¡Ay Mamá Hebe!

Desde que se hizo una mujer pública al aparecer desaparecidos sus dos hijos varones, Jorge Omar Bonafini el 8/2/77 y Raúl Alfredo el 6/12/77, Hebe Pastor pasó a simbolizar la defensa de los Derechos Humanos en Argentina. Eran los tiempos del Proceso y ellos formaban parte de “los maravillosos muchachos idealistas”, que luchaban con armas, contra un gobierno electo, legal y legítimo.

Con el correr de los años esa interpretación de liderazgo de los DDHH se hizo casi universal. Fue un personaje conocido, encumbrado en la desgracia (¿real?), en su “permanente lucha”, su decir grosero y su lengua mordaz opinando sobre cuanto personaje famoso existía y no le gustaba.

Mamá Hebe se convirtió ella misma en un personaje, temido por muchos y adorado por otros muchos. En 1986 consiguió separar al grupo de Madres, ella se quedó con la parte mayoritaria y el nombre de Madres de Plaza de Mayo; el resto pasó a llamarse: Madres de Plaza de Mayo, línea Fundadora.

Apoyó cuanta dictadura de izquierda apareció en el mundo, defendió todos los movimientos terroristas, insultó presidentes democráticos, elegidos por sus pueblos, al Papa, hoy San Juan Pablo II, y reconoció como hijo a Sergio Schoklender. Ahora lo desconoce.

Nació en Ensenada el 4/12/1928, se casó con Humberto Bonafini, y además de los hijos “desaparecidos”, tiene una hija, María Alejandra, quien a su vez tiene un hijo con Sergio Schoklender, condenado con su hermano Pablo por parricidio. “Una familia ideal”. Mamá Hebe cumplirá en diciembre 89 años.

El 23/3/2017, “la nona” Estela de Carlotto, se reunió con la gobernadora Vidal, para firmar algo que le asegurara dinero para seguir con la búsqueda de posibles bisnietos de desaparecidos, algo problemático después de tantos años. Pero el dinero siempre viene bien.

Mamá Hebe la calificó de traidora a “la nona” por acercarse a Vidal, a la que adjetivó de “asesina” por hambrear a los jóvenes, dar de comer productos podridos a los niños y algunos disparates más. Y, en plan de confesiones, aclaró que su organización no lo es más de DDHH, sino que son un partido político que adhiere al Kirchnerismo. ¡Bingo!

Se sabía, pero que lo blanqueara pone las cosas en su lugar. Siempre hizo política, militante y activa a favor del terrorismo local e internacional. No bastaba con saberlo, era necesario que lo dijera. Puede que así, aunque sea algunos de sus admiradores, vean la luz. Cristina le dio a Mamá Hebe $ 1295 millones del pueblo argentino, para sus locos “sueños compartidos”.

Es decir pesadillas, estafas, que Mamá Hebe le achaca a Schoklender y este le achaca a ella. La realidad es que las construcciones en su mayoría no se hicieron y la plata desapareció. En medio de sospechas serias, es bueno que Mamá Hebe, se reconozca K, gente que se robó un país rico y lo dejó pobre.

Es racional: sin pobres no hay necesidad de redentores que militen, maten, torturen y pongan bombas en nombre de erradicar esa pobreza. Mientras, lo que hacen es aumentarla. Un gran negocio de la izquierda en todo el mundo. Mamá Hebe lo ha reconocido, abandona los DDHH por el partido K.

En 1948, tratando de dejar atrás el horror de la 2° guerra mundial, el holocausto y todas las tragedias vividos, la Asamblea General de las Naciones Unidas, estableció la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Son los derechos que nos involucran a todos los seres, por el simple hecho de existir.

“Todo individuo tiene derecho a la vida, la libertad y la seguridad. Nadie será sometido a la esclavitud ni a servidumbre. Nadie será sometido a penas, torturas ni tratos crueles o inhumanos.” Le siguen 30 artículos que describen esos derechos. Finalmente, Mamá Hebe se saca la careta, abandona la supuesta lucha por los DDHH a los que ha bastardeado, para asumir abiertamente su condición de política militante, y como era lógico, de militante K.

¡Ay Mamá Hebe, por qué tardaste tanto! Demasiados jóvenes te creyeron y compraron tu violencia verbal (y de la otra, la que se ejerce a escondidas), demasiadas buenas personas creyeron tus mentiras. Ojalá no sea demasiado tarde y estemos a tiempo para que algunos vean la verdad.

Mamá Hebe en el acto de ayer dijo: “basta de ser democráticos para ser buenitos, yo no soy buena”. A confesión de partes, relevo de pruebas. De todos modos, gracias por decirlo, hay personas que todavía no lo saben.

Malú Kikuchi

La caja de Pandora

14 comments for “¡Ay Mamá Hebe!

  1. Tiberio Claudio Druso
    26/03/2017 at 12:19 PM

    Excelente articulo. Cuanta diferencia con el adocenado K (krause) y el funcionario de Cultura (quien solo se acuerda de ella a fin de mes)

    • ROBERTO DANSEY
      26/03/2017 at 8:42 PM

      LA REALIDAD ADVIERTE
      LOS QUE QUIEREN VOLVER A LOS ´70, SON MUY ACTIVOS, ORGANIZADOS, CON ÓMNIBUS, ASISTENCIAS PAGAS CON PLATA Y BOLSOS DENIGRANTES PARA LOS LOS QUE VIVEN EN LA MISERIA PARA LOS CONVOCADOS, EL COTILLÓN DE BANDERAS, GORROS, EQUIPOS DE MÚSICA, ESCENARIOS, GLOBOS AEROSTÁTICOS COSTOSÍSIMOS, HACEN DE LAS MARCHA Y CONVOCATORIAS UN FESTIVAL DE GASTOS VARIAS VECES MILLONARIOS.-
      ESOS GASTOS (como dijo LOPECITO / MONASTERIOS,se pagan con la plata de la política?), que están fuertemente enterrados de lo “RECAUDADO EN LA DEKADA ENTERRADA”.-
      ¿ QUIENES SON LOS VERDADEROS FINANCISTAS DE ESTOS DE ESTOS FESTIVALES POPULARES QUE MANIFIESTAN “LA VOLUNTAD POPULAR”
      ASÍ HAYAN SIDO 400.000 LOS PARTICIPANTES PAGOS Y ARREADOS EN DENIGRANTES CONDICIONES, SON 1,1 % DE LA POBLACIÓN.-
      ¡¡¡ ¿¿¿¿ DE QUE FUERZA Y REPRESENTACIÓN POPULAR ME HABLAN ?????!!!!!!
      ¿¿¿ QUE PODER POLÍTICO TIENEN, MAS QUE LA VIOLENCIA DE SUS MANIFESTACIONES ???
      ¡¡¡¡ PERO SI TIENE LA CONVOCATORIA DE LA AMENAZA SUB-LIMINAL DEL TERRORISMO !!!!!
      EL ÚLTIMO: UN IMBÉCIL DROGADICTO EN LONDRES CORRIENDO A TODA VELOCIDAD POR LA VEREDA DE UN PUENTE (osea sin posibilidad de escape) ATROPELLÓ A 28 PERSONAS, MATANDO A 5 E HIRIENDO, ALGUNOS DE GRAVEDAD ´+ UN POLICÍA APUÑALADO !!!!
      Ese el mensaje de estas turbas en la calle !!!!!
      ESTE EL MENSAJE DE LOS PIQUETEROS CON TURBANTES Y PALOS !!!!
      Una de las peores situaciones en que puede encontrarse un contendiente es la de no percibir el tipo de conflicto en que se encuentra inmerso. Es un hecho, como muestra la historia en muchas oportunidades, que mientras una parte se prepara para enfrentar una crisis, su oponente avanza en plan de guerra, lo que no es advertido a tiempo y demora la adopción de las medidas adecuadas a fin de prepararse para el conflicto.
      Los hechos recientes que se viven día a día en Argentina remedan este tipo de situaciones. Sectores políticos, gremiales y activistas de izquierda, actúan con la intención de terminar con la presidencia de Mauricio Macri, rápido y a como dé lugar. Ellos le han declarado la guerra al gobierno nacional que se ha dejado ganar la calle y que sigue pensando en estrategias eleccionarias y en lanzar datos optimistas a la opinión pública, sin mostrar signos de advertir la gravedad de la situación que enfrenta.
      Para realizar esta apreciación no se necesita disponer de información privilegiada. Basta escuchar las declaraciones públicas de referentes del saliente gobierno kirchnerista, atender los impunes insultos y agravios de personajes como la señora Hebe de Bonafini que reivindica la lucha armada de los años setenta o prestar atención a las amenazas de militantes de grupos violentos que anatematizan al gobierno y convocan a enfrentarlo en cada manifestación. De hecho no hay manifestación pública en que no se infiltren con estas consignas violentas y agraviantes.
      Desde que comenzó marzo, los piquetes que abruman el tránsito de Buenos Aires son cotidianos y se ejecutan con cualquier motivación.
      La marcha reciente de la CGT terminó con sectores kirchneristas, gremialistas de izquierda y militantes radicalizados, pidiendo a gritos la fecha para un paro general que inicie un “plan de lucha popular” y “tomando” literalmente el escenario, escenificando su desprecio por los sindicatos tradicionales más propensos al diálogo. La marcha del día de la mujer finalizó con una horda de
      desaforadas que atacaron la Catedral, pintarrajearon el Cabildo y ejercieron el vandalismo tomando como blanco favorito al gobierno.
       
      Tanto los datos positivos que el gobierno hace públicos como los negativos vinculados al crecimiento de la pobreza o a la pérdida de empleos, resultan irrelevantes para quienes no aspiran a debatir o a proponer cambios sino a mostrar un cuadro catastrófico que en medio de protestas callejeras precipite la caída del gobierno constitucional.
      Cuando el gobierno asuma que le han declarado la guerra destituyente, deberá poner en ejecución algunas acciones estratégicas y tácticas básicas. En primer lugar, debe identificar claramente quiénes han dejado de ser oponentes para convertirse en enemigos y quiénes son sus aliados reales y potenciales.
      Los enemigos deben ser enfrentados. Si el gobierno apañó la pueril idea de polarizar la futura elección con la ex presidente Cristina Fernández, debe comprender que el precio de obtener unos votos más, será fortalecer la llegada al Congreso de numerosos legisladores hostiles que no repararán en afectar su gestión, aunque ello signifique dañar al país.
      Es necesario recuperar la calle poniendo en marcha los protocolos anti piquetes y todas las medidas necesarias para asegurar el orden público. 
      Creer que los cortes salvajes a que son sometidos cotidianamente quienes circulan por la ciudad responden a una mera protesta social es un pecado de inocencia inaceptable. El caos cotidiano potencia la sensación de debilidad gubernamental y decepciona a propios, aliados e independientes.
      Las fuerzas policiales y de seguridad deben actuar con energía ante los actos desembozados de vandalismo y destrucción de la propiedad pública y la ofensa a templos y edificios emblemáticos. 
      Permitir la impunidad, potencia las acciones vandálicas y multiplica el número de hechos y ejecutantes. Si el gobierno teme que lo acusen de “represor”, debe saber que esa acusación le será formulada de todos modos. 
      Si teme que se produzcan víctimas, debe saber que ese es el riesgo que los vándalos asumen y que las fuerzas del  orden deben minimizar, actuando con profesionalismo, prudencia y firmeza, pero nunca dejando de accionar paralizadas por el temor.
      El gobierno debe proveer a la justicia toda la información de que disponga para que se aceleren los juicios por corrupción y lleguen al procesamiento y sentencia, so pena de hartar a quienes esperan justicia y sospechan de connivencia oficial bajo la excusa de la neutralidad ante el accionar judicial. Nadie, y menos un gobierno que vino a cambiar hábitos perversos, puede ser neutral ante la corrupción y el delito público.
      Es necesario desmantelar el aparato montonero que quedó enquistado en la administración pública y que sigue actuando apoyado por las organizaciones filo subversivas que, disfrazadas con ropajes de defensoras de los derechos humanos, continúan idealizando y reivindicando a las bandas que atacaron al estado de derecho. Sus crímenes deben ser denunciados y juzgados, sus víctimas sacadas a la luz y reconocidas porque de lo contrario estaremos alentando su justificación y repetición. Quienes los combatieron no pueden ser
      juzgados en circos judiciales contrarios a los procedimientos procesales y retenidos en prisiones preventivas sin fin hasta que mueran sin condena ni piedad, como sucede actualmente.
      Finalmente, con la autoridad moral de no haber conspirado contra el gobierno de Cristina Fernández en los años que fue oposición, el presidente debe denunciar estos actos destituyentes y terminar con la impunidad de quienes agreden a la democracia aunque vengan revestidos con ropajes de madres, abuelas, organizaciones piqueteras o jóvenes idealistas.
      Todas estas medidas son necesarias para frenar la voz que han lanzado a la calle y que asevera que “a Macri lo van a voltear”.
      Hacer crecer el país es otra batalla bien distinta y para lograrlo el gobierno deberá implementar mejores políticas públicas, privilegiando la creación de empleo genuino y frenando el aluvión de planes y concesiones que lo hacen parecer una versión más transparente y tolerante de aquella que hundió al país. Cambiar requiere modificar los paradigmas y ofrecer alternativas que sean realmente mejores y creíbles.
      Desearíamos que quienes ejercen el gobierno tomaran nota de estas
      advertencias que les está formulando la realidad y comprender que está en juego mucho más que su destino como partido o como alianza. 
      Lo que está en juego es el futuro de la República y de quienes habitamos en ella. Por eso pedimos que pongan sobre la mesa los atributos necesarios y usen los medios que la constitución y las leyes les otorgan para defender a la Patria.

  2. Godofredo
    26/03/2017 at 2:08 PM

    Magistral Malu !!! Hermosa narracion de las caretas que empiezan a caerse aceleradamente !!!

    Va mi beso en la mejilla.

  3. Kurt von Sorenga
    26/03/2017 at 2:46 PM

    PASTOR TIENE A SUS 2 HIJOS VIVOS EN ESPAÑA
    LO SABE TODO EL MUNDO
    NO ENTIENDO POR QUE ESTE GOBIERNO NO LA DESENMASCARA

    • roberto
      27/03/2017 at 4:18 PM

      Eso me lo pregunto desde hace tiempo. Al menos podrian rescatar la Nota de Bernardo Neustad con Bonafini, por TV, quien afirmo que sus hijos estan vivos, y que desconoce el porque Hebe Pastor (le prohibio use su apellido al separarse ) sigue clamando por sus ” desaparecidos ”
      Para un diario importante, no seria nada dificil volver a intentar hablar con los hijos de la tarambana Hebe. LO unico decente que hizo fué no reclamar el pago del Estado por los desaparecidos, ya que le avisaron que apenas cobrase iria en cana por tener sus hijos vivos.

  4. epicardio
    26/03/2017 at 5:05 PM

    Kurt von Sorenga: Tiene Ud. toda la razón. Ya la desenmascaró un periodista de España hace más de un lustro quien, además, la calificó de ser una vieja con tanta bajeza mental que se hace difícil reproducir sus adjetivaciones. Sus dos hijos viven en ese país y su ex, don Bonafini, quien le prohibió que utilizara su apellido vive en París. Además en los padrones de la pcia. de Bs. As. ambos hijos tienen sus domicilios en poblaciones del Gran La Plata… si mal no lo recuerdo. Debemos sí agradecerle a la vieja Pastor que se haya sacado la careta inmunda con la que se disfrazó de restauradora de los DDHH durante tantos años siendo como es, una ladrona que no solamente se robó el dinero dado por la rata K, que es de todos, sino por haber robado las mentes de tantos inocentes que le creyeron y aún le siguen creyendo…
    Felicito también la la señora Malú Kikuchi por tan valiente artículo sobre esa basura de persona.

  5. GRACIELA TULIER
    26/03/2017 at 6:05 PM

    Qué escribiste??????? AY , AY AY,MIRÁDesde que se hizo una mujer pública al aparecer desaparecidos sus dos hijos varones, Jorge Omar Bonafini el 8/2/77 y Raúl Alfredo el 6/12/77, Hebe Pastor pasó a simbolizar la defensa de los Derechos Humanos en Argentina. Eran los tiempos del Proceso y ellos formaban parte de “los maravillosos muchachos idealistas”, que luchaban con armas, contra un gobierno electo, legal y legítimo.
    SÓLO CABECITAS HUECAS QUE POR $$$$$$$$ DICEN CUALQUIER COSA PUEDE ESCRIBIR UNA NOTA TAN TONTA …CASI UNA BURLA A LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO.
    ¿Y VOS QUE HARIAS SI TE DESAPARECN DOS HIJOS COMO A HEBE???????????????????????? TE REIRIAS HOY , CON TANTA SOBERBIA COMO ACABAS DE ESCRIBIR?.QUÉ FEO ESO CHE!!! “SON 30000”

    :

    • Diego
      26/03/2017 at 6:47 PM

      No asevere lo que es mentira y está corroborado por los integrantes del ERP, MONTO en las palabras de Anguita que fué su mentira para lograr apoyo económico en el exterior.
      Siga mintiendo que nadie le creerá!!

    • rafa
      29/03/2017 at 9:08 AM

      Y CUANDO VUELVAN ALLÍ SI VAN A SER NO 30000 MENTIRAS SINO 500000 VERDADES ,A LO MEJOR A VOS TE TOCA HDP!!!

  6. Godofredo
    26/03/2017 at 7:43 PM

    ( Se podra no estar de acuerdo en un todo o en parte , o si. Pero suma a la Concordia Nacional , a la Memoria Completa y al cierre de las heridas , para refundar la Republica !!! )

    EL DIA DE LA MEMORIA , EN EL PAIS DEL NO ME ACUERDO

    Escrito por Omar López Mato – NOTIAR

    El 24 de marzo, el Día de la Memoria, todos los argentinos deben recordar la Historia, la que se escribe con mayúscula, no la que se escribe por interés partidario o tratando de favorecer a un grupo o una clase social. Debemos escuchar las dos versiones, la de los que ganaron y la de los que perdieron, los que se quedaron y los que se fueron.

    El 24 de marzo recordemos a las víctimas de los excesos en la represión (¿8.000? o ¿30.000?) y también las víctimas de la subversión (17.000 entre muertos y heridos). Deben recordarse las víctimas inocentes muertas en atentados, los caídos en acción (como los soldados formoseños, que aún no recibieron ni un peso de resarcimiento), y preguntarnos cuánta plata fue a manos de quienes y por qué razones. ¿Eran todos idealistas los que fueron recompensados con más de 1.000 millones de dólares?

    En el Día de la Memoria no solo debe recordarse el horror de la ESMA, sino las barbaridades de la Tablada.

    Además de la represión de Videla y Massera, se debe recordar a López Rega, a Isabelita, a Luder y a Cámpora (porque de ellos ningún peronista se acuerda), personajes que por su ineptitud hicieron posible el quiebre democrático e institucional del país.
    En el Día de la Memoria es bueno recordar que en su discurso de enero del ’74, fue el mismo Perón quien expresó la obligación de “aniquilar cuanto antes este terrorismo criminal”, Luder quien confirmó, “el aniquilamiento de los subversivos”, y Videla, Suárez Mason y tantos otros fueron quienes cumplieron tales órdenes con exceso, basados en la metodología impartida por instructores franceses, que ya habían perdido una guerra en Argelia.

    Que el 24 de Marzo sea el Día de la Memoria de todos: de Norma Arrostito y los hijos del capitán Viola; de Santucho y del coronel Ibarzabal. Ese día deben recordarse a los militares que aún están presos, y preguntarnos qué fue de la vida de Firmenich, de Galimberti o de Perdia.

    Que el 24 de Marzo también sea el día para recordar que debemos preservar las normas democráticas. Es el día para no olvidar que se debe mantener la integridad de las instituciones. Recordemos a Alfonsín y su prédica constitucionalista, y también los 14 paros que le hizo Ubaldini.

    El 24 es el momento para pensar que no se puede bastardear los sistemas de control del Estado. Las democracias no solo se derrotan con golpes de Estado, las democracias se destruyen con el populismo, la corrupción, las huelgas salvajes, las prebendas electoralistas y una justicia distraída.

    El día de la Memoria no podemos olvidar a los jueces corruptos y venales, pero también a los que se juegan por la transparencia de las instituciones. Y en este día, nos cabe recordar que jamás en nuestra triste y larga historia hemos tenido un gobierno como el de Néstor y Cristina que antepusiese en forma tan vil y artera sus propios intereses a los de la patria, las instituciones y la democracia.

    Por eso, en este día, no vamos a olvidar la deshonestidad de políticos, magistrados, militares, empresarios y sindicalistas, ni olvidaremos el despilfarro, ni las coimas, ni los negociados que también crean víctimas inocentes.
    Hoy hablamos de las víctimas por la represión, pero es lícito preguntarnos ¿Cuántas personas murieron víctimas de la corrupción? ¿Cómo llegamos a este nivel de gasto público?

    ¿Por qué se endeudaron a niveles imposibles de pagar?

    ¿Cuánta gente murió por falta de medios, por falta de cloacas o agua corriente, por falta de atención médica o medicamentos? ¿Por qué nuestros mayores tienen jubilaciones de hambre y se postergaron por años 400.000 juicios?

    ¿Cuántos jóvenes murieron por la criminalidad que se instaló gracias a un gobierno permisivo? ¿Cuántos pibes están descerebrados por las drogas que circularon libremente? ¿Cuánta gente murió por accidentes de tráfico por falta de caminos y autopistas que se pagaron y no se hicieron? ¡Eso es lo que no debemos olvidar!

    El 24 es el día para no olvidar que entre los derechos humanos es primordial mantener la integridad de las personas, y para eso es indispensable preservar la ética de nuestros funcionarios, de nuestros gobernantes y representantes, porque éstos, al ser complacientes, matan mucha más gente que la subversión o la represión.

    En este día de la Memoria recordemos qué fue de la vida de aquellos que cumplieron las órdenes de reprimir la subversión y hoy son olvidados en una celda, mientras que los que mataron inocentes, o mandaron a muchos de sus seguidores al matadero, están libres y gozando de los millones que supieron sustraer en secuestros extorsivos.

    En esta fecha es bueno recordar que es el Estado quien tiene el monopolio del poder coercitivo y lo que se ha hecho en estos doce años es bastardear la capacidad del gobierno de sancionar a quienes delinquen en nombre de un garantismo que solo terminó quitándole a la ciudadanía el derecho de vivir en paz.

    Ahora una parte de la población clama por la represión en las calles para evitar el caos vehicular en el que los porteños debemos vivir, mientras un grupo de vándalos solo quiere que haya un muerto como excusa para incendiar al país.

    Cuando se produzca esa represión ¿Quién va a apoyar a los hombres de armas que llevarán adelante la tarea? Es bueno que se les otorgue a las fuerzas del orden un apoyo explícito y concreto.

    Solo veo miles que se quejan en las calles. ¿Y por qué no hay miles que salen a expresar solidaridad con un gobierno que hace lo que puede con una herencia caótica?

    “La mayoría silenciosa” en Argentina, a veces es muy silenciosa… pero exigente y poco colaborativa. Para salir de este círculo vicioso que nos paraliza, hay que recordar la suerte de Frondizi e Illía, de Alfonsín y De la Rúa, los palos en la rueda, las huelgas, los piquetes, las manifestaciones, los paros de transporte y toda la parafernalia de chicanas que algunos usan para que nada funcione y después se desgarran las vestiduras cuando hacen caer los gobiernos que no son de su agrado. No tenemos que olvidar a esos canallas, hipócritas, mentirosos y ladrones son los que han arrojado a la mitad del país a la miseria. (Y pronto lo harán con la otra mitad si perseveramos en este silencio)

    No hay que olvidar a los que murieron y mueren por estas causas, y no debemos apartarlos de la memoria este 24 de marzo, porque el olvido, la connivencia y la corrupción matan en forma más cruel y artera que las balas.

  7. Pehúen Curá
    26/03/2017 at 8:05 PM

    Voy a transcribir palabras del Capitan Astiz dirigidas a Mamá Hebe en un juicio que se le siguiera al Capitan: “SEÑORA ¿SE ACUERDA CUANDO ALLANAMOS SU CASA Y TENIA UN ARSENAL DE GUERRA LISTO PARA ATENTAR CONTRA UN BANCO Y USTED DESPUES DE UN ENFRENTAMIENTO DENTRO DE SU CASA CON TERRORISTAS ME SUPLICO QUE LA DEJARA VIVIR , DICIENDOME QUE USTED NO TENIA NADA QUE VER CON LO QUE HACIAN SUS HIJOS? ¿SE ACUERDA SEÑORA HEBE? …NUNCA RESPONDIO.

    • 3-3-2
      27/03/2017 at 8:21 AM

      Correcto

  8. VULCANO
    27/03/2017 at 11:42 AM

    Una nota magnífica. Ojalá un fiscal o un juez con los atributos que corresonden la someta al proceso legal que corresponda. Pero ello es impensable si recordamos que no hace mucho un Fiscal tuvo que ir a interrogarla en su propio aguantadero, en Congreso, en virtud de sus explícitas manifestaciones. En fin, en éste país, una inmunda de éste jaez prevalece en todos los valores sociales vigentes. A tanto hemos descendido.

  9. 3-3-2
    27/03/2017 at 2:25 PM

    Pastor es apellido judío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *