negó ayer a pedir el desafuero y la detención de Julio de Vido; uno de los reclamos que llevaremos a la calle lo tendrá como destinatario directo. Ya no llama la atención que nunca haya allanado la enorme y lujosa mansión que el ex Ministro posee en el country Puerto Panal -incluye una gigantesca pajarera-, en el cual es vecino de los también impunes Máximo Kirchner, Osvaldo Sanfelice (su socio) y Fabián de Souza (socio de Cristóbal López), los dos últimos claros testaferros de Néstor y Cristina.

No pretendo, en ningún caso, englobar en la podredumbre a la totalidad de los magistrados, pues los hay muy buenos en todos los fueros y en todas las instancias y, en algunos casos, hasta son mayoría. Pero hay una dramática concentración de corrupción en la Justicia Criminal Federal, y grandes focos infecciosos en la Laboral, en la de Seguridad Social y, por supuesto, en la ordinaria Penal, que tanto ha servido a la delincuencia común.

Con una Justicia seria, independiente y rápida, todo será posible y, sin ella, nada lo será. Si los jueces actuaran conforme a la ley, el Poder Ejecutivo sería controlado en cada una de sus acciones, y podríamos reprimir eficientemente la corrupción de nuestros mandatarios, funcionarios y empresarios; con eso, cada una de las partidas presupuestarias iría a cumplir el objetivo previsto en salud, en educación, en vivienda, en infraestructura. El delito disminuiría rápidamente, y esa seguridad cotidiana, que hemos perdido hace tantos años, volvería a ser una costumbre y recuperaríamos la normalidad en nuestras vidas.

Los conflictos gremiales y sociales se solucionarían con celeridad, ya que la sociedad entera confiaría en sus probos magistrados y obedecería, sin dudarlo, las sentencias que dictaran. Nuestros policías dejarían sus innegables vinculaciones con el crimen, y combatirían eficazmente el narcotráfico y los otros delitos graves. Las reglas se volverían inmutables y los inversores, tan desconfiados ellos, encontrarían innecesario establecer la jurisdicción extranjera para dirimir las diferencias en los contratos.

Es cierto que el Estado está en deuda con el Poder Judicial, y el crédito a favor de éste se prueba fácilmente con la cantidad de vacantes en juzgados y tribunales colegiados, con su infraestructura edilicia colapsada, con la gigantesca acumulación de papeles y con la obsolescencia de los medios informáticos puestos a su disposición. Todo eso depende del Consejo de la Magistratura y de la Corte Suprema, cuyo Presidente -Ricardo Lorenzetti- se ha visto beneficiado con el manejo de un enorme presupuesto.

Por eso, para manifestar nuestro descontento, mantener la presión cívica sobre los jueces y avisarles que nuestra paciencia se ha agotado el 3 de agosto nos concentraremos en la Plaza Lavalle (y, espero, en todas las capitales provinciales ante sus tribunales), donde tienen sus sedes la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de la Magistratura. Nunca lo he hecho, pero hoy le pido por favor que difunda esta convocatoria, sobre todo para que llegue a los jóvenes, tan ausentes el 20 de junio en Comodoro Py, ya que serán los directos beneficiarios de este cambio urgente que la Argentina exige.

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
Email: ega1@avogadro.com.ar
Email: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro

Share

15 comments for “¡A la calle, que ya es hora!

  1. barcino
    08/07/2017 at 4:41 PM

    Ante todo, habría que revisar los exámenes de los “jueces” Luis Rodriguez y Carlos Ferrari.- Según fuentes confiables, habrían tenido acceso al contenido de dichos exámenes, antes de rendirlos.- Y siguen las firmas…..

    • Ironics
      08/07/2017 at 7:11 PM

      “La Argentina ha asistido, por décadas, a la inmunda prostitución de los magistrados que, de acuerdo al rol que la Constitución les asigna, debieran actuar como límites frente a los excesos del Estado ante los particulares, como custodios de su correcta aplicación y, en especial, en la persecución de la corrupción. Hoy, debido a la irrupción de la política más bastarda en el proceso de designación de los jueces, estamos sometidos todos a la voluntad de personajes inescrupulosos, impunemente enriquecidos por los favores prestados al poder de turno.”

      Este parrafo suyo Dr. abria que enmarcarlo, lo comparto absolutamente.

      Pero quiero advertirle que tambien en los organos legislativos, incluso en instancias menores como las municipales, existe una prepotencia inaudita, que se lleva por delante los derechos mas elementales y se actua contra todo principio de logica.

      La administracion del señor Rodiguez Larreta exibe un autoritarismo y una falta de consideracion al contribuyente digno de ser destacado.

      Desde Cromañon a la fecha se exigen medidas de seguridad que parecen dictadas en Suiza para Suiza, no para una ciudad como Bs.As.

      Hoy si un empresario tiene un Local adecuado a todas las normas facticas de seguridad, pero le falta un planito de evacuacion en la pared, es clausurado en el momento, sin darle tiempo a regularizar este detalle que es una situacion menor cuando el local responde ampliamente a las medidas de seguridad que se exigen.

      No hay intimacion ni aunque se haya comprobado “in situ” que no hay ningun peligro inminente, el derecho al trabajo, las obligaciones contraidas son ignoradas sin piedad, se clausura sin mas ni mas.

      Asi haya 300 personas celebrando un evento en ese momento, y trabajando por su sustento 20 personas a su servicio.

      Lo mismo si falta algun elemento en el botiquin de primeros auxilios, corresponde clausura inmediata.

      Estan llevando al paroxismo medidas que no son discutibles en esencia, solo me refiero al autoritarismo sin medir los perjuicios economicos y morales ocasionados tanto al empresario como a los participantes del mismo.

      No se aplica “la sana critica”, como dicen los juristas, cuando no hay ningun peligro evidente, solo una infraccion a la norma vigente, seria primero intimar y despues si el causante no cumple se procede a la clausura.

      Aqui no, con los que pagan impuestos, trabajan por derecha, se demuestra inflexibilidad. La misma que esta ausente cuando tienen que lidiar con informales instalados en las calles de Bs.As.

      Esta administracion demuestra falta de sensibilidad y sentido comun. Tambien esto haria a que la vida de las personas se desarrolle en armonia y cumpliendo con las normas.

      La prepotencia creiamos que era cosa de los gobiernos militares. Bueno les digo que estan equivocados, esta administracion del señor Rodriguez Larreta es el mejor ejemplo que vivimos la agresion constante del Estado a sus ciudadanos.

      Atte. Ironics

  2. 08/07/2017 at 7:11 PM

    Dr. Enrique. Su capacidad intelectual para expresar el clamor de las mayorías silenciosas, verdaderamente asombra. Ojalá un día tanta verdad, encuentre eco en la ciudadanía. Ojalá un amanecer limpie la oscura noche de estas décadas de siniestra decadencia. Ojalá un día un viento racional ahuyente tanta calamidad nacional. Ojalá un día seamos capaces de no rendirnos, como imbéciles, ante tanta ignominia. Ojalá un día los que gobiernan dejen sus intereses, para ponerlos al servicio del ciudadano que los votó. Ojalá un día la verdad pase a ser una sola, y la mentira caiga sepultada por ella. Ojalá , paralelamente, la Justicia sea también una sola y no un muestrario de posibilidades, según la cara del cliente. Ojalá sepamos finalmente un día votar, no a los menos peores; sino simplemente a los mejores (obvio, si todavía alguno queda).Ojalá el mísero destino que estamos sembrando a futuro, sea revertido por la toma de conciencia que un país distinto es posible. Ojalá que de la tragedia que supimos permitir, salga el humor para arrancar de nuevo con esperanzas renovadas. Ojalá que de los chubascos y tormentas permanentes, salga la brisa refrescante que nos permita decir, un día: Somos distintos…..lo hemos logrado. Dios nos ayude, y ojalá a los pusilánimes los trasforme en individuos probos, pensantes y quizás felices de vivir en esta Nación. Gracias IP:

  3. francisco
    08/07/2017 at 7:22 PM

    LOS JUECES NO SE VENDEN SE ALQUILAN

  4. 08/07/2017 at 7:29 PM

    Dr Avogadro, a Usted como profesional del Derecho, no se le escapan los operadores judiciales. El mas exitoso es un dirigente deportivo.Deberíamos declararlos a todos en comisión e investigarlos. Se venden fallos a medida.

    • Juan
      09/07/2017 at 9:22 AM

      Se lê viene escapando al dr avogadro también la vergonzosa detencion del héroe de la patria coronel emilio nanni a manos de maKri….. Lo mismo que los 75 muertos en cautiverio durante su año y medio de gestión. Se le escapan varias cosas,mucha hipocresía

  5. Juan
    09/07/2017 at 9:23 AM

    Había un gangoso que decía ” se va a acabar el curro de los derechos humanos “.,…. Por el otro lado le negaba la PfA para que un juez federal detenga a Bonafini

  6. noca,
    09/07/2017 at 4:26 PM

    TODOS LOS JUECES CORRUPTOS DEBERIAN ,TAMBIEN,SER INVESTIGADOS Y JUZGADOS POR SU MAL DESEMPENO EN LA JUSTICIA…NO QUEREMOS JUECES CORRUPTOS QUE ESTAN SOLAMENTE PARA DEFENDER A LOS LADRONES DE LA EPOCA K…QUEREMOS UNA JUSTICIA INDEPENDIENTE Y HONESTA…
    HAY MUCHOS JUECES QUE SOLAMENTE QUIEREN DEFENDER LO INDEFENDIBLE…ME PREGUNTO: CON QUE DERECHO???

  7. mari
    11/07/2017 at 7:43 AM

    El problema es muy profundo porque es la mayoría dela sociedad hay falta de valores Durante estos doce años los alumnos mas que educación han recibido adoctrinamiento ,ya no piensan por si El plan del comunismo siglo xxl es la destrucción de la sociedad y todo aquello que forma parte de su historia ,así las fechas patrias habían trapos de la campora pero ninguna bandera patria,en las grandes fiestas que daba la señora para recordar el 25 de mayo o cualquier otra fiesta patria no se escuchaba música tradicional .Las facultades politizadas mal con jóvenes que ya vienen adoctrinados y lavados el cerebro desde chiquitos no van a buscar el bien de la patria ,se han acostumbrado como también los mayores a las candidaturas testimoniales que impuso Kirchner,a congresistas que apoyan leyes sin leerlas porque así les manda su jefa y a toda la prostitución de sistema Los jueces corruptos son parte de ese sistema ,donde los valores ,el amor a la patria ,el honor que debería ser juez no importan Es toda la sociedad que esta acostumbrada a esto ,son muchos los que no les importa si robaron porque ellos podían vivir mejor Acá si van a buscar a Cristina para ir presa le incendian Comodoro PI ,ni siquiera se han atrevido a tocar a mamá Hebe la dueña del país ,denigrando a un juez como lo hizo y nada paso,ella sigue en libertad y continuamente fomentando el golpe junto con su amigo el bergoglio
    Un pueblo que olvida su historia,que convierte en héroes a criminales,que pone como padre de la democracia a Alfonsín ,cuando en realidad si hay democracia es porque los militares les impidieron tomar el poder porque si no fuera por ellos hay seríamos como Cuba que fue la maestra de esos “idealistas”Todo esta corrompido como no va estar la justicia corrompida?

  8. 11/07/2017 at 7:12 PM

    mari. Amén!!!

  9. 11/07/2017 at 7:21 PM

    El 3 debería ser un día de gloria para los argentinos. Tengo esperanza; pero dudo. Esperaré confiado; pero temo descorazonarme. Creo en algún sector; pero dudo de otros muchos. En fin……..nuevamente a esperar, una vez más….. con la ilusión ya casi marchita; aunque me resisto a claudicar. Somos muy valiosos los que todavía podemos creer en una Nación distinta. En un país serio. En una República saneada algún día. Gracias IP.

  10. Lobezno
    13/07/2017 at 7:32 AM

    “……¿Cómo educamos a nuestros hijos y vamos a trabajar, día tras día, si todos esos delincuentes continúan refregándonos en la cara su libertad después de haber cometidos tantos y tan graves delitos? Son los responsables directos de la enorme mortalidad infantil en el norte y, también, de la monstruosa expansión del narcotráfico; ¿seguiremos mirando hacia otro lado cuando las luchas entre las bandas, todas socias del kirchnerismo y de muchos de los jueces, nos lleven a la penosa realidad del México actual?……..”

    https://pbs.twimg.com/media/DDnAiXvXcAAQD3o.jpg

  11. Lobezno
    14/07/2017 at 7:08 AM

    El fiscal Romero le responde a Highton sobre sus declaraciones de la inseguridad

    La Plata, 13 de jul/17 (El Día) –

    Disiento totalmente con la Sra. Juez Suprema. En la actualidad, hay jueces y fiscales abolicionistas que obstaculizan siempre el trabajo policial. Ellos sí son responsables de la inseguridad.

    Es de público conocimiento que las potestades policiales de prevención delictual han sido considerablemente reducidas en los últimos tiempos, merced a reformas legislativas que limitaron su accionar y a fallos judiciales que han tachado de ilegales o -directamente- de violatorios a la Constitución Nacional y a los Derechos Humanos a ciertas prácticas de las policías y de las fuerzas de seguridad.

    Con los rótulos de policización, policialización, estigmatización, militarización policial, derecho penal del enemigo, entre otros términos que adornan cursos, conferencias, libros y revistas de los gurúes minimalistas del Derecho Penal, o abolicionistas, distintos fallos judiciales hicieron posible que la fuerza policial se fuera quedando con muy pocos instrumentos para su tarea específica de prevención.

    A modo de ejemplo, casi no existen contravenciones ni edictos policiales. Las pocas que siguen vigentes, han quedado limitadas al contralor de organismos administrativos o municipales. Se ha eliminado el arresto temporario por “averiguación de antecedentes”, quedando limitado solo en caso de negativa del particular a identificarse al personal policial.

    Sin embargo, campañas oficiales y no oficiales “informan” a la población que las fuerzas policiales no tienen derecho a exigir identificación.

    Ya no existen los álbumes de “modus operandi”, pues los jueces han entendido que una colección de fotografías de delincuentes es ‘estigmatizante’ y no pocos magistrados judiciales han considerado que perjudican y contaminan la investigación.
    Las conductas pre-delictuales no pueden ser controladas por las policías y las fuerzas de seguridad.

    A modo de ejemplo, el denominado “olfato policial” o la “actitud sospechosa” han sido demonizados en los Tribunales Penales, casi como si se tratara de prácticas de la Gestapo.
    Los “cacheos” y requisas también han sido discutidos por jueces y fiscales, habiéndose dictado infinidad de nulidades de procedimientos que culminaron con secuestros de armas, sustancias psicoactivas, elementos robados, etcétera.
    Las policías y las fuerzas de seguridad no pueden actuar preventivamente en piquetes, cortes de calles, rutas o puentes. Salvo casos muy específicos, en donde se requiere orden judicial.

    Las policías y las fuerzas de seguridad no pueden actuar en disturbios estudiantiles en dependencias de universidades públicas, pues la legislación vigente ha convertido a las casas de altos estudios en virtuales “sitios con inmunidad diplomática”, donde no ingresa nadie, salvo los integrantes de la comunidad universitaria.

    En este contexto, se ven efectivos policiales deambulando sin rumbo fijo por las calles de las ciudades, gastando combustible de los patrulleros al solo efecto de que el ciudadano vea luces azules destellando por su barrio.
    El ladrón no robará frente al patrullero o al caminante que pasa frente a él. Simplemente, optará por otra calle o por otro momento para cometer sus tropelías.

    Como se verá, el Poder Judicial es protagonista indiscutido en la problemática de la inseguridad.

    Marcelo Carlos Romero – Fiscal del Ministerio Público

  12. Lobezno
    14/07/2017 at 7:33 AM

    Un funesto denunciador serial.

    El diputado Tailhade emplea las denuncias judiciales para atacar al Gobierno mientras protege a jueces kirchneristas en el Consejo de la Magistratura

    VIERNES 14 DE JULIO DE 2017 – EDITORIAL LA NACION

    Un peculiar recorrido siguió Rodolfo Tailhade, nacido en un ejemplar hogar conservador de la ciudad rionegrina de Choele Choel y actualmente diputado del Frente para la Victoria y miembro del Consejo de la Magistratura, antes de convertirse en un vil denunciador serial al servicio de una facción que pretende valerse de la Justicia para crear confusión e intentar desprestigiar a quienes denuncian hechos de corrupción del anterior régimen y a funcionarios del gobierno de Mauricio Macri.

    Abogado penalista formado desde los 18 años en un juzgado de instrucción a cargo de un renombrado magistrado, luego se incorporó a un prestigioso estudio jurídico de dicha especialidad, que más tarde abandonó para dedicarse de lleno a la política.

    Tailhade fue concejal en el partido de Malvinas Argentinas, siendo al mismo tiempo titular de la Inspección General de Justicia (IGJ) durante el kirchnerismo, cuando ese organismo se encontraba en manos de La Cámpora.

    En los últimos tiempos de la presidencia de Cristina Kirchner, pasó junto a otros militantes camporistas por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), entonces a cargo de Oscar Parrilli.

    En 2007, constituyó una sociedad anónima con otros socios, a la que la AFIP le retiró el CUIT en 2013 durante una depuración de firmas inactivas que solían emplearse para cometer fraudes fiscales.

    Cuando se hallaba al frente de la IGJ, fue denunciado penalmente por la diputada Margarita Stolbizer debido a la falta de controles con que ese organismo beneficiaba descaradamente a empresas vinculadas a Lázaro Báez y a Cristina Kirchner.

    Durante su gestión, expedientes muy sensibles para el gobierno -y especialmente para Amado Boudou- se extraviaban con regularidad. Convirtió así esa prestigiosa institución centenaria en un antro de corrupción y un verdadero desastre burocrático.

    Pero el hecho de haber sido objeto de una grave denuncia como la formulada por Stolbizer marcó, quizás, el rumbo que Tailhade seguiría en el futuro, es decir, en el momento presente, cuando el kirchnerismo ha pasado a ser oposición.

    Una de sus víctimas fue, precisamente, Stolbizer. Ella y su abogada Silvina Martínez se vieron absurdamente acusadas por él de “tráfico de datos” junto con un subdirector general de la AFIP. En realidad, lo que perseguían la diputada y su abogada era impulsar en el fuero federal las causas Hotesur y Los Sauces, dos sumarios plagados de documentación muy comprometedora contra la ex presidenta y su entorno.

    La misión militante de Tailhade, expresada en una compulsión por denunciar, comenzó cuando aún comandaba la IGJ y acusaba a grandes cadenas de supermercados, empresas de electrodomésticos y de combustibles de “afanar” y cometer “abusos”. Esas ruidosas denuncias públicas carecían de correlato legal pues nunca completaba el trámite de radicarlas en sede judicial.

    Ahora sí lo hace. Seguramente, sabe que toda denuncia contra un funcionario importante es noticia. Los medios la divulgan, aunque si luego es rechazada dicha instancia no adquiere igual difusión en muchos casos.

    Su presentación contra el Presidente; el ministro de Justicia, Germán Garavano, y la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, por una supuesta “negociación de impunidad” con la empresa brasileña Odebrecht, corrió esa suerte y fue rechazada por el fiscal y por el juez.

    Otra acusación contra el Presidente, esta vez por “defraudación contra la administración pública” por la emisión de Letras del Banco Central que superó la base monetaria, fue también desestimada por la Justicia.

    Al jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, le achacó el uso ilegal de datos personales del PAMI y de la Anses. Esta vez, otro fiscal federal, Guillermo Marijuan, pidió desestimar la denuncia por inexistencia de delito.

    El nefasto historial del denunciador serial judicial es mucho más nutrido y no debe olvidarse que, en su papel de integrante del Consejo de la Magistratura, adonde llegó como soldado de La Cámpora, se dedica a entorpecer las denuncias contra los jueces afines al kirchnerismo.

    Tailhade también ha elegido los tribunales federales como campo de batalla política, ocasionando un daño múltiple. En primer término, a la propia Justicia, por el dispendio de tiempo y recursos materiales y humanos que termina en el rechazo de sus falsas denuncias. En segundo lugar, a los propios denunciados, que sin fundamento resultan enlodados.

    Por lo visto, este diputado sigue los postulados de Lenin, quien sostenía que la mentira era revolucionaria.

    Por último, la gran perjudicada es la sociedad, pues hay ciudadanos para los que, erróneamente, toda imputación equivale prácticamente a un veredicto de culpabilidad aun cuando luego la Justicia pruebe la inocencia.

    La vieja estrategia de mentir y ensuciar, deleznable de por sí, se torna aún más perversa y con mayor capacidad de daño cuando es un diputado nacional quien procura convertir a la Justicia en un vil instrumento amplificador de falsedades.

  13. Carlos Daniel Videla Dorna
    16/07/2017 at 1:17 PM

    Es de esperar que un pueblo ” bolsillista ” se de cuenta que hay algo mas allá de la comodidad personal y reaccione como lo debe hacer la gente con ética , honestidad y concepto de proyección al futuro copiando a aquellos que por sobre sus intereses personales nos regalaron el país que tenemos pero que aun no sabemos mantener y proyectar. Carlos Daniel Videla Dorna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *