Derechos Humanos: Los asesinos de ayer son los fariseos de hoy

Sumo-sacerdote-Caifás

Para repudiar la visita a la Argentina del presidente norteamericano Barack Obama, las madres y abuelas de Plaza de Mayo y algunas organizaciones que se dicen defensoras de los derechos humanos no pudieron esconder su estilo farisaico, que los hace sobreactuar y rasgarse las vestiduras, como émulos de Caifás.

Organizaciones de izquierda realizaron una movilización hacia la Rural, en donde militantes encapuchados quemaron banderas en señal de repudio.

Las payasadas y discursos grandilocuentes que dijeron Carlotto y Bonafini superaron el grado máximo de la paciencia. Éstas y aquellos, más que defensores, son unos caraduras y sinvergüenzas infumables.

En medio de tanto zafarrancho, ruido e histeria, una porción del pueblo que se niega a ser masa manipulada, clama como Nietzsche: “Un reino por una sola palabra sensata”.

Desde que irrumpió en la escena nacional esa anomalía o vicio llamado kirchnerismo -aggiornamento de Montoneros- en unión con organizaciones y asambleas de izquierda, abusivamente se apropiaron de la defensa de los derechos humanos, como fuente de negocios y componendas espurias, excluyendo injustamente a las víctimas de la subversión terrorista.

Esta impostura proviene de la mentalidad patológica de las ex organizaciones subversivas cuyo núcleo maligno mutó con el transcurso del tiempo en otra ominosa enfermedad: “fariseísmo en estado puro”, síndrome que hace que quienes lo padecen, se crean buenos, justos y perfectos.

Esas bandas terroristas estaban adheridas a esa ideología intrínsecamente perversa llamada marxismo-leninismo-trotstkismo-guevarismo-castrocomunismo, y fueron declaradas anatema por el ex presidente constitucional Juan Domingo Perón que las execró sin titubeos de ninguna naturaleza.

La terrible derrota que sufrieron obedeció a la decidida acción de las Fuerzas Armadas que en primer lugar la misma sociedad le estaba pidiendo que intervinieran.

Si se quiere ser objetivo o ecuánime con la historia, hay que tener en cuenta que en ese momento estaban siendo asesinados muchos militares, en actividad y retirados gracias al entrenamiento que los subversivos recibían en Cuba.

La falsa historia que fraguaron luego de que las FFAA entregaran el poder, es la principal mentira que utilizaron como estrategia para seguir la guerra o “revolución sangrienta” por caminos tortuosos.

Pero lo consiguieron a medias, ya que la historia que inventaron parece narrada por un idiota. Al comienzo, los comandantes de las tres armas siguieron órdenes del gobierno del general Perón quien, en su carácter de Comandante Supremo de las FFAA ordenó el aniquilamiento de los subversivos, ímproba tarea que se continuó al sucederlo su viuda María Estela Martínez, llamada “Isabelita”.

En segundo lugar, aunque ahora la izquierda y “los bien pensantes” no lo quieran reconocer, existió una real causa de justificación: defensa propia y supervivencia de los mismos cuadros militares.

Y antes de que los siguieran matando cobardemente y de que coparan a sus regimientos, los comandantes militares decidieron ir a buscarlos a sus agresores a sus propias casas y refugios.

El diario “La Prensa” del 21 de marzo de 1976 daba cuenta de esta escalofriante estadística: “Hubo 1.358 muertos desde 1973 por acciones terroristas”.

Y en tercer lugar, las Fuerzas Armadas actuaron en defensa de la integridad territorial y, al mismo tiempo, evitaron una inminente guerra civil que estaba en puerta. ¿O acaso nadie se acuerda de que los guerrilleros quisieron tomar la provincia de Tucumán?

Los derrotados astutamente supieron acomodarse a los nuevos tiempos y, como lobos disfrazados de ovejas inocentes, consiguieron tras 33 años de demagogia y partidismo indigno y agusanado, su autoconsagración.

Sin embargo, aún hay periodistas que con gran lucidez y honestidad intelectual, cuentan la verdadera historia con la recta intención de que las nuevas generaciones sepan lo que realmente ocurrió en su país.

No puede ser que los bomberos que sofocaron el incendio sean reputados de genocidas y estén sufriendo encarcelamiento y los criminales de antaño como Firmenich y Verbitsky anden sueltos y dando cátedra.

La historia cambiada o “infrahistoria” que estos personajes y sus epígonos escribieron, se parece   a “un cuento narrado por un idiota”, como dice Macbeth, el trágico personaje de Shakespeare.

Tal como como dijo un biógrafo de Thomas Paine: “La locura como un doctor dictando su ley a la razón, es uno de los motivos que hizo desear a Shakespeare el reposo de la muerte”.

Las nuevas generaciones luego de 40 años repiten como loros versiones tergiversadas de los hechos reales protagonizados por asesinos seriales que agrupados en células terroristas asesinaron a mansalva a personas inocentes.

Esos sanguinarios criminales y sicarios han hecho causa común con pretensos defensores de los dd.hh. (con letra minúscula), que canallescamente pretenden hacerlos pasar por héroes.

Y que ahora cínicamente se lavan con agua bendita, alegando que fueron “jóvenes idealistas”. Lo mismo vale para las corruptas mercenarias de Plaza de Mayo que se presentan ante la sociedad como “santas mujeres” o “carmelitas descalzas”. El famoso pintor Giotto tranquilamente las hubiera podido pintar como epígonas de Caifás, maestro de conspiraciones e intrigas.

Milcíades León Clementi

Share

13 comments for “Derechos Humanos: Los asesinos de ayer son los fariseos de hoy

  1. 27/03/2016 at 8:36 PM

    ¿Quién es el de la estatua? Parece un sacerdote de Odín.

    • Javierferrero
      27/03/2016 at 8:44 PM

      Estimado Lualdi

      Me extraña que no reconozca al cumpa Caifás

      Yo lo averigüé poniendo el cursor sobre la imagen y clickeando jajajajaja

  2. A.Schittino
    27/03/2016 at 8:52 PM

    A.Schittino
    27/03/2016 at 8:44 PM

    ….Observando esta foto de la portada, pulicada en esta misma edición….
    https://www.informadorpublico.com/politica/hay-peligro-de-que-vuelva-el-terrorismo-a-la-argentina-por-el-fanatismo-k

    creo que como antídoto a futuro para las nuevas generaciones, debiera en TODAS las escuelas, desde las primarias secundarias y universidades, difundirse la información histórica de la realidad vivida en la Nación en toda la década del 70, 80 y retroceder de ser necesario a parte de la del 60, exhibiendo a los alumnados programas como estos… por ejemplo…

    Documental – Argentina en Guerra
    https://youtu.be/e1OFs3wZvtA
    .
    http://www.mentirastusmuertos.com.ar/
    .
    https://youtu.be/-gYCfFC3TfE
    .
    PARA QUE SEAN COMO UNA “MEDICINA” QUE ACLARE LAS MENTES DE LAS PRESENTES Y NUEVAS GENERACIONES ENVENENADAS DESDE EL MISMO INSTANTE EN QUE SE INSTALÓ ESTA DEPRAVADA demonarcocracia…

  3. 28/03/2016 at 9:46 AM

    MUY BUEN COMENTARIO!!!

  4. Illya Tzhangury Quiroga
    28/03/2016 at 12:42 PM

    Tal cual. Un ensayo histórico real, sincero y necesario. La nota de Clementi hay que hacerla circular por todos los rincones del país. Sobe todo en las principales capitales de Europa donde el terrorismo hace estragos y matan a traición a centenares de personas desprevenidas que andan en las calles, en las plazas, aeropuertos, subtes y trenes. Todo vuelve.

    En la década del setenta, apoyaron y dieron refugio a los terroristas argentinos. Los gobiernos occidentales, democráticos y “defensores” de los derechos humanos, se rasgaron las vestiduras como los fariseos. Se olvidaron de un sabio refrán que dice: “Nunca digas de esta agua no he de beber”.

    El Sumo Sacerdote Caifás arrastró a muchos de sus coetáneos a apoyar y respaldar la horrible ejecución del Divino Fundador del Cristianismo. Coincido con la figura elegida por el autor de la nota para definir la actitud de Carlotto y Bonafini, conspiradoras, simuladoras, hipócritas.

    Las generaciones que vivimos la década del sesenta, pre y post-Cordobazo, jamás estuvimos de acuerdo con las malditas organizaciones marxistas-leninistas que derramaron sangre inocente hasta la exacerbación de los ánimos.

    De estar vivo en aquella época el General San Martín, máximo prócer de la Patria, él mismo hubiera salido a aniquilar a esos despreciables sujetos que se aliaron con potencias extranjeras para introducir su la ideología del partido único.

  5. Rosa Monteiro
    28/03/2016 at 12:58 PM

    Las fuerzas armadas argentinas no hicieron otra cosa que cumplir con su deber: efectuar la fea, sucia y desagradable tarea del cirujano que corta al miembro (pierna o brazo) con gangrena que amenaza la vida del organismo. Mal o bien, hicieron su trabajo y evitaron que la Argentina fuera una segunda Cuba.

    Eso es lo que quería Montoneros, ERP, FAP, FOP, FUP, PUP, PUM y demás siglas terroristas o infernales: la cubanización de Argentina. A los Firmenich, Vaca Narvaja, Verbitsky, Kunkel y demás asesinos seriales, es fusilarlos en la Plaza de Mayo, a la vista de todo el mundo.

    Si Videla hubiera realizado un plebiscito para consultarle a la sociedad el fusilamiento o prisión para dichos criminales, sin ninguna duda la sociedad hubiera votado respaldado masivamente lo primero. Nunca entenderé porque no hicieron eso

  6. Rosa Monteiro
    28/03/2016 at 1:01 PM

    La frase correcta es: “A los Firmenich, Vaca Narvaja, Verbitsky, Kunkel y demás asesinos seriales, tenían que haberlos fusilado en la Plaza de Mayo, a la vista de todo el mundo”.

  7. Lancero del "2" de Caballería
    28/03/2016 at 1:18 PM

    ROSITA MONTEIRO

    No se hizo como más abajo detallo aportando alguna corrección a lo tuyo porque la iglesia tiene y tenía mucho peso en nuestro país.

    La cosa tendría que haber sido así:

    Fusilamiento en Plaza de Mayo a las 6 de la tarde y transmitido a todo el país por ATC; no a las 6 de la mañana en Campo de Mayo y a solas. Acompañados por los familiares en su ultimo momento, los jóvenes idealistas, serían llevados por su gente para recibir sepultura y listo. Nos hubiéramos librado de los famosos “30.000 desaparecidos”. No se que te parece la corrección, Acepto tu comentario. Te saludo.

    Lancero del “2” de Caballería

  8. Rosa Monteiro
    28/03/2016 at 1:45 PM

    Lancero del “2” de Caballería: Y tiene que haber sido así como Ud. dice y le creo. Por eso creo que Videla por más católico y obediente de la Iglesia, tendría que haberle dicho a sus miembros: “Dada al César lo que es del César y dad a Dios lo que es de Dios”.

    Pues hoy Bergoglio -de quien se sospecha que tenga desde tendencias comunistas y masónicas-, nada hace por los militares- rehenes políticos- que debieron desratizar el país de esa “peste bubónica” llamada subversión marxista”. Le envió un rosario a la narco-terrorista Milagro Sala y le da la espalda a otros seres humanos que necesitan urgente su apoyo espiritual.

    Claro, el Papa no puede o no quiere involucrarse. Se lava las manos, como Pilatos o actúa casi como Caifás. Soy católica practicante, pero discúlpenme, yo en este Papa no creo ni confío.

  9. Lancero del "2" de Caballería
    28/03/2016 at 1:59 PM

    ROSITA MONTEIRO

    Que Bergoglio sea masón, no me consta pero sí que no es zurdo bolche; era de GUARDIA DE HIERRO, una agrupación de la derecha peronista, esos ñatos no embromaban, te hacían sonar como arpa vieja, iban a misa todos los días pero con la 11,25 (más conocida por .45) en la cintura, hoy Guardia, no existe más -creo- pero dejaron “sus enseñanzas”.

    Tenes toda la razón al decir que no se fija en los presos políticos del desgobierno anterior, nadie mira por ellos, solo los patriotas que poblamos estos foros; hasta los llamados “periodistas ilustrados” (los de los programas masivos por TV abierta) miran para otro lado en este tema.

    No se si te aclaré algo el panorama. Te saludo.

    Lancero del “2” de Caballería

  10. Rosa Monteiro
    28/03/2016 at 3:19 PM

    Lancero de Caballería: Lo que ha dicho por supuesto que aclara el panorama. Este panorama tan borroso que no se divisa dónde está el norte y dónde esta el sur (el bien y el mal). Ya lo había dicho la conocida Profecía de Fátima: “personas afiliadas al mal ingresaran a los órdenes religiosas, con el fin de confundir a los fieles y tergiversar la recta doctrina cristiana”. Y Pablo VI: “Humo del infierno ha penetrado al templo de Dios”. ¿Qué significa todo esto? Muy simple. Hay Papas y Antipapas. Salvo, Juan Pablo I (Luciani) y Juan Pablo II (Wojtyla), desde que 1958 que fallece Pío XII, los que siguen son luciferinos.

  11. Amancio González Amaral
    28/03/2016 at 3:36 PM

    De acuerdo, luciferinos como Caifás, que es el tipo humano que ilustra a esta nota.

    A las categorías humanas que realizó Almafuerte: Los Cristos, Los Judas y Los Pilatos, hay que agregar, “Los Caifás”.

    Si en el Vaticano hay individuos de esta especie, aquí en la Argentina sobran “doctores” especializados en esta materia: hipocresía criolla o Kaifaces como Verbitsky, Firmenich, Bonafini, Carlotto, Tumini, y demás corderitos.

  12. Monica
    30/03/2016 at 12:25 PM

    Buen trabajo Bonafini y Carlotto son unas fasriseas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *