Apología del delito de lesa humanidad: Otro disparate

La diputada massista Cecilia Moreau, hija de Leopoldo Moreau, afirma que presentará un proyecto de ley incorporando al Código Penal la tipificación de conductas punibles que hagan apología de los delitos calificados como violación sistemática de los Derechos Humanos por parte de los gobiernos de facto, cuya comisión se sancionará con penas más graves que la apología delictual tipificada hasta ahora, los que tendrán como agravante el hecho de ser cometidos por funcionarios públicos o agentes de las fuerzas de seguridad. También será delito calificado como “atentado contra el orden constitucional y la vida democrática el delito de aprobación, justificación, reivindicación o negación de la existencia de un delito de lesa humanidad”.

En una palabra, será delito pensar diferente al relato K.

Este disparate se suma al coro de fariseos que pidieron la renuncia del Licenciado Lopérfido por haber negado a los 30.000, o la expulsión de Gómez Centurión por igual motivo o por dudar de que haya existido un plan sistemático de desaparición de personas por parte del Estado como afirmó respondiendo a los cínicos y traidores periodistas que le tendieron una trampa y en lugar de reportearlo por su actuación al frente de la Aduana le tiraron carne podrida sobre la mesa.

Los argentinos aún estamos discutiendo, sin llegar a un acuerdo, si Dorrego merecía ser fusilado o era inocente, si Rosas era un tirano o un defensor de nuestra soberanía, si Julio Argentino Roca fue quien preservó nuestro territorio del sangriento avance de los mapuches chilenos o fue un carnicero que se cebó en nuestros pobladores originarios, si Perón era un militar golpista (Los fragotes del ‘30 y del ‘43 lo contaron entusiasta entre sus filas) o era el defensor de los privilegios de los niños y el seductor de las adolescentes… y así llegamos hasta los ‘60 en que las ideologías foráneas, alentaron, entrenaron y financiaron, desde paraísos de sangre y esclavitud, a los terroristas argentinos, y ante su reguero de sangre, fuego y muerte, el Presidente de la Nación, general Perón (el mismo que años atrás las había alentado) ordenó a nuestras Fuerzas Armadas combatir la guerrilla de asesinos traidores a la Patria.

Eso fue hace 40 años y es un triste capítulo de nuestra historia, donde hubo excesos e injusticias por parte de ambos bandos, porque fue una guerra reconocida por ambos bandos, con víctimas de ambos bandos… pero parece que vivir en paz y concordia no está en la mente de algunos argentinos.

Es por eso que hoy, a la grupa de un negocio vergonzoso y multimillonario se ha tergiversado la historia y en lugar de haberse tratado de dos bandos enfrentados en una guerra, como realmente hubo, nos quieren hacer creer que hubo un grupo de demoníacos militares, más malos que no sé qué, quienes un día se levantaron con ganas de asesinar a unos jovencitos idealistas que repartían claveles por las calles mientras propalaban el Evangelio.

Y si bien son lamentables todas y cada una de las víctimas de aquella guerra, repudiables los excesos, no olvidemos que los militantes terroristas por cuestiones meramente dinerarias no tuvieron empacho en mentir las bajas sufridas llevándolas a 30.000 a efectos de poder percibir subsidios indemnizatorios.

Y ese ficticio número se convirtió en un símbolo de la mentira, el cual puesto en duda por cualquier ciudadano le acarrea -como se ve en estos días- el castigo y el rechazo inclusive de nuestras autoridades.

También está probado que en aquellos tiempos, muchas madres embarazadas o con niños de corta edad, habían tomado las armas revistando en Montoneros, Erp y demás organizaciones terroristas. Y que ante su baja en el campo de batalla, sus hijos se ponían a disposición de la justicia a efectos de ser adoptados… y ya sabemos en qué terminó este legítimo procedimiento.

Y hoy tenemos a una joven diputada redactando un proyecto payasesco.

Tal vez mañana presente otro en el cual se castigue con prisión perpetua a quien opine en un sentido que a ella no le guste sobre Lavalle, Dorrego, Rosas, Sarmiento, etc. Podría utilizar los mismos “argumentos” y “fundamentos”…

Diputada: NO FUERON 30.000, lo afirman los propios terroristas.

Diputada: FUE UNA GUERRA, lo afirman los propios terroristas.

Diputada: Los terroristas fueron premiados, indemnizados, homenajeados, ocupan hoy cargos gubernamentales, tienen los medios a su disposición para decir lo que se les ocurra, en cambio quien los critique firma su crucifixión. Y los soldados que cumplieron la orden presidencial de combatirlos para defender a la Nación, van muriendo en las cárceles, pese a ser octogenarios y nonagenarios, fueron encerrados violando leyes y principios generales del derecho… y usted se larga con esta tontería? ¿No se le ocurre analizar la verdad de la historia de lo sucedido en aquellos años en que Ud. aún no había nacido?

Le sería de utilidad para no perder el tiempo, no olvide que nosotros, todos los argentinos, la mantenemos con nuestros impuestos.

CONSEJO: Antes de redactar un proyecto de ley, piense bien el tema, asesórese con profundidad y fundamentalmente con objetividad, abreve de fuentes dignas, consulte a quienes tengan conocimiento sobre el tema, a quienes gocen de imparcialidad, piense en el futuro de nuestra Patria, analice si tal ley perdurará en el tiempo o se trata de una simple explosión de bronca momentánea o un rapto de oportunismo político.

Juan Manuel Otero

juanm.otero@usal.edu.ar

35 comments for “Apología del delito de lesa humanidad: Otro disparate

  1. Alberto Galeano
    05/02/2017 at 4:41 PM

    Que otra cosa se puede esperar de alguien engendrado POR ” EL LEOPOLDO MOREAU,”” que sigue lucrando yendo de un partidos a otro y traicionándolos cuando mejor le convenga..
    O acaso esa no es la trayectoria de toda su vida?.

  2. Alberto Galeano
    05/02/2017 at 4:42 PM

    Los Moreau.
    Que otra cosa se puede esperar de alguien engendrado POR ” EL LEOPOLDO MOREAU,”” que sigue lucrando yendo de un partidos a otro y traicionándolos cuando mejor le convenga..
    O acaso esa no es la trayectoria de toda su vida?.

  3. Dr. RODOLFO CUERVO
    05/02/2017 at 4:44 PM

    Treinta mil desaparecidos: No son un emblema sino una impostura.
    Por Mario Caponnetto
    http://prensarepublicana.com/treinta-mil-desaparecidos-no-emblema-sino-una-impostura-mario-caponnetto/
    30 enero, 2017

    Derechos Humanos, desaparecidos, Gomez Centurión, posmodernos

    “Tampoco nos parece acertado discutir la verdad de los números, porque no mitigan la dimensión de la tragedia. 30 mil desaparecidos es un emblema social y como tal, resulta indiscutible” (Comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación con motivo de expresiones vertidas por el titular de la Aduana).
    Argentina es un país surrealista. Casi onírico. Por eso, de tanto en tanto, despiertan los fantasmas que alimentan sus pesadillas y se vuelven peligrosamente vigiles. Uno de esos fantasmas, el más recurrente, es el de la última dictadura militar con sus treinta mil desaparecidos y su genocidio certificado, no por la historia, sino por sentencias de una justicia, siempre cuestionada, acusada de todos los males, pero que por arte de birlibirloque se transforma en la más impoluta, incorruptible y majestuosa justicia del universo cuando se trata de juzgar a militares genocidas. Allí sus juicios se vuelven inapelables, absolutos y gozan de una infalibilidad que ya nadie reconoce ni siquiera al Decálogo de Moisés. Guay de quien ose contradecir una coma de esas sentencias: le aguarda, inexorable, la muerte civil… por ahora.
    Esta vez el disparador han sido unas declaraciones del titular de la Aduana. ¿Qué dijo el réprobo? Que los desaparecidos no fueron treinta sino ocho mil y que no es lo mismo ocho mil verdades que veintidós mil mentiras. La osadía no se detuvo aquí: según Gómez Centurión (de él se trata) el gobierno militar no tuvo un plan sistemático de desaparición de personas. Bastó esto para que saliera, desafiando la modorra veraniega, el entero y desafinado coro de los defensores de los derechos humanos, las organizaciones conexas, los políticos de todo color, los periodistas, los sesudos formadores de la opinión pública, los intelectuales, los artistas, los funcionarios del Gobierno (hasta el momento de escribir esta nota ningún obispo todavía se había agregado a la lista). De hecho todos ellos han pedido la inmediata remoción del cargo del hereje. Hasta la ex Cristina Kirchner, en uno de sus habituales ataques de twitter, lo acusó de apología del delito. Como se ve, no exagero nada cuando digo que Argentina es un país de pesadilla.
    Pero en la cima del desborde y el disparate, la Secretaría de Derechos Humanos que dirige el señor Avruj afirmó, sin sonrojarse, que los treinta mil desaparecidos son “un emblema social indiscutible
    Lo primero que hay que aclararle al señor Avruj es que los treinta mil desaparecidos no son un emblema social indiscutible sino una indiscutible impostura histórica impuesta a palos desde hace más de treinta años. Esta impostura se viene repitiendo con insistencia digna de mejor causa en todos los ámbitos de la vida nacional y se ha colado en todos los entresijos de nuestra asediada y desdichada sociedad, desde la educación hasta el arte, el cine y la literatura. Nada ha escapado a su nefasta influencia configurando, de este modo, una colosal falsificación histórica muy superior a la que en el siglo XIX impuso el liberalismo laicista y masónico, falsificación que llevó décadas de rigurosa labor revisionista disipar, y sólo en parte.
    Lo segundo que hay que decirle a Avruj y a los corifeos de los derechos humanos es que van a contramano de la historia. Vivimos una época caracterizada como posmodernidad, época que ha exaltado el pensamiento débil y ha decretado, tras el  nietzscheano Dios ha muerto, la muerte de toda verdad y, sobre todo, la de cualquier verdad que se pretenda indiscutible. Pensadores que hoy conforman la mentalidad del hombre contemporáneo, como Vattimo por ejemplo, han dicho, literalmente ¡Adiós a la verdad! (Addio alla veritá es el título de uno de los últimos libros del padre del pensiero debole). Pero estos “modernos” se niegan a morir y se empecinan en sus “verdades indiscutibles”.
    Pero no es así. Sólo ironizo. El adiós a la verdad es real por parte de esta falsa civilización hecha de mentira e hipocresía. El adiós a la verdad es la bienvenida a la impostura enseñoreada por todas partes. Hoy se puede negar la divinidad de Jesucristo, Señor de la Historia, sin que nadie se escandalice y hasta es harto probable que el negador reciba una telefonata papal instándolo a permanecer fiel a los dictados de su conciencia. Pero vaya usted a negar algunos de los falsos ídolos de la posmodernidad, especialmente, al Mito Supremo, los Derechos Humanos,
    Es así, señor. Por las dudas consígase un buen inductor del sueño: esos que borran todo recuerdo de las pesadillas.

  4. Galeano ALBERTO
    05/02/2017 at 4:45 PM

    Los Moreau.
    Que otra cosa se puede esperar de alguien engendrado POR ” EL LEOPOLDO MOREAU,”” que sigue lucrando yendo de un partidos a otro y traicionándolos cuando mejor le convenga..
    O acaso esa no es la trayectoria de toda su vida?.

    • HERVOJE IVAN STEPINAC
      05/02/2017 at 7:21 PM

      EL LEOPOLDO MOREAU RADICAL DESDE HACE 20 AÑOS ERA, Y NO SE SI TODAVÍA ES SOCIO COMERCIAL CON “SU ENEMIGO PERONISTA” EDUARDO DUHALDE, EN SUCIOS NEGOCIOS DE CURROS AL ESTADO

  5. Dr. RODOLFO CUERVO
    05/02/2017 at 4:46 PM

    ¿En los 70 hubo una guerra?
    Por Agustín Laje

    http://prensarepublicana.com/los-70-hubo-una-guerra-agustin-laje/
    1 febrero, 2017

    Vuelve el debate sobre los 70. En realidad, nunca se fue: sencillamente, el cambio de gobierno ahora anima a nuevas voces a discrepar respecto de la “historia oficial” que construyó el kirchnerismo como parte de su relato político. Algunos son —o fueron— miembros del partido gobernante. Lopérfido primero, Gómez Centurión después. Muy bien no les fue: cuestionar dogmas jamás ha sido cosa simple. Y mucho menos si el cuestionamiento proviene de hombres del Estado: hete aquí la novedad del caso.
    Al margen del trasfondo político y la suerte de los detractores del historietismo setentista, la sociedad parece estar interesada en re-discutir algunas cuestiones sobre los años 70 que empiezan a plasmarse con fuerza en las redes sociales y en los medios de comunicación. Una de ellas es: ¿vivimos los argentinos una guerra en la década del 70?
    Este martes se discutió tal tópico precisamente en la pantalla de Intratables. El Dr. Ricardo Gil Lavedra contestaba la pregunta con una determinante negativa, alegando que “no hubo guerra porque no se cumplieron las normas de la guerra”. Llama la atención la debilidad del argumento: de estar la guerra definida por la contemplación del derecho previsto para los conflictos armados, entonces no podríamos calificar como “guerra” ningún episodio de la historia humana. ¿En qué guerra se han respetado a rajatabla tales normativas?
    Pero llama también la atención el cinismo del caso, en la medida en que Gil Lavedra integró el tribunal del histórico Juicio a las Juntas Militares en 1985, en cuya sentencia se concluyó que en la Argentina de los ’70 “el fenómeno se correspondió con el concepto de guerra revolucionaria (…) no hay entonces delincuentes políticos, sino enemigos de guerra” y que “debemos admitir que en nuestro país sí hubo una guerra interna, iniciada por las organizaciones terroristas contra las instituciones de su propio Estado”.
    Negarse a enmarcar el drama de los ’70 como una guerra tiene un propósito político evidente: ocultar responsabilidades históricas. En efecto, asumir la existencia de una guerra implica reparar en múltiples partes y, por lo tanto, en diversas responsabilidades. Nos obliga a preguntarnos también por los otros muertos y, naturalmente, por sus victimarios. Tal ejercicio colisiona con el hegemónico relato de “jóvenes idealistas” vs “genocidas”, que bien podríamos llamar “teoría del demoño único”: más reduccionista que su dual predecesora.
    La historia no se juzga con los parámetros del presente. Y es por ello que interesa determinar cómo vivió la sociedad de ese momento lo que estaba ocurriendo. Nos concentremos en cuatro partes: la sociedad política, los medios de comunicación, las Fuerzas Armadas y las organizaciones terroristas.
    Respecto de los primeros, en 1964 aparece por primera vez en el gobierno una referencia a la guerra: “Hay una guerra revolucionaria declarada” decía el canciller Zavala Ortiz. En 1973, el diputado Antonio Trócoli se refería al asesinato de Rucci como “parte de una guerra sorda, de una guerra subterránea”. El 26 de septiembre de 1974, el senador Leopoldo Bravo solicitaba desde su bancada “detener esto que constituye ya realmente una guerra civil”. El senador Culasso Mattei respaldaba: “la Argentina no soporta más esta guerra no declarada”. La visión del propio Perón había sido idéntica, cuando tiempo antes, desde Madrid, les escribiera a Montoneros que “han de comprender los que realizan la guerra revolucionaria que en esa guerra todo es lícito”.
    LEÉ TAMBIÉN:  Carrascosa fue víctima del delincuente Molina Pico. Por Adrián Arena
    Los medios de comunicación lo interpretaban de idéntica manera. Nada menos que el Buenos Aires Herald, el 12 de febrero de 1975, tras iniciarse el Operativo Independencia en Tucumán, informaba: “Este nuevo giro contra la guerrilla tiene apariencia inicial de una guerra abierta, algo que si dura llegar como un alivio”. Ese mismo año, la revista Cuestionario —dirigida a la sazón por Rodolfo Terragno— titulaba su tapa de diciembre “La guerra en el país”, mientras que el número del 25 de julio de ese año de la revista Gente publicaba un extenso editorial titulado “Para ganar esta guerra”. En el número del 16 de octubre se decía “Ahora todos saben que están metidos en esta guerra”. Tras el atentado montonero contra un regimiento formoseño el 5 de octubre de 1975, el diario La Opinión de Jacobo Timerman (padre del ex canciller K) lanzaba una editorial que concluía: “Si algo faltaba para corroborarlo, el ataque de Formosa lo ha demostrado: el país está en guerra; todo el país, a lo largo y a lo ancho de su territorio”. Vamos más adelante: Clarín del 16 de agosto de 1979 opinaba “que las autoridades hayan librado una dura guerra contra la subversión y procuren mantener la paz social, son hechos unánimemente reconocidos”, mientras La Nación del 19 de septiembre de 1979 decía “la Argentina está en orden. Pero ese orden se ha pagado el alto, altísimo precio de una guerra”.
    Respecto de las Fuerzas Armadas, sus miembros reconocieron plenamente el estado de guerra fundamentalmente a través de los decretos de aniquilamiento. El primero de ellos firmado el 5 de febrero de 1975 por el gobierno constitucional de Isabel Perón, Decreto Secreto 261, ordenaba a las Fuerzas Armadas “aniquilar” a las organizaciones terroristas que actuaban en Tucumán. El segundo, del 8 de octubre del mismo año, Decreto 2.772, ordenaba el aniquilamiento en todo el país. Es lógico que tales órdenes hayan sido interpretadas por los militares argentinos como virtuales declaraciones de guerra: aniquilar, después de todo, es sencillamente “reducir a la nada”, y adquiere un sentido bien concreto cuando se aplica como comando a las Fuerzas Armadas.
    Finalmente, para las organizaciones terroristas como Montoneros y ERP tampoco cabía duda que lo que estaban llevando adelante era una verdadera guerra. En el V Congreso del PRT-ERP por ejemplo, en 1970, se concluía que “en el proceso de guerra revolucionaria iniciado en nuestro país, nuestro partido ha comenzado a combatir con el objeto de desorganizar a las Fuerzas Armadas del régimen”. En el número de abril de 1971 de la revista Estrella Roja, del ERP, se leía: “El Ejército Revolucionario del Pueblo está combatiendo en forma organizada, asumiendo la responsabilidad militar en el proceso de guerra revolucionaria que ha comenzado a vivir nuestro pueblo”. En febrero de 1975, desde la revista El Combatiente, de la misma organización, el líder erpiano Santucho llamaba a la “generalización de una guerra civil (…) extendiendo la guerra a todo el país”.
    LEÉ TAMBIÉN:  Un acto de justicia: el líder nacionalista Carlos Pampillón no irá a juicio oral.
    Montoneros, por su parte, en carta a Perón tras el asesinato de Aramburu, anotaban: “El único camino posible para que el pueblo tome el poder para instaurar el socialismo nacional es la guerra revolucionaria total”. Desde su revista Militancia, en el primer número de 1973, afirmaban: “Nuestra estrategia sigue siendo la guerra integral”. En su otra revista, Evita Montonera, número correspondiente a septiembre de 1975, decían: “Esta guerra, como toda guerra, se rige por un principio básico y elemental: proteger las propias fuerzas y eliminar las del enemigo”. Los reportajes de la revista española Cambio 16 al Jefe del Ejército Montonero, Horacio Mendizabal, son llamativos: en 1977 esgrimía que “se realizaron más de 600 operaciones militares”; a mediados de 1978 declaraba que “la Junta Militar no ha ganado la guerra. Ha comenzado a perderla”, contaba que su “ejército” contaba por entonces con “4.000 granadas de mano, 1.500 granadas de fusil, elaboró 1.500 kilogramos de explosivos de potencia media y 850 de plástico C-2 de gran potencia. Además inventó un modelo de fusil lanzagranadas del que fabricó 250 ejemplares y posee, asimismo, un considerable arsenal de armas ligeras”. Finalmente concluía que “en sus próximas etapas de lucha y ya ahora, nuestro Ejército tiende a ir abandonando el uso de explosivos y a extender un tipo de guerra de infantería con armas ligeras, fusiles lanzagranadas y bazookas”. Estaba alardeando, en concreto, de los atentados con bazookas RPG-7 contra la Casa Rosada que hacía pocos días se habían perpetrado.
    ¿Hubo entonces una guerra en los años 70? Sus protagonistas, mientras los hechos transcurrían, así lo vivieron y así lo informaron. Los hechos, por su parte, lo confirmaron: se trató de una “guerra asimétrica” o “irregular”, caracterizada precisamente por la existencia de una parte débil que busca compensar su debilidad con arreglo a la irregularidad militar: terrorismo urbano y guerra de guerrillas, fundamentalmente.
    Y aceptar la realidad de la guerra, como dijimos, implica dejar atrás el relato de los “jóvenes idealistas” que el kirchnerismo impuso para ocultar la verdad sobre el terrorismo subversivo en la Argentina.

    • horacio
      05/02/2017 at 9:45 PM

      Totalmente de acuerdo. fué una guerra , miltares defendiendo la Nación del
      ataque terrorista traicionero tratando de tomar el poder.

  6. Dr. RODOLFO CUERVO
    05/02/2017 at 4:47 PM

    ESTE LISTADO ES PARA QUIEN DESEE Y NECESITE SACARSE LA MUGRE DEL RELATO ENFERMO SOBRE LOS JUICIOS DE LESA HUMANIDAD

    La guerra de la subversión de los ´70 EXISTIÓ y fue legal, …. Y HOY ESTAMOS DEJANDO MATAR POR ABANDONO A LOS QUE LA GANARON (1800 PRESOS Y AÚN SIN CONDENA)

    *) Casi todos los periodistas de la opo editan este tema, y no lo nombran, para Lanata, Nelson Castro, Van der Koy, Blank, Morales Solá, Pagni, Carlos Mira, Los Wiñasky, Los Leuco, Magdalena, Luis Majul, por nombrar a los mas estrella, para ellos no existen los gulag de los presos de “Lesa Humanidad”

    *) Documental – Argentina en Guerra
    VER: https://www.youtube.com/watch?v=e1OFs3wZvtA
    *) La guerra de los ´70 actualizada del siglo XXI , hoy se continúa con los juicios de lesa humanidad, y sus jueces prevaricadores y desquiciados.-
    *) Por TV, Emisión de “Uno Mas Uno, Tres” (03-04-2016), de Unión de Promociones, Tata Yofre, “ Los Héroes de Manchala”, Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas
    VER:https://www.youtube.com/watch?v=BSLWqpRrpi8
    *) Los K vinieron SOLO para robar,
    Inventaron la tapadera de “LOS JUICIOS DE LESA Y DD.HH.”
    ¡¡¡¡ ESTO ES HOMICIDIO Y EXTERMINIO !!!
    *) EL RELATO K nació a la calor del disparate de la anulación de la JUSTICIA MILITAR con Alfonsín, que inventó el Juicio de la Juntas, y que Nefástor capitalizó con los Juicios de Lesa Humanidad, solo como tapadera para robar.-
    *) La guerra de los ‘70 fue legal, y los juicios a los comandantes de las FF.AA., un disparate progre e inconstitucional
    VER: https://www.informadorpublico.com/opinion/antes-de-escribir-revisen-el-placard
    *)Aporto documentación sobre la guerra de terrorismo por sus testigos, u opinión profesional Son muchas horas, le propongo copiar y guardar para escuchar tranquilo desde su PC La guerra de la subversión en argentina, fue un invento de un nuevo tipo de guerra del comunismo de la U.RR.SS., que quería salirse de la guerra fría, pero quería seguir atacando a la cultura de occidente.-
    *) La guerrilla en argentina fue instruida, entrenada, financiada, y armada por Rusia en Cuba
    FUE CUBA ‘Tata’ Yofre
    VER YOUTUBE: https://www.youtube.com/watch?v=9ZfZi7OmTyM J. B.Yofre:
    *) Los Juicios de Lesa Humanidad, }
    SON UNA FARSA.-
    ¡¡ LOS MAGISTRADOS DE LOS TRIBUNALES DE LESA SON UNA LÁGRIMA !!
    Basta solo presenciar algunos para ver la ignorancia de los letrados en el tema
    Ver: PLAN CÓNDOR-1º parte-Testimonio del Gral. Heriberto Auel https://www.youtube.com/watch?v=bhfgG3zanlc PLAN CÓNDOR-
    2º parte-Testimonio del Gral. Heriberto Auel https://www.youtube.com/watch?v=VmQ7Y2CKeI8
    LA EXTERMINACIÓN UNO A UNO
    *) Radiograma G6777 132/74 DEL PRESIDENTE PERÓN A TODOS LOS COMANDOS, ORGANISMOS Y UNIDADES DE LAS FUERZAS ARMADAS DE LA NACIÓN ARGENTINA PRIORIDAD “F”TXT:
    VER:http://foro.seprin.com/showthread.php?72609-Radiograma-G6777-132-74-Lunes-21-de-enero-de-1974
    *) EN ARGENTINA EL TERRORISMO FUE DESDE 1959- 1983 HISTORIA ARGENTINA COMPLETA
    VER http://lahistoriaargentinacompleta.blogspot.com.ar/2007/12/sntesis-cronolgica-del-desarrollo-de-la.html
    *) La guerrilla en argentina fue instruida, entrenada, financiada, y armada por Rusia en Cuba
    FUE CUBA ‘Tata’ Yofre
    VER YOUTUBE: https://www.youtube.com/watch?v=9ZfZi7OmTyM J. B.Yofre: Me manejo con documentos porque sostengo que en la Argentina se mintió mucho https://www.youtube.com/watch?v=2O7vrfREUro
    *) Presentación libro “Fue Cuba” de Juan B. Yofre en el Club del Progreso
    VER: https://www.youtube.com/watch?v=tfj8WkZsR_w
    *) EL “CHE Guevara”: Anatomía de un mito. (Archivo histórico)
    VER: https://www.youtube.com/watch?v=RhOuD24c0wo&feature=youtube
    *) “Yo invente lo de los 30.000 desaparecidos, sabemos que fueron 7000 y muchos los desaparecimos nosotros, el terrorismo”
    Ver: https://www.youtube.com/watch?v=7pf2NrO4ihw
    *) La testigo montonera presa en la ESMA.
    Verbitsky trata mal X´Q EN ESMA LA TRATARON BIEN y declara en un juicio de “Lesa” María Luján Bertella – Testigo de juicio e Causa Esma https://www.youtube.com/watch?v=tDYdh0nWMsE
    

  7. Dr. RODOLFO CUERVO
    05/02/2017 at 4:48 PM

    Treinta mil desaparecidos: No son un emblema sino una impostura.
    Por Mario Caponnetto
    http://prensarepublicana.com/treinta-mil-desaparecidos-no-emblema-sino-una-impostura-mario-caponnetto/
    30 enero, 2017

    “Tampoco nos parece acertado discutir la verdad de los números, porque no mitigan la dimensión de la tragedia. 30 mil desaparecidos es un emblema social y como tal, resulta indiscutible” (Comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación con motivo de expresiones vertidas por el titular de la Aduana).
    Argentina es un país surrealista. Casi onírico. Por eso, de tanto en tanto, despiertan los fantasmas que alimentan sus pesadillas y se vuelven peligrosamente vigiles. Uno de esos fantasmas, el más recurrente, es el de la última dictadura militar con sus treinta mil desaparecidos y su genocidio certificado, no por la historia, sino por sentencias de una justicia, siempre cuestionada, acusada de todos los males, pero que por arte de birlibirloque se transforma en la más impoluta, incorruptible y majestuosa justicia del universo cuando se trata de juzgar a militares genocidas. Allí sus juicios se vuelven inapelables, absolutos y gozan de una infalibilidad que ya nadie reconoce ni siquiera al Decálogo de Moisés. Guay de quien ose contradecir una coma de esas sentencias: le aguarda, inexorable, la muerte civil… por ahora.
    Esta vez el disparador han sido unas declaraciones del titular de la Aduana. ¿Qué dijo el réprobo? Que los desaparecidos no fueron treinta sino ocho mil y que no es lo mismo ocho mil verdades que veintidós mil mentiras. La osadía no se detuvo aquí: según Gómez Centurión (de él se trata) el gobierno militar no tuvo un plan sistemático de desaparición de personas. Bastó esto para que saliera, desafiando la modorra veraniega, el entero y desafinado coro de los defensores de los derechos humanos, las organizaciones conexas, los políticos de todo color, los periodistas, los sesudos formadores de la opinión pública, los intelectuales, los artistas, los funcionarios del Gobierno (hasta el momento de escribir esta nota ningún obispo todavía se había agregado a la lista). De hecho todos ellos han pedido la inmediata remoción del cargo del hereje. Hasta la ex Cristina Kirchner, en uno de sus habituales ataques de twitter, lo acusó de apología del delito. Como se ve, no exagero nada cuando digo que Argentina es un país de pesadilla.
    Pero en la cima del desborde y el disparate, la Secretaría de Derechos Humanos que dirige el señor Avruj afirmó, sin sonrojarse, que los treinta mil desaparecidos son “un emblema social indiscutible
    Lo primero que hay que aclararle al señor Avruj es que los treinta mil desaparecidos no son un emblema social indiscutible sino una indiscutible impostura histórica impuesta a palos desde hace más de treinta años. Esta impostura se viene repitiendo con insistencia digna de mejor causa en todos los ámbitos de la vida nacional y se ha colado en todos los entresijos de nuestra asediada y desdichada sociedad, desde la educación hasta el arte, el cine y la literatura. Nada ha escapado a su nefasta influencia configurando, de este modo, una colosal falsificación histórica muy superior a la que en el siglo XIX impuso el liberalismo laicista y masónico, falsificación que llevó décadas de rigurosa labor revisionista disipar, y sólo en parte.
    Lo segundo que hay que decirle a Avruj y a los corifeos de los derechos humanos es que van a contramano de la historia. Vivimos una época caracterizada como posmodernidad, época que ha exaltado el pensamiento débil y ha decretado, tras el  nietzscheano Dios ha muerto, la muerte de toda verdad y, sobre todo, la de cualquier verdad que se pretenda indiscutible. Pensadores que hoy conforman la mentalidad del hombre contemporáneo, como Vattimo por ejemplo, han dicho, literalmente ¡Adiós a la verdad! (Addio alla veritá es el título de uno de los últimos libros del padre del pensiero debole). Pero estos “modernos” se niegan a morir y se empecinan en sus “verdades indiscutibles”.
    Pero no es así. Sólo ironizo. El adiós a la verdad es real por parte de esta falsa civilización hecha de mentira e hipocresía. El adiós a la verdad es la bienvenida a la impostura enseñoreada por todas partes. Hoy se puede negar la divinidad de Jesucristo, Señor de la Historia, sin que nadie se escandalice y hasta es harto probable que el negador reciba una telefonata papal instándolo a permanecer fiel a los dictados de su conciencia. Pero vaya usted a negar algunos de los falsos ídolos de la posmodernidad, especialmente, al Mito Supremo, los Derechos Humanos,
    Es así, señor. Por las dudas consígase un buen inductor del sueño: esos que borran todo recuerdo de las pesadillas.

  8. Dr. RODOLFO CUERVO
    05/02/2017 at 4:50 PM

    La guerra de los ‘70 fue legal, y los juicios a los comandantes de las FF.AA., un disparate progre e insconstitucional . Roberto Dansey
    publicado a la‎(s)‎ 23 oct. 2013 18:48 por Julio Mendoza

    Si sólo lo dijera yo, Roberto Dansey, ¿qué validez tendría? Pero ahora sale a luz este informe, de la nueva DIRECTORA DE DESARME EN LA UN, Virginia Gamba, Argentina de 59 años, Premio Nobel de la Paz (compartido) como miembro de la organización Pugwash por el desarme nuclear, en 1995.
    La principal experta que tiene el país en estrategia y en islas Malvinas, asumió hoy el cargo de directora de Desarme en las Naciones Unidas. La profesional se desempeñó hasta la semana anterior como asesora en temas internacionales del Ministerio de Seguridad y Justicia del Gobierno porteño. Con el cargo que asume hoy, descripto en la grilla como uno de los más altos en la burocracia de las Naciones Unidas, la Argentina completa un cuadro de funcionarios debajo de la oficina de Ban Ki-moon que tiene pocos precedentes.
    El cargo de Gamba es de la jerarquía D2, el más alto fuera de las designaciones políticas, como directora y vice alto representante de la Oficina de Desarme del organismo en Nueva York y con competencia sobre todas las ramas de ese sector: Conferencia de Desarme (con sede en Ginebra), Armas de Destrucción Masiva y Armas Convencionales.
    Gamba asume el cargo después de un concurso en el cual compitieron cerca de 100 expertos del todo el mundo, entre ellos un ex canciller de Egipto y un ex vicepresidente de Rusia. La designación reconoce la larga experiencia de esta dama de 59 años en estrategia y en desarme, al punto de que en 1995 obtuvo el Premio Nobel de la Paz (compartido) como miembro de la organización Pugwash por el desarme nuclear.
    Entre 1996 y 2001 fue responsable de la fundación Safer Africa que se encargó de las tareas de retiro de las armas que habían quedado en Sudáfrica como consecuencia de años de guerra civil. En esa tarea trabajó junto al ex presidente Nelson Mandela. Vivió en Pretoria durante esos años y desde allí fue asesora en temas de seguridad interna de más de una decena de países africanos.
    Por esa experiencia en 2010 vino a la Argentina para trabajar en la organización de la escuela de la Policía Metropolitana y como asesora del Ministerio porteño de Seguridad, donde se desempeñó hasta la semana pasada.

    ###################################################################
     
    ART.: Fuerzas Armadas y su Futuro
    Por Virginia Gamba
    La guerra contra el terrorismo iniciada por orden del gobierno constitucional argentino en 1975 fue naturalmente continuada por el régimen de facto a partir del 24 de marzo de 1976, no porque los militares lo desearan, sino por imposición del enemigo, que mantuvo la ofensiva contra la sociedad argentina.
    Pero desde 1983 se decidió llevar a los militares combatientes en ella a los estrados judiciales a fin de juzgar sus conductas por procedimientos para tiempos de paz a la luz del Código Penal ordinario, habiendo generado ello una fenomenal confusión que se ha ido agravando a través del tiempo pues es sabido que las acciones de guerra deben juzgarse por las leyes que la gobiernan ante tribunales especiales y no por las leyes penales ordinarias aplicadas por los tribunales previstos para juzgar delitos comunes en tiempo de paz.
    Los jueces que han procesado y los que están juzgando a militares por sus responsabilidades durante la guerra contra el terrorismo, actuaron y actúan ignorando lo que es la guerra, las normas que la regula y la historia de la formación por parte del Estado Argentino de los cuadros militares para desempeñarse en ella.
    El conflicto en su variante netamente “revolucionario”, a partir de la década de los cincuenta, comenzó a preocupar a estudiosos militares y ya en el año 1958 en la Escuela Superior de Guerra contribuían en la cátedra dos Tenientes Coroneles franceses con experiencia en la guerra de Argelia, habiéndose llevado a cabo el primer ejercicio denominado “Barcala” en el Valle de Punilla, Córdoba.
    Desde entonces comenzaron a ser entrenados en forma específica por el Estado Argentino los cuadros militares tomándose más adelante, como guía escrita, reglamentos dictados e impresos oficialmente a partir de 1968 en los cuales se explicaba y definía a ese tipo de conflicto y se preveían las acciones para combatir en él.
    Hoy en día el conflicto es aún peor, y tanto Colombia, como Venezuela, como Chile, Bolivia y por supuesto Brasil están tomando medidas preventivas para evitar la guerra.
    Las miles de víctimas del terrorismo se merecen que encontremos una forma eficaz de detener a los terroristas y evitar que sigan amenazando la vida republicana, aunque sea bajo la apariencia de “democracia”. Porque no es lo mismo República que “democracia”, para los socialistas del siglo XXI.
    Los terroristas no funcionan como ejércitos convencionales: nunca llevan uniformes o defienden un territorio. Sus combates son para infundir pánico y, a través del miedo, su ideología. Por tanto, para que el ejército pueda responder al auge del terrorismo global hace falta plantear medidas que estén en constante evolución dentro de una estrategia global.
    El apartamiento voluntario del mundo civilizado obedece a la política desarrollada por parte del actual gobierno de la familia Kirchner, que sumergió al país en una falta de seguridad jurídica crítica. Eso trae necesariamente consecuencias: situaciones críticas que pueden llegar a ser violentas cuando el encauzamiento de los problemas trascienden lo jurídico.
    Con la autoridad de haber sido asesora permanente del Ministerio de Defensa argentino desde 1983 hasta 1988, y además Profesora Titular de la Escuela Superior de Guerra, antes de radicarme en Europa, puedo sostener científicamente que la falta de preparación de los militares en Argentina, su anulación y desarme absolutos, garantizan que el país será un blanco fácil del próximo conflicto, de una naturaleza absolutamente distinta que los anteriores.
    Como lo he expresado claramente en mi último trabajo “Society under siege – Crime, Violence and Illegal Drugs” (Sociedad bajo asedio – Crimen, Violencia y Drogas), publicado en Dublin, considero que el desarme y la desmovilización de las fuerzas armadas argentinas son garantía de la violencia.
    Saludo a usted atentamente felicitándola por los contenidos de su página.
    Firmado: Virginia Gamba
    Capetown – Sudáfrica

  9. Alberto Galeano
    05/02/2017 at 4:50 PM

    PAYASESCOS MENTIROSOS, Y PANQUEQUES LOS MOREAU. TANTO PADRE ACOMODATICIO COMO LO QUE ENGENDRA

  10. HERVOJE IVAN STEPINAC
    05/02/2017 at 4:52 PM

    *) “Yo invente lo de los 30.000 desaparecidos, sabemos que fueron 7000 y muchos los desaparecimos nosotros, el terrorismo”
    Ver: https://www.youtube.com/watch?v=7pf2NrO4ihw
    *) La testigo montonera presa en la ESMA.
    Verbitsky trata mal X´Q EN ESMA LA TRATARON BIEN y declara en un juicio de “Lesa” María Luján Bertella –
    Testigo de juicio e Causa Esma
    https://www.youtube.com/watch?v=tDYdh0nWMsE
    

  11. HERVOJE IVAN STEPINAC
    05/02/2017 at 5:04 PM

    CENTURIÓN NO MIENTAS MÁS
    *) LOS 23.000 ATENTADOS TERRORISTAS CUBANOS-KGB-COMUNISTAS, NO EXISTIERON DESDE 1958 A 1983.- ¡¡¡ FUERON UNA SENSACIÓN MEDIÁTICA CREADA POR LOS MEDIOS !!!
    *) LOS 4.000 MUERTOS DURANTE ESE PERÍODO, MURIERON DE MUERTE NATURAL DEL LA ÉPOCA, BALAZOS Y BOMBAS.-
    *) LOS 7.000 MUERTOS DE LOS TERRORISTAS, SUBIERON A 30.000 X´Q LE PUSIERON LEVADURA CALSA, Y A LOS 23.000 HAY QUE BUSCAR A SUS FAMILIAS PARA EXIGIRLES QUE COBREN LOS 244.000 U$A, MITI P´A HEBE Y LOS BOGAS.-
    *) LA CARLOTO SOLO  LOGRAR ENCONTRAR 115 NIETOS, CON ADN TRUCHOS EN MUCHOS CASOS, Y LOS 500 QUE “LE FALTAN”, X´Q ELLA CUENTA EL 2 % DE 30.000.-
    *) LOS 2200 PRESOS DE LESA EN GENOCIDIO LEGALIZADO POR LA JUSTICIA MILITANTE, ESTA MUUUUUUUUUY BIEN PRESOS X´Q FUERON LOS MALOS QUE DERROTARON A LOS TERRORISTAS, YA MURIERON 440 EN PRISIÓN,.- 
    *) AHORA TUS DD.HH. LIBERARÁ A PUCCIO, “POBRECITO ESTA VIEJO”, Y A LOS DE 75 A  95 AÑOS CON ENFERMEDADES TERMINALES DE LESA ELLOS ESTÁN MUY BIEN PRESOS P´A QUE SE MUERAN.-
    … Y NO SIGO P´A NO CANSAR …
    GOMEZ CENTURIÓN ES UN DESUBICADO POR DECIR LA VERDAD, Y LA VERDADES SUENAN MAS QUE TRES BATALLONES MARCHANDO A TAMBOR BATIENTE (DIJO NAPOLEÓN)

  12. MILICO
    05/02/2017 at 5:13 PM

    No me jodan, che. Que el cabezón Moreau haya engendrado un hijo
    es más difícil de creer que asegurar que Cristina irá presa. A diferencia
    de Parrilli este Moreau es recontrapelotudo. No creo que mínimamente
    haya aprendido a garchar siquiera.
    Moreau en un campeonato de Boludos sale segundo; lo pierde por Boludo.
    No le dé bola don Leandro Alem, este mono en vez de romperse se dobló.
    Los Kirchner le mostraron un “güeso” y el muy salame movió la cola.
    Evoco a aquel pajero triste hijo del gran “Borocotó”.

  13. eduardo
    05/02/2017 at 5:31 PM

    LES RECUERDO QUE ES DEL “FRENTE RENOVADOR: ERGO, FRENTE RECICLADOR PARA LA IMPUNIDAD PERONCHA” DE SERGIO MASSKA. !!!!!!!!!!!!!!!!!!

  14. Juan
    05/02/2017 at 5:33 PM

    Otro Disparate, del Frente Renovador de Sergio Massa​.

  15. Luis
    05/02/2017 at 5:51 PM

    ¿Juan Manuel Otero cree que realmente que se les puede pedir reflexión a los neo-marxistas?

    • Juan Manuel Otero
      05/02/2017 at 9:56 PM

      Por supuesto que no, ni remotamente, el fanatismo los ciega y la corrupción les impide dialogar con honestidad. Están todos tras el negocio de cobrar indemnizaciones. Y si bien ya estaban casi muertos, los corruptos K inventaron este mamarracho histórico para seguir robando. LAKRAS TODOS.

  16. roberto
    05/02/2017 at 6:14 PM

    De todas maneras hay que decirlo y publicarlo. Pero Otero, que podes esperar del descerebrado L.Moreau ? NADA, por ende su hija debe tener la mayoria de sus neuronas atrofiadas. NO puede ser confiable.
    Veremos que dice Massita ? y que dice la Camara con la payasesca ocurrencia.
    Todo el mundo sabe que los Montoneros ERP y otras siglas, camouflados de Peronismo, no superaron las 8000 personas. Por lo tanto donde estan las 22.000 que faltan ?
    No me extraño las boludeces que le decian a G.Centurion, excepto por la mujer de Duhalde que la creia que ya habia sorteado el camino de la boludez contractual del peronismo, pero parece que no despegó, como si lo hizo el cabezón. Creo que cuando llegó a su casa Duhalde la recriminó por las boludeces que dijo, acerca las cifras etc etc etc.
    Massa : Debera poner orden en el nido, pero esta tambien perseguido por su mujer y su suegra dueñas de las ideas de cupos femeninos. Todo esto sera para ensuciar la campaña.

  17. patricio
    05/02/2017 at 7:05 PM

    FUE UNA GUERRA Y LO DIJO LA CAMRA QUE JUZGO A LOS COMANDANTES, LEAN LOS FUNDAMENTOS.

  18. Larteguy
    05/02/2017 at 7:50 PM

    Quedé impresionado cuando VI Y ESCUCHE A LA SERPIENTE CECILIA MOREAU, NUNCA HAQBIA VISTO UNA PERSONA TAN JOVEN DESTILAR TANTO VENENO Y ODIO, – LOS DEMOCRATAS SE LLENAN LA BOCA HABLANDO , DE LA” LIBERTAD DE PENSAMIENTO Y DE PRENSA”.ES QUE NO VAMOS A PODER OPINAR MAS???.
    POR OTRA PARTE CREO QUE EL CONCEPTO DE “LESA HUMANIDAD” ES EN LA ARGENTINA ALGO QUE ESTA DISCUTIDO Y ES CONSTRUCCION DE LOS JUECES, ALGUN JURISTA DEL INFORMADOR QUE NOS EXPLIQUE .

  19. Ctpan Ros
    05/02/2017 at 8:03 PM

    Sr. Otero: Como tantos otros argentinos mayores de sesenta años, he vivido la llamada “época de la guerrilla”. hago esta aclaración, para los “imberbes” de siempre, edulcorados con cuentos y subsidios. En esa nefasta época, cada vez que ocurría un atentado terrorista, la gente mascullaba por lo bajo “hay que fusilarlos a todos”. Así que eso de “jóvenes idealistas”, queda para los venenosos vientres que generaron la caterva de tirabombas a traición. LO QUE NO COINCIDO CON UD es en el hecho de que “fue” una guerra, digo que “ES” una guerra que no ha terminado todavía, porque los facinerosos de siempre siguen, aún hoy, atentando contra la PATRIA, SUS FUERZAS ARMADAS, LA CONSTITUCIÓN Y EL BIENESTAR NACIONAL, CON LA COMPLICIDAD INTERESADA DE POLÍTICOS, PERIODISTAS Y TODA CLASE DE VENTAJEROS PROFESIONALES. Pero como esta cultura mal formada, asesina, desviada y mentirosa sigue proa a la destrucción nacional, abogo, profundamente, por el exterminio (tal las palabras de un comunicado gubernamental de hace más de cuarenta años), exterminio total, digo, de este cúmulo de asesinos degenerados (en el concepto puro y moral del mismo). Si los poderosos dicen que en sus guerras los llamados “efectos colaterales” son justificables, lo mismo digo para nuestra guerra, ya que en épocas del presidente Kirchner, la cuenta de desaparecidos no superó los seis mil, incluyendo esos lamentables “efectos colaterales”. Como no supieron morir peleando porque ponían a niños y ancianos al frente para cubrir su huída, como hoy lo hacen las manifestaciones piqueteras, poniéndose a las órdenes de la ideología de Gramsci, han abordado el problema desde el lado de la cultura, tomando el poder y el BLA… BLA… BLA… que tan bien han acogido nuestros políticos vende patria. Reconocido y filmado está que el número de treinta mil, en declaraciones de su autor, se usó para recibir dádivas del extranjero, porque no había ni número, ni cuenta, ni estadísticas, nada. Para ellos, se cuentan como víctimas, para mí, del otro lado, BIEN MUERTOS ESTÁN ¿Acaso no era una guerra según sus “partes”?¿Y los inocentes que ellos mataron en sus atentados? Si dicen haber peleado con valor, bravura y se comparan con nuestros granaderos… ¿No han muerto por algo, acaso…? Nuestras FUERZAS ARMADAS también mataron y murieron por algo, lo más supremo, DIOS y la PATRIA, cuando se lo demandó la sociedad.

    • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
      05/02/2017 at 8:58 PM

      Adhiero a su mensaje.

      • Ctpan Ros
        07/02/2017 at 8:26 PM

        ¡Muchas gracias!

    • Juan Manuel Otero
      05/02/2017 at 9:58 PM

      Por supuesto, comparto sus comentarios, también pasé los 60 hace rato y recuerdo perfectamente aquella época en que hasta los políticos (no solo la ciudadanía) les pedía a los militares que tomen el poder antes de desintegrarnos a manos de los asesinos terroristas traidores a la Patria.

      • Ctpan Ros
        07/02/2017 at 8:31 PM

        Sr. Otero además de su claridad de pensamiento y apego a la verdad, le felicito por la valentía de exponerlo. No debe ser su camino un lecho de rosas de la forma que piensa y lo dice, igual mi caso, pero no le dejaré a mis descendientes, el triste legado de la mentira histórica, dado que vivimos de nuestro trabajo y jamás, nunca jamás hemos recurrido a ninguna institución para pedir ningún tipo de ayuda económica, a pesar de los años (más de diez) de penurias económicas, rayanas con el hambre y hoy tener la cuenta en cero pero sin deudas, ni económicas nim orales, que es mucho más de lo que pueden decir muchos. Con todos mis respetos, atte.-

  20. Carlos de Lanús
    05/02/2017 at 8:06 PM

    LA VERDAD ES UNA SOLA.
    LOS MONTONEROS, EN ESTE CASO, USARON EL INDEC AL REVÉS.

  21. Zarina
    05/02/2017 at 9:38 PM

    Se lee:
    “como afirmó respondiendo a los cínicos y traidores periodistas que le tendieron una trampa y en lugar de reportearlo por su actuación al frente de la Aduana le tiraron carne podrida sobre la mesa.”
    Coincido,…lamentablemente lo mas grave que tiene el Pais son “una parte” de jueces y fiscales y “un sector del periodismo” estereotipado y del lado que mas le convenga $$$$

  22. Lara
    05/02/2017 at 10:52 PM

    coincido contigo Zarina, los periodistas son cínicos, tienden trampas a las personas de bien y fundamentalmente SON COBARDES,NO ATACAN,A LOS EX-GUERRILLEROS, COMO ANGUITA, BONASSO, KUNKEL, DONDA, VACA NARVAJA, LA SARGENTO DEL PRT LAURA FRANCO ( DE INTRATABLES),que participaron en operativos guerrilleros y atentaron contra gobiernos democráticos.-
    Victoria “escupitajo” DONDA LE DICE A RICO QUE LOS u$S 2.000 MILLONES PAGADOS EN INDEMNIZACIONES,SUBSIDIOS, Y PENSIONES SON OTORGADOS POR UNA LEY. lo que LOS CIUDADANOS QUEREMOS SABER ES SI SE PAGO A LOS QUE CORRESPONDE. Y NO QUE NOS CONTESTEN “QUE ES INFORMACION SENSIBLE”. POR SUPUESTO LOS PERIODISTAS MEDIATICOS ” SE C ALLAN Y NO PRFEGUNTAN NADA”

    • Zarina
      06/02/2017 at 12:44 AM

      Para Lara
      Observe lo mismo de Donda,..le contesto que cobran porque hay una ley, pero se escabullo y se desentendio de confirmar que Ella tambien quisiera conocer quienes recibieron el beneficio,…..o sea que se podria pensar que hay gato encerrado..y por supuesto el pseudo-periodismo cobarde y de parte no “repregunta”.
      Saludos

  23. VULCANO
    07/02/2017 at 8:58 AM

    Lo que mueve el todopoderoso negocio de los “Derechos Humanos”…..

  24. JORGE GIOVANELI
    07/02/2017 at 11:05 AM

    Q se puede esperar de una cría de un perfido traidor como el repugnante moreau?
    …1000veces maldito mentiroso sicopata

  25. rafa
    07/02/2017 at 11:10 AM

    SALVEMOS A LA PATRIA¡¡¡ESTADO DE SITIO,LEY MARCIAL,JUICIOS SUMARISIMOS,EJECUCION INMEDIATA¡¡¡SE PUEDE EMPEZAR CON LA HIJA DEL TRAIDOR MOREAU¡¡¡

  26. roberto
    07/02/2017 at 2:47 PM

    Leopoldo Moureau, (a) el marciano, disputaba con Raul Alfonsin a ver quien era mas zurdo. Termino echado del partido. Lamento su descendencia influida seguramente por la bosta cerebral.

  27. EL CHUMBIAO
    09/02/2017 at 8:31 PM

    LEOPOLDO MOREAU -OLIGARCA DE LA POLÍTICA QUE VIVE EN CALLAO Y GUIDO-, COMO ASIMISMO SU HIJA, SON UN FIEL PRODUCTO DEL RADICALISMO QUE INICIÓ SU VIDA SEDUCIENDO A OFICIALES DEL EJÉRCITO PARA DERROCAR A UN GOBIERNO CONSTITUCIONAL PASÁNDOSE POR EL TRASTE EL TAN CACAREADO POR ELLOS “ESTADO DE DERECHO”. ESE PRIMER GOLPE DE ESTADO VIOLATORIO DE LA CONSTITUCIÓN OCURRIÓ EN 1890 Y LO CALIFICARON DE “REVOLUCIÓN” APROVECHANDO LA IGNORANCIA DE UN PUEBLO QUE IGNORA LA DIFERENCIA ENTRE SEDICIÓN Y REVOLUCIÓN.
    COMENZARON SIENDO SEDICIOSOS Y TODA SU VIDA POLÍTICA FUE UNA PERMANENTE SEDICIÓN.
    LLEGADO AL PODER CON MÉTODOS DEMAGÓGICOS Y POPULISTAS SU GRAN CAUDILLO YIRIGOYEN FUE QUIEN ORDENÓ LA PRIMERA GRAN REPRESIÓN DURANTE LA SEMANA TRÁGICA EN 1919. ESTE MISMO YIRIGOYEN NUEVAMENTE DIO LA ORDEN DE REPRIMIR A MANSALVA EN LA LLAMADA PATAGONIA REBELDE. POR SUPUESTO QUE COMO BUENOS HIPÓCRITAS Y COBARDES DE LA HISTORIA POLÍTICA ARGENTINA, AL IGUAL QUE LOS KIRCHNER, LA CULPA LA TIENE OTRO, SIEMPRE LOS MILITARES. EL SUCESOR DE YIRIGOYEN, CARLOS MARÍA DE AVEAR, FUE EL PRESIDENTE QUE, FAVORECIENDO LOS CAPITALES BRITÁNICOS, ORDENÓ LA REPRESIÓN DE LOS OBRAJEROS DE LA “FORESTAL” EN EL CHACHO SANTAFESINO. SEGURAMENTE ESE PRESIDENTE HABÍA SIDO EDUCADO, COMO SU ANTEPASADO, EL GENERALITO ALVEAR, A PARA ESTAR AL SERVICIO BRITÁNICO.
    SIGUIERON LOS “DEMOCRÁTAS” RADICALES, YA INFILTRADOS EN LAS FFAA, ESTIMULANDO EL GOLPISMO PUES ELECTORALMENTE ERAN PERDEDORES, 1951, 1955, 1962, Y ETC. ETC. SE UNIERON AL PERONISMO Y AL GORILISMO DE CIVILES Y MILITARES PARA HACER 32 PLANTEOS AL PRESIDENTE FRONDIZI.
    DEL RADICALISMO SALIERON LOS TERRORISTAS DEL ERP, DEL RADICALISMO SALIERON LOS ABOGADOS DE LOS TERRORISTAS, DEL RADICALISMO SURGIERON LOS JUECES PREVARICADORES QUE SE LIMPIAN EL TUJE CON EL ESTADO DE DERECHO, LA CONSTITUCIÓN Y CON CUANTA NORMA JURÍDICA TIENEN A SU ALCANCE PARA ENCARCELAR A LOS MILITARES QUE TOMARON EL PODER PORQUE EL CHINO BALBÍN DIJO “HAY SOLUCIONES PERO NO LAS TENGO”, MIENTRAS ÉL Y ALFONSÍN HABLABAN A SUS AMIGOS GENERALES -HARGUINDEGUY ENTRE ELLOS- PARA QUE LA GOLPEARAN Y DERROCARAN A MARIA ESTELA MARTINEZ de PERÓN. CLARO, ELLOS ESCONDÍAN LA MANO EN LA FORMA MÁS RASTRERA Y COBARDE. EN TANTO ALFONSÍN, METIDO EN LA IV INTERNACIONAL, DEFENDÍA A LOS CABECILLAS DE LA GUERRILLA DEL EJÉRCITO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO.
    DE ESE RADICALISMO, QUE ES UNA GANGRENA ARGENTINA, SALIERON LEPOLODO MOREAU, CHANGUI CÁCERES. COTY NOSIGLIA, FREDY STORANI, MARCELO STUBRIN, MARCELO KIGUEL, CAPUTO, Y TODA ESA CÁFILA DE DELINCUENTES QUE SON TAN O MÁS RESPONSABLES QUE EL PERONISMO DE LA DEGRADACIÓN Y DECADENCIA ARGENTINA.
    ES UN PARTIDO SIN GENTE DE HONOR, LOS QUE TUVIERON HONOR SE MURIERON O SE FUERON ASQUEADOS.
    Y COMO LA MALA HIERBA, NUNCA MUERE.
    CECILIA MOREAU, TODO ESTÁ DICHO, COMO SU PADRE Y SUS CORRELIGIONARIOS, ESPERO QUE SE LOS COMAN LOS ALACRANES YA QUE SU PLATO FAVORITO SON LAS CUCARACHAS. AHORA ES MASISTA PARA VER EN QUÉ CARGO PÚBLICO SE PUEDE COLGAR PARA VIVIR COMO OLIGARCA A COSTA DEL HAMBRE DEL PUEBLO Y LA DESTRUCCIÓN DE LA ARGENTINA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *