Autodemolición del kirchnerismo y breve radiografía de su candidato presidencial

albergue Warnes demolicion

https://www.youtube.com/watch?v=N9c0SIjy6ro

Este video que registró la demolición por implosión del complejo edilicio llamado albergue Warnes, lo cual se llevó a cabo en 1991, sirve como símil o espejo equivalente de la autodemolición de esa asociación ilícita llamada kirchnerismo que ha comenzado a colapsar en varias etapas, lo mismo que el desaparecido “albergue Warnes”.

Como se ve en el video, la demolición del edificio no fue una sola sino que el deteriorado complejo fue cayendo por parte, primero un ala, después la siguiente y así hasta que cayó la última. Este video es una perfecta metáfora de lo que le sucede al edificio tambaleante del oficialismo.

Hace rato que había peligro de derrumbe, pero lo fueron apuntalando con vigas que lo sostuvieran hasta el traspaso del mando. Pero, como dice el antiguo proverbio latino: “Quos vult perdere Jupiter dementat” (Júpiter vuelve locos a aquellos a los que quiere perder).

Cristina Fernández violó ciertos límites sagrados e inmutables y los traspasó para perpetuarse en el poder ella y su familia. Y, su hijo Máximo no se queda atrás, como dice el refrán: De tal palo, tal astilla”. Madre e hijo creen que los argentinos son estúpidos. Ella y su difunto esposo nunca fueron verdaderos peronistas. Es evidente que siendo ellos de ideología marxista, se infiltraron en el Movimiento Nacional Justicialista, fundado por Juan Domingo Perón.

Cuando llegaron al poder, rápidamente pusieron en práctica la divisa “divide y reinarás”. Dividieron y fracturaron al Peronismo. A este efecto, recordemos ese artilugio o chicana llamada “transversalidad”, locución que los Kirchner usaron para cortar el justicialismo en dos pedazos.

La palabra transversal es un adjetivo de tipo calificativo que se utiliza para designar a todo aquello que atraviese, que corte algo por alguna de sus secciones. La idea de transversalidad proviene de las ciencias exactas, por ejemplo, en la matemática y en la geometría, cuando hablamos de una línea o de un elemento geométrico que se cruza con otro y lo divide en diversas partes.

Esta mala y perversa idea hizo que muchos elementos y grupos incompatibles con la esencia del peronismo clásico, se infiltraran en el peronismo, sobre todo, las facciones de tendencia izquierdista que en el pasado preconizaron la violencia armada. Sectores que provocaron al Gobierno justicialista presidido por el mismo General Perón. Fallecido éste, la siguieron con su viuda, a quien obligaron a tomar medidas drásticas.

¿Qué argentino honrado que haya vivido esa época y aún esté vivo no recuerda los espantosos crímenes de los guerrilleros? Fue una época en que murieron muchas personas inocentes por el accionar de la guerrilla. Llegó un momento en que la gran mayoría de los argentinos exigió la urgente intervención de las Fuerzas Armadas, las que, finalmente, apremiadas por el clamor de la gente, debieron hacerse cargo de la conducción del Estado. Esto es un hecho histórico innegable. Los que niegan esta verdad histórica es porque han oído una sola campana de la historia.

Los que no aceptan la otra campana es, o porque pertenecieron a las organizaciones de izquierda y fueron miembros, o apoyaron, de alguna u otra manera, la demencia criminal de la subversión marxista.

Y existe un tercer sector que son las nuevas generaciones que han sido engañadas y prefieren creerle, según la acertada frase de Almafuerte: a los impuros que se hacen los puros (los asesinos del pasado que conspiraron contra el bien común y bienestar de su país).

Esta ideología es incompatible con la doctrina del peronismo clásico, como el agua y el aceite.

Examinemos ahora la naturaleza intelectual e ideológica del candidato del kirchnerismo, Daniel Scioli. Los argentinos que el domingo 8 de octubre pasado vieron por televisión el programa PPT (periodismo para todos) en que el periodista Jorge Lanata hablaba con dicho candidato, se dieron cuenta que es una triste marioneta, más chirolita que nunca.

A toda costa nos quiere convencer que es un tipo ganador, una suerte de Mandela bonaerense, pero su hibridez le sale hasta por los poros. Ni siquiera es un tipo sinuoso y antipático como Aníbal Fernández.

No logró Lanata sacarle más que burdas generalidades o verdades de Perogrullo. No le pudo arrancar ni una sola definición concreta de algo que lo comprometa. Hasta la sonrisa es forzada. No sólo es resbaladizo, insulso e insípido sino que, a todas luces, de sus gestos se desprende que no es sincero.

La impresión general que dio en dicha entrevista es que todo le cae bien. Nada parece caerle mal. Quiere quedar bien con Dios y con el Diablo. Ninguna pregunta de Lanata logró ponerlo nervioso ni alteró su paz de gurú o faquir embalsamado que ya no le corre sangre por las venas. Pone cara de bueno, con maneras tan aceitadas, igual que los engranajes de Bender, el robot de Futurama, de quien parece su hermano gemelo.

Y, en el debate mantenido con Mauricio Macri -última chance que tenía- le fue para el diablo, ni siquiera dio lástima, salvo sus corifeos, correligionarios y prosélitos -segmento que obviamente tiene intereses creados- el resto del país le bajó el pulgar. No convenció a nadie. Estuvo tan rígido y tenso que, prácticamente, se metió a sí mismo, no uno, sino varios goles en contra, justamente a él que tanto le gusta jugar al fútbol en su campo de “La Ñata”. Al candidato presidencial del kirchnerismo le sucedió lo mismo que a ese pésimo alumno que no estudió la materia en todo el año y se pone a estudiarla el último día.

Quien esto escribe, el día 23 de octubre pasado –dos días antes de las elecciones- le envió este mensaje al kirchnerismo que estaba tan seguro de que su candidato ganaría cómodamente. Decía así el mensaje: “Señores del oficialismo: este domingo es el límite hasta donde llegan y no pasarán” (mensaje que envié a todos mis contactos y está aún como prueba en mi muro de Facebook).

Y los hechos me dieron la razón. ¿Acaso fue una adivinanza, una revelación o una corazonada? Por supuesto que no. Fue una visión anticipada de las cosas. Los propios mensajes y discursos de barricada de la presidente ahogaron las posibilidades reales del candidato.

La jactancia de los kirchneristas y la pasividad del candidato, fueron los factores endógenos que llevaron a la autodemolición del oficialismo, un elefante enfermo cuyo peso cayó sobre la infeliz hormiga que se había hecho algunas ilusiones de reinar en la selva.

Si hasta su demolición al Warnes lo llamaban “albergue”, entonces el kirchnerismo fue “albergue” de aventureros, chantas, trepadores, charlatanes, depredadores y sinvergüenzas de toda laya. Lo que comienza mal, mal acaba”. No se puede edificar sobre la arena. El kirchnerismo se formó mediante la composición de tres ingredientes infernales: corrupción, maldad e hipocresía. Un producto de esta naturaleza, tarde o temprano, debía autodestruirse.

A ese compuesto -totalmente deletéreo- corresponde llamarlo “peronismo mal entendido”. Pues, el peronismo clásico es algo muy distinto. Peronismo bien entendido es circunspección en el obrar y en el hablar, pero fundamentalmente, implica no robar ni mentir ni promover el odio entre los argentinos.

Por eso, cuando hoy lo escuché decir por televisión al Secretario General del SEP (sindicato de empleados de la provincia) de Córdoba, que el peronismo cordobés apoya y votará a Scioli, alegando que hay que votarlo por una cuestión de fidelidad al peronismo, en lugar dejar que cada afiliado vote como mejor le indique su leal saber y entender, no tengo duda entonces que este tipo de declaraciones contribuye a liquidar al peronismo como partido creíble.

Luis Illuminati

11 comments for “Autodemolición del kirchnerismo y breve radiografía de su candidato presidencial

  1. raúl
    21/11/2015 at 12:28 PM

    “…y cuando uno de los nuestros caiga, caerán cinco de ellos”
    “Distribuiré alambre de enfardar para colgar a nuestros enemigos”
    “Leña, leña…¿por qué no empiezan ustedes a darla?

    Sólo tres ejemplos del “verdadero” peronismo que defiende el autor. Palabras del fundador del movimiento fascista más añejo del planeta.

    Señor Illuminati: ha perdido usted todo mi respeto.

  2. JOSELB
    21/11/2015 at 9:11 PM

    “`peronismo es no robar ni mentir” dice el autor de esta nota.
    Soy bastante viejo y lo ùnico que he visto en gobiernos peronistas es ROBAR Y MENTIR.
    Si lo que dice el autor fuera cierto, el peronismo no existirìa.

  3. Luis Illuminati
    21/11/2015 at 9:30 PM

    Sr.Raúl: tiene todo el derecho de no compartir lo que digo, no obstante yo a Ud. lo sigo respetando. Me parece que, sin creerme dueño de la verdad, que sólo se le debe perder el respeto a los fariseos, mercenarios y filisteos de la política argentina que defraudan las legítimas aspiraciones de los argentinos honestos que aún creen en la democracia. Creo que, los ciudadanos independientes -entre los que me incluyo- desean librarse una vez por todas del vampirismo y licantropismo de los sujetos que manejan la política argentina. A esa sub-especie es a la que hay que perderle el respeto.

  4. Carlos Salinas
    21/11/2015 at 9:46 PM

    Excepcional nota y justa respuesta del autor al lector que dice perderle el respeto por lo que escribió acerca del peronismo, pero no se identifica como corresponde a un argentino de ley.

  5. Milciades León Clementi
    21/11/2015 at 10:35 PM

    Los lectores Raúl y Joselb hablan como dos gorilas irredimibles, ya que meten en la misma bolsa a todos los peronistas. No ven nada bueno ni rescatable en el movimiento justicialista. Son dos absolutistas. Por mi parte, lo felicito Sr. Illuminati, conocí muy bien a su padre, uno de los mejores hombres que han pasado por la Fuerza Aérea Argentina. Conozco una anécdota que pocos conocen. Sucedió a fines de 1948 en la I Brigada Aérea de El Palomar. De improviso, llegó a ese lugar muy temprano y sin avisar el propio presidente de la Nación, Juan Domingo Perón acompañado de su segunda esposa María Eva Duarte quien se había olvidado una de las valijas en la residencia de Olivos y tenían que viajar a la provincia de San Juan. Su padre que era Alférez y era el oficial de guardia en ese momento, arbitró los medios para que fueran a buscar dicho equipaje. Mientras tanto su padre atendió amablemente y conversó con la pareja presidencial, con una franqueza y una educación que dejó sorprendidos a Perón y a su esposa. Yo era soldado conscripto de su padre y quien sirvió un café a los tres y escuché dicha conversación. Cuando su padre pidió a fines de 1969 el retiro de la fuerza por graves y profundas disidencias con la deleznable dictadura de Onganía, desde Madrid el General Perón, lo tentó para que se sumara a su equipo de asesores militares y declinó la invitación, pues sin ser peronista ni gorila tuvo la franqueza de decirle que no hiciera caso al desafío y provocación de Lanusse de “que no le daba el cuero” para regresar a la Argentina, pues su mejor reivindicación ante las nuevas generaciones era mantenerse al margen. Si bien, su padre se ganó la antipatía de todos los chupamedias de Perón, salvo de éste que siempre tuvo palabras de elogio para su padre. Esto lo sé muy bien porque apenas terminé de hacer la conscripción, fui a la Casa Rosada y me recibió el edecán militar del presidente a quien le referí aquella anécdota y me tomaron de mozo de la Casa Militar pro el excelente café que había preparado en la ocasión referida.

  6. SILVINA
    22/11/2015 at 8:03 PM

    AQUÍ HAY MUCHOS PAYADORES,CON UNA IMPRONTA PROPIA DE MUCHOS ARGENTINOS QUE COMO DICE ALMAFUERTE”HACEN DE LO IMPURO LO PURO,
    ESTAN MINTIENDO EL CAFETERO QUE SIEMPRE LLEVARÁ LA BANDEJA DE CAFE,EL ALFEREZ QUE NUNCA EXISTIÓ, QUEDA AFUERA EVITA QUIEN CON SOLO MIRARTE TE PENETRABA HASTA EL ULTIMO HUESO Y ENSEGUIDA SABÍA CON QUIEN TRATABA.

    FALLECIDO PERON, Y EVITA SE TERMINÓ EL PERONISMO.NO HUBO CARTA DEL QUE VENDÍA CAFÉ A PERON,SIMPLEMENTE PORQUE ESTE ES OTRO DE LOS CUENTOS QUE NOS QUIEREN HACER TRAGAR MUCHOS MALENTRETENIDOS,VAGOS,CAMALEONICOS , GORILAS ,MARXISTAS Y ASTRÓLOGOS, DE TURNOS: “TODOS VÁYANSE A LA MIERDA”
    SON AQUELLOS Q PRETENDEN GANAR UNOS VOTOS MÁS NO PARA SCIOLI,SINÓ PARA EL CONGRESO.
    EL EJECUTIVO LO PERDIERON ,Y LO HICIERON PORQUE LA GENTE SE CANSO DE QUE LO ROBEN, DE QUE TRATEN AL PODER JUDICIAL COMO SI FUERA LA EMPLEADA DE LIMPIEZA, EL LEGISLATIVO CON SINDICALISTAS ENRIQUECIDOS Y ADVENEDIZOS QUE NO SABEN SUMAR,PERO SÍ TE HACEN UNOS CÁLCULO EN EL AIRE PARA DIVIDIRSE EL BOTÍN ROBANDO QUE TE DEJAN SORPRENDIDO,PREGUNTÁNDOTE PERO NO SABEN LEER NI ESCRIBIR ¿COMO?, CON LOS INGREDIENTES QUE DIJIMOS MÁS ARRIBA Y QUE DEBERAN DEPURARSE,COMO DICE ILUMINATI,AUTODEMOLICIÓN,LO ÚNICO REAL QUE LEÍ.
    DEJEN DE MENTIR PORQUE LA ARGENTINA QUE VIENE, NO LOS QUIERE, SE TERMINÓ LA AVIVADA,LA LÁSTIMA Y EL FRAUDE EN TODOS LOS SENTIDOS.
    HOY GANA ARGENTINA,HOY CAMBIAMOS ,SIN TRANSVERSALIDAD,SIN DIVISIONES, SIMPLEMENTENTE CON DECENCIA Y HONESTIDAD QUE MUCHOS ARGENTINOS DESCONOCEN.

  7. Pedro Samuel Abregú
    23/11/2015 at 2:35 PM

    Está muy clara la nota del autor. No resulta para nada difícil de entender que Illuminati -¡Qué apellido, papá!- no está haciendo ni un ataque ni un panegírico del movimiento nacional justicialista, llamado vulgarmente “peronismo”, sino antes bien pone negro sobre blanco y distingue perfectamente la esencia del peronismo típico del seudoperonismo. Y se comprende con meridiana lucidez que cuando dice “peronismo bien entendido”, es una expresión que se refiere a los requisitos morales que idealmente debe contener cualquier movimiento o partido político, sea el justicialismo, sea el radicalismo, sea el PRO o el que sea. Es obvio que el autor habla desde el punto de vista teórico. ¿O estoy muy equivocado Sr. Luis Illuminati?

  8. Luis Illuminati
    23/11/2015 at 3:12 PM

    Exactamente Sr. Abregú. La esencia del peronismo “típico”, atento su marcado sesgo fascista (sindicatos) hasta 1955, resulta incompatible con el comunismo. Y fue el enfrentamiento del día 20 de Junio de 1973 que ocurrió una verdadera batalla campal en Ezeiza, donde el peronismo marcó esta posición, dejando claro que no aceptaría a las tendencias de extrema izquierda. Y, obviamente, no siendo militante, afiliado o simpatizante hasta ahora de ningún partido político -pertenezco orgullosamente al sector netamente independiente – cuando digo “peronismo bien entendido”, lo digo teóricamente, es decir, son las condiciones “sine qua non” que debe reunir cualquier movimiento o agrupación política que aspire al bien común, siempre desde la transparencia, la rectitud y demás valores que eleven moralmente a los ciudadanos. En síntesis: “circunspección en el obrar y en el hablar, pero fundamentalmente, implica no robar ni mentir ni promover el odio entre los argentinos”.

  9. Luis Illuminati
    23/11/2015 at 3:48 PM

    Adenda: Cuando el entonces presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse clausura el exilio o destierro en 1972 del fundador del Movimiento Nacional Justicialista Juan Domingo Perón, éste dejó bien claro al decir que en ese momento él volvía a la Argentina como “un león herbívoro” para consolidar la paz entre los argentinos, está bien claro que le estaba diciendo al país que dejaba atrás las ominosas consignas por él proferidas, por ejemplo: “Por uno de los nuestros que que caiga, caerán cinco de los de ellos”; “Al enemigo ni justicia”. “El día que se lancen a colgar, yo estaré del lado de los que cuelgan”.
    “Entregaré unos metros de piola a cada descamisado y veremos quién cuelga a quién”. “A mí me van a matar peleando”. “Con un fusil o con un cuchillo, a matar al que se encuentre”. “Esa paz tengo que imponerla yo por la fuerza”. “Levantaremos horcas en todo el país para colgar a los opositores”. “Vamos a salir a la calle de una sola vez para que no vuelvan nunca más ni los hijos de ellos”. “Distribuiremos alambre de enfardar para colgar a nuestros enemigos”.
    Autodefinirse como un “León Herbívoro” es lo mismo que olvidar y dejar atrás todas las amenazas pronunciadas en un contexto histórico completamente diferente. El mundo había cambiado. Habían transcurrido casi 18 años. La posición de Juan Domingo Perón al regresar a la Argentina queda resumida en esta magistral frase que pronunció muy emocionado en uno de sus discursos: “La Patria no consiste en el tiempo limitado de nuestras vidas. Nos prolongamos en nuestros hijos como en nuestras obras. En consecuencia, aspiramos a proporcionar a las generaciones de mañana una vida más plena. Más fuerte en el respeto de sus derechos. Más feliz en el cumplimiento de sus deberes”.

  10. Celeste
    24/11/2015 at 3:54 PM

    Hola. Disculpen pero que tiene de malo Ser marxista?
    El peor enemigo que tenemos es el capitalismo que no hace mas que mentir
    Y destrozar y humanidades. Como siempre enriqueciendo a unos pocos y exterminando a muchisimos. Y encima leo que él que escribio el articulo justifica el accionar de los militares. Complicado construir una patria con personas asi.

  11. Luis Illuminati
    26/11/2015 at 7:33 PM

    Srta. Celeste. Ser marxista no tiene nada de malo mientras que los que adhieran a sus dudosos postulados no agarren la metralleta, secuestren y asesinen a ciudadanos inocentes, como hicieron en la década de los setenta Montoneros, ERP y demás organizaciones comunistas. Además si Ud. -por ventura o casualidad- se toma el trabajo de acudir a otras fuentes bibliográficas -que yo no se las proporcionaré- que no sean liberales, marxistas y anarquistas, averiguará que el marxismo y el capitalismo son dos caras de la misma moneda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *