Argentina: País gobernable

Si alguna característica le es achacada permanentemente a la Argentina moderna es que ha sido “ingobernable”. Crisis, corporaciones, y la movilización permanente de los actores en la calle han configurado un escenario único en América Latina que alcanzaba su clímax con la marcha de los tanques sobre Buenos Aires, y ya en democracia, por el sobrevuelo del helicóptero de la fuga presidencial.

Sin embargo, desde el 2003 en adelante, todos los gobiernos han disfrutado de una gobernabilidad que no tiene precedentes. Gobernabilidad paradójica si se quiere, porque nunca en la historia de la Argentina hubo tantos cortes, piquetes, tomas de instituciones oficiales, marchas, contramarchas, manifestaciones y protestas como en estos años.

De todos modos, estas protestas hacen recordar al dibujito ese de la tele en el que tanto el lobo como el perro pastor se saludaban cuando llegaban “al trabajo”, marcaban tarjeta y se disponían a cumplir cada uno con su papel antagónico para, al terminar la jornada, marcar de nuevo tarjeta, saludarse amablemente y retirarse cada uno a sus casas. Las manifestaciones siguen manteniendo su rentabilidad, es la destinataria de ingentes subsidios para mantener el orden público, y por lo tanto seguirán siendo parte del paisaje urbano. Obviamente, lo que pasa con los mapuches en la Patagonia Rebelde es otra cosa (aunque es difícil que sus comandos rapten en el plazo cercano un 777 para estrellarlo contra el Obelisco).

Y a la “gobernabilidad” natural del peronismo (propio de su proverbial disfrute de las épocas de vacas gordas) se le suma el hecho inédito del presente, que es el de la “gobernabilidad no peronista”. Cosa que determina que muchos opositores ahora consideren que “Mauri” no era ese playboy indolente al que se iban a comer como un pancho sino que el Presidente Mauricio Macri -en ejercicio pleno de su investidura institucional resulta que ahora es definido y temido como un “ángel exterminador”.

Dos elementos esenciales se conjugan (más allá, de la combinación de Palermo Chico y Calabria que corre por las venas presidenciales), y los dos son heredados del kirchnerismo: por un lado, la posibilidad de endeudarse pletóricamente y a tasas bajas (thanks also to Mr Trump). Y por el otro, un peronismo centrifugado por Cristina Fernández, que oficia como el cadáver del Mio Cid, cabalgando fantasmagóricamente, atado sobre Babieca pero al revés: en vez de espantar a los Moros, espanta a los propios.

Esta dispersión se vuelve manifiesta en el Congreso Nacional, esa caja de resonancia básica de la “sensación de gobernabilidad”, antes que ser su generadora. Sus moradores, dotados de una piel muy sensible a los soles y lunas de la época saben cuándo estar del lado del Palacio, y cuando marchando sobre la Calle. Y hoy por hoy manda el Palacio. Y como!

CAMBIEMOS no posee mayoría propia en ninguna de las dos cámaras, pero en una configuración mucho menos favorable, y con perspectivas no tan auspiciosas logró el apoyo para leyes trascendentales. Hoy le faltan en diputados unas veinte manos levantadas para aprobar la Reforma Previsional que ya obtuvo el voto de los senadores peronistas alineados bajo el liderazgo astuto de Miguel Ángel Pichetto -pese a lo ingrato de la tarea-. Deberá pescar adhesiones en el mar de los treinta y pico diputados que se alinean con los gobernadores de Córdoba, Salta, Misiones y Tucumán. O entre esos 17 trajinadores de la avenida del medio massista, hoy convertida en una mera bicisenda.

La influencia de los gobernadores, más de que las autoridades partidarias, en estas épocas de insoportable levedad los gobernadores de las provincias más pobres son siempre dependientes de la buena voluntad de la casa Rosada para llegar a fin de mes (o siquiera comenzarlo). Pero los gobernadores de las provincias más ricas saben que su suerte para progresar políticamente está atada a que se aleje el peligro de “crisis sistémica” de la Argentina.

Por eso, todo pareciera que, más allá del “jueguito para la tribuna”, el Congreso aprobará una reforma, que claro está, afecta al ingreso neto e inmediato de los jubilados (en realidad, este quedó puesto en jaque cuando CFK regaló a trote y moche jubilaciones, pensiones y subsidios como derechos, sin demandar responsabilidades previas ni futuras -como hubiera no solamente “almuerzos gratis”, sino desayunos, meriendas, cenas y vacaciones para todos y todas.

Sin embargo, esta reforma aleja el horizonte de la crisis, vuelve al déficit manejable, y hace ganar tiempo para que el Gobierno encare las transformaciones estructurales que den paso a una nueva Argentina (o sea, una sin “crisis recurrentes”). Si así no las hiciera, (más allá de quien corno se lo demande) volveremos a caer en ese Eterno Retorno que ha llevado a la decadencia cada vez más profunda de nuestro país-.

Luis Tonelli

7 Miradas, editada por Luis Pico Estrada

Share

5 comments for “Argentina: País gobernable

  1. Alejandra
    07/12/2017 at 10:26 AM

    ARA SAN JUAN — 13 LLAMADOS Y NINGÚN AUXILIO

    ” SI AYUDABAN A LOS QUE ESTABAN EN EMERGENCIA,DEJABAN DE AYUDAR A LOS QUE GENERARON LA EMERGENCIA ”

    O SEA QUE

    LA KAKA TIENE RAMIFICACIONES PODRIDAS DENTRO DE LA FUERZA

    QUE NO AUXILIARON A LOS 44 PARA QUE SE PERDIERA EL SUBMARINO

    Y PARA QUE NO SE PUDIERA COMPROBAR EL SERRUCHADO Y

    EL ATADO CON ALAMBRE DE LA GRAN CAPITANA

  2. Pilín Omar Catrasca
    07/12/2017 at 9:57 PM

    Sr. Luis:
    Sí, Argentina pasó a ser un “País Gobernable” para el resto del mundo y sojuzgada por el resto del mundo “a partir de la constitución (“¡ inconstitucional e ilegal !”) de 1993, la posterior modificación de los códigos civil y penal (“también inconstitucionales e ilegales”), y del ingreso al país de los derechos inhumanos (si, dije bien) que por respetarlos se “dejaron de lado todos los derechos ganados en la Argentina (a pulmón y sangre)”; razón por la cual se ha pisoteado (y se sigue pisoteando) a todos los Argentinos, Nativos o por Opción, que habitabamos el Territorio Nacional antes de 1990.
    Yo estoy esperando (todavía) la casa del FoNaVi (Fondo Nacional de la Vivienda) desde 1975 y la escrituración del terreno que compré en 1974; ambos solicitado y adquirido en gobierno Constitucional. Y eso que por el terreno hasta me anote en Plan de Tierras y en 2017 me pidieron la escritura que me dieron en 2007 por no estar completa y hasta el día de hoy estoy esperando la que me dijeron que me darían a fin del 2017 (por supuesto sin novedades). Menos mal que no tiré el Boleto de Compra-Venta con la finalización del pago del mismo.

    Un Argentino Nativo (Clase 1956), Técnico Mecánico en Máquinas y Herramientas, perteneciente a la Vieja Clase Media, Sobreviviente y ferviente seguidor de la “Consiencia Planetaria” (que nunca fué la globalización); que desea volver a la República Argentina anterior a toda esta basura de negocios que nos está esclavizando en una globalización usurera, explotadora e indeseada y que sólamente favorece a potencias extranjeras.
    Pilín Omar Catrasca

    • Toto
      08/12/2017 at 7:53 PM

      Señor. Catrasca , usted desea a la Republica anterior , para eso necesitamos volver al año treinta , que es cuando se perdió, con un golpe de militares acompañados de civiles impaciente que los alumbró la hora de la espada . Complicado al menos, no podemos borrar como pueblo las sucesiones de macanas que nos fuimos mandando , hasta el día de hoy. Pero no se puede llorar sobre la leche derramada. Si analizamos un poco , de cómo estábamos por los sesenta y pico, veremos qué hay un factor económico que varió , o giro . Al punta tal de que el esquema financiero está impidiendo, lo que usted desea, vivir sin sobresalto. La ley de edentidades financiera , que atravesó toda la democracia, está impidiendo, que se fomente el trabajo o pleno empleo. Por otro lado la enorme cartelizacion de los negocios en Argentina , está llevado a la gente de a pie a resignar calidad de vida. Tan simple como eso , claro está simplificado, es lo que debemos dar vuelta.

  3. Belén
    08/12/2017 at 11:20 AM

    Me encantan los BOLUDOPTIMISTAS como Tonelli!

  4. MARIA
    08/12/2017 at 11:57 AM

    SR TONELLI
    TANTO LA METÁFORA, LA SÁTIRA COMO EL HUMOR NEGRO SON CONSTRUCCIONES LITERARIAS MUY ELOGIABLES Y UD LAS UTILIZA MUY BIEN, ADEMÁS DE SER MUY CIERTO TODO LO QUE HA ESCRITO EN ESTA NOTA, Y QUE COMPARTO.
    SÓLO LE PEDIRÍA QUE NO COMETA EL MISMO ERROR (TAN ARGENTINO) DE SERVIRSE PARA LAS MISMAS DE EPISODIOS TAN TRÁGICOS PARA LA HUMANIDAD TODA COMO LO OCURRIDO EN SEPT 11 HACE YA VARIOS AÑOS.
    NO ES UD EL ÚNICO QUE LO HACE POR SUPUESTO…PERO PARECIERA QUE LOS ARGENTINOS GOZAMOS SIEMPRE CON EL DOLOR AJENO.
    DOS EJEMPLOS MÁS EL ALUDIDO BASTARÁN:
    VOLADURA DE EMB DE ISRAEL Y LA AMIA Y A LOS 10 MINUTOS CORRÍAN POR INTERNET CHISTES SOBRE JUDÍOS.
    MARZO 11 EN MADRID Y EMPEZARON LOS CHISTES DE GALLEGOS.
    DUELE Y MUCHO VER CÓMO SE PUEDE HABLAR ASÍ DE UN HECHO QUE CAMBIÓ PARA SIEMPRE LA HISTORIA DEL MUNDO.
    TRATE DE NO HACERLO SR.TONELLI.
    MUCHOS ARGENTINOS DE BIEN SE LO AGRADECERÁN ESTOY SEGURA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *