¿Curarse en salud o mala praxis?

El 14 de setiembre, La Nación publicó un artículo de Gabriel Sued sobre el dirigente kirchnerista “Wado” de Pedro. Este periodista al referirse a los padres de De Pedro, los definió como “dirigentes peronistas desaparecidos”, cuando en realidad eran militantes terroristas de la “orga” Montoneros con unos cuantos crímenes en su haber. ¿Olvido o curarse en salud ante el síndrome post PASO?, ¿Desconocimiento de la historia o tergiversación interesada?

Nada de eso, no creo que a Sued le haya atacado el síndrome de marras ni que su interés sea tergiversar la historia, al fin y al cabo lo que siempre sale a luz, y más hoy con las redes sociales, es la verdad y un terrorista será siempre un terrorista por más “plaquita” que tenga con su nombre en un parque dedicado a la fantasía histórica; sin embargo él, al igual que muchos de sus colegas, está atacado, seguramente, por la fiebre de la corrección política que hace que pongan, más allá de la fisiología, su “corazoncito” del lado izquierdo.

No creamos en nuestra soberbia que es un problema argentino. Esta es una enfermedad mundial que se centra en los periodistas y en los políticos; no hay posibilidad de credibilidad en unos y de éxito en los otros si no ofrecen diariamente su acto de contrición ante el altar de la corrección política. Ya lo hemos visto, si en la Amazonia se queman 2,5 millones de has. de selva el mejor adjetivo que puede esperar Jair Bolsonaro es malparido; en Bolivia llevan quemadas desde agosto más de tres millones de has. pero Evo Morales, mestizo e izquierdista, sigue siendo un “benefactor de la humanidad”. Los íconos ante los que los “bienpensantes” agachan la cabeza son muy difíciles de voltear.

Para la mayoría de los periodistas y políticos -hay una minoría de réprobos del sistema corajuda y veraz- el daño ecológico, como cualquier otro crimen, depende de quien lo hace ya que la corrección política es muy cuidadosa al momento de repartir culpas y dolores. No es lo mismo un militar que lleva más de seis años en prisión preventiva por combatir a la subversión en los setenta, que un funcionario sobre el que pesa un proceso por una masacre ferroviaria; el segundo saldrá en poco tiempo en función de los avatares de la política, el primero verá en prisión como “se viene la muerte, tan callando…”, porque el otro grupo que adhiere a la religión de la corrección política e histórica, los políticos -sean del signo que sean- jamás levantarán la voz por alguien que combatió a la subversión terrorista.

Es lo que hay. Con el tiempo, hasta es posible que los padres de “Wado” de Pedro sean beatificados y esto podría ser culpa de Sued, pero solo tangencialmente; mientras tanto, un argentino que nunca llegará a los diarios pues era solo un humilde cabo de aeronáutica -Julio Narciso Flores se llama- seguirá preso ya que los sicarios jurídicos han dispuesto que pese a tener en ese momento diecinueve años y ser, jerárquicamente, un poco más que un colimba, tiene, según ellos, responsabilidad grave en una serie de “detenciones ilegales” en 1978, y sobre él, no habrá un periodista que escriba.

José Luis Milia

Share
Subscribe
Notify of
guest
4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
.....................................
.....................................
11 months ago

MUY BIEN DICHO…

Marco Licinio
Marco Licinio
11 months ago

EL PERIODISTA ACOMODATICIO; NUNCA PROFUNDIZA EL TEMA; POR EJEMPLO EL GUERRILLERO O EL TERRORISTA QUE ELIGIÓ EL COMBATE POR LAS ARMAS, GENERALMENTE A TRAICIÓN,TOMAR REGIMIENTOS O PONER BOMBAS EN LUGARES PÚBLICOS; SABE QUE PUEDE TERMINAR ABATIDO.
SI ACTÚA EN LA CLANDESTINIDAD TAMBIÉN
LOS IDEÓLOGOS Y LOS ESCRIBAS TEÓRICOS DE LA INSURRECCIÓN LE DAN LETRAS ROMANTICAS. PERO LO CIERTO ES QUE LAS VÍCTIMAS SON LAS PERSONAS INOCENTES QUE MURIERON SIN TENER NADA QUE VER CON LA LOCURA GUERRILLERA.

Gloster Meteor
Gloster Meteor
11 months ago

Gracias José Luís!!!

Decir la verdad es propio de caballeros bien nacidos.

roberto
roberto
11 months ago

Te felicito Milia por tus dichos. ningún gobierno se preocupó por los que estan detenidos, sin juicio y sin condena. Es increible escuchar a ” juristas ” hablar del ” genocidio ” ” lesa humanidad ” y nada recuerdan que gracias a estas personas hoy podemos vivir en una Republica. Aunque no sé hasta cuando si vuelven los ladrones al ruedo.